Posts filed under ‘museos’

El Museo Romano de Mérida inaugura una exposición temporal que indaga en los juegos y juguetes de la época

El Museo Nacional de Arte Romano de Mérida ha inaugurado este jueves la exposición temporal ‘Juegos y Juguetes en Augusta Emérita’ en la que se exponen algunas de las piezas “más representativos” de la época pese a la dificultad de conservación de las mismas.

Los responsables de la exposición en el MNAR miran algunas de las piezas (EUROPA PRESS)

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es

MÉRIDA, 18 May.- Esta muestra, expuesta al público hasta finales de este año en la sala IX situada en la segunda planta del museo, prevé cubrir “las expectativas de todo el público”, según ha declarado durante la inauguración el director del Museo Nacional de Arte Romano, José María Álvarez Martínez.

La finalidad de la muestra, según el comisario de la misma, es “sondear en una cuestión realmente tan interesante como difícil de acometer” como son los juegos y los juguetes. Tal y como se expresa en la primera parte de la muestra, la cuestión del juego ha tenido una “enorme invisibilidad a lo largo del tiempo” ya que ha consistido en una “simple actividad”, y por ello se han conservado “pocas representaciones”.

Entre las figuras que se han conservado destacan algunas como una pareja de niños forcejeando, que según el comisario “podría ser un juego”, así como otros elementos que fueron utilizados en la antigüedad como juguetes, entre ellos las habas o las nueces.

Estos últimos son elementos que no estaban sometidos a “métodos de alteración alguna” y, por lo tanto, “a no ser que aparezcan en el contexto adecuado son muy difíciles de percibir como tales”, ha mantenido Rafael Sabio.

Además, en esta primera parte se muestran otros elementos “producto de la industria humana” como monedas u ollas que se utilizaron en juegos de puntería, azar o en el cara o cruz, así como otros objetos elaborados “más expresamente como juguetes” como canicas y peonzas.

JUEGOS INTELECTUALES Y MUÑECAS

La segunda parte de la exposición se centra en el juego intelectual, que “requiere de la participación del cerebro y el conocimiento de unas reglas”, y entre los que destaca el Juego de los Siete Sabios o los juegos de tablero o juegos de dados, de los que se cuenta “con representaciones de las fichas, los tableros y de los dados”.

También ha querido resaltar el comisario de la exposición la “suerte” de contar en el museo con un dado “trucado” al que se le han roto dos de sus caras y que sería una “prueba” de que también existían jugadores profesionales de dados.

La tercera parte de la muestra expone los juguetes de representación realista, que “están a medias entre el juguete y la escultura” y que los romanos llamaban “oscillum”, tales como muñecas o miniaturas de objetos cotidianos, sobre todo relacionados con la cocina.

De este modo, la última parte de la exposición versa sobre los contextos en los que han sido hallado estos juguetes en el yacimiento emeritense, y que en este caso se trata de los vertederos de la carretera de Don Álvaro y las salidas del anfiteatro romano, además los enterramientos, sobre todo infantiles.

Como excepción, cabe destacar los tableros de los juegos, que fueron hallados incrustados en algunas superficies por toda la ciudad de Mérida.

Por último, Rafael Sabio ha explicado que no hay “mucha diferencia” entre los juegos de la época romana y los del presente, sobre todo en los juegos de tablero, aunque las antiguas eran versiones “más complicadas y con mayor número de fichas” que el tres en raya, como serían el nueve en raya o el doce en raya, que se han conservado en países como Alemania o Francia.

Finalmente, el director del Museo Nacional de Arte Romano, José María Álvarez Martínez, ha señalado que no hay “nada mejor que elegir el día internacional de los museos para inaugurar una exposición en nuestro centro” y ha querido agradecer la “labor de todo el personal”, así como la del conservador del museo, Rafael Sabio.

 

19 mayo 2017 at 7:12 pm Deja un comentario

Empúries expone el «tesoro» de 200 denarios de plata localizado en la ciudad romana

Las monedas se encontraron en el año 2016 en el interior de un recipiente de barro y la más moderna fue acuñada en Roma en el año 74 aC

Una imagen de las monedas y el recipiente que las contenía.

Fuente: Diari de Girona
18 de mayo de 2017
Fotos: Gencat

El Museo de Arqueología de Cataluña de Empúries expondrá a partir de hoy y hasta el 31 de mayo el «tesoro» de 200 denarios de plata que se localizó durante una campaña de excavaciones en la ciudad romana del yacimiento, el 2016.

Las piezas se han restaurado este invierno y ahora se podrán ver para conmemorar el Día Internacional de los Museos, que se celebra este jueves y a propósito del cual muchos centros han programado actividades extraordinarias, además de abrir de noche este sábado.

Las monedas se localizaron en el interior de un pequeño recipiente de barro, que estaba enterrado debajo de uno de los locales en proceso de excavación.

El nivel donde se encontraron se relaciona con el período fundacional de la ciudad romana, a lo largo de la primera mitad del siglo I aC. Se trata del conjunto monetario más numeroso localizado hasta ahora en la zona.

Extracción de las monedas

El «tesoro» localizado está formado por 200 monedas de plata, la más moderna de las cuales corresponde a la emisión de C. Postumio, acuñada en Roma el año 74 aC.

El Museo ha recuperado y restaurado ahora el importante hallazgo. Los resultados del estudio se publicarán próximamente en revistas dedicadas al estudio de monedas antiguas.

La sala permanente del centro las expondrá desde este jueves y hasta finales de mes.

 

18 mayo 2017 at 7:04 pm Deja un comentario

La mujer más retratada de Roma

El trabajo de un arqueólogo de la US y una investigadora del IAPH permite ensamblar un retrato de Livia Drusila hallado hace 57 años en el yacimiento de Asido (Medina Sidonia)

Estatua de Livia Drusila, junto a los bustos de sus nietos Germánico y Druso el menor. / Román Ríos (Efe)

Fuente: ALBERTO CABELLO > Sevilla  |  El Correo de Andalucía
12 de mayo de 2017

No hay mujer romana de la que se hicieran más retratos. Fue atractiva. Algunos autores apuntan que maquiavélica, 1.500 años antes de que el pensador florentino repensara sobre el fin y los medios, y contrapunto femenino de la época a los excesos egipcios que el idilio entre Marco Antonio y Cleopatra instauró en la ciudad de la siete colinas. Livia Drusila (58 a.c.-29 d.c.) fue esposa (Augusto), madre (Tiberio), abuela (Claudio) y tatarabuela (Nerón) de emperadores de Roma. Representaciones suyas se han encontrado a lo largo del extenso Imperio Romano (Italia, Grecia, la Galia, Dalmacia…). También en Hispania, donde al menos hay documentadas figuras en Ampurias, Corduba, Iponuba (cerca de Baena), Tarraco, Segobriga (Saelices, Cuenca), Anticaria (Antequera) y Asido (Medina Sidonia).

Los trabajos arqueológicos que se ejecutaron en el yacimiento gaditano en 1960 permitieron sacar a la luz los retratos de Livia y sus nietos Germánico y Druso el menor. También apareció un cuerpo femenino que fue almacenado en los fondos del Museo de Cádiz, mientras que los bustos de la abuela y sus nietos fueron expuestos en una de las salas. Casi seis décadas después, el trabajo del catedrático de la Universidad de Sevilla, José Beltrán, y de la investigadora del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), María Luisa Beltrán, han permitido ensamblar cabeza y tronco para que la esposa de Augusto vuelva a presumir de cuerpo en la sala en la que ya posa desde la cabeza hasta las rodillas.

«Cuando empezamos a investigar todo el material que se extrajo en la campaña de 1960 en Asido, creímos que la hipótesis más normal era que el cuerpo perteneciera al cuerpo de la Livia. Fue complejo sacarla y tuvimos que corroborarla con el encaje de las piezas que hizo el restaurador del Museo», explica Beltrán. Los trabajos no han concluido con el ensamblaje, ahora el IAPH estudia y analiza la pieza ya completa para conseguir una representación en tres dimensiones, que permita recrear con exactitud la figura, una medida de precaución en caso de que se produzca alguna rotura.

Los dos expertos supieron en 2015 de la aparición de un cuerpo de estatua femenina sin cabeza en las excavaciones de 1960 y solicitaron poder revisar esa pieza por si podía coincidir con la cabeza expuesta. El Museo de Cádiz accedió a esta petición y la pieza fue sacada del almacén.

El cuerpo de la madre de Tiberio estuvo catalogado durante 57 años en el Museo de Cádiz con el número 7.028. Mide 165 centímetros de altura, 64 centímetros de ancho y 41 centímetros de grosor. Está fragmentado a la altura de las rodillas y está cubierto por una toga y un manto. Llamativo resulta que aún conserve parte de la policromía en azul y dorado de su vestimenta. El tiempo que se ha llevado en la oscuridad ha permitido esta conservación tan inusual en esculturas de mármol de la época. «El ensamblaje resultó muy emocionante. Además, no fue nada fácil porque estaba tumbado y hubo que calzarlo. Fue algo muy impactante», apunta uno de los restauradores del museo gaditano Luis Carlos Zambrano.

Los retratos honoríficos se encontraban entre los más prestigiosos a la hora de ensalzar los honores públicos de un hombre o una mujer romano. Se erigían en agradecimiento por las generosidades del pasado o para fomentar futuras obras de caridad y se convirtieron en recordatorios públicos de promesas hechas o cumplidas. La trascendencia que llegó a tener Livia Drusila y la importancia de la colonia de Asido quedaron demostradas con el hallazgo de esta estatua en el yacimiento de la localidad gaditana.

Relacionada con la práctica helenística de elaborar estatuas de benefactores y miembros de la familia real, la tradición de estatuas honoríficas comenzó en el período republicano en Roma y continuó siendo una práctica activa durante el período imperial y la antigüedad tardía.

Livia fue considerada como modelo de madre y ejemplo del papel que la mujer debía de ostentar en la familia Se convirtió en la matrona romana. Fue considerada como ejemplo de seriedad, moderación (su vestimenta nunca fue ostentosa y renunció a llevar joyas). Encarnó los valores de moral y dignitas romana, que el emperador Augusto promulgaba como pilares de su política. «Con su virtud la mujer de César Augusto consigue que los tiempos antiguos no superen a nuestro siglo en alabanza de la castidad. Ella, poseyendo la belleza de Venus y el temple de Juno, es la única mujer digna de compartir lecho con un dios», escribió de ella Ovidio.

Esta es la versión más amable de la biografía de Livia Drusila, aunque la imagen más avinagrada la expuso Robert Graves en su obra, Yo Claudio. En ella expone a una mujer que no escatima en maniobras y envenenamientos para lograr que sus intereses se impusieran. Conspiró para que Tiberio, el hijo de su primer matrimonio, fuera el heredero de Augusto.

 

13 mayo 2017 at 8:47 am Deja un comentario

Cambrils recupera los valiosos bronces romanos de la villa de La Llosa

Cambrils ha recuperado el depósito permanente de los valiosos bronces romanos hallados 25 años atrás en el yacimiento de la Llosa y que ostentaba, hasta ahora, la Generalitat.

Lampadario que representa al dios Baco, localizado en la villa romana de La Llosa en el año 1992. Detalle. Foto: Gencat

Fuente: EFE  |  LA VANGUARDIA

Tarragona, 11 may.-  El Museo de Historia de Cambrils, según informa el consistorio, ya tiene el depósito definitivo de los bronces romanos, datados de entre la segunda mitad del siglo I y el siglo II dC, la época de mayor esplendor de la villa.

Se trata de objetos de iluminación, como un candelabro, una lámpara de aceite y un lampadario; piezas de una vajilla de lujo, coladores y soportes.

Todos estos vestigios formaban parte de la sala más noble de la casa, el triclinium (comedor), su factura artística denotaba refinamiento y estaban elaborados por el mismo taller, probablemente del sur de Italia.

La concesión de la Generalitat llega un cuarto de siglo después de excavar el yacimiento de la Llosa por primera vez, después de cinco peticiones del Ayuntamiento de Cambrils para ostentar su depósito definitivo.

En total, Cambrils recupera 230 objetos procedentes de los yacimientos de los Jardines de la Ermita de la Virgen del Camino y la villa romana de la Llosa.

La alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, subraya que, además de regularizar la situación administrativa de este patrimonio, también es un reconocimiento a la buena gestión.

El museo de Historia de Cambrils ha organizado una programación especial dentro del festival de recreación histórica Tarraco Viva 2017 y el Día Internacional de los Museos, con visitas a La Llosa, charlas, conciertos y espectáculos históricos, entre otros.

 

13 mayo 2017 at 8:43 am Deja un comentario

La violencia de género en los grandes museos

Raptos, violaciones, humillaciones y toda clase de vejaciones hacia las mujeres están ampliamente representadas en cuadros, dibujos y esculturas

Susana y los Viejos’, de Artemisia Gentileschi. WIKIMEDIA

Fuente: CONCHA MAYORDOMO  |  EL PAÍS
9 de mayo de 2017

Visitar los grandes museos europeos, aquellos que recogen las obras que la historia del arte ha calificado como maestras, no es siempre una experiencia gratificante, independientemente de la perfección técnica, el tratamiento del color, el equilibrio en la composición, el ritmo, la luz, la atmósfera… A veces el tema, especialmente el de las escenas bíblicas o mitológicas, puede dejar sin aliento; raptos, violaciones, humillaciones y toda clase de vejaciones hacia las mujeres están ampliamente representadas en cuadros, dibujos y esculturas, y obedecen a una ideología visual en la que la situación social de la mujer queda explícitamente agraviada.

La obra de Pedro Pablo Rubens, Rapto de las hijas de Leucipo, que podemos contemplar en la Pinacoteca Antigua de Múnich, nos sitúa ante una de las escenas más violentas de todo el período barroco. En ella se desarrolla una brutal agresión. El secuestro de dos bellas jóvenes de la época, que desnudas, son atrapadas entre unos caballos encabritados por unos seres descomunales, con la evidente idea —así su título lo indica— de ser arrancadas de su entorno natural y forzadas hacia una vida desconocida. La mitología nos cuenta que ese rapto forma parte de una historia romántica, ya que incluye un pequeño cupido, pero a nadie se le escapa la desesperada resistencia de las dos mujeres y la ferocidad que desprende toda la composición.

‘El rapto de las hijas de Leucipo’, de Rubens. WIKIMEDIA

En el Museo del Prado también podemos asistir a este tipo de escenas violentas pintadas con gran maestría por Rubens, como El rapto de Hipodamía, en este caso realizado con la colaboración de su taller. Ilustra la escena del secuestro de una de las mujeres más hermosas de su generación el día de su boda por parte del centauro Éurito. Hipodamía aparece representada semidesnuda, con el pecho al aire y los ropajes desgarrados, probablemente debido a la resistencia que opuso ante la fuerza de su secuestrador y que Ovidio lo describe de la siguiente forma en Las Metamorfosis:

‘El rapto de Himodamía’, de Rubens. MUSEO NACIONAL DEL PRADO

“Porque a ti, el más bestial de los bestiales, Éurito, te ardía el corazón tanto por el vino como por la visión de la novia, y reinaba una embriaguez que duplicaba la lujuria”.

Al parecer Rubens se especializó en la escenificación de raptos: Rapto de Proserpina y la copia anónima de su obra Rapto de Deyanira, todos ellos pertenecientes a las colecciones del Museo del Prado.

La escultura tampoco fue ajena al tema, una de las obras más celebradas de esta disciplina artística es El rapto de las Sabinas de Juan de Bolonia, actualmente en la Galería de la Academia de Florencia. Algunas opiniones quieren ver en el grupo escultórico el carácter romántico de un ballet, pero una mujer extremadamente levantada mientras lucha por su libertad, agitando los brazos y gritando de desesperación para poder desprenderse de su secuestrador no convence como idea de consentimiento.

‘El rapto de Proserpina’, de Rubens. MUSEO NACIONAL DEL PRADO

El grupo escultórico fue expuesto en el exterior, concretamente en la Piazza della Signoria Loggia dei Lanzi de Florencia, donde fue agredido por unos vándalos, causándole graves daños. Pretendían colocar una botella en la mano de la secuestrada. Parece lógico pensar que el hecho de mostrar públicamente una vejación de derechos puede incitar a que esa actuación pueda ser compartida por otros que hacen alarde de los mismos principios.

“Cuando el objeto erótico es una mujer, la incitación al rapto se potencia porque también, en cierto modo, puso Dios en el mundo a la mujer para ser arrebatada, no digo que deba ser así, pero ¿qué le vamos a hacer si Dios lo ha arreglado de esa manera?”, se preguntaba Ortega y Gasset en Estudios sobre el amor (Editorial Plenitud, 1957).

Entre los grabados de la serie ‘Los Desastres de la Guerra’, el aguafuerte titulado ‘No quieren’, de Goya. WIKIMEDIA

En la producción de Francisco de Goya encontramos otras escenas que contienen violencia explícita contra las mujeres. Entre los grabados de la serie Los Desastres de la Guerra, el aguafuerte titulado No quieren representa a una mujer aparentemente joven que se defiende del acoso de un soldado francés mientras una anciana, cuchillo en mano, trata de protegerla. Con esta obra Goya parece ser sensible a la dignidad femenina, sorprendentemente en la serie Los Caprichos, junto a la estampa Que se la llevaron, incluye un comentario manuscrito en el que culpabiliza a la mujer de la agresión: “La mujer que no sabe guardar es del primero que la pilla y cuando no tiene remedio se admiran de que se la llevaron”.

Susana y los Viejos

La Historia de Susana y los Viejos es un breve texto independiente asociado al Libro de Daniel del Antiguo Testamento que ha sido ilustrado ampliamente: Rembrandt, Rubens, Artemisia Gentileschi, Lorenzo Lotto, Albrecht Altdorfer, Anthonis van Dyck, Tintoretto, Veronese, Guercino, Domenichino, Francesco Hayez, Franz von Stuck, Lovis Corinth, Bartolomeo Altomonte, Lukas Vorstermann o Johann Spillenberger plasmaron en sus lienzos el esplendor de la belleza desnuda de la joven.

Arquián y Sedequía eran dos ancianos jueces que acudían asiduamente a casa del rico Joaquín, esposo de Susana, para dirimir algunos pleitos. Un día de mucho calor Susana quiso bañarse en una de las fuentes de la casa sin percatarse de que los ancianos, que desde hacía tiempo la deseaban con pasión, se habían escondido para observarla. Trataron después de forzar su voluntad para ser sometida sexualmente, al resistirse ella, la calumniaron acusándola de adulterio. El juez Daniel demostró su inocencia y la sentencia a muerte que pendía sobre Susana acabó recayendo sobre los ancianos.

‘Susana y los Viejos’, de Tintoretto. GOOGLE ART PROJECT

En Susana y los Viejos de Tintoretto, que se encuentra en el Museo de Historia del Arte de Viena, el pintor se esmeran en presentar a una mujer en su espacio íntimo, cosificada y expuesta para su contemplación, no sólo para los rijosos que aparecen en la escena, también para todo aquel que contemple el cuadro. Susana es una mujer voluptuosa que se acicala en su baño mientras se contempla en un espejo sólo cubierta por una completa colección de joyas. Parece demostrar con ello, la magnífica fortuna del marido, y que fueron sus encantos los que le logró conquistar. Mantiene además, para mayor incitación, las piernas semiabiertas.

Por su parte Rubens, en la obra del mismo título, expuesta en Museo de la Real Academia de San Fernando de Madrid, pone especial énfasis en mostrar la carnalidad del cuerpo de la joven que es destapado por los viejos, uno de ellos con actitud decididamente amenazante.

‘El rapto de las Sabinas’, de Juan de Bolonia. RICARDO ANDRÉ / WIKIMEDIA

Muy al contrario, la versión que sobre el episodio realiza la italiana Artemisia Gentileschi, que se conserva en el Castillo de Weissenstein de Pommersfelden (Alemania) presenta a la joven Susana avergonzada, huidiza y asqueada del acoso de las dos figuras grotescas que traman sus estrategias.

En la mitología el rapto era un acto razonablemente legitimado, cuyas víctimas propiciatorias solían ser jóvenes vírgenes, o bien mujeres honestas que los pintores de todas las épocas —incluido Pablo Picasso— han representado de manera misógina para uso y disfrute no sólo de los cuerpos esteriotipados por los gustos de la época, sino también como demostración de la fuerza y la razón del género masculino frente al definido como débil. Estos hechos seguramente continuarían con una violación. Raptos, vulneración de la intimidad o calumnias pueden ser vistas en otras muchas obras maestras que componen la historia del arte con mayúsculas estetizando la violencia de género, por ello es importante que la belleza que encierran no desvíen la atención de que somos testigos también de la representación de delitos infames.

 

9 mayo 2017 at 6:57 pm Deja un comentario

El Museo Arqueológico Nacional ofrece un recorrido virtual por la Historia de España

Samsung ha anunciado la firma de un acuerdo con el Museo Arqueológico Nacional (MAN) por el que la compañía surcoreana dotará al MAN de instalaciones digitales, que ofrecerán a los ciudadanos la oportunidad de acercarse a la Historia con tabletas que funcionan como guías multimedia y aplicaciones de realidad virtual, coincidiendo con el 150 aniversario del Museo.

SAMSUNG / MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL

Fuente: Portaltic / EP  |  LA VANGUARDIA
8 de mayo de 2017

El secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, junto al director del Museo Arqueológico Nacional (MAN), Andrés Carretero y el vicepresidente corporativo de Samsung España, Celestino García, ha presentado esta mañana las nuevas instalaciones digitales que ofrecerá el MAN y que han sido posible gracias al acuerdo de colaboración firmado con la compañía Samsung.

La colaboración entre los dos organismos tiene como objetivo transformar las experiencias culturales dentro y fuera del Museo gracias a las últimas tecnologías. Como colaborador tecnológico, Samsung aporta dispositivos móviles y tecnología de realidad virtual para enriquecer la experiencia de los visitantes.

UN PASEO VIRTUAL POR LA HISTORIA DE ESPAÑA

Como primer proyecto, se ha diseñado la aplicación ‘Vivir en…’, que adapta distintas piezas y contenidos arqueológicos a la experiencia de realidad virtual para que los visitantes puedan vivir la sensación de pasear por las calles y entrar a las casas de nuestros antepasados.

La experiencia incluye los cinco escenarios de la Historia de España (Prehistoria, Protohistoria, Hispania Romana, Edad Media y Edad Moderna) que forman parte de la exposición permanente, como explica la compañía en un comunicado.

Con las explicaciones de una guía virtual, una arqueóloga del siglo XXI que acompaña al público por este viaje en el tiempo, los visitantes recorren espacios como las cuevas que se habitaban en el Paleolítico, las calles de un poblado celtíbero, el foro de una ciudad hispanorromana, un mercado de época califal o una vivienda del Siglo de Oro.

Todo el recorrido virtual ha sido diseñado con el asesoramiento científico del equipo del Museo, como ha apuntado Samsung. Y para poder disfrutar de la experiencia, se instalará en cada una de las salas del museo correspondiente a cada escenario histórico un punto dotado con unas gafas Gear VR, un ‘smartphone’ Samsung Galaxy S7 y unos auriculares a disposición de los visitantes.

La nueva experiencia de realidad virtual del Museo Arqueológico Nacional es obra de la directora Magoga Piñas Azpitarte, especialista en la recreación digital histórica y animación, que ha trabajado en exposiciones, producciones audiovisuales y proyectos cinematográficos como ‘Juego de Tronos’, de HBO; ‘Cosmos, a Spacetime Odissey’, de National Geographic; ‘Lo Imposible’, de Juan Antonio Bayona; o ‘Ágora’, de Alejandro Amenábar.

Para este próximo otoño, está previsto el lanzamiento de una visita virtual multiplataforma, accesible desde ‘smartphone’, tableta y ordenador, que permitirá a los usuarios de todo el mundo visitar de manera remota las salas del Museo Arqueológico Nacional. Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos incluidos en la colaboración de Samsung con el Museo, dado el gran número y valor de las piezas que integran la colección.

‘VIDEOWALL’ Y TABLETAS CON GUÍA MULTIMEDIA

El acuerdo entre el Museo Arqueológico Nacional y Samsung incluye la instalación de un gran ‘videowall’ en el vestíbulo principal del museo, formado por 12 paneles LED con la tecnología ‘visual display’ más avanzada de esta compañía. Asimismo, la empresa tecnológica ha suministrado al museo 80 nuevas tabletas utilizadas como guías multimedia por los visitantes.

A través del programa de ciudadanía Samsung Smart School, implantado en 32 centros educativos de toda España, se organizarán además ‘roadshows’ y acciones especiales en los colegios para dar a conocer entre los escolares el patrimonio que custodia el MAN.

 

8 mayo 2017 at 9:18 pm Deja un comentario

Adolf, el alemán que desenterró Numancia

  • Llegó a Soria en 1905 en busca de la ‘ciudad perdida’ que resistió a Roma. Disfrutó de las jotas, cenó con el rey… Pero lo acusaron de expolio: se llevó 12.500 objetos celtíberos
  • Por primera vez 478 de los tesoros del “sabio extranjero” han vuelto a España

Schulten, sentado en el centro, en un momento de sus excavaciones. Fotos cortesía de la exposición ‘Schulten y el descubrimiento de Numantia’ | Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid

Fuente: MAURICIO H. CERVANTESLEYRE IGLESIAS  |  EL MUNDO
5 de mayo de 2017

El día siguiente a su llegada a Soria, una diligencia lo llevó hasta su destino. Numancia, la ciudad que no existía, lo esperaba, enterrada, a siete kilómetros de la ciudad castellana. Era el 12 de agosto de 1905 y Adolf Schulten estaba seguro de que iba a hacer historia. Allí, en el cerro de Garray, cinco obreros a sus órdenes trazaron cuatro zanjas. Y pocas horas después, excavando con pico y azada, encontraron el tesoro que andaba buscando. En medio de una base rojiza de adobes quemados y ceniza, Schulten identificó fragmentos de vasos ibéricos.

“No había duda”, escribiría después: “Bajo la ciudad romana yacía una ciudad más antigua, ibérica, destruida por el fuego. ¡Habíamos encontrado Numancia!”.

Así, en medio de un calor abrasador que le obligó a afeitarse el bigote, y atraído hasta Soria por una obsesión que lo poseería toda la vida, el “sabio extranjero” -como lo denominó la prensa soriana-, el “héroe de Numancia” -como decía de sí mismo en sus diarios-, inició las excavaciones de lo que hoy es el yacimiento que más información ha proporcionado sobre el mundo celtíbero.

Y así arrancó también el mito de un hombre aplaudido por sus descubrimientos pero perseguido por una sombra que aún hoy resuena en Soria: “Se llevó todo lo que quiso para Alemania…”. Porque buena parte de los objetos que Adolf Schulten encontró en la vieja Numancia han permanecido en un museo alemán durante décadas, y no ha sido hasta este mes cuando han pisado suelo español. Los ha reunido el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid, en Alcalá de Henares, en una exposición denominada Schulten y el descubrimiento de Numantia. Por primera vez, más de un siglo después, los tesoros de Schulten regresan a casa.

Con 1.000 marcos en el bolsillo fue como el metódico alemán llegó a la mísera Soria aquel agosto de 1905. Se los había asignado, a petición suya, la Real Sociedad de Ciencias de Göttingen. Su trabajo de campo a lo largo de siete años acabaría costando hasta 40.000 marcos, según reveló en su librito Mis excavaciones en Numancia. “Casi la mitad” se los dio el káiser Guillermo II, entusiasmado por sus hallazgos; el resto, “en su mayor parte”, otras instituciones y academias alemanas. Y eso que Adolf, nacido en 1870 en Elberfeld, al oeste de Alemania, no era arqueólogo, sino filólogo, doctorado en Derecho Romano y profesor de Historia Antigua. Y la de España le apasionaba.

De pulsión romántica, como dictaba la época, Schulten había leído con fascinación la historia que los clásicos contaron de Numancia: cómo, en verano del año 133 antes de Cristo, los habitantes celtíberos de aquella ciudad resistieron, durante casi un año de hambre y enfermedades, el asedio del Imperio Romano, y la mayoría incluso prefirió el suicidio antes que entregarse. (De ahí la resistencia numantina). El alemán quería descubrir lo que España no había logrado: según María Paz Gómez Gonzalo, que ha dedicado su tesis doctoral en la Universidad de Barcelona a la figura de Schulten, los arqueólogos españoles, con Eduardo Saavedra a la cabeza, habían identificado las ruinas romanas, sí, pero no habían podido afirmar con certeza que la anterior urbe, la celtíbera, la ciudad heroica, seguía allí, debajo o al lado de la que después levantaron los conquistadores romanos. Él sí pudo.

Cabeza de lobo de Terracota. MUSEO ARQUEOLÓGICO DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Acabamos de descubrir la ciudad ibérica -contó orgulloso en una carta-: casas construidas de adobas grandes quemadas por incendio, mucha cerámica muy característica ibérica…”. También encontró utensilios de hierro, vasos de barro pintados con figuras geométricas, arcas, cornetas, molinos de mano… Después llegó el resto de descubrimientos: los siete campamentos que los romanos comandados por Escipión levantaron alrededor de la ciudad en su largo asedio, sólidos muros de piedra bien conservados, monedas romanas, armas, ánforas…

La prensa de la época da fe de que las autoridades lo agasajaron y de que el pueblo, en un principio, lo quería. Le gustaban las jotas que cantaban los obreros mientras excavaban. Se llevaba bien con el dueño de aquellos terrenos, Luis de Marichalar y Monreal, vizconde de Eza y abuelo de Álvaro de Marichalar -que en 1917 los donaría al Estado-, y hasta compartió banquete con el rey Alfonso XIII cuando el monarca fue a inaugurar un monumento a Numancia. Aunque Schulten cometió un error imperdonable que la prensa divulgó: “desconociendo las etiquetas palatinas”, el “extranjero” asistió a la cena ataviado “con traje de americana”.

Pero pronto hubo quienes, en la España campesina, rural e ignorante que él describía en sus publicaciones, heridos quizá en su orgullo patriótico, preguntaron por qué un alemán y no un español tenía que acometer esos trabajos.

“Vergonzoso es para España que por no haber terminado las excavaciones empezadas en 1861 (…) tengan que venir arqueólogos alemanes a descubrir y estudiar los sagrados restos de la épica ciudad”, publicó la revista La Construcción Moderna. Corrió también el rumor de que Schulten había mandado “facturadas para Alemania” una docena de cajas con vasijas de cerámica y otros objetos numantinos, denuncia que acabó escuchándose en el Senado.

Empezó ahí la leyenda negra del hispanista. El mito del alemán expoliador.

Su diario, con su autorretrato como “héroe de Numancia” / MARIO TORQUEMADA / MUSEO ARQUEOLÓGICO DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Lo cierto es que el contenido de aquellas primeras 13 cajas, con 231 kilos de vestigios, volvió a España enseguida, en 1906, como la cabeza de lobo de terracota que se muestra en estas páginas. De hecho, el propio Schulten dejó por escrito que su “gran gusto” era fundar en Garray un Museo Numantino. Pero hubo otra segunda remesa de piezas que salió hacia Alemania, supuestamente para ser estudiadas allí. Esas no regresaron jamás.

Una carta inédita descubierta por Gómez Gonzalo desvela que en 1929 el explorador alemán donó al Museo Central Romano-Germánico de Mainz las piezas que se había llevado, con la condición de que estuvieran en una sala propia en la que sólo podrían exponerse los hallazgos numantinos y otros del resto de España.

Pero esto “nunca” sucedió, según ha explicado el investigador del museo de Mainz Raimon Graells i Fabregat. No se han expuesto, sino que han permanecido durante 88 años guardadas en un almacén; algunas de ellas, apiladas en sacos de tela. Fueron hasta 12.500 vestigios celtíberos de Numancia -en muchos casos, fragmentos de vasijas y otros objetos-, según los cálculos de Enrique Baquedano y Marian Arlegui, comisarios de la exposición que hasta el 9 de julio podrá visitarse en Alcalá de Henares. Porque ahora, por primera vez, 478 de esas piezas han viajado de Mainz a Madrid.

¿Fue Adolf Schulten un expoliador? Los tres expertos consultados coinciden en que no. En aquella época no era extraño que los exploradores alemanes e ingleses se quedaran con parte de sus hallazgos para exhibirlos en sus países. “Los controles eran muy laxos y la legislación [contra el expolio] estaba en mantillas”, asegura Marian Arlegui.

Pero Numancia no fue la última obsesión española de Adolf Schulten, empeñado en dejar huella en un país que, a su juicio, nunca le recompensó su inmenso trabajo (la “envidia de los españolitos”, decía). Ya cuando excavaba en el cerro de Garray tenía en la cabeza su siguiente aventura: Tartessos, otra ciudad perdida que los griegos consideraron la primera civilización de Occidente. A ello se puso Schulten tras la Primera Guerra Mundial -de la que pudo librarse-, angustiado tras “cinco largos años” de espera sin poder obtener un pasaporte que le permitiera viajar a la Península. Aunque en este caso la suerte no le acompañó. Excavó el actual Parque de Doñana, cerca de la desembocadura del Guadalquivir, creyendo que allí encontraría la ciudad mítica sepultada. No lo consiguió.

Antes de la Guerra Civil también investigó en Barcelona, Cartagena, Valencia, Salou... Se jubiló de su Universidad de Erlangen en 1935, a los 65 años, con apenas 7.000 pesetas ahorradas, según contó. Aunque en pleno surgimiento del nazismo le nombrarán profesor emérito y en la España de Franco recibirá la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio, acompañada de una pensión honorífica. La Segunda Guerra Mundial la vivirá entre Alicante y Tarragona con una beca del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y en sus últimos años también pasará largas temporadas en la costa mediterránea, ideal para su reúma.

Cinco años antes de morir, en 1955, Adolf Schulten viajó por última vez a España para asistir en Barcelona a un congreso arqueológico. Su propósito era aprovechar esos días para escaparse a Numancia. Volver a verla de nuevo. Pero el alzhéimer que padecía se lo impidió. El “sabio extranjero” no pudo cumplir quizá su último sueño: despedirse de la ciudad perdida que él desenterró.

 

5 mayo 2017 at 9:11 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

mayo 2017
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente