Posts filed under ‘investigación’

El agua de mar refuerza el antiguo hormigón romano

El agua de mar que se ha filtrado durante siglos a través del hormigón romano ha favorecido el desarrollo de minerales entrelazados que le han proporcionado al hormigón una cohesión añadida

Perforando una estructura marina. Un investigador perfora una estructura marina de época romana en Portus Cosanus, en la Toscana, en el año 2003. La perforación fue realizada con permiso de la Superintendencia de Arqueología de la Toscana. FOTO: J.P. OLESON / THE UNIVERSITY OF UTAH

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
12 de septiembre de 2017

Las modernas estructuras marinas de hormigón se desmoronan a lo largo de las décadas, mientras que numerosos muelles y espigones romanos de 2.000 años de antigüedad siguen perdurando y de hecho son más sólidos que cuando se construyeron. Alrededor del año 79 d.C., el autor romano Plinio el Viejo escribió en su Naturalis historia que las estructuras de hormigón de los puertos, expuestas al constante embate de las olas de agua salada, se convierten “en una única masa de piedra, inexpugnable para las olas y cada día más fuerte“. El misterio de esta capacidad de resistencia ha sido desentrañado: el agua de mar que se filtra a través del hormigón favorece el desarrollo de minerales entrelazados que le proporcionan al hormigón una cohesión añadida, según explica la Universidad de Utah. El estudio ha sido publicado en American Mineralogist.

El hormigón romano consistía en una mezcla de ceniza volcánica, cal y agua de mar, un mortero con un agregado de trozos de roca volcánica. La combinación de ceniza, agua y cal viva producía la denominada reacción puzolánica (debe su nombre al municipio napolitano de Pozzuoli) y con este conglomerado de hormigón se erigieron edificios como el Panteón, el Mercado de Trajano y diferentes estructuras marinas. La interrelación de minerales entre el mortero y el agregado ha evitado la formación de fisuras longitudinales a lo largo de los siglos, mientras que con el cemento Portland las superficies de los agregados no reactivos (que son inertes, que no producen reacción) no hacen más que propagar las fisuras.

Los investigadores, entre ellos la geóloga Marie Jackson, han concluido lo siguiente: que el agua de mar se filtra en el hormigón de los muelles y espigones romanos, disolviendo componentes de la ceniza volcánica y permitiendo el desarrollo de nuevos minerales procedentes de los fluidos filtrados altamente alcalinos, particularmente la tobermorita aluminosa y la phillipsita. Esta tobermorita aluminosa tiene una composición rica en silíceo, similar a los cristales que se forman en las rocas volcánicas. Los cristales tienen formas laminares que refuerzan la matriz cementante y las placas entrelazadas incrementan la resistencia del hormigón ante una fractura por fragilidad. “Se trata de un sistema que se desarrolla en un intercambio químico abierto con el agua de mar“, destaca Jackson.

Imagen microscópica. Imagen microscópica que muestra el material grumoso y aglomerante de calcio, aluminio, silicato e hidrato que se forma al mezclarse la ceniza volcánica, la cal y el agua de mar. Se aprecian los cristales de tobermorita aluminosa aparecidos en la matriz de cementación. “C-A-S-H” corresponde a “calcium-aluminum-silicate-hydrate”. FOTO: COURTESY OF MARIE JACKSON / THE UNIVERSITY OF UTAH

 

Anuncios

12 septiembre 2017 at 1:42 pm Deja un comentario

Creen haber descubierto el cráneo de Plinio el Viejo, el héroe de Pompeya

El célebre filósofo murió asfixiado por los gases del Vesubio cuando trataba de rescatar a sus amigos

Fuente: Vicente Fernández   |  Quo.es
5 de septiembre de 2017

Plinio el Viejo fue uno de los grandes filósofos romanos. Un sabio que tuvo una muerte heroica. Cuando en el año 79 de nuestra era se produjo la erupción del Vesubio que sepultó las ciudades de Pompeya y Herculano, se dirigió hacia el lugar de la catástrofe en su galera, para tratar de rescatar al mayor número posible de personas, entre ellas a algunos amigos muy cercanos. Pero aquella hazaña le costó la vida, ya que murió asfixiado por los gases tóxicos emanados del volcán.

Pero, ¿qué fue del cuerpo del filósofo? A principios del siglo XX, en unas de las numerosas excavaciones realizadas en las ruinas de dichas ciudades, aparecieron varios restos humanos entre los que se encontraba este cráneo que se ve en la foto. Ahora, un estudio realizado por Andrea Cionci, investigador que también estudió los restos del Hombre de Ötzi, revela que dicha calavera podría ser la de Plinio el Viejo.

Para llegar a esta conclusión, se han comparado el tamaño de la dentadura y el del cráneo con los bustos que se conservan de Plinio el Viejo, y las similitudes han sido bastante grandes. También se han analizado los isótopos de los dientes. Esta técnica permite conocer la alimentación que tuvo esa persona para deducir en que lugares pudo haber vivido. Y también en este caso los resultados muestran coincidencias con la biografía del filósofo.

Por supuesto, las conclusiones de este estudio no arrojan una certeza del 100%, pero si ofrecen indicios suficientes para pensar que dicho cráneo pudo pertenecer realmente al sabio romano, y realizar más pruebas que puedan confirmar o desmentir dicha posibilidad.

 

6 septiembre 2017 at 9:30 pm Deja un comentario

Encuentran tuberías venenosas en las ruinas de Pompeya

Los científicos de una universidad danesa no descartan la posibilidad de que el antimonio presente en las cañerías haya causado grandes estragos en la salud pública de esta antigüa civilización romana

Ruinas de Pompeya – ABC

Fuente: EUGENIA MIRAS > Madrid  |  ABC Historia
30 de agosto de 2017

El sistema de agua potable de la antigua ciudad de Pompeya convirtió al Imperio romano en la civilización más avanzada de su época. Sin embargo, unas investigaciones recientes de la Universidad del Sur de Dinamarca han encontrado antimonio, una sustancia química presente en las tuberías, éste pudo haber contribuido al deterioro de la salud pública de los pompeyanos en la Antigüedad. Esta hipótesis se sustenta en sobre un trozo pequeño de cañería, el cual es probable que se encuentre en cada una de ellas. Los teóricos de este prestigioso centro creen que esto pudo haber sido la causa de severas intoxicaciones que resultaron en un punto y final al apogeo de esta metrópoli.

Arqueólogos y científicos siguen preguntándose qué fue lo que provocó la decadencia de la majestuosa Pompeya. Unos estudios anteriores a los que se realizaron en esta universidad danesa, seguraban que el plomo de las tuberías producía graves daños en la salud de los civiles. Después de que algunas comunidades científicas rechazasen la idea tiempo atrás, actualmente los investigadores de este centro académico han encontrado nuevas evidencias sobre los antiguos conductos, los cuales nos remontan a una espantosa epidemia que afectó gravemente al bienestar gastrointestinal de la sociedad romana.

Casa de Loreio Tiburtino, otra villa recuperada – ABC

Al parecer, éstas tuberías presentan índices elevados de toxicidad en la sustancia llamada antimonio, con la que estuvo en contacto la salida del agua potable, dispuesta para ser consumida por todos los habitantes de esta ciudad del Imperio Romano.

Este elemento tan perjudicial pudo haber causado vómitos y diarreas graves, infartos y otros indicios del empozoñamiento.

El grupo de científicos de la Universidad del Sur de Dinamarca asegura que el plomo no era realmente el problema sino el antimonio, el cual se encontró en grandes cantidades en solamente un trozo de cañería de 40 mm.

La arqueóloga y especialista química,  aseguró: «Las concentraciones eran altas y definitivamente problemáticas para los antiguos romanos». Ella se sustentó en un aparato última tecnología para la detección de elementos químicos: el espectómetro de masa de plasma inductivo Bruker 820, asimismo este artilugio permite identificar en donde se encuentran de manera abundante.

La diferencia entre los daños que puede ocasionar el antimonio sobre el plomo es la rapidez en la que afecta al organismo humano, el primero provoca un desastre casi ipso facto, por su elevada toxicidad. El segundo al liberar grandes cantidades de cal insalubres afectan gravemente a quien consuma el agua, solo que el problema no se ve de manera inmediata.

La fontanería subterránea en una Pompeya bajo las cenizas que trajo consigo la erupción del volcán en el 726 d.C. muestra un exceso de plomo en su sistema de agua “potable”, siendo una de las posibles causas del deterioro paulatino en la población.

Los científicos actualmente encuentran grandes trabas para continuar su rigurosa investigación. Toda la ciudad fantasma está protegida por la UNESCO, con lo cual la tarea minuciosa y ligeramente invasiva del muestreo de las tuberías tendrá que esperar u olvidarse. Los académicos quieren terminar de resolver el gran enigma que mermó a los pompeyanos, si el exceso de plomo o el antimonio en el consumo del agua.

 

30 agosto 2017 at 5:02 pm 1 comentario

Mucho antes de Pitágoras

El más célebre de los teoremas matemáticos no fue descubierto por el griego, sino por los babilonios que le precedieron por un milenio

Imagen de la tablilla Plimton 322. UNSW

Fuente: JAVIER SAMPEDRO  |  EL PAÍS
25 de agosto de 2017

¿Hay noticias de hace 3.700 años? Sí, en las matemáticas. Lee en Materia la última. Aprenderás allí cómo dos investigadores australianos han logrado mostrar el significado último de una tableta de arcilla que fue escrita por entonces. Se llama Plimpton 322, y fue hallada hace tiempo en la antigua ciudad de Larsa, la bíblica Ellasar, hoy 250 kilómetros al sur de la castigada Bagdad. Allí, entre los ríos Tigris y Éufrates, nació la civilización moderna, en las mismas tierras en que 7.000 años antes se había inventado la agricultura, y con ella los primeros asentamientos de una especie que llevaba 100.000 años vagando por el mundo en busca del almuerzo. No debería extrañarnos que también las matemáticas surgieran y arraigaran allí. Son las cosas que pasan cuando dejas pensar a la gente que sabe hacerlo.

La tableta Plimpton 322 es una lista de “tripletes pitagóricos”, como ya sospechaban algunos estudiosos y refuerzan ahora los científicos australianos. El primer triplete pitagórico es (3, 4, 5). Eso quiere decir que, si dibujas un triángulo con esos lados, la figura no tiene más remedio que ser un triángulo rectángulo (en el que uno de los tres ángulos es recto, o de 90º). Es una exhibición del teorema de Pitágoras en acción: 32 más 42 da 52, ¿no es cierto? Hay una lista inacabable de tripletes pitagóricos, o listas de tres números que conforman por necesidad un triángulo rectángulo –(5, 12, 13), (7, 24, 25), (21, 20, 29) y así hasta la saciedad—, y su cartografía genera asombrosos patrones geométricos y peculiaridades aritméticas. Ya no hay duda de que los babilonios le pisaron a Pitágoras el teorema.

Tal vez el gran logro de Pitágoras fue descubrir que el placer (o al menos el placer musical) tiene una base matemática

No es un caso único. Tal vez el gran logro de Pitágoras fue descubrir que el placer (o al menos el placer musical) tiene una base matemática. Las combinaciones de sonidos que nos satisfacen guardan las relaciones de longitud de onda más simples (la octava ½; la quinta 2/3; la cuarta ¾, etcétera). Y la escala natural, a menudo llamada pitagórica (do re mi fa sol la si do y vuelta a empezar), emerge de la aplicación reiterativa del algoritmo más simple (cortar a la mitad la longitud de la cuerda). Esta fue la base de la “armonía de las esferas”, la religión de Pitágoras y su secta que sostenía que el cosmos se basaba en los números naturales (1, 2, 3…) y sus fracciones. Otras tablillas encontradas en Mesopotamia demuestran que los babilonios, o como se llamaran en aquel tiempo, ya conocían la “escala pitagórica”. Nuestro Pitágoras leía más literatura antigua de la que nos dio a entender.

El teorema de Pitágoras es uno de los cimientos de nuestra comprensión matemática del mundo. Una de las pocas verdades que se han sostenido durante cuatro milenios. Pero de Pitágoras, lo que se dice de Pitágoras, no parece que fuera.

 

28 agosto 2017 at 9:58 am Deja un comentario

Roma se convirtió en una superpotencia gracias a la plata ibérica

“Lo que demuestra nuestro trabajo es que la derrota de Aníbal y el auge de Roma están escritos en las monedas del Imperio romano”, dice Katrin Westner, quien ha analizado 70 monedas romanas

Moneda romana. Una de las 70 monedas romanas que han sido analizadas mediante la técnica de espectrometría de masas. Foto: Katrin Westner et al.

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
14 de agosto de 2017

Un equipo de científicos, dirigido por Fleur Kemmers y Katrin Westner, de la Universidad Goethe en Frankurt, ha analizado 70 monedas romanas fechadas entre el 310-300 a.C. y el 101 a.C., un período relacionado con la Segunda Guerra Púnica (218-201 a.C.), en la que el general cartaginés Aníbal marchó con sus elefantes de guerra a través de los Pirineos y los Alpes, aunque no llegó a entrar en Roma. “Las monedas romanas de antes de la guerra están hechas de plata del mismo origen que aquellas emitidas por las ciudades griegas en Italia y Sicilia, es decir, los isótopos de plomo característicos de las monedas están relacionados con los minerales de plata y con los productos metalúrgicos de la región del Egeo”, dice Westner. “Pero la derrota de Cartago implicó enormes indemnizaciones a Roma y, además, Roma obtuvo grandes cantidades procedentes de los botines y de la apropiación de las ricas minas de plata españolas. A partir del 209 a.C., la mayoría de monedas muestra unas características geoquímicas típicas de la plata ibérica“, destaca.

El hallazgo demuestra la importancia de la plata española en la conquista romana

El análisis de las antiguas monedas romanas demuestra, por tanto, que la derrota de Aníbal originó una abundancia de riquezas por todo el Imperio romano y que esa riqueza procedía de las minas de plata de Hispania. El hallazgo, una prueba tangible de la transición de Roma de un poder regional a un imperio, ha sido presentado en Goldschmidt, la conferencia de geoquímica más importante del mundo, que se está celebrando esta semana en París. La aplicación de técnicas de análisis geoquímicas ha demostrado la importancia de la plata española en la conquista romana, según revela hoy Goldschmidt en un comunicado. “Esta llegada masiva de plata ibérica cambió de manera significativa la economía romana, permitiendo que se convirtiera en la superpotencia de su tiempo. Esto lo sabemos por las historias de Tito Livio y Polibio, pero nuestro trabajo proporciona una prueba científica contemporánea sobre el ascenso de Roma. Lo que demuestra nuestro trabajo es que la derrota de Aníbal y el auge de Roma están escritos en las monedas del Imperio romano“, concluye Westner.

 

17 agosto 2017 at 1:03 pm Deja un comentario

Cantabria: Identifican en El Cincho el campamento desde el que Augusto culminó la conquista

Las campañas arqueológicas de la Universidad de Cantabria en Campoo reconstruyen episodios de la historia regional entre el siglo I antes de C. y el siglo III

Jóvenes participantes en el campo de trabajo y arqueólogos, en el yacimiento de La Cueva, en Camesa-Rebolledo (Valdeolea). / ROBERTO RUIZ

Fuente: JOSÉ LUIS PÉREZ > Santander |  El Diario Montañés
10 de agosto de 2017

El emperador Augusto viajó a Tarraco en el año 27 con la intención de participar y ponerse al frente de las guerras contra cántabros y astures y, de este modo, culminar la conquista de la Península y fortalecer su figura personal al frente del Imperio. Ahora, investigadores del Grupo Arqueología e Historia en el Imperio Romano de la Universidad de Cantabria (UC), dirigido por José Manuel Iglesias, en concreto el arqueólogo Manuel García Alonso, responsable de las excavaciones en el yacimiento de El Cincho (La Población, Campoo de Yuso), identifican los dos campamentos localizados en este enclave al norte del embalse del Ebro como el punto de partida para la batalla definitiva en las campañas del año 26 o del 25 antes de Cristo.

«Las tropas romanas avanzaban desde Sasamón y, después de haber mantenido enfrentamientos en Bernorio, Ornedo o La Poza, hacen retroceder a los cántabros hasta la Sierra del Escudo. Por ello manejamos la hipótesis de que estos campamentos de verano, de casi 17 hectáreas -muy grandes-, pudieron ser el punto de partida para la batalla definitiva tanto desde el punto de vista militar como desde el punto de vista histórico ya que esta victoria fue el triunfo más grande de las legiones romanas sobre las tribus cántabras, lo que permitió encumbrar al Emperador en Roma y cerrar el templo Ara Pacis -lo que significaba que la Paz se había establecido en todos los territorios del Imperio-», comenta Manuel García, descubridor de este yacimiento en el 2000 y que ahora está en dando grandes novedades arqueológicas.

Estas hipótesis de trabajo las conoció este martes de primera mano el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, que visitó este yacimiento y el de Camesa acompañado por la directora de Cultura, Marina Bolado, por los respectivos alcaldes, Eduardo Ortiz (Campoo de Yuso) y Fernando Franco (Valdeolea) -ambas corporaciones colaboran con el proyecto- y por científicos de la UC que coordina el catedrático de Historia Antigua José Manuel Iglesias.

Excavaciones en El Cincho / ROBERTO RUIZ

Puertas en clavícula

En El Cincho, durante esta campaña los arqueólogos han excavado el muro de cierre de uno de los recintos campamentales, que saben -por análisis de polen- que se levantó entre mayo y junio. Además, han centrado sus trabajos en una de las puertas en clavícula sobre la que pudo haber una torre de vigilancia, de dos o tres plantas, así como una estructura de madera a modo de pasarela por encima del portón de madera. Este sistema es conocido en otros campamentos de los ‘limes’ (fronteras) germánico o británico, pero único hasta la fecha en la arqueología de la Península Ibérica. Se estima que la empalizada podía tener unos cuatro metros de altura.

Tiene claro el equipo que en esta zona coordina García Alonso, que se trataba de un campamento temporada, que apenas se usó algo más de un mes por una legión, que probablemente esperaba aquí la llegada de abastecimientos y refuerzos -por ello hay un segundo recinto más amplio y ligeramente posterior en el tiempo, para las tropas auxiliares- antes de afrontar la batalla decisiva. Ciertamente, el enclave de ambos campamentos superpuestos es estratégico ya que controlan el paso hacia la sierra del Escudo -unos 40 km a la redonda-; otra prueba de ello es que durante la Guerra Civil, en agosto de 1937, aquí hubo pozos de tiradores y trincheras desde el que se defendía la posición ante el avance de las tropas italianas.

Camesa: Unos baños públicos del siglo III

En Camesa, el consejero de Cultura Ramón Ruiz visitó e incidió en la importancia de poner en valor como recurso turístico los restos de unas termas romanas de carácter público que los investigadores datan en el siglo III. Durante los trabajos, que pueden ser visitados porque están a escasa distancia de las ruinas de El Conventón y del centro de interpretación, se han recuperado fragmentos de estucos con los que se decoraban las paredes, fragmentos de mosaicos que cubrían las estancias calefactadas por el hipocausto, fragmentos de cerámica sigillata, una canalización de agua, así como objetos de hierro y bronce. Estos hallazgos han dinamizado las visitas a Camesa un 20% en el último año.

Entre los hallazgos muebles de este área cabe destacarse proyectiles de piedra, la tachuela de la caliga de un legionario romano, el eslabón de una cadena y un quinario de plata que confirma el horizonte cronológico de las operaciones. Debieron ser estos campamentos de corta ocupación, por lo que es normal que no se encuentren muchos materiales, siendo lo más relevante las estructuras e interpretaciones que contextualizan históricamente los descubrimientos arqueológicos.

Sobre la desaparición de los campamentos, los arqueólogos tienen claro que éstos no fueron atacados por las tribus indígenas, sino que fueron destruidos por las propias legiones romanos en el momento en el que los abandonan para avanzar hacia el norte al tiempo que otras unidades procedentes de Aquitania desembarcaban en la costa con el fin de avanzar y sorprender por la retaguardia a los cántabros. En todas las zonas excavadas hay testimonios de incendio intencionados ya que para la estructura de los campamentos se empleó básicamente la madera.

Campo de trabajo en Camesa / ROBERTO RUIZ

Itinerario arqueológico

La Consejería de Cultura contempla la creación de un itinerario arqueológico en Campoo-Los Valles que englobe los tres yacimientos más emblemáticos y con mayores posibilidades didáctico-turísticas: Camesa–Rebolledo, el campamento romano de El Cincho y la ciudad romana de Julióbriga, así lo ha adelantado el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, en el transcurso de la visita que ha realizado a los trabajos de excavaciones en El Cincho y en Camesa-Rebolledo.

Estos proyectos forman parte del programa de investigación Paisaje Histórico de Campoo-Los Valles que desarrolla el grupo ‘Arqueología e Historia en el Imperio Romano’ del Departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Cantabria, dirigido por José Manuel Iglesias y que estudia uno de los periodos más apasionantes de la historia que Cantabria.

El consejero Ramón Ruiz manifestó que estos tres yacimientos conforman entre todos «una interesante y atractiva zona arqueológica», motivo por el cual la Consejería estudiará el diseño de un itinerario «que dé a conocer esta secuencia histórica que va desde las guerras cántabras hasta los asentamientos romanos». Además de destacar su “innegable” valor científico, el consejero quiere que estos yacimientos sean “un motor de desarrollo y promoción para esta comarca”.

El titular de Cultura recordó que al inicio de esta legislatura se puso en marcha un ticket conjunto para visitar Julióbriga y Camesa Rebolledo que ha significado que este último yacimiento registre un sensible aumento de visitantes. En ese sentido, ha señalado que Camesa-Rebolledo recibió el año pasado 2.115 visitantes, lo que supuso un 20% más con respecto al 2015 (1.637). En cuanto a Julióbriga, fueron un total de 8.010 los visitantes, un 5% más con respecto al año 2015 (7.625), cifras éstas que, para Ramón Ruiz, «son estimables pero que también nos obligan a implantar iniciativas que nos ayuden a un crecimiento de las mismas de manera sostenible y a la largo de todo el año».

 

17 agosto 2017 at 9:07 am Deja un comentario

Descubierto en Cádiz el mayor puerto púnico del Mediterráneo

Arqueólogos encuentran un gran asentamiento de tres hectáreas junto a la ciudad fenicia de Doña Blanca, gracias a un georradar

Miembros de la Universidad de Cádiz escanean con un georradar el terreno sobre el antiguo puerto fenicio, en el poblado de Doña Blanca. JUAN CARLOS TORO

Fuente: JESÚS A. CAÑAS > El Puerto de Santa María  |  EL PAÍS
5 de agosto de 2017

Los últimos rayos de sol tiñen de dorado el pasto de la finca ganadera de Miguel y Manuel Lavi. Las vacas no pierden de vista a un invitado desconocido. Al remolque de una ranchera conducida por el profesor de Historia Antigua de la Universidad de Cádiz Lázaro Lagóstena, un novedoso georradar escanea el subsuelo en profundidades de hasta cuatro metros. Aunque los terrenos lindan con el yacimiento fenicio de Doña Blanca, situado en El Puerto de Santa María (Cádiz), a simple vista no hay indicios de vestigios en la zona. De repente, el ordenador del georradar comienza a dibujar la retícula de lo que parecen calles y edificios. Lagóstena y su equipo acaban de confirmar lo que ya sabían: bajo esas tierras fértiles se esconde el desconocido puerto púnico de Doña Blanca, “el más extenso y mejor conservado del Mediterráneo”, como apostilla el profesor.

No es la primera vez que Lagóstena, coordinador de la Unidad de Geodetección de la universidad, visita la zona con su georradar. En la primavera de 2016 ya acudió a ese punto, ubicado en la falda de la Sierra de San Cristóbal y cercano al antiguo cauce del río Guadalete, para probar y entrenar su equipo de arqueología no invasiva. Exploró superficies no excavadas, pero sí documentadas del yacimiento. De paso, escaneó cinco hectáreas en los terrenos de los hermanos Lavi, inexploradas arqueológicamente y sin protección alguna, pero donde el conservador del museo de El Puerto Juan José López Amador ya teorizó, en 2008, sobre la posible existencia de estructuras enterradas. Sin embargo, la sorpresa fue mayúscula hasta para el propio Amador. La geofísica permitió averiguar la presencia de un gran asentamiento de 250 metros de largo, 125 de ancho; un perímetro de 700 metros y tres hectáreas aproximadas de superficie. Las estructuras comienzan a aparecer a 50 centímetros de profundidad y alcanzan hasta los 1,80 metros.

“Interpretamos que es el espacio portuario de la ciudad fenicia y púnica”, explica Lagóstena mientras escanea de nuevo, en los últimos días de julio, algunos puntos del terreno que se quedaron por analizar en la anterior campaña. Los hallazgos dejan poco lugar a la duda. Con sus pasadas de dos metros de ancho, el georradar dibuja una amplia e intrincada trama urbanística. “Se identifican diversos edificios con probable funcionalidad portuaria como almacenes, espacios productivos o edificios religiosos”, añade. A eso se suman estructuras como calles y espacios abiertos que permiten plantear “la hipótesis de su identificación con el área portuaria de la ciudad del Castillo de Doña Blanca durante el período púnico-cartaginés” (siglos V-III a.C.).

Tanto Lagóstena, como el profesor José Antonio Ruiz Gil, del área de Prehistoria de la Universidad, tienen claro que el espacio, de una única fase constructiva, se puede asociar a la etapa púnica, ya que presenta una trama “de tipo ortogonal o hipodámica”. “De clara influencia helenística muestra características urbanas conocidas en el Mediterráneo Central (Sicilia y Magna Grecia), sin olvidar sus similitudes con el barrio portuario de Cartago”, añade el coordinador de la Unidad de Geodetección.

La importancia del hallazgo es mayúscula y no solo porque hasta ahora se pensaba que la ciudad fenicia de Doña Blanca era una ciudad portuaria en sí, en lugar de una ciudad con puerto anexo, como se ha descubierto ahora. “La amplia extensión del yacimiento, su buena conservación, y su poca afección por construcciones de épocas posteriores, convierten este espacio portuario probablemente en el más extenso y mejor conservado de los conocidos para la antigüedad púnica en toda la cuenca mediterránea”, añade Lagóstena con rotundidad. De hecho, el doctor da un paso más y afirma que la trama urbana descubierta denota que se encuentran ante “uno de los puertos más importantes de la época”. La infraestructura denota el destacado peso en el comercio marítimo que todavía seguía teniendo la ciudad de origen fenicio, del siglo VIII a. C., durante su etapa púnica.

Detalle de la imagen del georradar que muestra (en blanco) la trama urbana descubierta.

Todo lo conocido hasta el momento ha sido posible gracias al georradar y el posterior estudio de las imágenes registradas, sin realizar excavación alguna ni estudio de material arqueológico. Ahora, Lagóstena y Ruiz Gil, junto a investigadores y doctorandos de su equipo, preparan un análisis detallado del hallazgo, con la idea de presentarlo a la comunidad científica a través de artículos en diversas publicaciones.

El nuevo hallazgo confirma el destacado peso del yacimiento de Doña Blanca para comprender la presencia de los fenicios en el sur español. En litoral gaditano están documentados hasta tres núcleos de asentamiento fenicios: Cádiz, el yacimiento del Castillo de Chiclana de la Frontera y la propia Doña Blanca, ubicada donde antes se encontraba la desembocadura del Guadalete. De ellas, la última es la más destacada, dada su extensión excavada y su buen estado de conservación. Todo ello cuando hasta ahora se creía que solo había salido a la luz un 5% (unos 8.500 metros cuadrados) de la ciudad. Sin embargo, este descubrimiento confirmaría que la urbe tiene un tamaño mucho mayor de lo estimado y una historia oculta que depara muchos más secretos por explorar.

 

16 agosto 2017 at 8:19 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente