Posts filed under ‘exposiciones’

El Museo Nacional Arqueológico de Tarragona cierra cuatro años por obras

El Museo Nacional Arqueológico de Tarragona (MNAT) cierra durante cuatro años para modernizar sus instalaciones y pronto iniciará el traslado al Tinglado número 4, según informa el MNAT.

Foto: patrimoni.gencat.cat

Fuente: EFE  |  LA VANGUARDIA
11 de abril de 2018

En el Tinglado, en el Moll de Costa portuario, se exhibirá la exposición “Tarraco/MNAT”, que consiste en una selección de las colecciones del centro.

Las obras de modernización de la sede central, en pleno casco histórico, en la plaza del Rei, comienzan la semana que viene y este fin de semana, del 14 al 15 de abril, se ofrece una jornada de puertas abiertas para visitar las colecciones antes del cierre.

El proyecto de reforma del MNAT está organizado en cuatro fases, la primera de las cuales durará hasta el año 2020, y consiste en las obras de acondicionamiento arquitectónico y climatización a cargo del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes -titular del centro- con un presupuesto de poco más de 4 millones de euros.

El traslado y restauración de las piezas expuestas va a cargo de la Generalitat, gestora del MNAT, con un presupuesto de 210.000 euros.

El proyecto arquitectónico lo firman los arquitectos Miguel Orellana y Rubén Las Heras y debe solucionar las actuales condiciones de precariedad del museo.

La mayor parte de las colecciones se trasladará temporalmente a los almacenes del MNAT para su conservación y restauración, mientras una excepcional selección de piezas, especialmente representativa de los fondos, se expondrá en el Tinglado 4.

Destacan piezas procedentes del Teatro romano (dos estatuas de togados y un acorazado) y las colecciones de bronce.

La exposición se inaugurará el próximo 16 de junio con motivo de la celebración de los Juegos Mediterráneos, programados del 22 de junio al 1 de julio.

En el 2020, una vez terminadas las obras, se aplicará el proyecto museográfico, que se está terminando de redactar actualmente a cargo del Departamento de Cultura de la Generalitat, con una inversión de 1,1 millones de euros.

Finalmente, la tercera fase concertará un itinerario conceptual y museográfico que unirá el MNAT con el Pretorio y las bóvedas del Circo romano.

Se trata de un proyecto conjunto con el Museo de Historia de la Ciudad del Ayuntamiento de Tarragona, con el objetivo de ser un polo de conocimiento del pasado romano de Tarragona y de la huella romana en Cataluña.

 

Anuncios

12 abril 2018 at 6:07 pm Deja un comentario

Una deslumbrante exposición en Bulgaria que rememora el viaje de los Argonautas

Los legendarios Argonautas, los héroes griegos comandados por Jasón, viajaron a bordo de la nave ‘Argo’ desde Yolco hacia la Cólquide en busca del vellocino de oro

Sileno reclinado. El sátiro Sileno aparece reclinado sobre una piel de leopardo, en el extremo de un ritón de plata. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

Fuente: Alec Forssmann NATIONAL GEOGRAPHIC
6 de abril de 2018

La exposición El vellocino de oro. La búsqueda de los Argonautas, hasta el 10 de junio de 2018 en el Palacio de la Galería Nacional de Bulgaria, en Sofía, reúne los deslumbrantes tesoros de la civilización tracia, que rememoran el legendario viaje de los Argonautas, los héroes griegos comandados por Jasón que viajaron a bordo de la nave Argo desde Yolco hacia la Cólquide en busca del vellocino de oro, la piel del carnero alado sacrificado por Frixo, que colgaba de un árbol custodiado por una serpiente o dragón que nunca dormía.

Quienes visiten la exposición podrán viajar a lugares sagrados como Delfos y Samotracia, a los reinos de Tracia, a los territorios donde habitaban las amazonas, a la Cólquide y a Creta. Un cántaro, nunca antes expuesto al público, que representa el sacrificio del carnero dorado sobre el cual huyeron volando Hele y Frixo hasta la Cólquide (Hele cayó al mar sobre los Dardanelos), es la pieza central de la exposición.

La colección reúne más de 3.000 piezas antiguas descubiertas desde 2005, incluyendo objetos de diferentes materiales fechados entre el Neolítico y la Antigüedad tardía. Una impresionante selección de recipientes en bronce, plata y oro, entre ellos los ritones usados para beber o para verter líquidos en las ceremonias, representan el grueso de la colección, incluidas tres vasijas de plata dorada que representan a Orfeo y que son las únicas representaciones conocidas en vasijas metálicas del mítico músico, de origen tracio y que se unió a la expedición de los Argonautas.

Un total de 62 reliquias rememoran la fabulosa aventura de los Argonautas y, 16 de ellas, de la Colección Vassil Bojkov, se presentan al público general por primera vez, por ejemplo un ritón de plata con la expresiva figura del sátiro Sileno reclinado sobre una piel de leopardo, un espléndido ejemplo de la sofisticación de la época. También se exhiben dos recipientes de plata con la imagen de Teseo, el mítico rey de Atenas, y un cántaro de plata dorada con la imagen de Heracles, entre otras piezas inolvidables.

 

Ritón de plata. Sileno reclinado en el extremo de un ritón de plata. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Cántaro de plata. Cántaro de plata con ornamentos de oro y una escena que representa el sacrificio del carnero. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Sacrificio del carnero. Representación del sacrificio del carnero en un cántaro de plata, la pieza central de la exposición. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Ritón de plata con forma de cuerno. Ritón de plata con forma de cuerno con la cabeza de un carnero en un extremo y representaciones humanas en el otro. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Representaciones de ciervos. Ritones de plata con representaciones de ciervos (cabeza y patas delanteras), cuerno de plata con terminación en forma de serpiente de oro, cubo de plata y espada, entre otras piezas. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Cántaro y enócoes. Cántaro de plata con la imagen de Heracles (Hércules) en un medallón dorado, enócoe de bronce con la representación de la cabeza de Heracles en el asa y enócoe de plata con la cabeza dorada de Heracles. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Muerte de Orfeo. Ritón de plata con una cabeza de cabra y la representación de la muerte de Orfeo. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Íbice alado. Ritón de plata con un íbice alado. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Cabeza de león. Ritón de plata con forma de cuerno y cabeza de león. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Sala de la exposición. Sala de la exposición, en la Galería Nacional de Bulgaria. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Pélice y crátera. Pélice con figuras rojas y crátera de campana con figuras rojas. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Cuerno de plata. Cuerno de plata con cabeza de león en oro. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Ritones de plata. Ritones de plata con representaciones de ciervos. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Representaciones de ciervos. Representaciones de ciervos en ritones de plata con detalles en oro. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Cabeza de carnero. Recipiente de plata que representa la cabeza de un carnero. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Teseo en Creta. Cántaro de plata con la representación de Teseo en Creta. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

Máscara de Dioniso. Karkhesion de plata con máscaras de Dioniso. Foto: Vassil Bojkov Collection / The National Gallery and the Thrace Foundation, Bulgaria

 

6 abril 2018 at 6:52 pm Deja un comentario

De Orfeo a ‘Quo Vadis’: la música en la antigüedad

De Irán a la Galia, CaixaFòrum propone un viaje por 3.000 años de historia de la música a orillas del Mediterráneo. Un recorrido por la sociedad mesopotámica, egipcia, griega y romana a través del rol de la música, siempre cerca del poder y lo divino.

Un mosaico con Orfeo tocando la lira, en la exposición. TONI ALBIR/ EFE

Fuente: LETICIA BLANCO  |  EL MUNDO
8 de febrero de 2018

¿A qué sonaba la música que se escuchaba en la Antigua Grecia? ¿Cuándo y dónde se inventó el arpa? ¿Cómo se transmitía la música cuando no existían las partituras? Sabemos que la música siempre ha estado ahí, desde hace miles de años, en los momentos más esenciales de la vida del hombre: en los partos y los entierros, en las batallas, en las fiestas y en las oraciones a los dioses. Pero ¿cómo se reconstruye algo que aparentemente no deja rastro? De eso se encarga la arqueomusicología y también la última exposición de CaixaFòrum, Músicas de la antigüedad, un ambicioso recorrido por el papel social y cultural de la música en la sociedad mesopotámica, egipcia, griega y romana. En total, 3.000 años de historia. Una historia de contagio e intercambio de ideas a orillas del Mediterráneo, por el que viajaban los músicos y sus instrumentos, ya fuera en misión diplomática, para animar y dirigir las tropas o como acompañamiento de reyes y generales, que llevaban músicos hasta cuando iban de caza. La música, resumiendo, siempre estuvo muy cerca del poder y de lo divino.

La muestra, coorganizada entre la Obra Social la Caixa, el Louvre y el Louvre-Lens, reúne 378 piezas de las que 278 provienen del museo parisino. Muchas de ellas no habían sido expuestas antes. Hay tablillas mesopotámicas, cerámicas de la Antigua Grecia decoradas con escenas musicales, mosaicos en los que aparece Orfeo tocando la lira, relieves romanos y hasta un gong encontrado en Nápoles para acompañar a los difuntos. Las piezas han sido prestadas por museos como el Metropolitan de Nueva York, los Musei Capitolini y el Museo Nacional de Atenas. La exposición podrá verse hasta el próximo mayo.

Una estatua de un espectacular gladiador llamando a filas, tocando la corneta con las mejillas hinchadas y las patillas a la moda de la época recibe al visitante. Las estrellas del recorrido son los instrumentos antiguos, como una bella pandereta del siglo VIII a. C. hecha en madera de acacia, un arpa encontrada en Egipto en el año 1550 a. C. y una impresionante réplica de un cornu, la tuba curva que el ejército romano usaba para comunicar las órdenes a las tropas en batalla, encontrada en Pompeya, que además viene acompañada de un dispositivo auditivo que permite al visitante escuchar cómo debía sonar en la antigüedad (un chorro de sonido un poco distinto al que nos han acostumbrado los peplums de Hollywood, todo hay que decirlo).

Y es que la historia de la arqueomusicología no es perfecta. Hay misterios sin resolver, cómo el del verdadero origen del arpa. Todavía no se sabe si se inventó en Oriente o en Egipto. Y también anécdotas divertidas, como la que rodea a una confusión entrañable de los albores de la arqueología, en el siglo XIX, cuando se encontró en Egipto una trompeta (o al menos, eso parecía). Por lo visto, Verdi se obsesionó tanto con la autenticidad de la puesta en escena en el estreno de su ópera más famosa, Aida, que mandó fabricar instrumentos musicales iguales a los del Antiguo Egipto: un arpa a imagen y semejanza de la que hay en el relieve de la tumba de Ramsés III y también réplicas de la supuesta trompeta. Una trompeta que no sonaba porque no era una trompeta, sino otra cosa: un soporte de altar , algo parecido a un candelabro. El malentendido duró bastante tiempo, hasta pasada la fiebre de las películas bíblicas y de romanos. La exposición se detiene en esos estereotipos que tanto han cuajado, como Quo Vadis?, y en los esfuerzos que hizo el compositor de la banda sonora, Miklós Rózsa, por ajustarse a la realidad. Rózsa se documentó, reunió partituras griegas para integrarlas en la música de la película y adoptó una encomiable «actitud arqueológica» aunque los cristianos, en la película, cantan en inglés.

La exposición refleja la importancia social de la música. Todos los ciudadanos de Atenas la estudiaban. Así lo atestiguan las escenas de las ánforas, llenas de músicos, concursos, juegos acrobáticos y público que aplaude las interpretaciones. La música es también el arma de las sirenas que intentan distraer a Ulises en su viaje, esculpidas en viejas placas de terracota. Los trompetistas rodean a Trajano en la famosa columna que narra sus conquistas. Y los egipcios se hacían acompañar al más allá, en sus sarcófagos, con dibujos de laúdes, cítaras y órganos. Hacia la inmortalidad, mecidos en melodías que todavía hoy resuenan.

 

9 febrero 2018 at 2:41 pm Deja un comentario

La competición o la vida

En la antigua Grecia la palabra ‘Agón’ servía para designar la competición. Una muestra con ese título recorre en CaixaForum el espíritu de lucha y desafío que llevó a los griegos a desarrollar campeonatos y juegos deportivos de los que todavía nos nutrimos, pero también envites intelectuales, en la música y en el teatro. Una búsqueda de la victoria reflejada y bien por el arte.

Figurillas de bronce Etrusco-campanienses, realizadas c. 480 a.C. Halladas en Cumas, Italia.

Fuente: ISABEL GÓMEZ-MELENCHÓN  |  LA VANGUARDIA
27 de enero de 2018

Los ganadores de cualquiera de las numerosas competiciones deportivas que se desarrollaban en Grecia no recibían medallas. Su recompensa era la fama. Pero no sólo eso: los deportes eran un buen negocio, en todos los sentidos. A menudo un estado (en el siglo VIII a.C. surgieron por el Mediterráneo cientos de polis, ciudades estado griegas) patrocinaba a un atleta y corría con los gastos de su entrenamiento, viajes, equipo, una inversión que compensaba si este obtenía una victoria, a mayor prestigio de sus paganos. Y a su vez el atleta era retribuido no sólo en su amor propio, sino con grandes privilegios, como alojamiento y manutención gratis y acceso libre a los teatros de por vida, además de contar con un nutrido grupo de admiradores.

¿Hablamos de la antigüedad o de ahora mismo? La exposición Agón! La competición en la antigua Grecia que puede verse en CaixaForum nos ilustra hasta qué punto nuestra tra­dición deportiva tiene un ADN bien localizable. Sí, fueron los romanos quienes dijeron lo de mens sana in corpore sano, pero se lo habían copiado a los griegos. Como ahora hacemos también nosotros, y no sólo con los Juegos Olímpicos, como puede verse en esta magnífica muestra que reúne 170 objetos procedentes del British Museum: entre ellos un fragmento del friso del Mausoleo de Halicarnaso, del 350 a.C., que nunca antes había salido de Londres, o el jarro que acompaña estas líneas, en el que un joven está a punto de coronarse. Siguiendo con las retribuciones más materiales que los laureles, el ganador de la carrera de bigas (carruajes) en las Panateneas, las competiciones de Atenas, recibía 140 ánforas de aceite de oliva, que comparados con fichajes como el de Coutinho hacen sonreír, pero en aquel tiempo valían lo suyo, igual que los recuerdos que podían encargar los atletas de Olimpia: con una victoria, una estatua, con tres, un retrato de sí mismo a cargo de un escultor de élite, Fidias o Mirón. Sin duda eran auténticas estrellas.

Los vencedores en algunas carreras en Atenas recibían como premio 140 ánforas de aceite de oliva

Atenas, Olimpia, Esparta… La rivalidad entre las ciudades tenía su pendant en la que existía entre sus ha­bitantes, reflejo, a su vez, de la que amenizaba la vida de sus dioses: enfrentados entre ellos para establecer la jerarquía de su autoridad, tiene nada de extrañar que los humanos los acabaran emulando y aspiraran a convertirse en héroes. Agón es el término que designaba esta rivalidad que se consideraba necesario y estimulante, no sólo en las actividades físicas, también en las intelectuales, música o teatro, y de apariencia, como los concursos de belleza, uno de los cuales, si hay que creer a Homero, dio lugar a la guerra de Troya.

Entrenados desde bien pequeños para ser competitivos, el deporte era una salida natural para tanta testosterona.También la guerra. Si de la política se puede decir que es la continuación de la guerra por otros medios, también se podría decir lo mismo del deporte, o al revés. Ambas actividades compartían representaciones y dioses, tal como se explica en el estupendo catálogo que acompaña a la exposición. La diosa de la victoria, Niké, era, se explica en el catálogo, una de las más representadas en las artes plásticas, unas veces para conmemorar un triunfo bélico, otras deportivo: se la suele caracterizar con alas o al frente de veloces carros, también en los frontones de los edificios, donde se la situaba posándose después de un vuelo.

Diadumeno

Los hombres competían desnudos, de hecho se prohibió ropa en las competiciones deportivas para evitar accidentes, pero también para mostrar la perfección alcanzada con el ejercicio, de ahí el culto al cuerpo pero también su cuidado.Para protegerse la piel, los atletas se frotaban con aceite de oliva, y después del entrenamiento y de las competiciones se limpiaban con un estrígilo, un utensilio metálico con una hoja curva, con aceite de oliva, bálsamos perfumados y ungüentos. Los niños se iniciaban muy pronto en la educación deportiva, reservada, evidentemente, para los varones; una excepción es la figura de Atalanta, la primera atleta femenina de la mitología griega, quien se resarció venciendo en unos juegos fúnebres del hecho de haber sido abandonada por su padre, el rey Yaso, quien deseaba un varón…

Las competiciones eran parte tan fundamental en la vida griega que incluso formaban parte de los ritos funerarios. Los griegos consideraban que el deporte, y la competición en general, unía a los pueblos, pero también que su instrucción desde la infancia era una manera de inculcar a los pequeños la importancia de seguir las normas. Ya vemos que palabras como gimnasio, palestra o estadio no son lo único que nos han legado los helenos al respecto.

Agón! La competición en la antigua Grecia

Comisario: Peter Higgs. Caixaforum. Barcelona. http://www.caixaforum.es. hasta el 18 de febrero

 

27 enero 2018 at 12:25 pm Deja un comentario

La creatividad de Fornasetti se mezcla con la escultura clásica en Roma

Los innovadores diseños del polifacético artista italiano Piero Fornasetti se mezclan ahora en Roma con la colección de escultura clásica del Palacio Altemps, con la que ironizan y dialogan en armonía.

Foto: MiBAC

Fuente: EFE  |  ABC
10 de enero de 2018

Lo hacen con ocasión del vigésimo aniversario de la apertura al público de este palacio, una de las sedes del Museo Nacional Romano, que acoge hasta el 6 de mayo la exposición “Citazioni pratiche. Fornasetti a Palazzo Altemps” (“Citas prácticas. Fornasetti en el Palazzo Altemps”).

De la mano del diseñador que llevó “lo antiguo a lo contemporáneo” se pretende así acercar a las nuevas generaciones el patrimonio arqueológico alojado en su interior, que va desde el siglo V a. C. hasta el XVII, a fin de que “puedan preservar y mejorar la memoria del pasado”, explicó a Efe la directora del centro, Daniela Porro.

Creador de impresiones surrealistas y fantasiosas, Fornasetti (1913-1988) tomaba motivos clásicos de lo antiguo, como la diosa Afrodita, la serpiente o el sol, del Renacimiento y hasta del barroco, y los plasmaba en una gran variedad de objetos decorativos.

Su técnica la llevó a mobiliario, objetos de porcelana, alfombras, ceniceros, juegos de café, lámparas o biombos, todos los cuales, y más, se han dispuesto en una especie de “horror vacui” (horror al vacío) en varias de las habitaciones del primer piso de este museo hasta dar forma a la estética de los que fueron sus antiguos apartamentos.

Juega así el arquitecto con el doble alma del inmueble, otrora residencia del embajador de España y alojamiento histórico de aristócratas familias italianas como los Orsini, Altemps o Hardouin.

De sala en sala, y en un escenario aparentemente antagónico, la colección de escultura clásica y antigua del palacio se envuelve y confronta con veintisiete de las incursiones artísticas de este moderno creador, en las que se despliegan hábilmente alrededor de ochocientas de sus piezas, de las más de trece mil que ejecutó.

“Una comparación a veces fantástica, otras irreverente, pero siempre sabia, que permite leer la colección del Palazzo Altemps de una nueva manera”, valora Porro.

Un busto de mármol del dios romano Plutón se rodea de platos en forma de constelación; de cerámica y coloridos por otro lado son los gatos, símbolo de la antigua Roma, que se alternan sobre restos romanos.

Hay hasta paragüeros y cojines colocados en varias salas del museo, en el que el mensaje que se transmite es la imaginación desenfrenada del autor en la que todo cabe.

En innumerables ocasiones, el artista alude a Grecia, y tanto rodea con bocetos eróticos antiguas esculturas de sus dioses o criaturas mitológicas, como ironiza con sus narices, arquetipo clásico, comparándolas con fotografías de la suya.

Fue defensor de la funcionalidad en el diseño de los objetos, pues decía que “una silla está hecha para sentarse y, sobre todo, debe ser cómoda”, tal como recuerda a Efe su hijo Barnaba Fornasetti.

Cual artesano renacentista, Fornasetti gestó un sello distintivo e inconfundible desde las paredes de un taller sito en su ciudad natal, Milán, que lo han llevado a ser considerado uno de los creadores de más talento del siglo XX.

Su secreto fue la originalidad y la falta de contemporaneidad de su arte, según lo resume su hijo, actualmente a las riendas del estudio familiar.

Muestra de la atracción por las obras de Fornasetti es que un mueble con su firma se vendiera por 53.500 euros (unos 64.000 dólares) en una subasta en la casa “Christie’s” en Londres en 2016.

O que se pujara hasta los 22.500 euros (unos 27.000 dólares) por una serie de 24 platos en los que figuraba uno de sus recurrentes “leitmotivs”, la cara de la soprano italiana Lina Cavalieri.

Nunca conoció a esa artista pero sintió “fascinación formal y gráfica” por su rostro, asegura Barnaba sobre una cara a la que su padre regresó constantemente en el curso de su carrera artística.

“Como el mismo Piero explicó, el rostro de la mujer es como una estatua griega, enigmático como la Mona Lisa y modelable a través de la intuición visual”, evoca Barnaba sobre palabras de su padre quien, apunta, “reinventó y reinterpretó, dejando flotar su imaginación con rigor, otros temas como las cartas, los arlequines o las manos”.

Varias de estas cuelgan, invitando a ser estrechadas, del techo de una sala del Palacio Altemps, donde lo antiguo y lo moderno se dan la mano.

Ver Galería fotográfica en Corriere della Sera

 

10 enero 2018 at 7:16 pm Deja un comentario

Una exposición en Grecia reúne los últimos hallazgos del naufragio de Antiquitera

Las piezas recuperadas el verano de 2017 se exponen en el interior de depósitos de agua, pues debido a su conservación se encuentran en la fase de desalinización

Hallazgo del disco de bronce. Hallazgo del disco de bronce que oculta la imagen de un toro. Foto: Brett Seymour, EUA, Argo 2017

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
9 de enero de 2018

La exposición temporal El naufragio de Antiquitera. La aventura continúa, hasta el 18 de marzo de 2018 en la Fundación Aikaterini Laskaridis, en El Pireo, el puerto de Atenas, reúne los últimos hallazgos realizados cerca de la isla griega de Antiquitera, donde en el siglo I a.C. se hundió una imponente nave cargada de reliquias griegas. Destacan las siguientes piezas, recuperadas el pasado verano: un misterioso disco de bronce que, observado con rayos X, contiene la imagen de un toro; un brazo de bronce y un pedazo de vestimenta de bronce, pertenecientes a unas estatuas que estarían bajo unas grandes piedras que rodaron debido a un evento sísmico violento; una losa de mármol rojizo que formaba parte de una mesa; y partes de las decoraciones de bronce de un elaborado mobiliario de madera. Estos hallazgos recientes se exponen en el interior de depósitos de agua, pues debido a su conservación se encuentran en la fase de desalinización.

Se exhibe el misterioso disco de bronce que oculta la imagen de un toro

La exposición, inaugurada el pasado 11 de diciembre por Prokopis Pavlópulos, el presidente de Grecia, reúne un total de 37 objetos, descubiertos gracias a las excavaciones realizadas desde 2014. Entre ellos el anillo de oro de la campaña de 2016, piezas de excepcionales vasos de cristal del cargamento del barco, además de restos del mismo barco, unos objetos que permiten reconstruir el célebre naufragio de Antiquitera. El diario de excavaciones de Lazaros Kolonas, el arqueólogo que supervisó las investigaciones desarrolladas en 1976 por el francés Jacques-Yves Cousteau y por arqueólogos griegos, es otro de los reclamos de la exposición, pues incluye descripciones detalladas e ilustraciones de los trabajos y hallazgos arqueológicos. El diario se exhibe junto a unos objetos asociados a la campaña de 1976, que fueron recuperados este año.

Disco de bronce. Una radiografía ha revelado la imagen de un toro en el disco de bronce hallado en septiembre de 2017. Foto: EUA

 

Tecnología subacuática. Cada hallazgo ha sido correctamente posicionado en un mapa digital mediante la tecnología subacuática GIS. Foto: Brett Seymour, EUA, Argo 2017

 

Detector de metales. Excavación subacuática con la ayuda de un detector de metales. Foto: Brett Seymour, EUA, Argo 2017

 

Hallazgos recientes. Dos de los hallazgos de septiembre de 2017: un brazo de bronce y un elemento de la vestimenta de una estatua de bronce. Foto: Aikaterini Laskaridis Foundation

 

Cerámica. Cerámica procedente del naufragio de Antiquitera. Foto: Aikaterini Laskaridis Foundation

 

Inauguración de la exposición. La exposición fue inaugurada el pasado 11 de diciembre por Prokopis Pavlópulos, el presidente de Grecia, y Lydia Koniordou, la ministra de Cultura y Deportes. Foto: Aikaterini Laskaridis Foundation

 

9 enero 2018 at 3:05 pm Deja un comentario

La casa privada de Trajano, una maravilla bajo el suelo de Roma

El sensacional descubrimiento está en el centro de la plaza del templo de Diana, en el centro histórico de la ciudad eterna

Dos arqueólogos, en la villa privada de Trajano – ABC

Fuente: Ángel Gómez Fuentes  |  ABC
23 de diciembre de 2017

Es un tesoro escondido en el Aventino, un barrio en el centro histórico de Roma. El sensacional descubrimiento, que según los arqueólogos se trata de la rica villa privada de Trajano antes de ser emperador, está en el centro de la plaza del templo de Diana, a diez metros de profundidad. Los espeleólogos y arqueólogos acceden solo por una tapa de alcantarilla.

Esta joya arquitectónica se ha mostrado por primera vez al público en un video que puede verse en la exposición «Trajano. Construir el Imperio, crear Europa». Se trata de cinco maravillosas salas, de seis metros de altura, perfectamente conservadas y decoradas con frescos con motivos floreales y recuadros rojos y amarillos.

Es uno de los mil tesoros escondidos de Roma, inaccesible; como el Acueducto Trajano -mostrado también en el mencionado video-, una imponente obra hidráulica con un recorrido de 32 kilómetros, para traer el agua desde el lago de Bracciano a Roma.

La casa del emperador, conocida como «Privata Traiani Domus», representa el lujo discreto, mientras el acueducto es la «magnificencia pública», ejemplo de sus obras de utilidad pública, para obtener consenso popular, con buena administración y leyes que todavía hoy son la base de la jurisprudencia moderna.

La fama de Trajano pudo así llegar hasta nuestros días, una «inmortalidad» del emperador hispano celebrada también por Dante Alighieri en el Purgatorio.

 

23 diciembre 2017 at 9:35 am Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

abril 2018
L M X J V S D
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente