Posts filed under ‘Literatura’

Nuestro Apolo y nuestro Dioniso. Luto en la Tierra y en Macondo

Artículo de Jorge Volpi publicado hoy en EL PAÍS en el que el escritor mexicano recuerda las figuras de Jorge Luis Borges y Gabriel García Márquez como los dos escritores más influyentes y poderosos de nuestra lengua

GGM

Foto tomada en 1982 por Rodrigo García a sus padres, Gabriel y Mercedes, al conocer la noticia de la concesión a este del Premio Nobel

Una vez que se extingan las ceremonias fúnebres y se adormezca el duelo, que se agoten los homenajes y las exequias, y se desdoren las figuras públicas y se olviden las antipatías abruptas o las declaraciones estertóreas, se volverá una convicción natural lo que algunos han vaticinado desde hace décadas: que los dos colosos surgidos de esa brillantísima Edad de Oro de la narrativa latinoamericana que se prolongó durante la segunda mitad del siglo XX fueron Jorge Luis Borges y Gabriel García Márquez. Los dos escritores más influyentes y poderosos de nuestra región y nuestra lengua. Los dos más admirados e imitados en el orbe. En ese juego de dualidades que tanto nos gusta, nuestro Platón y nuestro Aristóteles. O, mejor, nuestro Apolo y nuestro Dioniso.

Sin duda fueron acompañados por una asombrosa cohorte de titanes, con poéticas al gusto de cada uno, de Rulfo a Vargas Llosa, de Donoso a Fuentes, de Sábato a Ibargüengoitia, de Ribeyro a Cortázar, pero las voces más oídas, más singulares, más originales —si entendemos por originalidad una mutación insólita entre las enseñanzas del pasado y la serena rivalidad con sus contemporáneos— fueron las del poeta y cuentista argentino y las del cuentista y novelista colombiano, suma de todos los esfuerzos que los precedieron, de Machado de Assis y Jorge Isaacs a Macedonio Fernández y Alfonso Reyes, y umbrales de todos aquellos que los han seguido, de Roberto Bolaño a quienes hoy publican, a su sombra, sus primeros libros.

A la distancia no podrían parecer más contrarios, más distantes. De un lado, el escritor ciego y puntilloso, tan acerado como melancólico, hierático hasta casi fungir como profeta, dueño de un sutilísimo humor aún malentendido, el hombre cercano —a su pesar— a la derecha, el vate unánimemente venerado que jamás recibiría el Nobel. Del otro, el escritor jacarandoso y bullanguero, tan dotado para desenrollar la sintaxis como para reconducir los mitos, sonriente hasta convertirse en amigo de todas las familias —esas que sin conocerlo hoy sin pudor lo llaman Gabo—, el hombre cercano a la izquierda y a Fidel Castro, el bardo unánimemente adorado que recibió el Nobel más joven que ningún otro en América Latina.

Sí: en lontananza encarnan vías antagónicas. Borges es, evidentemente, el apolíneo. El escultor que pule cada arista y cada ángulo. El prestidigitador que obsesivamente trastoca cada adjetivo y cada adverbio. El criminal que siempre esconde la mano. El modesto anciano que odia los espejos y la cópula y sin embargo multiplica los Borges a puñados. El detective que en su búsqueda esconde que al mismo tiempo es el criminal. El filósofo nominalista y el físico cuántico que se pierde en la Enciclopedia. El autor de las paradojas y bucles más aventajado desde Zenón. García Márquez es, en cambio, el dionisíaco. El torrencial demiurgo de genealogías y prodigios. El audaz dispensador de metáforas y laberintos de palabras. El cartógrafo de la jungla y el cronista de nuestra circular cadena de infortunios. El ídolo sonriente que trasforma la Historia —y en especial la sórdida trama colombiana— en mil historias entrecruzadas, tan tiernas y atroces como inolvidables. El bailarín que, al conducirnos a la pista, nos obliga a seguir su hipnótico ritmo a rajatabla. El sagaz escriba que se burla de los tiranuelos con los que tanto ha convivido. El desmadrado cuentero que finge no seguir regla alguna fuera de su imaginación, excepto que las que él mismo se —y nos— impone.

Apolo y Dioniso. Y sin embargo estas dos vías, como ya apuntaba Nietzsche, no son excluyentes sino complementarias. Las dos mitades del mundo. De nuestro mundo. Para empezar, García Márquez no hubiese escrito como García Márquez sin aprender de Borges, su predecesor y su maestro. Y Borges no habría encontrado mejor continuador que este discípulo rejego, dispuesto no a copiar sus trucos o su doctrina sino a usarlos en su provecho para huir de la Academia y fundar una nueva, exitosísima escuela, el realismo mágico. Ninguno tiene la culpa, por supuesto, de su ingente legión de copistas: sus invenciones resultaban demasiado deslumbrantes como para que cientos de salteadores de caminos no quisieran agenciárselas.

Los dos han sido justamente elevados a los altares. O, mejor aún, a los altares privados que cada uno erige en su hogar: son nuestros penates. Imposible no adorarlos y no querer, a la vez, descabezarlos. Imposible no aspirar a reiterar —Vargas Llosa dixit— su deicidio.

18 abril 2014 at 9:41 am Deja un comentario

Los romanos en Hispania

Rafael Fontán Barreiro. “Los romanos en Hispania” Ed. Edaf | SER Historia

Tras una larga guerra de conquista que Polibio calificó como “guerra de fuego” en alguna de sus fases, Augusto incorpora las Hispanias al imperio con todas sus consecuencias

romanos-HispaniaKapuscinsky y tantos otros afirman que lo que no se puede nombrar no existe. Los griegos nombraron las tierras y los paisajes y los romanos marcaron sus límites y erigieron una organización a su servicio. Con la aportación de los dos pueblos que protagonizaron la Antigüedad clásica hay que decir que se sentaron las bases de lo que hoy conocemos como Europa: tanto la Europa política —la Unión Europea— como la Europa de la cultura y su sociedad.

En las naves de los Escipiones que arribaron a las costas de Emporion en el año 218 a. C., llegaban a Iberia los ejércitos de Roma para tratar de controlar un nuevo territorio inicialmente buscado como objetivo militar por razones diversas y muy complejas, relacionadas con el control del Mediterráneo occidental que los cartagineses les disputaban. Encontraron entonces una tierra poblada por grupos diversos repartidos por su forma de vida en las dos zonas que separa la diagonal imaginaria nordeste-suroeste. Y unos inmensos recursos naturales que merecía la pena explotar.

En la franja ibera, al sur y al este, los romanos encontraron a un pueblo de prácticas urbanas y civilizadas que no tardó en asimilar la cultura que llegaba del otro lado del mar. Por eso fue fácil el primer contacto con Iberia. Sin embargo, solo tras una “guerra de fuego” que duró cerca de doscientos años fue posible la ocupación de la Península que completó Augusto pocos años antes de nuestra era.

Precisamente Augusto, el primero de los emperadores, cerradas las puertas de Jano, pudo desarrollar un programa exhaustivo de romanización en lo que ya eran las Hispanias. Como en otros puntos del imperio, Roma trataba ahora de extender el modelo urbano que constituye una de sus características, entendiendo la ciudad como el lugar donde residen los ciudadanos sujetos de derechos y obligaciones, en muchos casos similares a los actuales. El lugar que ofrece trabajo, ocio y seguridad a sus habitantes.

Con una organización provincial estricta, la legislación municipal establecía además la participación ciudadana basada en los tres pilares que habían sostenido a la República: una asamblea del pueblo, un senado, y unos magistrados elegidos anualmente. Es curioso, porque tal juego institucional había desaparecido del gobierno de la propia Roma.

Así fue como la población, concentrada seguramente en las ciudades cuyas ruinas podemos hoy admirar, se fue sintiendo poco a poco romana.

17 abril 2014 at 9:49 am Deja un comentario

Víctor Amela: “El amor de pareja nace en Roma con el ‘Ars amandi’ de Ovidio”

El periodista y escritor Victor Amela sostiene que el concepto de amor de pareja nace en Roma con el “Ars Amandi” del joven poeta Ovidio, “un manual que reivindica el placer de la mujer y rinde culto al orgasmo femenino por primera vez en la historia, hace ahora 2.000 años”

Víctor-Amela

Fotografía cedida por el periodista y escritor Víctor Amela, quien sostiene en su novela “Amor contra Roma” que el concepto de amor de pareja nace en Roma con el “Ars Amandi” del joven poeta Ovidio

“Antes del poeta Ovidio, el amor de pareja no existía y el hombre practicaba sus relaciones sexuales solo como engendrador o como violador”, dice Amela en una entrevista con EFE sobre su novela histórica “Amor contra Roma” (Ediciones B).

Para apoyar su teoria, Amela cita una de las frases escritas en el manual del amor de Ovidio, en el año 2 antes de Cristo, en el que se asegura que “el placer solo es completo cuando, a la vez, mujer y hombres, caen vencidos”.

Este “Ars Amandi” se centra en la Roma de la “Paz Augusta”, en la que los ciudadanos tenían que cumplir unas leyes muy estrictas de conducta por orden del emperador César Augusto: matrimonio obligatorio, sanciones por falta de hijos y criminalización del adulterio.

En contra de estas normas, aparece Publio Ovidio Nasón y su revolución sexual, lo que significa un peligro para el poder del emperador, ya que su propia hija, Julia, se erige en icono de los jóvenes de vida festiva y sensual y en supuesta amante de Ovidio.

El poder de Ovidio y el ánimo represor de Augusto complica la situación hasta tal punto que el emperador se verá obligado a desterrar a su hija Julia a la isla de Pandotaria, a su nieta Julilla a la isla Tremerius, y a exiliar al propio Ovidio, bajo confusas acusaciones.

“Frente a esta situación, aparece un poeta que arrasa con sus palabras y su revolución sexual y que amenaza el poder de Augusto, algo que el emperador no está dispuesto a consentir”, subraya el escritor, para quien en su novela “hay una lucha constante del poder contra la palabra”.

Así, en palabras de Augusto, “las mujeres que antes ponían sus úteros al servicio de Roma, ahora se desquician por el hechizo del “Ars Amandi”: ¡pronto Roma será ingobernable!”

En contraposición, Ovidio responde: “Mira, íbero, qué despropósito: Augusto logra la paz para Roma y la prosperidad y, cuando queremos disfrutarlas…¡nos castiga!. ¿para qué tanta paz? ¿Para matarnos de tedio?”.

Junto a los hechos históricos reales de la Roma de Augusto, Amela introduce un personaje de ficción, Urgídar, un joven íbero que permanece en Roma de los 18 a los 48 años, tras haber presenciado la eclosión de las nuevas relaciones sexuales de la sociedad romana, que derivarán en conjuras filosóficas, mágicas y políticas.

El periodista y escritor Víctor Amela (Barcelona, 1960), con raíces en Forcall por parte de su abuelo paterno, al pie de un yacimiento íbero-romano, confiesa que su pasión por la historia de Roma procede tanto de sus ancestros como de la serie televisiva “Yo Claudio”, basada en novelas de Robert Graves.

Fuente: EFE | Yahoo Noticias

13 abril 2014 at 9:14 pm Deja un comentario

“Atenas era una oligarquía; por eso es útil para comprender lo que hay tras la política”

Héctor G. Barnés | El Confidencial      03/04/2014

Luciano Canfora, el reconocido profesor de filología clásica de la Universidad de Bari, explica a raíz de la publicación de su último trabajo aquello que, a su juicio, debería recordarse de la Atenas clásica

Rafael-La-escuela-de-Atenas

‘La escuela de Atenas’, de Rafael Sanzio, es una celebración renacentista de la filosofía y ciencia de la Atenas clásica

“La lucha política abierta, el debate en público y el conflicto intelectual son la verdadera herencia de Atenas. Una herencia duradera, mucho más fecunda que la retórica banal omnipresente en la enseñanza escolar”. De esta manera, el veterano profesor de filología clásica de la Universidad de Bari Luciano Canfora explica a El Confidencial aquello que, a su juicio, debería recordarse de la Atenas clásica, principal protagonista de su último trabajo, El mundo de Atenas (Anagrama).

En él, el autor de La historia falsa (Capitán Swing) somete a escrutinio la actual capital del Ática para someter a prueba la idílica imagen que de ella se ha transmitido durante los últimos siglos, y revelar otra menos amable, donde la eliminación del enemigo político, la esclavitud o la concentración del poder eran mucho más habituales de los que sus defensores querrían creer. ¿De dónde surge tal mito? “Durante la Revolución Francesa, los políticos que se sentaban en la tribuna, los periodistas en la prensa y los profesores de los ‘colegios centrales’ volvían a menudo sobre las ‘repúblicas de la época grecorromana’ (Atenas, Esparta y Roma)”.

Canfora-El-mundo-de-AtenasSu conocimiento sobre la Antigüedad clásica era “superficial”, en palabras de Canfora, que recuerda que durante el siglo XIX, “se admiraba a Atenas por su literatura y no por su política”, con contadas excepciones como George Grote –autor de la Historia de Atenas– y sus adláteres. “Por el contrario, los historiadores conservadores o simplemente de derechas no dudaron en documentar aquello que consideraban como los desastres de la democracia ‘a lo Atenas’”.

Sin embargo, Canfora considera que esta visión apenas ha inspirado a los políticos modernos. “Es el caso de Ségolène Royale cuando era candidata a la presidencia de la República”, explica el historiador. “Ella había imaginado el sorteo de los representantes del pueblo ‘a la manera de Atenas’, pero todo el mundo se mofó de dicha propuesta”.

La fiesta de la democracia

Si hay algo que resulta particularmente problemático con el mito de Atenas es que, unido indefectiblemente a él, se encuentra el de la democracia, la forma de gobierno existente en la mayor parte de países desarrollados actuales. ¿Sigue siendo útil este mito, a pesar de sus debilidades? Canfora propone revertir dicha pregunta, al señalar que “el descubrimiento de la verdadera naturaleza oligárquica de la ‘democracia’ ateniense es de una utilidad máxima para comprender mejor aquello que se oculta entre los bastidores de nuestros sistemas políticos”.

Esta oligarquía de la que habla Canfora contrasta con los alrededor de 115.000 esclavos que pudieron llegar a formar parte de la servidumbre ateniense, y que carecían por completo de derechos civiles y políticos. Esclavos tanto por nacimiento como por sentencia, el historiador recuerda que en el siglo XIX Alexis de Tocqueville escribió en La democracia en América que  “Atenas, con su sufragio universal, no era más que una aristocracia amplia”. Algo refrendado por el marxista Vere Gordon Childe, autor de Qué sucedió en la historia, cuando en 1941 señaló que “el ‘pueblo’ ateniense no era otra cosa que una clase dominante bastante extensa y diversificada”.

Pensadores de escuelas e ideologías contrapuestas que, junto con el “elitista-radical” Max Weber, llegaron a una misma conclusión: el poder estaba en manos de los menos, que utilizaban a la mayoría en su provecho. A tal respecto, Canfora añade que “la esclavitud, al igual que la explotación de los aliados, se encontraba en la ‘base’ de la democracia ateniense, que derivó en su opuesto”.

Cómo se construye una falsa democracia

La maquinaria ideada por los gobernantes de Atenas entre la reforma de Clístenes en el 508 a.C. y la muerte de Sócrates en el 399 a.C., ha utilizado herramientas semejantes a las de las naciones modernas para construir su identidad y eliminar al disidente. En ese sentido, Canfora destaca que la derrota del Gran Rey Jerjes durante las Segundas Guerras Médicas “fue largamente explotada para legitimar el imperio, es decir, la dominación sobre los aliados”, que habían apoyado al persa durante la invasión de Atenas. “Los aliados fueron acusados de no reconocer su lealtad”.

Es en ese punto donde irrumpe Heródoto, uno de los más importantes historiadores de la Atenas clásica, a pesar de haber nacido en Halicarnaso (entonces bajo el poder del Gran Rey), señaló que “quien diga que los atenienses fueron los salvadores de Grecia no faltará a la verdad, pues la balanza se habría inclinado a cualquiera de los lados que ellos se hubieran vuelto. Habiendo decidido mantener libre a Grecia, ellos fueron quienes despertaron a todo el resto de Grecia que no favoreció a los persas y quienes, con ayuda de los dioses, rechazaron al Gran Rey”. En opinión de Canfora, “la legitimación más clara del ‘derecho del imperio’”. Una estrategia retórica que “se ha observado por parte de Estados Unidos o la URSS después de la Segunda Guerra Mundial”.

Luciano-Canfora

El historiador advierte que todo imperio repite estrategias semejantes, y que al igual que Atenas acababa con sus enemigos a través de la violencia física, el ostracismo, el exilio o el asesinato, este procedimiento ha sido imitado por Estados Unidos desde el siglo XIX. Ejemplo de ellos son las muertes de Lincoln, John Fitzgerald Kennedy o Martin Luther King, que tienen sus ecos en la eliminación de Efialtes, Hiparco, Androcles o Frínico. “La historia ‘retórico-oleográfica’ dice una cosa muy distinta”, advierte Canfora. “Lleva a cabo su trabajo, que es el de la falsificación”.

Una de las víctimas más célebres del sistema ateniense fue Sócrates, una eliminación “de naturaleza política bien conocida”, tal como puso de manifiesto su contemporáneo Polícrates en su panfleto Acusación contra Sócrates, en el que enumeraba, entre los debes del filósofo, haber educado como un “mal maestro” a Alcibíades y Critias, considerados como “dos enemigos de la democracia”. Por si fuera poco, Sócrates, como su discípulo Platón, “no escatimaron ninguna crítica ante los considerables inconvenientes de la democracia ateniense”, lo que condujo a su eliminación.

Esparta, los nazis y la democracia actual

Paralela a la idealización de Atenas se ha producido una caricaturización de Esparta como una sociedad militarizada, racista y violenta que, no obstante, no se corresponde por completo con la realidad. “Isócrates ya dijo que el verdadero sueño de la ‘igualdad’ se había producido en Esparta, aunque cambió de opinión varias veces a lo largo de su vida”, recuerda Canfora. “Lo que es remarcable es que Esparta era un modelo al menos para parte de la élite ateniense. Decían que se trataba de ‘la Constitución perfecta’, y a veces se vestían a la manera espartana”.

No obstante, la reivindicación tardía de la sociedad espartana, en cuanto estructura militarizada y “aparentemente racial”, por los jacobinos y, en el siglo XX, por ciertos dirigentes nazis, quizá hayan generado otro mito, en el sentido absolutamente opuesto del de Atenas, es decir, negativo y autoritario.

