Archivo del autor

Tesoros eléctricos: los ajuares de los romanos se muestran en el Museo Arqueológico Nacional

Las piezas de la exposición han sido realizadas por medio de la galvanoplastia, un sistema que reproduce de forma exacta los originales utilizando la electricidad

La exposición aúna el mundo de la antigüedad clásica con las invenciones de la Revolución Industrial – ABC

Fuente: PLAN B – ABC
24 de mayo de 2018

La muestra del Museo Arqueológico Nacional presenta un conjunto de espléndidos ajuares metálicos de época romana –tesoros de Bernay, de Hildesheim y un selecto lote de piezas procedentes de Pompeya y Herculano– realizados por medio de galvanoplastia, un sistema que permite la reproducción exacta de originales utilizando la electricidad.

La exposición aúna el mundo de la antigüedad clásica con las invenciones ultramodernas del siglo de la Revolución Industrial, y contrapone la producción artesanal de lujo de los excepcionales orfebres romanos con las prodigiosas aplicaciones de la electroquímica para la fabricación industrial en la modernidad.

Con un conjunto de 85 piezas, de las que 63 son facsímiles, la exposición se organiza en cinco ámbitos en los que tras un apartado dedicado a la presentación de la técnica electroquímica de la galvanoplastia y sus orígenes, se muestran los conjuntos arqueológicos indicados contextualizados con obras –pictóricas, grabados, libros impresos– que evocan el momento de su producción original, así como el descubrimiento del fenómeno del galvanismo y de la galvanoplastia, una de las aplicaciones más ingeniosas de la electricidad.

Naturaleza dúplice

Además de disfrutar de las reproducciones decimonónicas de los objetos expuestos, el público podrá obtener la respuesta al para qué de estas obras en una charla que tendrá lugar el miércoles, 30 de mayo. Alberto Campano, el responsable de conservación preventiva y restauración del Museo Nacional de Escultura, será el encargado de impartirla.

A los indudables valores plásticos de muchas de ellas, se suma su naturaleza dúplice, su carácter de piezas «doblemente museísticas», que nos sitúan ante diferentes contextos, el del mundo de quienes crearon y usaron los originales y quienes procuraron su reproducción, al amparo de una técnica nueva, íntimamente ligada a las investigaciones que, a lo largo de todo el siglo XIX, exploraron el fecundo campo del electromagnetismo.

 

Anuncios

25 mayo 2018 at 1:27 pm Deja un comentario

La fundición más antigua de Nola reproduce el casco de un gladiador de Pompeya

EFE/ Cesare Abbate

Fuente: EFE  |  HOY
24 de mayo de 2018

Las imágenes muestran una reproducción del casco de bronce de un gladiador de Pompeya en la Antigua Fundición de Nola (Antica Fonderia Nolana), en nombre del Museo Arqueológico Nacional de Nápoles en Nola, al sur de Italia. La iniciativa forma parte del proyecto más grande del museo para aportar un mayor conocimiento sobre los descubrimientos de Pompeya, ya que la mayoría de sus tesoros provienen de las excavaciones de la que fue una de las ciudades más antiguas de Roma

 

 

 

 

 

 

25 mayo 2018 at 1:26 pm Deja un comentario

Los descubrimientos científicos y filosóficos de Hipatia de Alejandría en un cómic

  • Jordi Bayarri amplía su colección sobre científicos con Hipatia. La verdad en las matemáticas
  • “Hemos querido centrarnos en el trabajo científico y filosófico de Hipatia”, asegura

Fragmento de la portada de ‘Hipatia. La verdad en las matemáticas’

Fuente: JESÚS JIMÉNEZ  |  RTVE.es
24 de mayo de 2018

Hace ya casi ocho años que Jordi Bayarri (Alboraya, 1972) inició su colección de cómics sobre científicos dirigida a los niños. Un proyecto muy especial que inició con Darwin y que, durante este tiempo, ha amplíado con Galileo, Newton, Marie Curie, Ramón y Cajal Aristóteles; a los que ahora se suma Hipatia. La verdad en las matemáticas, dedicada a la famosa científica y filósofa de Alejandría.

Bayarri destaca que: “Es una mujer científica de la que, a pesar de ser conocida, realmente se sabe poco. Es de dominio público su conflicto con la iglesia del siglo IV y su posterior asesinato a manos de una turba violenta, pero prácticamente nada de su trabajo científico o filosófico. En mi cómic he querido centrarme más en lo segundo porque creo que debe conocerse”.

“En este tebeo -continúa Bayarri-, como en todos los de la Colección Científicos, intento explicar como se forma un científico, la relevancia de sus investigaciones y su relación con la sociedad. En este caso, cuento la formación de Hipatia en la academia de Alejandría y su posterior actividad como matemática, como maestra y como filósofa neoplatónica poniendo sus conocimientos al servicio de si ciudad”.

Página de ‘Hipatia. La verdad en las matemáticas’

Los descubrimientos y el legado de Hipatia

En cuanto a losprincipales avances o descubrimientos de Hipatia, Jordi Bayarri destaca: “Aparte de su trabajo como maestra, formando y enseñando a los matemáticos y filósofos que le siguieron los pasos, lo más destacable es su tarea en los llamados “comentarios”, en los que se analizaban y mejoraban tratados matemáticos de la antigüedad, actualizándolos y asegurando su vigencia y su conservación para siglos venideros”.

En cuanto a su legado: “El principal legado es -como ya he dicho-  asegurar la conservación de muchos conceptos matemáticos que, de otra forma, se hubiesen perdido -comenta Bayarri-. Aunque en su época las mujeres podían desarrollar la misma actividad científica que los hombres (Hipatia no era la única mujer matemática o filósofa en Alejandría), durante la Edad Media esta tarea quedó reservada exclusivamente a hombres y hasta mediados del siglo XVII no empiezan a surgir nuevas figuras femeninas en este campo”.

Página de ‘Hipatia. La verdad en las matemáticas’

Casi ocho años de la ‘Colección Científicos’

Jordi lleva ya casi ocho años inmerso en este proyecto de la Colección Científicos, que compagina con otros. “Para mí ha sido espectacular. Llevo veinte años autoeditándome y hasta este proyecto no había recibido una respuesta tan favorable. Los incios, con Darwin, fuero algo tímidos pero en cuanto llegaron Galileo y Newton y la colección empezó a cobrar entidad, la reacción de los lectores aumentó exponencialmente”.

“Y con la edición de Marie Curie ya fue espectacular -añade-, es nuestro cómic más solicitado. Mis objetivos de crear una serie de cómics que vaya creciendo y sumando lectores con cada nuevo volumen, están más que cubiertos. Personalmente, y aún sin tener en cuenta que se trata de cómics autoeditados y no cuento con el respaldo de ninguna gran editorial, creo que es todo un éxito haber conseguido montar un proyecto así y haber vendido casi 20000 ejemplares“.

Página de ‘Hipatia. La verdad en las matemáticas’

Durante estos años, Jordi Bayarri siempre ha contado con el mismo equipo, el estupendo colorista Dani Seijas, y Tayra Lanuza, doctora en historia de la ciencia e investigadora en Herzog August Bibliothek Wolfenbüttel (Alemania)

“Como es habitual -asegura Bayarri-, Tayra Lanuzase encarga de la documentación y la supervisión de los contenidos históricos y científicos del cómic. En casos como el de Hipatia, nos encontramos con personajes cuya historia y actividad se ha visto manipulada, bien para encumbrarla, bien para denostarla, durante literalmente siglos. Es por esto que ponemos especial atención en consultar los manuales y a los expertos más solventes, para no caer en la leyenda o la falacia y poder explicar los hechos más reales posibles. Como especialista en Historia de la CIencia, Tayra se preocupa mucho de contrastar toda la información antes de trasladármela a mí y luego supervisa lo que yo escribo en el tebeo para asegurarse de que no me invento nada”.

Boceto de una página de ‘Hipatia. La verdad en las matemáticas’

Jordi asegura que hacer tebeos para niños no es nada fácil: “Yo vengo de hacer muchos tebeos para adultos y, aunque tenía más o menos claro en mi mente cómo quería que fueran mis tebeos para chavales, hasta que no me puse a ello no descubrí lo complicado que es. Los niños son lectores implacables y debes asegurarte de que mantienes su interés en todo momento. A lo largo de la colección creo que he ido afinando la forma de contar las cosas de forma que sea siempre entretenido”.

“El dibujo -continúa Jordi- también lo he ido depurando, ya que es un estilo muy diferente al que uso habitualmente, pero he conseguido que tenga su propia entidad. Sobre todo en los últimos cómics, el excelente color de Dani Seijas ha hecho que lo tebeos tengan un aspecto aún mejor”.

La Colección Científicos

El futuro de la colección

Sobre el papel que pueden tener los cómics en los colegios, Jordi opina que: “Los tebeos en los colegios tienen un campo inmenso en el que expandirse. Los cómics pueden ser todo lo que los profesores quieren que sea: lectura de apoyo, material didáctico, etc. Solo tienen que incorporarlos a sus clases y comprobar lo útiles que les pueden ser. El tebeo es un lenguaje naturalmente dotado para la divulgación, no hay que hacer nada raro para hacer un tebeo educativo, en un recurso del que se puede sacar mucho provecho si se quiere. Faltaría, eso sí, que los responsables de los contenidos y soportes seleccionados en los planes de estudios se decantaran por el cómic para que su uso en las clases no fuera solo una elección particular de los profesores”.

Sobre el siguiente volumen de la colección científicos, Jordi nos avanza que: “El próximo cómic, en el que ya estamos trabajando en la documentación, será sobre Einstein. Espero tenerlo listo entre el fin del verano y navidades”.

No es el único proyecto del dibujante. “Aparte del próximo volumen de la Colección Científicos, estoy trabajando en el capítulo 10 de Entre Tinieblas, mi serie de fantasía y en el cuarto de Crónicas de un Calzador de Mesas, que de momento se publica exclusivamente en internet pero pronto quiero recopilarlo en papel. Pronto también va a salir a la venta Viajero, un pequeño tebeo de viajes donde recopilo mis últimas excursiones por el mundo“.

Portada de ‘Hipatia. La verdad en las matemáticas’

 

24 mayo 2018 at 10:47 pm 2 comentarios

Descubren parte de un baño de la época grecorromana en el delta del Nilo

Un equipo de arqueólogos del Consejo Supremo de Antigüedades egipcio ha descubierto en la provincia de Al Garbiya, en el delta del Nilo, partes de un edificio de ladrillo que se cree que es un baño de la época grecorromana, informó hoy este organismo en un comunicado.

Fuente: EFE  |  LA VANGUARDIA

El Cairo, 23 may.- La construcción que ha sido desenterrada hasta el momento tiene 16 metros de largo, 3,5 metros de ancho y 1,8 metros de alto, y fue encontrada durante los trabajos de excavación en el sitio arqueológico de San al Hagar, en esa provincia ubicada al norte de El Cairo, se indica en la nota.

El director del Departamento de Antigüedades de la época antigua, Ayman Ashmawy, explicó en el comunicado que probablemente la construcción corresponde a un baño del periodo grecorromano (332 a.C.-395 d.C.) y que la misión seguirá excavando para intentar sacar más partes a la luz.

Asimismo, han sido descubiertos en el interior de del presunto baño vasijas de cerámica, estatuillas de terracota y utensilios de bronce, agregó el comunicado.

El jefe de la misión arqueológica, Said al Asal, destacó que el descubrimiento más destacado es una moneda de oro de rey Ptolomeo III (246-222 a.C.), fabricada durante el reinado de Ptolomeo IV (222-205 a.C.) para honrar a su predecesor y progenitor.

La moneda tiene 2,6 centímetros de diámetro y pesa unos 28 gramos, y en una de sus caras aparece la cabeza coronada de Ptolomeo III.

La dominación griega de los Ptolomeos se inició en Egipto con la conquista del país por Alejandro Magno, en el año 332 antes de Cristo, y finalizó con la toma de Alejandría por los romanos, 30 años antes de Cristo, cuando gobernaba el país Cleopatra VII.

 

24 mayo 2018 at 9:20 am Deja un comentario

Los diez grandes tesoros que Roma dejó en España

El recientemente descubierto Arco de Jano es tan solo un ejemplo de las grandes construcciones que esta civilización antigua llevó a cabo en la Península

Teatro romano de Mérida

Fuente: ABC
24 de mayo de 2018

La presencia romana en España todavía puede palparse, pues su huella ha sobrevivido al paso de los siglos. Hoy podemos disfrutar de su legado, que se cifra en un gran número de tesoros arqueológicos, al que se une el reciente descubrimiento en Mengíbar del Arco de Jano, monumento que separaba las provincias romanas de Tarraconense y Bética. Recordamos algunos de los restos romanos más impresionantes que sobreviven a día de hoy.

La antigua ciudad de Itálica

En el actual municipio de Santiponce (Sevilla), se levantaba la ciudad romana de Itálica, fundada en el año 206 a.C. Fue la primera ciudad romana fundada en Hispania y alcanzó su mayor esplendor entre finales del siglo I y durante el siglo II. Allí nacieron, por ejemplo, los emperadores Trajano y Adriano, un hecho que le dio un prestigio especial a la zona. De lo que hoy sobrevive en la zona, destaca el anfiteatro, el supuesto templo de Trajano, las termas y diferentes casas.

Allí puede aprecierse la distribución de las casas de la época, con múltiples mosaicos en el suelo, hoy restaurados. Además, existen termas y acuadecturos y, por encima de todo, un anfiteatro que hoy es famoso en todo el mundo, pues se utilizó para el rodaje de «Juego de Tronos», donde se convertía en el anfiteatro de Pozo Dragón.

Vista del anfiteatro de Itálica

Teatro romano de Mérida

Antiguamente conocida como Augusta Emerita, la ciudad de Mérida esconde varios tesoros romanos. Entre ellos, quizá el más interesante sea el teatro romano, que se inauguró quince años antes del nacimiento de Cristo. Denominado por el arquitecto José Menéndez-Pidal como «príncipe entre los monuentos emeritenses», desde 1993 es Patrimonio de la Humanidad como parte del conjunto arqueológico de la ciudad.

El teatro sufrió varias remodelaciones a lo largo de la historia, hasta que fue abandonado en el siglo IV. No fue redescubierto hasta finales del siglo XVI. Y fue a principios del siglo XX cuando comenzaron las excavaciones arqueológicas y su posterior reconstrucción parcial. A día de hoy alberga el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

Teatro romano de Mérida

Acueducto de Segovia

Es uno de los grandes emblemas romanos de España, todo un prodigio de la ingeniería civil que se utilizó durante siglos. Según los investigadores, su construcción se sitúa entre la segunda mitad del siglo I y principios del II, en tiempo de los emperadores Vespasiano o Nerva. El acueducto, que recoge las aguas del manantial de Fuenfría, recorre más de 15 kilómetros antes de llegar a la ciudad y en su lugar más elevado mide 28 metros de altura. También es Patrimonio de la Humanidad.

Acueducto de Segovia – A. Tanarro

La muralla de Lugo

La antigua ciudad romana de Lucus Agusuto estaba rodeada por una muralla que, a día de hoy, se mantiene en pie y es uno de los grandes emblemas de Lugo. Con una longitud de 2266 metros, coronada por 85 torres, delimita el casco histórico de la ciudad y es una de las murallas mejor conservadas de la época romana.

Muralla romana de Lugo – R.C./ A.C.

El parque arqueológico de Segóbriga (Cuenca)

Es uno de los yacimientos arquológicos más importantes de toda la península y una de las ciudades romanas mejor conservadas, que permite al curioso recorrer los edificios fundamentales de entonces: el anfiteatro, el teatro, la muralla, el foro, la basílica, los templos, las termas, el sistema de abastecimiento de agua, las necrópolis y algunas de las viviendas. Impulsada por el emperador Augusto, la ciudad ya había estado poblada con anterioridad por los celtas, tal y como muestran los restos arqueológicos de la zona.

Vista aérea de Segóbriga

Villa romana de las musas (Navarra)

En realidad, este yacimiento arqueológico se llama «Aurelianum», aunque el hallazgo de un espectacular mosaico de las musas, lo dio a conocer como Villa romana de las musas. Actualmente, el célebre mosaico se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional, pero allí se muestra una minuciosa reproducción del original.

La que hoy es conocida como la Villa de Arellano estuvo ocupada por los romanos entre los siglos I y V. Allí se producía vino y todavía hoy pueden verse ciertas estancias dedicadas a tal actividad. Además, también hay lujosas residencias de campo relacionadas con el culto a Cibeles y a su hijo y amante Attis.

El célebre mosaico de las musas – MAN

Templo de Marcelo Claudio (Córdoba)

Hallado en 1950 durante unas obras de ampliación del ayuntamiento de la ciudad andaluza, el Templo de Marcelo Claudio supone un tono más dentro de la paleta de contrastes artísticos con la que se dibujó Córdoba. Una ciudad que cuenta con un riquísimo patrimonio producido por todas las culturas que la han habitado. Su construcción comenzó durante el gobierno del emperador Claudio, es decir, entre el 41 y el 54 d.C; sin embargo, las obras no concluyeron hasta finales del siglo I, ya en tiempos de Domiciano. Su tamaño original era considerable, aunque varias excavaciones sugieren que en la zona se levantaron templos más amplios

De este recinto religioso tan solo se conservan actualmente las escalares, la cimentación y algunos fustes de las columnas. A pesar de ello, y gracias a minuciosos trabajos de reconstrucción, los restos se presentan imponentes ante los ojos del visitante a día de hoy.

Restos del templo de Claudio Marcelo – RAFAEL CARMONA

Minas de oro de las Médulas (El Bierzo, León)

En la comarca de El Bierzo son todavía visibles los restos de la mayor mina de oro excavada a cielo abierto por los romanos. En el noroeste de los montes Aquilanos el color rojizo de las arenosas minas de oro de Las Médulas contrasta con el explendido paisaje natural en el que se halla. Para extraer el metal precioso de este yacimiento, los romanos empleaban el sistema de «ruina montium», consistente en excavar varias galerías que posteriormente eran inundadas. La fuerza del agua desgajaba la montaña desde dentro y dejaba el oro al alcance de la mano.

Las minas de oro de Las Médulas

Baelo Claudia (Bolonia, Cádiz)

Bañada por el Atlántico, la playa de la localidad gaditana de Bolonia protege todavía tras sus dunas a la ciudad romana de Baelo Claudia, fundada en el II a.C. Los restos de este asentamiento, descubiertos a principios del siglo pasado, se mantienen en un excelente estado de conversación. En la antigüedad esta ciudad fue conocida por su garum: una salsa fabricada a partir de tripas de pescado y sal que potenció la pesca del atún en la zona. A día de hoy es Bien de Interés Cultural y en las noches de verano vuelve a la vida como escenario privilegiado de un programa de teatro clásico.

Las ruinas de Baelo Claudia – ABC

Vía de la plata

Dicen que todos los caminos llevan a Roma, y en la antigüedad -sin duda- era así. Y es que las calzadas fueron claves para que esta civilización pudiese cimentar su dominio sobre buena parte de lo que era el mundo conocido. La Vía de la Plata discurría entre Emerita Augusta (Mérida) y Asturica Augusta (Astorga). A pesar del paso de los siglos parte del trazado original ha logrado sobrevivir, así como algunos de los miliarios y puentes que lo salpicaban. Además, en la actualidad es un destino turístico muy atractivo para los senderistas.

Un tramo de Vía de la Plata

 

24 mayo 2018 at 9:18 am 1 comentario

El temporal de marzo descubre restos de la ciudad griega en la playa de Empúries

  • Del siglo VI a.C.
  • Se está realizando una excavación de urgencia para documentar el hallazgo y los usos de las construcciones

Arqueólogos trabajando en las excavaciones de Empúries (Gemma Tubert / ACN)

Fuente: ACN, L’Escala  |  LA VANGUARDIA
23 de mayo de 2018

A principios de marzo, un fuerte temporal de levante provocó destrozos en el paseo de L’Escala (Alt Empordà). También en la playa del Moll Greg, junto a las ruinas de Empúries. El temporal erosionó parte de las dunas que hay en la zona y puso al descubierto restos de la antigua ciudad griega. Según ha explicado la directora del MAC-Empúries, Marta Santos, tenían conocimiento de la existencia de esta prolongación de ciudad hasta el mar. De hecho, dice “sabemos que los restos, lógicamente continúan bajo la duna hasta enlazar con la ciudad griega”.

Desde el Museu d’Arqueologia se alertó a la Generalitat del hallazgo y el Departament de Cultura decidió hacer una excavación de urgencia, que comenzó hace dos semanas y que acabará la semana que viene. Después, se volverá a cubrir con arena para que la playa recupere su imagen original. Santos asegura que el hallazgo es importante porque los restos están en muy buen estado de conservación, mucho más de lo que se esperaba. Además, corresponderían al momento inicial de la ocupación griega, sobre la segunda mitad del siglo VI a.C. “Nos da una información muy valiosa para reconstruir cómo era la antigua línea de costa y también sobre cómo era la relación que la ciudad tenía con el mar”, insiste.

La zona descubierta tras el temporal de levante de marzo en la playa de Empúries (Gemma Tubert / ACN)

La arqueóloga que dirige los trabajos, Anna Maria Puig, asegura que se decidió actuar “rápido” porque la exposición de los restos localizados por las inclemencias meteorológicas podría provocar que se erosionen más. “Se trata de unas construcciones hechas en el subsuelo de la playa y creemos que son restos de casas o de almacenes”, asegura.

De momento, todavía no pueden concretarlo con exactitud, pero han localizado algún pozo y varios estratos que les permitirán datar las diferentes fases de ocupación del espacio. “Lo que sabemos es que se tienen que situar en el contexto de la ciudad griega”, dice. En este sentido, detalla que se trataría de construcciones anteriores levantadas en el subsuelo del edificio situado en la Ágora Estoa, un espacio dedicado a las transacciones mercantiles durante la época helenística.

Un yacimiento único

El de Empúries es el único yacimiento de la Península Ibérica en el que conviven los restos de una ciudad griega (Emporion) con las de una ciudad romana (Emporiae). El primer establecimiento de los griegos data precisamente del siglo VI a.C. en una pequeña isla ante la costa del golfo de Roses (Palaiapolis, ciudad antigua), pese a que después se desplazaron a tierra firme para fundar lo que se conoce como la Neapolis, ciudad nueva. En el 218 a.C., el puerto de Empúries sirvió de punto de entrada a la península para las tropas romanas en su lucha contra el ejército cartaginés.

Entre los siglos VI a.C y V d.C., Empúries se convirtió en un importante puerto y enclave comercial, además de convertirse en el primer campamento romano de la Península y ciudad romana.

Algunos de los restos que es recogen en las excavaciones de Empúries (Gemma Tubert / ACN)

 

23 mayo 2018 at 5:53 pm Deja un comentario

Hallado el kilómetro cero de las calzadas romanas en la Bética

Se trata del llamado Arco de Jano Augusto, que ha sido localizado en la localidad jiennense de Mengíbar

Una investigadora junto a restos del Arco Jano Augusto. UJA

Fuente: EFE  |  EL PAÍS
23 de mayo de 2018

El llamado Arco de Jano Augusto (Ianus Augustus), una estructura que se construyó en la Vía Augusta sobre el siglo II a.C. y suponía la entrada a la nueva provincia romana de la Bética, ha sido hallado en Mengíbar (Jaén) por arqueólogos del Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén.

Este arco, como explica el catedrático francés de la Universidad de Burdeos, Pierre Silliéres, principal investigador sobre el estudio de las vías de comunicación romanas en Hispania, nació como un hito monumental en la entrada a la nueva provincia romana Bética, sobre la principal vía de comunicación de toda Hispania, la vía Augusta.

Suponía el kilómetro cero, como la actual Puerta del Sol madrileña, el punto de inicio de la vía Augusta, desde donde se comenzaba a medir las distancias en milia pasuum. Se trata, por tanto, de un elemento constructivo tangible, asociado a la Vía Augusta, que ha generado un relevante debate historiográfico sobre su situación aproximada, según los investigadores.

Con este hallazgo, se confirma algo que ya se sabía, que el arco se encontraba en la provincia de Jaén. De hecho, el Instituto Arqueológico Alemán hizo en los años ochenta una serie de prospecciones muy cerca de donde se ha encontrado, pero no lo halló. “Su localización disipará muchas incógnitas sobre el pasado romano de Andalucía y ayudará, como punto de referencia, a resolver aspectos más o menos oscuros de la geografía antigua, entre otros campos”, ha asegurado este martes en la presentación de este hallazgo la vicerrectora de Promoción de la Cultura y Deportes, María Dolores Rincón.

El investigador responsable del proyecto, Juan Pedro Bellón, ha explicado que el arco “monumentaliza una frontera, un camino, establece un punto cero y resalta la importancia que el Alto Guadalquivir tenía para Roma en ese momento, al igual que otras zonas como Iliturgi y Cástulo”.

Se sabe que era un arco sencillo, aparentemente en decoración, de gran porte y el más antiguo de los que se construyeron en España. Era uno de los principales cruces de caminos de la antigüedad y de la Península.

La vía Augusta se convirtió en el principal eje de comunicación a partir del siglo I d. C. en Hispania, siendo la calzada romana más larga de la península, con una longitud aproximada de 1.500 kilómetros. Su trazado discurría desde los Pirineos hasta Cádiz y sus etapas, distancias y mansiones quedaron grabadas en los célebres Vasos de Vicarello, en los que fueron grabados los nombres y millas de estos, partiendo de Gades hasta finalizar en Roma.

Además, esta vía rinde homenaje a su impulsor, el primer emperador de Roma, Octavio Augusto, plenamente consciente de la importancia de la red viaria como infraestructura vital para el desarrollo imperial de Roma en Hispania. La creación de la nueva provincia Bética estaría asociada a la idea de dotarla de unos límites propios y también una concepción propia del espacio provincial.

Por ello, la principal vía de articulación de toda Hispania, la vía Augusta, será el lugar idóneo para emplazar el célebre Ianus Augustus, que pudo haber tenido seis o siente metros de alto, situado en el inicio de la provincia Bética, y como salida de la Tarraconensis. Se trata del único caput viae, es decir, final de camino, que es citado en la documentación epigráfica viaria, relacionado estrechamente con la propaganda que Augusto quiso hacer, no sólo en este punto concreto, sino a nivel provincial.

Los investigadores localizaron en primer lugar los cimientos de uno de los pilares del arco al lado del denominado Camino de los Romanos, en el municipio jiennense de Mengíbar. Mediante las excavaciones, han podido corroborar que se encuentran los cimientos y la vía.

“Obviamente no se conserva entero y tenemos la hipótesis de que pudo ser utilizado en la construcción, como base, de la Torre de Mengíbar”, ha asegurado Juan Pedro Bellón. Durante las excavaciones, los arqueólogos han podido encontrar molduras y otros restos arquitectónicos, que aportan información suficiente como para restituir la estructura del arco.

“Con este material tan fragmentado vamos a ser capaces de conocer aproximadamente cómo era la estructura. Podemos saber el estilo, el orden, las proporciones y los módulos que tenía. En cuanto a su volumetría, calculamos que tendría un alzado de entre seis y siete metros”, ha explicado el investigador responsable del proyecto. A los trabajos de excavación se sumarán ahora otros con georrádar para determinar si junto al arco pudo ubicarse un templo.

 

23 mayo 2018 at 5:25 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

mayo 2018
L M X J V S D
« Abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente