Posts filed under ‘arquitectura clásica’

Así era, hace 1.800 años, el mejor «spa» del mundo

Una reconstrucción permite admirar en 3D, como eran en el 216 d.C., cuando se inauguraron, las Termas de Caracalla en Roma

Reconstrucción de las Termas de Caracalla – ABC

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES  |  ABC
14 de enero de 2018

Hoy en Roma se pueden visitar las impresionantes Termas de Caracalla y admirarlas como las veían los antiguos romanos. Es el milagro de la realidad virtual. Se podrá comprobar cómo los mejores spa de la actualidad, con sus masajes y tratamientos de belleza, solamente son una remota imitación o recuerdo de una muy refinada forma de cuidarse y mimarse de los antiguos romanos. «Caracalla IV dimensión. Sumergíos en las termas más bellas del mundo» es la denominación que se da al innovador proyecto de la Superintendencia de Arqueología de Roma.

1.800 años separan estas dos imágenes de las Termas de Caracalla -ABC

La tecnología consiste en un visor en tres dimensiones que muestra cómo eran los ambientes de las termas, hoy en ruinas, en su inauguración en el año 216 d.C. Se trata del primer gran sitio arqueológico italiano que se puede admirar en su totalidad en 3D, gracias a la reconstrucción que se ha efectuado basada en los estudios de los últimos treinta años.

Saqueos

El público tiene una oportunidad única de comprender la grandiosidad y belleza de las termas. El lugar era mágico, de sublime belleza: maravillosos mosaicos en los pavimentos, estatuas en 156 nichos, imponentes esculturas, unos techos artesonados en las bóvedas que alcanzaban cincuenta metros de altura, luz natural que se difundía suavemente en el interior… Las termas eran un tesoro y continuaron siéndolo durante siglos, porque fueron saqueadas y sus joyas arquitectónicas acabaron en palacios, iglesias e incluso plazas.

1.800 años separan estas dos imágenes de las Termas de Caracalla -ABC

En Roma dos grandes bañeras de granito adornan la céntrica plaza Farnese, mientras una veintena de columnas de la Biblioteca de las Termas se encuentran desde el siglo XII en la nave central de la basílica romana de Santa María in Trastevere. Entre los principales tesoros del Museo Arqueológico Nacional de Nápoles están el grupo escultórico del «Toro Farnese», la gran estatua «Hércules Farnese» y la bañera en pórfido rojo del Frigidarium (local para los baños fríos), procedentes de Caracalla. Los visitantes de las termas pueden ver hoy en 3D todas esas joyas artísticas resplandeciendo en sus sitios originales.

Reconstrucción de las Termas de Caracalla – ABC

En este ambiente de lujo, relajación y bienestar se introducían cada día unos 800 romanos. Hablando de política o de sus cosas cotidianas, se bañaban en la Natatio, se refrescaban en el Frigidarium y o se calentaban en el Calidarium con baños de agua caliente antes de los masajes. También podían jugar a una especie de minigolf, hacer gimnasia, leer textos en griego y latín en dos espléndidas bibliotecas. Para comer tenían a su disposición tabernas en los jardines.

Tesoro y cantera

En las plantas subterráneas, centenares de esclavos quemaban

Reconstrucción de las Termas de Caracalla -ABC

10 toneladas de leña cada día para calentar el agua y los diversos ambientes. Había gran pompa y elegancia en las termas, pero también eran un lugar con hacinamiento, ostentación y cierto griterío, según el filósofo Séneca, que vivía en las proximidades: «Se oyen las voces del pastelero, del salchichero y de todos los dependientes de las tabernas, cada uno de los cuales modula de forma diversa su voz», recuerda Lucio Anneo Seneca en la representación en 3D.

Reconstrucción de las Termas de Caracalla -ABC

Esta fue la vida que se llevaba en las Termas de Caracalla durante más de tres siglos, hasta que en el 537 el ejército mandado por el rey ostrogodo Vitiges cegó todos los acueductos de Roma para lograr su rendición. Con el agua cortada, las termas terminaron en ruinas y fueron utilizadas como tesoro de joyas arquitectónicas y cantera de materiales. La última columna que desapareció de las termas fue en 1563 y pesaba 50 toneladas. El Papa Pío IV se la regaló a Cosimo de Médici, quien la colocó en la plaza de la Santa Trinidad de Florencia para ensalzar a la Justicia.

En definitiva, gracias a las nuevas tecnologías se puede realizar un viaje en el tiempo entre el pasado y el presente para conocer las costumbres y el arte antiguo que hacen de Roma una auténtica Ciudad Eterna.

 

Anuncios

14 enero 2018 at 4:10 pm Deja un comentario

La exhumación del anfiteatro de Porcuna revela que es tan grande como el de Itálica

El coliseo, con capacidad para 25.000 espectadores, se encuentra en buen estado de conservación

El Ayuntamiento ha invertido 100.000 euros en la cata arqueológica – ABC

Fuente: JAVIER LÓPEZ > Jaén  |  ABC Andalucía
4 de enero de 2018

La catas arqueológica llevada a cabo en Porcuna revela que la capacidad del anfiteatro es equivalente a la del de Itálica, lo que le convierte, junto al de Santiponce, en el más grande de España, por encima de los coliseos de Mérida, Sagunto y Tarragona. Otro aspecto a resaltar es que se encuentra en un magnífico estado de conservación. El equipo de arqueólogos que trabaja en la exhumación de los restos está sorprendido tanto por las dimensiones por el modo en que la estructura de este monumento del siglo I antes de Cristo ha evitado el deterioro inherente al paso del tiempo.

El equipo de expertos que en junio pasado comenzó la cata arqueológica tenía la convicción de que el anfiteatro estaba en peores condiciones y no era tan importante. De ahí que consideraran una gran noticia el hallazgo de tramos de fachada de 3 metros en excelente estado. Medio año después la longitud es de 6 metros y aún no han encontrado la base de las misma, lo que evidencia que el coliseo de Porcuna, la antigua Obulco, está en consonancia con la importancia histórica de la ciudad, tan mimada por Roma que incluso acuñó moneda propia.

El Ayuntamiento decidió invertir en las catas 100.000 euros de fondos propios tras el hallazgo casual de una parte del anfiteatro cuando se llevaba a cabo el ajardinamiento de una calle. La apuesta económica ha valido la pena, pero es insuficiente. El alcalde del municipio, Miguel Moreno, cifra en 3,5 millones de euros la inversión que requiere la exhumación completa del coliseo. De ahí que haya solicitado ayuda económica al resto de las administraciones. Esgrime que la relevancia del monumento exige que se tome en cuenta su propuesta.

En principio, según indica el alcalde, existe buena disposición de la Junta de Andalucía, cuyo consejero de cultura, Miguel Ángel Vázquez, se desplazará previsiblemente a Porcuna para visitar el monumento, al que ya han accedido 800 personas, en su mayoría del municipio, en el marco de una campaña desarrollada por el Ayuntamiento para que los vecinos conozcan la relevancia del hallazgo. Es tanta que el regidor tiene como objetivo internacionalizar el coliseo para convertirlo en el principal atractivo turístico de una ciudad ya de por sí monumental.

En este sentido, el regidor destaca el legado romano de Porcuna, cuya huella es perceptible en las casas nobles localizadas en el sector de San Benito y en la cisterna de La Calderona, cuyas dimensiones la convierten en un monumento único en España. Moreno también alude a los hallazgos artísticos de la época ibera, parte de los cuales se muestran en el museo del municipio, en tanto que otros, los más importantes, forman parte de la exposición del museo Ibero inaugurado en diciembre de 2017.

 

5 enero 2018 at 10:14 am Deja un comentario

Córdoba abrirá al público su Templo Romano en verano

Se construirán varias pasarelas para contemplar el recinto a tres alturas

Vista general del Templo Romano de Córdoba, cuya restauración se hará con cargo al Plan Turístico de Grandes Ciudades / Efe

Fuente: L. R. A.  > Córdoba  |  LA RAZÓN
27 de diciembre de 2017

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Córdoba tiene previsto mañana iniciar el proceso para adjudicar las obras de la tercera fase del Templo Romano, valoradas en unos 400.000 euros, y que permitirán visitar tres niveles de estas ruinas arqueológicas, ubicadas junto a la Casa Consistorial, a partir del mes de junio. El primer teniente de alcalde de Turismo, Pedro García, destacó ayer el valor «cultural, turístico y patrimonial» de la obra, que consistirá en la construcción de una serie de pasarelas peatonales para poder contemplar el templo a tres alturas, los cimientos, nunca vistos hasta ahora, la antigua plaza y la base del propio monumento.

García y su equipo se han dado un plazo de 15 días para que se adjudique la obra a la empresa, y un mes máximo desde entonces para que se inicien los trabajos, por lo que en febrero ya se estaría actuando en el templo, con la previsión de que, entre 4 o 5 meses después, los turistas y cordobeses puedan pasear entre las ruinas.

Algo más tardará en estar listo el centro de interpretación del monumento, que se ubicará en la planta baja del Ayuntamiento, y que aún no se ha licitado. Tampoco se ha decidido qué tipo de visita se hará en el mismo, si serán gratuitas o no, y si se iniciarán en cuanto esté terminada la obra o se esperará a que también esté listo el centro de interpretación, cuyo proyecto está terminado y ha de salir a licitación apenas se aprueben los presupuestos municipales, ya que su construcción se incluye dentro de un paquete de reformas en el consistorio.

La restauración del Templo Romano se hará con cargo al Plan Turístico de Grandes Ciudades y pondrá en valor un monumento declarado Bien de Interés Cultural protegido.

El Templo Romano de Córdoba es un conjunto patrimonial de excepcional interés. Originariamente estaba elevado sobre un podio y contaba con seis columnas exentas de tipo corintio en su entrada. Frente a ésta se levantaba el ara o altar. La reconstrucción, llevada a cabo por el arquitecto Félix Hernández, aportó a Córdoba una muestra más de la grandiosidad de esta urbe en época romana. Algunas de las piezas originales del templo se encuentran expuestas en el Museo Arqueológico o en inusuales rincones, como la columna estriada de la plaza de las Doblas. Se trata del único edificio de uso religioso de época romana que ha sido identificado de una forma clara hasta este momento en Córdoba. Sus restos están situados en el solar que hace esquina entre las calles Claudio Marcelo y Capitulares.

 

29 diciembre 2017 at 11:10 am Deja un comentario

Tras las huellas del circo romano de Consuegra (Toledo)

Un equipo multidisciplinar dirigido por Jorge Morín está actuando en una excavación arqueológica situada en el parque de la calle Viriato

Trabajos de excavación en la zona del circo – J. G. Ortiz

Fuente: JULIO GARCÍA – Consuegra  |  ABC
27 de diciembre de 2017

Teniendo en cuenta que en la Hispania Romana, que comprende España y Portugal, los circos romanos documentados arqueológicamente apenas sobrepasan la decena, durante el mes de diciembre se viene investigando sobre el circo romano de la antigua Consabura.

Para ello, promovido por el Ayuntamiento de Consuegra, se está actuando en una excavación arqueológica situada en el parque de la calle Viriato. Se trata de una actividad a cargo de un equipo multidisciplinar arqueológico, dirigido por Jorge Morín de Pablos, Jesús Carrobles, Juan F. Palencia y María Isabel Sánchez, que pretende documentar una estructura arquitectónica perteneciente a un potente muro de opus caementicium (hormigón romano), que afloraba en un extremo del parque.

En el casco urbano

«A día de hoy, no se sabe si dicho paramento pertenecería o no a ese posible circo, pero lo que está claro es que Consabura contó con un edificio de este tipo ubicado en esta zona del casco urbano», dicen los arqueólogos.

Según un grabado del historiador Domingo de Aguirre, fechado en 1769, en el que se dibujan y se apuntan sus dimensiones, el circo contaba con unos 370 metros de largo por 80 metros de ancho.

Las excavaciones arqueológicas de 1964-67, realizadas por Giles Pacheco, proporcionaban las primeras estructuras y materiales asociados al mismo. La teledetección combinada con el callejero antiguo de la ciudad, es decir, el uso de la fotografía aérea (Vuelo Americano de 1956) y la planimetría, proporciona una ubicación clara del mismo, en el sector SE de Consuegra, cuyas dimensiones además coinciden con las dadas en su día por el ingeniero militar Domingo de Aguirre.

Parte de los restos arqueológicos, que se están encontrando en el lugar, los conocerán los alumnos del instituto IES Consaburum, ya que durante el próximo mes de enero se realizarán talleres didácticos de Arqueología Clásica en los laboratorios del centro educativo con alumnado de primero de Secundaria y de tercero y cuarto de ESO.

 

27 diciembre 2017 at 9:51 pm Deja un comentario

La casa privada de Trajano, una maravilla bajo el suelo de Roma

El sensacional descubrimiento está en el centro de la plaza del templo de Diana, en el centro histórico de la ciudad eterna

Dos arqueólogos, en la villa privada de Trajano – ABC

Fuente: Ángel Gómez Fuentes  |  ABC
23 de diciembre de 2017

Es un tesoro escondido en el Aventino, un barrio en el centro histórico de Roma. El sensacional descubrimiento, que según los arqueólogos se trata de la rica villa privada de Trajano antes de ser emperador, está en el centro de la plaza del templo de Diana, a diez metros de profundidad. Los espeleólogos y arqueólogos acceden solo por una tapa de alcantarilla.

Esta joya arquitectónica se ha mostrado por primera vez al público en un video que puede verse en la exposición «Trajano. Construir el Imperio, crear Europa». Se trata de cinco maravillosas salas, de seis metros de altura, perfectamente conservadas y decoradas con frescos con motivos floreales y recuadros rojos y amarillos.

Es uno de los mil tesoros escondidos de Roma, inaccesible; como el Acueducto Trajano -mostrado también en el mencionado video-, una imponente obra hidráulica con un recorrido de 32 kilómetros, para traer el agua desde el lago de Bracciano a Roma.

La casa del emperador, conocida como «Privata Traiani Domus», representa el lujo discreto, mientras el acueducto es la «magnificencia pública», ejemplo de sus obras de utilidad pública, para obtener consenso popular, con buena administración y leyes que todavía hoy son la base de la jurisprudencia moderna.

La fama de Trajano pudo así llegar hasta nuestros días, una «inmortalidad» del emperador hispano celebrada también por Dante Alighieri en el Purgatorio.

 

23 diciembre 2017 at 9:35 am Deja un comentario

La tercera dimensión devuelve a las termas de Caracalla a su máximo esplendor

Las antiguas termas romanas de Caracalla, consideradas unas de las más grandes y lujosas del Imperio Romano, recuperaron desde hoy su aspecto original gracias a la realidad virtual, con la que han mostrado de nuevo su máximo esplendor.

Fuente: Agencia EFE  |  YAHOO Noticias

Roma, 19 dic.- Construidas en el siglo III (211-217 d.C.) por el emperador romano que les da nombre, estas antiguas termas son en la actualidad un conjunto de ruinas que a simple vista solo dan una idea del grado de belleza que alcanzaron cuando aún corría el agua en su interior.

Sin embargo, gracias a un proyecto de realidad virtual presentado hoy, ahora los restos arqueológicos cobran vida a través de un visor que permite al espectador un viaje al pasado y un paseo por sus escultóricas instalaciones.

Recorriendo sus marmóreos pasillos, quien acuda a las Termas de Caracalla para disfrutar de esta experiencia puede incluso encontrarse con el mismísimo Séneca, asiduo visitante de este lugar a faldas del monte Aventino.

Colores, formas y materiales originales se presentan con todo lujo de detalles sobre los impresionantes mosaicos con teselas en blanco y negro que antaño cubrieron los pavimentos del “Apodyterium” (vestuario) o las baldosas rojas y verdes del gimnasio.

Entre las diez estancias recreadas con esta tecnología tridimensional, es posible pasear bajo los techos abovedados o los pórticos que delimitaban los baños y cuyos capiteles y grabados parecen cobrar vida con esta tecnología.

El recorrido comienza con una introducción sobre la figura, las campañas militares y las políticas del emperador Caracalla (188-217 d.C), de la dinastía de los Severos, y posteriormente inicia la visita por las termas, de las que cada día disfrutaban entre seis mil y ocho mil personas.

En el “frigidarium”, lugar en el que los romanos se zambullían en gélidas aguas, se topará asimismo el visitante con una reproducción de la gran estatua del “Toro Farnesere”, famosa y majestuosa escultura de mármol que hoy alberga el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles (sur).

Y también podrá adentrarse por los varios kilómetros de galerías y recovecos que recorrían el suelo de las termas para calentar sus ambientes.

Con una perspectiva que cubre todo el espacio visual, las gafas logran envolver entre las cristalinas aguas de la piscina al visitante, antes de despedirle de un complejo arquitectónico que incluía entre sus espacios sauna, sala de masajes y espacios destinados a los baños calientes.

Más allá de centro para el cuidado del cuerpo, estas termas imperiales fueron también lugar de estudio y reunión, siguiendo aquel precepto clásico de la “mens sana in corpore sano” (mente sana en un cuerpo sano).

De ahí que a través del visor, las ruinas den paso a las dos bibliotecas que el lugar atesoraba en su interior, una griega y otra latina.

En la presentación de este recorrido virtual, el superintendente del área arqueológica de Roma, Francesco Prosperetti, destacó que el proyecto permite una confrontación continua entre la realidad física y la realidad virtual.

Un instrumento que a su juicio “enriquece la visita” y demuestra “la grandeza arquitectónica” de un lugar que, con el paso de los siglos, fue saqueado y algunas de sus partes acabaron en otros edificios de la capital del Tíber, como las columnas de sus bibliotecas, ahora en la basílica de Santa María de Trastevere.

En definitiva las gafas “ofrecen la impresión de estar dentro” de este lugar, a pocos pasos del Circo Máximo o del Coliseo y del que quedan solo ruinosos vestigios.

Prosperetti subrayó la facilidad de uso de la herramienta tecnológica, de la que valoró su aplicación “en términos de comprensión del mundo antiguo”.

La iniciativa, denominada “Caracalla IV Dimensione” (“Caracalla 4ª Dimensión), es fruto de una meticulosa investigación arqueológica por parte de la asociación Coopculture, promotora del proyecto, en colaboración con la Superintendencia de Roma y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Ver Galería de imágenes en La Repubblica

 

20 diciembre 2017 at 8:32 am Deja un comentario

¿Cómo sería el Teatro de Gades?

La intervención que actualmente se está llevando a cabo en las caballerizas de la Posada del Mesón permitirá descubrir una parte desconocida del diseño arquitectónico del coliseo

Fuente: T. GARCÍA / V. LEÓN  |  Diario de Cádiz
17 de diciembre de 2017

¿Cómo sería el teatro? La respuesta a esta pregunta se esconde bajo lienzos de historia escritos en piedra por diferentes culturas y se despeja con la destreza, paciencia y rigurosidad científica de los expertos y con la inversión económica de las administraciones públicas. ¿Cómo sería el teatro?, el Teatro Romano de Cádiz, es una incógnita cada vez más cerca de ser resuelta gracias a los últimos trabajos que se están llevando a cabo en el yacimiento que en este 2017 ha recibido la primera partida presupuestaria, 226.000 euros, de los 5 millones que se le han destinado de los fondos ITI (Inversión Territorial Integrada) para su puesta en valor hasta 2020. Sin duda, este año ha sido el año del coliseo más antiguo, y el segundo más grande, de Hispania.

¿Cómo sería el teatro? Juan de Dios Borrego es una de las personas que mejor puede responder a la cuestión puesto que lleva más de una década investigando los secretos que se asientan en el corazón de la construcción que se levanta frente al paseo del Vendaval, además de ser el arqueólogo al mando de las excavaciones en este teatro fechado a finales del siglo I a. C.

Excavaciones que, como ha podido saber este periódico a través de la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, se sitúan ahora mismo bajo techo, en la antigua caballeriza de la Posada del Mesón, y cuyos resultados permitirán conocer en un futuro próximo el diseño arquitectónico de este edificio en una zona muy interesante y desconocida, la comunicación de la galería anular (el túnel que es visitable) con la orchestra y el exterior del teatro, ya que los diseños utilizados por los arquitectos romanos para resolver la configuración de estos espacios fueron muy variados, llegando incluso a tenerse en cuenta la configuración topográfica del entorno para darle la solución más adecuada.

Así, y aunque el estado actual de esta investigación no permite adelantar todavía conclusión alguna, sí se espera que estos trabajos también ayuden a valorar el grado de conservación de esta zona del teatro y a esclarecer la relación con otras estructuras arquitectónicas romanas ya conocidas como las situadas bajo la Casa Estopiñan y el Palacio de la Contaduría.

Eso sí, desde Cultura reconocen que el ritmo de las excavaciones va más lento que en experiencias anteriores ya que esta intervención va por debajo de los niveles de cimentación de edificaciones que actualmente se encuentran en uso, con lo que ha sido necesario realizar previamente el desmonte y derribo de algunas estructuras arquitectónicas.

Esta actuación arqueológica, junto con el levantamiento topográfico y de alta definición del yacimiento mediante láser escáner 3D, corona las intervenciones de la primera fase de actuación en el Teatro Romano que ya ha dado sus frutos con los trabajos en su área exterior, en el graderío que Diario de Cádiz recorre de la mano de Juan de Dios Borrego.

Así, hace unos meses se descubrieron dos filas más de gradas, además, en muy buen estado. Se trata de las primeras filas de la ima cavea que, a su vez, va precedida de un escabel (reposapiés) cuya orilla termina en el praecinctio (pasillo). Un hallazgo que también arroja luz sobre este interrogante que planteamos de cómo sería nuestro teatro puesto que con esta excavación ya se puede ver toda la sección completa de la cavea, desde el frente escénico hasta la zona superior. Una visión completamente despejada tras la retirada de la grúa que durante 5 años ha impedido ver el tramo de escalera en el eje descubierto en el año 2000 por el arqueólogo Ramón Corzo, tras el que el experto de la Universidad de Cádiz Darío Bernal excavó en la zona de la proedria.

De esta forma, con Borrego de cicerone es fácil viajar en el tiempo y hasta conseguir ver cómo los designatores (los acomodadores en época romana) llevaban a los altos magistrados de Gades a sus sillas de tijera situadas justo en esta proedria, bien cerquita del escenario para que no se perdieran un detalle; cómo los equites (caballeros), que poseían cierto patrimonio u ostentaban cargos políticos y administrativos, se sentaban en las 14 filas de la ima cavea; o los ciudadanos libres en algunas de las localidades de la media cavea, que estaba dividida por una especie de podium que no se conserva.

Pero no nos cuesta imaginar lo que ya no existe con las explicaciones del arqueólogo. Así, como el azote del tiempo sólo nos ha dejado hasta la mitad de la media cavea ya que el resto del graderío se lo ha tragado el mar, tenemos que proyectar con la mente las cinco filas que formaban la summa cavea que era ocupada por los peregrinos (extranjeros), por las personas que no iban adecuadamente vestidas para acceder a otras partes del teatro y por los esclavos. Un poco más arriba, en el pórtico, se relegaba a las mujeres, a todas, ya fueran esposas o hijas de magistrados o de pescador, ya que se pensaba que había que preservar “su pudor y su inocencia” frente “a los movimientos lascivos” de los actores en el escenario.

Diez mil almas, se calcula, se daban cita en el Teatro de Balbo para ver, en un principio, tragedias y comedias (géneros más elevados porque el objetivo original del teatro era el de culturizar al pueblo) que pronto degeneraron en géneros más populares como mimos y pantomimos e incluso, cuando comenzaron a actuar mujeres, se empezaron a coronar las representaciones con la nudatio mimarum (un ¡que se desnuden! de la época).

Un teatro repleto de Historia y de historias como las que guardaría aquel otro coliseo anterior de madera y desmontable que tenía Cádiz en el año 43 a. C. según cuenta Asinio Polión en su carta a Cicerón, donde dice que Balbo hizo quemar vivo a un actor por ser muy feo o que el mandatario se emocionó y lloró en la representación de una obra sobre sus peripecias durante las guerras civiles, de hecho, también se cuenta que Balbo regaló al actor Herennius Gallo un anillo de oro en agradecimiento.

Diez mil almas, baraja Borrego sobre el teatro conservado cuya construcción oscila entre los años 25 al 19 a. C., que se maravillarían ante la visión de un coliseo con una ostentosa escena y llena de los colores que, según se presupone, le impregnarían el amarillo del alabastro, el africano negro con mácula roja, el azul del bardiglio, la brecha coralina, el biancoynero, el pórfido verde y el rojo junto al blanco del mármol de Luni o en su variedad azulada con la que estaba hecha el balteus (la baranda que separaba la ima cavea de la proedria).

Un imponente teatro de 400 pies de diámetro (118 metros de fachada a fachada) marcados, como todos los teatros romanos, por el diseño de la orquesta, de 100 pies (29,57 metros que incluyen la proedria, el balteus y la orchestra propiamente dicha), y con 30 metros de altura. Un coliseo que se construyó sobre un acantilado que asomaba al mar, aunque todavía sigue siendo una incógnita (una bien difícil de resolver ya que se ha perdido el nivel de suelo de la época romana) si a su espalda se extendía inmediatamente el Atlántico o si la ciudad aún se prolongaba hacia el oceáno algo más. Lo que sí parece seguro es que la parte alta del teatro (summa cavea y la mitad de la media cavea) la engulló el mar.

Sin embargo, hoy día, como le hemos ganado terreno a las aguas con el Campo del Sur y el frente del Vendaval, los ciudadanos podrán tener una visión externa del edificio gracias a una gran pieza basamental que se colocará en la que será la segunda fase de los trabajos en el Teatro Romano junto con la restauración y conservación del graderío y la ampliación del Centro de Interpretación de Visitantes, un lugar por el que este año (a fecha de 11 de diciembre) han pasado más de 99.700 personas -una cifra cercana a los 100.000 usuarios con los que contaba el teatro antes de su reapertura- y donde los que gustan echar la vista atrás para poder mirar con claridad hacia delante podrán encontrar respuestas a algunas de sus preguntas. La nuestra, ¿cómo sería el Teatro de Gades?

 

17 diciembre 2017 at 8:25 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

enero 2018
L M X J V S D
« Dic    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente

http://panel.xcom.es/scripts/f7c7w1l?a_aid=553&a_bid=54121c2b&desturl=https%3A%2F%2Flatunicadeneso.wordpress.com