“Hace unos años, Gabriel García Márquez protestó contra el ‘fundamentalismo democrático’ de la prensa y otros centros del poder político-mediático en Occidente”, concluye Canfora, autor a la sazón de Exportar la libertad (Ariel), en el que denunciaba la intromisión de un país en territorio ajeno para extender su sistema político. “Tenía razón y la fórmula que ha adoptado como síntesis de la dictadura oculta que nos oprime me parece completamente eficaz”, explica el historiador, aludiendo a esa mentira inherente a un gran número de democracias.

3 abril 2014 at 2:05 pm Deja un comentario

Cuando los dioses del Olimpo eran superhéroes

  • Eddie Campbell planteó en ‘Baco’, una obra publicada originalmente entre 1995 y 2001, una relectura de la mitología clásica griega
  • Astiberri publicará por primera vez en España la obra íntegra en cinco tomos, y los dos primeros ya están a la venta

Baco-Campbell

Planteado al principio como un cómic de superhéroes donde son los dioses de la mitología griega los que escupen fuego, vuelan por ahí a lo loco y destrozan ciudades a su antojo, ‘Baco’ es una de las obras menos conocidas en España de Eddie Campbell, responsable junto a Alan Moore del tremendo ‘From Hell’ (Planeta DeAgostini, 2001), una visión densa y reveladora sobre la figura de Jack El Destripador.

El autor escocés, que el próximo año cumplirá los 60, aplaudido por la crítica gracias a un proyecto personal tan ambicioso como ‘Alec’ (Astiberri, 2010) y ganador de los premios Eisner, Ignatz y Harvey, editó originalmente esta serie entre 1995 y 2001 en 10 volúmenes. Hasta la fecha, a España sólo habían llegado los dos primeros, que sacó La Factoría de Ideas entre 2001 y 2002, hasta que Astiberri se ha embarcado en la tarea de publicar la obra al completo en cinco tomos, justo como el autor deseaba.

Las dos primeras entregas ya están a la venta y sirven para adelantar la riqueza e interés de un proyecto que su creador llegó a considerar menor dentro su historial, pero que con el tiempo se ha convertido en uno de sus trabajos más divertidos y valorados. “‘Bacchus’ lo hacía más por diversión, para mí era sólo un ‘comic book’. Fue ideado desde el principio como un panfleto, historias de 20 páginas. (…) Tenía que ganarme la vida, pero creo que al final se convirtió en algo más complejo y más interesante que un simple cómic de acción”, decía el artista en 2011 durante una extensa entrevista con ‘Entrecomics’.

Una visión transgresora de los mitos

En las páginas que escribe e ilustra el también autor de ‘Mi libro sobre el dinero. Esa cosa maravillosa y horrible’ (Astiberri, 2012), conocemos las andanzas de Baco, el dios del vino y de la juerga, hijo ilegítimo de Zeus (su madre era una mortal), un tipo ajado y descreído, que tiene 752 hijos “más o menos” desperdigados por el planeta y que ha vivido 4.000 años como si estuviera ciego de anfetas en el ‘after’ más chungo que pueda imaginarse. Una de sus primeras apariciones será en una delirante orgía con unos tipos muy peculiares en un antro solitario.

Sirven sus andanzas para ir recordando su pasado y, de paso, hacer una relectura de la historia clásica, no exenta de una mirada irónica, pero que también podría entenderse como una analogía crítica. Porque en esta serie, tras el sentido del humor y una aparente frivolidad, subyace un trasfondo libertario y antimaterialista, apoyado en un deseo de escapar de las normas sociales y en un certero reproche contra el ser humano, que está atrapado en esa “rueda que hace girar a la gente normal”. Al fin, en ‘Baco’, “la civilización es un gran cadáver, y ellos no hacen más que revolotear como moscas”.

Por eso no extraña que Teseo aparezca como un vividor mujeriego sin escrúpulos; Hermes es un matón sin alma, y Zeus una bestia poderosa, arrastrada por el vicio, que viola y maltrata a sus mujeres. Existe una dualidad al acercarse al protagonista, Baco, un viejo cínico y despreocupado, atormentado y con el corazón aguijonado. “Mi ideal es vivir como Baco”, se arranca El Abogado Simpson, una especie de Sancho Panza que acompaña al antihéroe y que cita por igual a Sófocles, a Oscar Wilde o a El Oso Yogui: “Él no tiene nada… sólo las ropas que lleva puestas, pero se siente tan cómodo en el mundo como un bebé chupando de la teta de la madre tierra”.

Dentro de un mundo sórdido y lujurioso

Verdadero creyente de la novela gráfica como un arte mayor, un objeto artístico, literario, inteligente y adulto que debería conservarse en las estanterías junto a las obras de Shakespeare, Campbell defiende que, a veces, es preferible apostar por la simplicidad en el dibujo para contar cosas profundas y conseguir una mayor implicación del lector. Y aunque en este caso su intención fuera probar suerte en el terreno del ‘comic book’, esta idea de cuidar con esmero el argumento está latente en cada viñeta.

El de ‘Baco’ es un universo sórdido y lujurioso, poblado por maleantes y repleto de suciedad, que el autor traslada a través de primeros planos de caras viciosas y líneas sensuales que contrastan con la brutalidad de algunas estampas, una negrura que en ocasiones (como sucedía en el blanco y negro de ‘From Hell’) recuerda a las ‘Pinturas negras’ de Goya. Conviven en la serie dos estilos: uno detallado, para el presente, y otro más simple, como el de una tira, cuando se trata de recuerdos/digresiones históricas sobre el Olimpo.

Así, junto a caricaturas expresionistas de trazo grueso hay escenas reducidas a un garabato sencillo, pero evocador. Tienen mucha fuerza las viñetas a página entera, como aquella en la que Zeus lucha semidesnudo contra el dios-río Asopo, donde la anatomía retorcida y en tensión de los dos colosos parece inspirada en el mito de Las Furias. Pero Campbell no es ajeno al espíritu del cómic alternativo y en ciertos pasajes (al final del segundo tomo, donde participa un solvente equipo de colaboradores dibujantes y guionistas, como Ilya y Wes Kublik) se deja arrastrar por una frenética aventura pop psicotrópica.

Sólo queda esperar con ansia la próxima entrega (todavía está sin confirmar la fecha de salida) y seguir descubriendo las aventuras de personajes tan fascinantes como El Niño Ojos, los Telquines (convertidos aquí en unos ‘brokers’ de lo más sibilinos) o la Sanguijuela Estigia en esta súper aventura mitológica donde la esquizofrenia, los excesos, lo erótico, lo perturbador y lo crítico conviven con reflexiones sobre la muerte y el alma y convencidas odas al vino, la calma y el placer.

Fuente: José Fajardo | EL MUNDO

22 marzo 2014 at 5:34 pm Deja un comentario

Michael Von Albrecht: ´En su tiempo, los clásicos eran literatura de consumo´

“Los estudios de música son una escuela de concentración y de autocrítica permanente”

von-Albrecht

El filólogo Michael von Albrecht. / lluis urbina

Considerado uno de los filólogos clásicos más reputados internacionalmente, Michael von Albrecht ha estado en España para asistir a la presentación de dos de sus libros: Virgilio y Grandes maestros de la prosa latina: de Catón a Apuleyo.

Hijo de un compositor, y estudiante de música en su juventud, está convencido de que poesía y música se sustentan mutuamente. Michael von Albrecht nació en Stuttgart y ha sido, durante mucho tiempo, profesor de la Universidad de Heidelberg. Sus traducciones de obras latinas, sobre todo de Virgilio y Ovidio, están consideradas modélicas, y así lo atestigua la concesión del premio Johan Heinrich Voss de Traducción en 2004.

-Poesía y música conviven y se sostienen una a la otra. En su Stuttgart natal usted estudió música. ¿Ayuda su condición de conocedor del mundo musical a la traducción de poetas latinos? ¿Le sirvieron esos estudios en su labor como filólogo?

-Los estudios de música son una escuela de concentración y de autocrítica permanente y, por eso, pueden servir de preparación para el estudio de todas las ciencias. En particular, para traducir textos poéticos es una ventaja tener un oído musical. Además, los criterios muy severos de exactitud y de pureza, indispensables en la música, sirven también en la labor filológica.

-¿Qué le hizo interesarse por el latín?

-Mi primer encuentro con el latín fue cuando tenía diez años y mi padre hablaba latín conmigo jugando. Cuando tenía once años me gustaron mucho las Metamorfosis de Ovidio.

-¿Cuál es la labor del traductor de unas obras tan emblemáticas, pero tan lejanas en el tiempo como los clásicos latinos?

-El traductor debe transformar el texto latino en un texto que se lea como si estuviese escrito en la lengua materna. Sin embargo, para conservar al máximo el sabor del original, tenemos que descubrir y activar todos los recursos que posee la lengua materna.

-¿Qué aportan los clásicos con respecto a la literatura más de consumo?

-En su tiempo, los clásicos eran literatura de consumo, pero de una calidad que no se agota nunca. Superaron la prueba más dura: no existía la imprenta, sobrevivían solo los libros que merecía la pena copiar a mano.

-Usted es partidario del método directo para la enseñanza del latín. Háblenos de ello.

-El latín es una lengua como las otras. Así pues, es natural hablarlo. Sin embargo, al estudiarlo, debemos combinar dos métodos. La gramática es muy importante; perfecciona la reflexión lingüística y, por eso, facilita además el aprendizaje de las lenguas modernas.

-Se queja de que se ha hecho del latín algo ajeno a la realidad, un simple objeto de estudio. ¿Cómo debería ser en su opinión el estudio de esta lengua clásica?

-La enseñanza ideal consiste en una combinación de los métodos directo y analítico. La base debe ser la lectura de textos no artificiales, sino de textos originales de gran importancia, aquellos que merece la pena recitar en voz alta y aprender de memoria.

-Hace tiempo que el latín está arrinconado en los planes de estudio en España, ¿qué opina de esta situación?

-Aunque tenemos pocas horas de latín, pienso que ya hemos pasado el fondo del valle. Veo que en España hay muchos profesores de instituto -y de universidad- que se interesan por el método directo y lo combinan con el estudio tradicional. El resultado es que la práctica del latín hablado ayuda, facilita y acelera el acceso a la lectura de los textos originales latinos.

-¿Qué les diría a quienes se empeñan en que esto sea así?

-Diría que quizás han olvidado que ellos mismos una vez aprendieron latín, y sin eso no habrían podido conseguir los empleos importantes que ocupan ahora.

-¿Qué puede aportar el latín en la formación del hombre?

-Primero, el latín, gracias a su estructura gramatical y lógica, representa un instrumento muy útil de formación; además la retórica latina es un instrumento excelente de autoeducación: ayuda a liberar la propia personalidad y, en una sociedad democrática, sirve para convencer a otros.

-Los romanos fueron los artífices del primer fenómeno de globalización de la historia ¿Qué aportó y qué queda hoy de esa lengua que introdujeron en su imperio y que se extendió por medio mundo?

-El latín sobrevive no solo en las lenguas románicas y en el inglés, sino también en casi todas las otras lenguas, especialmente en la terminología de las ciencias. La jurisprudencia en todos los países del mundo está siempre basada en el derecho romano y sus principios de humanidad.

-En poco más de un año, Editum ha publicado dos de sus obras más conocidas: Virgilio y Grandes maestros de la prosa latina: de Catón a Apuleyo, ¿qué le parecen estas ediciones? ¿Cómo le gustaría que fuesen recibidas por los interesados?

-Estoy entusiasmado con la traducción de Antonio Mauriz y con la espléndida introducción de mi admirada colega Francisca Moya del Baño. Mi único objetivo es invitar a mis lectores a leer y estudiar los grandes textos latinos con gusto.

-En el prólogo de Virgilio se pregunta: “¿Leer a Virgilio hoy en día?”. Yo le traslado una pregunta similar: ¿Leer latín hoy día?

-El latín no ha pasado de moda. Cada día vemos en todas las ciudades del mundo muchas inscripciones latinas. Además, utilizamos siempre palabras latinas, a menudo sin percibirlo. Si aprendemos el latín, conocemos mejor la lengua materna. Además, encontramos a los grandes espíritus de Europa y, al dialogar con ellos, nos conocemos mejor a nosotros mismos.

-Sus alumnos siempre han estado muy presentes en toda su actividad académica. El libro Grandes maestros de la prosa latina? está dedicado a ellos.

-He trabajado en muchos países muy a gusto con alumnos, estudiantes y profesores, y siempre he aprendido mucho de las preguntas que me hacían. Al inicio de cada lección resumía en latín el contenido de la precedente. Entre dos lecciones seguidas permitía siempre discusiones.

Fuente: Pascual Vera | La Opinión de A Coruña

19 febrero 2014 at 9:27 am 1 comentario

Michael von Albrecht, uno de los filólogos clásicos más reputados del mundo, presenta este miércoles su obra en la UMU

Uno de los filólogos clásicos más reputados internacionalmente presentará este miércoles, a las 19.30 horas, sus libros ‘Virgilio’ y ‘Grandes maestros de la prosa latina: de Catón a Apuleyo’, en el Hemiciclo de la Facultad de Letras del Campus de La Merced, según informaron fuentes de la institución docente en un comunicado.

En el acto, organizado por el Aula de Humanidades de la Universidad y Editum. Ediciones de la Universidad de Murcia, intervendrán, además del autor, el rector de la Universidad de Murcia José Antonio Cobacho; la profesora emérita de Filología Latina, Francisca Moya del Baño; el coordinador de EDITUM, Conrado Navalón Vila; el traductor de los volúmenes, Antonio Mauriz Martínez, y el director de la colección Editum Signos, Vicente Cervera Salinas.

Hijo de un compositor, y estudiante de música en su juventud, este filólogo está convencido de que poesía y música “se sustentan mutuamente”. Michael von Albrecht nació en Stuttgart y ha sido, durante mucho tiempo, profesor de la Universidad de Heid. Sus traducciones de obras latinas, sobre todo de Virgilio elberg y Ovidio, están consideradas “modélicas”, y así lo atestigua la concesión del premio Johan Heinrich Voss de Traducción en 2004.

Sus estudios de literatura romana y de literatura comparada, traducidas del alemán a lenguas tan diferentes como inglés, italiano, griego, ruso o húngaro han aportado luz a la época en la que se centran sus trabajos.

Fuente: EUROPA PRESS

12 febrero 2014 at 9:24 am Deja un comentario

Descubren dos poemas de Safo de Lesbos

Los papiros fueron entregados por un particular a un investigador de la Universidad de Oxford

Safo-de-Lesbos

Imagen de la poetisa griega Safo de Lesbos

Dos obras hasta ahora desconocidas de la poetisa Safo de Lesbos en el siglo VII han sido descubiertos, según informó ayer en su página web The Guardian. Uno de ellos es una obra prácticamente completa sobre sus hermanos, y otra, una pieza muy fragmentaria al parecer sobre el amor no correspondido.

Los poemas salieron a la luz cuando un coleccionista privado anónimo en Londres mostró un trozo de fragmento de papiro al doctor Dirk Obbink , un experto en papiros en la Universidad de Oxford.

Según Obbink, en un artículo que será publicado en la primavera, los poemas, conservados en el que probablemente sea un papiro del siglo III d.C , son «sin duda» fruto de la mano de Safo.

papiro-poema-safoNo solo los elementos del poema sino también la métrica y el dialecto en el que los poemas están escritos los vinculan con Safo. Sin embargo, el factor decisivo es una referencia a su hermano, Charaxos -cuya existencia durante mucho tiempo ha sido puesta en duda-.

Safo, que nació aproximadamente en el año 625 a. C., es conocida por el lirismo nostálgico de sus versos, a menudo dirigidos a las mujeres y las niñas. En ellos se trasluce una sensación agridulce de amores imposibles y la sensación de celos cuando ve el objeto de su obsesión a través de la habitación, hablando íntimamente con otra persona.

La poetisa era muy admirada en la antigüedad por sus delicados y apasionados versos. La única evidencia de su biografía ha sido rastreada a través de sus poemas, que añaden un conocimiento incompleto de su vida.

Los pocos poemas de los que se dispone de Safo, muchos de los cuales se perdieron a partir de la tradición manuscrita y no fueron cotejados y copiados por los monjes medievales, se han conservado por dos medios principales: ya sea a través de la cita por otros autores o mediante el descubrimiento de fragmentos escritos en papiro antiguo, como es este caso. Después de este descubrimiento aún existe la esperanza de que salgan a la luz alguno más de sus textos. La edición de hoy de The Guardian, ofrece una traducción (en inglés) de uno de los dos poemas encontrados.

Fuente: ABC

30 enero 2014 at 6:21 pm Deja un comentario

Se publica en España “Bestiario o cortejo de Orfeo”, de Apollinaire

Se ha optado por una edición bilingüe dar la oportunidad a quienes hablan francés de leer la obra en su idioma original

Apollinaire

Retrato de Apollinaire, obra de Picasso de 1916

Cien años después de ser editado en Francia con serigrafías de Raoul Dufy, el ‘Bestiario o cortejo de Orfeo’, un célebre poemario de Guillaume Apollinaire se ha publicado en España con las ilustraciones multicolor de Miguel Ángel Moreno Gómez.

Se trata del primer título del nuevo sello creado por la editorial Eulequia, Círculo d’Escritores, cuya misión es dar cabida a obras de clásicos del siglo XX que han desaparecido de las librerías.

Convencidos de que los versos de Apollinaire suenan ante todo en su idioma original, los responsables del nuevo sello han decidido dar la oportunidad a quienes hablan francés de leerlos en su idioma original y se ha optado por una edición bilingüe.

Al igual que en la primera edición del ‘Bestiario’, que data de 1911, Círculo d’Escritores ha intentado conjugar la poesía con la imagen. Así, las ilustraciones de Moreno Gómez buscan complementar la imagen poética, pero no representan al animal que da título al poema sino que hacen analogía con algún elemento del texto. De esta forma, según los editores, se forma un conjunto único donde el dibujo se comprende sólo con la lectura completa del poema.

Todos los dibujos que acompañan los poemas de Apollinaire fueron creados por Moreno Gómez en Odessa, ciudad marítima del Mar Negro en la que vivió de 2003 a 2012. Esa estancia, así como una anterior en Estambul (1976-1980), da a su obra artística una fuerte influencia del arte bizantino y de las miniaturas persas.

Por las 68 páginas de ‘Bestiario o cortejo de Orfeo (de Odessa)’ desfilan desde personajes como Orfeo, Ibis, Medusa o Sirenas hasta animales como una tortuga, un león, un pulpo, una langosta, un búho o una mosca.

Este poemario de Apollinaire se inscribe en la larguísima tradición de los bestiarios que arrancan en el siglo III, con la obra griega ‘Physiologus’ sobre maravillas y prodigios de la naturaleza, y alcanza su máximo apogeo con los bestiarios medievales y los libros de emblemas renacentistas.

Fuente: EFE | El Mundo

2 enero 2014 at 3:21 pm Deja un comentario

Los secretos que revelan los papiros de Herculano

La exhibición de 2013 en el Museo Británico dedicada a las ciudades romanas de Pompeya y Herculano, enterradas bajo las cenizas durante una erupción del monte Vesubio, fue un éxito. ¿Habrá bajo tierra tesoros aún mayores, incluidas obras perdidas de la literatura clásica?

scroll_villa_papyri

Durante siglos, los académicos han buscado trabajos perdidos de literatura antigua griega y latina. En el Renacimiento, se encontraron libros en bibliotecas monásticas. A fines del Siglo XIX se hallaron rollos de papiro en las arenas de Egipto. Pero únicamente en Herculano -sur de Italia- se ha descubierto una biblioteca entera del antiguo Mediterráneo.

Antes de la catástrofe ocurrida en el año 79 después de Cristo, Herculano era un elegante balneario en la Bahía de Nápoles, donde muchas familias importantes de Roma descansaban y se recuperaban durante el verano.

Allí también exhibían su superioridad cultural los romanos más ricos, como Lucio Calpurnio Pisón, suegro de Julio César.

Pisón construyó un palacio de más 220 metros de ancho. Cuando fue excavado a mediados del Siglo XVIII, tenía más de 80 estatuas de bronce y mármol de calidad óptima.

Cuando quiso hacer alarde cultural, Jean Paul Getty copió la villa de Pisón para su propio museo Getty en Malibú, California.

getty_villa

Getty reprodujo el esplendor de la Roma imperial en su palacete de California

La gran villa de Pisón, conocida como la Villa de los Papiros, también contiene la única biblioteca sobreviviente del mundo clásico. Es una colección relativamente pequeña, de unos 2.000 rollos, que la erupción casi destruyó pero preservó simultáneamente.

Una explosión de gas del volcán a 400°C carbonizó los rollos de papiro, antes de que la ciudad quedase enterrada bajo una fina ceniza volcánica que después se enfrió y solidificó.

Desafortunados papiros

Cuando los excavadores y cazadores de tesoros exploraron la villa en el Siglo XVIII, confundieron los rollos con trozos de carbón y troncos quemados. Usaron algunos como antorchas.

herculaneum

Una vez que se dieron cuenta de lo que eran, el desafío fue ver cómo abrirlos.

Algunos fueron cortados con un cuchillo de carnicero, con resultados predecibles y lamentables. Un curador del Vaticano, Antonio Piaggio (1713-1796), inventó una máquina para abrirlos delicadamente. Pero era una labor lenta: tomó cuatro años desenrollar el primero. Y los rollos tendían a despedazarse.

Los fragmentos obtenidos con la máquina de Piaggio eran frágiles y difíciles de leer. “Son negros como un periódico quemado”, dice Dirk Obbink, catedrático en papirología en la Universidad de Oxford, en Reino Unido, que trabaja con los papiros de Herculano desde 1983.

Bajo la luz normal el papel chamuscado luce “negro brilloso”, relata, mientras que “la tinta es color negro opaco y tornasolado”.

Leerlo “no es muy agradable”, agrega. De hecho, cuando Obbink comenzó a trabajar con ellos, los fragmentos eran terriblemente difíciles de leer. En algunas piezas no se distingue nada. En otras, se pueden identificar pocas letras con microscopios y movimientos continuos para darles luz.

Mientras, los fragmentos se destrozan. “Al final, había polvo negro sobre la mesa. No quería ni respirar”.

papyrus_good_king

Sección de “Sobre el buen rey”, de Filodemo de Gadara, en luz normal

Se hizo la luz

Esto comenzó a cambiar hace 15 años.

En 1999, científicos de la Universidad Brigham Young, en Estados Unidos, examinaron los papiros con luz infrarroja. A una longitud de onda de 700-900 nanómetros, fue posible lograr un buen contraste entre papel y tinta. Empezaron a aparecer las letras. En lugar de tinta negra sobre papel negro, veían líneas negras en un fondo gris pálido.

La capacidad de los académicos de rearmar los textos mejoró notablemente. “La mayoría de nuestras lecturas previas eran erróneas”, señala Obbink. “No lo podíamos creer. Estábamos ‘cegados’ por las lecturas reales. El texto no era lo que pensábamos y ahora tenía sentido”.

papyrus_good_king_infrared

…y el mismo rollo visto con luz infrarroja multiespectral. Hay cuatro columnas de texto, con muchos espacios

En 2008, se logró otro avance por medio de imágenes multiespectrales. En vez de tomar una sola imagen de un fragmento de papiro con luz infrarroja (a 800 nanómetros), la nueva tecnología toma 16 imágenes diferentes de cada fragmento a distintos niveles de luz y crea una imagen compuesta.

Con esta técnica, Obbink no sólo busca aclarar las viejas imágenes infrarrojas, sino mirar nuevamente fragmentos previamente imposibles de leer. El detalle de las nuevas imágenes es tan bueno que se puede comparar fácilmente la escritura entre fragmentos, lo cual debería ayudar a reconstruir los textos perdidos de varios fragmentos huérfanos.

¿Qué han logrado descifrar? ¿Los poemas perdidos de Safo, más de 100 obras de Sófocles o los diálogos perdidos de Aristóteles? Bueno, no exactamente.

Pese a haber hallado material en Italia, casi todo lo recuperado está en griego. Tal vez el hallazgo más notable sea un tercio de “Sobre la Naturaleza”, obra perdida del filósofo Epicuro.

Pero muchos de los textos surgidos hasta ahora son de un seguidor de Epicuro: el filósofo y poeta Filodemo de Gadara, quien se cree murió en Herculano entre 40 y 35 a.C. Tantas de sus obras están presentes y duplicadas, que David Sider, profesor de la Universidad de Nueva York, Estados Unidos, cree que lo que se ha encontrado hasta ahora es la biblioteca de Filodemo, cuyo patrón era Pisón.

No se han desenrollado todos los rollos de la villa y, debido al daño que sufren en el proceso, el trabajo está suspendido. ¿Sería posible leerlos virtualmente, sin desenrollarlos?

En 2009, dos rollos de Herculano sin abrir, pertenecientes al Instituto de Francia en París, fueron escaneados en un tomógrafo computarizado, empleado normalmente en procedimientos médicos. La máquina, que puede distinguir tejidos corporales y producir una imagen detallada de los órganos internos, revelaría potencialmente la superficie interna del rollo.

Fue una tarea inmensamente difícil, porque estaba bien enrollado y arrugado.

“No pudimos desenvolver numerosas secciones del rollo y aplanarlas en imágenes bidimensionales; se ve claramente la estructura del papiro: fibras y arena”, comenta el doctor Brent Seales, profesor de informática de la Universidad de Kentucky, EE.UU., que encabezó el esfuerzo.

scroll_x_rays

Pero la máquina no pudo distinguir “la química de la tinta de la del papel”, dice. Desafortunadamente la tinta antigua no contiene metal.

Seales continúa analizando datos producidos por la tomografía de 2009. También empezó a probar una nueva forma de leer los rollos, usando un haz de un acelerador de partículas.

Otros están más preocupados porque haya más rollos por descubrir en la villa.

Richard Janko, profesor de estudios clásicos en la Universidad de Michigan, está “bastante seguro de que hay más”.

Primero, la villa perteneció a los aristócratas romanos Lucio Calpurnio Pisón y su hijo homónimo, de modo que según Janko habría una biblioteca latina, así como la griega ya descubierta.

Segundo, afirma que la villa no era meramente una residencia vacacional, sino un mouseion, una especie de museo para mostrar una colección de espectaculares obras de arte y literatura. Si este mouseion tuvo literatura para comparar sus esculturas, deberíamos esperar algo más impresionante que las obras de un filósofo secundario como Filodemo. Incluso una edición temprana de la Eneida, ya que Virgilio y Filodemo se conocieron.

Tercero, los rollos aparecieron en varios lugares de la villa. Aunque algunos estaban en estantes y armarios, otros estaban apilados en el suelo y empacados en cilindros (capsae) en los que los transportaban. ¿Los llevarían de otra parte desconocida del edificio, donde hay más rollos?

lasers_scrolls

Robert Fowler, profesor de la Universidad de Bristol, Reino Unido, puntualiza que cerca del cuarto donde encontraron muchos de los rollos -y en el mismo nivel- hay una sección sin excavar.

El ingeniero suizo Karl Weber, que encabezó la excavación de la villa en la década de 1750, “fue derrotado por la naturaleza del material en el sitio adyacente a los rollos encontrados”, dice.

La villa también tiene tres niveles. Sólo el superior ha sido sustancialmente explorado hasta ahora, pero en la década de 1990 quedaron parcialmente reveladas otras dos capas. En el piso medio, los arqueólogos descubrieron una gama de habitaciones bien amobladas con vista al mar, algunas de las cuales fueron abiertas. ¿Guardarían allí lo mejor?

Hasta ahora, tenemos conjeturas. Sólo la excavación dará pruebas. Pero Fowler aún espera que la villa contenga una “bonanza” literaria. Está seguro que algún día podremos releer los antiguos rollos.

Las autoridades italianas se resisten a permitir más excavaciones, argumentando que perjudican a los residentes de la moderna ciudad de Ercolano, construida literalmente sobre Herculano. También expresan que quedan sin leer entre 300 y 400 de los rollos originales.

Entretanto, Fowler intenta mantener la presión. Considera que quizás tengamos 10% de las grandes obras de la literatura clásica, así que cualquier probabilidad de recuperar el resto es preciosa.

“Imagínese que hubieran dos obras de Shakespeare que nunca hemos leído y que se creen bajo tierra en un lugar particular: ¿cree que cuestionaríamos la decisión de excavarla? ¿Dudaríamos?”.

Y si necesitáramos otra razón para apurarnos, siempre está el volcán. El Vesubio ha entrado en erupción varias veces en los últimos 200 años, la última en 1944. Como indica Janko, otra gran erupción podría acabar con nuestra oportunidad de recuperar esa antigua literatura para siempre.

Bibliotecas perdidas

  • Durante el período helenístico (323 a 31 antes de Cristo) hubo varias bibliotecas importantes en el mundo Mediterráneo, siendo la mayor la de Alejandría, establecida alrededor del año 300 a.C., dañada en 48 a.C. y probablemente destruida en tiempos del emperador romano Aureliano (270 a 275 después de Cristo).
  • La más cercana rival de Alejandría fue la biblioteca de Pérgamo, en lo que hoy es Turquía.
  • La conquista romana del reino de Macedonia en 168 a.C. condujo a la incautación de su biblioteca imperial, que fue trasladada a Roma.
  • Durante el Imperio Romano, se construyeron grandes bibliotecas en Roma, generalmente con edificios separados para obras en latín y griego; un catálogo de edificios de Roma desde 350 d.C., 60 años antes de que la ciudad fuera incendiada y saqueada por los visigodos, enumera 29 bibliotecas públicas en la ciudad, todas perdidas ahora.

Obras perdidas

Tenemos quizás solamente un 10% de las principales obras de la literatura clásica, según Robert Fowler. La mayoría de los trabajos en casi todos los géneros se ha perdido. Las obras perdidas que sueña con hallar incluyen:

  • Esquilo: sólo sobreviven siete de sus 80 obras.
  • Aristófanes: sobreviven 11 de sus 40 obras.
  • Quinto Ennio: su poema épico “Annales”, está casi enteramente perdido.
  • Eurípides: 18 de sus 90 obras sobreviven.
  • Tito Livio: tres cuartas partes de su “Historia de Roma” están perdidas.
  • Safo de Lesbos: la mayor parte de sus nueve libros de poemas líricos está perdida.
  • Sófocles: sólo sobreviven siete obras enteras de las 120 que escribió.

Fuente: Robin Banerji | BBC Mundo

28 diciembre 2013 at 6:25 pm 2 comentarios

Entradas antiguas


logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

FriendFeed

View my FriendFeed

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

abril 2014
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
adultfreindfinder contadores para web Noticias sites

Archivos

RSS Elementos compartidos

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.388 seguidores