Posts filed under ‘escultura’

Hallan una cabeza de escultura romana en Caldes de Montbui (Barcelona)

Cabeza de escultura romana de mármol blanco hallada en Caldes de Montbui EL MUNDO

Fuente: ENRIC TRIAS > Barcelona  |  EL MUNDO
26 de mayo de 2017

Una cabeza de escultura romana ha sido hallada en Caldes de Montbui durante las excavaciones arqueológicas de los antiguos baños termales del municipio. El equipo de arqueólogos dirigido por Pere Artigas descubrió la cabeza de mármol blanco, que habría pertenecido a una escultura completa a tamaño real, en las nuevas excavaciones que se realizan para la reurbanización de la plaza de la Font del Lleó.

La catedrática del departamento de Ciències de l’Antiguitat i de l’Edat Mitjana de la Facultad de Filosofia i Lletres de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Isabel Rodà de Llanza, será la encargada de estudiar la cabeza hallada. La académica determinará la procedencia, su fecha y la identificará. Según las primeras hipótesis in situ, se podría tratar de la imagen de una divinidad vinculada con las aguas termales.

Esta pieza ha sido hallada en buen estado de conservación y de momento sólo se le ha realizado una limpieza a cargo de la empresa de conservación y restauración Gamarra i Garcia.

El descubrimiento ha sido anunciado esta mañana durante una visita al yacimiento del alcalde de Caldes de Montbui, Jordi Solé; la directora del Servicio de Arqueologia i Paleontologia del Departament de Cultura, Maite Miró; el arqueòleg director de la excavación, Pere Artigues; el regidor de Patrimoni, Isidre Pineda, y el regidor d’Espais Públics, Jaume Mauri.

 

26 mayo 2017 at 4:52 pm Deja un comentario

El favorito de los Papas en Roma

Bernini dejó en el siglo XVII en las calles y los templos romanos obras maestras de exaltada tensión barroca. De Villa Borghese al Vaticano, una ruta escultórica

Fuente: DAVID TORRES  |  EL PAÍS
22 de mayo de 2017

La mujer grita, pero su voz no se oye. La mujer corre sin moverse del sitio, lleva siglos parada en su metamorfosis, cabellos cuajados de ramas, hojas tiernas brotando de los dedos, una rodilla fundida en una corteza de árbol. El hombre la alcanza justo en el momento de perderla, una pareja condenada por los siglos de los siglos a tocarse y no tocarse. Hay muchas maneras de decirlo, pero en realidad no hay ninguna manera: quizá la belleza se encuentre más allá de las palabras. Un deseo truncado, un mito trágico, un intento de violación, un bloque de mármol blanco resuelto en energía pura.

JAVIER BELLOSO

Estoy de pie en una sala de la Galería Borghese, en Roma, solo e indefenso ante el Apolo y Dafne de Bernini, rodeado de docenas de turistas y solo ante la eternidad, sin poder hacer nada. He visto antes este bloque escultórico docenas de veces, en fotografías, en documentales, en ilustraciones de libros de arte, pero realmente nunca lo había visto. Garcilaso lo anticipó en un soneto que leí por primera vez hace treinta y tantos años: A Dafne ya los brazos le crecían… Pero nada, ni Garcilaso, ni Ovidio, ni los bancos de imágenes, ni las guías de viaje, me había preparado para la experiencia de primera mano; nada puede compararse realmente a esta conmoción, a esta explosión de luz, al momento exacto en que una piedra cobra vida.

David no está detenido en el combate, sino que arquea su cuerpo un segundo antes de lanzar la piedra

Roma merece un viaje por muchos motivos, y entre esos motivos siempre estará Bernini. La presencia del gran escultor y arquitecto napolitano en calles, iglesias y museos es uno de los sellos distintivos de la Ciudad Eterna, como también lo son Bramante, Miguel Ángel o Caravaggio. Si se escoge el orden cronológico, el recorrido por la Roma de Bernini bien puede empezar por la Galería Borghese. Allí se alzan cuatro de las primeras grandes esculturas de Gian Lorenzo Bernini (1598-1680), cuatro obras maestras que realizó cuando solo era un joven que trabajaba a las órdenes del cardenal Scipione Borghese. El Eneas, Anquises y Ascanio parece un verso de Virgilio puesto en pie. En El rapto de Proserpina, los dedos de Plutón se hunden para siempre en la carne de mármol. Con su David, Bernini se atrevió a seguir los pasos de Miguel Ángel: el pastor ya no está detenido en el momento previo al combate, sino que estira la honda entre sus brazos mientras que arquea el cuerpo un segundo antes de lanzar la piedra. Ese es el momento en el que se instala el arte de Bernini, pleno de tensión, barroco hasta el tuétano.

El Pulcino della Minerva, en Roma. FRANZ-MARC FREI

El reloj de arena

Bernini fue el artista favorito de los Papas durante el siglo XVII, y de las muchas obras que atestiguan su talento como arquitecto destaca la iglesia de Sant’Andrea al Quirinale, una asombrosa síntesis de curvas y elipses. En el Vaticano, Bernini diseñó la plaza de forma oval con dos semicírculos ante los que se levanta la columnata rematada con una balaustrada adornada con las figuras de 140 santos. En el interior del templo, bajo la cúpula, realizó el inmenso baldaquino de bronce con sus prodigiosas columnas salomónicas. También proyectó la decoración de los cuatro pilares que sustentan la cúpula en forma de nichos que albergan cuatro enormes esculturas, una de las cuales, San Longinos, es obra suya. El Vaticano guarda también una de sus últimas obras: el sepulcro de Alejandro VII, una majestuosa alegoría donde la figura de la Muerte, agazapada bajo un cortinaje de mármol sanguinolento, muestra un reloj de arena con el tiempo que se acaba.

En la plaza Navona, Bernini aprovechó el encargo del papa Inocencio X para levantar la fuente más fastuosa e impresionante de Roma —y en ninguna otra ciudad del mundo hay tanta competencia—. Coronada por un obelisco egipcio, festoneada de animales y vegetales petrificados, la Fontana dei Quattro Fiumi es una monumental alegoría de los cuatro ríos más grandes conocidos en la época: el Nilo, el Ganges, el Danubio y el Río de la Plata. La otra gran fuente de la plaza, la Fontana del Moro, sigue un diseño de Giacomo della Porta, pero fue Bernini quien esculpió la estatua central. No muy lejos, casi junto al Panteón, se encuentra el Obelisco della Minerva, cuyo pedestal en forma de elefante también es de Bernini.

Si la temática mitológica encumbró a Bernini en sus comienzos, fueron dos encargos religiosos los que representan la cúspide de su arte en su madurez. El Éxtasis de la beata Ludovica Albertoni, en la iglesia de San Francesco a Ripa, una composición horizontal de una ternura insoportable en la que los pliegues de los ropajes son caricias; el Éxtasis de Santa Teresa, en la iglesia de Santa Maria della Vittoria, una obra sublime en la que asistimos a la transverberación de la santa desde lejos, casi a escondidas. Nuevamente las fotos nos engañan con detalles sacados a través de teleobjetivos y a los que no tenemos ningún derecho. La Santa Teresa está hecha para asomarse a ella de puntillas, de igual modo que en Apolo y Dafne hay que girar en torno a la estatua para ver a la mujer floreciendo, las ramas brotando, el instante exacto de la metamorfosis. Ese instante, el de la transfiguración, es el que se atrevió a esculpir Bernini, un artista que plasmó a la mujer acosada, zarandeada, desgarrada, raptada, extasiada en luz, en amor, en árboles, en vida.

David Torres es autor de la novela Todos los buenos soldados (Planeta, 2014).

 

22 mayo 2017 at 8:04 pm Deja un comentario

La Amazona Herida de Écija

La ‘Amazona Herida’ es una escultura del siglo II DC de excepcional valor histórico que más de cuarenta mil personas visitan cada año en el Museo Histórico de Écija

Fuente: SONSOLES FERRÍN SORIA > Sevilla  |  Cadena SER
18 de mayo de 2017

La Amazona es una pieza escultórica  que se encuadra en la llamada escultura ideal. Se trata de una copia de original griego realizada en mármol blanco, posiblemente importada, como obra de taller foráneo.

Su descubrimiento se produjo en febrero de 2002 en el transcurso de la intervención arqueológica municipal llevada a cabo en la Plaza de España de Écija (Sevilla) con motivo del proyecto de construcción de un aparcamiento público subterráneo. En concreto, la Amazona fue hallada dentro de una natatio, piscina construida a lo largo del siglo I DC y en uso hasta principios del siglo IV DC. Se encuadra en la época de mayor esplendor de la romana Astigi que alcanzó enorme esplendor gracias a la exportación de aceite de oliva a todos los rincones del Imperio Romano.

El Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico se encargó de su restauración. La Amazona de Écija apareció fragmentada en tres partes. Le faltaba la mano izquierda (luego recuperada en la excavación junto a cuatro dedos). Debió fracturarse en el momento en que fue depositada en su posible escondite. Gracias al trabajo excepcional de restauración de IAPH, “La Amazona Herida”, es hoy, quince años después de su descubrimiento, un incentivo turístico más para Écija.

 

18 mayo 2017 at 6:26 pm Deja un comentario

La mujer más retratada de Roma

El trabajo de un arqueólogo de la US y una investigadora del IAPH permite ensamblar un retrato de Livia Drusila hallado hace 57 años en el yacimiento de Asido (Medina Sidonia)

Estatua de Livia Drusila, junto a los bustos de sus nietos Germánico y Druso el menor. / Román Ríos (Efe)

Fuente: ALBERTO CABELLO > Sevilla  |  El Correo de Andalucía
12 de mayo de 2017

No hay mujer romana de la que se hicieran más retratos. Fue atractiva. Algunos autores apuntan que maquiavélica, 1.500 años antes de que el pensador florentino repensara sobre el fin y los medios, y contrapunto femenino de la época a los excesos egipcios que el idilio entre Marco Antonio y Cleopatra instauró en la ciudad de la siete colinas. Livia Drusila (58 a.c.-29 d.c.) fue esposa (Augusto), madre (Tiberio), abuela (Claudio) y tatarabuela (Nerón) de emperadores de Roma. Representaciones suyas se han encontrado a lo largo del extenso Imperio Romano (Italia, Grecia, la Galia, Dalmacia…). También en Hispania, donde al menos hay documentadas figuras en Ampurias, Corduba, Iponuba (cerca de Baena), Tarraco, Segobriga (Saelices, Cuenca), Anticaria (Antequera) y Asido (Medina Sidonia).

Los trabajos arqueológicos que se ejecutaron en el yacimiento gaditano en 1960 permitieron sacar a la luz los retratos de Livia y sus nietos Germánico y Druso el menor. También apareció un cuerpo femenino que fue almacenado en los fondos del Museo de Cádiz, mientras que los bustos de la abuela y sus nietos fueron expuestos en una de las salas. Casi seis décadas después, el trabajo del catedrático de la Universidad de Sevilla, José Beltrán, y de la investigadora del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), María Luisa Beltrán, han permitido ensamblar cabeza y tronco para que la esposa de Augusto vuelva a presumir de cuerpo en la sala en la que ya posa desde la cabeza hasta las rodillas.

«Cuando empezamos a investigar todo el material que se extrajo en la campaña de 1960 en Asido, creímos que la hipótesis más normal era que el cuerpo perteneciera al cuerpo de la Livia. Fue complejo sacarla y tuvimos que corroborarla con el encaje de las piezas que hizo el restaurador del Museo», explica Beltrán. Los trabajos no han concluido con el ensamblaje, ahora el IAPH estudia y analiza la pieza ya completa para conseguir una representación en tres dimensiones, que permita recrear con exactitud la figura, una medida de precaución en caso de que se produzca alguna rotura.

Los dos expertos supieron en 2015 de la aparición de un cuerpo de estatua femenina sin cabeza en las excavaciones de 1960 y solicitaron poder revisar esa pieza por si podía coincidir con la cabeza expuesta. El Museo de Cádiz accedió a esta petición y la pieza fue sacada del almacén.

El cuerpo de la madre de Tiberio estuvo catalogado durante 57 años en el Museo de Cádiz con el número 7.028. Mide 165 centímetros de altura, 64 centímetros de ancho y 41 centímetros de grosor. Está fragmentado a la altura de las rodillas y está cubierto por una toga y un manto. Llamativo resulta que aún conserve parte de la policromía en azul y dorado de su vestimenta. El tiempo que se ha llevado en la oscuridad ha permitido esta conservación tan inusual en esculturas de mármol de la época. «El ensamblaje resultó muy emocionante. Además, no fue nada fácil porque estaba tumbado y hubo que calzarlo. Fue algo muy impactante», apunta uno de los restauradores del museo gaditano Luis Carlos Zambrano.

Los retratos honoríficos se encontraban entre los más prestigiosos a la hora de ensalzar los honores públicos de un hombre o una mujer romano. Se erigían en agradecimiento por las generosidades del pasado o para fomentar futuras obras de caridad y se convirtieron en recordatorios públicos de promesas hechas o cumplidas. La trascendencia que llegó a tener Livia Drusila y la importancia de la colonia de Asido quedaron demostradas con el hallazgo de esta estatua en el yacimiento de la localidad gaditana.

Relacionada con la práctica helenística de elaborar estatuas de benefactores y miembros de la familia real, la tradición de estatuas honoríficas comenzó en el período republicano en Roma y continuó siendo una práctica activa durante el período imperial y la antigüedad tardía.

Livia fue considerada como modelo de madre y ejemplo del papel que la mujer debía de ostentar en la familia Se convirtió en la matrona romana. Fue considerada como ejemplo de seriedad, moderación (su vestimenta nunca fue ostentosa y renunció a llevar joyas). Encarnó los valores de moral y dignitas romana, que el emperador Augusto promulgaba como pilares de su política. «Con su virtud la mujer de César Augusto consigue que los tiempos antiguos no superen a nuestro siglo en alabanza de la castidad. Ella, poseyendo la belleza de Venus y el temple de Juno, es la única mujer digna de compartir lecho con un dios», escribió de ella Ovidio.

Esta es la versión más amable de la biografía de Livia Drusila, aunque la imagen más avinagrada la expuso Robert Graves en su obra, Yo Claudio. En ella expone a una mujer que no escatima en maniobras y envenenamientos para lograr que sus intereses se impusieran. Conspiró para que Tiberio, el hijo de su primer matrimonio, fuera el heredero de Augusto.

 

13 mayo 2017 at 8:47 am Deja un comentario

Cambrils recupera los valiosos bronces romanos de la villa de La Llosa

Cambrils ha recuperado el depósito permanente de los valiosos bronces romanos hallados 25 años atrás en el yacimiento de la Llosa y que ostentaba, hasta ahora, la Generalitat.

Lampadario que representa al dios Baco, localizado en la villa romana de La Llosa en el año 1992. Detalle. Foto: Gencat

Fuente: EFE  |  LA VANGUARDIA

Tarragona, 11 may.-  El Museo de Historia de Cambrils, según informa el consistorio, ya tiene el depósito definitivo de los bronces romanos, datados de entre la segunda mitad del siglo I y el siglo II dC, la época de mayor esplendor de la villa.

Se trata de objetos de iluminación, como un candelabro, una lámpara de aceite y un lampadario; piezas de una vajilla de lujo, coladores y soportes.

Todos estos vestigios formaban parte de la sala más noble de la casa, el triclinium (comedor), su factura artística denotaba refinamiento y estaban elaborados por el mismo taller, probablemente del sur de Italia.

La concesión de la Generalitat llega un cuarto de siglo después de excavar el yacimiento de la Llosa por primera vez, después de cinco peticiones del Ayuntamiento de Cambrils para ostentar su depósito definitivo.

En total, Cambrils recupera 230 objetos procedentes de los yacimientos de los Jardines de la Ermita de la Virgen del Camino y la villa romana de la Llosa.

La alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, subraya que, además de regularizar la situación administrativa de este patrimonio, también es un reconocimiento a la buena gestión.

El museo de Historia de Cambrils ha organizado una programación especial dentro del festival de recreación histórica Tarraco Viva 2017 y el Día Internacional de los Museos, con visitas a La Llosa, charlas, conciertos y espectáculos históricos, entre otros.

 

13 mayo 2017 at 8:43 am Deja un comentario

Los visitantes de Ercávica en Cañaveruelas (Cuenca) podrán visualizar virtualmente 6 piezas aparecidas del yacimiento

El público que se acerque hasta la ciudad romana y visigoda de Ercávica, situada en Cañaveruelas (Cuenca), podrán ver una selección de seis piezas de estatuaria y relieve originarias de la ciudad romana de Ercávica, a partir de la realidad aumentada y que actualmente están conservadas en el Museo Arqueológico de Cuenca.

Foto: EUROPA PRESS

Fuente: EUROPA PRESS  |  LA VANGUARDIA
4 de amyo de 2017

Por primera vez se pueden ver objetos y no sólo estructuras, dotando de contenido a los muros, un “trabajo pionero” que no se conoce como tal en otros yacimientos, según ha informado el propio yacimiento en nota de prensa.

Las piezas reconstruidas virtualmente son de bronce, cerámica y piedra y corresponden a funciones constructivas, lúdicas, religiosas y políticas y la mayoría corresponde al área del foro de la campaña de 1973 de Manuel Osuna, contándose un busto de bronce atribuido tradicionalmente a un senador, una placa de bronce perteneciente a un ara ceremonial, los excelentes bustos marmóreos de Lucio César y Agripina, un capitel tardorromano y el rostro de una muñeca.

Así, para verlos, habrá que descargar descargar la app gratuita Augment y escanear las dianas con los códigos bidimensionales o QR repartidas por el yacimento.

Una vez dentro de la aplicación, el recorrido comienza con un capitel tardorromano y el advenimiento del Reino Visigodo, Necrópolis Ercavicense y monasterio servitano. Todo ello al pie del yacimiento. A continuación, se accede a la domus 4, con su reconstrucción volumétrica que sumerge en el mundo doméstico, razón por la cual se realizó un modelo virtual de una muñeca cerámica.

A mitad de camino del cardo máximo, antes de acceder a la Casa del Médico, hay otro marcador que visualiza una placa ceremonial religiosa, lo que ayudará a conocer mejor el culto en la Antigüedad y los elementos de ofrendas.

LUCIO CÉSAR Y AGRIPINA

Ya en el foro se hallan tres marcadores, justo donde se encontraron los bustos de Lucio César y Agripina y la cabeza de un senador. Los dos primeros servirán para acercar la dinastía Julio-Claudia y los primeros tiempos del imperio, además de su presencia en el culto imperial.

Se prevé en un futuro próximo la reconstrucción de otros elementos que permitan ilustrar otras facetas de la vida en Ercávica, caso del material quirúrgico de la llamada Casa del Médico o el sistema de baños de vapor, laconicum, de las termas.

VISITAS Y JORNADAS

Para realizar las visitas, también se ofrece un sistema de audioguías para quienes realizan la visita por libre. Además hay organizadas tres ‘Jornadas Romanas’, además de visitas nocturnas, talleres, catas de vino y otros eventos teatrales y musicales.

 

4 mayo 2017 at 5:57 pm Deja un comentario

Tarragona recupera dos valiosas esculturas romanas en forma de testa de mula

Tarragona ha recuperado dos valiosas esculturas romanas en forma de testa de mula de unos 12 centímetros bajo el antiguo cuartel de la Guardia Civil, donde ahora se construyen pisos, informa el consistorio.

Foto: AYTO.DE TARRAGONA / EUROPA PRESS

Fuente: EFE  |  ABC
28 de abril de 2017

Las piezas estarán expuestas para el público en general del 2 al 5 de mayo, en horario de mañana, en la entrada del Museo de Historia-Casa Castellarnau .

Las esculturas formaban parte de una cama (lectus tricliniaris) empleado en los fastuosos banquetes de los romanos, muestran un buen estado de conservación y mantienen damasquinados de plata y varios elementos acoplados.

Las piezas destacan por su gran calidad técnica y artística de los objetos, su realismo y refinamiento.

Ambos animales giran bruscamente la cabeza hacia un lado, lo que da la ilusión de una crin en movimiento; tienen la boca y los ojos abiertos de par en par, los ollares dilatados y las alargadas orejas plegadas hacia atrás.

Están adornadas con varios ornamentos, en el que destaca un collar hecho con una piel de pantera y con la testa de este felino y unos colgantes de forma triangular fijados en la zona de las sienes.

Era habitual decorar los fulcro con motivos del dios Dionisos y su comitiva, en la que los sátiros como Sileno o el mismo dios aparecen cabalgando sobre mulas.

La mula era considerada como un animal al margen de la civilización, con comportamientos sexuales extraños y de naturaleza bastarda y juguetona, que ligaba muy bien con el ambiente dionisíaco.

La gran mayoría de estos objetos se inspiran en el suntuoso y refinado mobiliario helenístico y se fechan ampliamente entre los siglo II aC y el siglo I dC.

En el mundo romano destacan los ejemplares recuperados en la zona Vesuviana (Casa de Menandro, casa de C. Vibius Italicus). Otros fulcro en bronce han sido localizados en Amiternum y en Chieti en tumbas fechadas a finales del siglo I aC, principios del siglo I dC.

En el caso de Tarragona, han salido a la luz en las excavaciones de la calle López Peláez, punto donde se alzaba el cuartel de la Guardia Civil y donde han iniciado las obras para una construcción de viviendas.

Ya se informó anteriormente de otros hallazgos, como los restos de un extenso edificio de época romana situado extramuros de la ciudad o una zona funeraria con la tumba con el esqueleto de un chico joven.

 

28 abril 2017 at 8:22 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

mayo 2017
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente