Posts filed under ‘Roma’

La UCO publica un nuevo informe sobre la huella de Roma en la civilización europea

El catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Córdoba (UCO), Enrique Melchor Gil ha publicado un estudio en la revista ‘Andalucía en la Historia’ en el que presenta al Imperio Romano como la primera sociedad globalizada de la historia, profundizando también la investigación en el legado de Roma presente la civilización europea actual.

Vista parcial del foro romano de Torreparedones, en Baena (Córdoba) (Europa Press/Archivo)

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es
14 de noviembre de 2017

Así, según ha informado la UCO, el estudio plantea que el urbanismo, la vida municipal, el derecho, las leyes, el arte o la literatura actuales son modelos que provienen o tienen sus raíces en la época romana.

Según ha señalado Melchor Gil, “los elementos que perviven de la sociedad romana lo hacen del mismo modo en Andalucía, en Europa y en Estados Unidos”, y cita como ejemplos los modelos arquitectónicos de las ciudades de nuestros días, ya que se planificaron siguiendo los patrones romanos, “o la manera que tenemos de homenajear a las personas ilustres”.

Además, el Imperio Romano estableció la primera unificación monetaria de Europa, con la que “buscó consolidar una meta de la actual Unión Europea, que era crear un espacio económico homogéneo”. Además, según ha argumentado este experto en Historia Antigua, cuando se habla de democracia “parece que ésta se inició con la Revolución Francesa y se olvida que la democracia nació en Grecia y que posteriormente los sistemas de elección de cargos mediante votación del pueblo llegaron a Roma, así como a cientos de ciudades de todo el Imperio Romano”.

De hecho, las votaciones anuales para nombrar a los magistrados encargados de gobernar a cada comunidad cívica, las normas jurídicas y de convivencia y las constituciones por las que se rige toda ciudad o nación y que han llegado a nuestros días ya existían en Roma, así como los documentos jurídicos que regulaban el correcto funcionamiento de las instituciones públicas.

El derecho romano también pervive en parte del derecho moderno de numerosos países europeos, siendo uno de los más importantes legados de Roma. Especialmente, el derecho privado actual está fuertemente influenciado por el romano, como se observa en testamentos, tutelas, servidumbres de paso, compras y ventas.

PRIMER MUNDO GLOBALIZADO

Teniendo en cuenta todo lo anterior, el estudio considera que el primer mundo globalizado de la historia “no es el actual, sino que ya lo fue el mundo romano, con las limitaciones que había en aquella época, es decir, sin los medios de difusión de la cultura, la ciencia y las ideas y los sistemas de comunicación con los que contamos hoy en día”.

Según el análisis de Melchor Gil, el mundo globalizado actual es una herencia de Roma, pero sin la unidad que primaba en dicha época y que, “no se ha vuelto a lograr”. Es decir, la civilización actual ha evolucionado desde entonces, pero al mismo tiempo “se ha compartimentado, surgiendo los nacionalismos y los particularismos que persiguen mantener los privilegios de una minoría”. Esos particularismos o pequeños poderes locales fueron los que “terminaron desintegrando al Imperio Romano”.

En este punto, el estudio analiza como el Imperio Romano “no fue una sociedad ideal, pero el planteamiento de fondo sí era mejor que el actual, algo que queda demostrado por cómo perduró en el tiempo”. La clave del éxito de Roma estuvo precisamente, según el estudio de Melchor Gil, en su empeño por integrar a los pueblos que conquistó, logrando que formaran parte de un imperio único y evitando así que quisieran terminar con él.

Para el catedrático de la UCO, Roma consiguió que se desarrollasen estructuras económicas, políticas, sociales y culturales comunes para todo el Imperio que permitieron integrar a todos sus habitantes, aunque también buscó respetar los aspectos identitarios de los pueblos que conquistó (lengua, religión, etcétera). Por ello, el análisis publicado en ‘Andalucía en la Historia’ concluye que ese modelo de organización “debería presidir todo proyecto político que aspire a articular, tanto la construcción de Europa, como la de España”.

Este estudio se integra en una línea de investigación más amplia dirigida al análisis de las élites hispanas que colaboraron en el gobierno y en la administración del Imperio y cuyos responsables integran el Grupo ORDO (Oligarquías Romanas de Occidente), del que forma parte Melchor Gil.

 

Anuncios

14 noviembre 2017 at 2:50 pm Deja un comentario

Arqueólogos valencianos investigan en Roma una de las necrópolis más importantes del mundo

El arqueólogo Llorenç Alapont afirma que esta es una gran oportunidad para descubrir aspectos de las costumbres funerarias romanas.

Necrópolis de San Pablo. Sovraintendenza Capitolina

Fuente: ELENA MORALES > Valencia  |  Cadena SER
12 de noviembre de 2017

La Necrópolis romana conocida como la Necrópolis de San Pablo, se excavó hace 100 años, aunque es ahora cuando han comenzado las tareas de investigación y catalogación de todos los restos encontrados en la instalación. Este trabajo lo están desarrollando un equipo de arqueólogos gracias al apoyo de la Sovraintendenza Capitolina de Roma, el Colegio de Arqueólogos de Valencia y la Universidad Europea de Valencia. En la dirección del proyecto está el prestigioso arqueólogo valenciano Llorenç Alapont y Marina Marcelli de la Sovraintendenza Capitolina.

El trabajo de campo consiste en una minuciosa y exhaustiva micro-excavación de los restos depositados dentro de las urnas.

Con este proyecto se logrará identificar las características físicas de los individuos incinerados. Esto nos permitirá extraer sus características biológicas, así como conocer las condiciones de vida y muerte e interpretar los rituales funerarios.

Se trata de un proyecto multidisciplinar destinado a analizar todos y cada uno de los materiales depositados dentro de las urnas de cremación: restos humanos, restos de animales y plantas del banquete fúnebre, objetos tales como lucernas, ungüentarios, monedas, ofrendas vegetales, el lecho funeraria, con el fin de poder reconstruir los gestos y comportamientos de la comunidad romana frente a la muerte.

La necrópolis de Via Ostiense, con un gran número de urnas intactas, es un lugar privilegiado para el estudio de los ritos de muerte y la interpretación de los gestos y costumbres de la civilización romana. En particular, el extraordinario estado de conservación de las cremaciones in situ dentro de los contenedores representa una oportunidad única para el estudio bioantropológico y arqueológico aplicando un método que permita un análisis óptimo de los restos humanos de las condiciones de la vida y costumbres y rituales funerarios.

 

13 noviembre 2017 at 6:10 pm Deja un comentario

Las perversiones sexuales del emperador Tiberio: una mentira para adornar una biografía sangrienta

La imagen del adusto y erudito general fue sustituida, mediante la propaganda de sus enemigos, por la de un anciano pedófilo que se deleitaba con la contemplación del acto sexual entre parejas de adolescentes

La muerte de Tiberio, por Jean-Paul Laurens.

Fuente: CÉSAR CERVERA  |  ABC
26 de octubre de 2017

El problema de la historiografía romana es que está escriba, casi siempre, por senadores, que definen a un emperador como bueno o malo en función de su relación con el Senado. Y es que también en tiempos imperiales el trato con el Senado resultaba fundamental: saber persuadir en vez de intimidar a la aristocracia era un arte del que careció Tiberio y otros princeps. En «Las Vidas de los doce césares», el historiador Suetonio presenta un retrato perturbador del Emperador Tiberio –sucesor de César Augusto–, al que se le achaca toda clase de monstruosidades en su villa. Unos excesos, probablemente inventados, que pretendieron adornar con sadismo la ligereza mostrada por Tiberio a la hora de eliminar a sus rivales.

Tiberio era hijo del primer matrimonio de Livia Drusila, que se divorció de su primer marido para casarse con Augusto, estando embarazada. No en vano, Augusto trató a los hijos de su esposa como parte de la familia imperial. Tiberio y su hermano Druso, fueron preparados desde pequeños para tareas militares e iniciaron carreras públicas convencionales, es decir, con los distintos cargos que le correspondían por edad. El imperio se ponía a sus pies.

La huida del Emperador melancólico

En sus destinos militares, Tiberio y Druso tuvieron ocasión de aumentar su reputación y de ganarse el aprecio de las legiones. Como explica Adrian Goldsworthy en «Augusto, de revolucionario a emperador», «Tiberio tenía un carácter reservado y complejo, más sencillo de respetar que de querer, mientras que Druso era famoso por su encanto y afabilidad y no tardó en ser popular entre la gente». Augusto no ocultaba que prefería a Druso antes que a Tiberio, al que únicamente trataba con cordialidad. La sorpresiva muerte de Druso obligó al princeps a cambiar de opinión.

Tiberio dio un paso al frente y estuvo la mayor parte del tiempo ausente de Roma apagando incendios por el Imperio. Sin embargo, en el año 6 a.C., cuando estaba a punto de asumir el mando del Este y convertirse con ello en el segundo hombre más poderoso de Roma, anunció que quería retirarse de la vida pública para seguir con sus estudios en Rodas, argumentando que estaba agotado tras años de esfuerzo. Augusto le negó por completo esta posibilidad pero, tras una huelga de hambre de cuatro días, tuvo que resignarse.

Busto del Emperador Tiberio

Tras cinco años en Rodas dedicado a conferencias y debates, Tiberio obtuvo al fin permiso para regresar a Roma, sin que le fuera reservado ningún papel público. Fue con el tiempo que Augusto trazó un nuevo plan de sucesión con él en el epicentro: primero Tiberio adoptaría a su sobrino Germánico (el hijo del fallecido Druso) y posteriormente Augusto adoptaría tanto a Tiberio como a Agripa Póstumo (el nieto maldito del princeps). No había precedentes de una adopción de un excónsul, de 45 años adulto, y menos dentro de una adopción triple; pero la muerte del resto de familiares de Augusto obligaba a tomar una decisión extraordinaria. Tiberio Julio César fue adoptado, con ese nombre, en una ceremonia en el Senado en la Augusto afirmó un enigmático: «Lo hago por el bien de la res publica».

Tiberio demostró estar a la altura de esta nueva oportunidad y durante el resto de su vida actuó con respeto hacia Augusto. No en vano, la juventud de Germánico, hijo de Druso, le dejó a él, con permiso del defenestrado Agripa Póstumo (nieto maldito de augusto), como único heredero del imperio.

El inicio de un reinado sangriento pero estable

El princeps murió en Nola a la avanzada edad de 76 años. Tiberio –que se hallaba presente junto con Livia en el lecho de muerte de Augusto– asumió la cabeza de Roma y pudo escuchar de primera mano las últimas palabras de Augusto: «Acta est fabula, plaudite» (La comedia ha terminado. ¡Aplaudid!). Ya entonces algunos historiadores le pintan como un hombre intrigante, que junto a su madre propiciaron la muerte de Augusto y poco después la de Agripa Póstumo. Una fama de maquiavélico que le acompañaría durante todo su reinado.

La transición entre emperadores apenas se sintió, dado que Tiberio llevaba tiempo con las riendas del imperio agarradas firmemente. El problema más acuciante al que debió enfrentarse brotó en Germania, donde, a la lucha con las tribus locales, se sumó el amotinamiento de cuatro legiones acantonadas en el Rin y tres estacionadas en el Danubio al enterarse de la muerte de Augusto. Lo hicieron en favor del nieto de Augusto, Germánico, al frente del poderoso ejército del Rin, al que consideraban el legítimo sucesor.

Germánico se negó, sin embargo, a secundar sus demandas y pidió que volvieran a la obediencia de Tiberio. Pero la cuestión más preocupante no es lo que hizo durante el motín, sino cómo lo hizo. El histrionismo mostrado por el nieto del emperador, llegando a amenazar con suicidarse si no le obedecían, puso en cuestión su buen juicio y su capacidad de liderazgo. Sorprendentemente, un soldado le ofreció su propia espada para que se matara allí mismo.

Moneda con la inscripción Lucius Aelius Sejanus.

Aunque logró poner fin al motín, el momentum político de Germánico se hundió, junto a su prestigio, para siempre en la oscuridad de los tiempos. Cuando murió en octubre del 19 d.C, tras una súbita enfermedad en Antioquía (Siria), fueron inevitables los rumores de que había sido envenenado por orden de Tiberio, aún cuando su liderzgo estaba en declive.

¿Había comenzado ya la purga de Tiberio? El principal sospechoso de ser el asesino material de Germánico, Cneo Calpurnio Pisón, enemistado con él desde hace tiempo, se suicidó, supuestamente, cortándose la garganta un año después. Y en el año 23 d.C, Druso el Joven –hijo de Tiberio y de su primera esposa Vipsania– también falleció en extrañas circunstancias. La oscura mano de Lucio Elio Sejano, amigo y confidente de Tiberio, estuvo presente en todas las murmuraciones, así como la Guardia Pretoriana.

El giro tiránico del emperador en esas fechas fue más que evidente. Como explica David Potter en su libro «Los Emperadores de Roma» (Pasado y Presente), para silenciar a sus enemigos, reales e imaginarios, el Emperador invocaba cada vez más la lex maiestatis, es decir, la ley que regulaba el control de las acciones susceptibles de “menguar la soberanía del pueblo”». El equivalente al delito de alta traición, que además permitía al Estado recibir parte del patrimonio del reo, una vez ejecutado.

A diferencia de su padre político, Tiberio carecía de mano izquierda y de la capacidad para persuadir a los amigos y a los enemigos. Su impaciencia con las sutilezas políticas le hacía preferir métodos más agresivos para convencer a sus colaboradores. De ahí que los lazos de Tiberio con el Senado fueran tibios e incluso se mofara abiertamente de los senadores: «¡Qué hombres más propensos a la esclavitud!», afirmó en cierta ocasión según Tácito.

La oscura mano de Lucio Elio Sejano, amigo y confidente de Tiberio, está presente en todas las murmuraciones

En el año 28 d.C, tal vez asqueado de sus propias maquinaciones Tiberio repitió la espantada de su juventud. Se retiró a su villa de Capri, como hiciera a Rodas durante el periodo de Augusto. Dejó así las tareas de gobierno en manos de Sejano y el problema de su sucesión sin resolver. Los más evidentes herederos eran Nerón Julio César (hermano de Calígula, futuro Emperador) y Druso (otro distinto a los anteriores), hijos adolescentes de Germánico, pero tanto ellos como su madre, Vipsania Agripina, se oponían a Tiberio, al que responsabilizaba de la muerte de su marido. Los tres acabaron desterrados en una isla para que no causaran problemas, lo que emperó las previsiones de sucesión.

Mientras Tiberio se deleitaba en su retiro, Sejano decidió conspirar contra el emperador y los herederos varones de la familia, para acceder a la cabeza de Roma. Prevenido por sus pajaritos, la respuesta del veterano princeps fue tan rápida como cruel: condenó a Sejano a ser estrangulado y a que su cadáver fuera arrojado a la plebe, que le odiaba y temía a partes iguales. Después de que el Senado emitiera un «Damnatio memoriae» sobre Sejano, todos los recuerdos del pretoriano fueron eliminados.

A partir de la muerte de su amigo, el humor del emperador se amargó aún más y entró en periodos melancólicos, que le ganarían la fama del «tristissimus hominum» (el más apesadumbrado de los hombres). Los senadores y delegados políticos vivían, por su parte, con el temor de verse súbitamente acusados de traición por la mente cambiante de Tiberio. Uno de los que cayó en desgracia por aquellas fechas fue Poncio Pilatos, destituido en el año 36 d.C como gobernador de Judea por permitir demasiada manga ancha a las autoridades religiosas de esta región. Lavarse las manos nunca resultó tan caro.

Las mentiras sobre su vida sexual

El odio del Senado a este Emperador intransigente y tenebroso en sus maniobras hizo que se dibujara un escenario de perversiones sexuales en su Villa de Capri. Los propagandistas del Senado, y los de su propio sucesor, Calígula, extendieron una serie de bulos escabrosos sobre lo que ocurría en aquella villa. La imagen del adusto y erudito general fue sustituida por la de un anciano pedófilo, que, propagaron, se deleitaba con la contemplación del acto sexual entre parejas de adolescentes. Suetonio en su biografía describe situaciones de sadomasoquismo, voyeurismo y pedofilia en Capri:

«Tenía una habitación destinada a sus desórdenes más secretos, guarnecida toda de lechos en derredor. Un grupo elegido de muchachas, de jóvenes y de disolutos, inventores de placeres monstruosos, y a los que llamaba sus maestros de voluptuosidad, formaban allí entre sí una triple cadena, y entrelazados de este modo se prostituían en su presencia para despertar, por medio de este espectáculo, sus estragados deseos».

Ruinas de Villa Jovis, residencia de Tiberio en Capri.

En los mismos términos, Suetonio habla de una roca escarpada en Capri donde arrojaba al mar a sus enemigos, después de haberles hecho sufrir tormentos prolongados e inauditos:

«Abajo los esperaban marineros que golpeaban los cuerpos con sus remos por si acaso en ellos quedaba un soplo de vida. Entre otras horribles invenciones había imaginado hacer beber a algunos convidados, a fuerza de pérfidas instancias, gran cantidad de vino, y en seguida les hacía atar el miembro viril, para que sufriesen a la vez el dolor de la atadura y la viva necesidad de orinar».

No obstante, se sabe que Tiberio, interesado en la filosofía y el estudio, se rodeó en su villa de una camarilla de académicos y astrólogos. Su evasión era la ciencia, más que la tortura o la perversión. Precisamente por la contemplación de las estrellas –se dice– comprendió que la sucesión iba a caer sobre su sobrino Cayo Calígula, hijo de Germánico, hiciera lo que hiciera. De ahí que se despreocupara de su propia sucesión y solo regresara dos veces a Roma.

En marzo del año 37 d.C, cumplidos los 79 años, falleció Tiberio por causas naturales, aunque no faltaron las sospechas de que había sido asfixiado por un hombre que respondía al nombre de Macrón, sucesor de Sejano como prefecto del pretorio y que ejercería un importante papel en el futuro. La muerte del segundo emperador fue celebrada por la mayoría de senadores, si bien solo lo hicieron hasta que descubrieron que habían salido de Málaga para meterse en el reinado del salvaje Calígula. Sus perversiones no iban a ser, en estre caso, fruto de la propaganda.

 

27 octubre 2017 at 8:28 pm Deja un comentario

Roma reabre al público tras su restauración el Sepulcro de los Cornelios, la joya de la Vía Latina

  • El Sepulcro de los Cornelios, conocido también como Sepulcro Barberini, es el único mausoleo que se ha mantenido en pie en su forma original
  • En la restauración se han hallado frescos con figuras mitológicas y animales

Fuente: La Repubblica
Fotos: ANGELO FRANCESCHI/F3Press – La Repubblica

Frescos sobre fondo rojo con figuras aladas y erotes, animales y elementos mitológicos son algunas de las bellezas que pueden ser admiradas en el interior de la tumba Barberini. A partir de noviembre, de hecho, este monumento del siglo II d.C. abre al público con visitas guiadas a uno de los primeros sepulcros que se encuentran junto a lo que queda de la Vía Latina, una de las más antiguas calzadas romanas. Un edificio de ladrillo de dos plantas y una cámara funeraria subterránea que ampliará la oferta del Parque Arqueológico de Appia Antica: el estudio de los frescos y los estucos de la bóveda ha permitido imaginar la reconstrucción de todo el aparato decorativo de las salas destinadas a los ritos funerarios.

Los trabajos de restauración de la tumba han durado dos años: se ha invertido la suma de 250000 euros para hacerla accesible realizando el pavimento de la planta baja derrumbado con el paso del tiempo, la escalera de acceso a la planta superior y el sistema de iluminación. También se está trabajando en el hipogeo – que se abrirá próximamente-, donde ya han sido aseguradas las bóvedas, las paredes y ha sido parcialmente restaurado el pavimento de mosaico. El Parque de la Vía Latina, por otra parte, ha sido incluido entre los sitios arqueológicos donde los jóvenes, a través del programa ministerial de Alternancia escuela-trabajo, pueden experimentar y aprender la modalidad de atención al público.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

25 octubre 2017 at 8:55 pm Deja un comentario

Roma: Arqueólogos de la UHU localizan los primeros restos del Faro del Muelle de Trajano en Portus

El Grupo de Investigación ‘Vrbanitas. Arqueología y Patrimonio’ de la Universidad de Huelva ha hallado los primeros vestigios conocidos de esta imponente obra portuaria que enmarcaba el acceso al interior del puerto hexagonal. Ha desarrollado la primera campaña de excavación de un proyecto de investigación iniciado recientemente en el área de los puertos imperiales de Roma

Componentes del grupo de investigación Vrbanitas de la UHU. / h24

Fuente: Huelva24
18 de octubre de 2017

Esta actividad se enmarca en un amplio proyecto de investigación del plan Nacional de I+D+i, dirigido por los profesores Juan M. Campos y Javier Bermejo, con la participación de una veintena de especialistas, universidades y centros de investigación de cuatro países,  que lleva por título ‘Del atlántico al Tirreno los puertos atlánticos béticos y lusitanos y su relación comercial con Ostia Antica’ (DEATLANTIR).

En el seno de este proyecto se están poniendo de relieve las particularidades de áreas portuarias de ciudades béticas, caso de la propia Onoba, así como sus conexiones mediterráneas con otros puertos donde son Ostia Antica y Portus, los principales sitios de interés. En este contexto, se ha conseguido firmar un convenio de investigación entre la Onubense y el Parque Arqueológico de Ostia Antica, órgano dependiente de la Superintendencia Especial para el Patrimonio Arqueológico de Roma, para los próximos tres años, cuyo objeto de estudio es el denominado muelle de la linterna del famoso puerto hexagonal de Trajano.

En esta primera campaña de excavaciones, desarrolladas en el pasado mes de septiembre, el grupo de investigación ha localizado los primeros restos del denominado faro del puerto de Trajano; se trata de los primeros vestigios conocidos de esta imponente obra portuaria que enmarcaba el acceso al interior del puerto hexagonal. Así, se han hallado distintos materiales arquitectónicos de carácter monumental, semicolumnas elaboradas en un fino mármol blanco, restos de paredes, todo ello derrumbado directamente en el lecho de la antigua dársena marítima del puerto.

En esta primera campaña se ha podido igualmente definir de manera preliminar cómo era la estructura del muelle, parte de su funcionalidad, así como el posible momento de abandono y destrucción del mismo. Estas actividades de investigación tendrán continuidad gracias a la reciente aprobación de un nuevo proyecto presentado a la convocatoria de Arqueología en el Exterior del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, de lo que se prevé una próxima intervención en el mes de febrero de 2018. 

 

18 octubre 2017 at 6:00 pm Deja un comentario

“Alba Longa nunca existió, fue un invento de los romanos”

“La ciudad que según la tradición dio origen a Roma no ha existido nunca”. Es la tesis del arqueólogo Franco Arietti. Dionisio de Halicarnaso la situaba “cerca del monte que termina en el lago”. Tito Livio decía que “todos los latinos descienden de Alba Longa”.

Fuente: Ester PalmaCorriere della Sera
15 de octubre de 2017

¿Recuerdas la mítica Alba Longa, la ciudad fundada por el hijo de Eneas, Ascanio, la de Rea Silvia, princesa obligada a convertirse en una casta vestal pero que, fecundada por el dios Marte en persona, había dado a luz a Rómulo y Remo, los futuros fundadores de Roma? ¿La patria de los hermanos Curiacios, enfrentados a los romanos Horacios en un combate a muerte que habría marcado el glorioso destino de la Ciudad Eterna? Bueno, pues olvídate de todo. Alba Longa nunca ha existido.

Es un mito, una leyenda que ha sobrevivido al paso de los siglos con su poderosa carga simbólica. No es verdad -como pensaban los romanos- que fue destruida por el igualmente mítico rey de Roma Tulio Hostilio (uno de los siete reyes que se aprenden de memoria en la escuela) alrededor del año 675 a.C. cuando los habitantes se trasladaron a Roma. El descubrimiento es de Franco Arietti, arqueólogo de la Superintendencia Arqueológica, que cuenta en su currículum con hallazgos como el de las momias romano-egipcias de Grottaferrata y la “Tumba principesca del Vivaro”. Lo explica Arietti, quien acaba de publicar un libro sobre este tema,”Alla scoperta della Via Sacra”: “Durante al menos 150 años se ha debatido sobre la existencia o no de Alba Longa, con una inmensa producción literaria y la identificación de al menos 15 sitios. Ambas posturas tenían puntos fuertes: para los partidarios era la unanimidad de las fuentes antiguas sobre la presencia histórica de la ciudad. Los opositores, en cambio, pensaban, con argumentos científicamente sólidos, que era impensable imaginar, incluso en la Edad de Bronce, un asentamiento en torno al lago Albano capaz de “fundar” todas las ciudades del Lacio”.

Pero, ¿cómo ha llegado Arietti a un descubrimiento tan importante? La responsable de obrar el milagro ha sido la Via Sacra, que conducía al famoso santuario de Júpiter Lacial, venerado durante más de mil años, hasta finales del Imperio. Se encuentra en el territorio de Rocca di Papa y llega hasta el Monte Albano con un tramo que se conserva durante más de 2 kilómetros. Es el tramo de calzada romana más largo del mundo y desde hace dos milenios escondía un gran secreto. Se trata de una “N” y una “V” esculpidas en los zócalos, pero sólo en el último tramo, más estrecho y de unos 800 metros de longitud hasta la cumbre: un unicum en la interminable red viaria romana. Ya se había descubierto que eran para “novus” y “vetus”, nuevo y antiguo, refiriéndose evidentemente a una reconstrucción de la calzada. La vía sólo podía ser recorrida a pie y de acuerdo con estrictas normas religiosas. Desde aquí salían hacía el templo los grandiosos cortejos de las Ovationes, los Triunfos de los generales victoriosos, las solemnes procesiones anuales y las delegaciones de los pueblos de Lacio para los ritos de las Ferias Latinas en primavera”.

Arietti comprendió que el camino, que se desvía de la Appia Antica cerca de Ariccia, se vuelve “sagrado” justo en el punto exacto donde atraviesa la delimitación sacra del bosque sagrado de Júpiter Laciar (o Lacial), el dios latino más poderoso: “Y “sub Albano monte” sitúa Tito Livio la ciudad madre de los Latinos. Para Tito Livio el Monte Albano, y lo menciona más de 30 veces en diferentes circunstancias, es siempre y sólo el lucus, el bosque sagrado. Exactamente como todas las fuentes antiguas cuando aluden a Júpiter Lacial. Como Dionisio de Halicarnaso, que la sitúa “cerca de la montaña que llega hasta el lago”, donde por contra no hay espacio para construir una ciudad”.

Alba Longa nunca ha estado allí, pero los romanos han “inventado” en cualquier caso el palacio real. La leyenda debe haberse fortalecido especialmente en el siglo III a.C.: con las Guerras Púnicas Roma necesitaba celebrar su propia supremacía también cultural sobre los pueblos del Mediterráneo. Arietti explica: “La delimitación sagrada separa claramente dos espacios, uno para los dioses y otro para los humanos. Eran el propio Monte Albano y el área subyacente, la llanura del Prato Fabio, demasiado pequeños, con su hectárea, como para haber albergado un palacio antiguo”. En resumen, para los romanos, gente práctica, los irreales reyes del mito debían ser colocados “en un espacio real, como el templo para las divinidades”. Y añade: “Originalmente y durante siglos, el Latium vetus era pequeño, comprendido entre los ríos Tíber y Aniene, con un corazón de roca, como es el macizo volcánico de los Montes Albanos. Y Alba y el Monte Albano encarnan simbólicamente el ethnos latino. De hecho, el mítico rey Latino, a su muerte, era venerado en la cumbre como Iuppiter Latialis, Júpiter Lacial. En esta dinámica, la célebre frase de Tito Livio “Omnes Latini ab Alba oriundi”, todos los latinos descienden de Alba, vale más que mil palabras para explicar la importancia histórica de la ciudad que nunca ha existido”.

La idea detrás de la intuición de Arietti es que ya en 1920 las excavaciones en la zona de Prato Fabio habían sacado a la luz sólo una cisterna y muros: muy poco para hacer pensar en una ciudad e incluso en un palacio real. Pero, ¿qué pasó con el templo de Júpiter Lacial, frecuentado y venerado hasta finales del Imperio? Nunca se ha encontrado, pero ahora sería más difícil que nunca: también porque la zona identificada, en Rocca di Papa, alberga ahora un bosque de torres de comunicación de radio y televisión. La ordenanza local de 2003 para su desmantelamiento fue impugnada, pero las empresas, entre ellas Mediaset, han perdido el recurso. Y mientras prosigue esta batalla, Júpiter continúa seguramente protegiendo Roma desde lo alto, en su sueño milenario.

 

Guardar

15 octubre 2017 at 8:41 pm Deja un comentario

Reabre al público cuarenta años después el ático del Coliseo

Nuevo recorrido a partir del 1 de noviembre

Fuente: ANSA Latina
Fotos: AGF / La Repubblica

(ANSA) – ROMA, 3 OCT – A partir del próximo 1 de noviembre, con la apertura del Atico del Coliseo romano, el célebre anfiteatro podrá ser visitado tal como era hace 2.000 años, en el apogeo del Imperio.

El fragor de las armas, el rugido de las fieras enfurecidas, los gritos, el público: asistir a un espectáculo en el Coliseo hace 2.000 años -observó la arqueóloga Rossella Rea- debía ser un espectáculo de tintes muy fuertes.

“Una mezcla increíble de ruidos y olores” envolvía a los 50.000 espectadores de todo nivel social, ordenadamente divididos en diversos anillos, cada uno en su asiento: de mármol para los más pudientes, de madera para la plebe, que estaba confinada a las partes más altas, donde apenas se veían los detalles de los combates y también los ruidos llegaban más atenuados.

Desde allá arriba la vista de conjunto era, sin embargo, única y espectacular, una maravilla que después de más de 40 años vuelve a ser accesible a todos, con un nuevo itinerario de visita -a partir del 1 de noviembre- que suma una nueva pieza al encanto del monumento más visitado de Italia.

“Un espectáculo inolvidable”, comentó el ministro de Cultura, Dario Franceschini, que ya apunta a la restauración de los subterráneos (el contrato está por ser firmado y los trabajos durarán un año y medio) y a la cuestionada cobertura de la arena, el proyecto que quiso con fuerza y al que destinó 18 millones de euros.

“Con la reconstrucción de la arena se comprenderá realmente qué quería decir ver un espectáculo en el Coliseo”, reiteró el ministro durante la visita.

Por razones de seguridad, el nuevo recorrido será reservado a grupos de máximo 25 personas acompañadas por un guía. Comienza en el tercer nivel del anfiteatro, después de atravesar la única galería aún conservada como era originalmente.

Una galería intermedia -explicó Rea- que tenía la función de distribuir al público, que desde el segundo nivel (hoy el primer piso del anfiteatro) llegaba a los pisos más altos: primero el “meniano segundo”, en el cuarto nivel, donde sobre amplios asientos de mármol divididos por categorías hallaban lugar los comerciantes y la pequeña burguesía; luego el “meniano in ligneis” reservado a la plebe, a 40 metros por encima de la arena.

Aquí las familias del pueblo pasaban a veces días enteros, se divertían, comían y a veces hasta se preparaban la comida, sobre todo “pollo y cereales”, cocinándolos en hornillos improvisados cuyos restos fueron hallados por los arqueólogos.

Tampoco faltaban los baños, prácticamente agujeros en el pavimento, instalados en la galería. Reconstruido por Luigi Canina en el siglo XIX, el quinto nivel hoy tiene el aspecto de una terraza descubierta, con extraordinaria vista al Coliseo y sobre la capital, pero también expuesta al sol y la lluvia.

En la antigua Roma no era así: si los asientos más lujosos de la cavea -los tronos de mármol para los senadores pero también los asientos de piedra de la burguesía rica- estaban cubiertos por una delgada cortina llamada velum, el sector de la plebe estaba reparado por un amplio pórtico que garantizaba protección.

La nueva visita será “una experiencia fortísima que cada turista se llevará consigo”, agregó Franceschini. Por ahora al paseo se ingresa solo mediante una empinada escalera, pero se está trabajando para instalar un montapersonas que permitirá mayor accesibilidad.

La entrada costará 9 euros, y 15 si la visita se une a los subterráneos y el nivel de la arena, con reserva obligatoria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3 octubre 2017 at 7:43 pm 2 comentarios

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente