Posts filed under ‘Patrimonio Mundial Unesco’

Datan el naufragio del pecio Bou Ferrer en el último periodo del mandato de Nerón

Las excavaciones realizadas este verano en el yacimiento subacuático del pecio Bou Ferrer, en aguas de La Vila Joiosa (Alicante), han permitido situar la fecha del naufragio de la nave entre los años 64 y 68 de nuestra era, durante el último periodo del mandato de Nerón.

Foto: EFE

Fuente: EFE  |  ABC
15 de septiembre de 2017

Una fecha que se certifica con el hallazgo de dos monedas, un sextercio y un dupondio, ambas del citado emperador.

El director científico de las excavaciones, Carles de Juan, ha explicado hoy que la datación se establece en esos años porque “las monedas de Nerón se retiraron muy rápidamente tras su muerte”.

En esta campaña de excavaciones ha participado el Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña (CASC), gracias a un acuerdo de colaboración con la Dirección General de Cultura de la Generalitat.

El CASC ha trabajado con la embarcación Tethis y un equipo “con los mejores arqueólogos subacuáticos del país”, según De Juan.

Durante los trabajos también se ha descubierto un lingote de plomo con una marca que hacía referencia a un emperador de la dinastía Julia Claudia y una contramarca que aludía directamente a Nerón.

Se ha conocido que el buque transportaba un cargamento de plomo procedente de Sierra Morena y que había partido del puerto de Gades (Cádiz) hacia Roma.

El plomo iba a ser usado para la fabricación de las tuberías que transportaban el agua a las casas y villas romanas durante la reconstrucción de la ciudad tras el incendio que la asoló.

Además, se ha encontrado un resto de madera procedente de un costado del barco hasta la borda.

“Un hallazgo inaudito que supone el segundo caso documentado y que permitirá restituir la forma de la nave”, ha indicado De Juan.

Estos descubrimientos han sido valorados por el director del Museo de Arqueología de Cataluña, Josep Manuel Rueda, que los ha calificado de “trascendentes”.

Por su parte, la directora general de Cultura y Patrimonio de la Generalitat, Carmen Amoraga, que ha acudido a la presentación del balance de los descubrimientos de esta campaña de verano, ha considerado “cruciales” los trabajos efectuados.

Amoraga también ha destacado la “gran colaboración” entre todas las entidades y órganos que han tomado parte, así como la “rentabilidad temporal y profesional, porque se han cuadruplicado los turnos de buceo, el número de investigadores y el tiempo de campaña”.

Estos hallazgos se añaden a lo que ya se conocía, que el barco transportaba también un gran número de ánforas llenas de una salsa de pescado muy apreciada en Roma.

El pecio Bou Ferrer está declarado Bien de Interés Cultural y este año la Unesco lo ha incorporado al Registro de Buenas Prácticas en Arqueología Submarina.

El yacimiento arqueológico subacuático Bou Ferrer está situado a 25 metros de profundidad y a mil metros de distancia de la costa de La Vila Joiosa.

 

Anuncios

15 septiembre 2017 at 5:40 pm Deja un comentario

Hallan “bien conservada” la borda del Pecio Bou Ferrer

La investigación también revela que el navío cargaba el doble de las ánforas

Los investigadores no solo se centran en recuperar y documentar los aspectos físicos del mercante sino también en desentrañar la historia que lo llevo a naufragar en aguas de La Vila / E.M.

Fuente: SILVIA YUS > Villajoyosa  |  EL MUNDO
23 de agosto de 2017

El equipo de arqueólogos del Pecio Bou Ferrer ha hallado la borda del barco que se encuentra «rota pero bien conservada» en el fondo de la costa vilera. Además las investigaciones de la campaña de arqueología subacuática que se está llevando a cabo estos días han permitido acotar en el tiempo el hundimiento del navío y descubrir que su carga podría duplicar las estimaciones iniciales.

No serían 2.500 sino 5.000 las ánforas que trasportaba este gran mercante del Imperio Romano que permanece desde hace más de 2.000 años hundido a un kilómetro de las costas de La Vila Joiosa. También se estima que el cargamento de tinajas contenía salsa de pescado refinada destinada a la nobleza.

El principal hallazgo ha sido una pieza importante de la embarcación como es la borda, parapeto que rodeaba la cubierta, y que ha sido descubierta en esta campaña. Se trata de la parte más alta del casco la cual permite tener mejor percepción de las dimensiones reales de la embarcación y que serían muy superiores a lo que se barajó en un principio. Aunque la borda presenta roturas los arqueólogos estiman que se encuentra en muy buen estado de conservación.

Los investigadores no solo se centran en recuperar y documentar los aspectos físicos del mercante sino también en desentrañar la historia que lo llevo a naufragar en aguas de La Vila. Según explicó ayer el alcalde Andreu Verdú tras visitar los trabajos «parece ser que el navío intentaba refugiarse en La Vila Joiosa o bien que un gran temporal de Levante lo fue arrastrando hacia estas costas, dado que navegaba a vela».

Se estima que el cargamento de tinajas contenía salsa de pescado refinada para la nobleza E.M.

Otro dato relevante que están tratando de confirmar los científicos es la fecha concreta de hundimiento del pecio. Las pesquisas han permitido acotar el momento entre la década de los 60 o 70 del siglo primero después de Cristo. Una época en la que el Imperio Romano estaba gobernado por el emperador Nerón a cuya flota se cree que pertenece el Pecio Bou Ferrer.

Son algunas de las revelaciones deja la campaña de excavación subacuática que se llevará a cabo hasta mediados del próximo mes de septiembre en el Pecio Bou Ferrer con la colaboración del Museu d’Arqueologia de Catalunya y la Universidad de Alicante. Pese a que falta casi un mes para que finalice, los investigadores ya han catalogado la campaña como «un éxito» y esperan recopilar y documentar todos los hallazgos y piezas recuperadas para darlas a conocer con mayor detalle al término de los trabajos.

Un equipo de 15 personas en total trabaja a bordo del Thetis, el barco de investigación del Centre d’Arqueologia Subaquática de Catalunya, realizando dos inmersiones diarias en grupos de cuatro.

 

Guardar

28 agosto 2017 at 9:45 am Deja un comentario

Renace el famoso Teatro Marítimo de Villa Adriana

Resplandece la alcoba secreta del emperador Adriano, en el 1900º aniversario de su acceso al poder

El Teatro Marino en la Villa Adriana – ABC

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ > Tívoli  |  ABC
17 de agosto de 2017

Era uno de los lugares predilectos del emperador Adriano (Itálica, 76 – Bayas, 138 d.C. ) en su fabulosa Villa Adriana, que ocupaba 120 hectáreas, a las afueras de Tívoli, a unos 30 kilómetros de Roma. Ahora, cuando se cumple el 1900º aniversario de su acceso al poder, en el 117 d.C., sucediendo a su tío Trajano, renace la alcoba secreta del emperador Adriano: Se reabre el famoso Teatro Marítimo y la Sala de los filósofos, después de tres años de restauración. Son dos edificios contiguos: El primero dedicado al retiro del emperador Adriano, lugar para cultivar el otium literario y filosófico, una isla, zona privada para aislarse con sus reflexiones y sus amores. El segundo es una amplia sala rectangular dedicada a la biblioteca de la villa. El Teatro Marítimo es el lugar más emblemático de Villa Adriana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999. «Era un espacio dedicado al pensamiento, a la meditación, a la reflexión, un área fundamental del complejo residencial de Adriano», manifiesta el director de la Villa, Andrea Bruciati, quien añade con visible emoción: «El Teatro Marítimo es un lugar único, porque es íntimo, privado, que encierra toda la sensibilidad y la complejidad de quien estaba al centro del mundo».

Villa en la villa

Era una «villa en la Villa», según definición de los arqueólogos. Retiro íntimo del emperador para sus meditaciones, y quizás alcoba de amor con su Antinoo, bellísimo esclavo adolescente nacido en Bitinia (Asia Menor), durante cinco años favorito amante del emperador. Tras su trágica muerte, ahogado misteriosamente en las aguas del Nilo en el 130 d. C., a Antinoo se le rindió culto.

El público puede acceder hasta el peristilo, el recinto rodeado de columnas, y caminar a lo largo del anillo de agua, que era una auténtica piscina donde Adriano podía también bañarse. Y se puede observar la isla central, que en su tiempo estaba comunicada solo por dos puentes de madera que podían elevarse. En esa isla había una especie de apartamento completo: Contaba con atrio, triclinio, un estudio, dos habitaciones, baño termal y vestuario. En la interpretación más romántica, era también una alcoba de amor. Aquí, en estas salas el emperador filósofo habría comenzado, según crónicas y biografías, a escribir sus propias memorias. Es sugestivo imaginar a Adriano componer el famosísimo poema fúnebre, con estos versos existenciales: «Pequeña alma, blanda, errante/ Huésped y amiga del cuerpo» («Animula, vagula, blandula / Hosped comesque corporis»).

Cabe imaginar también la emoción que habría sentido la escritora Marguerite Yourcenar (Bélgica, 1903 – Estados Unidos, 1987) al ver renacer el Teatro Marítimo de esta legendaria Villa Adriana, en cuyo ambiente paseó y respiró para escribir las «Memorias de Adriano», su amado emperador que favoreció las artes, demostró humanidad teniendo consideración con los esclavos e hizo más grande la gloria de Roma al lograr durante su reinado que el imperio alcanzara la mayor extensión territorial de su historia.

 

17 agosto 2017 at 1:27 pm Deja un comentario

Tarragona devuelve la magia a su anfiteatro con un viaje al pasado

La ciudad de los tres Patrimonios de la Humanidad ensalza el más importante: su conjunto arqueológico de Tarraco

Anfiteatro de Tarragona

Fuente: MÓNICA GAIL  |  ABC
11 de agosto de 2017

Antiguamente, la ciudad de Tarraco (Tarragona) fue una ciudad romana. Esta relación de Tarragona con los romanos tiene una historia singular y se remonta al siglo III a.C., época en la que se cree que los romanos se establecieron estratégicamente en este lugar. Según cuenta la leyenda, el dios Júpiter abandonó a su esposa, la mortal Tíria, al enamorarse de Tarragona, con la que quedó fascinado.

Ahora, Tarragona destaca por sus tres Patrimonios de la Humanidad declarados por la UNESCO: su Tarraco romana, los Castells y la Dieta Mediterránea. Y, esta vez, la ciudad ha ensalzado su patrimonio más importante: el conjunto arqueológico de Tarraco. Su Anfiteatro, con vistas al Mar Mediterráneo, quiere amenizar las noches veraniegas de los sábados para escenificar la obra «Historia Viva».

Representación de «Historia Viva»

Es la 6ª edición de «Historia Viva», una recreación histórica del pasado romano de Tarragona que este año presenta una gran novedad: la incorporación a la misma de las nuevas tecnologías digitales. Mediante ellas, se consiguen proyecciones en la arena del recinto que se combinan armónicamente con las recreaciones en vivo.

La intención es que el público viaje al pasado para conocer cómo vivían los romanos en aquella Tarraco, primer asentamiento del Imperio fuera de Italia. Con el nuevo formato, con la tecnología digital, su vida cotidiana y los combates de los gladiadores cobran fuerza sobre el escenario. Se ha conseguido combinar la imagen de diferentes proyectores como si fuera uno solo, al mismo tiempo que se coordina la luz y el sonido.

Este acto «pretende posicionar el relato y la marca de Tarragona ofreciendo al visitante una experiencia única y memorable en el Anfiteatro», afirma Inma Rodríguez, Concejala de Turismo del Ayuntamiento de Tarragona.

El proyecto ha sido impulsado por el Patronato Municipal de Turismo de Tarragona, con la participación de grupos de recreación histórica de la ciudad, Tarraco Lvdvs y Thaleia, de la empresa Digivisión, que junto a la empresa Imageen han creado la App de realidad aumentada Imageen Relivint Tarraco, que recrea los lugares históricos más importantes de la ciudad mostrándolos comparativamente tal y como eran hace 19 siglos, una iniciativa pionera en España.

Escena de la representación de «Historia Viva»

Fueron 700 las personas que asistieron a la sesión inaugural el pasado 15 de julio. La representación se prolongará hasta el 2 de septiembre y se hace cada sábado a partir de las 22.00 horas.

El precio de las entradas anticipadas es de 10 euros para adultos y 7,50 euros para niños entre cinco y 12 años, y mayores de 65 años. Los menores de cinco años tienen entrada gratuita. El precio en taquilla es de 15 y 10 euros, respectivamente. Además, hay una entrada familiar, para dos adultos y dos niños, a un precio único de 35 euros. La compra de estas entradas puede realizarse a través de la web del Patronato Municipal de Turismo, www.tarragonaturisme.cat, y también en las oficinas municipales de Turismo o en las taquillas del Anfiteatro, dos horas antes de la representación.

Anfiteatro de Tarragona

Historia del Anfiteatro de Tarragona

Fue construido a finales del siglo II d.C. a orillas del mar Mediterráneo, en la parte baja de la ciudad, cerca de la Vía Augusta. Su arquitectura en forma de elipse tiene capacidad para albergar a unas 14.000 personas. En él se disputaban espectáculos como las luchas de los gladiadores, las luchas con animales, cacerías o exhibiciones atléticas y también las ejecuciones públicas.

Presenta la característica arena donde se desarrollaban los espectáculos, rodeada por la cávea para acomodar el público, y donde quemaron vivos al obispo tarraconense Fructuoso y a sus diáconos Augurio y Eulogio en el año 259. El Anfiteatro fue abandonado en el siglo V y utilizado como cantera para otros edificios. Un siglo más tarde, se construyó en su interior una basílica visigótica, sobre la cual se levantó la iglesia medieval de Santa María del Miracle.

Actualmente, es considerado popularmente como uno de los monumentos romanos más representativos en la península y se puede observar tal y como quedó después de su restauración en los años 70.

 

17 agosto 2017 at 9:34 am Deja un comentario

Hallan en Itálica un lecho de banquetes único, similar al de Adriano

El hallazgo ha sido realizado por un equipo de arqueólogos de la Universidad de Pablo de Olavide

Fuente: EFE  |  Diario de Sevilla
10 de agosto de 2017

Un equipo de arqueólogos de la Universidad de Pablo de Olavide de Sevilla han certificado en el conjunto arqueológico de Itálica un lecho de banquetes de la época romana con una construcción en patio única en España, similar al que el emperador Adriano tenía en Roma.

Se trata de uno de los hallazgos más llamativos del denominado Proyecto de la Casa de la Cañada Honda, una de las casas mejor conservadas de Itálica, cuya excavación comenzó en los años 70 del pasado siglo pero de la que aún queda en torno a un tercio de su superficie por conocer, según han informado fuentes de este proyecto.

Los arqueólogos han comprobado que constituye un elemento único en España en lo referente a estructuras de este tipo, con similitudes al conservado en la Villa de El Ruedo de Almedinilla (Córdoba).

Este tipo de construcciones eran parte indispensable de los banquetes que las clases altas realizaban para sus amigos, aunque el de Itálica sólo tiene comparación con el que utilizaba el emperador Adriano en la Villa Adriana del Tívoli en Roma.

El trabajo se realiza en el marco del Seminario de Arqueología de la Universidad Pablo de Olavide, que se inició el pasado 3 de julio, y constituye el primer proyecto de excavaciones arqueológicas de la UPO en Itálica.

Las excavaciones, dirigidas por el profesor de Arqueología Rafael Hidalgo, se centran en dos puntos específicos del conjunto arqueológico que presentan importantes incógnitas y cuya resolución permitirá comprender diversos aspectos de la configuración y evolución de la ciudad de Itálica.

En el caso de la Cañada Honda, además de completar la excavación, se llevará a cabo también el estudio de las estructuras anteriormente exhumadas, y la certificación de este lecho, llamado stibadium ha sido uno de sus hallazgos más llamativos.

Por otro lado, se llevan a cabo también excavaciones en la muralla tardoantigua de Itálica, en el tramo situado en las inmediaciones del Traianeum, una muralla de gran interés para comprender la evolución histórica de Itálica.

 

17 agosto 2017 at 9:16 am Deja un comentario

Excavan una villa en Itálica con una construcción única en la península

La UPO estudia un lecho de banquetes similar al que tenía Adriano en Roma. En octubre iciará los trabajos en la muralla, nunca excavada antes

Miembros del equipo de la UPO excavando en la Casa de la Cañada Honda – RAÚL DOBLADO

Fuente: JESÚS MORILLO  |  ABC de Sevilla
16 de julio de 2017

Este agosto se cumplirán diecinueve siglos del fallecimiento de Trajano y la llegada al poder de Adriano, los dos emperadores béticos que tuvo el imperio romano. Las administraciones públicas no han aprovechado la fecha para dar un salto cualitativo con objeto de fomentar el conocimiento de los emperadores, mediante alguna actividad, como por ejemplo, una exposición, ni para avanzar en el estudio de sus figuras, organizando, por ejemplo, algún simposio internacional. El único lo organizó Civisur, que promueve la candidatura a Patrimonio de la Humanidad de Itálica.

El Seminario de Arqueología de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) sí ha aprovechado la efeméride y ha puesto en marcha su primer proyecto de excavaciones en el conjunto arqueológico de Itálica, que persigue, en una de sus dos intervenciones, la huella del emperador Adriano en la ciudad bética.

Se trata de la excavación que están realizando durante todo el mes de julio en la Casa de la Cañada Honda, en cuyo patio hay una construcción prácticamente única en España, pues solo se conserva otra similar en la península ibérica en la Villa del Ruedo de Almedinilla (Córdoba).

Esta construcción es un lecho de banquetes denominado «stibadium», diferente del habitual «triclinium», por cuanto aquel distribuye los divanes que lo forman de forma radial respecto a una fuente, mientras este los sitúa en forma de «U», explica el director de la excavación y profesor de Arquelogía de la UPO Rafael Hidalgo.

Lo que hace único a este «stibadium», explica Hidalgo, «es que es muy difícil de ver antes del Bajo Imperio (siglos III y IV d. C.). Los únicos que había en época de Adriano (siglos I y II d. C.) son los que se conservan en la Villa Adriana, en Tívoli, uno en el Canopo y otro en el Palazzo, que excavamos hace un año».

La excavación trata de probar si el «stibadium», muy raro de ver antes del Bajo Imperio, es de la época de Adriano

Lo que trata de probar este equipo con este proyecto es si el «stibadium» de Itálica es de la época del emperador. «Creemos que la casa de Itálica, situada en el barrio Adrianeo, una zona de casas nobles, pertenecía a un rico patricio con casa en Roma y que pudo, tras estar en la villa de Adriano, construirse un “stibadium” similar». Para poder probar esta teoría, se están tomando muestras de los morteros romanos para analizar la composición química de las argamasas y a partir de ahí comprobar si son de la misma época las de Itálica y Villa Adriana, explica la estudiante de doctorado, Rocío Durán, mientras trabaja en la Casa de la Cañada Honda, sobre la que, además, prepara su tesis. La comparativa la podrán hacer cuando concluyan las excavaciones que el Seminario de Arquelogía realizará en la Villa Adriana en agosto y septiembre.

Trabajos todo el mes de julio

Durán forma parte del equipo que excava en Itálica durante todo julio bajo la dirección de Hidalgo, en jornadas de siete y media de la mañana a las dos de la tarde. En total, están sobre el terreno cuatro arqueólogos, un topógrafo y una treintena de alumnos —de distintos grados de Humanidades y de doctorado d e la UPO—, que trabajan en turnos diarios de quince estudiantes. «Excavar en estos meses es muy duro, pero es la mejor época para hacerlo, ya que la lluvia es tu peor enemigo».

La UPO excavará por primera vez la muralla tardoantigua de Itálica en un tramo cercano «Traianeum»

Los trabajos en Itálica los retomará la UPO el próximo octubre, fecha en la que excavarán por primera vez en la muralla tardoantigua de la ciudad, en un tramo situado en las proximidades del «Traianeum». «No se ha excavado nunca, solo se conoce su ubicación gracias las prospecciones geofísicas. Esta excavación puede aportarnos datos para conocer la evolución histórica de Itálica más allá del imperio romano», señala.Con estas palabras, este arqueólogo hace referencia al hecho de que Itálica continuó siendo habitada en época visigoda. «La muralla o es del siglo IV o, más probablemente, del siglo VI, construida durante el conflicto entre Leovigildo y Hermenegildo», que enfrentó a padre e hijo por haberse convertido este último al catolicismo.

Esta segunda fase contará con la colaboración de un equipo de arqueólogos de la universidad alemana de Marburg, dirigidos por el profesor Max Teichner, que se encargarán de realizar las prospecciones geofísicas previas a la excavación de la muralla y colaborarán también en los trabajos.

Jornadas de puertas abiertas

Estas excavaciones se desarrollarán, como mínimo, durante el próximo curso, aunque «con toda probabilidad se extenderán un año más. En ese tiempo, la investigación se complementará con el desarrollo de la actividad docente en la UPO, pues todas las prácticas del Seminario de Arqueología se trasladarán a allí. Creo que estaremos dos años y que tendremos una monografía con resultados medio año después».

Esa unión de la investigación al proyecto docente es un aspecto que valoran los alumnos de Humanidades que participan en la excavación, como Laura Cantos. «La arqueología es algo que veía como muy lejano, como algo que se veía en la tele. Pero cuando vi el anuncio en la facultad me apunté y me cogieron. Es un trabajo pesado, pero cuando encuentras, por ejemplo, una «lucernita» (pequeña lámpara romana) y estucos, eso es un mundo».

Algo de la emoción que supone desenterrar piezas que hablan del pasado romano e imperial de la actual Santiponce pueden sentirlo los visitantes que quieran acercase a la excavación, pues el equipo organiza todos los viernes jornadas de puertas abiertas a las diez de la mañana y con explicaciones en cuatro idiomas: español, francés, inglés e italiano. Una oportunidad de buscar la huella de Adriano el año del XIX aniversario.

 

16 julio 2017 at 11:41 am Deja un comentario

El arte de Palmira resplandece en Italia

Una exposición en el Museo de Aquilea, con esculturas, mosaicos y relieves funerarios, difunde la importancia de un patrimonio cultural único en peligro

Estela del siglo I d.C. Museo Arqueológico Nacional de Aquilea

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES   |  ABC
3 de julio de 2017

Palmira, una joya de arte que los terroristas de Daesh quisieron destruir, resplandece en una exposición en Italia, la primera en Europa dedicada a la ciudad siria después de su destrucción por el terrorismo fundamentalista. Con el título «Caras de Palmira en Aquilea», una treintena de esculturas, mosaicos y monumentos funerarios, además de fotografías, se exponen hasta el 3 de octubre en el Museo Arqueológico Nacional de Aquilea, antigua ciudad romana en la provincia de Udine, al norte de Italia.

La muestra pretende difundir la importancia de un patrimonio cultural único en peligro, y contiene además un valor simbólico, uniendo la cultura de dos ciudades: Palmira, fértil «reina del desierto», colonia romana, donde se hablaba griego, arameo y latín, centro estratégico de intercambio de especias, incienso, piedras preciosas, mirra y seda; y Aquilea, fundada por los romanos en el 181 a.C., nacida como muralla contra las poblaciones guerreras que llegaban desde los Alpes y del Este, ciudad multilingüe y mercantil. Palmira y Aquilea, dos ricas ciudades antiguas, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, dialogan a pesar de la distancia geográfica, mediante obras maestras de la exposición.

Diálogo cultural

Relieve funerario con el retrato de Batmalku e Hiran – MUSEO NACIONAL DE ARTE ORIENTAL DE ROMA

En ambas ciudades, con sus contextos diversos desde el punto de vista étnico y cultural, hay afinidades, como la tolerancia y convivencia entre religiones y culturas. Por ejemplo, el altar dedicado al sol, prestado por los Museos Vaticanos, representa el traslado, en el siglo I d.C., de una comunidad de Palmira a Roma, tan ligada a sus propias divinidades que las honran también en Italia. Por otro lado, el retrato de Batmalku e Hiran, procedente del Museo Nacional de Arte Oriental de Roma, representa una madre con su hijo. Los relieves de Palmira dan mucha importancia a los afectos familiares, evidenciados en las inscripciones en arameo.

En el museo de Aquilea, que aporta ocho obras propias a la exposición, se confrontan, sobre todo, relieves funerarios con retratos de difuntos, en solitario o en pareja, revelando papeles sociales, modas y tendencias de la propia época, desde el primero hasta el cuarto siglo después de Cristo. Las diferencias estilísticas entre el arte de Palmira y Aquilea son notables, aunque se intentaba una autorrepresentación común en todo el imperio romano. En Aquilea, zona norte del Adriático, donde los sepulcros se disponían de forma regular a lo largo de las vías de salida de la ciudad, se impone un estilo minimalista, más esquemático, al representar la fisonomía de los difuntos. En cambio, el estilo en Siria es diverso: los retratos femeninos de Palmira se ilustran con los mínimos detalles, con collares y anillos en todos los dedos.

Foto histórica de las ruinas de Palmira – © Elio Ciol

Una difícil reconstrucción

La gran pregunta que todo el mundo se hace hoy es si ese gran patrimonio artístico de Palmira se puede reconstruir. El arqueólogo Paolo Mattiae, gran experto de la Siria antigua, donde excavó durante medio siglo, descubridor de la ciudad de Ebla, al norte de ese país, cree que será posible la reconstrucción, aunque lo ve complicado. «Las últimas noticias del director general de arqueología en Siria dicen que los restos arqueológicos no han sido pulverizados; el 70% está intacto, el otro tercio está en gruesos fragmentos que permitirán su restauración», afirma Mattiae, aunque reconoce que «será muy difícil. Toda reconstrucción es un negocio».

La exposición de Aquilea refleja la «limpieza cultural» que ha hecho el terrorismo islámico, según Irina Bokova, directora general de la Unesco. En efecto, guerras y devastaciones naturales han destruido el patrimonio artístico de poblaciones mundiales a lo largo de la historia. Pero nunca se había visto en tiempos recientes el sistemático intento de eliminar al enemigo con la destrucción de su propia cultura y su patrimonio artístico. Tiene su lógica perversa la destrucción de un patrimonio arqueológico de un país: con la destrucción de monumentos y obras de arte de una población, se le priva de su identidad y se le golpea en el corazón. Por eso, el patrimonio de lugares de Siria bajo el control de los fundamentalistas islámicos sigue siendo destruido.

De ahí que al contemplar esta bella exposición, hay quien recuerda una reflexión de Albert Camus, premio Nobel de Literatura en 1957: «Sin cultura y la relativa libertad que de ella se deriva, la sociedad, aunque fuera perfecta, sería una jungla. He aquí el por qué toda auténtica creación es en realidad un regalo para el futuro».

 

3 julio 2017 at 10:38 am Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente