Posts filed under ‘teatro’

Hallan cuatro nuevas gradas en el Teatro Romano de Cádiz

  • Se trata de las primeras filas de la cavea
  • También buscarán nuevas conexiones entre la galería y el ‘aditus’, por donde entraba la clase política

Imagen de las cuatro filas del graderío que ha sido hallado. JULIO GONZÁLEZ

Fuente: VIRGINIA LEÓN > Cádiz  |  Diario de Cádiz
17 de septiembre de 2017

Cuatro nuevas filas del graderío del Teatro Romano resurgen, imponentes, en las excavaciones que acaban de arrancar a fin de asomarnos un poco más a la ventana de la historia de Gades, dentro del ambicioso plan previsto con los 5 millones procedentes de la ITI (Inversión Territorial Integrada), como anunció la Junta de Andalucía, que se invertirán de aquí a 2020. Frente a ellas, se ve el teatro de otra manera, con la presencia ya de casi todo el graderío, prácticamente toda la sección de la cavea, desde el frente escénico hasta la zona superior.

Y así lo cuenta Juan de Dios Borrego, que es el arqueólogo que está al frente de estos trabajos previos al gran proyecto que encauzará el futuro del único testigo del Gades romano, y cuyos primeros pasos serán eliminar paulatinamente el tacón de tierra sobre la orchestra, proedria y parte de la ima cavea, la excavación bajo los arcos proyectados bajo las viviendas y el Centro de Interpretación, la excavación en las caballerizas -a fin de dar continuidad a las galerías y descubrir la articulación de los espacios- y la limpieza de todo.

“Han aparecido dos filas más de gradas de las que pensábamos que se conservaban, y están en muy buen estado. Se trata de las primeras cuatro gradas de la ima cavea, que a su vez va precedida de un reposapiés o escabel y ante el que está el pasillo denominado praecinctio“. Un tramo de gradas que durante estos siglos atrás han permanecido reservadas, pero que en tiempos de Balbo se destinaban a los caballeros o equites, perteneciente a una parte de la sociedad que poseía patrimonio e incluso ostentaban cargos políticos o administrativos, explica muy contento con lo hallado hasta ahora el arqueólogo.

Y no es para menos, porque en apenas un mes han dado mucho de sí estos primeros trabajos que ya permiten proyectar desde el gran ventanal del Centro de Interpretación “cómo era todo, cómo era el graderío, pues tenemos ya una sección casi completa de la cavea”, comenta a pie de los recientes hallazgos, mientras los trabajadores de la empresa Miguel Bernal continúan evacuando arena por la cinta mecánica, que por fin se ve en movimiento.

El material con que se construyeron las flamantes gradas también parece distinto al del resto, luce mejor y es calcarenita, “un material más compacto que la piedra ostionera, una beta más compacta”, describe. “Se decía que el asiento original era el hormigón, pero ya vemos que estaba revestido de sillares”, explica mientras reconstruye esta nueva pieza del gran puzzle romano que sigue destapándose.

Para seguir recomponiéndolo también se liberará el espacio eliminando todos los rellenos de tierra del yacimiento, los paquetes estratigráficos que quedan, y se retirará la plancha de hormigón bajo el graderío que pisamos mientras hacemos la visita, “para dejar visible lo máximo posible”. Junto en esta zona se encontraba el tramo que separaba la ima cavea de la proedria y el canal de balteus, que es la baranda que separaba ambos espacios.

Aparte se emprenderá la excavación en la franja de un metro que se extiende debajo de los arcos que se levantaron para consolidar los bloques de edificios frente al teatro. “Aquí hay poco relleno, unos 40 o 50 centímetros de tierra hasta llegar a los restos arqueológicos”.

En este apartado decir que, de momento, no está previsto excavar en extensión bajo los arcos, como apuntaron durante el cierre del teatro, al encontrarse muy cimentado y sólido.

Y de forma paralela ya se está trabajando en otro de los grandes hitos como es el levantamiento planimétrico y topográfico del Teatro, tanto de la zona que se conserva en abierto como no, para lo que se realizará un láser scan, que proporcionará “una fotografía en 3D del Teatro que nos será muy útil como documento de trabajo, de cara a la restitución y a la conservación”, asevera el arqueólogo sobre la relevancia de este trabajo que será afrontado por el mismo equipo que lo hizo en Itálica y con el que obtendrán el plano en conjunto de todo lo que se conserva en el barrio. Pues, tal y como explicó el arquitecto Paco Reina, ideólogo del proyecto que marcará las pautas a seguir de aquí a 2020, “el objetivo es situar el teatro en su barrio natural, el Pópulo”.

Dentro de esta primera fase se procederá al drenaje provisional y la evacuación de aguas de lluvia. Todo ello con una partida en total de 226.560 euros, según informó en su día desde el propio teatro la ex consejera de Cultura, Rosa Aguilar, y corroboró el nuevo consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, en su última visita al edificio.

Los operarios trabajan en la retirada de tierra

La cara oculta del teatro

Uno de los trabajos más fascinantes que puede deparar el Teatro Romano pertenece a su cara más oculta, la que va más allá de la galería abierta al público, ese tramo que discurre bajo el propio Centro de Interpretación, y que podría llevarnos a nuevas áreas del monumento. Para ello se excavará en las propias caballerizas de la Posada del Mesón, “para dar continuidad a la galería porque se conserva un tramo no abovedado”, explica Juan de Dios Borrego. Se trata de un tramo de la galería anular que conecta en este punto con otra radial, y que podría ser el nuevo punto de entrada a la galería.

También se buscará otra zona denominada aditus, que es la entrada principal que une la fachada del teatro con la orchestra, “por donde entraba el público que se sentaba en la proedria como son los concejales, el gobernador, Balbo y los cargos políticos”.

Un trabajo que, “a nivel científico, supone conocer cómo se articulan los espacios del teatro, pues se vería la conexión entre la galería, el aditus, una bóveda que se conserva en la casa de Estopiñán”. Podría añadirse la excavación del frons pulpiti, del que se ha localizado un fragmento en estos trabajos, y que se ubica entre el primer y segundo pozo excavados en el Centro de Interpretación Theatrum Balbi.

En total son tres los meses que abarcarán esta primera fase de estudios previos, “y sin cerrar el teatro al público, que es lo que pretendemos”, compatibilizando así las visitas con estos trabajos.

Y hasta aquí los trabajos de esta fase, que servirán para recopilar el máximo de información posible de cara a la segunda fase, en la que se redactará el proyecto de intervención en el Teatro. Y es que son dos las dos grandes líneas de actuación que se desarrollarán simultáneamente, la primera de las cuales persigue el acondicionamiento de los accesos al Teatro Romano, con la puesta en valor para los nuevos usos de Posada del Mesón, con lo que se ampliará el Centro de Recepción de Visitantes. La segunda se basa en los trabajos de conservación y restauración del graderío, actualmente en muy mal estado, así como la reivindicación de la presencia que el edificio tuvo por su entrada por el Campo del Sur, para lo que se propone la construcción de una gran pieza basamental.

Todo ello de la mano de la reordenación urbana del entorno del yacimiento, implicando el tratamiento de los espacios abiertos, las excavaciones arqueológicas que se realizan en la actualidad y la adecuación para ser usado como espacio escénico, lo que lo integraría en la Red de Teatro Romanos de Andalucía.

Un trozo del frons pulpiti, entre los nuevos hallazgos

Un nuevo fragmento del frons pulpiti ha aprecido al hilo de las primeras excavaciones que se realizan en el Teatro Romano de Cádiz. El tipo de cenefa, similar a un tramo original hallado y expuesto en el Centro de Interpretación, muestra “un tipo de decoración vegetal diferente”, con tulipanes, lo que da lugar a interpretar que “la ornamentación variaba y que era más rica”. Aparte, también han aparecido rellenos de colmatacion desde el siglo V y algún trazo de mármol, alguno de cornisa e inscripción funeraria fuera de contexto. Este nuevo hallazgo puede ser el primero de otros al hilo de la excavación que posiblemente se lleve a cabo en el frons pulpiti, que es el muro que delimita la orchestra con el el escenario, y que estaba excesivamente ornamentado, pero del que se conoce muy poco de su aspecto original.

 

Anuncios

17 septiembre 2017 at 6:26 pm Deja un comentario

Nuevos hallazgos en el Teatro Romano de Guadix

Más de 300 voluntarios participan en los campos de trabajo en Guadix

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales durante la clausura de los campos de trabajo en Guadix / G.H.

Fuente: R. Ubric > Guadix  |  Granada Hoy
1 de agosto de 2017

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, destacó ayer la labor de voluntariado que realizan los más de 300 jóvjóvenes que este verano participan en los campos de trabajo programados por el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ). Durante la clausura, Sánchez señaló que durante este verano se celebran 16 campos en Andalucía en los que participan 335 jóvenes: 175 son andaluces, 160 de otras comunidades autónomas y 30 son extranjeros.

Los voluntarios dedican su tiempo de vacaciones “a realizar una labor de voluntariado para trabajar en el ámbito de la acción comunitaria e intervención social, del patrimonio histórico-artístico y cultural, de la arqueología o del medio ambiente”, manifestó la consejera. También subrayó que las tareas que se realizan son un programa fundamental a la hora de fomentar entre la juventud valores de convivencia, tolerancia, solidaridad, participación o respeto intercultural. “Cada verano en Andalucía jóvenes de diferentes procedencias se comprometen, de forma voluntaria y desinteresada, a desarrollar un trabajo de proyección social y una serie de actividades complementarias durante quince días”, explicó Sánchez.

‘Redescubriendo el Teatro Romano de Guadix. La excavación de la casa romana’, así se denominó el campo de trabajo al que ayer asistió la consejera. Las tareas se desarrollaron del 17 al 31 de julio. Como acciones principales, este nuevo campo ha incluido como novedad la limpieza superficial del área de la casa romana del yacimiento; documentación y consolidación del sondeo arqueológico realizado en este enclave y excavación arqueológica de una de las habitaciones más importantes.

En este campo se han producido “importantes hallazgos”. Entre ellos destaca las puertas de acceso oriental al teatro romano y a los jardines, una docena de monedas romanas del siglo IV y además un fragmento de un colgante de oro.

Para el Programa de Campos de Trabajo ha sido de fundamental importancia la incorporación de esta nueva actividad, “ya que ha permitido a jóvenes que quieren desarrollar labores de voluntariado relacionadas con la arqueología trabajar en un entorno privilegiado como es el Teatro Romano de Guadix”, dijo la consejera.

En este sentido, campos como el de Guadix, así como los que se desarrollan en enclaves como el yacimiento de Cástulo, en Linares, o el de Plaza de Armas del Alcázar, de Écija, “permiten a nuestros jóvenes colaborar en las tareas de recuperación y rehabilitación que se desarrollan en conjuntos arqueológicos destacables en el ámbito nacional”, señaló.

 

16 agosto 2017 at 5:52 pm Deja un comentario

Regreso a la arena de Baelo Claudia

El yacimiento romano, junto a la gaditana playa de Bolonia, acoge del 2 de agosto al 2 de septiembre varias funciones del Festival de Teatros Romanos de Andalucía

Ruinas romanas de Baelo Claudia, junto a la playa de Bolonia, al fondo, en Tarifa (Cádiz). KEN WELSH (GETTY)

Fuente: GUILLERMO ESAÍN  |  EL PAÍS
1 de agosto de 2017

La población gaditana de Baelo Claudia alcanzó rango de ciudad el año 45 d.C., y en agradecimiento al emperador, abrazó el nombre de Claudio. Su riqueza remite al paso de atunes y a la consecuente industria de salazones en la que se elaboraba esa salsa que tanto furor desató en las mesas patricias, el garum. De tal inyección de denarios nos llegó una Roma en miniatura en la (aún hoy) perturbadora ensenada de Bolonia, en Tarifa.

El conjunto arqueológico nos invita a imaginar la clásica disposición urbanística romana. Allí el foro y el capitolio; más allá, el mercado, las termas, el que fue templo de Isis. Motivo fotográfico repetido es la columnata de la basílica (sala de justicia) presidida por Trajano –la estatua original se exhibe en el Museo de Cádiz- rodeada de un contexto natural, propio del Estrecho, que quita el hipo.

Fiel a la morfología del terreno, el teatro sigue el modelo de Vitruvio y, pese a ser de pequeñas hechuras aunque coqueto, denota bonanza económica, la que hoy permitiría a un pueblo la edificación de un campo de fútbol. El aparato escénico era amplio, pensado para albergar espectáculos de danza, y se cerraba al fondo con una fachada ornamental decorada con vanos, columnas y esculturas como los corpulentos silenos, cuya reproducción se enseña en Baelo Claudia. Ese fondo hoy no es sino el océano del estrecho de Gibraltar, el cielo y a la derecha las dunas de El Anclón. Blancas, montañosas, incólumes.

El aforo, gracias a la instalación de gradas fijas, alcanza los 550 espectadores. Ni se registra contaminación lumínica ni a las gradas llega ningún sonido de rumor urbano.

Un grupo de visitantes en las ruinas de Baelo Claudia, en Tarifa. K. WELSH (GETTY)

Teatro y perseidas

Pero una escenografía, por brillante y remota que sea, no es nada sin palabras. De ahí que Baelo Claudia, junto con Itálica (Sevilla) y Málaga, sirva de escenario, en este caso panorámico, al Festival de los Teatros Romanos de Andalucía. Quién sabe si en recuerdo de las puellae gaditanae (bailarinas célebres en el ámbito de la escena), el Ballet Flamenco de Andalucía fusiona del 2 al 4 de agosto tradición y vanguardia, en tanto que El asno de oro (10-12 de agosto), de Apuleyo, tendrá como figura descollante al actor El Brujo. En estas funciones habrá que hacer un ejercicio de concentración, porque no es la primera vez que la tormenta de perseidas distrae la atención del respetable.

La obra Trajano. Optimus Princeps (16-19 de agosto) rinde homenaje al primer emperador hispano en el 1.900 aniversario de su muerte. ¿Se llegó a representar Las troyanas de Eurípides en este escenario? Muy factiblemente. En cualquier caso, la tragedia más representada, junto con Medea, ambientada al final de la guerra de Troya, subirá a la escena del 29 al 31 de agosto. Si sopla poniente, es aconsejable portar una prenda ligera de abrigo.

 

16 agosto 2017 at 5:21 pm Deja un comentario

Los teatros griegos tenían escenarios móviles

Ya disponían de una moderna escenografía hace más de 2000 años

Plano y foto del teatro de Mesene. Kumamoto University

 

Fuente: EurekAlertVicente Fernández  Quo.es
13 de julio de 2017

Los antiguos griegos son los padres del teatro tal y como lo conocemos. Pero, poco a poco, se va descubriendo que algunos de los adelantos técnicos que están presentes en los modernos escenarios, tampoco eran ajenos para ellos. Así se desprende de un estudio realizado por arquitectos de la Universidad Kumamoto, en Japón y, según el cual, algunos teatros helenos ya disponían de escenarios móviles.

Los autores de la investigación han estado estudiando las ruinas del teatro de la antigua ciudad griega de Mesene, y han descubierto una extraña hilera de piedras que también está presente en otro teatro situado en el territorio de la antigua Esparta.

Los análisis realizados demuestran que esas piedras eran usadas como apoyos para transportar diversos escenarios, que se situaban sobre el principal. Existían documentos escritos que apuntaban a esa posibilidad, pero hasta ahora, nunca se había encontrado una prueba material de que fuera realmente así.

Los investigadores han llegado a la conclusión de que tanto el escenario como el llamado proscenio (una pieza situada entre el escenario principal y el foso de la orquesta), eran móviles. Y, aunque todo indica que disponían de ruedas, debió ser necesario un gran despliegue de fuerza para poder moverlos.

Localización de Mesene. Kumamoto University

 

14 julio 2017 at 7:45 pm Deja un comentario

Calígula, el hombre que quiso tocar la luna

Mario Gas estrena en Mérida la obra de Albert Camus, interpretada por Pablo Derqui y que indaga en el existencialismo y la arbitrariedad del poder

Mónica López y Pablo Derqui, en el ensayo de ‘Calígula’, el pasado jueves en el Teatre Nacional de Catalunya. JUAN BARBOSA

Fuente: ROCÍO GARCÍA > Barcelona  |  EL PAÍS
2 de julio de 2017

Solo tres días de ausencia y el emperador Cayo reaparece como el tirano Calígula. Hay un empeño colectivo por creer que esa transformación surge del dolor ante la muerte de su gran amor clandestino, Drusila, hermana y amante. Calígula está, sin embargo, noqueado por otros dolores. Es de noche cuando por fin aparece abstraído y conmovido. “El amor no es nada. Quiero la luna en mis manos”, grita. Es el alarido de un hombre poderoso pero infeliz y desesperado, que siente la necesidad de lo imposible y la búsqueda de lo absoluto, que quiere tocar con sus manos la luna y que se debate en una melancolía extrema que le llevará a desear y cumplir con su propia muerte.

Mario Gas indaga con Calígula, una de las piezas teatrales clave de Albert Camus, en el existencialismo, la finitud de la existencia y la arbitrariedad del poder. Protagonizada por Pablo Derqui, Calígula es uno de los grandes montajes que acogerá este año el Festival de Teatro Clásico de Mérida que se inaugura el próximo miércoles. El espectáculo se representará en el escenario romano del 12 al 16 de julio para viajar luego al Festival Grec, de Barcelona, a finales de mes. A Pablo Derqui le acompañan en el reparto Mónica López, Borja Espinosa, Pep Ferrer, Pep Molina, Anabel Moreno, Ricardo Moya, Bernat Quintana y Xavier Ripoll.

Es el primer día de ensayos en el Teatre Nacional de Catalunya, antes del desembarco a cielo abierto en Mérida, y director y actores se van adaptando y midiendo en el nuevo escenario, una hermosa plataforma inclinada, inspirada en un edificio de la época fascista italiana, en la que se reflejará ese gong del que hablaba Camus y el enorme espejo en el que cada uno irá enfrentando su propia imagen.

“Ojo”, advierte Mario Gas, “este Calígula no es solo el retrato de un tirano y un déspota, de un emperador que gobernó desde el año 37 hasta el 41. Es evidente que es la encarnación de un poder químicamente malo, pero no es un déspota en sí mismo. Es el reflejo de la sociedad que le rodea. Lo fácil es decir que Calígula era un loco o un esquizofrénico. Lo que late debajo de este personaje es un estado de ánimo profundo, una melancolía que le lleva a reconocer su equivocación absoluta”. Estrenada en 1945, Calígula recoge, en palabras de su director, todo el compromiso y la especulación sobre el poder, la caducidad del amor, la corrupción y las castas, la insatisfacción humana y la reflexión sobre el existencialismo que invade la literatura de Albert Camus. “Con el Calígula de Camus se da paso a toda una serie de arquetipos de tiranía, monstruosidad y arbitrariedad que hemos conocido a lo largo de la historia”, añade Gas (Montevideo, Uruguay, 1947).

No es una crónica histórica, sino un exhaustivo recorrido en torno a la reflexión de la existencia. El propio Camus sugirió en sus acotaciones que no aparecieran tocas romanas y que la obra se pudiera representar bajo cualquier contexto histórico, excepto con el Imperio Romano. Es así un montaje que se despega de los hechos reales para establecer un arquetipo de una actitud existencial, vital y torcida muy determinada. “No olvides que su voluntad es la de cambiar el mundo”, advierte el director a Pablo Derqui, en pleno combate en el escenario con ese energúmeno e iluminado emperador que somete al terror a sus patricios y a su pueblo. Es la segunda vez que Derqui trabaja con Mario Gas, tras su encuentro hace ocho años con La muerte de un viajante, de Arthur Miller. Se tenían ganas. Derqui asegura que Mario Gas es un hombre de teatro “con mayúsculas”, y este asegura que un personaje como Calígula “necesita de un actor muy versátil, capacidad de cambio y potencia interpretativa”.

Pablo Derqui (Barcelona, 1976) se estrena con este montaje en el teatro romano de Mérida, todo un icono en la dramaturgia clásica, en el que Calígula ha sido representado seis veces desde 1963. La inquietud del actor por el escenario va a la par de las ganas y la fascinación. Las mismas con las que se enfrenta a Calígula, un personaje mítico por el que han pasado grandes actores. “Es verdad que la lupa puede ser algo más cruel, pero los miedos a la hora de hacer un papel de estas dimensiones más que bloquearme me alientan”, asegura el actor en un descanso del agotador ensayo. Ha salido a fumar a la calle y a beber agua antes de explicar que la felicidad para Calígula es solo un velo. “Ante la disfunción de que el amor no es nada, de que todo es mentira, que nada dura y que la muerte llega cuando llega, este emperador poderoso se va encaminando a un lento suicidio. Su gran error fue que acabó negando al hombre y al mundo y eso le llevó a negarse a sí mismo. Es su final”, reflexiona el actor.

Y si no puede alcanzar la luna, ¿para qué sirve la existencia? Para nada, como el amor. Calígula, convencido de que ha escrito su vida con renglones torcidos, busca así a gritos a su propio verdugo, a alguien que acabe con él. “Todavía estoy vivo”, advierte ya herido de muerte. Una clara advertencia vital de que todo sigue.

Siete montajes en el gran teatro romano

La 63ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, la sexta que gestiona y dirige Jesús Cimarro, acogerá entre el 5 de julio y el 27 de agosto un total de siete montajes teatrales que se representarán en el teatro romano de la ciudad extremeña, un majestuoso escenario al aire libre de 50 metros de embocadura y un aforo para 3.000 personas.

La Orestiada, dirigida por José Carlos Plaza. Esta tragedia de Esquilo, en versión de Luis García Montero, contará en el reparto con Ana Wagener, Roberto Álvarez y Amaia Salamanca, entre otros. Del 5 al 9 de julio.

Calígula. La obra de Albert Camus está dirigida por Mario Gas y protagonizada por Pablo Derqui junto a Mónica López . Del 12 al 16 de julio.

Troyanas. Carme Portaceli, actual responsable del Teatro Español, dirigirá esta obra de Eurípides en versión de Alberto Conejero. En el reparto figuran, entre otros, Aitana Sánchez Gijón y Ernesto Alterio. Del 19 al 23 de julio.

Séneca. Obra de Antonio Gala, en versión y dirección de Emilio Hernández. Interpretada por Carmen Linares, Antonjio Valero, Diego Garrido y otros. Del 26 al 30 de julio.

La Bella Helena. De Jacques Offenbach. Dirigida por Ricard Reguant y protagonizada por un largo reparto, en el que figuran, entre otros, Rocío Madrid, Cata Munar o Pablo Romo. Del 2 al 6 de agosto.

La comedia de las mentiras. Inspirada en la obra de Plauto, este montaje cuenta en la dirección con Pep Anton Gómez y en la actuación con Pepón Nieto, María Barranco o Paco Tous. Del 9 al 15 y del 18 al 20 de agosto.

Viriato. De Florián Recio. Dirigida por Paco Carrillo e interpretada por Fernando Ramos, Jesús Manchón o Juan Carlos Tirado. Del 23 al 27 de agosto.

 

3 julio 2017 at 10:32 am Deja un comentario

Ocho estrenos absolutos en los teatros romanos de Andalucía

La programación para los coliseos de Málaga, Baelo Claudia e Itálica incluye 67 funciones

Rafael Álvarez ‘El Brujo’, en un momento de ‘El asno de oro’. COMPAÑÍA EL BRUJO

Fuente: ESPERANZA CODINA > Málaga  |  EL PAÍS
7 de junio de 2017

Más compañías, más funciones y más estrenos. El programa de artes escénicas en los coliseos andaluces pasa a denominarse Festival de los Teatros Romanos de Andalucía y en su quinta edición, que se cumple este verano, ha incluido 67 representaciones en los recintos de Málaga, Baelo Claudia (Tarifa, Cádiz) e Itálica (Santiponce, Sevilla), cifra un 30% superior a la del año pasado. 16 compañías, 11 de ellas andaluzas, participan en el circuito diseñado por la Consejería de Cultura, que se prolongará durante 10 semanas, entre el 27 de junio y el 2 de septiembre. Hay previstos ocho estrenos absolutos.

“Esta iniciativa se ha convertido en una de las citas indispensables en la oferta cultural del verano de nuestra comunidad”, ha subrayado Eduardo Tamarit, secretario general de Cultura, durante la presentación del evento en Sevilla. Para conmemorar el quinto aniversario del circuito, que arrancó en 2013 con siete compañías de teatro y 23 funciones, se instalará también en el mismo espacio una exposición fotográfica sobre los yacimientos arqueológicos y las obras que se representan en cada uno de ellos.

La temporada se inaugurará el próximo 27 de junio en el Teatro Romano de Málaga, que acogerá funciones durante seis semanas, y echará el telón el 2 de septiembre en Baelo Claudia. Tanto en este recinto como en Itálica, las obras se representarán a lo largo de cinco semanas. Para la jornada de apertura, se han proyectado sendos espectáculos especiales del Ballet Flamenco de Andalucía (en los teatros malagueño y gaditano) y de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, en el escenario de Itálica. La programación incluye cuatro comedias, seis tragedias, la representación de La Odisea y El laberinto del Minotauro, pensadas para disfrutar en familia, y dos representaciones centradas en la figura de Trajano, con motivo del 19º centenario de su muerte.

El contenido completo del programa, así como el precio de las entradas, se puede consultar en www.juntadeandalucia.es/cultura/teatrosromanos. La obra El asno de oro, de la compañía de Rafael Álvarez El Brujo, está prevista en la agenda de los tres teatros. Algunos de los estrenos son Dido y Eneas, de Silencio Danza; La asamblea, de Andolini Producciones; y Amazonas, de Andanzas/TNT. El presupuesto del festival, a cargo de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, asciende a 185.000 euros, cantidad a la que hay que sumar la movilización de medios técnicos y humanos, con 36 empresas implicadas en las labores de montaje o comunicación, entre otras.

Se trata de una “oportunidad excepcional para acercar nuestro patrimonio a la ciudadanía, llenándolo de vida, siempre desde la premisa de la conservación del espacio y de su entorno, logrando, además, una perfecta comunión entre el patrimonio histórico y las artes escénicas”, ha añadido Tamarit. La Consejería de Cultura fue pionera en 2013 en la puesta en marcha de un plan de estas características alrededor de los teatros romanos andaluces. En la última edición, la de 2016, se representaron 50 funciones de nueve compañías y se alcanzaron los 16.249 espectadores.

 

7 junio 2017 at 11:38 pm Deja un comentario

Granada: Afloran dos gradas del teatro romano de Guadix durante los trabajos de mantenimiento

También se han descubierto sillares de lo que podría ser la entrada oriental

Los trabajos de mantenimiento se han iniciado tras los meses de invierno. / IDEAL GUADIX

Fuente: JESÚS JAVIER PÉREZ > Guadix  |  Ideal Digital
3 de abril de 2017

Durante estos días, los restos del Teatro Romano Acci de Guadix se encuentran inmersos en un completo proceso de obras de mantenimiento destinadas a paliar los efectos de las últimas lluvias de invierno. Además de la retirada de hierbas y tierra, se está adecuando el itinerario de visitas. Pero la actuación principal es, sin duda, la re-excavación de la orquesta, un proceso que no se ha podido llevar a cabo durante los meses de noviembre a marzo debido a las condiciones meteorológicas.

Según explica el arqueólogo director del Teatro Romano, Antonio López, se han consolidado los taludes de la cavea. Y se ha iniciado la recuperación de la orquesta, un proceso que ha sacado a la luz restos de lo que serían una segunda y una tercera grada de la ima-cavea. Se está trabajando además en la definición de unos sillares que han aparecido en la parte más cercana a la catedral (junto al talud de contención) que podrían corresponder a la entrada oriental del teatro.

Unos trabajos y unos hallazgos que el concejal de Turismo, Iván López Ariza, valora muy positivamente puesto que permiten seguir avanzando en la puesta en valor de este importante recurso patrimonial, turístico y económico. Al tiempo que evidencian la importancia de estos restos y el buen grado de conservación de los mismos.

Más información sobre el teatro

El Teatro Romano de Guadix es uno de los símbolos vivos y de primer nivel de la época romana en la ciudad.

Fue descubierto de manera fortuita en 2007, durante la construcción de un parking público en la conocida como “Huerta de los Lao”, una de las huertas históricas de la ciudad medieval. Fue el comienzo de una bella historia.

El Teatro Romano de la Colonia lulia Gemella Acci es uno de los tesoros más impresionantes de la ciudad de Guadix, comparándose en importancia a los teatros de Mérida y Cartagena.

La decisión de fundar una colonia romana en el lugar que hoy ocupa Guadix la tomó Julio César, poco después de la batalla de Munda (marzo de 45 a.C.), para albergar en ella a los veteranos de la Legio Prima y la Legio Secunda. La instalación de la colonia a partir del 29-27 a.C. llevó implícito un programa constructivo, de tal calibre que, forzosamente dejó restos arqueológicos de consideración. A lo largo de las intervenciones arqueológicas desarrolladas en Guadix en los últimos 20 años se han comenzado a vislumbrar en distintos puntos de la ciudad elementos de la urbanística romana y parte de sus edificios monumentales, como termas, cloacas, casas e, incluso, los posibles cimientos de un templo.

El Theatrum de Guadix era un conjunto monumental de casi 6.000 m2 levantado en tiempos del emperador Tiberio, a principios del segundo cuarto del siglo I d.C Su construcción es reflejo de la propaganda imperial y surge ante la necesidad de ofrecer actividades de ocio a la población. Las representaciones eran sufragadas por los magistrados y ediles de la ciudad como parte de su cursus honorum (carrera política). El edificio estuvo en uso hasta finales del siglo III , cuando se abandona, y se convierte en cantera de materiales para otras construcciones. A finales del siglo XI, los musulmanes aún extraían sillares del frente escénico para usarlos como cimientos de las torres de la muralla medieval.

El teatro, del que se han excavado unos 2.000 m², se articulaba en torno a tres partes: la scaena (que engloba el escenario y todos los elementos y salas para el funcionamiento de las representaciones), la orchestra (espacio semicircular que separa el escenario del graderío, con un diámetro de 19,80 m y construida con base de sillares de arenisca de gran tamaño perfectamente encajados entre sí, sobre los que se dispondrían las losas de mármol y otros materiales suntuosos) y la cavea o graderío que, con un perímetro exterior de 73 metros, tendría capacidad para unas 4.000 personas. Según los estatus sociales de la época, así tomaban asiento dentro de la Cavea, incluso había una legislación sobre ello. La parte inferior y más próxima al escenario, estaba reservada para los miembros del Orden Ecuestre, la parte media reservada para ciudadanos libres y soldados y por último, en la parte alta del graderío o cavea se sentarían los esclavos, mujeres y otros grupos de baja condición social.

Tras el escenario se encontraba en una terraza inferior el porticus post scaenam, zona porticada de jardines de 50 metros de largo y una anchura de al menos 30 m. El sondeo realizado junto a la puerta occidental muestra como este espacio se abandonó de forma violenta en la segunda mitad del siglo I d.C a causa de una fuerte inundación que lo colmató con cuatro metros de barro. Por tal motivo, es probable que el interior se encuentre tal y como estaba en uso a finales del siglo I d.C, con los estanques, columnas y estatuas propios de estos lugares.

 

Guardar

3 abril 2017 at 9:31 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente