Posts filed under ‘exposiciones’

“La cultura y el buen vino nos llegaron juntos por Empúries”

Xavier Aquilué, arqueólogo, comisario de la exposición ‘El vi grec’

vi_grec

LV | Foto: Àlex Garcia

Fuente: LA VANGUARDIA
30 de noviembre de 2016

Tengo 56 años. Nací en Barcelona y vivo cerca del yacimiento de la vieja Empúries, donde voy a trabajar cada mañana. Estoy casado y tengo un hijo, David (17). ¿Política? Una sociedad más ecuánime. No sigo ninguna religión. Soy responsable científico del centro Iberia Graeca

Desde cuándo bebemos vino?

Desde hace 6.000 años, egipcios, mesopotámicos, fenicios… Y llegó a Grecia, hace 3.000 años. Y los tiempos homéricos están empapados en vino.

¿El poeta Homero bebía vino?

Escribe en el siglo VIII: “Allí estaban las ánforas de vino dulce y añejo, repletas de bebida pura y divina, ordenadas junto a la pared, por si un día Odiseo retornaba a su casa”.

¿Y cómo era aquel vino?

¿Cómo saberlo? Los arqueólogos encontramos restos, pero no podemos oír sus músicas, no podemos paladear sus vinos…

Algo sabrá…

Que cultivaban la viña tal y como aquí nuestros abuelos, legatarios de aquel mundo.

¿Sí?

Pisaban la uva. Almacenaban el mosto en un pithoi, donde fermentaba…

¿Qué es un pithoi?

Una vasija de barro, grande, ovoidal y panzuda, enterrada en el suelo. De ahí se pasaba a las ánforas (de 20 a 30 litros), para transportar el vino.

¿Viajaba mucho el vino de los griegos?

Tenía prestigio, lo querían beber en las colonias, y se exportaba: así llegaba por mar hasta Emporion, colonia griega más occidental.

¿Quién vivía en Empúries?

Sus fundadores en el siglo IV a.C., foceos massaliotas (griegos de Focea, hoy Turquía, fundadores de Marsella), y los íberos indigetes.

Y de ahí venimos nosotros.

De ellos heredamos palabras, creencias, cultura… y el arte de hacer y beber vino.

¿Y cómo lo bebían?

En casa, junto al ánfora de vino, había una hidria: ánfora de agua. Y en la crátera mezclaban dos partes de agua por una de vino. Beberlo puro era zafio, cosa de bárbaros.

¿Crátera? ¿Qué es?

Una vasija de boca ancha. De la crátera, mediante una cazoleta, extraías y te servías el vino en la copa, que llamaban kylix.

¿En qué momentos del día?

En cada una de las tres comidas diarias.

¿Todos bebían vino?

Los esclavos bebían el peor vino de pellejos. Y estaba mal visto que la mujer bebiese.

¿“Cosa de hombres”, como el anuncio?

Sí. La democracia griega era esclavista y misógina. Y censataria: votaban sólo hombres censados. Y ellos bebían los mejores vinos.

¿Cuáles eran los mejores vinos?

Tenían denominación de origen, eso no es de ahora: vino de Ismaros (Tracia), Lesbos, Quíos, Tassos, Lemnos, Rodas…

¿Blanco o tinto?

Mélas (tinto), leukós (blanco) y erythrós (rosado). Y tenían un abanico de paladares: autites (joven), biblinos (dulce), omfakias (ácido, fuerte), antosmias (negro floral), pramnos (seco potente), saproa (añejo)…

¿Con mucha graduación?

El agua la suavizaba, porque emborracharse delataba ignorancia, quedabas mal. Otra cosa eran los simposios…

¿Qué era un simposio?

Acabada la cena, una tertulia de sobremesa regada con vinos y pastitas. Y la reunión se prolongaba, con músicos y hetairas…

¿Prostitutas? ¿Y las esposas?

Más allá de parir y cuidar de su casa, no pintaban nada. Escribió Diógenes Laercio: “Doy gracias a los dioses de no ser animal, no ser mujer, no ser bárbaro”, por este orden.

Y tan pancho.

Ah, a los niños varones se les iniciaba en la libación del primer vino a los tres años.

¡Tres añitos!

Han aparecido en excavaciones los koas, vasitos específicos para esa iniciación vinícola infantil, ilustrados con dicha escena, que era una primera comunión…

¿Y cómo acababa un simposio?

Trasegado mucho vino, los simposiastas podían formar un komos, que era un festivo grupo de hombres ebrios deambulando por las calles nocturnas, un bullicioso cortejo de cantarines komastas.

He sido komasta…

¡Y quién no! El vino era indispensable en inauguraciones de monumentos, eventos, banquetes, festividades religiosas, dionisiacas… Y en las batallas: imprimía euforia al guerrero antes el combate. Y en los funerales.

¿Bebían en los entierros?

Sí, y ofrecían libaciones al difunto, antes de su cremación. Luego apagaban con vino el fuego y se llevaban las cenizas. El dios Dionisos muere y resucita: la viña y el vino simbolizan la resurrección.

Vaya, diría que eso lo copiaron luego los cristianos.

Somos herederos del legado de los griegos en casi todo, y desde luego en la cultura del vino. El vino conforma la tríada mediterránea con el aceite y el trigo.

¿Brindamos con una copita de vino?

Eso es civilización. Los viñedos y bodegas catalanes y su actual potencia vitivinícola arrancan de lo que nos enseñaron aquellos primeros griegos instalados en la portuaria villa vieja de Empúries, hoy Sant Martí d’Empúries, hace 2.400 años… Ahí trabajo, y cada mañana veo ese mar, camino por el que llegó el buen vino y nuestra cultura.

 

1 diciembre 2016 at 7:15 pm Deja un comentario

El Museo Picasso explora la atracción del pintor por la mitología

El artista malagueño se inspiró en figuras como el Minotauro, el Centauro o el Fauno

museo_picasso

Presentación de la nueva exposición de Picasso en el Museo Picasso de Barcelona (Xavier Gómez)

Fuente: EFE – Barcelona  |  LA VANGUARDIA
28 de noviembre de 2016

A lo largo de su trayectoria el pintor Pablo Picasso se inspiró para sus obras en la mitología clásica grecorromana, atrayéndole figuras como el Minotauro, el Centauro o el Fauno, tal como se constata en la exposición “Mitologías, obra gráfica”, que se podrá ver en el Museo Picasso hasta marzo de 2017.

La comisaria Claustre Rafart ha explicado hoy durante una visita con los medios de comunicación que ha escogido cuarenta grabados de la colección del centro, desde el primero que realizó sobre esta temática, de carácter muy académico y centrado en Hércules, hasta piezas de los años sesenta como una potente “Cabeza de fauno” o una colorista “Dánae”.

Entiende Rafart que el artista “iba muy a la suya” a la hora de representar personajes mitológicos, un truculento mundo muy integrado en la vida cotidiana, que pintó “muy pocas veces” respetando lo esencial del mito clásico, y sí en cambio que presentó descontextualizado y ganando nuevos valores o a partir de trabajos en los que dialogaba con grandes precedentes suyos como Rubens o Velázquez.

La primera representación del Minotauro es del año 1900 y se encuentra en el cuadro “La violación”, con un hombre cuyos pies ya se están metamorfoseando en una suerte de pezuñas.

Precisamente, Rafart ha destacado que esta figura, la de Fauno, y la del Centauro, son las que más aparecen y le sirven al pintor como “alter ego”, para mostrar “sus pulsiones amorosas, su vigorosidad masculina”.

En este punto, se ha detenido la comisaria para comentar que el Minotauro fue su mito ideal en los años treinta para mostrar lo que como hombre no podía hacer, su enamoramiento hacia Marie-Thérèse Walter, con lo que el monstruo con cabeza de toro y cuerpo de hombre aparece en varios de sus grabados haciendo el amor con una joven.

Otro de los grabados que llaman la atención en esta exposición es “La Minotauromaquia”, uno de los más importantes en la obra del malagueño y “del arte del grabado del siglo XX”, un aguafuerte, de 1935, en el que el monstruo provoca la huida de un hombre con sudario.

A juicio de Rafart, en el mismo “hay una amalgama tal de referencias a otros artistas y a sus obras que su riqueza es inabarcable”.

A la vez, es el único que hace ese año, cuando deja por escrito que “el arte no le motiva suficientemente”.

Por tanto, Picasso escogía historias que le afectaban, “el reflejo de su dualidad hombre-artista y las explicaba a través del mito, tanto como símbolo alegórico del proceso creativo, como reflejo de las turbulencias amorosas de su vida”.

En “Sexo a la antigua y a la moderna”, de 1968, hace un guiño a Velázquez, mientras que en la última sala, en la que se han colocado varios cabeza de fauno, lo que se muestra es “la alegría de vivir de aquel momento, en los años cuarenta, cuando ya estaba con Françoise Gilot, un momento de vitalidad y alegría”.

En cambio, el fauno que presenta en los años cincuenta “iconográficamente es diferente, más de grafiti, espontáneo, rápido, como de garabato”.

Otra de las obras, “Bacanal con Eros en la parte superior izquierda”, está protagonizada por Eros, y también tiene grabados con Venus y Baco de principales personajes.

Claustre Rafart piensa que la exposición, que le gustaría sirviera como reflexión sobre el papel del mito a día de hoy, no es, sin embargo, la verdadera muestra sobre lo importante del tema del mito en Picasso y ha avanzado que existe interés en organizar otra de mayor tamaño.

Al respecto, ha reconocido que la temática de la mitología no es tan central como la del “artista y la modelo”, pero “hay mucha en la obra del pintor, especialmente en la obra gráfica, el dibujo y la cerámica”.

 

28 noviembre 2016 at 8:48 pm Deja un comentario

Atrapa en tu móvil los espectaculares vasos griegos del Museo Arqueológico Nacional

El Laboratorio de Humanidades Digitales de la Real Academia de Bellas Artes rinde al 3D la cerámica griega y crea un nuevo método de digitalización

vasos_griegos_digitalizados

Néstor F. Marqués muestra uno de los vasos griegos digitalizados en el laboratorio de la Academia de Bellas Artes – MAYA BALANYA

Fuente: JESÚS GARCÍA CALERO  |  ABC
11 de octubre de 2016

Olvídense del «Pokémon Go» si lo que quieren es atrapar en su móvil lo mejor de la historia. Mejor que cazar monstruos virtuales es «atrapar» las piezas más valiosas y relevantes de nuestra cultura. Es algo que está empezando a hacerse con fines científicos, pero de lo que ya podemos disfrutar en las pantallas que llevamos con nosotros. Hay muy pocas instituciones en el mundo que dominen este juego, porque hay que manejar objetos muy delicados o demasiado grandes hasta convertirlos en fieles mapas de «bits». Y también porque hay problemas técnicos casi insalvables.

Pero en España ya se ha convertido en referencia mundial, por la innovación que está generando, la Real Academia de Bellas Artes. Hace un año creó un Laboratorio de Humanidades Digitales (LHD) desde el que se están explorando las nuevas maneras de aplicar la tecnología al patrimonio. Es el futuro. Con grandes resultados alcanzados. Y el primer gran ejemplo de tanta excelencia se ha logrado con un proyecto encargado por el Museo Arqueológico Nacional para digitalizar una de sus colecciones más bellas, financiado por Bolsas y Mercados Españoles.

A partir de hoy, el LHD de la Academia pone a disposición de los científicos y del público en general la primera colección temática cerrada en 3D. Se trata de los 30 vasos griegos más valiosos del Museo Arqueológico Nacional (MAN). Es visualmente espectacular y según comenta Nestor F. Marqués, responsable de la digitalización, ha sido el mayor desafío hasta ahora para el LHD. Primero porque se trata de objetos brillantes y una de las más difíciles pruebas a que se enfrenta este tipo de trabajos es a generar un objeto tan exacto como creíble.

Para lograrlo se emplea una técnica digna de efectos especiales de Hollywood. En realidad es una batería de técnicas: polarización, iluminación cruzada… hasta crear el método científico específico. «Hemos resuelto el fallo que tenían las técnicas 3D con los objetos brillantes. En el campo comercial suele elimiarse el brillo con sustancias, pero en el patrimonio no se puede correr ningún riesgo por el valor de las piezas», añade Marqués, que trabajó codo con codo con Paloma Cabrera, jefa del departamento en el MAN, directora del proyecto que ya se puede disfrutar en sala.

En algunos casos el brillo es como un espejo y ese método se ha consolidado a lo largo de este trabajo, tanto por la calidad geométrica de las digitalizaciones como por la manera exacta de mostrar la textura. Una idea sobre estos detalles la da el hecho de que estos trabajos reproducen incluso el volumen de la capa pictórica, que es menor a un milímetro. Tal es la exactitud que se pone a disposición de los estudiosos a partir de ahora. Desde el ordenador, situados en cualquier lugar del mundo, pueden realizar mediciones o investigar con un detalle que ni el contacto con la pieza original les puede ofrecer.

El LHD ha escaneado en su primer año desde pequeñas figuritas de marfil a iglesias románicas, como la Vera Cruz (Segovia); desde diminutas monedas romanas hasta el puente de Manterola, en Cádiz, de más de 200 metros de altura y que ahora se expone -digitalmente atrapado- en las salas del Museo de la Academia de Bellas Artes.

No hablamos de una foto, sino de fotogrametría, una técnica nacida para documentar yacimientos arqueológicos que mezcla miles de imágenes geoposicionadas (con sus coordenadas exactas), fotos que después un potentísimo ordenador engulle y «renderiza» con software de código abierto. El resultado es un objeto digital perfectamente fiel, que puede moverse, medirse, estudiarse y perder capa tras capa para conocer hasta el último secreto de su estructura o dimensión.

Así que desde hoy en la sala 36 del MAN el público encontrará una pantalla táctil con los vasos digitalizados. También se encuentran en la web del museo (www.man.es) y por supuesto en la página sketchfab.com/MAN, la plataforma de visualización tridimensional. Desde allí, también podemos cargar todos estos vasos griegos en nuestro móvil o tableta, compartirlos o incrustarlos en blogs o páginas web. El otro gran desafío ha sido que la imagen no perdiera calidad en ningún dispositivo, tenga la potencia gráfica que tenga. Antes solo se podía ver una cara de la mayor parte de los vasos expuestos, pero desde ahora se les puede mover, acercar, ampliar con un detalle maravilloso, en los 360 grados.

«El escáner láser está muerto», sentencia Marqués. Ese equipo, con el que la Academia digitalizó en Pompeya la Casa de la Diana Arcaizante, costaba entre veinte y cien mil euros. Ahora, con una cámara de 2.000 euros se puede hacer ese mismo trabajo. De hecho se está trabajando en objetos de esa domus pompeyana.

Los vasos elegidos son de diferentes tamaños. Hay piezas de un metro y medio de alto y otras de treinta o cuarenta centímetros de altura, como la última adquisición del MAN, que se ha digitalizado antes de exponerse. Proceden de las colecciones Real, del marqués de Salamanca y de Várez Fisa, fundamentalmente. Incluyen piezas como la copa de Aison, el célebre pintor del siglo V a. C., con escenas de la muerte del Minotauro; un ánfora panatenaica, que se otorgaba al vencedor de los juegos, o una ánfora «bilingüe», así llamada porque tiene figuras rojas en un lado y negras en el reverso.

El equipo impulsado por el académico José María Luzón, integrado en la Academia gracias al director Fernando Terán, tiene nuevos proyectos. En todos busca un sentido al uso de la tecnología en el patrimonio. La respuesta, en el MAN desde hoy.

Pompeya, Madrid y México unidos en una aventura gráfica en homenaje a Carlos III

El siguiente desafío del Laboratorio de Humanidades Digitales es la exposición de la Academia de Bellas Artes en homenaje a Carlos III que se inaugurará el próximo diciembre. Siendo Rey de Nápoles impulsó la excavación de Pompeya y Herculano. Venido a España se hacía traer copias de las piezas halladas junto al Vesubio, vaciados de escayola que la Academia aún conserva y expone. En esa exposición Pompeya, a través del Museo de Nápoles, estará unido con las Academias de San Fernando en Madrid y San Telmo en México gracias a la tecnología de una manera espectacular.

El visitante de la exposición de la Academia verá el vaciado de Carlos III en la sala, y a sus pies una tableta con el original de Nápoles digitalizado. Pero después de la muestra será invitado, con gafas HTC Vive (habrá unas cuantas pero si no quiere esperar podrá usar su propio móvil) a acompañar a un arqueólogo del siglo XVIII. Una gruta en la lava le permitira descubrir frescos, mosaicos y piezas en la incipiente exavación a la luz de una linterna. Después verá los vaciados que viajaron a España para el Rey y las copias que encargó el propio Carlos III para Nueva España. Estará en el patio de San Telmo, digitalizado para la ocasión, cuando lleguen en uno de los viejos navíos de Indias.

 

11 octubre 2016 at 4:56 pm 1 comentario

Los tesoros perdidos de Siria renacen en el Coliseo

El viejo anfiteatro romano escenifica la lucha de la inteligencia con el fanatismo al exponer copias de las obras destruidas por el yihadismo

toro_nimrud

El toro androcéfalo de Nimrud, de cinco metros, decoraba la fachada externa de la sala del trono del Palacio Noroeste del rey Assurnasirpal II – AFP

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES > Roma  |  ABC
6 de octubre de 2016

Reviven en el Coliseo de Roma algunos de los tesoros de Siria e Irak, concretamente de Palmira, Ebbla y Nimrud, destruidos o dañados durante la guerra o por la furia alocada del terrorismo. La exposición se llama «Renacer de las destrucciones» y abre hoy sus puertas hasta el 11 de diciembre. Pero, como demostración de la importancia de la exposición y del compromiso de Italia por salvar la cultura siria, la muestra se presentó ayer con la presencia del jefe del Estado, Sergio Mattarella, y de los ministros de Exteriores, Paolo Gentiloni, y el de Cultura, Dario Franceschini.

Gracias a una reconstrucción a escala real realizada en Italia, es posible admirar tres monumentos destruidos o dañados: El Toro androcéfalo que ya no existe del Palacio Noroeste de Nimrud (Irak), la Sala de Archivo de Ebbla (Siria) que custodiaba 17.000 tablillas cuneiformes y que se encuentra en grave estado de abandono, o una parte del techo destruido del milenario templo de Bel en Palmira (Siria).

El objetivo de la exposición es sensibilizar a la opinión pública internacional en el conocimiento de la cultura y salvaguardia de los lugares y monumentos que son patrimonio de la humanidad. Además, se quiere favorecer el debate sobre la reconstrucción de lo que se destruye y acerca de la restauración de cuanto queda dañado.

El renacer de estos tres monumentos ha sido posible gracias al trabajo muy especializado de tres empresas italianas, con el recurso de las nuevas tecnologías en 3 D, bajo la guía de un comité científico de arqueólogos e historiadores del arte. El público puede así admirar la grandiosidad de estos monumentos únicos.

Originales

Junto a estas reconstrucciones, se exponen dos altorrelieves originales procedentes directamente de Palmira y dañados por el terrorismo. Concluida la exposición, estas dos obras que representan a un hombre y una mujer, esculpidas en piedra, serán restauradas en Italia y después serán devueltas al Museo Nacional de Damasco. «La cultura es un patrimonio común y también un signo de civilización contra el oscurantismo», ha dicho el presidente Mattarella, quien ha rendido también homenaje al famoso arqueólogo asesinado en Palmira, Khaled Asaad, calificado de «héroe», porque «con otras personas salvó una gran cantidad de obras maestras que son patrimonio de la humanidad», dijo Mattarella. Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Paolo Gentiloni, subrayó la importancia de la preservación de este patrimonio cultural y de símbolos de la civilización antigua: «Se defiende algo de extraordinario valor como es el pluralismo, la realidad plural de los territorios que hoy son objetivo de guerras y conflictos».

De la exposición sorprende el hecho de comprobar que la reconstrucción de obras destruidas es factible. En estos casos se ha partido de diseños y análisis, usando las pocas filmaciones y fotos existentes, transformándolas en imágenes en 3 D. La exposición, por tanto, ha supuesto un desafío técnico-científico, además constituir un gran instrumento de comunicación.

techo_templo_bel

Techo del Templo de Bel– Afp

Resulta imponente el Toro androcéfalo de Nimrud, de cinco metros, la primera capital del imperio asirio. Decoraba originalmente la pared de la fachada externa de la sala del trono del Palacio Noroeste del rey Assurnasirpal II. Su objetivo era ahuyentar las fuerzas enemigas contra la residencia del soberano. La obra fue destruida en la primavera de 2015, cuando el estado islámico abatió con explosivos buena parte de este edificio histórico.

El templo de Bel fue destruido completamente por las milicias terroristas del Daesh en el verano de 2015. Se ha reproducido parte del techo del templo dedicado a la deidad suprema de Babilonia. La tercera obra reconstruida, la Sala del Gran Archivo de Ebbla, contenía documentos muy importantes, entre ellos el Tratado internacional entre Ebbla y la ciudad de Abarsal, que constituye «el primer tratado internacional de la historia».

Destrucciones

En definitiva, tres lugares condenados a muerte por el terrorismo islámico, que pretende cancelar la identidad religiosa y política de un pueblo, renacen en el Coliseo. En Siria han muerto más de 270.000 personas, entre ellas más de 13.000 niños. En ciudades destruidas como las obras famosas de Ebbla, Nimrud y Palmira.

Desde el 2014, Daesh ha destruido importantes sitios arqueológicos, mezquitas y santuarios islámicos, fundamentalmente en Siria e Irak y también en Libia. En el primer país, además de Palmira ha sufrido también destrucciones la ciudad de Raqqa, capital de Daesh. En Irak, se han visto destruido importante patrimonio artístico en Ninive, Mosul, Nimrad, Tikrit y Hatra. Finalmente, en Libia se han abatido santuarios próximos a Trípoli. Cabe destacar que desde junio de 2014 Daesh ha realizado una destrucción sistemática de las iglesias y santuarios de los territorios que controlaban sus milicias terroristas. Por ejemplo, en Tikrit, a 140 kilómetros de Bagdad, destruyeron la Iglesia Verde (s. VII), uno de los monumentos más antiguos de la cristiandad en Oriente Medio.

La foto de la paradoja iconoclasta

Por Jesús García Calero

No deja de resultar paradójico que los fanáticos yihadistas arremetan a martillazos (a veces los hemos visto con martillos neumáticos) y por supuesto con dinamita contra las imágenes y las ruinas del pasado remoto, consideradas infieles. Para morir de memoria, destruyen cualquier vestigio de una historia que no toleran por situarse al margen de su Libro.

Para asustarnos gritan y martillean contra estas valiosas certidumbres que la ciencia arqueológica tiene sobre nuestros orígenes (y los suyos). Destruyen con un furor que se sitúa realmente muy lejos de la fe, por más que ellos querrían rememorar la pureza intransigente de los iconoclastas. Pero hay un fallo: sacan fotos, filman la destrucción, veneran, tanto o más que los occidentales a los que odian, la impía imagen, la foto que querrían convertir en una poderosa catapulta para que a todos nos alcance, en la aldea global, el mefítico aliento de su profanación cultural.

Paradoja de foto iconoclasta que se convierte en un mensaje vacío, aunque doloroso; en una pura ausencia y por tanto en una presencia puramente espiritual. Para el fanático, esto es el tiro por la culata.

Hoy, en el Coliseo de Roma, donde los caminos de nuestra memoria confluyen sobre la arena y la sangre, se han erigido las copias que convierten en futil tanta destrucción. Las viejas obras reducidas a polvo y cascotes reviven gracias a la tecnología y al conocimiento detallado que de ellas tenemos. Certidumbres científicas con media sonrisa asiria que superan el rictus animal de la barbarie. No lo olvidemos: la inteligencia tiene más fuerza que el odio.

 

Guardar

7 octubre 2016 at 5:13 pm Deja un comentario

El Museo Arqueológico Nacional de Grecia festeja sus 150 años de existencia con una exposición sobre “Las Odiseas humanas”

El Museo Arqueológico Nacional de Grecia, principal centro de conservación de vestigios del país, festeja un siglo y medio de existencia con una exposición titulada “Las Odiseas humanas”, inspirada en el héroe mitológico Ulises, que fue inaugurada el martes.

poseidon_atenas

Estatua de bronce de Poseidón, antiguo dios griego los mares, del 480 a.C., en muestra en la nueva exposición del Museo Arqueológico Nacional de Atenas. La exposición “Las Odiseas humanas”, inaugurada el pasado lunes 3 de octubre, es el principal evento para celebrar el 150 aniversario del museo. Foto: Petros Giannakouris / AP, vía Ekathimerini

Fuente: GRC Attica Atenas |  lainformacion.com
5 de octubre de 2016

Esta exposición, que durará un año e incluye 184 obras antiguas, emblemáticas o menos conocidas del museo, “es el punto culminante de las manifestaciones (…) por la celebración de sus 150 años”, indicó un comunicado del museo.

El objetivo es contar “la aventura del Hombre a través del tiempo, por medio del prisma simbólico de la Odisea, una crónica de las dificultades vividas por el hombre que lucha por dominar su medio ambiente, descubrir nuevos lugares, crear ciudades y enriquecerse a través del amor y la creación”, subraya el texto.

La exposición comprende tres ejes: “El viaje”, testimonio de la relación de Grecia con el mar Egeo y la navegación; “las Itacas”, inspirada en la nostalgia de Ulises y “consagrada a todas las patrias de los seres humanos”, en referencia a las migraciones; y “El éxodo”, que simboliza las proezas humanas.

El edificio neoclásico del Museo arqueológico alberga unas 11.000 obras repartidas en cinco colecciones, entre ellas antigüedades prehistóricas, esculturas entre los siglos VII y V antes de nuestra era u objetos en cerámica entre los siglos XI antes de nuestra era y el periodo romano.

Entre las más famosas obras del museo figuran “El tesoro en oro de Micenas”, “la máscara funeraria de oro de Agamenón”, el “kuros (estatua de hombre) de Sunion”, “el Dios (Zeus o Poseidón) de Artemission” y “el efebo de Anticitera”.

 

5 octubre 2016 at 6:01 pm Deja un comentario

Astorga mostrará la colección de lápidas romanas más importante del noroeste de la Península Ibérica

El Ayuntamiento de Astorga procederá a la instalación de un sistema de almacenamiento de la colección epigráfica romana que permitirá la visualización de las lápidas, además de ofrecer la posibilidad de convertirlo en un lugar visitable para especialistas e investigadores.

epigrafia_romana

Fuente: Astorga Redacción
30 de septiembre de 2016

La colección epigráfica municipal – compuesta por 36 lápidas, más aquellas que forman parte de la exposición permanente del Museo Romano, 9 en total  –  estuvo instalada, junto con las lápidas propiedad de la diócesis, en la planta sótano del Museo de los Caminos, dedicada al mundo romano. Allí permanecieron hasta el día 19 de abril de 2002 en que fueron recuperadas y trasladas a un almacén municipal.

En fechas próximas, la ciudad contará con un almacén visitable que albergará esta  colección, la más importante del noroeste de la Península Ibérica.

Se trata de colocar las piezas, la mayoría de gran porte, sobre unos soportes de madera que actúan a modo de atriles. De esta forma, se dará cobertura a la solicitud de una comisión de expertos que están realizando una revisión del Corpus Inscriptiones Latinarum (CIL), a nivel de toda Europa.

Para la realización de esta obra, el Ayuntamiento se ha acogido a la convocatoria de subvenciones  del Instituto Leonés de Cultura (Diputación de León) para la Mejora y Equipamiento de Instalaciones Culturales y Museos, institución que ha concedido la cantidad de 4.884 € para financiar el coste total, que asciende a 10.175 €.

La historia de la rica colección epigráfica asturicense – de la que también forman parte aquellas que son propiedad del obispado – comenzó cuando el Ayuntamiento de Astorga decidió, hacia mediados del siglo XIX, habilitar como jardín público un espacio situado en el ángulo sudoccidental del recinto amurallado, que era denominado como ‘La Sinagoga’. Una vez levantado su muro de cierre se colocaron, a ambos lados de la puerta de acceso, cuantas inscripciones se habían recogido, hasta entonces, en las dependencias municipales. Allí estuvieron, desde la inauguración del Jardín de la Sinagoga, en 1840, hasta que en 1901 se llevaron de nuevo al Ayuntamiento, pues la intemperie las estaba dañando seriamente.

Desde esta especie de “museo municipal”, al que tenían acceso los estudiosos y los eruditos locales, la colección fue trasladada al Palacio Episcopal, en base al acuerdo que el Pleno Municipal adoptó en sesión ordinaria celebrada el 19 de agosto de 1910.

 

5 octubre 2016 at 5:56 pm Deja un comentario

El Museu d’Arqueologia de Catalunya abre una exposición sobre el vino en la antigua Grecia

El Museu d’Arqueologia de Catalunya de Barcelona ha inaugurado este jueves la exposición ‘El vino griego. De la antigüedad a las bodegas catalanas actuales’, que explica el proceso por el que el vino llegó a protagonizar la vida social, política y religiosa de la antigua Grecia y la adaptación de esta tradición a la actualidad.

mac

CONSELLERIA DE CULTURA. EUROPA PRESS

Fuente: EUROPA PRESS  |  El Economista

BARCELONA, 29 de sep.- El Museu d’Arqueologia de Catalunya de Barcelona ha inaugurado este jueves la exposición ‘El vino griego. De la antigüedad a las bodegas catalanas actuales’, que explica el proceso por el que el vino llegó a protagonizar la vida social, política y religiosa de la antigua Grecia y la adaptación de esta tradición a la actualidad.

El director general de Archivos, Bibliotecas, Museos y Patrimonio de la Generalitat, Jùsep Boya, y el director del museo, Josep Manuel Rueda, han inaugurado con el comisario Xavier Aquilué la muestra, que podrá visitarse hasta el 29 de enero, ha explicado la Conselleria de Cultura en un comunicado.

También han participado en la inauguración el cofundador del Celler de Can Roca Josep Roca y la enóloga Sara Pérez, quienes han analizado los aspectos fundamentales del presente y el pasado de la cultura del vino.

La exposición trata esta realidad a partir de diversos ámbitos temáticos: el cultivo de la viña, la evolución de la obtención del vino, su consumo, el papel del dios Dioniso, la cultura del vino en la actualidad y la producción y el consumo de vinos griegos y íberos en Catalunya.

Cuenta también con una muestra de las bodegas catalanas actuales que recuperan en sus producciones esta tradición milenaria, y con una selección de la literatura que ha generado la cultura del vino, además de dos audiovisuales y unos 40 objetos arqueológicos singulares que ilustran el relato.

La exposición se complementa con un programa de actividades paralelas para ofrecer al visitante una nueva visión de las innovaciones a lo largo de la historia, con visitas guiadas, conferencias, catas de vinos, entre otras.

Esta muestra, que cierra un ciclo dedicado a la alimentación y al vino, ha sido desarrollada por el museo junto al Instituto Catalán de Arqueología Clásica y al Instituto Catalán de Investigación en Patrimonio Cultural, con la colaboración del Instituto Catalán de la Viña y el Vino.

 

30 septiembre 2016 at 10:51 am Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

diciembre 2016
L M X J V S D
« Nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Archivos

RSS Blogs en Χείρων·Chiron

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente