Posts filed under ‘exposiciones’

Así comían los romanos

Una exposición en el Museo del Ara Pacis de Roma explora el complejo sistema de la alimentación romana a través de piezas arqueológicas excepcionales, tecnología multimedia y reconstrucciones

alimentar_el_imperio_historias_alimentarias_de_roma_a_pompeya

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC

En El Satiricón de Petronio, el liberto Trimalción se muestra desolado en un banquete porque “toda una criatura humana es nada” cuando muere y por ello propone vivir “mientras nos sea posible disfrutar”. La reflexión sobre la muerte en el apogeo de la vida constituye aquí una invitación al carpe diem. En tiempos antiguos, los romanos eran sobre todo vegetarianos, hasta el extremo que fueron descritos por Plauto como “comedores de hierbas”, pero ya en época imperial consumieron productos procedentes de todos los rincones del mundo, a pesar de que “la vida del pueblo romano cada día está expuesta a la incertidumbre del mar y de las tempestades”, en palabras de Tácito.

alimentar_el_imperio_historias_alimentarias_de_roma_a_pompeya_2

El aceite fue utilizado en la alimentación, pero también en la iluminación, calefacción, cosmética, medicina y en los oficios artesanales. El aceite italiano era muy apreciado por los sibaritas en las comidas. Sin embargo, la colina de Testaccio en Roma, formada artificialmente con los fragmentos de las ánforas, “evidencia una cantidad masiva de aceite proveniente de la Bética, la actual Andalucía”, según explican Claudio Parisi y Orietta Rossini, coordinadores de la muestra Alimentar el Imperio. Historias alimentarias de Roma a Pompeya, que se puede visitar en el Museo del Ara Pacis de Roma desde el 2 de julio hasta el 15 de noviembre de 2015.

alimentar_el_imperio_historias_alimentarias_de_roma_a_pompeya_3

Vino de la Tarraconense y «garum» de Cádiz

Hispania suministraba otros productos de calidad al centro del Imperio romano, por ejemplo vino de la Tarraconense y el célebre garum procedente de Cádiz, pues el Atlántico era particularmente rico en esta variedad de pescado. El garum era una salsa a base de pescado, salada y macerada largamente al sol, muy usada y apreciada en la cocina romana para realzar el sabor, a pesar de que “su olor era notoriamente pésimo, tanto que Marcial bromea a las espaldas de un amigo capaz de frecuentar mujeres amantes del garum“, comentan los coordinadores de la muestra en un texto.

alimentar_el_imperio_historias_alimentarias_de_roma_a_pompeya_4

La exposición plantea las siguientes preguntas: ¿qué comían y cómo comían los antiguos romanos? ¿Cómo transportaron tantas toneladas de víveres desde los lugares más recónditos de la tierra? ¿Cómo trasladaron estos alimentos por el Tíber hasta el corazón de la ciudad? ¿Y cómo los conservaron durante todo el año? La muestra explora esta primera globalización del consumo en la historia, caracterizada por una deslocalización productiva de los bienes primarios. Reúne préstamos importantes de Pompeya, Herculano y Oplontis, además se puede contemplar el Tesoro Moregine, un juego de plata completo, que regresa a Italia después de cinco años de exposición en el Metropolitan Museum de Nueva York.

alimentar_el_imperio_historias_alimentarias_de_roma_a_pompeya_5

2 julio 2015 at 5:43 pm Deja un comentario

Una exposición de 85 grabados repasa el uso de las máscaras en el teatro grecolatino

La exposición ‘El libro de las máscaras’ repasará en Mérida hasta el próximo 31 de agosto la variedad, uso y significado de este elemento de atrezzo en el teatro grecolatino

merida-mascaras

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es

MÉRIDA, 1 Jul. – Esta muestra, inaugurada este miércoles, expone ilustraciones de una publicación del estudioso de la cultura clásica Francisco Ficorini en 1750 y que pertenecen a la Colección Espínola.

En la presentación de la muestra han estado presentes, entre otras personalidades, el director del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, Jesús Cimarro; una de las autoras de los textos que acompañan a la exposición Pilar Caldera; y el titular de la Colección Espínola, Luis Ramírez.

En esta línea, el director del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, Jesús Cimarro, ha señalado que el certamen “ha apostado por extender” la cultura clásica “más allá de los espectáculos teatrales”.

Asimismo, Cimarro ha explicado que la exposición de grabados sobre máscaras ofrece un acercamiento a este elemento de atrezzo “tan característico” del teatro grecolatino, y que permitía que los actores se convirtieran en otros personajes.

Además, ha indicado que las representaciones teatrales han rescatado la “tradición del uso de las máscaras”, ya que el pasado año hubo una obra, ‘Pluto’, que utilizó este atrezzo en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

Por lo tanto, la importancia de la máscara “es indudable” para la cultura grecolatina, y por esto el festival ha querido abrir la exposición para “su conocimiento”.

Así, Jesús Cimarro ha destacado que estos grabados “por primera vez” se van a exponer al público, por lo que es “una doble satisfacción” para el festival poder contar con esta exposición.

COMPLETA LA OFERTA CULTURAL

Por su parte, el director general de Promoción Cultural en funciones del Gobierno de Extremadura, José Antonio Agúndez, también presente en la presentación, ha explicado que esta exposición es “una más de las múltiples actividades” que “habitualmente regala” el festival, y que “completan y amplían la variada oferta cultural” de Mérida y Extremadura.

Además, Agúndez ha destacado que el festival se ha asumido como “el gran estandarte” de la cultura en Extremadura, y por lo tanto hay que conseguir que este acontecimiento “cale poco a poco” en la identidad cultural de la región.

Asimismo, la inclusión de ciclos de conferencias, de cine, de exposiciones o nuevas sedes como Regina, Medellín o Madrid son “contribuciones a materializar” la identidad cultural, ya que la Consejería de Educación y Cultura entiende que el certamen es “el gran escaparate que Extremadura necesita para mostrarse a nivel nacional e internacional”.

Este festival es “único por su esencia grecolatina”, y se muestra con exposiciones, como la que se ha presentado este miércoles sobre la máscara en el teatro.

Además, Agúndez ha explicado que los visitantes que acudan a la exposición “podrán imbuirse de lleno en la función escénica de la máscara” como objeto de caracterización de los personajes, ya que la máscara “no solo ha tenido una función teatral”, sino que también trascendió a las liturgias funerarias y a las fiestas.

TRABAJO EN EQUIPO

Así, una de las autoras de los textos de la exposición Pilar Caldera ha manifestado que esta exposición muestra “el trabajo en equipo” del MNAR, para la realización de los textos y el montaje de la muestras.

De esta forma, ha indicado que esta exposición es una “mirada múltiple” hacia un elemento como la máscara que es “poliédrico en su significado en el mundo antiguo”, ya que este atrezzo “separa la delgada línea de la mirada de quien detrás de la máscara observa”.

Ante esta línea, ha dicho, está “toda la representación de la sociedad romana”, y ante la máscara se escondían “hombres y mujeres que tenían una vida distinta y anónima”, por lo que hay un “doble sentido entre espectador y actor”.

La fiesta del teatro en Roma era “mucho más que el ir a contemplar una obra”, ya que duraba un día, y esto se puede observar en los paneles explicativos de la exposición, ha señalado Pilar Caldera.

Por lo tanto, los textos que acompañan a la exposición de grabados de máscaras van “de lo general al detalle en todos los aspectos” del teatro, quiénes eran los artistas y los actores, y cómo se comportaba el público en las gradas del teatro.

“TODO HAN SIDO FACILIDADES”

Por su parte, el presidente de la Asociación de Amigos del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, Rafael Mesa, ha explicado que los inicios de la posibilidad de traer la exposición a Mérida fueron “gracias a las nuevas tecnologías, a través de un correo” de la Colección Espínola.

Además, sobre los gastos para el montaje de la exposición, Rafael Mesa ha señalado que “todo han sido facilidades”, por lo que ha mostradi su agradecimiento al MNAR y al festival de teatro.

Los grabados que se muestran son de Francisco Ficorini, “gran conocedor” de la cultura romana, que realizó excavaciones en la Vía Apia, y que fue nombrado miembro de la Royal Society de Londres.

MÉRIDA, “EPICENTRO DE CULTURA”

Por su parte, la edil de Cultura del Ayuntamiento de Mérida, Ana Aragoneses, ha señalado que la capital autonómica se convierte con el festival de teatro en el “epicentro de la cultura” y en un “referente indiscutible para la ruta turística”.

Las visitas al Festival Internacional de Teatro Clásico supone para Mérida y Extremadura la “puesta en marcha del tejido social, turístico y empresarial”, además de estar en la “actualidad informativa durante estos dos meses”.

Así, como ha indicado, el festival también ofrece una “amplia programación paralela” a las representaciones, como pasacalles, cine al aire libre, conferencias o exposiciones.

Por lo tanto, el Ayuntamiento de Mérida “se va a volcar con el festival” para aspirar al reconocimiento de la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, ha indicado Ana Aragoneses.

GRABADOS COMO MÉTODO PROPAGANDÍSTICO

Por otro lado, el titular de la Colección Espínola, Luis Ramírez, ha explicado que “la gran parte del patrimonio” de la organización se basa en grabados, que se utilizaban como “método propagandístico” a partir de la Guerra de Sucesión en el siglo XVIII.

Además, estos grabados de 1750 intentan “mostrar y educar” los descubrimientos de los diferentes reinos que conforman Italia, como Herculano y Pompeya.

Así, Luis Ramírez ha señalado que si Ficorini estuviera vivo, “estaría orgulloso de Mérida, de sus instituciones” y sobre todo el “gran apoyo y sensibilidad” por parte del MNAR, y ha indicado que “es muy agradable ver” como una ciudad y una región “se mueve y apuesta por la cultura”.

La muestra se podrá contemplar en la Sala de Exposiciones Santa Julia, sede del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, ubicada en la Calle Santa Julia de la capital extremeña.

1 julio 2015 at 5:48 pm Deja un comentario

Las metamorfosis de Picasso

  • La Fundación Casa Natal expone sus ilustraciones para Las Metamorfosis de Ovidio
  • Los 30 aguafuertes dialogan con otros grabados de la Biblioteca Nacional

picasso-perseo

Pablo Picasso. ‘Lucha por Andrómeda entre Perseo y Fineo’ 1930

Fuente: EFE  |  RTVE.es     25/06/2015

Pablo Picasso recibió en 1930 del editor Albert Skira el encargo de ilustrar Las Metamorfosis de Ovidio, y una exposición inaugurada este jueves por la Fundación Casa Natal del artista malagueño pone en diálogo los 30 aguafuertes que creó con cinco siglos de arte en torno a la misma temática.

La muestra, que permanecerá instalada hasta el próximo 4 de octubre, se nutre del ejemplar de este libro que constituye una de las grandes joyas de los fondos de la Fundación Picasso y de volúmenes editados a partir de 1526 pertenecientes a la Biblioteca Nacional de España.

Cuando el comisario, Álvaro Molina, recibió la propuesta de elaborar esta exposición, la afrontó como “un reto” por el hecho de unir a Picasso con otros artistas en algunos casos tan distantes en el tiempo, ha afirmado hoy en la presentación.

Es una ocasión además para hacer “una lectura de la historia del libro ilustrado, que se remonta casi a los orígenes del invento de la imprenta”, y para realizar un recorrido “por las técnicas, desde el relieve en madera a principios del siglo XVI, hasta que se perfecciona con el grabado calcográfico para reproducir con más calidad los detalles de las imágenes”.

picasso-orfeo
Pablo Picasso. ‘Muerte de Orfeo’ (Mort d’ Orphée) 1930

El reto de los grabadores

Al empezar su trabajo, Molina esperaba encontrarse en Picasso una “ruptura” con lo anterior, por lo que “sería difícil descubrir visiones en común”, aunque después hallaría muchas más coincidencias de las esperadas.

“Probablemente, no vio las ediciones ilustradas anteriores de Las Metamorfosis, y algunos especialistas en Picasso sostienen que Skira le pasaba pasajes subrayados con lo que quería que ilustrara”, ha apuntado Molina.

En todo caso, Picasso, “posiblemente sin saberlo, se enfrentó al mismo reto de todos los ilustradores, narrar visualmente lo que dicen unas palabras, y a veces elige los mismos momentos que han elegido artistas y grabadores del pasado”.

picasso-meleagro

Pablo Picasso. ‘Meleagro mata al jabalí de Calidón’ (1930)

Los orígenes del mito

La primera sala muestra los orígenes de estos libros, desde los primeros impresos en los que el referente estético sigue siendo el códice manuscrito y la evolución en el diseño gráfico de los mismos.

El recorrido continúa por las distintas visiones del mito y finaliza dando cuenta de cómo el grabado fue durante mucho tiempo, hasta la aparición en el siglo XIX de la fotografía y de los medios de reproducción mecánica, el único modo de reproducir pinturas, y por ello muestra una selección de copias de obras de Rembrandt y de maestros italianos.

El director de la Fundación Picasso, José María Luna, ha apuntado que, desde que asumió este cargo en 2011, deseaba mostrar el libro de Las Metamorfosis ilustrado por el malagueño con sus antecedentes, “y el socio más apropiado para ello era la Biblioteca Nacional”.

“Picasso no fue el único que ilustró Las Metamorfosis, pero seguro que vio pocas ediciones previas o ninguna, y sólo quizás en su visita al Prado y a otros museos pudo ver representaciones de escenas de Ovidio”, ha añadido Luna.

carracci-orfeo

Biblioteca Nacional de España. Agostino Carracci. ‘Orfeo y Eurídice’ (h. 1590-1600)

25 junio 2015 at 9:27 pm Deja un comentario

Atenas: Una exposición sobre Samotracia y sus cultos mistéricos

El Museo de la Acrópolis reúne 262 piezas procedentes del Museo Arqueológico de Samotracia, algunas de las cuales nunca han abandonado la isla

samotracia_los_misterios_de_los_grandes_dioses_3

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC

Situada al norte del mar Egeo, Samotracia es una isla pequeña y tremendamente escarpada, con la mitad de superficie que La Gomera, pero célebre en época clásica debido al culto mistérico que practicaron griegos e indígenas en el Santuario de los Grandes Dioses. Los rituales secretos se desarrollaron en una lengua no griega y buscaban protección ante los peligros del mar y otros anhelos más profundos, pero apenas hay referencias. Del 20 de junio al 30 de septiembre de 2015, el Museo de la Acrópolis, reinaugurado en 2009 en Atenas, presenta la exposición Samotracia. Los misterios de los Grandes Dioses, que reúne 262 piezas del Museo Arqueológico de Samotracia, algunas de las cuales nunca han abandonado la isla.

samotracia_los_misterios_de_los_grandes_dioses_2

Las piezas expuestas proceden de excavaciones en diferentes partes de la isla, por ejemplo en la necrópolis cercana al santuario, en el santuario mismo y en el yacimiento prehistórico de Mikro Vouni. El Museo de la Acrópolis emprende así una serie de exposiciones para presentar al público los hallazgos arqueológicos de diferentes regiones de Grecia. La exposición sobre Samotracia se inaugurará con un concierto del Coro y Orquesta Filarmónica del municipio de Atenas, que comenzará a las nueve de la noche del día 20 en el patio de entrada al museo.

samotracia_los_misterios_de_los_grandes_dioses_1

15 junio 2015 at 5:31 pm Deja un comentario

Pompeya, una gran musa para el arte moderno

Más de 250 obras muestran cómo la tragedia influyó en la sensibilidad de grandes artistas que encontraron así una gran fuente de inspiración

dos-mujeres-picasso

«Dos mujeres que corren en la playa», de Picasso / EFE

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES  |  ABC    15/06/2015

Es un viaje al corazón de la historia y de la cultura europea. Se ha abierto una gran exposición que muestra la extraordinaria influencia que las excavaciones de Pompeya han ejercido en las artes de los últimos siglos, desde la pintura a la escultura, pasando por la música, la danza, la literatura o teatro, desempeñando también un papel fundamental en el desarrollo de la arqueología moderna.

La exposición «Pompeya y Europa. 1748-1943», que estará abierta hasta el 2 de noviembre, analiza la fascinación de Pompeya en numerosos artistas, desde el inicio de las excavaciones en 1748 hasta el dramático bombardeo de 1943. La comparación entre los restos arqueológicos de la antigua ciudad romana y obras modernas refleja de forma explícita la influencia del clasicismo sobre el desarrollo del arte y de la estética moderna, entre imitación y reinterpretación. Artistas de varias épocas y sensibilidad diversa como Picasso, Le Corbusier, Moreau, Klee, Ingres y De Chirico encontraron en Pompeya y en sus colores una fuente de poética inspiración que transmitieron en algunas de sus obras. Por ejemplo, el célebre cuadro de Picasso «Dos mujeres que corren en la playa» (1922), con su carga de sensualidad y con un movimiento que parecen danzar, se inspira en algunas figuras clásicas de Pompeya.

El Museo Arqueológico Nacional de Nápoles es el escenario de una parte de la exposición, que se articula como un grandioso y complejo viaje en el que se aprecia cómo lo antiguo dialoga con lo moderno; la naturaleza con las artes y la arqueología. Se han reunido más de 250 obras, entre restos arqueológicos y obras maestras modernas (pinturas, grabados, proyectos arquitectónicos, libros, fotografías, entre ellas una de Picasso en las excavaciones que visitó con Jean Cocteau), procedentes de los más grandes museos italianos y extranjeros.

Segundo itinerario

El segundo itinerario de la exposición se encuentra en el Anfiteatro de las excavaciones, donde se evoca la terrible erupción del 79 d.C. Aquí se exponen 30 figuras de cuerpos de los habitantes de Pompeya que cuentan con toda su dramática expresividad los últimos instantes de vida de los pompeyanos. Estas figuras en yeso se presentan por primera vez al público después de ser restauradas. Fue solo desde 1858, gracias al método genial introducido por el arqueólogo Giuseppe Fiorelli, cuando podemos apreciar la impronta que dejó la erupción en los habitantes de Pompeya, al obtener moldes de yeso de los muertos. Los cuerpos, al descomponerse a lo largo de los siglos, habían dejado espacios vacíos bajo la lava. Fiorelli los rellenó con yeso líquido introducido a través de los agujeros abiertos en la corteza creada sobre Pompeya tras la erupción. En esa cámara vacía, donde la materia orgánica había desaparecido, Fiorelli obtenía moldes de extraordinaria precisión que reflejaban los últimos momentos de la vida de esas personas. «Estos moldes de yeso adquieren en esta exposición una dignidad, pues no son vistos como objetos, sino como restos de vida humana», manifiesta el superintendente de Pompeya y comisario de la exposición, Massimo Osanna. En efecto, el escenario en el que se muestran los moldes no aparece como gran sarcófago, sino que se trata de un ambiente en el que, gracias a esos extraordinarias y dramáticas figuras, aún palpita la vida y la pasión de la antigua ciudad romana.

Una atracción especial

Las excavaciones de Pompeya se iniciaron en 1748, durante el reinado de Carlos de Borbón, y Goethe y el arqueólogo Winckelmann difundieron en la Europa culta la noticia de aquel descubrimiento extraordinario. De inmediato la aristocracia intelectual europea y norteamericana, maravillada por las excavaciones, quedó fascinada. El escritor norteamericano Herman Melville llega a confesar: «Amo Pompeya más que París».

Gracias a esta exposición, es posible ver una Pompeya a través de las emociones de grandes artistas y la modernidad de ese mito que siempre han representado las excavaciones. Pompeya ha ejercido siempre en quien la visita una atracción especial, completamente diversa a la que suscitan otros monumentos. En sus calles y en sus casas la vida antigua no solo ha dejado una memoria, sino también una presencia. La exposición muestra, una vez más, que Pompeya es contemporánea.

15 junio 2015 at 5:28 pm Deja un comentario

Asturias: La “domus” de Grandas abre sus puertas

Una exposición muestra las pinturas murales encontradas en la casa romana del Chao Samartín

chao samartín

Una visitante ante uno de los murales expuestos. / PIÑA

Fuente: A. VILLACORTA  > OVIEDO  |  EL COMERCIO       12/06/2015

Una casa de 500 metros cuadrados con «las últimas técnicas del imperio». Desde espacios calefactados a termas y un triclinio para almorzar recostado. Eso fue lo que los arqueólogos encontraron en 2004 en el yacimiento del Chao Samartín: una gran mansión romana de porte señorial (o ‘domus’) que había sido construida durante las primeras décadas del siglo I d. C. dentro del recinto amurallado del castro para servir de residencia a un destacado personaje de la administración imperial. Y, ayer, once años después de aquel descubrimiento excepcional, el Museo Arqueológico inauguró una exposición que podrá disfrutarse hasta octubre y que constituye un testimonio fundamental para conocer cómo se organizaba Asturias tras la dominación romana.

En la muestra, denominada ‘DOMVS. Una casa romana en el castro de Chao Samartín’ y comisariada por el arqueólogo Ángel Villa, se recrea el ambiente de las principales estancias de la mansión (con dos pisos, un gran atrio de estilo toscano y un horno en excelente estado) y se describen las técnicas y materiales empleados para la decoración de sus paredes, así como los trabajos de rescate y restauración que permiten exhibir esas pinturas murales recuperadas en el yacimiento de Grandas de Salime.

Esas son algunas de las «maravillas» de una mansión «que ha resistido con una gran dignidad el paso de los siglos», explicó la consejera Ana González. «Una casa nobiliar es habitual en el mundo romano. Lo que ya no lo es tanto es que esté dentro de un recinto fortificado, dentro de una población de gentes que no vivían como los romanos», apuntó Villa, quien precisó que «probablemente eso sucedió porque era un castro importante y qué mejor forma de indicar a los lugareños quién mandaba tras la conquista que la usurpación de ese lugar de prestigio».

Y, por eso, la ‘domus’ de Grandas «no es una casa cualquiera», sino que, junto con las labores domésticas, también servía para realizar funciones administrativas y de representación social, como atestigua su decoración, realizada por «técnicos y pintores muy experimentados y en la que se implanta arquitectura y escultura de una enorme calidad». Y todo eso, «ocurre en un ambiente fuertemente militarizado para controlar un territorio capital para la buena marcha del imperio. Fundamentalmente, por sus recursos de oro». Y así lo atestiguan medio centenar de piezas de la época. Por ejemplo, un trozo de pizarra en el que figuran los nombres de 50 asturianos y los impuestos que pagaban. Está por ver si se quedan en el Arqueológico o regresan a Grandas, como reclama su alcalde.

12 junio 2015 at 8:05 am Deja un comentario

Una gran exposición explica la seducción de Pompeya a lo largo de los siglos

Por primera vez se muestran restaurados 30 moldes de las víctimas, en los que aparece la humana impronta de la historia

moldes_pompeya

Moldes de cuerpos humanos en Pompeya / ABC

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES |  ABC        12/06/2015

Es un viaje en el corazón de la historia y de la cultura europea. Se ha abierto una gran exposición que muestra la extraordinaria influencia que las excavaciones de Pompeya han ejercido en las artes de los últimos siglos, desde la pintura a la escultura, pasando por la música, la danza, la literatura o teatro, desempeñando también un papel fundamental en el desarrollo de la arqueología moderna.. La exposición, «Pompeya y Europa. 1748-1943», que estará abierta hasta el 2 de noviembre, analiza la fascinación de Pompeya en numerosos artistas, desde el inicio de las excavaciones en el 1748 hasta el dramático bombardeo del 1943. La comparación entre los restos arqueológicos de la antigua ciudad romana y obras modernas refleja de forma explícita la influencia del clasicismo sobre el desarrollo del arte y de la estética moderna, entre imitación y reinterpretación. Artistas de varias épocas y sensibilidad diversa como Picasso, Le Corbusier, Moreau, Kiee Ingres o de Chirico encontraron en Pompeya y en sus colores una fuente de poética inspiración que transmitieron en algunas de sus obras. Por ejemplo, el célebre cuadro de Picasso, «Dos mujeres que corren en la playa» (1922), con su carga de sensualidad y con un movimiento que parecen danzar, se inspira en algunas figuras clásicas de Pompeya.

El Museo Arqueológico nacional de Nápoles es el escenario de una parte de la exposición, que se articula como un grandioso y complejo viaje en el que se aprecia cómo lo antiguo dialoga con lo moderno, la naturaleza con las artes y la arqueología. Se han reunido más de 250 obras, entre restos arqueológicos y obras maestras modernas (pinturas, grabados, proyectos arquitectónicos, libros, fotografías, entre ellas una de Picasso en las excavaciones que visitó con Jean Cocteau), procedentes de los más grandes museos italianos y extranjeros.

Cuerpos que cuentan la agonía

El segundo itinerario de la exposición se encuentra en el Anfiteatro de las excavaciones, donde se evoca la terrible erupción del 79 d.C. Aquí se exponen 30 figuras de cuerpos de los habitantes de Pompeya, que cuentan con toda su dramática expresividad los últimos instantes de vida de los pompeyanos. Estas figuras en yeso se presentan por primera vez al público después de ser restauradas. Fue solo desde 1858, gracias al método genial introducido por el arqueólogo Giuseppe Fiorelli, que pudimos apreciar la impronta que dejó la erupción en los habitantes de Pompeya, al obtener moldes de yeso de los muertos. Los cuerpos, al descomponerse a lo largo de los siglos, habían dejado espacios vacíos bajo la lava. Fiorelli los rellenó con yeso líquido introducido a través de los agujeros abiertos en la corteza creada sobre Pompeya tras la erupción. En esa cámara vacía, donde la materia orgánica había desaparecido, Fiorelli obtenía moldes de extraordinaria precisión que reflejaban los últimos momentos de la vida de esas personas. «Estos moldes de yeso adquieren en esta exposición una dignidad, pues no son vistos como objetos, sino como restos de vida humana», manifiesta el superintendente de Pompeya y comisario de la exposición Massimo Osanna. En efecto, el escenario en el que se muestran los moldes no aparece como gran sarcófago, sino que se trata de un ambiente en el que, gracias a esos extraordinarias y dramáticas figuras, aún palpita la vida y la pasión de la antigua ciudad romana.

Las excavaciones de Pompeya se iniciaron en 1748, durante el reinado de Carlos de Borbón, y Goethe y el arqueólogo Winckelmann difundieron en la Europa culta la noticia de aquel descubrimiento extraordinario. De inmediato la aristocracia intelectual europea y norteamericana, maravillada por las excavaciones, quedó fascinada. El escritor norteamericano Herman Melville llega a confesar: «Amo Pompeya más que París».

Gracias a esta exposición es posible ver una Pompeya a través de las emociones de grandes artistas y la modernidad de ese mito que siempre han representado las excavaciones. Pompeya ha ejercido siempre en quien la visita una atracción especial, completamente diversa a la que suscitan otros monumentos. En sus calles y en sus casas la vida antigua no solo ha dejado una memoria, sino también una presencia. La exposición muestra, una vez más, que Pompeya es contemporánea.

12 junio 2015 at 8:00 am Deja un comentario

Entradas antiguas


logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

National Geographic Historia-1

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

julio 2015
L M X J V S D
« jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos

RSS Elementos compartidos

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.041 seguidores