Posts filed under ‘arte’

El arte figurativo más antiguo de Grecia está en Creta

Una colada de calcita descubierta en los años 60 en la cueva de Asfendou, en el oeste de Creta, conservaba grabados geométricos y arte figurativo del Paleolítico Superior

Ciervo extinto. Petroglifo de la cueva de Asfendou que representa a un cuadrúpedo, probablemente un ciervo de tamaño enano y con unos cuernos descomunales. Se trata de un ciervo endémico del género extinto Candiacervus. Foto: S. Murray and C. Kolb / Thomas Strasser

Fuente: Alec Forssmann  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
12 de abril de 2018

La datación de los petroglifos de la cueva de Asfendou, en el oeste de Creta, ha sido recalculada gracias a los avances tecnológicos en la imagen digital y los recientes hallazgos arqueológicos y paleontológicos en la isla más grande de Grecia. Un estudio, publicado este mes en Journal of Archaeological Science: Reports y firmado por Thomas Strasser y otros investigadores, asegura que algunos de los petroglifos fueron realizados a finales del Pleistoceno o en el Paleolítico Superior. “La comparación de la iconografía con la información procedente de los fósiles demuestra que un ciervo endémico extinto (Candiacervus) está representado en la cueva de Asfendou. Se trata del arte figurativo más antiguo que se ha descubierto hasta ahora en Grecia“, afirman los autores.

En los años 60 del siglo XX fue descubierto un espeleotema, una colada de calcita que conservaba grabados geométricos complejos y arte figurativo, en la cueva de Asfendou, cerca de las Montañas Blancas de la Creta occidental. Los primeros informes aparecieron a comienzos de los años 70 y se creó un debate sobre si dicho arte rupestre debía de ser fechado en la Edad del Bronce, aproximadamente entre los 5.000 y 3.000 años de antigüedad, o en el Paleolítico, al menos 11.000 años de antigüedad. El estudio reciente “ofrece evidencias paleontológicas e iconográficas que confirman una fecha del Paleolítico (muy probablemente el Paleolítico Superior) para los grabados más antiguos”. La última aparición del ciervo enano Candiacervus en algún momento después de hace 21.500 años “proporciona un terminus ante quem [la fecha más cercana o reciente en la aparición de un objeto arqueológico] para el estrato más antiguo de los petroglifos de la cueva de Asfendou y los confirma como el arte figurativo más antiguo que se ha descubierto en Grecia“.

Ciervos corriendo o galopando. Cuadrúpuedos, probablemente ciervos, corriendo o galopando. Las figuras aparecen en vertical, con unos cuernos curvados y extremadamente largos. Foto: S. Murray and C. Kolb / Thomas Strasser

 

Grabados geométricos. Grabados geométricos complejos. Foto: S. Murray and C. Kolb / Thomas Strasser

 

Representación de un barco. A la izquierda un grabado que representa un barco y a la derecha figuras geométricas y cuadrúpedos. Foto: S. Murray / Thomas Strasser

 

Cueva de Asfendou. Vista exterior desde el sur (Thomas Strasser) y vistas interiores de la cueva de Asfendou con el espeleotema en el suelo. Detalle de los petroglifos a la derecha (S. Murray). Foto: S. Murray / Thomas Strasser

 

Isla de Creta. La cueva de Asfendou y otros sitios arqueológicos cretenses mencionados en el estudio. Imagen: E. McClellen and S. Murray / Thomas Strasser

 

Anuncios

12 abril 2018 at 6:12 pm Deja un comentario

La Comisión de Patrimonio aprueba el proyecto de conservación del mosaico astigitano de Los amores de Zeus

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, adscrita a la Consejería de Cultura, ha informado favorablemente sobre el proyecto de conservación elaborado por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), para actuar sobre el mosaico romano de Los amores de Zeus, descubierto en 2015 en la plaza de Armas del Alcázar de Écija.

Mosaico de Los amores de Zeus. ARCHIVO

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es
11 de abril de 2018

Este espectacular mosaico, de 40 metros cuadrados, está formado por miles de teselas que muestran las escenas de la vida amorosa del máximo dios de la mitología clásica romana, con 30 figuras repartidas en 12 escenas mitológicas. Ha sido datado en el siglo III después de Cristo y, según los expertos, pertenecería a un triclinium o comedor de una importante vivienda, tratándose de uno de los mejores mosaicos rescatados de la antigua Astigi romana.

El mosaico conserva el 90 por ciento de su superficie y una vez restaurado, puede ser musealizado, por lo que se planea su instalación en el ámbito de procedencia, los vestigios de una antigua domus localizada en la zona de la plaza de Amas del Alcázar de Écija.

El proyecto de conservación que ha realizado el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico para este mosaico incluye estudios previos que posibiliten diagnósticos científicos sobre el estado del mosaico, así como una actuación basada en la interdisciplinariedad que permita conocer con precisión los materiales y técnicas de ejecución y determinar las técnicas y procesos de restauración más adecuados.

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico ha tomado además conocimiento del proyecto promovido por el Ayuntamiento de Cantillana, para la extracción, restauración y traslado del gran mosaico romano descubierto el pasado mes de noviembre en la calle Sacristán José Díaz Hidalgo de dicho municipio.

El proyecto, destinado a la exposición del mosaico en dependencias municipales, ha sido acogido favorablemente por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, si bien se trata de una propuesta y para su autorización final se deberá presentar el preceptivo proyecto técnico de extracción, restauración y colocación del mosaico en el Centro de Historia Local de Cantillana.

 

11 abril 2018 at 6:30 pm Deja un comentario

Una deslumbrante exposición en Bulgaria que rememora el viaje de los Argonautas

Los legendarios Argonautas, los héroes griegos comandados por Jasón, viajaron a bordo de la nave ‘Argo’ desde Yolco hacia la Cólquide en busca del vellocino de oro

Sileno reclinado. El sátiro Sileno aparece reclinado sobre una piel de leopardo, en el extremo de un ritón de plata. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

Fuente: Alec Forssmann NATIONAL GEOGRAPHIC
6 de abril de 2018

La exposición El vellocino de oro. La búsqueda de los Argonautas, hasta el 10 de junio de 2018 en el Palacio de la Galería Nacional de Bulgaria, en Sofía, reúne los deslumbrantes tesoros de la civilización tracia, que rememoran el legendario viaje de los Argonautas, los héroes griegos comandados por Jasón que viajaron a bordo de la nave Argo desde Yolco hacia la Cólquide en busca del vellocino de oro, la piel del carnero alado sacrificado por Frixo, que colgaba de un árbol custodiado por una serpiente o dragón que nunca dormía.

Quienes visiten la exposición podrán viajar a lugares sagrados como Delfos y Samotracia, a los reinos de Tracia, a los territorios donde habitaban las amazonas, a la Cólquide y a Creta. Un cántaro, nunca antes expuesto al público, que representa el sacrificio del carnero dorado sobre el cual huyeron volando Hele y Frixo hasta la Cólquide (Hele cayó al mar sobre los Dardanelos), es la pieza central de la exposición.

La colección reúne más de 3.000 piezas antiguas descubiertas desde 2005, incluyendo objetos de diferentes materiales fechados entre el Neolítico y la Antigüedad tardía. Una impresionante selección de recipientes en bronce, plata y oro, entre ellos los ritones usados para beber o para verter líquidos en las ceremonias, representan el grueso de la colección, incluidas tres vasijas de plata dorada que representan a Orfeo y que son las únicas representaciones conocidas en vasijas metálicas del mítico músico, de origen tracio y que se unió a la expedición de los Argonautas.

Un total de 62 reliquias rememoran la fabulosa aventura de los Argonautas y, 16 de ellas, de la Colección Vassil Bojkov, se presentan al público general por primera vez, por ejemplo un ritón de plata con la expresiva figura del sátiro Sileno reclinado sobre una piel de leopardo, un espléndido ejemplo de la sofisticación de la época. También se exhiben dos recipientes de plata con la imagen de Teseo, el mítico rey de Atenas, y un cántaro de plata dorada con la imagen de Heracles, entre otras piezas inolvidables.

 

Ritón de plata. Sileno reclinado en el extremo de un ritón de plata. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Cántaro de plata. Cántaro de plata con ornamentos de oro y una escena que representa el sacrificio del carnero. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Sacrificio del carnero. Representación del sacrificio del carnero en un cántaro de plata, la pieza central de la exposición. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Ritón de plata con forma de cuerno. Ritón de plata con forma de cuerno con la cabeza de un carnero en un extremo y representaciones humanas en el otro. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Representaciones de ciervos. Ritones de plata con representaciones de ciervos (cabeza y patas delanteras), cuerno de plata con terminación en forma de serpiente de oro, cubo de plata y espada, entre otras piezas. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Cántaro y enócoes. Cántaro de plata con la imagen de Heracles (Hércules) en un medallón dorado, enócoe de bronce con la representación de la cabeza de Heracles en el asa y enócoe de plata con la cabeza dorada de Heracles. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Muerte de Orfeo. Ritón de plata con una cabeza de cabra y la representación de la muerte de Orfeo. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Íbice alado. Ritón de plata con un íbice alado. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Cabeza de león. Ritón de plata con forma de cuerno y cabeza de león. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Sala de la exposición. Sala de la exposición, en la Galería Nacional de Bulgaria. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Pélice y crátera. Pélice con figuras rojas y crátera de campana con figuras rojas. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Cuerno de plata. Cuerno de plata con cabeza de león en oro. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Ritones de plata. Ritones de plata con representaciones de ciervos. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Representaciones de ciervos. Representaciones de ciervos en ritones de plata con detalles en oro. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Cabeza de carnero. Recipiente de plata que representa la cabeza de un carnero. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Teseo en Creta. Cántaro de plata con la representación de Teseo en Creta. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Máscara de Dioniso. Karkhesion de plata con máscaras de Dioniso. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

6 abril 2018 at 6:52 pm Deja un comentario

Complutum, una ciudad romana a un paso de Madrid

En un recorrido por las calles de la urbe de Alcalá de Henares se puede caminar entre templos, termas y bellas casas con pinturas murales

Trabajos de restauración en uno de los mosaicos hallados en Complutum, Alcalá de Henares. OLMO CALVO

Fuente: MAR DE MIGUEL > Alcalá de Henares (Madrid)  |  EL MUNDO
1 de abril de 2018

Es día de mercado en Complutum. Los comerciantes preparan sus puestos en la plaza. Puede ser una jornada importante. Desde Roma ha llegado un emisario del senador Quinto Aurelio Símaco para comprar caballos. En el Circo Máximo se prepara una importante carrera de cuadrigas e Hispania cuenta con las mejores razas.

En una villa cercana todo está listo para su visita. Es un gran palacete en el que se cría y se entrena con paciencia a estos animales. Su dueño, un rico terrateniente, pretende impresionar con sus establos al enviado romano y hacer un buen trato. ¿Se llevará, como dice, más de una centena de caballos? Son muchos los que necesita Símaco y, por sus cartas, parece que con urgencia.

Así podría ser un día cualquiera en la antigua Complutum (vea el álbum), la ciudad hispanorromana que creció en el siglo I. Fue un importante cruce de caminos, entre las colonias Augusta Emerita (Mérida) y Caesar Augusta (Zaragoza), además de vía de comunicación con Carthago Nova (Cartagena). Hacia el año 74 d.C., el emperador Vespasiano le otorgó el título de municipium, con el que llegó a su apogeo en el siglo III. Esta fecha marcó el comienzo de grandes reformas en edificios y calles hasta el siglo V.

«Se piensa que Vespasiano promovió a las ciudades españolas que le habían apoyado para acceder al trono. Complutum fue, además, valiosa para el control del territorio por parte del imperio. Fue un núcleo romanizador en el centro de Hispania», explica Sebastián Rascón Marqués, jefe del Servicio de Arqueología de Alcalá de Henares.

Con el imperio ya en decadencia, el centro neurálgico de la ciudad se trasladó a suelo cristiano. El lugar coincide con el punto de veneración a los niños mártires Justo y Pastor, en la actual catedral de Alcalá de Henares, ciudad patrimonio de la Humanidad y cuna de la Universidad Complutense.

La Complutum romana está abierta al público, puede visitarse y recorrerse sus calles. Desde el foro se llega a la basílica civil, donde se impartía la justicia. «Es uno de los poderes que se reserva Roma y lo delega en personajes de Complutum en los que confía la autoridad imperial», aclara Rascón.

Los órganos de gobierno locales (la curia), se emplazaron en las antiguas termas tras una reforma. Hay también templos, monumentos a las ninfas, plazas y numerosos edificios privados. El paseo por este parque arqueológico, único en la Comunidad de Madrid y a tan sólo 30 kilómetros de la capital, incluye visitas al interior de dos grandes casas de bellos mosaicos, pinturas murales y jardines exóticos. Además, se conoce el sitio exacto en el que se ajustició a los Santos Niños por no renegar de su fe: la fachada de la curia, que aún se conserva y se conoce como el Paredón del Milagro.

A pocos metros, junto a la basílica, los arqueólogos han excavado parcialmente un edificio enigmático que en su día estuvo adornado por la diosa de la fortuna. Los expertos piensan que era un auguraculum, un lugar de culto en el que los sacerdotes augures realizaban ritos de purificación y ceremonias adivinatorias.

En el templo se hacían ofrendas de animales que se enterraban o se incineraban. Los enterramientos satisfacían a los dioses del inframundo. Las incineraciones, a las deidades celestiales. «Estas costumbres también aparecen en casas privadas. Para complacer al espíritu de un muerto se le hacía una ofrenda», asegura Rascón. Los augures también leían las entrañas de los pollos para interpretar un presagio y guiar las decisiones de los altos funcionarios públicos.

De vuelta al mercado, en este paseo histórico uno puede incluso imaginarse el bullicio de artesanos y comerciantes tratando con sus clientes. Casi suena el tintineo de los ases, los denarios o los sestercios de bronce con la efigie del emperador Constantino y la inscripción del invencible dios Sol. En la plaza, con estas monedas se compraban carnes, verduras y productos perecederos.

En los pórticos se instalaron los artesanos. «Hay un taller de mosaicos, pintores, ceramistas y una amalgama de profesionales que atendían la vida material de los romanos», destaca Rascón. Allí se ofrecía el género más elaborado, como peines y agujas de hueso, joyas y abalorios de oro, de plata o de madera.

Un empresario acaudalado era el propietario del mercado y de una taberna. Su vivienda estaba adosada a su negocio y ocupaba toda una manzana. Era una casa de clase alta, construida a partir de un patio central (peristilo) con pozo y jardín, rodeado por un pórtico de 14 columnas que daba paso a 24 ambientes. «Durante la ceremonia de la cena se demostraba en qué puesto de la pirámide social te encontrabas, quiénes eran tus iguales y quiénes tus dependientes. Para ello se necesitaba tener una serie de salas en las que eso se evidenciara», remarca Rascón.

ÁLBUM: Un paseo por Complutum OLMO CALVO

La casa de los Grifos

Por las representaciones mitológicas de unas águilas con cuerpo de león, esta residencia se conoce como la casa de los Grifos. Y por una inscripción que a modo de firma dejó en los muros una niña, se dice que era el hogar de los Varios. «Han aparecido dos pintadas en las paredes en las que escribió su nombre: Varia. Esto ocurrió cuando la casa estaba en pleno uso», asevera Rascón. El dato lo recoge la tesis doctoral de Ana Lucía Sánchez sobre la casa privada romana en Complutum.

La casa fue construida en el siglo I y sufrió varias reformas hasta que un incendio la destruyó por completo en el año 215 d.C. El colapso de sus muros, unos sobre otros, es lo que ha permitido que, tras una laboriosa restauración, podamos disfrutar ahora de sus pinturas murales de vivos colores. «Imita la moda pictórica que se daba en la misma Roma o en las principales ciudades del mundo antiguo», afirma Rascón. Fue abandonada tras el incendio, en el que murieron varios perros que fueron enterrados allí mismo. «Por razones de estética urbana no la reconstruyeron, sino que la cubrieron. Quizás construyeron sobre ella un jardín, un monumento o dejaron una plaza abierta».

Pero la de los Grifos no es la única construcción privada que se puede visitar. Desde su musealización en 1999, la casa Hippolytus recibe a miles de turistas que se acercan a recorrerla en toda su extensión. Perteneció a los Annios, una familia adinerada que fundó en ella uno de los pocos Colegios de Jóvenes que se conocen en Hispania. Es un edificio que se encuentra en los suburbios de la ciudad romana y que fue construido como fundación benéfica para la reunión, la formación religiosa y otros fines lúdicos de familias romanas relevantes.

La casa recibe su nombre del maestro que realizó el mosaico principal del edificio, una gran escena de pesca con peces mediterráneos. En las instalaciones hubo también una taberna, un patio, una zona termal, una piscina lobulada, baños de agua fría y letrinas. En el exterior, un jardín de inspiración oriental con bancos para sentarse a la sombra, jazmines, tilos, cedros, un estanque, una fuente y hasta pelícanos traídos de Mauritania rodearon la finca.

Espacios por excavar

A pesar de que en el yacimiento arqueológico se ha descubierto una buena parte del foro, todavía queda en Complutum mucho por descubrir y restaurar. «Trabajamos en los proyectos que no hemos terminado aún, como la casa de los Grifos. Pero hay espacios muy interesantes por excavar, como un santuario urbano, que ocupa una manzana, o un gran edificio público de muros de hormigón y una potencia de varios metros hacia abajo», comenta Rascón. «Pensamos que podría tratarse de las termas que suplieron a las que se dieron a la basílica. Pero también podría ser un gran edificio administrativo», agrega.

Los últimos sondeos y prospecciones geofísicas avalan la existencia, bajo tierra, de estos edificios que no han visto la luz, como ocurre con la gran Villa del Val, que a las afueras de la ciudad, espera pacientemente a ser desenterrada para poder contar, por fin, su pasado y el de sus caballos.

Visitas a Complutum

¿Qué? El conjunto arqueológico incluye el antiguo foro monumental de la ciudad romana de Complutum, origen de la actual Alcalá de Henares.

¿Dónde? Camino del Juncal, 12, en su intersección con la calle Jiménez de Quesada. Autobuses urbanos L-1 o L-6.

¿Cuándo? De martes a domingo y días festivos en horario de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 18.00 horas. Los lunes el recinto permanece cerrado.

¿Cuánto? Un euro por persona. Visitas guiadas y teatralizadas gratuitas los sábados previa reserva en el número de teléfono 91 877 17 50.

 

ÁLBUM: Un paseo por la ciudad romana

 

1 abril 2018 at 9:45 am Deja un comentario

Descubiertos los tesoros de una villa romana en el norte de Grecia

La «Mansión de Alejandro», construida a finales del siglo II d.C., cuenta con magníficos suelos de mosaicos en once de sus salas

Fragmento de mosaico representando una nereida sobre un hipocampo en la Sala de las Nereidas – ABC

Fuente: Begoña Castiella  |   ABC
26 de marzo de 2018

Desde hace años se conocía que el asentamiento de la época romana en Amindeo (Florina), al norte de Grecia, había sido muy importante. Pero ha sido ahora cuando los arqueólogos del Ministerio de Cultura griega y en concreto el Departamento Arqueológico de Florina ha dado a conocer sus últimos descubrimientos: la riqueza de la «Mansión de Alejandro», como se conoce esta villa privada de gran tamaño. Tiene nada menos que cinco mil metros cuadrados y forma parte del perímetro de una ciudad de la época romana muy próspera, debido a su cercanía con la Vía Egnatia, la gran carretera romana de seis metros de ancho que unía partes de lo que ahora son Albania, Grecia, República de Macedonia y Turquía. Y ha sido el arqueólogo Paníkos Jrisostómos, el director de este Departamento Arqueológico, el que ha revelado la riqueza y calidad de estos descubrimientos. en la XXXI reunión científica sobre el trabajo arqueológico efectuado en Macedonia y Tracia que ha tenido lugar recientemente en la Universidad de Tesalónica.

Fragmento de mosaico representando el Verano – ABC

En esta mansión, construida a finales del siglo II d.C. se encontraron cuartos grandes y pequeños, patios interiores y baños. Según Jrisostomu, «el imponente tamaño de esta mansión, así como la elección de la decoración de mosaicos y esculturas, muestran que sus propietarios eran posiblemente griegos romanizados con buena posición en la sociedad local y posiblemente en la propia administración romana». Los cuartos más lujosos estaban decorados con mármol de distintos colores, estatuas y magníficos suelos de mosaicos en once salas, cubriendo una superficie total de 360 metros.

La sala denominada Europa muestra representaciones mitológicas como el Rapto de Europa, el dios Apolo, Pan con una ninfa y otras composiciones. Se puede leer en una inscripción que los propietarios de la mansión eran Alejandro y Mémnia, de ahí que se conozca a esta propiedad como la «Mansión de Alejandro».

Fragmento de mosaico representando a una perdiz – ABC

La sala denominada del Bestiario tiene en su centro un mosaico con un animal masculino con un cuchillo luchando contra un león, escena rodeada con un borde geométrico. Pero la sala más grande y mejor decorada es la de las Nereidas, de 90 metros cuadrados de superficie. Entre las escenas representadas están las Nereidas (ninfas del Mar, hijas de Nereo, el dios de las olas del mar) sobre hipocampos, Eros (dios del amor) sobre delfines, escenas de pesca, representaciones de pájaros y peces así como de las cuatro estaciones.

También se han encontrado inscripciones describiendo a los propietarios posteriores y a los artistas que crearon los mosaicos en algunas de las salas. Lo descubierto y presentado ahora no es más que un tercio del total de la mansión. Faltan todavía por limpiar, estudiar y mantener los dos tercios restantes, que se espera podrán ser presentados dentro de unos meses.

 

26 marzo 2018 at 7:47 am Deja un comentario

El lazo oculto que conecta Neptuno con Cibeles

El Ayuntamiento inicia las obras para conservar la fuente de Apolo, origen casi olvidado del paseo del Prado

La fuente de Apolo, situada en el paseo del Prado de la capital, entre las fuentes de Neptuno y Cibeles. VÍCTOR SAINZ

Fuente: MIGUEL ÁNGEL MEDINA > Madrid  |  EL PAÍS
22 DE MARZO DE 2018

Cuando el arquitecto Ventura Rodríguez proyectó en 1777 el paseo del Prado (entonces Salón del Prado), diseñó varias fuentes para embellecer el primer trazado del urbanismo ilustrado de Madrid. Dos de ellas, Cibeles y Neptuno, se han convertido en auténticos símbolos de la capital, al estar situadas en dos glorietas muy transitadas y ser el punto de celebración de los aficionados de Real Madrid y Atlético, respectivamente. La tercera, la de Apolo, permanece algo deteriorada y casi olvidada en el centro del bulevar que enlaza a las otras dos. El Ayuntamiento ha iniciado este miércoles los trabajos para realizar una intervención que mejore el estado de conservación de esta joya monumental y vuelva a sacar el brillo de su piedra tallada.

“El proyecto original de Ventura Rodríguez contemplaba que Neptuno y Cibeles miraran hacia Apolo, así que esta fuente tiene una gran importancia”, explica Pedro Francisco García, coautor de Fuentes de Madrid (Ediciones La Librería). “Apolo es el origen del paseo del Prado, pese a que fue el último de los tres monumentos en inaugurarse, ya que estaba en el centro del diseño”, confirma Mercedes Pérez Gallo, técnico del departamento de Patrimonio Histórico municipal.

El autor del libro añade: “Artísticamente, la estatua de Apolo es la mejor de las tres, los escultores Manuel Álvarez y Alfonso Giraldo Bergaz hicieron un trabajo magnífico. Es una de las mejores piezas del clasicismo español”. Fue a finales del XIX, más de un siglo después, cuando las fuentes de Neptuno y de Cibeles se elevaron a su plataforma actual (antes estaban al nivel de la calle) y dejaron de mirarse: ahora, Cibeles otea el horizonte hacia la confluencia de Alcalá con la Gran Vía y Neptuno, hacia el Congreso. En medio, un bulevar central cercado por 11 carriles de coches y transitado por gente que, en su mayoría, no conoce la importancia de este tercer monumento fundador del Prado.

Cara de Medusa, en un lateral de la fuente de Apolo. VÍCTOR SAINZ

El protagonista del conjunto escultórico es Apolo, personaje de la mitología grecorromana hijo de Zeus y Leto, y considerado dios de las musas, las artes y la música. Por ello, la estatua lleva una lira. Por debajo aparecen representaciones de las Cuatro Estaciones: la Primavera, el Verano, el Otoño y el Invierno, personificados con distintas alegorías. Más abajo aún, las caras de los personajes mitológicos de Ceres y Medusa vierten por la boca agua en tres conchas superpuestas de varias dimensiones. Aunque ahora los caños están secos, ya que el agua es uno de los motivos de la degradación del monumento.

Marisol Mena, directora de Intervención en el Paisaje Urbano y Patrimonio Cultural del Ayuntamiento, explica: “La de Apolo es una de las estatuas más bonitas de Madrid, forma parte de este urbanismo ilustrado, el primero que se hizo para disfrute de los ciudadanos y no de los reyes. Ojalá en el futuro podamos pasear por las tres fuentes andando”. Mena destaca que, en los últimos dos años, el Consistorio ha restaurado 19 monumentos y otros diez (entre ellos, Apolo) se renovarán este año.

“Arrancamos hoy [por ayer] con un equipo multidisciplinar para hacer un diagnóstico de los problemas del conjunto y luego tomar las decisiones necesarias para mejorar la conservación”, explica Pérez Gallo. A su llamada acuden Andrés Ledesma, de los laboratorios Artelab, y Dolores Sanz, de la empresa Petra. Ambos suben a una grúa para acercarse a la cúspide, tomar muestras y analizar el monolito.

Un operario arranca los trabajos de conservación del monumento. VÍCTOR SAINZ

Sanz, que llega a Madrid tras participar en la restauración de la catedral de Santiago, explica: “El deterioro principal que tiene la piedra se debe a la colonización biológica, es decir, musgo, liquen, raíces… Además, tiene corrosión por la lluvia y por el viento en la parte trasera. Pero el estado de cohesión de la piedra es bueno”. También está Carlos Bayón, de Pecsa, adjudicataria del servicio de conservación municipal: “En una restauración hay que ser humilde, pasar inadvertido”.

Después habrá que aplicar un biocida y, más adelante, un mortero de cal natural, para lo que se contará con el escultor Miguel Sobrino y varios restauradores. “Cuando acabemos va a tener más luz, más brillo en la piedra, desaparecerán las manchas de óxido, vamos a recuperar las piezas partidas de las conchas en las que cae el agua, y se verán más nítidas las facciones de las estaciones”, avanza Mercedes Pérez Gallo. Quizá entonces Apolo vuelva a sentirse protagonista del Prado.

 

22 marzo 2018 at 6:36 pm Deja un comentario

Nacen las visitas en latín por el Museo de Málaga para redescubrir sus obras

El círculo Latino, Mane Latinum Malacitanum, se reúne una vez a la semana para hablar en la lengua madre y promover su uso

Fuente: EUROPA PRESS  |  Diario SUR
11 de marzo de 2018

El latín está vivo. Ésta es la reivindicación de un grupo de filólogos clásicos que se resiste a la idea de que su conocimiento se reduzca a la traducción de escritos. Por ello, no sólo se reúnen para leer textos o ver vídeos y comentarlos en la lengua de Cicerón y Virgilio, sino que, incluso, la utilizan para comunicarse entre ellos en situaciones habituales como salir a cenar y ahora también visitar las obras del Museo de Málaga. Su objetivo es que los recorridos didácticos por este espacio cultural puedan realizarse periódicamente.

Así, este domingo el Mane Latinum Malacitanum, que es el nombre que recibe el círculo latino de Málaga, ha realizado por primera vez un recorrido por los fondos de Arqueología y Bellas Artes del museo que acoge el Palacio de la Aduana. Con esta iniciativa se pretende aunar el arte y la lengua fundacional de la cultura europea, que sirvió de vehículo de comunicación durante siglos.

Mane Latinum Malacitanum, que tiene una cuenta en Twitter (@MLMalacitanum) y una página en Facebook (@manelatinummalacitanum), fue fundado de forma oficial por Alba Pozuelo y Gema Navarro en octubre de 2016, aunque ya venía gestándose desde 2015, motivadas por los integrantes del Vesper Latinus, uno de los círculos de Valencia. Actualmente, está formado por casi una decena de personas, especialmente profesores en institutos de Latín, Griego y Cultura Clásica.

Para la realización del itinerario en latín por el Museo de Málaga, el círculo malagueño se ha inspirado en el Museo del Prado de Madrid, que el año pasado, de la mano del Collegium Latinitatis, estrenó estos recorridos didácticos para conocer las principales obras mitológicas. El objetivo es seguir llevando a cabo esta iniciativa y que pueda beneficiarse el público en general; especialmente, los universitarios que cursan estudios de Filología Clásica, según ha explicado a Europa Press Alba Pozuelo, encargada, además, de organizar la visita de este domingo.

El recorrido ha comenzado con la colección arqueológica; concretamente, en la Tumba del Guerrero, y ha continuado con otras piezas como la Cabeza de Baco o el mosaico El Nacimiento de Venus. Se ha destacado, además, la importante labor del matrimonio compuesto por Jorge Loring y Amalia Heredia, cuya colección sirvió de germen del Museo Arqueológico Provincial.

A continuación, en la parte de Bellas Artes se han detenido ante cuadros como ‘Alegoría de la Historia, Industria y Comercio de Málaga’, de Ferrándiz y Muñoz Degrain; ‘Orfeo amansa a las fieras’, de Bernardo Ferrándiz Badenes; ‘Una esclava en venta’, de José Jiménez Aranda, o ‘El juicio de Paris’, de Enrique Simonet Lombardo. Finalmente, también han podido disfrutar de algunos de los restos arqueológicos que se guardan en el almacén.

Hablar en latín

El objetivo del Mane Latinum Malacitanum es hablar en latín y abrir esta iniciativa al público en general, se dedique o no a su enseñanza. Pese al auge de las carreras técnicas y el debate entre la formación humanista y científica, este grupo de latinistas se reúne cada domingo por la mañana, durante unas dos horas y media, para disfrutar de esta lengua a través de diferentes actividades.

En suma, su finalidad es promover y divulgar el uso del latín como lengua vehicular “de la gran herencia legada por la Antigüedad”. Y es que tal y como ha precisado Pozuelo, aparte de que las lenguas clásicas ayuden a pensar o que con su aprendizaje se adquieran ciertas habilidades para ordenar mejor la información y los conocimientos, el hecho de hablarlas contribuye, al menos en su caso, a que “la conexión con estas culturas antiguas sea mayor de la que puedo tener con una simple traducción”.

 

11 marzo 2018 at 10:10 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

abril 2018
L M X J V S D
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente