Posts filed under ‘Hispania romana’

Lo que Nerón perdió en Alicante

Gracias a unas monedas, una expedición resuelve el misterio del pecio romano hundido a un kilómetro de Villajoyosa

A la izquierda, el dupondio de tiempos de Nerón encontrado en el pecio (a la derecha, otro similar en mejor estado). El hallazgo ha permitido fechar el naufragio porque las monedas de Nerón se retiraron de circulación tras su muerte.

Fuente: Carlos Manuel Sánchez  |  XLSemanal
20 de enero de 2018

Zarpó de Cádiz. Llevaba plomo para fabricar tuberías y garum -la salsa de pescado que nunca faltaba en los banquetes imperiales-, pero se hundió a un kilómetro de Villajoyosa (Alicante). El Bou Ferrer -bautizado con los apellidos de los submarinistas que lo hallaron en 1999- es el pecio romano mejor conservado. Primero hubo que protegerlo del saqueo, pues solo está a 25 metros de profundidad. Y desde entonces no deja de deparar sorpresas.

El barco llevaba plomo para reconstruir las cloacas de roma y un afrodisiaco para la mesa del emperador

La Unesco considera modélica la intervención arqueológica. Y en la última excavación, dirigida por Carlos de Juan, se ha resuelto el misterio de su datación gracias al hallazgo de dos monedas -un sestercio y un dupondio- que sitúan el naufragio entre el año 64 y el 68 d. C., siendo Nerón emperador. Hasta ahora, los investigadores dudaban si el navío podía pertenecer a Calígula u otro miembro de la familia Claudia.

Afrodisiaco en vasija

Entre el cargamento se han encontrado más de 3000 ánforas, colocadas entre sarmientos de vid. Cada una contenía unos cuarenta litros de garum, una carísima salsa de vísceras de pescado muy apreciada por la alta sociedad romana, cuya receta no ha sobrevivido. El garum se dejaba fermentar durante semanas y se usaba para potenciar el sabor. Dicen que tenía propiedades afrodisiacas. Las imágenes de José Antonio Moya, de la Universidad de Alicante, permiten apreciar la magnífica conservación del pecio.

La última expedición resuelve el misterio del pecio Bou Ferrer, hundido en un naufragio en torno al año 64

 

 

Anuncios

20 enero 2018 at 11:41 am Deja un comentario

El abandono de la antigua ciudad aragonesa que cambió el calendario

Las ruinas de Segeda permanecen desde 2013 sin investigación ni inversión tras la disolución de su fundación.

Imagen de las ruinas de Segeda. | Fundación Segeda

Fuente: Víctor Millán > Zaragoza |  Heraldo.es
15 de enero de 2018

Entre los pueblos de Mara y Belmonte de Gracián, en Calatayud, se esconden las ruinas de la que durante un tiempo fue una de las ciudades más importantes del norte de lo que hoy es España. Los antiguos Belos, pueblo celtíbero, erigieron en este entorno la ciudad de Segeda o Sekeida, una urbe que llegó a acuñar moneda, consiguió reunir a 30.000 hombres para combatir al ejército romano, y que incluso obligó a sus cónsules a cambiar la fecha de su calendario para poder actuar con mayor celeridad ante la posible rebelión de sus habitantes.

El yacimiento de Segeda creció en nombre y repercusión después de que el Catedrático de Prehistoria de la Universidad de Zaragoza Franciso Burillo comenzara a investigarlo a mediados de los ochenta. Fue objeto de una importante dotación económica en materia de patrimonio cultural con el fin de afianzar sus excavaciones desde el año 2004, sin embargo ahora, desde hace cuatro años, sus ruinas permanecen sin apenas cuidados y sin mayor material que unos paneles para quien quiera visitarlos.

“Estamos hablando de una población que consiguió alterar la política romana por su magnitud, lo que nos da una idea de la cantidad de personas que vivían ahí, en una zona que hoy paradójicamente sufre la despoblación. Segeda fue la ciudad más importante de inicios del siglo II a.C en su zona de acción, con 44 hectáreas de extensión. Para hacerse una idea, Numancia tiene 7,6”, explica Burillo.

Segeda fue hasta el año 153 antes de Cristo uno de los núcleos más importantes de las distintas tribus celtibéricas preexistentes a la llegada de los romanos junto con Numancia. Las fuentes documentales cuentan que, en medio de la tregua tras las primeras Guerras Celtibéricas, el Senado Romano tomó como casus belli que los Belos quisieran ampliar las murallas de Segeda para acoger a poblaciones vecinas. El miedo de los romanos a no poder enviar sus tropas antes de la llegada del invierno obligó a adelantar su año político -que entonces se iniciaba en los llamados Idus de Marzo- para elegir antes a los nuevos cónsules. Una modificación que dio como resultado que hoy todo el mundo occidental tenga el 1 de enero, y no la mitad de la primavera, como fecha de inicio de cada año.

El yacimiento de Segeda vivió sus años de mayor investigación entre 2004 y 2011, cuando el equipo dirigido por Burillo firmó un convenio con la DPZ -entonces presidida por Javier Lambán- que llegó a contar con unos 300.000 de euros de presupuesto anual y un equipo de unas 30 personas. “Se hizo un proyecto para hacer vino como se hacía en la época, se hacían visitas, y se consiguió sacar a la luz hitos arqueológicos importantes”, comenta Burillo.

En la zona de esta antigua urbe se encuentran tres asentamientos distintos: el primero el yacimiento de Segeda I, la ciudad original en El Poyo de Mara, Segeda II, ciudad construida ya bajo control romano tras la destrucción de la primera en Durón de Belmonte y un campamento romano en los Planos de Mara desde donde se supone que se sitió la ciudad. Estos restos, junto con lo que parece un santuario astronómico, dan a Segeda un valor fundamental para conocer la evolución de la cultura celtibérica, carente en muchos casos de grandes restos por su solapamiento con la romana tras la invasión.

Burillo recuerda que en torno a Segeda se crearon muchas actividades en su época de apogeo divulgativo. “Se realizaron las fiestas históricas más antiguas de la provincia de Zaragoza, con los Idus y la Vulcanalia. Un programa de Segeda Didáctica. Arqueología experimental con el descubrimiento del lagar, el más antiguo de los conocidos del Tajo y la recuperación de 5.000 adobes para construir la primera fase del Museo del Vino, donde se hacía vino al modo celtibérico. Además, el santuario con orientación astronómica permitió el desarrollo del proyecto Cosmóbriga” señala el profesor.

La llegada de la crisis económica hizo que la Fundación creada para gestionar el yacimiento quedara inactiva al restringirse los fondos para patrimonio cultural, y el Ayuntamiento de Mara, miembro de la fundación, solicitó su disolución. Desde entonces no se ha vuelto a excavar. “El peligro en casos como estos no es solo el hecho de no poder investigar y sacar partido a un patrimonio que podría traducirse en turismo y visitas, sino también la falta de acondicionamiento para mantener lo que ya se ha conseguido”, señala el profesor.

La historia de este yacimiento, declarado Bien de Interés Cultural y de Interés turístico, en cierto modo es similar a otras decenas que han languidecido a raíz de la crisis, con presupuesto cero, y que la mejora económica de momento no ha recuperado a excepción de algunos puntos, como Bílbilis, que tras años con solo labores de acondicionamiento el verano pasado se valló con fondos del Ayuntamiento de Calatayud. Otros, como la villa romana de La Malena, también abandonada, se recuperará en 2018 esta vez sí con fondos de la DGA tras las protestas de Apudepa y vecinos de la zona.

Por el momento, el mayor recuerdo que queda vigente del pasado de Segeda es la fiesta que los vecinos de Mara celebran cada mes de agosto, recreando con ambientación antigua la Vulcanalia y el momento en el que las tropas celtibéricas y las romanas chocaron por primera vez después de que Segeda obligara a cambiar el calendario.

 

16 enero 2018 at 2:43 pm 1 comentario

Civitas. La ciudad hispanorromana

Fuente: Museo Arqueológico Nacional de España

 

14 enero 2018 at 6:28 pm Deja un comentario

Valencia: El Palacio del Almirante abre al público las ruinas romanas del sótano

Una inversión de 2,4 millones permitirá la reforma integral del inmueble para eliminar humedades y renovar todas las instalaciones

Imágenes de las ruinas romanas y el artesonado que se mostrará. / CONSELLERIA DE HACIENDA

Fuente: P. MORENO > Valencia  |  Las Provincias
13 de enero de 2018

Los 2,4 millones de euros concedidos por el Ministerio de Fomento para la rehabilitación del Palacio del Almirante (calle Palau, 10 y 12 de Valencia) servirán para una mejora general del inmueble protegido originario del siglo XIV aunque ofrecerá una gran sorpresa. La Conselleria de Hacienda anunció ayer que se abrirán al público las ruinas romanas situadas en el subsuelo y las salas donde hay valiosos artesonados decorados.

De esta manera se aprovechará la rehabilitación en materia de eficiencia energética, accesibilidad y por problemas estructurales para abrir al público la cripta acristalada que alberga las ruinas romanas, así como artesonados que datan de los siglos XVI a XVIII. Fuentes del citado departamento señalaron que los restos arqueológicos fueron hallados en unas excavaciones realizadas a finales de los 80 cuando se restauró el edificio. En su momento se construyó una cripta acristalada para salvaguardarlos, de forma que únicamente una parte de los mismos puede ser observada a través del cristal, y con dificultad. Ahora se planea su adecuación para que puedan ser completamente visitables y accesibles.

Los visitantes podrán ver la calle romana que salió en las primeras excavaciones y que permite apreciar el trazado de la ciudad, así como su alcantarillado. Los expertos apuntan que esta calle desembocaba en el Circo Romano, que llegaba desde la plaza Nápoles y Sicilia hasta más allá de la calle de la Paz.

Otras estancias visitables serán la Sala de la Chimenea (que se utiliza como sala multiusos, incluidas las ruedas de prensa, y que dejará de tener esta función), la Sala de las Flores (actual gabinete jurídico) o la Sala de Visitas, que albergan valiosos artesonados y alfarjes que datan de los siglos XVI al XVIII.

Zona cultural visitable

El proyecto prevé una zona cultural visitable y otra que continuará conservando su uso administrativo. Las mismas fuentes indicaron que se aprovecha la actuación para poner a disposición del público un «conjunto patrimonial histórico-artístico de gran valor, a costa de reducir espacios administrativos que se recuperarán en otras zonas del inmuebles administrativo de la calle Palau, 12».

La reforma permitirá la renovación de la climatización, protección contra incendios e iluminación. La Unión Europea cofinanciará al 50% las actuaciones de eficiencia energética. Las deficiencias son tan grandes que se estima que la inversión será amortizada en cinco años.

Desde la Conselleria de Hacienda recordaron la avería de uno de los transformadores el pasado año, que puso de manifiesto el «estado de dejadez y falta de inversiones en el patrimonio público». Además se adaptará el edificio para el acceso de personas con diversidad funcional. Esta remodelación será la primera que se haga en 32 años. La remodelación incluye la colocación de 400 luminarias con tecnología LED cuyo consumo se reducirá a la mitad.

Cuando llueve se producen goteras y filtraciones, por lo que se aislará la envolvente del edificio, lo que implica la intervención en cubiertas y paredes, con colocación de aislante y recubrimiento de mortero, así como sustitución de ventanas.

Hay que actuar también sobre la fachada, con el fin de asegurar algunas piedras, y reparar filtraciones de agua. Se llevará a cabo la sustitución de 3.144 metros cuadrados de fachada de aplacado de piedra caliza por un aislamiento acabado con mortero. Asimismo, se repararán e impermeabilizarán 770 metros cuadrados de cubiertas planas e inclinadas de teja, junto a la sustitución del gran lucernario actual.

 

14 enero 2018 at 4:05 pm Deja un comentario

La Audiencia de Álava confirma indicios de estafa y daños en el caso del yacimiento Iruña-Veleia

  • Se abre juicio contra los responsables de la excavación por falsificar hallazgos arqueológicos
  • Los expertos concluyen que los grafitos en euskara del siglo III son “totalmente falsos”

Eliseo Gil, en las Juntas Generales de Álava donde explicó la actuación en Iruña-Veleia. EL MUNDO

Fuente: EFE  |  EL MUNDO
11 de enero de 2018

La Audiencia Provincial de Álava ha confirmado la existencia de indicios suficientes para juzgar al ex director del yacimiento arqueológico alavés de Iruña-Veleia, Eliseo Gil, un socio y un trabajador suyos por presunta estafa y daños. Los arqueólogos anunciaron el hallazgo de numerosos grafitos con inscripciones en euskera y con temática cristiana que revolucionaban el mundo arqueológico y que después se demostró que eran falsos.

Así lo ha acordado en un auto hecho público hoy por la sección segunda de este tribunal que considera que, tal y como estableció el Juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria, existen indicios suficientes como para continuar la causa e ir a juicio contra los tres imputados por delitos continuados de daños y estafa, aunque sobre este segundo delito la Audiencia Provincial de Álava reconoce en parte el recurso interpuesto por Gil.

En concreto el tribunal alavés analiza que los indicios de estafa que se recogen en la resolución que dictó el pasado mayo el juzgado de instrucción con el que se finalizó toda la fase de investigación giran en torno a dos acciones y que sólo se aprecia prueba de ese delito en uno de los casos.

El ex director del yacimiento de Iruña-Veleia está acusado de haber falsificado grafitos considerados históricos. Los hallazgos que se cuestionan, localizados entre 2005 y 2006 bajo la gestión de la empresa Lurmen, de la que era administrador Gil, son unos grafitos escritos en cerámicas de los siglos III, IV y V que en su día se calificaron como históricos porque, entre otras cosas, adelantaban al siglo III la aparición del euskera y la entrada del Cristianismo y que supuestamente fueron hechos por los acusados.

El auto que cerró la instrucción estableció que “la falta de autenticidad de estos grafitos” está acreditada por dos informes periciales del Instituto de Patrimonio Cultural de España y de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales.

También añadió que los acusados actuaron con el “ánimo de obtener no solo un beneficio económico sino también un prestigio y reconocimiento profesional” y que acordaron elaborar en 2005 “informes falsos” para demostrar la autenticidad de los grafitos. Además supuestamente lograron que la Diputación alavesa pagase más de 12.500 euros por dos de ellos haciendo creer que habían sido redactados por unos laboratorios franceses.

Ahora la Audiencia Provincial de Álava analiza por separado los indicios recogidos sobre la presunta estafa. Por una parte los vinculados al cobro de los informes a la Diputación en la que estaría implicado Lurmen, cuyo representante era Gil, y otro de los acusados; y los relacionados con la muestra al público de esos hallazgos para “lograr un cierto prestigio profesional y obtener beneficios económicos”.

Respecto a los informes, el tribunal estima que hay suficientes indicios de una presunta estafa aunque considera que no sería aplicable el tipo agravado de este delito porque la cuantía no es superior a 36.000 euros.

Sin embargo no ve prueba suficiente para ampliar el delito de estafa al acto de mostrar al público la piezas ya que falta indicios sobre un posible lucro.

El Tribunal también corrobora la continuación de la causa respecto a los presuntos daños cometidos sobre los objetos del yacimiento y también que los tres investigados presuntamente intervinieron en estos hechos.

Añade que deberán ser las partes acusadoras -Ministerio Fiscal y Diputación de Álava- las que ahora delimiten en sus escritos la concreta intervención de cada acusado en los hechos. Este auto es firme y no cabe recurso contra él.

 

11 enero 2018 at 11:55 pm Deja un comentario

El puerto romano fue el motor económico que impulsó Tarraco como capital

El puerto romano fue el motor económico que impulsó la antigua Tarraco como capital, según la tesis doctoral que Patricia Terrado defenderá mañana en el Institut Català d’Arqueologia Clàssica (ICAC).

Fuente: EFE  |  LA VANGUARDIA
Fotos: ICAC

Tarragona, 10 ene.- Terrado defenderá el trabajo “Portus Tarracona. El puerto de Tarraco en época tardorrepublicana y altoimperial. Fuentes, historiografía y arqueología”, dirigida por Joaquín Ruiz de Arbulo (URV-ICAC) y Diana Gorostidi (URV-ICAC).

El trabajo ofrece una visión del puerto de Tarraco como el motor económico de la ciudad romana y de cómo, gracias al puerto, la ciudad adquirió la importancia política, social y económica propia de una capital provincial.

Esta investigación ha puesto de relieve la importancia de los estudios interdisciplinarios para comprender el puerto de Tarraco de forma global y aproximarse a su apariencia y organización desde ópticas que a menudo habían trabajado por separado.

Dada la dificultad de tratamiento de los datos existentes sobre el puerto romano, a menudo fragmentarias o poco estudiadas, se ha llevado a cabo una aproximación desde tres líneas de estudio: las fuentes clásicas, la historiografía y la arqueología.

El objetivo es realizar una visión diacrónica e interdisciplinar del puerto de Tarraco en época tardo y altoimperial para comprender su evolución y definir su uso, fisonomía y actividades.

El tribunal que evaluará la tesis lo forman Jordi López (ICAC), Simon Keay (University of Southampton) y José Pérez-Ballester (Universidad de Valencia).

Terrado ha sido investigadora en la Universidad Rovira i Virgili gracias a un contrato de Formación de Personal Investigador concedido por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Ha desarrollado la investigación en el marco del proyecto “Roma, las capitales provinciales y las ciudades de Hispania: Difusión de modelos en la arquitectura y el urbanismo romanos, Subproyecto Tarraco”.

Mapa de Josep M. Macias con la forma y posición del puerto según el proyecto Portuslimen

 

10 enero 2018 at 7:12 pm Deja un comentario

La exhumación del anfiteatro de Porcuna revela que es tan grande como el de Itálica

El coliseo, con capacidad para 25.000 espectadores, se encuentra en buen estado de conservación

El Ayuntamiento ha invertido 100.000 euros en la cata arqueológica – ABC

Fuente: JAVIER LÓPEZ > Jaén  |  ABC Andalucía
4 de enero de 2018

La catas arqueológica llevada a cabo en Porcuna revela que la capacidad del anfiteatro es equivalente a la del de Itálica, lo que le convierte, junto al de Santiponce, en el más grande de España, por encima de los coliseos de Mérida, Sagunto y Tarragona. Otro aspecto a resaltar es que se encuentra en un magnífico estado de conservación. El equipo de arqueólogos que trabaja en la exhumación de los restos está sorprendido tanto por las dimensiones por el modo en que la estructura de este monumento del siglo I antes de Cristo ha evitado el deterioro inherente al paso del tiempo.

El equipo de expertos que en junio pasado comenzó la cata arqueológica tenía la convicción de que el anfiteatro estaba en peores condiciones y no era tan importante. De ahí que consideraran una gran noticia el hallazgo de tramos de fachada de 3 metros en excelente estado. Medio año después la longitud es de 6 metros y aún no han encontrado la base de las misma, lo que evidencia que el coliseo de Porcuna, la antigua Obulco, está en consonancia con la importancia histórica de la ciudad, tan mimada por Roma que incluso acuñó moneda propia.

El Ayuntamiento decidió invertir en las catas 100.000 euros de fondos propios tras el hallazgo casual de una parte del anfiteatro cuando se llevaba a cabo el ajardinamiento de una calle. La apuesta económica ha valido la pena, pero es insuficiente. El alcalde del municipio, Miguel Moreno, cifra en 3,5 millones de euros la inversión que requiere la exhumación completa del coliseo. De ahí que haya solicitado ayuda económica al resto de las administraciones. Esgrime que la relevancia del monumento exige que se tome en cuenta su propuesta.

En principio, según indica el alcalde, existe buena disposición de la Junta de Andalucía, cuyo consejero de cultura, Miguel Ángel Vázquez, se desplazará previsiblemente a Porcuna para visitar el monumento, al que ya han accedido 800 personas, en su mayoría del municipio, en el marco de una campaña desarrollada por el Ayuntamiento para que los vecinos conozcan la relevancia del hallazgo. Es tanta que el regidor tiene como objetivo internacionalizar el coliseo para convertirlo en el principal atractivo turístico de una ciudad ya de por sí monumental.

En este sentido, el regidor destaca el legado romano de Porcuna, cuya huella es perceptible en las casas nobles localizadas en el sector de San Benito y en la cisterna de La Calderona, cuyas dimensiones la convierten en un monumento único en España. Moreno también alude a los hallazgos artísticos de la época ibera, parte de los cuales se muestran en el museo del municipio, en tanto que otros, los más importantes, forman parte de la exposición del museo Ibero inaugurado en diciembre de 2017.

 

5 enero 2018 at 10:14 am Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

enero 2018
L M X J V S D
« Dic    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente

http://panel.xcom.es/scripts/f7c7w1l?a_aid=553&a_bid=54121c2b&desturl=https%3A%2F%2Flatunicadeneso.wordpress.com