Posts filed under ‘arquitectura clásica’

Descubiertos 15 arcos del Aqua Virgo en el centro de Roma

Los restos del acueducto han salido a la luz en las excavaciones para la construcción de los grandes almacenes de “La Rinascente”

Fuente: Tina Lepri  |  Il Giornale dell’Arte        18/09/2017
Fotos: La Repubblica

Han resurgido del pasado casi por casualidad, entre la Plaza de España y el Palacio Chigi, 15 arcos del Aqua Virgo, el Agua Virgen,“uno de los tramos más notable del acueducto romano dentro de la ciudad”, ha explicado Francesco Prosperetti, director de la Superintendencia Especial de Roma. El descubrimiento ha tenido lugar durante las obras de la nueva sede de La Rinascente, que será inaugurada el próximo 12 de octubre, entre la Via Dei Due Macelli y la Via del Tritone. Y, gracias a la colaboración entre la iniciativa pública y la privada y a la valiente apuesta de la Superintendencia Especial de Roma, en los grandes almacenes se creará un área arqueológica: “Dentro de un espacio público, abierto y sin entrada, se ofrecerá algo único en el mundo: los arcos del Aqua Virgo, acompañados de un relato filológico con la sugerencia de su reconstrucción en realidad virtual, que ayudará a conocer el acueducto y la historia de esa parte de la Roma barroca”, ha anunciado Prosperetti.

El Aqua Virgo es el acueducto que el cónsul Marco Vespasiano Agripa, yerno del emperador Augusto, mandó construir en el año 19 a.C. para llevar el agua corriente hasta el Pincio, el Panteón y sus termas en el Campo de Marte. Al excavar para la consolidación de los cimientos de La Rinascente, han salido a la luz restos de los antiguos asentamientos. Algunos sondeos de los técnicos de la Superintendencia han revelado la presencia de una antiquísima “obra reticular”. Han aflorado así los restos de dos acueductos y de la Salaria Vetus, de insulae y tabernae de época imperial temprana y media, de una domus señorial embellecida con un “stibadium”, una especie de lecho triclinar, y un pequeño recinto termal del siglo IV d.C. Todo decorado con pavimentos de mármol policromados y mosaicos.

“El área ya había sido estudiada en 1950, cuando fue construido el edificio después demolido, relata Marta Baumgartner, arqueóloga de la Superintendencia que ha dirigido los trabajos bajo La Rinascente. Pero eran otros tiempos. Para construir los sótanos se allanaron las estructuras antiguas a unos 3 metros de altura. Ningún elemento podía hacer pensar que debajo del nivel alcanzado en los años cincuenta se conservaría aún un sector urbano entero, en parte enterrado y en parte incorporado a los edificios modernos”.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

19 septiembre 2017 at 7:49 pm Deja un comentario

El estado de ánimo de un edificio

¿Qué decide el orden arquitectónico empleado en un edificio? La recuperación de un ensayo de John Summerson indaga en lo que es un clásico

Ayuntamiento de Birmingham, de Joseph Hansom, 1832.

Fuente: Anatxu Zabalbeascoa EL PAÍS
19 de septiembre de 2017

Son los elementos decorativos lo que, superficialmente, distingue a los edificios clásicos. Es la armonía entre sus partes lo que, sin embargo, los define como clásicos. Esas dos lecturas, la epidérmica y la esencial, constituyen dos pilares de las interpretaciones arquitectónicas. Y es que aunque el lenguaje arquitectónico heredado de Grecia y Roma se ha utilizado durante siglos como si fuera uno, las interpretaciones de los estudiosos -de Vitruvio a Alberti pasando por Serlio- o las versiones de los arquitectos –los que copiaron y los que innovaron- han convertido al clasicismo más en una materia prima que en un estilo arquitectónico.

Órdenes de la arquitectura según Jacopo Vignola, 1563.

Tal vez por eso, a finales de los años 60 el historiador de la arquitectura John Summerson explicó a los espectadores de la BBC lo que era la arquitectura clásica y qué la hacia clásica. El libro El lenguaje clásico de la arquitectura, con el resumen de esas seis charlas, editado por el propio Summerson y publicado por primera vez en 1980, ha sido ahora rescatado por la editorial Gustavo Gili. Cuando se cumplen 25 años de la muerte del historiador, su explicación sobre los clásicos sigue viva, es ya un “clásico” al margen del tiempo.

Summerson afirmó, justo antes de que estallara la postmodernidad, que “en la comprensión y aplicación adecuadas de los órdenes están los cimientos de la arquitectura como arte”. También distinguió entre los plagios -Sir John Soane inspirándose en exceso en el templo de Vesta en Tívoli para diseñar su Banco de Inglaterra, o Iñigo Jones basando su Covent Garden en el texto de Vitruvio “casi como en un ejercicio arqueológico”- y las innovaciones -Borromini y sus invenciones desaforadas extraordinariamente expresivas o Philibert de l’Orme, que inventó el orden francés para el palacio de las Tullerías-.

Pero, fundamentalmente, el historiador apuntó datos esenciales -como la deriva del dórico de un tipo primitivo de construcción en madera- junto a interpretaciones más pintorescas –como las personalidades humanas atribuidas a los órdenes arquitectónicos. A saber: la esbeltez femenina del jónico o la fuerza masculina del dórico-. Sin dejar de aludir a los medios económicos disponibles, argumento tan incuestionable como poco mencionado a finales del siglo pasado, Summerson habló también de las recomendaciones de Serlio para utilizar, por ejemplo, el dórico en las iglesias consagradas a los santos más extrovertidos: San Pablo, San Pedro o San Jorge- mientras que el corintio quedaría para los templos dedicados a las vírgenes.

Él propio historiador apuntó que los órdenes arquitectónicos revelan para él el estado de ánimo de un edificio: de lo fuerte a lo delicado puesto que, en muchos inmuebles romanos, los órdenes eran bastante inútiles desde el punto de vista estructural. Así, es la unión del orden con la estructura lo que decide cuatro grados de integración y, por lo tanto, cuatro intensidades de sombra. “Los romanos nunca aprendieron a explotar todas las posibilidades de estos grados, aunque fueron quienes indicaron el camino para hacerlo”.

Sea como elemento decorativo o como armonía de las partes, como lo clásico es lo recurrente, lo que siempre vuelve, es interesante que alguien con la claridad mental, y expositiva, de Summerson, lleve al lector de la mano por ese mundo de proporciones y símbolos que, como el propio Movimiento Moderno, se ha reescrito muchas veces y posiblemente se rescribirá muchas más.

 

Guardar

19 septiembre 2017 at 1:53 pm Deja un comentario

Acueducto: un monumento con demasiados humos

El Ayuntamiento de Segovia ultima una ordenanza para alejar más el tráfico y fomentar un uso menos «banal» y restringido del entorno

La imagen de coches aparcados esperando junto al Acueducto es habitual – A. TANARRO

Fuente: ISABEL JIMENO > Segovia  |  ABC
18 de septiembre de 2017

Estoico, aguanta en pie el paso del tiempo, aunque sufre los achaques de su edad, y eso que los últimos estudios han rejuvenecido unos 20 años la partida de nacimiento del Acueducto. Junto a él, la vida pasa, pero también el progreso supone una amenaza a la que tiene que enfrentarse. Situaciones y elementos desconocidos cuando los romanos, hace unos dos mil años decidieron emprender semejante obra de ingeniería.

Es la joya de la corona en una Segovia también Patrimonio de la Humanidad y hacia la que siempre se dirigen las miradas, de curiosidad, de admiración y de alerta. Como un bebé, siempre necesitado de cariños. Y la contaminación también es para él uno de los grandes agresores. Por eso, el Ayuntamiento de Segovia ultima una ordenanza con la que quiere aumentar la protección. Una ardua tarea, nada fácil por la propia configuración de una ciudad que tiene el Acueducto como un centro de gravedad en torno al que gira la vida y la circulación. Ya se han soplado las velas de los 25 años desde aquel antes y después que supuso la restricción en 1992 del tráfico bajo sus arcos. Se dijo adiós a una imagen ahora prácticamente inimaginable, con coches e incluso camiones y autobuses enhebrando con pericia para cruzar entre los ojos más altos, donde alcanza hasta los 28,50 metros. Aunque supuso todo un cambio, pues no se concebía llegar a Segovia sin toparse frente al parabrisas con el Acueducto y dejó la ciudad dividida en dos, un cuarto de siglo después se valoran los beneficios.

«Pernicioso efecto»

Pero no ha sido suficiente para mantener a salvo al bimilenario monumento. Levantado uniendo sin cemento ni argamasa bloques de granito extraídos de la cercana sierra de Guadarrama, sus materiales también sufren. Nuevas voces hicieron levantar las alarmas este verano, asegurando que las piedra se «deshacen» y el monumento está en estado «crítico». Como «irresponsables» calificaron esas palabras el Ayuntamiento, reconociendo que hay achaques de la edad y otros agentes externos que lo afectan. Si las filtraciones que lloran la piedra son uno de los enemigos naturales cuyos daños se intentan mitigar y luchar contra los nidos y excrementos de palomas tampoco supone una empresa fácil, ahora se pone el punto de mira en otros elementos no naturales.

Y la contaminación de los coches figura en el primer lugar de los efectos «dañinos». Así, la ordenanza planteada por el Ayuntamiento, con el objetivo de «minimizar el efecto pernicioso del tráfico», propone desde la medida «inmediata» de la «restricción» de la circulación en determinadas vías del entorno a la «supresión del tráfico rodado». En los últimos días han hecho pruebas para ver cómo afectaría al tráfico alejar los tubos de escape de los pilares. La idea es que circulen algo más alejados por la zona oriental –la única por la que pasan–. Sin plazos para llevar a cabo la medida, la empresa es ardua, pues ahí confluyen varias vías, algunas de entrada a la ciudad. Supondría también que el clásico «te recojo en el Acueducto» deje de ser tan literal como ahora, con momentos día sí y día también en los que el enjambre de tubos de escape en marcha está a tan sólo unos metros.

Pero no sólo de los humos habla la ordenanza –a la que los ciudadanos pueden presentar alegaciones hasta el día 30–, en la que también se incide en «revalorizar» el entorno. Hay otra «contaminación» que afecta al monumento como es la «visual», fruto de elementos puestos a su alrededor «desordenadamente, de forma irracional, sin criterio». Señales, carteles, publicidades… se acumulan impidiendo la vista de un monumento que cada año atrae a miles de visitantes de todo el mundo.

Vibraciones

Y también aborda el «uso impropio» del entorno, con el fin de «erradicar» esas conductas que lo dañan, como los juegos en, contra y sobre los pilares o personas que se suben a hacerse una foto. Además, hace mención a otro de los aspectos más cuestionados: el uso para actividades y espectáculos. Musicales – en los conciertos de fiestas el escenario, con sus vibraciones acústicas, se sitúa a tres metros de los sillares–, culturales, deportivas, gastronómicas… Son un sin fin las acciones que eligen como marco inigualable el Acueducto, pero para el Ayuntamiento esto también puede suponer un uso «banal» que quiere controlar, de modo que plantea «regular» cuáles se podrán llevar a cabo allí, de tal forma que se «compatibilice» el «disfrute» de dichas actividades» con «el objetivo prioritario de conseguir la máxima protección».

 

18 septiembre 2017 at 6:56 pm Deja un comentario

Hallan cuatro nuevas gradas en el Teatro Romano de Cádiz

  • Se trata de las primeras filas de la cavea
  • También buscarán nuevas conexiones entre la galería y el ‘aditus’, por donde entraba la clase política

Imagen de las cuatro filas del graderío que ha sido hallado. JULIO GONZÁLEZ

Fuente: VIRGINIA LEÓN > Cádiz  |  Diario de Cádiz
17 de septiembre de 2017

Cuatro nuevas filas del graderío del Teatro Romano resurgen, imponentes, en las excavaciones que acaban de arrancar a fin de asomarnos un poco más a la ventana de la historia de Gades, dentro del ambicioso plan previsto con los 5 millones procedentes de la ITI (Inversión Territorial Integrada), como anunció la Junta de Andalucía, que se invertirán de aquí a 2020. Frente a ellas, se ve el teatro de otra manera, con la presencia ya de casi todo el graderío, prácticamente toda la sección de la cavea, desde el frente escénico hasta la zona superior.

Y así lo cuenta Juan de Dios Borrego, que es el arqueólogo que está al frente de estos trabajos previos al gran proyecto que encauzará el futuro del único testigo del Gades romano, y cuyos primeros pasos serán eliminar paulatinamente el tacón de tierra sobre la orchestra, proedria y parte de la ima cavea, la excavación bajo los arcos proyectados bajo las viviendas y el Centro de Interpretación, la excavación en las caballerizas -a fin de dar continuidad a las galerías y descubrir la articulación de los espacios- y la limpieza de todo.

“Han aparecido dos filas más de gradas de las que pensábamos que se conservaban, y están en muy buen estado. Se trata de las primeras cuatro gradas de la ima cavea, que a su vez va precedida de un reposapiés o escabel y ante el que está el pasillo denominado praecinctio“. Un tramo de gradas que durante estos siglos atrás han permanecido reservadas, pero que en tiempos de Balbo se destinaban a los caballeros o equites, perteneciente a una parte de la sociedad que poseía patrimonio e incluso ostentaban cargos políticos o administrativos, explica muy contento con lo hallado hasta ahora el arqueólogo.

Y no es para menos, porque en apenas un mes han dado mucho de sí estos primeros trabajos que ya permiten proyectar desde el gran ventanal del Centro de Interpretación “cómo era todo, cómo era el graderío, pues tenemos ya una sección casi completa de la cavea”, comenta a pie de los recientes hallazgos, mientras los trabajadores de la empresa Miguel Bernal continúan evacuando arena por la cinta mecánica, que por fin se ve en movimiento.

El material con que se construyeron las flamantes gradas también parece distinto al del resto, luce mejor y es calcarenita, “un material más compacto que la piedra ostionera, una beta más compacta”, describe. “Se decía que el asiento original era el hormigón, pero ya vemos que estaba revestido de sillares”, explica mientras reconstruye esta nueva pieza del gran puzzle romano que sigue destapándose.

Para seguir recomponiéndolo también se liberará el espacio eliminando todos los rellenos de tierra del yacimiento, los paquetes estratigráficos que quedan, y se retirará la plancha de hormigón bajo el graderío que pisamos mientras hacemos la visita, “para dejar visible lo máximo posible”. Junto en esta zona se encontraba el tramo que separaba la ima cavea de la proedria y el canal de balteus, que es la baranda que separaba ambos espacios.

Aparte se emprenderá la excavación en la franja de un metro que se extiende debajo de los arcos que se levantaron para consolidar los bloques de edificios frente al teatro. “Aquí hay poco relleno, unos 40 o 50 centímetros de tierra hasta llegar a los restos arqueológicos”.

En este apartado decir que, de momento, no está previsto excavar en extensión bajo los arcos, como apuntaron durante el cierre del teatro, al encontrarse muy cimentado y sólido.

Y de forma paralela ya se está trabajando en otro de los grandes hitos como es el levantamiento planimétrico y topográfico del Teatro, tanto de la zona que se conserva en abierto como no, para lo que se realizará un láser scan, que proporcionará “una fotografía en 3D del Teatro que nos será muy útil como documento de trabajo, de cara a la restitución y a la conservación”, asevera el arqueólogo sobre la relevancia de este trabajo que será afrontado por el mismo equipo que lo hizo en Itálica y con el que obtendrán el plano en conjunto de todo lo que se conserva en el barrio. Pues, tal y como explicó el arquitecto Paco Reina, ideólogo del proyecto que marcará las pautas a seguir de aquí a 2020, “el objetivo es situar el teatro en su barrio natural, el Pópulo”.

Dentro de esta primera fase se procederá al drenaje provisional y la evacuación de aguas de lluvia. Todo ello con una partida en total de 226.560 euros, según informó en su día desde el propio teatro la ex consejera de Cultura, Rosa Aguilar, y corroboró el nuevo consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, en su última visita al edificio.

Los operarios trabajan en la retirada de tierra

La cara oculta del teatro

Uno de los trabajos más fascinantes que puede deparar el Teatro Romano pertenece a su cara más oculta, la que va más allá de la galería abierta al público, ese tramo que discurre bajo el propio Centro de Interpretación, y que podría llevarnos a nuevas áreas del monumento. Para ello se excavará en las propias caballerizas de la Posada del Mesón, “para dar continuidad a la galería porque se conserva un tramo no abovedado”, explica Juan de Dios Borrego. Se trata de un tramo de la galería anular que conecta en este punto con otra radial, y que podría ser el nuevo punto de entrada a la galería.

También se buscará otra zona denominada aditus, que es la entrada principal que une la fachada del teatro con la orchestra, “por donde entraba el público que se sentaba en la proedria como son los concejales, el gobernador, Balbo y los cargos políticos”.

Un trabajo que, “a nivel científico, supone conocer cómo se articulan los espacios del teatro, pues se vería la conexión entre la galería, el aditus, una bóveda que se conserva en la casa de Estopiñán”. Podría añadirse la excavación del frons pulpiti, del que se ha localizado un fragmento en estos trabajos, y que se ubica entre el primer y segundo pozo excavados en el Centro de Interpretación Theatrum Balbi.

En total son tres los meses que abarcarán esta primera fase de estudios previos, “y sin cerrar el teatro al público, que es lo que pretendemos”, compatibilizando así las visitas con estos trabajos.

Y hasta aquí los trabajos de esta fase, que servirán para recopilar el máximo de información posible de cara a la segunda fase, en la que se redactará el proyecto de intervención en el Teatro. Y es que son dos las dos grandes líneas de actuación que se desarrollarán simultáneamente, la primera de las cuales persigue el acondicionamiento de los accesos al Teatro Romano, con la puesta en valor para los nuevos usos de Posada del Mesón, con lo que se ampliará el Centro de Recepción de Visitantes. La segunda se basa en los trabajos de conservación y restauración del graderío, actualmente en muy mal estado, así como la reivindicación de la presencia que el edificio tuvo por su entrada por el Campo del Sur, para lo que se propone la construcción de una gran pieza basamental.

Todo ello de la mano de la reordenación urbana del entorno del yacimiento, implicando el tratamiento de los espacios abiertos, las excavaciones arqueológicas que se realizan en la actualidad y la adecuación para ser usado como espacio escénico, lo que lo integraría en la Red de Teatro Romanos de Andalucía.

Un trozo del frons pulpiti, entre los nuevos hallazgos

Un nuevo fragmento del frons pulpiti ha aprecido al hilo de las primeras excavaciones que se realizan en el Teatro Romano de Cádiz. El tipo de cenefa, similar a un tramo original hallado y expuesto en el Centro de Interpretación, muestra “un tipo de decoración vegetal diferente”, con tulipanes, lo que da lugar a interpretar que “la ornamentación variaba y que era más rica”. Aparte, también han aparecido rellenos de colmatacion desde el siglo V y algún trazo de mármol, alguno de cornisa e inscripción funeraria fuera de contexto. Este nuevo hallazgo puede ser el primero de otros al hilo de la excavación que posiblemente se lleve a cabo en el frons pulpiti, que es el muro que delimita la orchestra con el el escenario, y que estaba excesivamente ornamentado, pero del que se conoce muy poco de su aspecto original.

 

17 septiembre 2017 at 6:26 pm Deja un comentario

Las termas romanas de Carmona se ganan ser visitables

El yacimiento de la Plaza Julián Besteiro suma interés con cada campaña de excavación

La excavación ha permitido sacar a la luz unas termas públicas con cinco piscinas-A.M.

Fuente: ALBERTO MALLADO > Carmona |  ABC de Sevilla
11 de septiembre de 2017

La relevancia de lo descubierto que permite hacer comprensible todo un conjunto termal de época romana y la promesa de nuevos hallazgos ha conseguido que el yacimiento de la Plaza de Julián Besteiro en Carmona se contemple ya como un nuevo elemento patrimonial de Carmona que convertir en visitable.

La excavación se inició como actuación previa para la construcción de un aparcamiento en el casco histórico y se ha acometido en años sucesivos como aula práctica de los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona. En sucesivas campañas bajo la dirección del arqueólogo municipal Juan Manuel Román, ha ido creciendo hasta que la entidad adquirida hace que se haya descartado la idea del aparcamiento y sustituido por la creación de un espacio que pueda ser visitable y sume un aliciente turístico y cultural más a la ciudad. Aunque está por definir la fórmula ya que queda parte por excavar, pero la idea del Ayuntamiento pasa por su conservación y puesta en valor.

Y es que ya puede hablarse de uno de los mejores conjuntos de termas romanas de Andalucía, y con un grado de conservación notable. En esta parcela puede verse la estructura casi completa de unas termas públicas de época de Augusto, construidas alrededor del cambio de era, época de esplendor de Carmona y momento  en el que la ciudad logra el estatus de municipio. Fue el resultado de su apoyo a Julio César en la guerra civil con Pompeyo, que finalmente ganó el primero.

La ciudad crece entonces, ocupa nuevas zonas y requiere nuevas infraestructuras. Una de ellas unas termas, las segundas públicas de la ciudad, puesto que ya existían otras en lo que hoy es la calle Pozo Nuevo, que ya fueron excavadas y que aportaron interesantes mosaicos. Se realizó entonces en el nuevo sector de la ciudad un edificio de bastante entidad cuya estructura es perfectamente visible. Hay tres piscinas de agua  fría, cada una de un tamaño. De ellas se conserva en perfecto estado el recubrimiento de mortero, tan bien hecho que aún hoy funciona para evitar fugas de agua como se evidencia en caso de lluvia.

Se localiza la ubicación de la piscina de agua templada y de otra de agua caliente. Estas últimas se hundieron, pero si se conserva el hipocaustum que estaba bajo ellas y en el que se hacía el fuego para calentar el  agua de su interior. Se mantiene en pie incluso uno de los arcos que las sostenían y son visibles los restos de carbones y material quemado. Las termas tenían también su distribuidor con unos huecos que posiblemente fueran taquillas para dejar la ropa y una sala contigua que podría ser una palestra para hacer ejercicio o un lugar para socializar. En ella se conservó milagrosamente un resto de pintura mural con varios colores y lo que parece ser un delfín, que ha sido retirado y llevado al Museo de Carmona.

Pero además y en particular en la última campaña se ha encontrado lo que todo indica que se trataría del sistema de suministro de agua para la instalación. Han aparecido pozos que llegan hasta las minas de agua subterránea que cruzaban la ciudad. Esto supone conectar las termas con otro descubrimiento importante. Desde hace unos meses se trabaja en el subsuelo de Carmona para conocer el sistema de galerías de agua que abastecían la ciudad. Cada vez que hay una exploración, crece la entidad y las ramificaciones. Es una auténtica mina de agua que ahora adquiere confirmación de su antigüedad al menos hasta época romana y evidencia de uso como una red de agua corriente para las casas y los edificios públicos de la ciudad como  ocurre por ejemplo en las termas.

La excavación tiene aún más que aportar. Está prevista una próxima fase en un solar aledaño, ahora desocupado, donde todo indica que aparecerán más restos. Por lo pronto parte de una de las piscinas de agua fría que tiene su desarrollo bajo él. En los últimos días de la excavación de este año  aparecieron también algunas teselas sueltas de mosaicos. Evidencian que debieron usarse en la decoración de lo descubierto por ahora, pero se han perdido. Puede que la parte por excavar haya alguna sorpresa en este sentido al estar en un punto donde el grado de conservación podría ser mejor al estar más cerca de la superficie, lo que en este caso supone que haya sufrido menos en los sucesivos aterrazamientos y rellenos realizados en la zona a lo largo de la historia. La intención es que para los meses de octubre o noviembre pueda iniciarse la nueva campaña.

El solar es tan rico que no sólo hay restos romanos, sino que contempla una secuencia completa hasta el siglo XVII. En la última campaña se ha producido un hallazgo interesante posterior a Roma. Se trata de tres silos para el almacenamiento de grano. Tres construcciones excavadas en la piedra del alcor con forma de campana y con una boca circular donde posiblemente se almacenara el grano destinado a las siguientes cosechas. Son de época medieval islámica y posiblemente se sellaran y dejaran de usarse en periodo  almohade. También han aparecido restos de cerámica que puede darse entre los siglos IV-V de nuestra era y que resultan muy interesantes ya que se trata de un periodo en el que parece que la ciudad sufrió un notable despoblamiento por lo que hay escasos restos.

La secuencia se completa con restos de viviendas mudéjares del siglo XVI y con los del convento del que han aparecido cimientos, un gran aljibe y pozos ciegos. En uno de ellos con ajuares de cocina completos que bien pueden responder a la costumbre de dejar de usar todos los bienes de un monje cuando fallecía. Y el inquietante hallazgos de los huesos de ocho o diez niños de entre dos y tres años, que más allá de leyendas, parecen corresponderse con algún episodio de epidemia que causara una gran mortalidad infantil.

 

11 septiembre 2017 at 8:21 am Deja un comentario

Salen a la luz nuevos mosaicos en Itálica, los «más importantes de la Península»

Se encuentran en las Casas del Planetario y Los Pájaros y permiten conocer cómo era la vida en una casa romana en la época de Adriano

El consejero de cultura visita los trabajos de restauración de los mosaicos de Itálica – Rocío Ruz

Fuente: ABC de Sevilla
1 de septiembre de 2017

La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha destinado 400.000 euros a los trabajos de recuperación y preservación en el conjunto arqueológico de Itálica en Santiponce, uno de los más importantes de la Península-, que han permitido sacar a la luz nuevos mosaicos en las Casas del Planetario y Los Pájaros.

A día de hoy, existen al descubierta una treintena de mosaicos de valor «incalculable» que «demuestran el valor de Itálica en el Imperio Romano», cifra que la administración pretende duplicar en los próximos años -hay muchos que aún están ocultos-, según ha precisado en declaraciones a los periodistas en el conjunto, donde ha rendido este viernes una visita al lugar de trabajo, el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, que ha agregado que estas labores «representan un importante esfuerzo» en poner al servicio de la ciudadanía el «enorme» patrimonio que atesora el recinto.

Los trabajos han permitido recuperar y hacer visibles varios mosaicos en estas dependencias del conjunto, así como mejorar la presentación museográfica, su accesibilidad y comprensión, eliminando barreras, disponiendo pavimentos y drenajes, lo que ha permitido abrir nuevos espacios a la visita pública.

Dichos mosaicos son «quizás los más importantes de la Península Ibérica». Datan del siglo II, de la época de Adriano, y permiten comprobar «cómo vivían los ciudadanos de Itálica: los visitantes pueden constatar de manera fidedigna y con mucha concreción cómo era la vida en una casa romana al principio de nuestra era».

Vázquez, que ha estado acompañado en la visita por la alcaldesa de Santiponce, Carolina Casanova, y el director de Itálica, Antonio Pérez, ha puesto el acento en que «desde hoy están al descubierto algunos de los mejores mosaicos de la Península Ibérica».

«Estamos comprometidos con nuestro patrimonio, con cuidarlo, conservarlo y revitalizarlo», ha indicado el titular de Cultura, que ha añadido que «para el Gobierno andaluz es fundamental velar por transmitir nuestro patrimonio histórico a las generaciones que vendrán para que sirva como fuente de riqueza; lo hacemos pensando en el futuro, invirtiendo para que esta riqueza perdure en el tiempo».

Anfiteatro

El titular autonómico de Cultura ha explicado que «Itálica aún atesora un impresionante legado que vamos descubriendo y poniendo en valor, y cada vez es mayor la atracción que despierta entre el público general y el especializado». Anualmente, el conjunto arqueológico recibe más de 150.000 visitantes al año y en estos momentos Itálica acoge dos proyectos de investigación y ahí realizan ‘in situ’ sus prácticas alumnos de máster y grado de varias titulaciones.

La intervención se ha llevado a cabo por tres restauradores desde el verano de 2014: en este periodo se ha desarrollado una labor «exhaustiva», descubriendo centímetro a centímetro y dedicando una media de seis a ocho meses a cada mosaico. El más pequeño en los que se ha trabajado tiene 20 metros cuadrados, mientras que el más grande es de casi 50 metros cuadrados.

Junto a esta actuación objeto de la visita, cabe destacar una próxima intervención en el conjunto arqueológico para la recuperación del extremo occidental del anfiteatro y la ladera adyacente, con objeto de garantizar la conservación de las estructuras y de facilitar la visita pública de estos espacios al completo, con una inversión próxima a los 500.000 euros.

El fenómeno «Juego de Tronos»

Vázquez ha recordado que el anfiteatro está de actualidad por el hecho de que recientemente se ha emitido el último capítulo de la séptima temporada de la serie de TV ‘Juego de Tronos’, fenómeno audiovisual a nivel mundial, en el que el recinto ha albergado la que quizás constituya la secuencia más larga hasta el momento, con un momento tan «emblemático» como el encuentro de los principales personajes en el espacio conocido como Pozo Dragón, otrora lugar de acogida para los dragones de la dinastía Targaryen.

«La serie ha supuesto que sólo en esa madrugada más de 16 millones de telespectadores pudieran conocer la espectacularidad de Itálica: debe ser una apuesta para seguir con vistas al futuro», se ha congratulado el consejero, que recuerda que la primera vez que Sevilla se prestó a ser lugar de rodaje de ‘Juego de Tronos’ ello supuso un aumento de las búsquedas de vuelos a Sevilla de más del 100 por ciento, así como un repunte en las visitas del 40 por ciento.

 

2 septiembre 2017 at 10:16 am Deja un comentario

Esta es la cantera griega con la que se construyó Marsella en el siglo VI a.C.

Massalia fue fundada por marineros griegos de la ciudad de Focea, quienes colonizaron la zona y explotaron sus recursos naturales, entre ellos la piedra caliza

Cantera griega. Vista general de la cantera griega de Massalia, la actual Marsella. Al fondo destaca una sección de la muralla del siglo XVII. FOTO: DENIS GLIKSMAN, INRAP

Fuente: ALEC FORSSMANN NATIONAL GEOGRAPHIC
21 de agosto de 2017

Desde abril hasta junio de 2017, un equipo del Instituto Nacional de Investigaciones Arqueológicas Preventivas (INRAP) de Francia ha revelado los restos de una cantera griega en Marsella, en una parcela de 4.200 m² en el Boulevard de la Corderie, según informó la semana pasada el INRAP. Los vestigios, bien conservados, corresponden a una cantera griega del siglo VI a.C., cuando la ciudad era conocida como Massalia por los griegos.

Marsella fue fundada por marineros griegos de la ciudad de Focea (en la actual Turquía) alrededor del año 600 a.C. Los foceos colonizaron la zona y explotaron sus recursos naturales, entre ellos la piedra caliza, que emplearon para construir la ciudad. La cantera fue explotada durante varias décadas hasta el primer cuarto del siglo V a.C., cuando fue abandonada y rellenada. Los arqueólogos han hallado evidencias de una actividad dedicada a la construcción de sarcófagos, algunos de los cuales quedaron abandonados en la cantera. Durante el siglo II a.C. se reanudó la extracción de piedra caliza, pero en una brecha diferente. Varios bloques totalmente tallados fueron abandonados en el lugar debido a los defectos de la roca, pues no debía de ser apta para construcciones monumentales.

Sarcófago abandonado. Sarcófago abandonado en la cantera a comienzos del siglo V a.C. El sarcófago fue tallado y ahuecado, pero no fue separado de la roca. FOTO: DENIS GLIKSMAN, INRAP

 

Aparente desorganización. Los trabajos en la cantera se adaptaron a los numerosos defectos de la roca, de ahí la aparente desorganización de los cortes. FOTO: DENIS GLIKSMAN, INRAP

 

Rocas trabajadas con una escoda. Las rocas muestran indicios de haber sido trabajadas con una escoda, una herramienta con forma de martillo pero con corte en ambos lados. FOTO: DENIS GLIKSMAN, INRAP

 

Sarcófagos abandonados. Dos sarcófagos inacabados y abandonados en la cantera griega. FOTO: DENIS GLIKSMAN, INRAP

 

Explotada durante décadas. La cantera griega de Massalia fue explotada desde el siglo VI a.C. hasta el primer cuarto del siglo V a.C., cuando fue abandonada y rellenada. FFOTO: DENIS GLIKSMAN, INRAP

 

21 agosto 2017 at 2:06 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente