Posts filed under ‘escultura’

Encuentran una impresionante estatua de Afrodita durante las obras del metro en la ciudad griega de Salónica

Según ha dicho el responsable de la compañía de metro, “esta Afrodita es, probablemente, el hallazgo más bello de los más de 300.000 que han sido descubiertos durante las obras”. Además, también han aparecido restos de mosaicos del siglo VI en perfecto estado.

La estatua de afrodita hallada | Facebook | Yannis Mylópulos

Fuente: EFE – Madrid  |  La Sexta
21 de febrero de 2018

Una estatua de Afrodita de belleza extraordinaria ha sido hallada durante los trabajos para la construcción del metro de Salónica, la segunda ciudad más grande de Grecia en el norte del país, anunció el presidente de la compañía Atikó Metro, Yannis Mylópulos.

“Esta Afrodita sin cabeza es probablemente el hallazgo más bello de los más de 300.000 que fueron descubiertos durante los trabajos de construcción”, anunció Mylópulos en su cuenta personal de Facebook.

Los detalles del este nuevo descubrimiento serán presentados en una conferencia conjunta de la empresa constructora Atikó Metro y la dirección de arqueología de Salónica. La estatua fue encontrada durante las excavaciones en el subsuelo del centro de la ciudad, en las cercanías de la iglesia bizantina de Santa Sofía.

En el mismo lugar aparecieron recientemente unos mosaicos del siglo VI, en perfecto estado de conservación, también durante las obras de construcción del metro. Los hallazgos arqueológicos son una de las principales razones del retraso de la construcción del metro de Salónica, que comenzó en 2006 y cuya conclusión estaba inicialmente prevista para comienzos de 2013. Con retrasos similares se enfrentó también el metro de Atenas, algunas estaciones de las cuales exponen las piezas arqueológicos halladas ‘in situ’.

 

Anuncios

21 febrero 2018 at 8:13 pm Deja un comentario

Así trabajan en el único taller que puede copiar las grandes esculturas del arte clásico griego

Aunque existen multitud de copias de las principales esculturas del Arte Griego, solo un taller de Atenas cuenta con el certificado oficial para poder realizarlas. Este derecho exclusivo le ha sido concedido por el Ministerio de Cultura de Grecia.

En la imagen, un artista trabaja en una réplica de una estatua antigua de Higía, la diosa de la salud, en un taller de Atenas. Es el único centro del mundo que puede realizar copias de obras del arte clásico griego. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

Fuente: YAHOO Noticias
5 de febrero de 2018

Unas 50 personas, todas licenciadas en Bellas Artes, trabajan en este taller para recrear con exactitud una gran variedad de esculturas de la Antigua Grecia. Desde piezas de apenas unos centímetros hasta estatuas de Zeus de más de dos metros. Todas las figuras están realizadas con yeso y a escala real. Además, se pintan cuidadosamente a mano para imitar los tonos originales.

Las piezas son destinadas a la venta, aunque por el momento solo se pueden comprar en los principales museos y sitios arqueológicos de Grecia. Sin embargo, próximamente también se podrán adquirir a través de Internet.

Esta tienda y taller de Atenas cuenta con el derecho exclusivo de hacer las copias de las esculturas clásicas de la Antigua Grecia gracias a un permiso especial concedido por el Ministerio de Cultura del país heleno. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

En la fotografía, una copia de la Venus de Milo, la escultura del siglo II a. C. que representa a Afrodita, la diosa griega del amor, la belleza, el placer y la procreación. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

Un equipo de unas 50 personas, todas ellas licenciadas en Bellas Artes, trabaja en el taller para realizar estas réplicas exactas. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

El equipo realiza copias de todo tipo de esculturas. Desde figuras de animales de apenas unos centímetros hasta grandes piezas de más de dos metros de altura. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

Las piezas se venden exclusivamente en los principales museos y lugares arqueológicos de Grecia y los ingresos se destinan a la conservación del arte clásico heleno. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

Sin embargo, próximamente también se podrán comprar estas esculturas a través de Internet. La ministra de Cultura de Grecia, Lydia Koniordou, anunció recientemente que en verano estará disponible la venta online. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

Unas estatuillas cicládicas son embaladas en una caja para enviarse a su lugar de venta. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

Las copias se realizan con moldes a escala real y en yeso, un material que no se contrae al secarse a diferencia de otros como la resina. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

Además, las esculturas se pintan a mano cuidadosamente para imitar el tono de la pieza original, ya sea de metal, mármol, arcilla, marfil u otro material. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

Las reproducciones pueden tardar en realizarse desde unos pocos días hasta dos meses, el tiempo que duró el fabricar la copia de esta estatua del siglo V a. C., dios del cabo Artemisio, que representa a Zeus o Poseidón. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

La estatua de Zeus o Poseidón es una de las principales obras que se puede contemplar en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas. El precio de su copia alcanza los 3.000 euros. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

Una copia de la cabeza de Alejandro Magno pasando por el procesamiento de color. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

Uno de los artistas limpia la copia de una cabeza de Higía. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

Los moldes se fabrican en los museos donde se guardan las piezas originales y todos se almacenan en el taller. Se conservan algunos incluso desde el siglo XIX. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

Un trabajador del laboratorio sujeta la copia de un kuros, un tipo de escultura que imperó en el Periodo Arcaico del arte griego. (Foto: Thanassis Stavrakis / AP).

 

6 febrero 2018 at 6:09 pm Deja un comentario

Reconstruyen el rostro de los emperadores Adriano y Marco Aurelio

Un grupo de estudiantes del Theaterakademie August Everding de Múnich ha creado una serie de esculturas de silicona de los emperadores basándose en estudios historiográficos y en las esculturas de la antigüedad

El rostro de Adriano – TAE

Fuente: ABC
31 de enero de 2018

Hace unas semanas, un grupo de científicos griegos reconstruyeron el rostro de una mujer que vivió en Tesalia hace 9.000 años a través de las más avanzadas técnicas forenses. Ahora, un grupo de estudiantes de arte ha reconstruido el rostro de los emperadores Adriano y Marco Aurelio, entre otros ilustres personajes de la antigüedad, a través de unas esculturas de silicona con todo lujo de detalles.

Rostro de Marco Aurelio – TAE

Para la realización de las esculturas los estudiantes se han inspirado en las esculturas clásicas que se conservan de los mandatarios. Sin embargo, como estos eran un retrato idealizado de la realidad, se han visto obligados a realizar un laborioso estudio historiográfico para ser lo más exactos posibles a la hora de retratar a los emperadores. Ahora, estas esculturas hiperrealistas se exponen en la Gliptoteca de Múnich.

 

31 enero 2018 at 5:26 pm Deja un comentario

Las tumbas de la élite de Pompeya

Un equipo de arqueólogos que trabaja en Pompeya anunció recientemente el descubrimiento de una tumba monumental de mármol con una inscripción epigráfica de cuatro metros de longitud.

Las excavaciones. Un equipo de arqueólogos trabaja en la excavación del gran mausoleo hallado en la necrópolis de la puerta de Estabia, en Pompeya. Foto: Cesare Abbate / Ap images / Gtres

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC
29 de enero de 2018

“La calidad del mausoleo y las características del epígrafe funerario, el mayor encontrado hasta ahora en el yacimiento, permiten situar al difunto entre la élite pompeyana”, ha afirmado el arqueólogo de la Universidad de Leicester Rubén Montoya, que participa en un proyecto en el yacimiento italiano. Aunque el nombre del difunto no aparece mencionado en el monumento, podría tratarse de Nigidio Mayo, el más famoso organizador de espectáculos de Pompeya en época de Nerón y Vespasiano. De hecho, el sepulcro fue hallado muy cerca del lugar donde en el siglo XIX apareció un relieve con escenas de gladiadores, procesiones y caza, que actualmente se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles.

Un difunto ilustre. El epígrafe de la tumba, encontrada en la necrópolis que jalonaba la vía de entrada de la ciudad por la puerta de Estabia (al sur), contiene un elogio fúnebre del difunto –caso único en Pompeya–, que menciona datos específicos de su vida, como el recibimiento de la toga viril o su matrimonio. Asimismo, alude a la preparación de banquetes públicos, donaciones y la organización de grandes espectáculos, en los que participaron un total de 416 gladiadores. Foto: Cesare Abbate / Ap images / Gtres

 

29 enero 2018 at 5:54 pm Deja un comentario

La competición o la vida

En la antigua Grecia la palabra ‘Agón’ servía para designar la competición. Una muestra con ese título recorre en CaixaForum el espíritu de lucha y desafío que llevó a los griegos a desarrollar campeonatos y juegos deportivos de los que todavía nos nutrimos, pero también envites intelectuales, en la música y en el teatro. Una búsqueda de la victoria reflejada y bien por el arte.

Figurillas de bronce Etrusco-campanienses, realizadas c. 480 a.C. Halladas en Cumas, Italia.

Fuente: ISABEL GÓMEZ-MELENCHÓN  |  LA VANGUARDIA
27 de enero de 2018

Los ganadores de cualquiera de las numerosas competiciones deportivas que se desarrollaban en Grecia no recibían medallas. Su recompensa era la fama. Pero no sólo eso: los deportes eran un buen negocio, en todos los sentidos. A menudo un estado (en el siglo VIII a.C. surgieron por el Mediterráneo cientos de polis, ciudades estado griegas) patrocinaba a un atleta y corría con los gastos de su entrenamiento, viajes, equipo, una inversión que compensaba si este obtenía una victoria, a mayor prestigio de sus paganos. Y a su vez el atleta era retribuido no sólo en su amor propio, sino con grandes privilegios, como alojamiento y manutención gratis y acceso libre a los teatros de por vida, además de contar con un nutrido grupo de admiradores.

¿Hablamos de la antigüedad o de ahora mismo? La exposición Agón! La competición en la antigua Grecia que puede verse en CaixaForum nos ilustra hasta qué punto nuestra tra­dición deportiva tiene un ADN bien localizable. Sí, fueron los romanos quienes dijeron lo de mens sana in corpore sano, pero se lo habían copiado a los griegos. Como ahora hacemos también nosotros, y no sólo con los Juegos Olímpicos, como puede verse en esta magnífica muestra que reúne 170 objetos procedentes del British Museum: entre ellos un fragmento del friso del Mausoleo de Halicarnaso, del 350 a.C., que nunca antes había salido de Londres, o el jarro que acompaña estas líneas, en el que un joven está a punto de coronarse. Siguiendo con las retribuciones más materiales que los laureles, el ganador de la carrera de bigas (carruajes) en las Panateneas, las competiciones de Atenas, recibía 140 ánforas de aceite de oliva, que comparados con fichajes como el de Coutinho hacen sonreír, pero en aquel tiempo valían lo suyo, igual que los recuerdos que podían encargar los atletas de Olimpia: con una victoria, una estatua, con tres, un retrato de sí mismo a cargo de un escultor de élite, Fidias o Mirón. Sin duda eran auténticas estrellas.

Los vencedores en algunas carreras en Atenas recibían como premio 140 ánforas de aceite de oliva

Atenas, Olimpia, Esparta… La rivalidad entre las ciudades tenía su pendant en la que existía entre sus ha­bitantes, reflejo, a su vez, de la que amenizaba la vida de sus dioses: enfrentados entre ellos para establecer la jerarquía de su autoridad, tiene nada de extrañar que los humanos los acabaran emulando y aspiraran a convertirse en héroes. Agón es el término que designaba esta rivalidad que se consideraba necesario y estimulante, no sólo en las actividades físicas, también en las intelectuales, música o teatro, y de apariencia, como los concursos de belleza, uno de los cuales, si hay que creer a Homero, dio lugar a la guerra de Troya.

Entrenados desde bien pequeños para ser competitivos, el deporte era una salida natural para tanta testosterona.También la guerra. Si de la política se puede decir que es la continuación de la guerra por otros medios, también se podría decir lo mismo del deporte, o al revés. Ambas actividades compartían representaciones y dioses, tal como se explica en el estupendo catálogo que acompaña a la exposición. La diosa de la victoria, Niké, era, se explica en el catálogo, una de las más representadas en las artes plásticas, unas veces para conmemorar un triunfo bélico, otras deportivo: se la suele caracterizar con alas o al frente de veloces carros, también en los frontones de los edificios, donde se la situaba posándose después de un vuelo.

Diadumeno

Los hombres competían desnudos, de hecho se prohibió ropa en las competiciones deportivas para evitar accidentes, pero también para mostrar la perfección alcanzada con el ejercicio, de ahí el culto al cuerpo pero también su cuidado.Para protegerse la piel, los atletas se frotaban con aceite de oliva, y después del entrenamiento y de las competiciones se limpiaban con un estrígilo, un utensilio metálico con una hoja curva, con aceite de oliva, bálsamos perfumados y ungüentos. Los niños se iniciaban muy pronto en la educación deportiva, reservada, evidentemente, para los varones; una excepción es la figura de Atalanta, la primera atleta femenina de la mitología griega, quien se resarció venciendo en unos juegos fúnebres del hecho de haber sido abandonada por su padre, el rey Yaso, quien deseaba un varón…

Las competiciones eran parte tan fundamental en la vida griega que incluso formaban parte de los ritos funerarios. Los griegos consideraban que el deporte, y la competición en general, unía a los pueblos, pero también que su instrucción desde la infancia era una manera de inculcar a los pequeños la importancia de seguir las normas. Ya vemos que palabras como gimnasio, palestra o estadio no son lo único que nos han legado los helenos al respecto.

Agón! La competición en la antigua Grecia

Comisario: Peter Higgs. Caixaforum. Barcelona. http://www.caixaforum.es. hasta el 18 de febrero

 

27 enero 2018 at 12:25 pm Deja un comentario

El regreso de Orfeo y Cancerbero al centro de Madrid

El mito griego tiene su propia fuente al lado de la Plaza Mayor

La estatua de Orfeo en Madrid. (Juan Sardá)

Fuente: JUAN SARDÁ  |  LA VANGUARDIA
27 de enero de 2018

Cuenta la leyenda que Orfeo, hijo de Apolo y Calíope, podía cantar y tocar de tal manera que conmovía a humanos, animales, árboles, ríos y piedras. El día de la boda, una serpiente venenosa mordió a Eurídice en el talón, según algunos mientras huía de Aristeo, un apicultor. A consecuencia de ello murió y el inconsolable Orfeo, en palabras de Ovidio: “Mientras cantaba con la música de la lira, las almas rompieron a llorar. Tántalo no se esforzó en alcanzar las aguas que siempre se retiraban, la rueda de Ixión se detuvo, los buitres dejaron de picar el hígado de Titis, las hijas de Danao dejaron de llenar sus vasijas y Sísifo descansó sobre una roca”.

Incluso el implacable Hades quedó desconcertado y le permitió llevarse a su amada a condición de que no volviese la vista hasta haber salido de allí. Orfeo salió feliz, seguido de Eurídice. Justo antes de abandonar el Hades, Orfeo se dejó llevar por la impaciencia y miró hacia atrás, lo que provocó que su amada se desvaneciese en la niebla del reino de los muertos, despidiéndose de él sin que Orfeo pudiese oírla.

Homenaje a Orfeo

Hay pocas leyendas más bonitas que la de Orfeo y Madrid le dedica una de sus fuentes más emblemáticas, en la plaza de la Provincia, a pocos metros de la Plaza Mayor y en frente del Palacio de Santa Cruz, que hoy es la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores pero antiguamente fue Cárcel de la Corte.

La fuente de Orfeo, en la que aparece junto a un perro, que podría ser el suyo o Cerbero, que en la mitología vigilaba el Hades y al que encantó con el sonido de su lira, fue inaugurada al final del reinado de Felipe III, siguiendo un proyecto de 1617 supervisado por Juan Gómez de Mora, autor también del Palacio de Santa Cruz mencionado.

La obra de la fuente fue contratada el 9 de mayo de 1617 por Gaspar Ordóñez, que prometió a Gómez de Mora que cobraría 1.550 ducados si se comprometía a terminarla en tres meses. Plazo que cumplió con la ayuda de los maestros de obras Juan de Chapitel y Alduayn y de Martín de Azpillaga, y de los alarifes Juan Díaz y Pedro de Pedrosa. La fuente estaba enlosada en todo su contorno y tenía cuatro escudos de armas reales y otros cuatro de armas de la Villa. La culminaba una estatua de mármol atribuida a Rutilio Gaci.

La fuente fue inaugurada al final del reinado de Felipe III

 

27 enero 2018 at 11:57 am Deja un comentario

La creatividad de Fornasetti se mezcla con la escultura clásica en Roma

Los innovadores diseños del polifacético artista italiano Piero Fornasetti se mezclan ahora en Roma con la colección de escultura clásica del Palacio Altemps, con la que ironizan y dialogan en armonía.

Foto: MiBAC

Fuente: EFE  |  ABC
10 de enero de 2018

Lo hacen con ocasión del vigésimo aniversario de la apertura al público de este palacio, una de las sedes del Museo Nacional Romano, que acoge hasta el 6 de mayo la exposición “Citazioni pratiche. Fornasetti a Palazzo Altemps” (“Citas prácticas. Fornasetti en el Palazzo Altemps”).

De la mano del diseñador que llevó “lo antiguo a lo contemporáneo” se pretende así acercar a las nuevas generaciones el patrimonio arqueológico alojado en su interior, que va desde el siglo V a. C. hasta el XVII, a fin de que “puedan preservar y mejorar la memoria del pasado”, explicó a Efe la directora del centro, Daniela Porro.

Creador de impresiones surrealistas y fantasiosas, Fornasetti (1913-1988) tomaba motivos clásicos de lo antiguo, como la diosa Afrodita, la serpiente o el sol, del Renacimiento y hasta del barroco, y los plasmaba en una gran variedad de objetos decorativos.

Su técnica la llevó a mobiliario, objetos de porcelana, alfombras, ceniceros, juegos de café, lámparas o biombos, todos los cuales, y más, se han dispuesto en una especie de “horror vacui” (horror al vacío) en varias de las habitaciones del primer piso de este museo hasta dar forma a la estética de los que fueron sus antiguos apartamentos.

Juega así el arquitecto con el doble alma del inmueble, otrora residencia del embajador de España y alojamiento histórico de aristócratas familias italianas como los Orsini, Altemps o Hardouin.

De sala en sala, y en un escenario aparentemente antagónico, la colección de escultura clásica y antigua del palacio se envuelve y confronta con veintisiete de las incursiones artísticas de este moderno creador, en las que se despliegan hábilmente alrededor de ochocientas de sus piezas, de las más de trece mil que ejecutó.

“Una comparación a veces fantástica, otras irreverente, pero siempre sabia, que permite leer la colección del Palazzo Altemps de una nueva manera”, valora Porro.

Un busto de mármol del dios romano Plutón se rodea de platos en forma de constelación; de cerámica y coloridos por otro lado son los gatos, símbolo de la antigua Roma, que se alternan sobre restos romanos.

Hay hasta paragüeros y cojines colocados en varias salas del museo, en el que el mensaje que se transmite es la imaginación desenfrenada del autor en la que todo cabe.

En innumerables ocasiones, el artista alude a Grecia, y tanto rodea con bocetos eróticos antiguas esculturas de sus dioses o criaturas mitológicas, como ironiza con sus narices, arquetipo clásico, comparándolas con fotografías de la suya.

Fue defensor de la funcionalidad en el diseño de los objetos, pues decía que “una silla está hecha para sentarse y, sobre todo, debe ser cómoda”, tal como recuerda a Efe su hijo Barnaba Fornasetti.

Cual artesano renacentista, Fornasetti gestó un sello distintivo e inconfundible desde las paredes de un taller sito en su ciudad natal, Milán, que lo han llevado a ser considerado uno de los creadores de más talento del siglo XX.

Su secreto fue la originalidad y la falta de contemporaneidad de su arte, según lo resume su hijo, actualmente a las riendas del estudio familiar.

Muestra de la atracción por las obras de Fornasetti es que un mueble con su firma se vendiera por 53.500 euros (unos 64.000 dólares) en una subasta en la casa “Christie’s” en Londres en 2016.

O que se pujara hasta los 22.500 euros (unos 27.000 dólares) por una serie de 24 platos en los que figuraba uno de sus recurrentes “leitmotivs”, la cara de la soprano italiana Lina Cavalieri.

Nunca conoció a esa artista pero sintió “fascinación formal y gráfica” por su rostro, asegura Barnaba sobre una cara a la que su padre regresó constantemente en el curso de su carrera artística.

“Como el mismo Piero explicó, el rostro de la mujer es como una estatua griega, enigmático como la Mona Lisa y modelable a través de la intuición visual”, evoca Barnaba sobre palabras de su padre quien, apunta, “reinventó y reinterpretó, dejando flotar su imaginación con rigor, otros temas como las cartas, los arlequines o las manos”.

Varias de estas cuelgan, invitando a ser estrechadas, del techo de una sala del Palacio Altemps, donde lo antiguo y lo moderno se dan la mano.

Ver Galería fotográfica en Corriere della Sera

 

10 enero 2018 at 7:16 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

febrero 2018
L M X J V S D
« Ene    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente