Posts filed under ‘yacimientos arqueológicos’

La Acrópolis, cerrada por una huelga de guardas de monumentos

También permanecen hoy cerrados al público el Partenón y el templo de Atenea, ambos situados en la colina ateniense

acropolis-cierre

Turistas toman fotografías de la Acrópolis desde la colina Pnyka – EFE

Fuente: EFE  |  ABC
20 de febrero de 2017

Una huelga de 24 horas convocada por los guardas de monumentos por disputas contractuales con el Estado griego ha obligado a cerrar la Acrópolis de Atenas y otros sitios arqueológicos.

El sindicato del sector PEYFA, convocante del paro, pide que se contrate a personal adicional y que se les abonen las horas extras, según los medios griegos.

«Esperamos que estos problemas, que no tienen impacto fiscal, puedan ser solucionados antes de las vacaciones de Semana Santa y que la temporada turística pueda empezar sin problemas en los museos y sitios históricos», aseguró un representante sindical a los mismos medios.

La huelga dejará inaccesibles al público tanto el Partenón como el templo de Atenea, ambos situados en la colina ateniense.

El Ministerio de Cultura pidió a los huelguistas que cancelaran el paro recordándoles el programa gubernamental para contratar a 200 guardas más, y aseguró que se reunirá con ellos este mismo lunes.

 

20 febrero 2017 at 2:59 pm Deja un comentario

Descubierta en Guadalajara la ciudad que puede cambiar los libros de historia

  • Un equipo de arqueólogos e investigadores ha descubierto bajo la ermita de la fotografía un hallazgo de enorme relevancia: una ciudad romana de 12 hectáreas, que se creía perdida, oculta bajo una colina y en perfecto estado de conservación.
  • Se localiza en el municipio de Driebes, en Guadalajara, cerca del límite con Madrid. Las nuevas tecnologías empleadas han permitido identificar restos de calles, el foro, las termas, viviendas y un mercado.
  • Los expertos señalan la excepcional importancia de este yacimiento para el conocimiento del interior de la Hispania romana

caraca1_lr

La ciudad romana de Caraca estaría oculta bajo una colina y ocuparía una extensión de 12 hectáreas

Fuente: Julián Herrero > Madrid  |  LA RAZÓN
20 de febrero de 2017

Ha sido descubierta la que los arqueólogos identifican con una ciudad romana perdida, de nombre Caraca, en el municipio de Driebes (Guadalajara, cerca del límite de Madrid), en la comarca de la Alcarria Baja. Ya había indicios arqueológicos de la importancia del lugar, puesto que en 1945, durante la construcción del canal de Estremera, fue localizado a los pies de este cerro un tesorillo de plata, con un peso de casi 15 kilos, formado por tortas de pesos, recipientes, lingotes, sortijas, torques, fíbulas, y monedas.

El tesoro, datado a finales del siglo III a.C., se expone actualmente en el Museo Arqueológico Nacional y, pese a su importancia, se desconocía todo sobre su contexto arqueológico en esa zona, que no se había explorado y la mayor parte de los estudiosos tenía como carente de importancia. Posteriormente sólo se habían realizado algunas prospecciones en la década de los ochenta por parte de los profesores Jorge Sánchez-Lafuente y Juan Manuel Abascal.

caraca2_lr

Pero, desde este pasado otoño, un equipo de arqueólogos dirigido por Emilio Gamo Pazos (profesor-tutor del Centro Asociado de la UNED en Madrid) y Javier Fernández Ortea (gestor del Monasterio de Monsalud) ha desarrollado una prospección arqueológica intensiva y geotécnica del cerro de la Virgen de la Muela, en Driebes, descubriendo un hallazgo de enorme relevancia: toda una ciudad romana, de considerables dimensiones (unas 12 hectáreas), oculta bajo la colina.

Para explorar ésta se formó un equipo multidisciplinar formado por profesionales del CAI de Arqueometría y Análisis Arqueológico en colaboración con el Departamento de Física de la Tierra, Astronomía y Astrofísica I (Sección departamental de Astronomía y Geodesia), de la Facultad de Matemáticas de la Universidad Complutense. Así como por los arqueólogos e historiadores Jerónimo Sánchez Velasco, David Álvarez Jiménez y Saúl Martín González. Las prospecciones fueron financiadas por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, así como por el Ayuntamiento de Driebes y la Asociación de amigos del Museo de Guadalajara, con la inestimable cooperación de los dueños del terreno que permitieron el desarrollo de esta investigación.

caraca3_lr

Georradar 3D

Se ha trabajado con las técnicas y métodos de investigación históricos y arqueológicos más punteros, desde estudios de toponomia, cartografía y fotografía histórica, a un intenso trabajo de campo que incluyó la recogida de materiales arqueológicos en superficie –fundamentalmente cerámica, pero también piezas de estuco con restos de pinturas murales– y el uso de un georradar 3D. Esta técnica actual permite poder «ver» con detalle los restos arqueológicos a una profundidad de hasta 1,5 metros en tres dimensiones, con una recreación fiel por ordenador, sin necesidad de tener que excavar, a fin de saber con qué se van a encontrar los arqueólogos en la zona de la sospechan. Aunque los expertos esperaban resultados alentadores, lo obtenido ha superado con creces todas las expectativas y constituye un hallazgo seguramente revolucionario, como se detallará en las publicaciones científicas del equipo que actualmente se encuentran en prensa.

En efecto, se pudo confirmar en el plano la presencia de una gran ciudad romana con un urbanismo propio y muy desarrollado. A través del georradar se observa con claridad toda una ciudad, con sus espacios públicos, incluido un foro porticado, su cardo y decumanus, es decir, sus avenidas principales, posiblemente un mercado (macellum) y unas termas, además de una tupida malla de manzanas de viviendas que, además, parecen solaparse en diversas fases cronológicas.

Por otro lado es posible que la ermita de la Virgen de la Muela, patrona de Driebes, erigida en el siglo XVI y que aún pervive en estado ruinoso, se superponga a un antiguo templo de una divinidad pagana en el centro del yacimiento. La identificación con la ciudad romana de Caraca, citada en las fuentes clásicas, pero cuya ubicación era hasta el momento desconocida, es muy probable, según los arqueólogos. Estos apuntan que los restos más antiguos son del final de la Edad de Bronce, es decir, de los comienzos del primer milenio antes de Cristo, y el lugar continuó ocupado por los carpetanos y luego, con la conquista romana, el lugar albergó esta importante ciudad que podría haber alcanzado, a la vista de los recientes descubrimientos, la categoría de «municipium». Además, los arqueólogos han localizaron un acueducto de «opus caementicium (el hormigón romano) con nada menos que 112 metros de canalización e idénticas características al de Segobriga y con cabecera en el manantial de Lucos, también situado en Driebes. La construcción de este tipo de obras iba en consonancia con la monumentalización de las urbes con estatus municipal.

caraca4_lr

Un paso necesario

Para cerrar el círculo, el otro hallazgo significativo es la identificación de unos sillares de grandes dimensiones con decoración almohadillada, pertenecientes a edificios públicos y los restos de la vía romana que uniría a ésta ciudad con Segobriga y Complutum, la llamada vía Complutum-Carthago Nova.

Sin embargo, para terminar de confirmar las hipótesis planteadas desde un inicio y los hallazgos constatados con las nuevas tecnologías, resulta necesario dar el siguiente paso. De este modo es la intención de los arqueólogos continuar en este año los trabajos en el lugar con el objeto de desvelar más detalles de este yacimiento excepcional para el conocimiento del interior de la Hispania romana. El espectacular hallazgo de una nueva ciudad romana como la de Caraca supone una oportunidad, no sólo para el conocimiento científico, sino también para el desarrollo sociocultural y económico de la comarca de la Alcarria. Para saber más detalles acerca de este descubrimiento los implicados en las labores de investigación han convocado una conferencia pública en el Museo de Guadalajara el próximo 9 de marzo.

Un cambio en el mapa territorial de Hispania

caraca5_lr

Expertos y autoridades están de acuerdo en la enorme importancia de la ciudad romana encontrada en Driebes, que ha sido posible gracias la colaboración entre universidades, administraciones públicas y particulares.

El alcalde de la localidad, Pedro Rincón, constata «la gran expectación creada por los restos arqueológicos» descubiertos, al tiempo que agradece «la colaboración de los dueños del terreno en el desarrollo del proyecto de investigación». Mientras que María Luisa Cerdeño, profesora de la Universidad Complutense, resalta «la importancia del descubrimiento de este nuevo yacimiento, casi intacto, porque puede proporcionar una valiosa información sobre el contacto de los romanos con las poblaciones indígenas y sobre su posterior desarrollo cultural».

El interés del yacimiento radica en que «documenta una amplia secuencia cultural que abarca desde los primeros ocupantes del cerro al final de la Edad del Bronce, el desarrollo de los carpetanos en la Edad del Hierro y su proceso de romanización», destacando la importancia de esta «gran ciudad romana que pervivió hasta finales del siglo II», completa. Teresa Sagardoy, arqueóloga de la Junta de Castilla-La Mancha, también se ha posicionado sobre el tema, que lo califica como «uno de los hallazgos arqueológicos más relevantes de los últimos años».

Respecto a los modernos métodos utilizados en la prospección arqueológica, con herramientas como el georradar 3D, Teresa Chapa –catedrática de la Complutense– destaca que ésta ha permitido detectar con gran precisión estructuras enterradas: «Bajo un campo arado casi pueden verse plazas, calles y casas de época romana». Con esta información, afirma la catedrática, «la arqueología puede contribuir decisivamente a la conservación de unos restos que de otro modo correrían el peligro de desaparecer». Finalmente, Fernando Aguado, director del Museo de Guadalajara, califica como excelente el trabajo del equipo de investigación –con Emilio Gamo y Javier Fernández a la cabeza– que recabó desde el primer momento el apoyo de diversos actores públicos y privados, como la Asociación de Amigos de Guadalajara, y declara que, aun en esta fase inicial de resultados, «los datos que arroja la prospección suponen ya dar un vuelco al conocimiento que se tenía hasta ahora de la presencia romana y viene a completar el mapa de la organización territorial de Hispania». Sólo cabe esperar –continúa– que las excavaciones saquen a la luz restos de entidad para poder ir completando las colecciones de época romana del Museo e ilustrar con ellos esta apasionante etapa cultural.

 

20 febrero 2017 at 2:55 pm Deja un comentario

Tesoros destruidos por los terroristas en Palmira recobran la vida en Roma

Gracias a una tecnología de vanguardia, dos obras maestras de la época de la legendaria reina Zenobia se recomponen con una especie de prótesis tras su destrucción a martillazos

bustos_palmira

Los dos bustos dañados – ABC

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES  |  ABC
19 de febrero de 2017

El arte mutilado por los terroristas del Daesh en Siria está siendo restaurado en Italia. Se trata de dos bustos funerarios en piedra caliza de alabastro, cuya antigüedad se calcula entre los siglos I y III d. C., procedentes del Valle de las Tumbas, a las puertas de Palmira. Se conservaban en el Museo de la antigua ciudad siria, y fueron salvajemente dañados con martillazos por los terroristas del Daesh. Heridos de muerte, fueron salvados in extremis en el 2016 y están renaciendo ahora a una nueva vida con tecnología de vanguardia en el Instituto de Conservación y Restauración del ministerio de Bienes Culturales en Roma.

Se trata de dos figuras, un hombre y una mujer bellísima con el velo que le cubre la cabeza y joyas que le sujetan el manto sobre los hombros. Dos obras de arte, raro testimonio de la época de la legendaria reina Zenobia que en el 272 d. C. Conquistó la independencia del imperio romano. Incluso Hollywood celebró la reina de Palmira con la película «Bajo el signo de Roma» (1959), dirigida por Michelangelo Antonioni y Guido Brignone con Anita Eckberg interpretando a Zenobia, reina de Palmira.

El más deteriorado es el busto de la figura masculina, con media cara destruida. El restaurador experto de reconstrucción en 3D cura la herida con una especie de prótesis, fruto de una sofisticada impresión tridimensional (polvo de nailon sinterizado con láser) con una capa de estuco de un milímetro de espesor. “La restauración se hace con el respeto total del mármol original”, explica el restaurador Antonio Iaccarino Edelson. Para el busto de la dama noble, la restauración se hace fragmento a fragmento. Una vez que recuperen su integridad perdida, cosa que ocurrirá en breve, este pequeño gran tesoro será devuelto a Siria, , para que sean conservados en lugar seguro: En una caja fuerte del Banco Central sirio en Damasco.

El viaje de retorno no constituirá a buen seguro la aventura que rodeó a los dos bustos hasta que llegaron a Roma. En el 2015 funcionarios del Museo Arqueológico de Palmira se apresuraron a salvar algunas obras maestras ante la llegada de los terroristas del Daesh. Se vieron obligados a dejar atrás las estatuas y los sarcófagos más grandes, así como los dos bustos procedentes del Valle de las Tumbas. Cuando la ciudad de Palmira fue temporalmente liberada, en la primavera del 2016, los funcionarios de damasco volvieron para salvar algunas obras, entre ellas los bustos. Estos fueron metidos en una caja y por tierra, en una pequeña camioneta la llevaron hasta la embajada siria de Beirut, superando decenas de bustos de control. Funcionarios italianos se hicieron cargo de las dos obras en la embajada y después de no pocos problemas de aduanas, la caja pudo emprender vuelo desde Beirut a Roma.

Exposición en el Coliseo

Los dos bustos llegaron a la capital italiana a primeros de octubre pasado, para formar parte de la exposición «Renacer de las destrucciones, Ebla, Nimrub, Palmira», que estuvo abierta en el Coliseo hasta el 11 de diciembre.

En esa exposición, gracias a una reconstrucción a escala real realizada en Italia, fue posible admirar tres monumentos destruidos o dañados por los terroristas: El Toro androcéfalo que ya no existe del Palacio Noroeste de Nimruk (Irak), la Sala de Archivo de Ebbla (Siria) que custodiaba 17.000 tablillas cuneiformes y que se encuentra en grave estado de abandono, o una parte del techo destruido del milenario templo de Bel en Palmira (Siria). Con esta exposición se rindió homenaje al famoso arqueólogo asesinado en Palmira, Khaled Asaad, calificado de “héroe”, porque con otras personas salvó una gran cantidad de obras maestras que son patrimonio de la humanidad.

El objetivo de la exposición fue sensibilizar a la opinión pública internacional en el conocimiento de la cultura y salvaguardia de los lugares y monumentos que son patrimonio de la humanidad. Además, se quiso favorecer el debate sobre la reconstrucción de lo que se destruye y acerca de la restauración de cuanto queda dañado.

Los objetivos se han cumplido. Ahora el ministro de Bienes Culturales, Dario Franceschini, ha podido decir con orgullo que Italia es una potencia mundial en la restauración del patrimonio, «con institutos y restauradores que ponen en luz las excelencias italianas». En el caso de los dos bustos, bien se puede decir que lo que un día se destruyó a martillazos, en Roma ha sido salvado gracias al primoroso trabajo y pasión de restauradores italianos.

19 febrero 2017 at 2:15 pm Deja un comentario

Rusia alerta de que Daesh planea arrasar más monumentos de Palmira

El Ejército ruso difunde nuevas imágenes de daños en la ciudad siria Patrimonio de la Humanidad

palmira-tetrapilo

Captura del vídeo difundido por el Ejército ruso

Fuente: ABC
13 de febrero de 2017

El Ejército ruso ha difundido este lunes nuevas imágenes de daños realizados por los yihadistas en el tetrápilo y el teatro romano de Palmira y denuncia que Daesh pretende arrasar más monumentos de la ciudad siria.

Los vídeos, filmados por drones, muestran imágenes de Palmira el 6 de junio de 2016, cuando la ciudad estaba bajo el control sirio, y el pasado 5 de febrero, en manos de Daesh. Se aprecian los destrozos en el tetrápilo, un monumento de 16 columnas erigido a finales del siglo III, así como en el interior del teatro romano, datado en el siglo II.

«Estas imágenes muestran claramente que los terroristas han destruido el proscenio, la parte central del antiguo teatro romano y las columnas del tetrápilo», subraya el Ministerio ruso de Defensa en un comunicado que recoge Afp.

Las grabaciones confirman los daños denunciados por la Unesco en enero como «un crimen de guerra y una inmensa pérdida para el pueblo sirio y para la Humanidad».

El Ejército ruso alerta de que ha notado una «intensificación de movimientos de camiones de los terroristas alrededor de Palmira» ante el avance de las tropas gubernamentales sirias, que le hacen presagiar nuevas destrucciones.

«Este hecho evidencia la intención de Daesh de colocar explosivos para destruir al máximo el resto de antiguos monumentos arquitectónicos antes de que (los terroristas) se retiren», añade el comunicado ministerial, según Sputnik.

Tomada en marzo de 2016 por las tropas gubernamentales sirias apoyadas por Rusia, Daesh reconquistó en diciembre esta ciudad con más de 2.000 años de antigüedad, que fue uno de los más importantes centros culturales del mundo antiguo, considerada patrimonio de la Humanidad.

Daesh tomó el control de Palmira en mayo de 2015 y provocó enormes daños a los vestigios antiguos de la ciudad en nombre de su visión del Islam, que tacha de idolatría las estatuas humanas o de animales. Estos daños causaron la indignación de la comunidad internacional.

Durante su primera ocupación de la ciudad, de mayo de 2015 a marzo de 2016, los yihadistas utilizaron a menudo el teatro romano para sus ejecuciones públicas.

 

13 febrero 2017 at 2:42 pm Deja un comentario

Los últimos romanos que resistieron en el Montgó

  • El fortín de la Penya de l’Àguila, en Dénia, acogió a los últimos soldados de Sertorio que perdieron la cruel guerra civil frente a Pompeyo y que probablemente se vieron abocados a un trágico destino
  • El Museo de Xàbia ha albergado ahora una exposición que muestra la vida militar y cotidiana de aquellos legionarios
  • La Universidad mantiene que este yacimiento constituía junto a otros ubicados en Moraira, Calp, Altea y Benidorm una línea de defensa de la costa

portada-1

Fuente: La Marina Plaza   12/02/2017
Fotografías: Ximo Bolufer, Museo Soler Blasco, Universidad de Alicante, MARQ

mapaEntre las virulentas guerras civiles que asolaron durante décadas la República Romana, una de las más desgarradas fue la que enfrentó a Sertorio con la facción más conservadora del Senado liderada por Sila. En el año 83 a.C., Sertorio, un caudillo de gran carisma, huyó de Italia y acabó por trasladar el escenario bélico a Hispania, donde aliado con las tribus locales resistió durante una década a los mejores ejércitos del mundo enviados por Roma y liderados, a partir del 77 a.C, por el gran Pompeyo.  La guerra finalizó en 72 a.C. con el asesinato a traición de Sertorio a mano de un lugarteniente.

Durante aquel conflicto hoy casi mítico, la costa de las actuales comarcas de la Marina jugaron un rol fundamental. Ante el difícil tránsito por tierra, este litoral ofrecía grandes ventajas para la navegación y de hecho uno de los principales puertos de los sertorianos fue Dianium, la actual Dénia.

Pero es que además Sertorio pretendía controlar y vigilar el tráfico de embarcaciones que navegaban en torno al cabo de la Nao, todo un referente geográfico en el Mediterráneo de la época, y para eso instaló una serie de fortificaciones al sur de Dianium ubicadas en la Penya de l’Àguila en el Montgó, la Punta de la Torre en Moraira, el Penyal d’Ifac en Calp, Cap Negret en Altea y el Tossal de la Cala ya en Benidorm.

tossalpenyal

La actual tesis de una serie de expertos entre los que destaca la profesora de la Universidad de Alicante (UA) Feliciana Sala es que todos esos yacimientos, tradicionalmente asociados a un origen íbero, sirvieron como pequeños fortines –castella en latín– de las tropas romanas de Sertorio. Su misión, además de ejercer una labor de control del territorio era fiscalizar todas las embarcaciones que navegaban en el triángulo integrado por Carthago Nova (la actual Cartagena, y de especial interés estratégico para Sertorio pues estaba en manos de su enemigo Pompeyo), Ebusus (hoy Eivissa) y la propia Dianium.

legionario-mar

De entre todos aquellos fortines, el de la Penya de l’Àguila «cuenta con un especial protagonismo en la contienda al acoger el enclave que puede simbolizar la tragedia vivida por los últimos sertorianos de Dénia», explica Sala. Fueron pues los últimos rebeldes de Sertorio que aún habrían resistido en su fortaleza en el Montgó pese a que la evolución de la guerra comenzó a ser crítica para los rebeldes después de que Pompeyo los venciera en las batallas de Valentia y Sucro (en el 75).

muralla-penya-aguila

Muralla de la Penya de l’Àguila

Esta consideración de la Penya de l’Àguila como último foco de resistencia rebelde no es mera especulación histórica. Ya en 1963, H. Schubart intuyó que la especial disposición de las tres murallas que configuraban el fortín obedecían a una «solución crítica o de emergencia» para evitar una posible invasión inminente. Por eso, Sala acaba preguntándose: «¿Acaso no semejan [las murallas] elementos de defensa propios de un campo de batalla? ¿Acaso no se percibe una desesperada respuesta ante un ataque inminente, quizás el último reducto de los sertorianos?».

Romans contra romans, la exposición en Xàbia: cómo vivía un soldado del siglo I a.C.

expo-xabia

Inaguración de la exposición en Xàbia

Las palabras de Sala están extraídas de un catálogo específico para la exposición Romans contra romans que, organizada por la propia Universidad de Alicante y el MARQ, ha acogido durante estos días el Museo Soler Blasco de Xàbia y que evoca toda esta epopeya. A pesar de que en rigor la Penya de l’Àguila se encuentra en Dénia, el museo xabienc alberga numerosos materiales de metal y cerámica que a lo largo de los años han sido salvados del expolio que sistemáticamente ha sufrido este yacimiento.

expo-xabia2

La razón, según explica el arqueólogo municipal de Xàbia, Ximo Bolufer, es que el Soler Blasco recibió dos donaciones trascendentes de restos procedentes de la Penya de l’Àguila: la primera se produjo a raíz de que a finales de la década de 1970 se abriera la controvertida pista para ascender hasta esa parte del Montgó; entonces, un residente extranjero que vivía en Jesús Pobre recogió de allí numerosos fragmentos históricos mientras en un impagable diario detallaba en qué punto exacto del yacimiento los había localizado; esos restos fueron cedidos más tarde al museo xabienc y también a mediados de los ochenta otro vecino en este caso de la propia Xàbia, Pepe Cardona, hizo lo mismo.

expo-xabia3

Buena parte de esos materiales han integrado ahora la exposición Romans contra Romans. No son sólo parte de los pertrechos militares que cargaban los soldados, sino también incontables piezas que nos permiten conocer bastantes cosas de su vida cotidiana: platos, fragmentos de tinajas, tapaderas de ollas, lingotes, cascos, anillos, chisqueros, tachuelas, proyectiles de hierro, puntas de lanza, ánforas, placas de cinturón, cuchillos, azadas, tenazas, pinzas, hachas, pies de palangana, monedas…

expo-xabia4

Piezas del Museo Soler Blasco expuestas.

¿Cómo era pues la vida de un soldado de Sertorio en el siglo I a.C?

La rutina diaria

La únidad básica del ejército romano era el contubernium, un grupo de ocho soldados que compartían habitáculo y deberes a rajatabla. La rutina comenzaba con el desayuno. Después, algunos hacían guardia y el resto se ejercitaban con las armas para un posible ataque. Siempre había que estar preparado.

El mantenimiento del castellum

vida-cotidiana

En la conservación del fortín además de soldados participaban carpinteros, albañiles, herreros o mozos de cuadra. También había médicos y escribas para redactar cartas y llevar cuentas. El acarreo de agua y leña era diario y se mandaba a soldados a cazar para traer carne fresca. Antes de dormir, había que limpiar todo el equipo: armas, indumentaria y la vajilla de cada legionario. También había tiempo para el ocio, como demuestra el hallazgo de fichas de juego.

dau

La dieta

Había tres alimentos fundamentales: el trigo, que se acarreaba desde los vecinos campos de cultivo de los íberos; y vino agrio y aceite, importados desde Roma en ánforas. La sal también era un elemento fundamental para conservar alimentos. La dieta se completaba con hortalizas, legumbres, frutas, carne fresca, miel, tocino, leche, queso, hierbas aromáticas y salazones. Cada contubernio disponía de una cocina portátil.

El salario

En los yacimientos se han hallado monedas romanas acuñadas por la República y también por ciudades íberas, forzadas por los romanos a emitir dinero para sufragar gastos de guerra.

El desenlace: de la esperanza de Mitríades a la guerra eterna

Pirata cilicio

Pirata cilicio

Los piratas cilicios pusieron allá por 75 a.C. a Sertorio en contacto con Mitríades VI, rey del Ponto, en el Mar Negro. El objetivo, negociar un pacto para hostigar desde los dos extremos opuestos del Mediterráneo a la poderosa Roma. En aquel año, Lucio Magio y Lucio Fannio, dos miembros de la facción popular del Senado a la que pertenecía Sertorio, llegaron al puerto de Dénia a bordo de un myoparo tripulado por estos piratas cilicios, cuya flota es muy posible que también estuviera amarrada en el Tossal de la Cala, el Penyal d’Ifac, Cap Negret o la Punta de la Torre.

Tal alianza no obtuvo resultados fructíferos y como ya se ha contado Pompeyo ganó el conflicto. Pero aún así, la República Romana no se libró de nuevas guerras civiles incluida la que un Pompeyo ya mucho más veterano disputó y perdió frente a Julio César entre el 49 y el 45 a.C.

 

12 febrero 2017 at 1:47 pm Deja un comentario

Encuentran un área comercial anterior a la construcción del Teatro de Tarraco

Localizan una cerámica con el sello del fabricante y restos que podrían corresponder a una calle en el espacio que ocupa la escena

tarraco_teatro

Teatro romano de Tarragona

Fuente: Carles Gosálbez Diari Més
9 de febrero de 2017

La excavación que desde hace un mes se lleva a cabo en el Teatro de Tarraco ha puesto al descubierto un área comercial que estuvo activa en un periodo anterior a la construcción del edificio cultural, y trazas de lo que pudo ser una calle que discurría por el espacio que ocupó la escena. En una visita de obras concertada por Diari Més con responsables del Museu Nacional Arqueològic de Tarragona (MNAT), su director en funciones, Xavier Llovera, manifestó que «la primera impresión es que hay más restos de los que pensábamos y han aparecido estructuras muy interesantes». Entre las piezas cerámicas que han aflorado, destaca una con el sello de Crispinus, un fabricante del norte de la península Itálica.

El arqueólogo del MNAT, Josep Anton Remolà, informó de que los primeros restos que han aparecido en la zona comercial apuntan a «edificios de gran monumentalidad, de los cuales conoceremos más datos en la medida en que avance la excavación y se llegue a los estratos inferiores». De momento, se desconoce la actividad que se ejercía, pero no se descarta que entre los sedimentos depositados aparezcan piezas de cerámica u otros elementos que permitan definir el uso que se dio a las tabernae, apuntó al director de la excavación, Jacinto Sánchez.

La excavación permite empezar a poder hablar de un antes y un después del Teatro de Tarraco. «Ha salido material arqueológico, que facilitará definir aspectos de la construcción del Teatro», dijo Remolà. El arqueólogo destacó que la localización de la zona comercial puede ser clave en la datación del periodo de edificación de este espacio cultural, el primero de los tres grandes monumentos de la ciudad romana que se levantaron. Todo indica que la zona comercial permaneció en funcionamiento en época tardorepublicana. En uno de los edificios se aprecia la cimentación y sillares que formaban parte de la estructura que sostenía la maquinaria.

El segundo hallazgo de especial relevancia es la huella de una calle que formaría parte de una vía comercial de la zona portuaria de Tarraco. Remolà comentó que, por la escasa información de que se dispone, «es complicado entender» si podía enlazar con el Foro, «por el desnivel del terreno, pero si los romanos tenían que superar una cota importante, lo hacían».

Un proyecto abierto

El director en funciones del MNAT, Xavier Llovera, remarcó que «ahora tenemos más información del barrio portuario». El descubrimiento obligará a revisar el proyecto que se ejecutará para recuperar el monumento para las visitas. Llovera dijo que «tendremos que introducir ligeras modificaciones».

Por otra parte, Llovera subrayó que las columnas que se construyeron en los años setenta para levantar un edificio serán conservadas. «La intención es reutilizarlas y, tal vez, podrían convertirse en punto de apoyo de la pasarela que se construirá para facilitar una visión global del Teatro y que discurría sobre la cávea». «La arqueología nos está definiendo qué tendremos que mostrar al visitante y cómo lo haremos», insistió Llovera, quien apuntó que en el edificio que se levantará como centro de interpretación –planta baja– y las dependencias que abrirá el Ayuntamiento en la superior, se coronará con una plaza–mirador. «Desde este lugar, se podrá visualizar todo el Teatro».

Llovera también se refirió a la importancia que el actual Gobierno de la Generalitat concede al patrimonio histórico de Tarragona. «Es una prioridad para los próximos cuatro años». A largo plazo, «queremos que los monumentos de la Parte Baja sean como estaciones». «La del Teatro y la de las termas, hasta llegar a la Necrópolis y teniendo en cuenta que las dos grandes estrellas serán la Fuente de los Leones y los restos del Camino de la Fonteta, en la calle Francesc Bastos, pero esta actuación no será de hoy para mañana: son temas que hay que resolver», dijo.

 

Guardar

Guardar

11 febrero 2017 at 12:48 pm Deja un comentario

Un espléndido mosaico y otras estructuras romanas salen a la luz en Badalona

Las excavaciones arqueológicas en un vial lateral de la C-31 han revelado numerosas habitaciones de diversas ‘domus’ y, entre otras cosas, más de 200 zanjas de cultivo de viña

badalona1_ng

Mosaico romano con motivos geométricos y en buen estado de conservación, perteneciente a la antigua Baetulo. Foto: Arxiu d’Imatges del Museu de Badalona

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
10 de febrero de 2017

Un espléndido mosaico con motivos geométricos y otras estructuras de la antigua ciudad de Baetulo, la Badalona romana, han salido a la luz durante unas obras que comenzaron en septiembre en el vial lateral de la C-31, entre las avenidas de Martí Pujol y del President Companys, según informó el martes el Ayuntamiento de Badalona, situado en la provincia de Barcelona. Las excavaciones arqueológicas han revelado numerosas habitaciones, algunas pavimentadas con mosaicos y revestidas con pinturas murales, que podrían pertenecer a diversas domus, las casas unifamiliares romanas. También se han descubierto depósitos y espacios relacionados con actividades artesanales e industriales y más de 200 zanjas de cultivo de viña que atestiguan la importancia del vino de Baetulo en la época de Augusto.

Las zanjas de viña atestiguan la importancia del vino de Baetulo

badalona2_ng

Estructuras romanas de la antigua Baetulo, entre ellas el conducto del alcantarillado público. Foto: Arxiu d’Imatges del Museu de Badalona

Los nuevos hallazgos confirman la ocupación, desde el siglo I a.C. y al menos hasta el IV d.C., del turó d’en Rosés, una pequeña elevación del terreno en el núcleo antiguo de Badalona, donde los romanos instalaron el primer asentamiento. Destaca el hallazgo del colector o conducto del alcantarillado público del cardo maximus, lo que demostraría que Baetulo es más extensa de lo que se creía. En cambio, la muralla romana que encerraba este sector aún no se ha localizado, pero podría estar en un punto más elevado del turó d’en Rosés. Todas las estructuras romanas descubiertas se encuentran en un nivel inferior al de la futura calzada y, por tanto, no se verán afectadas por el nuevo vial.

 

Guardar

10 febrero 2017 at 5:59 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

febrero 2017
L M X J V S D
« Ene    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente