Posts filed under ‘exposiciones’

Pompeya recupera su «Gimnasio Grande» tras siete años de restauración

Se trata de uno de los espacios de mayor extensión de las ruinas

pompeya-gimnasio-grande

Las obras de restauración han durado siete años /  ABC

Fuente: EFE > ROMA  |  ABC       04/08/2015

El yacimiento arqueológico de Pompeya, en el sur de Italia, recuperó ayer su «Gimnasio Grande», una extensa área delimitada por columnas que ha permanecido cerrada al público durante los últimos siete años por labores de restauración. Se trata de uno de los espacios de mayor extensión de las ruinas y era el lugar donde los jóvenes romanos hacían deporte hasta que una erupción del Vesubio devastó y sepultó la urbe en el año 79 d.C.

Casi dos milenios después, albergará una exposición permanente que exhibe por primera vez en Pompeya los frescos de Moregine, una ciudad situada fuera de los muros pompeyanos. Estos murales, de tonalidades rojas y que representan a deidades romanas, fueron descubiertos en 1959 durante las obras para la construcción de la autovía que une Nápoles y Salerno y pertenecía al salón de los triclinios de una rica villa.

A la inauguración acudió el ministro de Cultura de Italia, Dario Franceschini, quien celebró los avances que se están llevando a cabo para la recuperación de este área arqueológica, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997. «La reapertura del “Gimnasio Grande” y la muestra de los frescos representa un paso más en el progreso que estamos desempeñando en la conservación de todo el lugar. Podemos afirmar con orgullo y satisfacción que Italia se está esforzando considerablemente y que los resultados se ven» dijo.

La apertura de este espacio se suma a la reciente recuperación de la «Villa de los Misterios» y contrasta con las frecuentes polémicas que rodean a este lugar, como los derrumbes, la falta de personal o las huelgas, por las que en ocasiones tiene que cerrar sus puertas.

Italia intenta aprovechar el «Gran Proyecto Pompeya», que concluye en diciembre y que cuenta con 105 millones de euros para restauraciones, procedentes del Fondo Europeo para el Desarrollo Regional (78 millones de euros) y de las arcas italianas (27 millones). El Ministerio de Cultura publicó los datos del proyecto y, a fecha del 30 de junio, han sido gastados trece millones de euros, se han concluido cinco obras y otras 32 permanecen en curso. Asimismo se han convocado licitaciones por un valor de 130,2 millones de euros, de los cuales 104,9 millones ya han sido adjudicados de manera definitiva.

17 agosto 2015 at 6:04 pm Deja un comentario

El MARQ alberga una exposición sobre candiles de aceite de época romana

El Museo Arqueológico de Alicante exhibe hasta el próximo mes de septiembre la exposición ‘Luz de Roma’, una muestra que recopila 43 piezas procedentes de varias colecciones y formada por candiles de aceite de época romana.

luz-de-roma

Fuente: Diputación de Alicante     31/07/2015

El objetivo de esta nueva propuesta cultural, que impulsa el gobierno provincial de Alicante, es el de dar a conocer la utilidad, forma y decoración de estos pequeños objetos que fueron cambiando a lo largo de los siglos de dominio romano.

El diputado de Cultura y Educación, César Augusto Asencio, ha presentado esta mañana en la Biblioteca del MARQ, espacio en el que se exhibe la colección, esta iniciativa que se refuerza con diversos paneles explicativos en los que se abordan temas relacionados con la elaboración y comercio de las lucernas, así como dos audiovisuales que aportan información complementaria. Asencio ha estado acompañado por el director del museo alicantino, Manuel Olcina, la comisaria de la muestra, Anna García, y el director regional de Alicante de la Fundación Banco Sabadell, Juan Merino, patrocinador de la propuesta.  

Asencio ha puntualizado que “la palabra lucerna es un término con una gran raigambre” y ha indicado, además, que “estos objetos pueden parecer pequeños o insignificantes en el contexto de una vida o de una cultura, pero muchas veces la historia se refleja a través de esos detalles y esta muestra nos permite ver su evolución histórica”.

Los objetos que forman esta compilación proceden tanto del Museo Arqueológico de Alicante, como del Museo Monográfico de La Alcudia de Elche y del Museo Arqueológico Municipal de Elda. De entre todos ellos, destaca un ejemplar realizado en bronce, una lucerna vidriada y decorada con dos cabezas de caballo y una lámpara de forma circular y dotada con numerosos agujeros de luz.

El recorrido de esta exposición, que posteriormente itinerará por varios municipios, se realiza de manera cronológica, iniciándose en la época ibérica. No obstante, el espacio principal de la muestra se centra en las piezas de época romana distribuidas en sus diferentes etapas: republicana, altoimperial, bajoimperial y tardorromana.

Además, se presentan otros dos apartados, uno de ellos dedicado al repertorio decorativo de época romana, con el que se pretende mostrar al público la variedad de temas representados, y otro en el que se incluyen varias piezas con la marca del fabricante.

Finalmente, la comisaria de la muestra ha indicado que “las lucernas son objetos realizados en materiales perdurables como cerámica y metal y han sido fundamentales desde la antigüedad ya que, con ligeras transformaciones, han pervivido hasta hace prácticamente 50 años, cuando aún se utilizaban los candiles de metal”.

1 agosto 2015 at 10:04 am Deja un comentario

La representación de la naturaleza en la mitología grecorromana

  • El Palacio Real de Milán acoge hasta enero del año que viene una muestra con más de 200 obras características de lo que es la raíz histórica de la cultura occidental
  • Las piezas exhibidas oscilan entre el siglo VIII a.C y el II d.C.

exposicion-milan

Fuente: CARMEN DEL VANDO  >  Milán  |  EL MUNDO      31/07/2015

En su conjunto, la mitología constituye una masa de narraciones legendarias de todo orden y época. La primera distinción resulta del origen del texto: ciertas leyendas son romanas y la mayor parte helénicas. Lo cierto es que las dos mitologías se enlazan en muchos puntos de contacto, aunque siguieron caminos distintos y de diferente extensión antes de encontrarse. Y no cabe duda de que el pensamiento mítico griego es sobremanera el más rico, el que impondría sus formas al siguiente.

Las más recientes investigaciones han revelado que las estratificaciones más profundas de la mitología romana se remontan a la prehistoria de la ‘estirpe’ latina. De hecho, son las fábulas clásicas de la mitología latina -a menudo variantes banales de narraciones helénicas que dejan entrever un elemento nacional-, a las que la leyenda da una explicación: aparentemente Minerva en Roma no representa más que otra denominación de Atenea, si bien sus aventuras se comprenden única y justamente dentro de la mitología latina.

milan-fresco-pompeya

Fresco de un jardín de Pompeya (30-35 d. C.)

Prácticamente la división entre ambos pensamientos es bastante difícil, aunque no imposible y se sabe a ciencia cierta que la cultura romana, receptora de una primera influencia griega, supo mantener cierta originalidad por las diversas aportaciones: substrato latino, disciplina etrusca e impregnación sabélica permitieron al pensamiento romano encanalar en cierto sentido la evolución incomparablemente más copiosa que la de la mitología helénica. En lo que respecta a las leyendas funcionó como en la escultura, pintura o arquitectura desarrolladas en Roma gracias a técnicos helénicos, cuya trayectoria no fue insignificante, alcanzando su máximo relieve bajo el imperio.

Mitología y naturaleza

La cita milanesa penetra en los hogares, en los templos, en los ritos sociales y religiosos, en los campos para ofrecer los testimonios de esta vasta cultura mediterránea, griega y romana, la raíz histórica de la civilización occidental. Lucen las figuraciones más fascinantes de la naturaleza, con más de doscientas obras de arte griego, magnogriego y romano: vasijas, terracotas votivas, estatuas, frescos y objetos de lujo de oro y de plata, ordenados cronológicamente del siglo VIII a.C. al II d.C., en seis secciones temáticas, enfocando la producción artística de la Italia sureña helenística y romana, en especial modo los hallazgos arqueológicos de la zona vesubiana y la pintura mural pompeyana.

Una de las piezas exhibidas en la muestra

Una de las piezas exhibidas en la muestra

‘El espacio de la naturaleza’ muestra las primeras figuraciones de la edad arcaica que representan una naturaleza salvaje y sobre todo las repetidas escenas marinas como el naufragio, reproducido de forma grandiosa e inquietante en la escena de la vasija del siglo VIII a.C. del Museo de Ischia. ‘El mar y su fauna’ inmortalizados en las monedas del siglo V y en las célebres pinturas funerarias de Paestum, se expanden en las grandes vasijas de figuras rojas de la Magna Grecia del V y IV a.C. ‘La naturaleza como señal y metáfora’, es decir la relación del hombre con el ambiente, se desarrolla en sentido simbólico como demuestra la excepcional lastra funeraria,’la zambullida’, de Paestum.

Sobresale el valor metafórico de plantas o animales en la decoración ceramista griega y magnogriega de los siglos V y IV a.C. El arte figurativo elabora las historias de Dionisio centradas en el vino, las de Demetra en el trigo así como las de Triptólemo, que enseñó a sembrar al hombre. En cuanto a ‘La naturaleza cultivada don de los dioses’, la estatua de Triptólemo de Santa María Capua Vetere y las lastras votivas de Locri, espléndidos ejemplos de bajorrelieves en terracota de los siglos V y IV a.C. muestran unas magníficas ilustraciones de las divinidades de la vid y el trigo.

Estatua de Triptólemo (siglo I a.C.-I d.C.)

Estatua de Triptólemo (siglo I a.C.-I d.C.)

Se prosigue con ‘El jardín encantado’ a través de la decoración de una naturaleza exuberante que evoca jardines mágicos de la vida beata tras la muerte donde la naturaleza está figurada como adorno, no realística. Los motivos naturalísticos que aparecen en los recipientes de figuras rojas del siglo IV a.C. se transmiten hasta la época romana a través de vasijas, pinturas, elementos arquitectónicos y decorativos, en objetos de plata y en relieves marmóreos.

Las obras de ‘El Paisaje’ hacen su entrada en el arte de época helenística y llegan a Roma a inicios del siglo I a.C a las viviendas aristocráticas y burguesas de la edad imperial. Por otro lado, ‘El verde real y el verde pintado’ reúne espectaculares ilusiones pictóricas de jardines en las ‘domus’ romanas y campanas. Mientras ‘El Mediterráneo a los pies de los Alpes’ se concentra en los modelos que las lujosas villas marítimas difundieron en las grandiosas residencias lacustres durante la romanización de la Italia norteña.

31 julio 2015 at 12:11 pm Deja un comentario

La erupción del Vesubio alcanzó París

  • Una muestra en Nápoles y Pompeya muestra la fascinación europea por la ciudad romana. La exposición ofrece las escayolas de las víctimas del volcán restauradas
  • FOTOGALERÍA La segunda vida de Pompeya

pompeya-y-europa

Yesos de las víctimas del Vesubio en la exposición Pompeya y Europa. / GUILLERMO ALTARES

Fuente: GUILLERMO ALTARES  |  EL PAÍS      24/07/2015

El descubrimiento de Pompeya y Herculano no sólo abrió una ventana inédita a la vida cotidiana de la antigua Roma sino que, desde que comenzó a correr la noticia de su hallazgo en el siglo XVIII, se convirtió en una poderosa metáfora de la vida y la muerte, de la capacidad de destrucción de la naturaleza y la fragilidad de cualquier empresa humana. Goethe, Chateaubriand, Stendhal, Mozart, Cocteau, Picasso, Klee, Freud, Le Corbussier fueron algunos de las decenas de escritores, artistas, arquitectos o investigadores que viajaron hasta el sur de Italia para buscar respuestas bajo el volcán. Una exposición que se puede ver en el Museo Arqueológico de Nápoles y en el propio yacimiento de Pompeya hasta noviembre, Pompeya y Europa. 1748-1943, reúne obras de decenas de museos e instituciones para mostrar la gigantesca influencia de las ciudades que enterró el Vesubio en el arte y el pensamiento de Europa.

La sede de Nápoles ofrece obras de museos de media Europa, en muchos casos junto a los originales romanos en los que se inspiraron, una comparación que demuestra el infinito talento de esos artesanos anónimos. Además ha recuperado fascinantes rarezas como los planos y dibujos de la mansión pompeyana que el príncipe Jerôme Napoleon –primo de Napoleón III– se hizo construir en la avenue Montaigne de París, una especie de pastiche tipo Las Vegas avant la lettre que fue derruida a finales del siglo XIX. En cambio, la sede pompeyana recupera una joya a la vez histórica y arqueológica: los primeros yesos de las víctimas del Vesubio, los romanos robados al pasado gracias al ingenio del primer gran director del yacimiento, Giuseppe Fiorelli.

Los habitantes que se quedaron en Herculano durante la erupción fueron abrasados y pulverizados por una nube de gas de más de 300 grados, pero las víctimas de Pompeya perecieron enterradas por toneladas de materiales geológicos expulsados por el Vesubio. Sus cuerpos se descompusieron a lo largo de los siglos, convirtiendo en vacío el momento exacto de su muerte: su expresión, sus ropas, las personas que les acompañaban… Fiorelli, el director de Pompeya en el momento de la unidad de Italia y el gran modernizador del yacimiento, tuvo la idea en 1863 de introducir escayola en ese vacío y capturar aquel instante trágico del año 79. Más allá de su inmenso valor documental –nunca antes nos habíamos podido encontrar cara a cara con personas que vivieron y murieron en la antigüedad–, los primeros yesos tienen también un enorme valor como objetos en sí.

Contemplarlos ahora reunidos y restaurados, en una pirámide de madera construida en el anfiteatro de Pompeya, es a la vez un espectáculo emocionante y atroz. Se ven sus expresiones, sus ropas, se intuyen las historias que cuentan: dos mujeres que murieron juntas, una familia con dos niños, uno de los cuales parece dormido, otro posado sobre el vientre de su madre… “En una entrevista en 1863, Fiorelli asegura que la antigüedad ya no se estudiará a través de las estatuas, sino con esas figuras que recrean el momento mismo de la muerte”, explica Massimo Osanna, superintendente especial para Pompeya, Herculano y Stabia en su despacho, el único lugar refrigerado de las ruinas en una jornada abrasadora de julio. “Para nosotros la exposición sólo tiene sentido si es a la vez un proyecto científico y por eso es tan importante la restauración de los yesos”, prosigue.

La muestra arranca en 1748, cuando comenzaron las excavaciones bajo Carlos III, y termina en 1943, cuando en agosto y septiembre los aliados bombardearon tres veces la ciudad porque creían que se escondía entre las ruinas una división de las SS. Pinturas, casas, calles y algunos yesos originales fueron destruidos entonces. “Hemos querido acabar la muestra con ese momento trágico que todavía condiciona la política de conservación”, explica Osanna, nombrado hace dos años, que se enfrenta al dificilísimo reto de sacar a Pompeya por segunda vez de las ruinas.

Mientras recorre las salas de la exposición en su sede napolitana, bajo un calor pegajoso y asfixiante –el Museo Arqueológico de Nápoles no tiene aire acondicionado–, el conservador Luigi Gallo va explicando la cantidad de museos e instituciones que han prestado piezas, desde el Palacio Real de Aranjuez hasta el British Museum, el Louvre, la fábrica de porcelanas de Meissen, museos de Bellas Artes de Angers, Odense, Estocolmo, Copenhague, Montauban o Besançon o el Museo Picasso de París. “Es una exposición que muestra la segunda vida de Pompeya”, explica Gallo, que ha trabajado durante un año y medio en la organización de la muestra que ha requerido todo tipo de complejas negociaciones para reunir las piezas.

La ciudad, ya sea por su arquitectura, sus pinturas, su erotismo –que los Borbones recluyeron en el famoso Gabinete Secreto– o sencillamente por el descubrimiento de la capacidad destructiva del Vesubio, se coló en todos los rincones del arte Europeo y se multiplicó en todo tipo de piezas. Los primeros viajeros, como Goethe o Stendhal, dejaron paso a los artistas. La muestra se cierra con un casco de gladiador tracio, una pieza que alberga el Museo del Louvre, extraordinaria por su estado de conservación, pero también por su historia: se lo regaló el rey de Nápoles Fernando IV a Napoleón en 1802, cuando era primer cónsul, para tratar de ganar su favor, aunque el emperador acabaría por echarle de Nápoles. Es la primera vez que vuelve a Italia desde entonces.

El conjunto que forman las ciudades enterradas por el Vesubio en el año 79 es considerado el yacimiento arqueológico más valioso del mundo porque ningún otro ha aportado tanta información sobre el pasado. Además, es el monumento más visitado de Italia —se esperan tres millones de turistas en 2015 y recibió 2,7 en 2014—. Eso, en sí, ya es un desafío de conservación. Además hay que añadir las infiltraciones de la Camorra, los robos de pinturas, los muros derrumbados, las casas cerradas que convirtieron a Pompeya en una metáfora de todos los males que padece el patrimonio histórico italiano.

En los últimos meses, gracias al Proyecto Gran Pompeya que reúne fondos europeos e italianos, se han abierto varias casas, se ha restaurado la Villa de los Misterios y, sobre todo, detrás de las viviendas cerradas se nota actividad, excavaciones, arqueólogos trabajando, no abandono. Esta muestra se enmarca dentro de ese esfuerzo para rescatar la ciudad de una segunda destrucción. Pompeya no sólo esconde todavía una cantidad ingente de datos sobre el mundo romano –en una excavación reciente en una zona popular de la ciudad se descubrieron huesos de jirafa, lo que demostraba la sofisticación de los menús que se ofrecían–, sino que ha marcado como ningún otro hallazgo la imaginación occidental, con obras maestras que van desde La flauta mágica de Mozart hasta el filme de Roberto Rossellini traducido como Te querré siempre (El viaje a Italia en su versión original), que muestra cómo un matrimonio en crisis interpretado por Ingrid Bergman y George Sanders contemplan la recuperación en yeso de dos víctimas. “Rossellini intuye la esencia de Pompeya: la capacidad que tiene para hacernos meditar sobre la vida y la muerte”, explica Osanna.

Originales y copias

Uno de los grandes hallazgos de la exposición es la posibilidad de jugar con los originales y las copias, mostrar las réplicas de los dibujos que fueron apareciendo en los muros de Pompeya junto a las recreaciones que hicieron artistas posteriores. Y, aunque salgan de manos maestras como la de Gustave Moreau, las pinturas romanas siempre ganan con las comparaciones. La habilidad, el gusto por el detalle, la belleza de los colores a pesar de los siglos pasados que demostraron los artesanos romanos no tiene comparación.

Más información

25 julio 2015 at 8:23 am Deja un comentario

Ludus Bergidum Playmobilae

Desde este martes y hasta el 21 de agosto, más de 1.500 clicks de playmobil permanecerán expuestos al público en el Museo Arqueológico de Cacabelos (M.AR.CA) bajo una muestra muy original y detallista denominada ‘Ludus Bergidum Playmobilae’

ludus-bergidum-playmobile

Fuente: Nuria Martínez  |  INFOBIERZO.com    14/07/2015

Dicha exposición, inspirada en las recreaciones de la asociación cacabelense Ludus Bergidum Flavium, ha contado con la colaboración de la AESCLICK (Asociación Española de Coleccionistas de Playmobil) que, a través de varios coleccionistas, han conseguido revivir la época romana en pequeñas dimensiones y en cerca de 35 metros cuadrados de espacio.

Guerreros, artesanos, saunas, tabernas, foros, un templo romano y hasta un anfiteatro… ‘Ludus Bergidum Playmobile’ no se ha reservado ningún detalle. Pero, por si fuera poco, también hay un guiño muy especial a la villa del Cúa y a El Bierzo, pues todos aquellos que hagan una parada en el museo podrán comprobar de primera mano que también está representada la Bodega del Niño, la Plaza del Vendimiador o Las Médulas, entre otros cosas.

El horario para poder visitar la muestra es de 10.00 a 14.00 h y de 16.30 a 19.30h de martes a sábado y los domingos en horario de mañana, 11.30 a 14.00 h.

Fiesta de la Recreación Histórica Romana

Por otro lado, la inauguración de la muestra ha servido también para presentar el cartel de la VI edición de la fiesta de la recreación histórica romana, que tendrá lugar en Cacabelos entre el 31 de julio y el 2 de agosto. Realizado por el artista local Lemuel Quiroga, el diseño marcará un antes y un después en esta cita tan popular, pues se espera que en futuras ediciones siempre sea una persona de la Comarca la que inspire la temática.

Además de la tradicional comida campestre, los entrenamientos de los gladiadores, el desfile en honor al dios Mitra, el mercado artesanal, las exhibiciones o los espectáculos de teatro y música, la fiesta tendrá muchas novedades, como por ejemplo el traslado de un circo romano a la plaza del Ayuntamiento o la participación de una caballería. Cabe destacar que en este sexto año ya se han puesto en contacto con la Asociación Ludus Bergidum Flavium otros colectivos de Lugo y Asturias para poder participar en las tres jornadas.

ludus-bergidum-playmobile-2

ludus-bergidum-playmobile-3

ludus-bergidum-playmobile-4

ludus-bergidum-playmobile-5

ludus-bergidum-playmobile-6

ludus-bergidum-playmobile-7

ludus-bergidum-playmobile-8

ludus-bergidum-playmobile-9

ludus-bergidum-playmobile-10

15 julio 2015 at 9:49 am Deja un comentario

En busca de la eternidad

Una exposición en el MuCEM de Marsella reúne más de 200 piezas relacionadas con las creencias de las tres grandes civilizaciones de la cuenca mediterránea: Egipto, Grecia y Roma

migraciones_divinas_1

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC

La exposición temporal Migraciones divinas, sobre las creencias religiosas que se dispersaron por la cuenca mediterránea en tiempos antiguos, se puede visitar hasta el 16 de noviembre en el Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo (MuCEM), inaugurado junto al puerto de Marsella en 2013. La muestra reúne más de 200 piezas, fechadas entre el III o II milenio a.C. y el siglo III d.C., procedentes de las tres grandes áreas de la civilización mediterránea antigua: Egipto, Grecia y Roma. El mar Mediterráneo favoreció el intercambio entre estas tres culturas, unas veces a través de las actividades marítimas y el comercio y otras veces como consecuencia de los conflictos militares y las conquistas. Las religiones politeístas generalmente aceptaron a los dioses de las civilizaciones extranjeras, hasta el punto de que fueron asimilados y se crearon nuevos cultos y formas divinas. Serapis, por ejemplo, es un caso ejemplar de divinidad sincrética greco-egipcia. Asimismo, el culto a la divinidad Mitra, de origen indoiranio, fue adoptado por los soldados romanos.

migraciones_divinas_3

La esperanza de renacer

Desde tiempos remotos, los integrantes de cada cultura buscaron respuestas a sus propias cuestiones existenciales. En el prólogo de la exposición se exhiben dos piezas tremendamente antiguas que sumergen al visitante en un mundo misterioso e inconcebible: un ídolo de la cultura cicládica y una estatuilla del período predinástico de Egipto que representa a una mujer con los brazos levantados. La primera parte de la muestra está dedicada al panteón como concepto, es decir, el conjunto de dioses de una mitología politeísta, de tipo jerárquico en el caso egipcio y familiar en el caso griego, con Zeus originando toda esta genealogía tan compleja. Dioniso es el dios griego más representado en esta exposición, en un total de quince piezas. La segunda parte explora los caminos que siguió la humanidad en su búsqueda desesperada por la eternidad: a través de los ritos, los cultos públicos y privados e incluso la magia. Al escoger una escena dionisíaca  para decorar su sarcófago, un romano abrigaba la esperanza de renacer. La última parte está dedicada a los encuentros e intercambios de los diferentes cultos en la cuenca mediterránea y reúne unas piezas tan maravillosas como una cabeza de Vajrapani, una deidad del budismo, identificada aquí como Heracles, procedente de la cultura sincrética que floreció en Gandhara.

migraciones_divinas_4

7 julio 2015 at 8:45 am Deja un comentario

Valencia, próximo destino de Romanorum Vita

romanorum-vita

Fuente: Romanorum Vita

El próximo 22 de julio, Romanorum Vita se instala en el paseo de Neptuno de Valencia, donde podrá visitarse durante todo el verano, hasta el 9 de septiembre. Sumérgete en nuestra carpa y descubre cómo era la vida cotidiana en una ciudad de la Antigua Roma. Podrás disfrutar de una fiel reproducción de calles y hasta de una domus romana, basadas en testimonios arqueológicos de hace 2.000 años. Una experiencia museográfica llena de sorpresas que te transportará en el tiempo…

6 julio 2015 at 8:31 am Deja un comentario

Entradas antiguas


logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

National Geographic Historia-1

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

agosto 2015
L M X J V S D
« jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos

RSS Elementos compartidos

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.094 seguidores