Posts filed under ‘arte’

El enigma de los guerreros íberos

Nuevos estudios arrojan luz sobre la pintura hallada en Valencia en 1934, obra cumbre del arte ibérico

Vaso de los Guerreros, datado entre los siglos III y II antes de Cristo, obra cumbre del arte ibérico. JOSÉ JORDÁN

Fuente: IGNACIO ZAFRA > Valencia  |  EL PAÍS
20 de noviembre de 2017

El Vaso de los guerreros, obra cumbre del arte íbero, sigue guardando secretos. Pero las últimas investigaciones, cuyos resultados se muestran hasta marzo en una exposición del Museo de Prehistoria de Valencia, arrojan más luz sobre el origen y significado de una obra excepcional, datada entre los siglos III y II antes de Cristo, considerada a la pintura de este antiguo pueblo del Mediterráneo lo que la Dama de Elche supone para su escultura.

El friso continuo pintado sobre una gran vasija representa a seis jinetes y dos infantes armados con falcatas (la espada de hoja curva que usaban los íberos) y lanzas que persiguen a otros cuatro guerreros, los cuales parecen huir a pie sin dejar de mirar hacia atrás con gesto de entendible preocupación mientras se protegen con escudos. Los motivos pintados alrededor de los personajes, fundamentalmente hojas y flores, ilustran un escenario al aire libre.

Persiste el enigma de si trata de la reconstrucción de una cruda batalla o de un enfrentamiento meramente ritual. Los arqueólogos consideran, en todo caso, que refleja algunos de los valores, como la guerra y la violencia, de las élites de Edeta, la antigua ciudad ibérica ubicada en la actual Llíria, donde fue hallado en el año 1934.

Dibujo del friso del Vaso de los Guerreros realizado por Francisco Porcar en 1934.

“Las armas tenían un valor social que se pierde en otros momentos históricos. Hoy la gente no se suele hacer enterrar con un arma. En aquellos momentos sí, y también se mostraban con ellas”, afirma Jaime Vives-Ferrándiz, uno de los dos comisarios de la exposición El enigma del Vaso y conservador del Museo de Prehistoria, a cuya colección pertenece la obra desde su descubrimiento en el paraje del Tossal de Sant Miquel, situado a 30 kilómetros de Valencia.

La exposición en torno al enorme vaso (tiene 43 centímetros de altura y 52 de boca), que seguramente nunca se utilizó para comer, pero es posible que sí para beber alguna sustancia no identificada en el contexto de un rito social de celebración, como un cambio de estación o la entrada en la edad adulta de un miembro de la aristocracia edetana, coincide con el 90 aniversario del museo.

La obra fue hallada en los restos de un edificio que inicialmente se consideró una construcción anodina de Edeta y ahora, explica Helena Bonet, directora del museo y también comisaria de la exposición, es visto como un inmueble excepcional. Probablemente un templo, a cuyo pozo votivo se lanzaron, antes de sellarlo, esta y otra decena de vasos con pinturas extraordinarias —algunos de cuyos fragmentos integran la exposición—, copas, platos y una figura de terracota que parece representar a un ancestro. Todos los objetos, en fin, propios de un gran banquete de celebración que quizá, imaginan en el museo, se extendió hasta el alba de la noche más larga del año.

El conjunto de imágenes que decoran las piezas, en algunas de las cuales las mujeres ocupan el papel protagonista, constituye una ventana a la vida de la aristocracia ibérica, amante de la música y el baile, preocupada por la vestimenta y por exhibir su pericia en el combate.

En el Vaso de los guerreros dos de los atacantes empuñan las espadas con la mano izquierda. “No disponemos de conclusiones claras, pero puede responder a que estemos ante una muestra de alarde y destreza en el uso de las armas”. Y los jinetes montan a la amazona, en vez de a horcajadas. “Para algunos investigadores es un recurso pictórico; una forma de no cortar las piernas. Pero puede pensarse también en una exhibición de habilidad”, indica Vives-Ferrándiz.

No hay pruebas de que el pintor o pintora del Vaso de los guerreros se prodigara mucho, pero la misma persona o sus discípulos crearon otros de los recipientes hallados en el pozo. Los nombres propios que figuran en algunos vasos, junto a fórmulas escritas que se asocian con las expresiones encargar o mandar hacer —la lengua íbera es intraducible—, además de otras pistas, llevan a los investigadores a deducir que se trataba de regalos.

La misteriosa destrucción de Edeta

Como los demás vasos hallados en el pozo ritual de Edeta, el de los guerreros tuvo que ser recompuesto, ya que se rompió en pedazos probablemente al ser lanzado al pozo por sus dueños durante la celebración. “La calidad artística del Vaso de los guerreros supera la de cualquier otra cerámica indígena del Mediterráneo occidental. La ejecución alfarera tiene un tamaño excepcional y apenas tres milímetros de espesor. Y como calidad artística, detalle, secuencia y plástica de la decoración no hay nada parangonable a esta pieza”, afirma el conservador del museo.

También es un misterio qué sucedió con Edeta, una de las principales ciudades-estado (por definirlas así) ibéricas, cuyos dominios se extendían desde el río Mijares, en Castellón, hasta el Júcar, en Valencia. El análisis arqueológico apunta a que fue destruida, quizá por soldados romanos, a principios del siglo II antes de Cristo, puede que una o dos generaciones después de que el Vaso de los guerreros fuera creado. “Sabemos que fue un episodio violento porque las cosas se dejaron allí sin recuperar. Es decir, que no fue un abandono planificado”, afirma Vives-Ferrándiz. “En otros casos vemos que la gente se ha mudado, aquí no”.

 

Anuncios

21 noviembre 2017 at 2:34 pm Deja un comentario

La Universidad de Graz devuelve a Grecia 26 objetos arqueológicos robados por un general nazi

Las piezas se las llevó Julius Alfred Ringel del recinto del Palacio micénico de Cnosos, en Creta

Sir Arthur Evans, descubridor del Palacio de Cnosos – ABC

Fuente: BEGOÑA CASTIELLA  |  ABC
20 de noviembre de 2017

Altos cargos del Ministerio de Cultura heleno recibirán este lunes en la Embajada de Grecia en Viena veintiséis objetos arqueológicos griegos. Los devuelve la Universidad de Graz, la segunda más importante de Austria después de la de Viena. Y se trata de piezas que fueron «robadas» por el general nazi Julius Alfred Ringel del sitio arqueológico donde se encuentra el Palacio micénico de Cnosos, en la isla de Creta.

El general austriaco Julius Alfrend Ringel, que tuvo una distinguida carrera militar en el Ejército Austrohúngaro, se incorporó a la Wehrmacht y fue enviado en 1941 al frente griego al mando de la Quinta división de montaña. Las tropas alemanas se mantuvieron desde 1941 hasta 1944 en territorio heleno y Ringel participó en la sangrienta batalla de Creta (mayo-junio 1941), para luego seguir combatiendo en otros frentes europeos. En algún momento antes de 1945 entregó a la Universidad de Graz veintiséis objetos arqueológicos provenientes del pequeño museo del yacimiento de Cnosos, así como de la famosa Villa Ariadne, donde residió durante años el distinguido arqueólogo británico Sir Arthur Evans, descubridor del Palacio de Cnosos entre 1900 y 1906.

En los últimos años, la universidad austriaca ha estudiado este grupo de objetos: ocho vasijas de cerámica, un jarrón, una vasija de piedra y una lámpara de aceite, provenientes del periodo minoico; cinco vasijas y dos lámparas de aceite de la época clásica/helenista, cuatro fragmentos de ídolos y dos pequeñas piezas de cerámica, un alfiler de hueso y un objeto en piedra.

Uno de sus departamentos estudió estos objetos, consiguiendo identificarlos como provenientes del Museo y de la Villa Ariadne de Cnosos. La Universidad se puso entonces en contacto con el Ministerio de Cultura griego, para anunciarle su decisión de devolver las piezas. Gracias al trabajo del Departamento de Protección de Bienes Culturales del Ministerio de Cultura griego y de la Embajada de Grecia en Viena, se organizó la devolución de dichos objetos, que se destinan al Museo Arqueológico de la ciudad cretense de Heraclio.

Esta no es la primera devolución de patrimonio robado al Estado griego: desde pequeños fragmentos de mármol de la Acrópolis que muchos visitantes extranjeros se llevaron a sus países de recuerdo, hasta valiosos objetos robados por mafias especializadas en objetos arqueológicos son recuperados por las autoridades griegas en estos últimos años.

La devolución mas reciente fue la de 33 objetos arqueológicos procedentes de la Edad de Bronce, así como objetos del periodo geométrico y 600 monedas, que fueron confiscados por la policía de Munich y entregados a las autoridades griegas en el mes de abril de este año, para llevarlas al Museo Arqueológico Nacional de Atenas. Pero la entrega de ahora es única: es la primera vez que una universidad austriaca devuelve artefactos robados por un general nazi tras su correcta identificación.

 

20 noviembre 2017 at 8:58 am Deja un comentario

Una obra maestra que cambiará la percepción del arte griego prehistórico

La gema representa una batalla entre tres guerreros: el héroe, con escudo y taparrabos, ya ha derrotado a un adversario y está a punto de vencer a un segundo enemigo

Labrado artesanal. “El sello de piedra sólo mide 3,5 centímetros de largo, por lo que debió de ser increíblemente difícil crear una obra tan detallada en una superficie tan pequeña y tan dura. Creemos que fue producida en la Creta Neopalacial y no en la Grecia continental”, sostienen Sharon Stocker y Jack Davis, los directores de la excavación, de la Universidad de Cincinnati. Foto: Courtesy of The Department of Classics, University of Cincinnati

Fuente: ALEC FORSSMANN NATIONAL GEOGRAPHIC
8 de noviembre de 2017

La tumba del Guerrero del Grifo (Griffin Warrior), denominada así porque contenía una placa de marfil adornada con un grifo (una critatura mitológica con el cuerpo de un león y la cabeza y las alas de un águila), fue descubierta y excavada en el verano de 2015 por un equipo de la Universidad de Cincinnati en un olivar cercano al yacimiento arqueológico conocido como el Palacio de Néstor, en Pilos (Grecia). La tumba intacta contenía los restos mortales de un probable guerrero micénico o un sacerdote, enterrado alrededor del 1500 a.C., y unos tesoros extraordinarios que se remontan a los orígenes de la civilización griega: una espada con la empuñadura de oro, una daga también revestida de oro, copas de oro, un espejo de bronce con el mango de marfil, decenas de sellos de piedra con diseños intrincados…

La escena resulta muy evocadora de algunas batallas de la ‘Ilíada’, según los investigadores

Escena bélica. La escena, muy evocadora de algunas batallas de la Ilíada, la componen tres guerreros. El héroe, con escudo y taparrabos, ya ha derrotado a un adversario y está a punto de vencer a un segundo enemigo. “La representación del cuerpo humano presenta un nivel de detalle y de musculatura que no se vuelve a ver hasta el período clásico del arte griego, unos 1.000 años más tarde”, expresa Jack Davis. Foto: Courtesy of The Department of Classics, University of Cincinnati

Uno de ellos destaca del resto por su labrado artesanal: el Ágata del Combate de Pilos, una gema que provocó lágrimas entre algunos de sus restauradores. Representa una batalla entre tres guerreros. El héroe, con escudo y taparrabos, ya ha derrotado a un adversario y está a punto de vencer a un segundo enemigo. “No afirmamos que la escena esté directamente relacionada con los poemas de Homero, pero resulta muy evocadora de algunas batallas de la Ilíada. La pieza es, por sí sola, la obra glíptica de la Edad del Bronce más hermosa que se ha descubierto hasta ahora“, explican Sharon Stocker y Jack Davis, los directores de la excavación, de la Universidad de Cincinnati, a National Geographic. “La representación del cuerpo humano presenta un nivel de detalle y de musculatura que no se vuelve a ver hasta el período clásico del arte griego, unos 1.000 años más tarde”, expresa Davis en un comunicado emitido el lunes por la Universidad de Cincinnati.

“El sello de piedra sólo mide 3,5 centímetros de largo, por lo que debió de ser increíblemente difícil crear una obra tan detallada en una superficie tan pequeña y tan dura. Creemos que fue producida en la Creta Neopalacial y no en la Grecia continental. Por lo que sabemos, los micénicos no poseían la tecnología para producir un tesoro tan asombroso”, sostienen Stocker y Davis. “Parece ser que los minoicos producían un tipo de arte que nadie se imaginaba que pudieran producir. Este sello, que debería de incluirse en todos los próximos textos de historia del arte, cambiará la percepción del arte prehistórico“, concluye Stocker.

 

Guardar

8 noviembre 2017 at 7:15 pm Deja un comentario

Un paseo en Valencia por la mitología griega

El Jardín de las Hespérides recrea esta leyenda a través de sus esculturas y vegetación

Pérgola del Jardín de las Hespérides / JARDINES DE VALENCIA

Fuente: TAMARA VILLENA > Valencia |  LAS PROVINCIAS
27 de octubre de 2017

La ciudad de Valencia guarda rincones llenos de historia, arte y, por supuesto, encanto. Sin embargo, son muchos los que desconocen la singularidad de algunas de las zonas que la capital de la Comunitat Valenciana atesora en su interior, incluso sus propios residentes. El Jardín de las Hespérides es uno de ellos, y probablemente sea de los jardines menos conocidos de Valencia, a pesar de ser también uno de los más peculiares y diferentes.

Situado en la calle Beato Gaspar Bono, justo entre el jardín Botánico y el solar de Jesuitas, se trata de una de las maravillas que ofrece el repertorio jardinero de Valencia: 4.700 metros cuadrados junto al Botánico donde una colección de esculturas de la mitología griega (junto a un huerto de naranjos con cincuenta variedades de cítricos, el toque valenciano) forman una historia que va marcando la disposición de la vegetación.

Uno de los espacios del recinto arbolado / JARDINES DE VALENCIA

Se creó en el año 2000 para ocupar un solar con el que poder ampliar el botánico en un futuro y simboliza el mito del Jardín de las Hespérides, donde las manzanas de oro que guardaban las ninfas son sustituidas por naranjas valencianas como objeto preciado. Además de la amplia variedad cítrica que se puede encontrar, hay rincones para descansar entre enredaderas y vegetación que te harán olvidarte del Olympo.

El Ayuntamiento cataloga este jardín como de «colección» por su singularidad y atractivo, planteado como un ‘hortus conclusus’ cuya cerradura se abre ocasionalmente en una especie de guiños que invitan a los transeúntes a adentrarse en un espacio de fuga a las mundanidades de la urbe. Aquí, el relato mitológico es el hilo argumental que conduce al visitante a través de sus esculturas y vegetación.

Las Hespérides

Las manzanas de oro que originariamente custodian las ninfas hacen referencia al origen mitológico de los cítricos: en la boda de Hera con Zeus, la Tierra dio a la diosa como regalo nupcial unas manzanas de oro que fascinaron a Hera, tanto como para plantarlas en su jardín. Encomendó la labor de cuidar a estos frutos y su árbol a Ladon, un dragón inmortal de 100 cabezas, y a las Hespérides: tres ninfas del atardecer llamadas Egle (Resplandeciente), Eritia (Roja) y Hespertusa (Aretusa del Poniente) cuyos nombres hacen referencia a los matices del cielo conforme el sol se dirige hacia el ocaso.

Fue a Hércules a quien se le encomendó, entre las doce misiones que debía cumplir para convertirse en héroe, robar las manzanas de oro del jardín. Para ello venció al dragón, que se transportó al cielo y se convirtió en la constelación de la serpiente, pero las ninfas, desoladas por haber fallado y perder los frutos que custodiaban se transformaron en árboles: un olmo, sauce y álamo, tal y como las puedes ver en el jardín.

Estatua de Hércules inspirada en el mito, con una de las manzanas robadas / JARDINES DE VALENCIA

Un recorrido entre ninfas

Las puertas metálicas que guardan dos de las entradas al recinto cuentan con frases descriptivas del mito, como «A través de las olas del mar profundo llegaron a la hermosa isla de los dioses, allí donde las Hespérides tienen su casa de oro». El jardín sigue una estructura geométrica y cuenta con tres terrazas y una pérgola que ofrece una visión global del jardín antes de introducirte en él.

Frase grabada en la puerta de una de las entradas al recinto / JARDINES DE VALENCIA

El centro del jardín se forma como una explanada desde la que el espectador puede ver los episodios de la historia que sirve como referente argumental: las esculturas de las ninfas y su metamorfosis, la de Hércules, el árbol de los frutos de oro y el dragón transformado en serpiente.

Estatua de la metamorfosis de la ninfa / JARDINES DE VALENCIA

Los muros que recogen el espacio son de ciprés recortado y dentro de él, el agua adquiere un papel especial como otro de los elementos fundamentales de la historia de los jardines. Una fuente corona el punto más alto del jardín, escondida entre los cítricos y sigue una forma laberíntica que sugiere misterio a quien se adentre en su búsqueda. El agua brota del suelo y va por los canalillos que recorren las terrazas, hasta sumergirse en el tramo final y volver a emerger en el estanque donde se reflejan las ninfas convertidas en árboles. Y como broche otro estanque, más recóndito y tranquilo, rodeado de muros y cipreses, donde la diosa protectora de los jardines se presenta para atribuir una especial calma al lugar.

Si eres un apasionado de la mitología griega, o al menos de la popular película de Disney, deberías visitar este rincón para sentirte una más de las musas y recrear el mítico ‘No diré que es amor’, o bien para pasar de ‘Cero a Héroe’ en un pispás. Eso sí, hay que tener en cuenta que aunque sea de entrada libre y gratuita, al ser un recinto cerrado hay un horario de visita que en la temporada otoño-invierno es de 10.00 horas a las 18.00 horas y que se amplía dos horas (hasta las 20.00 horas) en primavera y verano.

 

27 octubre 2017 at 7:05 pm Deja un comentario

Italia recupera de EEUU parte de un mosaico de un barco de Calígula

El Gobierno italiano informó hoy de la recuperación de varios restos arqueológicos procedentes de Estados Unidos, entre ellos parte de un mosaico que decoraba un barco del emperador romano Calígula, que fue robado del país tras la II Guerra Mundial y se localizó en manos de un particular.

El mosaico romano que formaba parte del puente de mando de una de las dos naves de ceremonia del emperador Calígula. ANSA

Fuente: EFE  |  ABC       20/10/2017
Fotos: ANSA

Se trata de un fragmento en mármol con serpentina y pórfido del siglo II d.C que formaba parte del puente de mando de una de las dos naves de ceremonia del emperador que fueron encontradas en el fondo del lago de Nemi, a una veintena de kilómetros de Roma, entre 1928 y 1932.

El fragmento formaba parte del Museo de las Naves Romanas, de donde fue robado después de la II Guerra Mundial, explicó el Ministerio italiano de Cultura en un comunicado.

Había sido localizado en una colección privada de una ciudadana italiana residente en Estados Unidos y fue secuestrado por orden de un fiscal de Nueva York después de la petición hecha por los Carabineros italianos.

El ministro italiano de Bienes, Actividades Culturales y Turismo, Dario Franceschini, informó de que ese y otros bienes arqueológicos recuperados para Italia procedían de “excavaciones clandestinas o fruto de hurtos en nuestro país”.

Franceschini ratificó que se trata mayoritariamente de “hallazgos numismáticos, libros antiguos y manuscritos”.

Entre los objetos recuperados está una vasija del siglo IV, atribuida al artista Python, extraída clandestinamente de la región italiana de Campania (sur) a mediados de los años ochenta del siglo pasado y luego transportada a Estados Unidos para ser vendida al Museo Metropolitano de Nueva York.

Uno de los dos vasos de figuras rojas del siglo V-IV a.C. devueltos a Italia por las autoridades norteamericanas. ANSA

Otra vasija realizada por el pintor Charmides en el siglo V a.C, estaba en una galería de arte de Nueva York, adonde había llegado a mediados de los ochenta procedente de la región italiana de Apulia (sureste) y se localizó su paradero en 2016.

El segundo de los dos vasos de figuras rojas. ANSA

La investigación que hizo posible la recuperación de las piezas se desarrolló entre las autoridades estadounidenses de Inmigración y Aduanas y el Comando de Carabineros para la Tutela del Patrimonio Cultural de Italia.

El ministro Franceschini informó de que todas las piezas recuperadas “serán recolocadas en sus respectivos lugares de procedencia, desde donde la actividad criminal los había sustraído”.

Museo de las Naves Romanas. ANSA

 

20 octubre 2017 at 6:12 pm Deja un comentario

El Museo Arqueológico Nacional expondrá el ‘águila bicéfala’ romana del MARQ

La mano de bronce romana que empuña una espada con una excepcional águila de dos cabezas hallada en 2015 en el yacimiento de Lucentum (antigua Alicante) será una de las invitadas de la exposición antológica del Museo Arqueológico Nacional (MAN), en Madrid, por sus 150 años de historia.

La mano de bronce romana que empuña una espada con una excepcional águila de dos cabezas, propiedad del Museo Arqueológico Provincial (MARQ), será expuesta en el Museo Arqueológico Nacional. EFE/Diputación Alicante

Fuente: EFE  |  LA VANGUARDIA
25 de septiembre de 2017

Alicante, 25 sep (EFE).- Propiedad del Museo Arqueológico Provincial (MARQ) de la Diputación de Alicante, esta pieza es singular en el mundo porque se trata de la única águila bicéfala hallada de la época romana, lo que doce años después de su descubrimiento sigue siendo un auténtico misterio para los arqueólogos.

Con el título “El poder del pasado”, la antológica del MAN se inaugurará el próximo 3 de octubre (hasta el 1 de abril de 2018) y el ‘águila bicéfala’ se unirá a un centenar de obras procedentes de sesenta instituciones y centros culturales de todo el país, según un comunicado de la Diputación.

Esta mano romana de Lucentum data del siglo I d.C. y es la única parte que se ha conservado de una escultura erigida a un emperador ataviado de militar (se desconoce de quién), y se ha salvado de la refundición durante los siglos posteriores por, probablemente, su valor como talismán.

Por su incalculable valor y singularidad, ya ha sido exhibida en la Sala del Trono (o de San Jorge) del prestigioso museo Hermitage de San Petersburgo (Rusia) con motivo del año ‘España en Rusia’ en 2011, y posteriormente también en el Drents Museum de Assen (Holanda).

Ha sido estudiada por el director técnico del MARQ, Manuel Olcina, quien la ha presentado a la comunidad científica en congresos especializados de España y Alemania.

Fue descubierta el 23 de marzo de 2005 (un Miércoles Santo) en una excavación dirigida por Olcina y Rafael Pérez Jiménez (arquitecto de la Diputación y responsable de la conservación del yacimiento) al frente de un equipo formado por arqueólogos, restauradores, dibujantes, topógrafos, encargados y peones, aunque los que tuvieron la fortuna de toparse ese día con la pieza y extraerla fueron los arqueólogos Antonio Guilabert y Eva Tendero.

Su aparición supuso una pequeña gran revolución ya que hay numerosos ejemplos en la cultura romana de águilas (a menudo para presentar a la legión o al dios Júpiter) de una cabeza, pero nunca de dos.

Al principio, una parte de la comunidad científica dudó de su autenticidad, pero la incredulidad fue dando paso a la sorpresa y a su puesta en valor a medida que avanzaban los procesos de estudio, validación, publicación y comunicación en congresos internacionales.

Los expertos se afanan desde entonces en tratar de descubrir el motivo por el cual el taller donde se fabricó, seguramente en alguna provincia de la actual Italia, Grecia o Turquía, escogió un águila bicéfala, ya que no hay “explicación ni paralelos”.

Ante la falta de evidencias científicas que desentrañen la incógnita, se especula que las dos cabezas puedan simbolizar Oriente y Occidente, que representen dos poderes o dos legiones distintas.

Un águila bicéfala protagoniza el escudo de Rusia, pero no proviene de los romanos sino de la caída del imperio Bizantino, momento en el que los zares heredaron esta simbología.

Los bizantinos, a su vez, habían tomado el águila bicéfala de los Selyúcidas musulmanes turcos y el único antecedente de este símbolo se encuentra en la civilización Hitita (dos mil años antes en la misma zona), aunque sin una aparente conexión directa.

De 6.110 gramos, 35 centímetros de largo y 11,2 de ancho, otra aportación de la mano de Lucentum es que el característico gesto de los dedos del emperador, sujetando el pomo de la espada para que la hoja repose en el antebrazo, ha facilitado saber que era precisamente una espada lo que habrían llevado en un principio otras manos romanas halladas con la misma disposición pero que se han encontrado vacías, como la estatua acorazada de Sancti Petri (Cádiz), del siglo I-II a.C.

La pieza se encontró a un metro de profundidad del Foro y, por los restos de su estrato, se cree que había sido colocada sobre una puerta como elemento de protección y mágica.

 

26 septiembre 2017 at 4:57 pm Deja un comentario

El arte de crear mosaicos como lo hacían los romanos

Dos sevillanos crean en Valencina obras únicas siguiendo las mismas técnicas que se usaban en la Antigua Roma

Manuel y Ángel son dos grandes aficionados sevillanos a los mosaicos de estilo clásico – N. O.

Fuente: N. ORTIZ > Valencina De La Concepción (Sevilla) |  ABC de Sevilla
21 de septiembre de 2017

Hay multitud de aficiones: practicar algún deporte, coleccionar sellos, bailar… Sin embargo, el de Manuel y Ángel es de los hobbies más curiosos: dedican sus horas libres a hacer mosaicos siguiendo las mismas técnicas que usaban los romanos.

«Siempre me he sentido atraído por la cultura romana y, un buen día, decidí hacer mi primer mosaico. Un tiempo después conocí a Manuel, le contagié mi pasión y comenzamos a hacerlos juntos», explica Ángel. Mosaicos de la cercana Itálica, Siria, Túnez, Roma… Han hecho su propia versión de muchas de las grandes obras del género, un trabajo que requiere paciencia a raudales y, sobre todo, mucha maña, ya que los materiales que utilizan y el método es completamente artesanal.

«Compramos las piedras naturales, ya sea mármol, caliza, cerámica o vidrio, o las recogemos nosotros, hemos llegado a usar algunas encontradas hasta en la playa», explican. A partir de ahí, las cortan con unas tenazas en teselas minúsculas, que van de pocos milímetros a uno o dos centímetros. Con la imagen impresa del mosaico que van a realizar y las piedras separadas por colores y función, comienzan a componer poco a poco el dibujo sobre el boceto, situado en una mesa de cristal y utilizando cola muy diluida para que, al terminar, pueda despegarse la obra, uno de los pasos más delicados del proceso.

«Es más difícil de lo que parece lograr que el mosaico, una pieza plana, tenga perspectiva y diferentes planos visuales», afirman. Para ello, juegan con el tono de las teselas, la ilusión óptica y, sobre todo, la paciencia. «Colocamos cada piedra con unas pinzas, algunos de los mosaicos más grandes hemos tardado hasta dos años en terminarlos», afirma Ángel.

Sin embargo, el resultado parece originario del mismísimo Imperio Romano, algo que les ha traído más de un problema. «Varios años después de que robasen en Itálica la parte central del mosaico de Tellus, a mí se me ocurrió reproducirlo y regalárselo a mi hermana, que lo puso en la fachada de su casa. A los pocos días, la Policía se presentó allí pensando que era el mosaico original desaparecido. Menos mal que un especialista constató rápidamente que era una obra moderna y no la robada», confiesa Ángel.

Imágenes modernas

Además de motivos romanos y griegos, Ángel y Manuel también realizan otras imágenes más actuales que les encargan personas que quedan cautivadas por sus obras, difundidas sobre todo por las redes sociales y que pueden adquirirse por precios que se adaptan a todos los bolsillos. Así, han hecho escudos de fútbol, imágenes religiosas o, incluso, un particular Elvis Presley compuesto por teselas.

 

21 septiembre 2017 at 6:27 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente