Posts filed under ‘exposiciones’

El Museu d’Arqueologia de Catalunya abre una exposición sobre el vino en la antigua Grecia

El Museu d’Arqueologia de Catalunya de Barcelona ha inaugurado este jueves la exposición ‘El vino griego. De la antigüedad a las bodegas catalanas actuales’, que explica el proceso por el que el vino llegó a protagonizar la vida social, política y religiosa de la antigua Grecia y la adaptación de esta tradición a la actualidad.

mac

CONSELLERIA DE CULTURA. EUROPA PRESS

Fuente: EUROPA PRESS  |  El Economista

BARCELONA, 29 de sep.- El Museu d’Arqueologia de Catalunya de Barcelona ha inaugurado este jueves la exposición ‘El vino griego. De la antigüedad a las bodegas catalanas actuales’, que explica el proceso por el que el vino llegó a protagonizar la vida social, política y religiosa de la antigua Grecia y la adaptación de esta tradición a la actualidad.

El director general de Archivos, Bibliotecas, Museos y Patrimonio de la Generalitat, Jùsep Boya, y el director del museo, Josep Manuel Rueda, han inaugurado con el comisario Xavier Aquilué la muestra, que podrá visitarse hasta el 29 de enero, ha explicado la Conselleria de Cultura en un comunicado.

También han participado en la inauguración el cofundador del Celler de Can Roca Josep Roca y la enóloga Sara Pérez, quienes han analizado los aspectos fundamentales del presente y el pasado de la cultura del vino.

La exposición trata esta realidad a partir de diversos ámbitos temáticos: el cultivo de la viña, la evolución de la obtención del vino, su consumo, el papel del dios Dioniso, la cultura del vino en la actualidad y la producción y el consumo de vinos griegos y íberos en Catalunya.

Cuenta también con una muestra de las bodegas catalanas actuales que recuperan en sus producciones esta tradición milenaria, y con una selección de la literatura que ha generado la cultura del vino, además de dos audiovisuales y unos 40 objetos arqueológicos singulares que ilustran el relato.

La exposición se complementa con un programa de actividades paralelas para ofrecer al visitante una nueva visión de las innovaciones a lo largo de la historia, con visitas guiadas, conferencias, catas de vinos, entre otras.

Esta muestra, que cierra un ciclo dedicado a la alimentación y al vino, ha sido desarrollada por el museo junto al Instituto Catalán de Arqueología Clásica y al Instituto Catalán de Investigación en Patrimonio Cultural, con la colaboración del Instituto Catalán de la Viña y el Vino.

 

30 septiembre 2016 at 10:51 am Deja un comentario

El MNAR mostrará la vida de varias ciudades grecorromanas con una recreación histórica

‘Juego de espejos’ se desarrollará el próximo viernes en un pase y el sábado 1 de octubre en dos y se podrá asistir de forma gratuita

Momento de la presentación de la actividad ‘Juego de espejos’ en el Museo de Mérida /  j. m. romero

Fuente: M. ÁNGELES MORCILLO > Mérida  |  Hoy Digital
28 de septiembre de 2016

Los espejos reflejan lo que hay. Y lo que hay es un juego de piezas del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida que se combinan de distinta manera. Que al reflejarse unas en otras pueden aportar mensajes insólitos, nuevos y diferentes a lo que el público está acostumbrado a ver en su visita al edificio. ‘Juego de espejos’ es un recorrido por la nave principal del museo, envuelto en la magia de la noche, durante el cual los visitantes podrán admirar determinadas piezas, que han visto en otras muchas ocasiones, y que serán resaltadas con nuevas luces y colores, por lo que mostrarán otro significado. Se puede concebir como una recreación histórica con piezas de su colección para mostrar la vida cotidiana de varias ciudades grecorromanas.

Esta es una actividad incluida dentro de la programación de la celebración del XXX aniversario del museo en su nueva sede. De forma totalmente gratuita, se podrá acceder el viernes 30 de septiembre en un único pase a las 22 horas, y el sábado 1 de octubre en dos pases: a las 20.30 y a las 22 horas. Cada pase tendrá un aforo limitado para 120 personas, por lo que los que estén interesados en asistir pueden hacerlo reservando plaza a través de un teléfono.

‘Juego de espejos’ propone a los visitantes conocer nuevas miradas sobre las piezas más emblemáticas de su colección permanente. El conjunto de Proserpina, Ceres y Plutón, Mercurio o el grupo escultórico procedente del denominado Pórtico del Foro serán otras tantos espejos a través de los que poder introducirse en la mentalidad del hombre grecorromano. Así será posible realizar un viaje imaginario que se inicia en Troya y Cartago, pasa por Roma y finaliza en Augusta Emerita en los momentos en los que su historia comienza. Y con Augusto como especial protagonista.

El guión es original y pensado específicamente para la colección del MNAR. Será presentado por más de 50 personas pertenecientes al equipo técnico del museo y a la asociación de recreación histórica Ara Concordiae.

Términos latinos

Según explica la conservadora del museo, Pilar Caldera, la presencia del texto clásico es fundamental y se escucharán de forma recurrente términos latinos, que en ningún momento entorpecerán el hilo argumental de la historia que se quiere contar.

«Una historia que comienza en el origen de los dioses y que nos lleva hasta la figura de Augusto», explica Caldera. «Nos retrotraemos a los grandes héroes del mundo antiguo, el comienzo del hombre nuevo, y el hombre nuevo que es el marca Roma y el que marca Augusto», finaliza.

DATOS DE INTERÉS

  • Horarios y reserva. Actividad con aforo limitado a 120 personas por pase. Podrá realizarse reserva previa.
  • Horarios. Viernes 30 de septiembre: 22 horas. Sábado 1 de octubre: 20.30 y 22 horas.
  • Información y reserva de plazas. Teléfono 924 311 690. Extensión 44.

 

28 septiembre 2016 at 1:21 pm Deja un comentario

Antínoo, un mito extraordinario que se resiste a morir

Sólo tres piezas componen la exposición que se celebra actualmente en Roma sobre el amante de Adriano, pero estas obras esconden un enigma fascinante y complejo que aún no ha sido resuelto

antinoo1_ng

Busto de Antínoo de la primera mitad del siglo II d.C. con un rostro que fue incorporado en Época Moderna. Pertenece al Museo Nacional Romano en el Palacio Altemps. Foto: Stefano Castellani, Archivio fotografico MNR

Fuente: Alec Forssmann  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
22 de septiembre de 2016

Antínoo ha sido recordado a lo largo de la historia como un adolescente de gran belleza que conquistó al emperador Adriano. El joven Antínoo murió ahogado en el río Nilo por causas que se desconocen, provocando gran pesar y desconsuelo en Adriano, quien enalteció a su compañero hasta que llegó a ser adorado como un héroe o una divinidad. En Memorias de Adriano, la novelista Marguerite Yourcenar narra el trágico episodio con las siguientes palabras: “Aquel cuerpo tan dócil se negaba a dejarse calentar, a revivir. Lo transportamos a bordo. Todo se venía abajo; todo pareció apagarse”. Desde su muerte en el siglo II d.C. se han realizado numerosos retratos de Antínoo, una práctica que se intensificó en el Renacimiento con el redescubrimiento de su figura.

La exposición Antínoo. Un retrato en dos partes se puede visitar hasta el 15 de enero de 2017 en el Museo Nacional Romano en el Palacio Altemps, en Roma. La muestra explora la fascinante y compleja historia de un retrato marmóreo de Antínoo dividido en dos fragmentos: el rostro y el busto. El rostro, del siglo II d.C., se conserva en el Instituto de Arte de Chicago. El busto, también del siglo II d.C. pero con partes modernas, pertenece al Museo Nacional Romano en el Palacio Altemps. Ambas piezas se exponen juntas con motivo de la muestra.

El rostro y el busto, ambos del siglo II d.C., se conservan en Chicago y Roma respectivamente

antinoo2_ng

Fragmento de un retrato de Antínoo del siglo II d.C., conservado en el Instituto de Arte de Chicago. Foto: MC, Archivio fotografico MNR

Fue Raymond Johnson, un egiptólogo de la Universidad de Chicago, quien en 2005 sugirió la posibilidad de que ambas piezas formaran parte de una misma escultura: el fragmento del rostro, que carece de nariz, era original, y también lo era el busto conservado en el Palacio Altemps, pero no el rostro, que había sido añadido durante la Edad Moderna. Es más, cuando Johann Joachim Winckelmann, un arqueólogo e historiador del arte alemán, visitó la Villa Ludovisi de Roma en 1756 anotó en su libreta que el busto de Antínoo tenía un rostro “nuevo”. Ambas piezas han sido confrontadas y, según el análisis del mármol, pertenecen a la misma estatua; el rostro de Chicago encajaría, por tanto, en el busto de Roma. Una tercera pieza se exhibe en la exposición: un modelo en yeso que recrea el aspecto original del retrato, creado en época romana.

antinoo3_ng

Recreación en yeso del original. Modelo realizado entre 2015 y 2016 por el Estudio M.C.M. de Roma. Foto: MC, Archivio fotografico MNR

La pregunta clave: ¿por qué perdió el busto su rostro original y por qué se realizó un pastiche en el siglo XVIII? “No lo sabemos… Podría haber novedades en la publicación de ciertos documentos que la princesa Ludovisi está permitiendo examinar a un estudioso americano. En los papeles conservados en el Vaticano no hay rastro”, dice Alessandra Capodiferro, la conservadora de la muestra, según recoge Il Tempo.

 

23 septiembre 2016 at 12:32 pm Deja un comentario

Historias de nuestros naufragios. ‘Un puente de mar azul’ rescata tesoros de la arqueología subacuática

La exposición del Museo de Almería reúne casi 250 piezas. He aquí algunas de las más curiosas

museo_almeria

La exposición, abierta hasta el mes de noviembre, consta de 250 piezas distribuidas en 300 metros cuadrados con el sonido de las olas como único hilo musical.  La Voz

Fuente: Marta Rodríguez  |  La Voz de Almería
9 de septiembre de 2016

un_puente_de_mar_azul

Algunas de las piezas que pueden verse en el Museo de Almería.

Un pecio es la fotografía de un instante detenido para siempre en el fondo del mar. Y no de un instante cualquiera. El instante de un naufragio. Los restos de un barco se acaban descomponiendo pero, una vez perdida la parte orgánica, la arena protege la carga y la guarda tal y como se situó en el momento exacto en el que las maderas cedieron y el agua con su lengua salada lo engulló todo. De ahí que se conserven tantas ánforas. Ánforas que como envases de Coca-Cola de su tiempo sirvieron para transportar vinos, aceites y salazones con los que se comerciaba a lo largo de un mar, el Mediterráneo, en el que Almería ha ocupado una posición estratégica a lo largo de la historia.

“El tráfico marítimo en el Mediterráneo occidental estaba obligado a doblar el Cabo de Gata”, asegura el conservador del Museo de Almería y comisario de la muestra ‘Un puente de mar azul’, Manuel Ramos. Y justifica así la riqueza de nuestros fondos. Los 217 kilómetros del litoral de la provincia y la proximidad de la costa africana también han sido claves en esa circunstancia. “Esto ha sido así desde que se empezó a navegar, sabemos de cerámica de Los Millares hallada en las islas Chafarinas”, añade.

A través de una selección de 250 piezas de los fondos del Arqueológico, la exposición sigue la huella de esa actividad comercial. Una huella en forma de tesoros de la arqueología subacuática que son un auténtico tratado de historia de la navegación que ha llegado a nuestras manos como un mensaje en una botella porque, como apunta Ramos, “estas piezas no han sido encontradas como fruto de una prospección sistemática, más bien forman parte de hallazgos puntuales”.

1. Ánfora globular

Las ánforas tienen gran presencia en la muestra por su buena conservación y ésta esconde una historia interesante. “Servía para transportar aceite de la zona de la Bética que luego se distribuía por el imperio pasando por el Cabo de Gata. Cuando llegaban a Roma, los envases no eran retornables y, como tenían que darles algún uso, hicieron un montículo de más de 40 metros almacenándolos”, señala el comisario.

 2. Cerámica corintia

La cerámica constituía una carga secundaria en comparación con los productos agropecuarios y pesqueros. Aun así, cuenta con su representación en ‘Un puente de mar azul’, donde se expone una muestra de lo que traían los fenicios que era material egipcio, así como cerámica griega, romana, medieval, moderna y hasta contemporánea.

La pieza seleccionada forma parte de la colección de Juan Cuadrado y es de origen corintio. “Es bastante interesante porque habla de la historia de Grecia, de las ciudades que tenían una pujanza mercantil y esas producciones son las que llegaban aquí”.

3. Sello de tampón de cuero

En la muestra hay una vitrina dedicada a las piezas recuperadas por la Guardia Civil en el pecio del navío Arna, de principios del siglo XX. “Tenemos el sello del barco que era de un armador checo que matriculó la nave en Dubrovnik”.

4. Lingote de plomo

Los lingotes de plomo también formaban parte de la carga. Éste se remonta a los siglos I-II d. C. y se encontró en Cabo de Gata, donde hay una plataforma de piedra a pocos metros de profundidad en la que muchos barcos encallaban.

5. Cepo de ancla

‘Un puente de mar azul’ cuenta con una parte dedicada a los efectos navales que quedaban en las naves naufragadas, entre ellos las anclas que resistían el paso del tiempo. Un ejemplo es este cepo de plomo romano.

6. Ánfora con inscripciones

Esta ánfora fue encontrada en el pecio Gandolfo. Un barco modesto cuya grandeza reside en que casi todas sus ánforas conservan la información comercial pintada a pincel en latín. “Sabemos quiénes eran los comerciantes implicados, qué mercancías llevaban (atunes y caballas) y de dónde venían: de la ciudad romana de Lixus, en Marruecos, y de la fábrica de salazón de Almuñecar”, añade.

 

9 septiembre 2016 at 9:13 pm Deja un comentario

La crátera de plata de Schliemann, en el Museo Arqueológico de Atenas

Cada dos meses se exhibe una obra excepcional que se encuentra en sus almacenes, bajo la iniciativa del «Museo Invisible»

cratera_schliemann

El ministro de Cultura junto a la directora del museo y varios restauradores y arqueólogos – ABC

Fuente: BEGOÑA CASTIELLA > Atenas  |  ABC
10 de agosto de 2016

En los almacenes del Museo Arqueológico Nacional griego, que se encuentra en Atenas y es el mayor del país, hay muchos tesoros que no se exponen por falta de espacio en sus salas de exposición. Y que tampoco se prestan fácilmente a otras instituciones debido a su extraordinario valor.

No obstante, desde este domingo, y hasta el 25 de septiembre, el Museo expone en una de sus salas principales una gran vasija de plata el tipo conocido como crátera, descubierta durante las excavaciones de Heinrich Schliemann en Micenas y conocida como «la crátera de la batalla».

La crátera de la batalla

Esta crátera es una gran vasija donde se solía almacenar la mezcla de agua y vino destinada a los banquetes en la Antigüedad griega, que fue descubierta en la tumba IV del circulo funerario A en Micenas en 1876 atribuida a un joven príncipe micénico, durante la excavación de este sitio arqueológico.

En su tumba se encontraron muchos regalos funerarios mas de gran calidad, como espadas, objetos de oro y plata y miniaturas de marfil. Gracias al estudio de los huesos del príncipe, se conoce que falleció antes de cumplir 20 años. Se considera una obra destacada de la época cretomicénica. Es de gran tamaño y el que haya sido creada en plata, con una escena de batalla entre dos grupos de guerreros sobre un soldado caído, demuestra su importancia.

Los arqueólogos consideran que esta crátera, junto con el resto de los objetos descubiertos en la tumba micénica, pertenecen al s.XVI a.C. La vasija ha sido cuidadosamente restaurada por los especialistas en metales del museo y se presenta junto a un vaso de oro, utilizado para servir el vino, que se encontraba en su interior cuando la vasija fue descubierta en la tumba.

cratera_schliemann2

Una trabajadora del Museo junto a la crátera- AP

La iniciativa del «Museo Invisible»

El propio Ministro de Cultura, Aristídis Baltás, junto con la Directora del Museo, la arqueóloga María Lagoyani, presenciaron su colocación en una de las salas principales del Museo, aprovechando para visitar los almacenes de la institución y conocer a los arqueólogos y técnicos que ahí trabajan.

Y dieron a conocer una nueva iniciativa del Museo de mostrar al público cada dos meses una pieza importante que se encuentra en sus almacenes, iniciativa que se ha denominado «El Museo Invisible». El ministro insistió en que «los visitantes no sólo pueden ver las exposiciones permanentes y temporales, sino también la riqueza escondida en los almacenes del museo».

Ahora y durante varias jornadas hasta el 25 de septiembre los arqueólogos del Museo recibirán a los visitantes ante esta crátera y les contarán su historia y los importantes hallazgos encontrados en las tumbas de los príncipes de la época micénica. Eso sí, se necesitará haber adquirido anteriormente un billete de entrada (que cuesta 10 euros, y 5 euros para quienes tienen derecho a descuento) y haberse inscrito para esta visita.

cratera_batalla

La crátera de la batalla – AP

Los descubrimientos de Schliemann

Heinrich Schliemann es una de las grandes personalidades arqueológicas mundiales que sin embargo no estudió esta materia en ninguna universidad: este extraordinario prusiano, nacido en 1822, tras volverse extremadamente rico gracias a distintos negocios comerciales y hablar muchas lenguas, se dedicó a lo que se convirtió su pasión: la arqueología.

Gracias a su persistencia y su gran fortuna efectuó varias excavaciones descubriendo los lugares actuales de los escenarios históricos homéricos: Troya (que se encuentra en Hisarlik, Turquía), y Tirinto, Orcómeno, y sobre todo Micenas en Grecia.

En Atenas el Museo Arqueológico muestra gran parte de lo descubierto en sus excavaciones, y también se puede visitar su mansión, conocida como «Mansión Ilion». La mandó edificar en el centro de la ciudad con planos del arquitecto Ernst Ziller y fue considerada al terminarse su construcción en 1880 como la mejor residencia privada de la capital. Está decorada con mosaicos y murales que describen las guerras troyanas y otros motivos griegos y su viuda Sofía lo vendió en 1927 al estado griego. Tras ser la sede del Consejo de Estado, es ahora el Museo Numismático.

 

17 agosto 2016 at 5:22 pm Deja un comentario

Leones y toros de la antigua Persia en Aquilea

persia_en_aquilea

Fuente: CARMEN DEL VANDO > Roma  |  EL MUNDO
15 de julio de 2016

Prosiguiendo con el ciclo denominado ‘Arqueología herida’ y tras la cita con El Bardo, la inauguración de esta exposición dedicada a la antigua Persia, con señaladas piezas, exhibidas entre los hallazgos romanos de Aquilea, se confirma un memorable encuentro entre culturas.

Las valiosas obras se remontan a un vasto período -del siglo IV a.C. hasta el VII d.C.-, para documentar dos dinastías transcendentales iraníes de época preislámica, que así presenta el Presidente de la Fundación Aquilea, Antonio Zanardi Landi: “La reseña está dedicada al arte aqueménida y sasánida con importantísimas piezas procedentes del Museo Arqueológico Nacional de Teherán y de Persépolis, y no se relaciona directamente con las trágicas vicisitudes del pasado reciente y de la actualidad en el Mediterráneo y en Medio Oriente. Se trata también de ‘Arqueología Herida’, si bien para reconducirnos al autor de las heridas y a la destrucción de la capital del imperio de Darío es necesario retroceder en la historia y a Alejandro Magno (…) Asimismo Aquilea es un símbolo no sólo de convivencia en los primeros siglos d.C. sino también de la devastación por parte de Atila y de poblaciones que venían de aquel Oriente hacia el cual, por un largo período, Aquilea había sido la puerta de entrada y salida”.

La invitada Persepólis

Por una parte encontramos la invitada, Persépolis, el mayor y más bello aglomerado urbano del mundo cuando Alejandro Magno se presentó ante sus murallas en 330 a.C. Una maravilla devastada tres meses después por un incendio ordenado por el enemigo Alejandro, que dejaba sólo las ruinas aún conservadas a 50 km de la ciudad de Shiraz; y por otra, la anfitriona, Aquilea, la ciudad norteña de Italia, uno de los mayores y floridos centros políticos, administrativos y comerciales del Imperio Romano, que tras resisitir a las incursiones de Alarico no pudo defenderse de las de Atila, que logró penetrar a través de la fortificación el 18 de julio de 452 d.C. destruyéndola y, según la leyenda, echando sal sobre sus restos.

persia_en_aquilea_2

Ahora, las dos grandes referencias del pasado bajo este común denominador, se reúnen en la ciudad-joya de Friuli, patrimonio de la Humanidad, con la llegada de algunos destacados ejemplos de la corte persa, enlazados por el hilo conductor de leones y toros, sìmbolos que marcan su cultura.

A través de éstos, es posible imaginar el asombro de Alejandro ante las 72 columnas de la Apadana (la gran sala de audiencias de Persépolis) observando los dos fragmentos de un monumental capitel expuestos en Aquilea.

Se puede obtener una idea de la cacería del león apreciando los delicadísimos relieves de un plato de plata con trazas de oro o pasmarse ante los frisos leoninos de un peso cilíndrico para calcular los innumerables regalos recibidos de todo el mundo, o encantarse con el movimiento rotatorio de una escultura de tres leones que proceden con excelente naturalismo anatómico. Asimismo, captan admiración la línea y el diseño del brazalete, acabado con cabezas leoninas, transmitidos hasta la orfebrería más actual, o la esmerada lámina que representa a un león o aún el puñal de oro decorado con cabezas del mismo animal.

El puente entre Irán e Italia

Se trata de una exposición fruto de un acuerdo que refuerza las relaciones entre ambos países y reaviva el interés de Italia, que ya en la segunda posguerra facilitó a algunos de sus más importantes arqueólogos para excavaciones de notable importancia en Irán. Sin olvidar los descubrimientos realizados por los restauradores italianos, que de 1964 a 1979, trabajaron en Persépolis bajo la dirección de Giuseppe y Ann Britt Tilia.

Mucho antes, el sólido vínculo establecido entre la República Véneta y el Imperio Persa en la Edad Media y Moderna, la base para reanudar las conexiones entre el Estado Unitario e Irán. Y ahora, el reciente Acuerdo Nuclear Iraní queda sellado con una ocasión inolvidable. Anteriormente, sólo una vez, en 2001, llegó a montarse una exposición en Roma centrada en la antigua Persia pues la posterior abierta en 2005 en el Museo Británico, contenía muchas piezas de las colecciones del museo británico, mientras en la selección para Aquilea, de las 25 obras expuestas, algunas jamás traspasaron sus propias fronteras.

Cabe preguntarse cuál será, artísticamente hablando, la contrapartida por el generoso préstamo de Irán a Italia. A este respecto, Zanardi Landi declara: “Por ahora se nos ha pedido una ayuda para la exposición que Irán prevé organizar el año próximo en Teherán, dedicada al dios Mitra”.

 

15 julio 2016 at 9:05 pm Deja un comentario

Los bordados “más antiguos” hallados en Italia lucen restaurados en Roma

Líneas geométricas, pequeñas hojas y estrellas en beige decoran los bordados milenarios hallados en el ajuar funerario de un guerrero de alto rango en el sur de Italia y que ahora se muestran en Roma después de casi un año de restauración y conservación.

bordados-hallados-Italia-restaurados-Roma

Los bordados “más antiguos” hallados en Italia lucen restaurados en Roma

Fuente: EFE – Roma  |  eldiario.es
10 de julio de 2016

Estos bordados del siglo IV antes de Cristo son los “más antiguos hallados en Italia”, según dijo a Efe la arqueóloga a cargo de este proyecto, Maria Concetta Laurenti, y fueron recuperados en 2012 durante una excavación al noreste de la antigua ciudad romana de Herdonia, en Foggia (sur).

Actualmente, los restos se exponen en el Instituto Superior para la Conservación y la Restauración (Iscr) de la capital italiana, un espacio que albergó hasta 1969 una prisión masculina para delincuentes jóvenes, huérfanos y ancianos desvalidos que fue creada en 1703 bajo los auspicios del papa Clemente XI.

En una pequeña sala de sus estancias desde junio se muestran al público los bordados y láminas metálicas halladas en la tumba del guerrero en vitrinas de cristal dotadas de climatización aislada para mantener su conservación con una humedad no superior al 40 %.

En 2012 los restos extraídos del ostentoso ajuar funerario fueron trasladados hasta este instituto romano, donde permanecieron hasta finales de 2015 “a la espera de recibir la financiación necesaria para comenzar las investigaciones e intervenciones”, aseguró la arqueóloga.

Sin embargo, no fue hasta finales de 2015 cuando comenzó el proceso de limpieza y análisis de los restos extraídos directamente de la ostentosa tumba.

Los bordados provienen de una tumba de un hombre “de entre 30 y 35 años de alto rango”, según Laurenti, pues la posición de la tumba era elevada y contenía un rico ajuar fúnebre con hasta siete cinturones de batalla en bronce.

“Debía ser un príncipe, un guerrero acomodado o alguien con mucho poder en la comunidad ya que los siete cinturones son un símbolo de poder”, afirmó Laurenti.

Además, la arqueóloga italiana agregó que el sudario que envolvía los restos mortales del noble guerrero estaba decorada con bordados realizados con hilos de lino sobre tejido de lana.

Asimismo, detalló que en el ajuar funerario sobresalen “70 fragmentos de tejido, 250 láminas de bronce, 4 espadas de hierro con mango de marfil y algunos frutos como bellotas probablemente- añadió Laurenti -usadas para algún ritual funerario”.

Calificó el descubrimiento de “extraordinario” y la intervención arqueológica, realizada por dos estudiantes del instituto romano, de “impecable”.

Estos 70 pedazos de tela han pasado por las manos de Monica Pastorelli y de Emiliano Catalli que, bajo supervisión, se ocuparon de la limpieza y restauración de los restos, sobre los que aplicaron resina acrílica para reducir la humedad.

La limpieza la llevaron a cabo con microscopio y pinceles de brocha fina junto a instrumentos mecánicos, que fueron realizados expresamente para adaptarse a las pequeñas dimensiones de los trozos de tela sobre los que debían trabajar e hilar.

“El tejido de fondo en lana estaba en pésimo estado de conservación y despedazado y tuvimos que reconstruirlo casi entero, mientras que los bordados de lino de la superficie del tejido estaban muy bien conservados a pesar del degrado del paso del tiempo”, aseguró Pastorelli.

Por su parte, los cinturones de bronce fueron limpiados con resina y posteriormente protegidos en vitrinas con parámetros de humedad relativa para mantener las condiciones adecuadas.

“Estos tejidos orgánicos raramente se conservan así de bien, sobre todo en el suelo arqueológico italiano, que presenta condiciones microclimáticas desfavorables”, afirmó Laurenti.

 

10 julio 2016 at 8:24 pm 1 comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

octubre 2016
L M X J V S D
« Sep    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente