Posts filed under ‘arqueología’

Descubierta la tumba del patrocinador de los espectáculos de gladiadores en Pompeya

La tumba hallada, que se encuentra próxima a Porta Stabia, pertenece casi con toda seguridad a Gneo Aleyo Nigidio Mayo, un ilustre personaje conocido por ser uno de los mayores financiadores de espectáculos de gladiadores de Pompeya

Fuente: ANTONIO FERRARA La Repubblica
26 de julio de 2017

En el transcurso de los trabajos llevados a cabo para fijar los cimientos de los edificios de San Paolino, a las afueras de Porta Stabia en Pompeya, en el ámbito de la actuación número 39 del Gran Proyecto Pompeya, los arqueólogos dirigidos por Massimo Osanna han hallado la tumba de un prominente personaje de la ciudad romana, casi con toda seguridad Gneo Aleyo Nigidio Mayo, conocido por ser uno de los principales financiadores de los espectáculos de gladiadores que tuvieron lugar en la ciudad romana en el interior del anfiteatro de 20.000 asientos. A esta tumba pertenecía el gran friso con escenas de gladiadores que se conserva en los depósitos del Museo Arqueológico de Nápoles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

26 julio 2017 at 1:16 pm Deja un comentario

Caraca empieza a ver la luz

Nueve peones junto a un equipo multidisciplinar de arqueólogos trabajan en la que fue antigua ciudad romana que citaron Ptolomeo y Plutarco. La zona, en Driebes, localidad de Guadalajara, presenta ya dos catas a cielo abierto en lo que fue el cardo y el decumano, las dos vías principales de la población.

El equipo trabaja en el pueblo de Driebes a unas altísimas temperaturas. Luis Díaz

Fuente: G. Núñez / J. Ors >  Driebes (Guadalajara)  |  LA RAZÓN
25 de julio de 2017

Subiendo una trocha inclinada entre matorrales y peñascos –la antigua calzada que unía Complutum y Cartago Nova, de hecho–, a pleno sol y lejos de toda población, cualquiera diría que hemos perdido la cabeza. Pero allá arriba, nos dicen, se encuentra la antigua ciudad romana de Caraca, citada por Ptolomeo y Plutarco, equidistante, según el Anónimo de Ravenna, de Complutum y Segóbriga. Este páramo fue antaño transitado y habitado por mercaderes y soldados, ganaderos y agricultores, ciudadanos del Imperio, y antes aun por los beligerantes carpetanos, que vendieron cara su derrota ante las legiones romanas. En algún momento del siglo II d.C, la maleza comenzó a tejerse sobre este lugar habitado desde finales de la Edad del Bronce y el ruido de carros sobre el empedrado cesó para siempre. Un paso más y ya divisamos la explanada de Caraca, con las ruinas de la ermita de la Virgen de la Muela coronando su punto más elevado. Este terreno baldío con vistas al Tajo y a una buena porción de la provincia de Guadalajara fue, un día, un importante nodo de comunicación del mayor Imperio de la Antigüedad. A simple vista cuesta creerlo. Pero lo que hay aquí abajo puede cambiar los libros de historia.

Con ese gusanillo en el estómago de hincarle el diente a un trozo de Hispania ignoto trabajan desde el lunes pasado (y así será a lo largo de un mes) 9 peones y todo un equipo multidisciplinar de expertos encabezado por los arqueólogos de la UNED Emilio Gamo y Javier Fernández. El objetivo es sacar a la luz de este sol inclemente de julio algo que se viene sospechando desde hace 70 años y que empezó a cobrar forma sobre el papel con los estudios con georradar 3D y drones emprendidos hace un año: que bajo este paraje se esconde Caraca, la que sería la primera ciudad romana de Guadalajara de la que tendríamos constancia. «Ese es el objetivo de la excavación: comprobar los datos de prospección. Para ello se han planteado una serie de catas que persiguen ver los aspectos de estratigrafía de la ciudad, la evolución urbana del cerro, excavar parte del foro y comprobar que se trata de una ciudad jurídicamente promocionada durante la época romana», explica Gamo.

Por el momento, Caraca ya presenta dos catas a cielo abierto que hurgan en los que antaño fue el cardo y el decumano, las dos vías principales de toda población romana, que confluyen en el foro. La presencia de éste y de un senado local confirmarían el estatus de esta localidad dentro de la vasta administración del Imperio. Caraca sería así una ciudad de rango medio pero de importancia capital en las vías de comunicación y el comercio de la época. El lapis especularis (o espejuelo, una especie de yeso) y el esparto habrían cimentado el auge mercantil de la zona, así como su ubicación estratégica a los pies del Tajo y en una colina que domina un vasto territorio propicio para la actividad agropecuaria. «Realmente las expectativas de la campaña son buenas –señala Gamo–. Los resultados serán interesantes a nivel científico aunque aún es difícil aventurar conclusiones sobre los restos. Van apareciendo estructuras, pero no podemos aportar todavía ninguna interpretación hasta que las hayamos terminado, porque con la evolución de la excavación puede variar su significado».

Terreno virgen

Hay que llegar hasta abajo y luego recomponer el puzzle de la historia pero el proceso resulta apasionante para el arqueólogo Saúl Martín: «Personalmente es un sueño. Es fantástico poder trabajar en un terreno virgen como éste, empezando de cero. Existen yacimientos cerca de aquí pero se han excavado hace tiempo. Aquí todo es nuevo». Caraca está por hacer, por rehacer. Un sillar, un trozo de cerámica, un hueso devuelven la vida a estas calles atrapadas por el sedimento, explican quienes fueron nuestros «tatarabuelos», por qué habitaron ésta y no la colina de al lado. Es fundamental documentar, fotografiar y catalogar cada indicio. «Un día de excavaciones en el campo se traducen en cuatro o cinco de laboratorio», explica Martín. Y así, entre el trabajo de campo y el estudio pormenorizado, los expertos pretenden certificar que Caraca alcanzó el estatus de ciudad del Imperio. «Existe un acueducto de tres kilómetros del que solo quedan 130 metros, pero esta estructura da la importancia que tenía el núcleo urbano –detalla Gamo–. La excavación se centra en ese núcleo porque deseamos conocer su evolución. Por eso son relevantes las estructuras del foro, que es el centro administrativo de una ciudad romana y porque éstas estaban dirigidas hacia una finalidad. El espacio público en las ciudades romanas es interesante porque aporta la fecha en que es promocionada jurídicamente y por lo que llegó a ser una ciudad romana». A unos seis kilómetros de la localidad de Driebes, por caminos paralelos al Canal de Estremera, picar piedra en pleno verano en esta colina sin sombra alguna, se antoja una tarea desagradable. «Lo que hay que hacer es tomar mucha agua y echarse crema cada dos horas. Lo peor fue un día en que se levantó un siroco tremendo, como si fuese el desierto», explica el arqueólogo David Álvarez.

Dinamizar la zona

Los próximos días auguran temperaturas todavía más altas. «Pero tenemos mucho apoyo de la población local», apunta Martín, a lo que Gamo añade: «Hemos encontrado la disposición de la localidad, del Ayuntamiento de Driebes, de los propietarios y de la Junta de Castilla-La Mancha. Además, la asociación de amigos del Museo de Guadalajara y la asociación de mujeres de Brea del Tajo han apoyado la excavación». Todo el entorno ha vuelto los ojos hacia este enclave desde que se confirmaran las teorías académicas. Muchos ven en Caraca una posibilidad de dinamización turística de la zona. Queda mucho por recorrer pero quizás en un plazo no muy lejano de tiempo este lugar que antes sólo era conocido por la población local pase a ser visitable y permita conocernos mejor sobre el terreno.

Y es que en las eras de Caraca están impresas las huellas de varios milenios de civilización, de incontables generaciones que nos precedieron. Este yacimiento, habitado desde el año 1.000 antes de Cristo, revelaría no sólo el paso de los romanos por Guadalajara sino que contiene valiosa información sobre los carpetanos, el pueblo que habitó esta zona antes de la llegada de los soldados del Imperio. Eso sí, la villa carpetana se halla bajo la urbe romana, que sigue siendo la prioridad de esta campaña y seguramente de las venideras: «A priori no sabemos el estado de la estratigrafía y cómo la superposición de edificios de cada época ha afectado a los restos más antiguos, que son los carpetanos, porque la cimentación romana puede haber afectado. En este momento estamos centrados en la ciudad romana y ver su secuencia es el objetivo de la campaña», precisa Gamo. Por ahora, el signo más evidente de construcción sigue siendo la ermita derruida del siglo XVI, pero Caraca empieza a mostrar su esqueleto a medida que pasan los días. Y Driebes quiere mostrar al mundo la fotografía que aquí se está revelando. Por eso, el próximo día 3 de agosto se celebrará una jornada de puertas abiertas en la zona de prospección, con visitas guiadas para explicar la importancia de los trabajos. Para entonces ya lucirá a cielo abierto la tercera y última cata prevista. «Confiamos en que lo que encontremos se corresponda con lo que vimos con el georradar», concluye Gamo. Hacia finales de agosto, los expertos, una vez evaluados los restos hallados, podrán hacer hablar a las piedras y revelar cómo se gestó, cómo creció, cómo se consolidó y hasta cómo desapareció Caraca. A partir de ese momento comenzarán a cobrar sentido también las referencias de Ptolomeo y Plutarco, quien hablaba de aquellos pobladores localizados al borde del Tajo que vivían «en un grande y elevado monte que tenía muchas cuevas y agujeros vueltos todos hacia Septentrión». Esas palabras, que volvieron a sonar en la zona desde que en 1945 se hallara el tesorillo que se conserva en el Museo Arqueológico de Madrid, espolearon a Gamo y Fernández en la búsqueda de una ciudad que se daba por perdida. Una urbe que duerme bajo kilómetros cúbicos de sedimento, a pleno sol, para recordarnos el viejo adagio funerario: «Lo que sois fuimos, lo que somos seréis».

 

26 julio 2017 at 10:44 am Deja un comentario

El Coliseo será un parque arqueológico y podrá tener un director extranjero

El Coliseo y su zona circundante será un nuevo parque arqueológico con mayor autonomía en su gestión respecto al Ayuntamiento de Roma y podrá ser dirigido por un extranjero, una medida que anunció hoy el Ministerio de Bienes Culturales.

Vista del Coliseo desde la “Viña Barberini”, desde el Palatino Romano. EFE/Archivo

Fuente: EFE  |  LA VANGUARDIA
25 de julio de 2017

El nuevo parque arqueológico no solo incluirá el monumento italiano más conocido en el mundo, sino otras 78 hectáreas de terreno que incluyen los Foros, el Palatino o la Domus Aurea, entre otros lugares históricos.

Esa declaración de parque arqueológico ha enfrentado al ministerio y al ayuntamiento, que llegó a los tribunales para suspender esa decisión, pero ahora el Consejo de Estado ha anulado la sentencia del Tribunal Administrativo Regional del Lacio que falló a favor del recurso presentado por la alcaldesa de la capital, Virginia Raggi.

El ministro de Cultura, Dario Franceschini, señaló hoy, en una rueda de presa, que el Consejo de Estado ha considerado válido el acuerdo de valorización del área arqueológica central de Roma al que llegó en abril de 2015 con el entonces alcalde de Roma Ignazio Marino.

Franceschini consideró “muy relevante” la creación del parque arqueológico del Coliseo, porque se unirá a un sistema “ya experimentado”, que es “muy apreciado tanto en el extranjero como dentro del país” y que ha supuesto una reforma “de verdad”.

A pesar de que Franceschini (Partido Demócrata, en el Gobierno) rechazó calificar el conflicto con el Ayuntamiento de Roma (gobernado por el Movimiento Cinco Estrellas) de “político”, sí expresó su extrañeza por que el Coliseo no estuviera entre los 31 parques arqueológicos nacionales de Italia.

“Causaba estupor” que todos los ayuntamientos donde hay museos o parques arqueológicos apoyaran la medida y el trabajo de sus directores, “mientras que el Ayuntamiento de Roma decidió presentar un recurso” en contra de la medida, agregó.

Franceschini defendió la necesidad de encontrar formas de colaboración que afecten no solo a los parques arqueológicos sino al resto de patrimonio de la ciudad y lamentó que, hasta el momento, el Ayuntamiento de Raggi no le haya hecho partícipe de ninguna de sus decisiones en el aspecto cultural.

Se estima que en 2017 las visitas al Coliseo superarán los siete millones de personas.

La decisión del Consejo de Estado abre también la puerta a que el nuevo parque arqueológico tenga un director extranjero, según confirmó Franceschini.

El ministro apuntó que de las 82 personas que han presentado su candidatura, 16 no son italianos, y que tras el procedimiento de selección de una comisión de expertos, el nuevo director comenzará a ejercer en enero de 2018 y sus funciones se ajustarán, sobre todo, a la gestión económica.

Además, reveló que la directora general de la Unesco, la búlgara Irina Bolkova, será parte del consejo de administración del nuevo parque arqueológico.

El nombramiento el año pasado de expertos no italianos a la cabeza de algunos de los museos más importantes del país, como la Galería de los Uffizi o la Academia, ambos en Florencia, causó polémica en el país y acabó en los tribunales.

Finalmente el pasado mayo un tribunal anuló el nombramiento de cinco de ellos por considerar que el proceso de selección no contemplaba la posibilidad de que participaran ciudadanos no italianos, decisión que Franceschini ya anunció en aquel momento que recurriría.

 

25 julio 2017 at 5:17 pm Deja un comentario

La Universidad Autónoma de Madrid se interesa por la crátera griega de Burriana (Castellón)

El Museu Arqueológic Municipal de Burriana (Castellón) ha recibido una visita desde Madrid interesada en la crátera griega de Borriana. La doctora Carmen Sánchez Fernández, profesora de la Universidad Autónoma de Madrid, se desplazo hasta la localidad de La Plana para estudiar la pieza de la crátera de la grifomaquia, actualmente expuesta en las vitrinas del museo, con la intención de incluirla en un amplio estudio sobre la cerámica griega en la Península Ibérica.


Instantánea de la crátera (BURRIANA)

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es

CASTELLÓN, 23 Jul.- El edil de Cultura, Vicent Granel, y el director del museo, José Manuel Melchor, agradecieron la visita de la especialista en cerámica griega antigua, que destacó la calidad y el estado de conservación de la pieza, detalla el consistorio en un comunicado.

Desde el Gobierno municipal destacan que “actualmente, se puede asegurar que, junto a otra pieza griega aparecida en Benicarló (Castellón), esta es la mejor vasija de su estilo aparecida en la provincia”.

La crátera fue descubierta a finales de la década de los 70 por Abilio Lázaro y Norberto Mesado en la Vall d’Uixó (Castellón) de forma “totalmente fortuita”. Desde entonces, forma parte de los fondos museográficos del Museo Arqueológico Municipal dela localidad de Borriana.

RESTAURADA HACE DIEZ AÑOS

En 2007, la Fundació Bancaixa subvencionó una nueva restauración de la pieza y su ajuar, con lo que ahora se puede contemplar en la sala de entrada a la pinacoteca. Uno de los trabajos que se ha realizado recientemente ha sido su digitalización para la exhibición en el espacio de realidad aumentada de la galería.

El director del museo ha resaltado que la crátera presenta en una de las escenas el tema de la grifomaquia, concretamente un grifo rampante situado en el centro que lucha contra tres arimaspos, uno de ellos yace a los pies del animal mitológico y los otros dos están enfrente y detrás del mismo.

En el reverso aparecen jóvenes miembros de una procesión que portan panderos. De hecho, la crátera se utilizó en el siglo IV antes de Cristo para guardar las cenizas de un joven aristócrata íbero.

 

24 julio 2017 at 6:33 pm Deja un comentario

La exhumación del anfiteatro de Porcuna (Jaén) revela que es “uno de los coliseos romanos más importantes de España”

Los trabajos arqueológicos han sacado a la luz en Porcuna (Jaén) un anfiteatro romano del siglo primero antes de Cristo, que tras las primeras catas de exhumación, los expertos han colegido que es “uno de los coliseos más importantes de España”.

Excavación arqueológica en Porcuna (EUROPA PRESS/ AYUNTAMIENTO PORCUNA)

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es

PORCUNA (JAÉN), 23 Jul.- Según informa el Ayuntamiento de Porcuna en una nota, por su dimensión, superior a la de un campo de fútbol, implica que tenía capacidad para más de 10.000 espectadores, de forma que el anfiteatro de la entonces romana Obulco es uno de los principales monumentos de su etapa histórica construidos en la Península Ibérica.

Los trabajos iniciales han propiciado que emerjan muros de gran envergadura en tan perfecto estado de conservación que el resultado ha sorprendido al impulsor del proyecto, el alcalde de Porcuna, Miguel Moreno.

El regidor ha admitido que la apuesta municipal ha dado un fruto impensable, pues se “sabía que el hallazgo era importante y por eso se invirtió en él, pero lo cierto es que lo que se ha descubierto sobrepasa las expectativas más optimistas”.

Moreno ha explicado que a pesar de que la excavación acaba de comenzar, ya han sido desenterrados los pilares de la fachada meridional, con un vano cegado de época, que muestran una sólida sillería de enormes bloques, ciclópea y almohadillada.

Para el director de la excavación arqueológica, Rafael Saco, las perspectivas son excelentes por la magnífica conservación de los muros exhumados, de casi tres metros de altura, sin bien admite que otras zonas están más alteradas.

En ese aspecto, su buen estado se deriva de los grandes derrumbes de estructuras con una altura de diez metros, ya que protegió a los sillares de los frecuentes saqueos que se llevaban a cabo en otras épocas para utilizar las piedras en diversas construcciones.

El anfiteatro de Porcuna, que se encuentra bajo calles y viviendas, casi rozaba la superficie. De hecho, los arqueólogos apenas habían excavado medio metro en el subsuelo cuando surgió el coliseo, cuya magnitud es coherente con la de la antigua ciudad de Obulco, sobre la que se asienta Porcuna.

Tal y como indican los arqueólogos, la superficie de Obulco era mayor que la de la Córdoba romana, de ahí la presencia de los numerosos vestigios arquitectónicos romanos que jalonan el municipio, como las cisterna de la Calderona, los recintos fortificados del Comendador y Jabonero y las fachadas de las casas nobles del sector de San Benito.

La obra cuenta con la autorización de la Junta de Andalucía, una de cuyas inspectoras ha visitado recientemente la zona en la que ha surgido el anfiteatro. Precisamente, Moreno planteará a la administración autonómica, y también a la central, que respalden financieramente el proyecto para que Andalucía cuente con un monumento de la época romana a la altura de los anfiteatros de Mérida, Tarragona y Sagunto.

El alcalde porcunense está convencido de que el coliseo apuntalará el atractivo turístico del resto de los yacimientos del municipio, lo que, al propiciar un incremento de visitantes, lo convertirá en un “importante recurso económico para la población”.

 

23 julio 2017 at 5:55 pm Deja un comentario

Arqueólogos de la UA localizan la calle que llevaría a la puerta de acceso al fortín del Tossal de la Cala en Benidorm

El hallazgo de esta quinta campaña permitirá saber cómo era la vida cotidiana en el ejército romano de época republicana. El Ayuntamiento de Benidorm ha previsto iniciar antes de fin de año la consolidación y musealización del yacimiento

Localización de las zonas de trabajo de 2017. El acceso al fortín aparece en el área del recuadro occidental. Se observan las estancias y muralla norte documentadas desde 2013 junto al tramo final de la carretera.

Fuente: Universidad de Alicante
21 de julio de 2017

Desde el verano de 2013 la historia de Benidorm se va escribiendo piedra a piedra excavada por arqueólogos de la Universidad de Alicante. El Tossal de la Cala fue un fortín o castellum mandado construir por el general Sertorio, político y militar romano de la época final de la República romana (siglo I a.C.), dentro de un plan de fortificación de la costa norte alicantina, probablemente en torno al año 77 a.C.

En este enclave trabajan desde esa fecha el equipo que codirige Feliciana Sala, Jesús Moratalla y Sonia Bayo, gracias al apoyo de la Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Benidorm, promotora de las excavaciones, y del Grupo Bali. Estas excavaciones se enmarcan en las actividades de colaboración científica y transferencia del conocimiento establecidas según convenio entre el Ayuntamiento de Benidorm y la Universidad de Alicante. La excavación en el Tossal de la Cala se inscribe en el proyecto de I+D HAR2016-76917-P, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y desarrollado en el seno del Instituto Universitario de Investigación en Arqueología y Patrimonio Histórico de la Universidad de Alicante.

El grupo de investigación que lideraba la investigadora de la Universidad de Alicante Feliciana Sala Sellés comenzó trabajando en 2013 con la hipótesis de que los iberos de la comarca vivieran en el enclave integrados en el ejército romano como tropas auxiliares. Este plan de fortificación incluía también los cerros de Cap Negret (Altea), Penyal d’Ifac (Calp) y Punta de la Torre (Moraira). El control de la navegación de las naves del Senado romano que rebasaran el cabo de la Nao estaba asegurado. Sala afirmaba, ya durante la primera campaña, que estas conclusiones cambian la interpretación de la conquista romana de los territorios alicantinos.

Desde hace cinco años se ha ido avanzando en la documentación de las estancias excavadas en 1943 por el Padre Belda y en 1956 por Alejandro Ramos y Miquel Tarradell, lo que ha permitido conocer la existencia de dos patrones o tipos constructivos que se pueden relacionar con los edificios de los oficiales o de la administración de la guarnición, los de mayor extensión, y con los contubernia y/o talleres, los más sencillos. El avance en el conocimiento de la arquitectura del castellum condujo a la exhumación del lienzo norte de la muralla, llevada a cabo en la pasada campaña, apareciendo tal y como la describió Belda, un muro de mampostería de apenas 1 metro de anchura estratégicamente levantado sobre un escarpe natural del cerro de entre 2 y 3 metros de pared vertical.

Recién finalizada la quinta campaña de excavaciones en el Tossal de la Cala de Benidorm, los expertos han descubierto la calle que abocaría a la puerta de la fortificación propiamente dicha. Si bien el objetivo era hallar la puerta misma, elemento clave para conocer la circulación por el interior del fortín y, en consecuencia, su organización, no obstante, encontrar la calle es fundamental, explica Feliciana Sala.

“Saber cómo se organizaban las construcciones en torno a los espacios de circulación no es algo caprichoso”, afirma la arqueóloga. Este dato es básico para conocer cómo era la vida cotidiana en el castellum del Tossal de la Cala y, por tanto, en el ejército romano de época republicana en Hispania. Esta información permitirá musealizar el yacimiento con recreaciones reales. El Ayuntamiento de Benidorm ha previsto iniciar antes de fin de año la consolidación y musealización.

La calle que llevaría a la puerta de la fortificación, de 2,9 metros de ancho, está delimitada por el muro de fachada de las construcciones del fortín y empedrada con la roca natural del cerro. Las piedras ciclópeas forman parte del paramento de la muralla que recorre el lado sur del cerro y, se ha localizado otra construcción aneja de grandes piedras, adosada al lienzo ciclópeo, que “debe tratarse de un elemento de defensa de la puerta”, declara Sala.

Quinta campaña de excavaciones

Los investigadores partieron del objetivo de este año, que ha sido la localización de la puerta de la fortificación. Diversos datos que barajaban los especialistas hasta ahora parecían indicar que la puerta del fortín se encontraba donde hoy se ubica la ermita de la Virgen del Carmen y, desde allí, recorriendo una estrecha franja junto al cantil, ya en el interior del recinto fortificado, se llegaba a la cima donde se concentran las edificaciones documentadas estos años. Así figura en la reconstrucción virtual que se presentó en la conferencia impartida en el mes de mayo en el Salón de actos del Ayuntamiento de Benidorm. Sin embargo, el Padre Belda publicó en los años 50 que el acceso al yacimiento estaba en su límite occidental. De este modo, durante esta campaña han trabajado en dos zonas distintas: de un lado, en el final oriental del lienzo de muralla exhumado el año pasado, comprobándose que la muralla está arrasada por este punto; de otro, en el extremo occidental del yacimiento, en un punto donde la planimetría de 1995 de E. Dies Cusí refleja piedras ciclópeas, ocultas por la vegetación, que podrían tener relación con el acceso visto por Belda en 1943. En efecto, ha aparecido tal y como lo describió Belda. Sin embargo, lo que han descubierto no es la puerta de la fortificación propiamente dicha, sino la calle que abocaría a ella.

El primer paso, previo a la primera campaña, arrancó tras analizar la documentación de las excavaciones antiguas del padre Belda en 1943, de Tarradell en 1956 y de Francisco García Hernández en 1984. Fue entonces cuando los miembros del equipo de investigación de la UA plantearon esta campaña inicial, con el objetivo de descubrir la muralla descrita por el padre Belda en la memoria de sus excavaciones. El descubrimiento de la muralla, en el segundo día de la primera campaña, en 2013, venía a confirmar lo dicho en su día por el padre Belda y F. García. La muralla, con sólo un metro de grosor, cerraba muy eficazmente el recinto siguiendo el trazado de la cota 85 y corroborando que estaban ante un pequeño enclave fortificado de una media hectárea en la cima del Tossal de la Cala.

Feliciana Sala declara que “hemos llegado a un punto en que empezamos ya a conocer y a entender el yacimiento. No hay otro castellum de su cronología, de sus características, excavado en extensión como este”. Para ello, detalla, “hacemos como CSI, utilizando tecnología”.

 

22 julio 2017 at 9:37 am Deja un comentario

Hallan en la antigua ciudad de Perge (Turquía) un mosaico que representa el sacrificio de Ifigenia

Un mosaico de 1800 años de antigüedad que representa el sacrificio de Ifigenia, la hija de Agamenón y Clitemnestra durante la Guerra de Troya según la mitología griega, ha sido hallado durante los trabajos de excavación en la antigua ciudad de Perge, en Turquía.

Foto: gazetatema.net

Fuente: ANTALYA-Anadolu Agency |  Hürriyet Daily News
21 de julio de 2017

El jefe de excavaciones de Perge (o Perga) y director del Museo de Antalya, Mustafa Demirel, ha informado de que un nuevo mosaico ha sido descubierto cuando el equipo arqueológico trabajaba para abrir una tienda en el ala oeste del sitio.

“Hemos encontrado un mosaico de 1800 años de antigüedad que representa el sacrificio de Ifigenia durante la Guerra de Troya en la ciudad de la antigua Perge. El hallazgo, que nos ha producido una gran emoción, ha tenido lugar cuando estábamos trabajando para abrir una tienda en el ala oeste. Hemos descubierto que este era un lugar sagrado de culto”, ha indicado.

Ifigenia era la hija de Agamenón y Clitemnestra en la mitología griega.

Mientras el ejército griego se preparaba para zarpar hacia Troya durante la guerra de Troya, Agamenón provocó la ira de la diosa Artemisa porque mató un ciervo sagrado. Por ello decidió parar todos los vientos, y las naves no pudieron navegar. El adivino Calcas se dio cuenta de cuál era el problema e informó a Agamenón de que, para apaciguar a la diosa, Agamenón debía sacrificarle a Ifigenia. Aunque al principio se mostró reacio, Agamenón se vio finalmente obligado a hacerlo así. Antes de partir, mintió a su hija y a su esposa diciéndoles que Ifigenia iba a casarse con Aquiles.

La madre y la hija acudieron llenas de felicidad al puerto de Áulide, sólo para descubrir la horrible verdad. Aquiles, desconocedor de que su nombre había sido utilizado en una mentira, trató de impedir el sacrificio, pero Ifigenia en última instancia decidió sacrificarse por honor y por propia voluntad. La versión más popular de lo que sucedió después es que, en el momento del sacrificio, la diosa Artemisa sustituyó a Ifigenia por una cierva; sin embargo Calcas, que era el único testigo, guardó silencio. Ifigenia fue llevada después por Artemisa a la ciudad de Táuride donde se convirtió en sacerdotisa de la diosa.

La antigua ciudad de Perge es considerada como “la segunda Zeugma de Turquía”, por los fascinantes mosaicos que han sido descubiertos hasta ahora.

Perge está situada a 17 kilómetros al este de Antalya, en la región de Aksu. Las importantes estructuras monumentales de la ciudad se vienen excavando desde 1946 y, debido a las esculturas que se han hallado allí, el  Museo de Antalya posee una de colecciones más ricas de escultura romana.

 

Guardar

21 julio 2017 at 2:42 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

julio 2017
L M X J V S D
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente