Posts filed under ‘yacimientos arqueológicos’

Objetivo: la Numancia de Escipión

Arranca la nueva campaña arqueológica en el yacimiento soriano con la misión de datar los restos encontrados en la manzana XXIV, que podrían ser los de la ciudad del 133 a.C.

Varios jóvenes participan en la campaña arqueológica de del yacimiento soriano de Numancia – ICAL

Fuente: ABC
18 de julio de 2018

Comienza la nueva campaña la nueva campaña arqueológica en Numancia (Soria), en la que quince estudiantes tendrán como misión buscan datar los restos encontrados en la manzana XXIV del yacimiento, y que, según su director, Alfredo Jimeno, todo apunta que son los de la ciudad celtibérica destruida por Escipión en el 133 antes de Cristo (a. C.).

Jimeno detalló ayer en el inicio de los trabajo los pormenores planteados para esta nueva campaña arqueológica en Numancia, cuya primera edición se remonta a 1992. El equipo arqueológico destinado en el yacimiento soriano, en el marco del Plan de Investigación de la Junta de Castilla y León, ha comenzado la campaña de trabajos arqueológicos que se prolongará durante un mes, financiada por el Gobierno autonómico con casi 18.000 euros, informa Efe.

El director de los trabajos explicó que ya el año pasado se pudo determinar en la manzana XXIV el nivel romano y, debajo, un nivel celtibérico. «Todavía tenemos que determinar, de las dos ciudades celtibéricas que conocemos -una que corresponde a la destruida por Escipión en el año 133 a.C y otra posterior, del año 72 a.C., construida por los pelendones, que lucharon junto al ejército romano-, cuál de ellas es», detalló

Si bien, Jimeno reconoció que todavía no se sabe con seguridad el nivel celtibérico a que fecha corresponde, aunque avanzó que él se inclina porque sea de la Numancia destruida por Escipión en el año 133 a.C., lo que se quiere confirmar con esta nueva campaña de excavaciones.

1.600 metros cuadrados

Esta campaña de excavación se centra en la manzana XXIV, que ocupa aproximadamente unos 1.600 metros cuadrados, y se ha planteado como continuación de los trabajos iniciados en 2017, encaminados a valorar las posibilidades que puede ofrecer una manzana completa. En la campaña actual se excavará una superficie de unos 400 metros cuadrados.

Los trabajos de esta campaña pretenden solucionar una serie de problemas relacionados con aspectos tan importantes, para hacer una lectura social, como la diferenciación de casas y edificios, así como el uso al que estaban destinados y su organización interna. «En el sitio más profundo de las excavaciones que estamos realizando, creo que esa ciudad es la del 133», señaló el director.

Por su parte, el secretario territorial de la Junta, Rafael Medina, informó de que en la primera quincena de agosto se desarrollará en Garray el campo de voluntariado juvenil de ámbito nacional «La Numancia Celtibérica», con la participación de veintiún jóvenes, nueve de ellos de Castilla y León y el resto de otras comunidades.

 

Anuncios

18 julio 2018 at 11:46 am Deja un comentario

Pompeya y Herculano se visten de arte contemporáneo

La artista alemana Catrin Huber reinterpreta e interviene los dos sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO con murales y objetos de diseño actual

Criptopórtico intervenido en Pompeya / UNIVERSIDAD DE NEWCASTLE

Fuente: SOFÍA MERINO L. – Madrid  |  EL PAÍS
17 de julio de 2018

Catrin Huber encontró su pasión por las ruinas romanas desde que en 2008 tuvo la oportunidad como estudiante de visitar frecuentemente Nápoles. La originalidad de las pinturas, además de los avances en arquitectura en cuanto a la perspectiva, la conquistaron profundamente. Y entonces comenzó a crear espacios ficticios en los que combinaba estas características con rasgos contemporáneos. Con ellas expuso en lugares como Hatton Gallery de Londres. Pero todo ese trabajo no le bastó, sentía que solo estaba haciendo un repaso superficial, cuando lo que necesitaba era profundizar y sumergirse en ese mundo.

Catrin Huber en su exposición de Herculano / UNIVERSIDAD DE NEWCASTLE

Traducir el pasado en el presente se convirtió en su objetivo y para eso intervino dos espacios característicos de las ruinas romanas: la Casa del Bel Cortile en Herculano y la Casa del Criptopórtico en Pompeya. “La riqueza histórica y las particularidades arquitectónicas de estos dos lugares, los hacían perfectos para nuestra idea”, explica la artista. El proyecto tomó por nombre Expanded Interiors y consistió en crear diseños digitales y réplicas de objetos romanos que se expondrían allí mismo. Huber, quien además es profesora del Departamento de Bellas Artes de la Universidad de Newcastle, reunió a un equipo de expertos en arqueología, tecnología digital y arte contemporáneo de la misma universidad con quienes trabajó durante tres años.

El primer paso fue investigar sobre estas ciudades que quedaron enterradas bajo toneladas de ceniza y piedra pómez cuando estalló el Monte Vesubio en el año 79 d.C. La relación entre la pintura y los espacios en el mundo romano (muros y objetos) fue el foco de atención. La razón es que para Huber, “los objetos mismos son testigos poderosos de la historia del sitio y nos confrontan con nuestra propia vulnerabilidad”. La siguiente etapa fue reinterpretar de un modo contemporáneo, escanear los lugares en 3D para coger las medidas justas, diseñar e imprimir.

Dos exposiciones a la vez

De Herculano poco se sabe debido a la profundidad que quedó sepultada después de la erupción volcánica. Dice la leyenda que el mismo Hércules fue quien la fundó. Aquí se encuentra la Casa del Bel Cortile, cuya excepcional y larga sala de recepción la hace particular. El 17 de mayo, la artista alemana abrió aquí la primera de sus intervenciones. El foco estuvo en la reproducción en objetos e imágenes de extraños artefactos que allí se han encontrado, además de figuras y caras humanas (particularmente estatuillas femeninas). Para el diseño de todas estas réplicas, Huber estudió con especial atención la etapa previa y posterior de la erupción. En la exhibición también se encuentran textos que explican la historia y el contexto del sitio, como por ejemplo que fue el hogar de un Antiquarium (pequeño museo) inaugurado en 1956 por Amedeo Maiuri, arqueólogo y director del sitio en ese momento.

Murales de la artista en Pompeya / UNIVERSIDAD DE NEWCASTLE

La inauguración de la segunda intervención fue el 14 de julio en la Casa del Criptopórtico en Pompeya. Este sitio ha tomado ese nombre por tener uno de los pocos cryptoporticus, pasadizo subterráneo que conecta con una sala de estar (cuyas paredes originalmente estaban decoradas por una serie de escenas inspiradas en la Ilíada de Homero) y cuatro baños termales, que aún no se sabe si eran semi o completamente privados. También fueron pintadas con exquisitas imágenes escénicas. Algunas de ellas han sido recientemente restauradas.

La importancia de estos murales es que responden a las distintas funciones de cada sala, lo que le permitió a la creativa alemana estudiar y responder a diferentes tipos de pinturas. Por eso, las dos exposiciones que realizó aquí se centraron justamente en ello. La primera está compuesta por paneles pintados que van yuxtapuestos al friso romano, además de réplicas de objetos romanos cotidianos como lámparas de aceites y ollas faciales. En la segunda instalación relacionada con los peculiares baños, también destacan pinturas contemporáneas. Huber trasladó la irregularidad y el ritmo que seguía la arquitectura romana a estos paneles cuyos rojos, celestes, amarillos y morados intensos impactan al replicar el efecto de perspectiva de antaño en un plano completamente vanguardista. “Ser conscientes de la importancia que tienen las pinturas murales y los objetos romanos en la práctica contemporánea de las bellas artes era el objetivo final y creo que se cumplió”, añade la artista.

Ambas exposiciones pretenden ser muy diferentes, pero, como las dos exploran la relación entre la decoración de la pared y los objetos, se complementan. La recomendación de la artista es que se visiten en conjunto. Hasta enero de 2019 estarán disponibles.

 

17 julio 2018 at 7:32 pm Deja un comentario

Bayas, la ciudad sumergida en el golfo de Nápoles

Unas fotografías aéreas descubrieron frente a Bayas (Italia) los restos, cubiertos por el mar, de un ninfeo y dos lujosas villas romanas

Estatua sumergida
Un arqueólogo submarino observa una de las estatuas sumergidas que en su día adornaron la villa de los Pisones, en la localidad costera de Bayas.

FOTO: Antonio Busiello

Fuente: Rubén Montoya  |  National Geographic
17 de julio de 2018

En la década de 1940, unas fotografías aéreas realizadas por el piloto Raimondo Baucher en el golfo de Pozzuoli, 23 kilómetros al norte de Nápoles, revelaron un amplio conjunto de estructuras ocultas en el fondo del mar. Las imágenes crearon gran expectación y llamaron la atención de aficionados y estudiosos, siempre atentos a nuevos hallazgos arqueológicos en un área muy próxima a los célebres yacimientos de Pompeya y Herculano, perfectamente conservados gracias a la erupción del Vesubio del año 79 d.C.

Pronto se comprobó que esta erupción no fue la única que propició milagros arqueológicos en la región. Desde principios de la Edad Media, un proceso denominado bradisismo, característico del área volcánica vesubiana, había hundido en el mar gran parte de la costa entre Pozzuoli (la antigua Puteoli) y Cumas, y con ella un conjunto de lujosas construcciones romanas que la arqueología podía ahora rescatar. Los restos detectados en las fotografías se encontraban en el pequeño golfo que se extiende ante Bayas, la antigua Baiae. Este lugar era ya conocido por los arqueólogos y amantes de las antigüedades, pues allí, en el área costera que no se había sumergido, se conservaban importantes vestigios arquitectónicos de época romana como edificios termales con salas abovedadas y cúpulas, e incluso restos de lo que pudo haber sido un palacio imperial de finales del siglo II.

Área residencial

A lo largo del siglo I a.C., la zona se desarrolló como lugar de retiro y diversión para los romanos ricos, y luego para los emperadores, debido a la calidad de sus aguas. Autores clásicos como Horacio, Estacio y Marcial elogiaron su belleza, mientras que otros, como Séneca y Varrón, criticaron los vicios y excesos de sus ricos inquilinos estacionales.

En el siglo I a.C., Bayas se convirtió en lugar de retiro y diversión para los romanos ricos

Por otra parte, en 37 a.C. se emprendió en el golfo de Pozzuoli la construcción de un gran complejo portuario, el llamado Portus Iulius, destinado a servir de base a la armada romana. El puerto estaba cerrado por un muelle de 371 metros de longitud, que iba desde Pozzuoli hasta punta Epitafio, y comprendía dos grandes «lagos», el lacus Avernus y el lacus Locrinus. Más allá de la punta Epitafio o el Portus Iulius conectaba con la bahía de Bayas, que también se cerró mediante una serie de construcciones para formar un tercer «lago» o puerto, el Baianus lacus. El puerto de Bayas tuvo un carácter de recreo y comercial, y en él se construyeron una serie de villas residenciales con espectaculares vistas al mar.

Entre los siglos III y V, y de nuevo entre los siglos VII y VIII, los movimientos tectónicos de nidos como bradisismo provocaron el hundimiento de gran parte de la costa entre Pozzuoli y Cumas, incluida Bayas. Pese a ello, ésta mantuvo su fama como balneario: en el siglo VI, el rey godo Atalarico y su secretario Aurelio Casiodoro recomendaban la zona por sus aguas termales, y durante el Renacimiento humanistas como Flavio Biondo y Ciríaco de Ancona mencionaban las propiedades terapéuticas del agua del golfo. A finales del siglo XV se construyó, sobre restos de época romana, el castillo Aragonés, sede del Museo Arqueológico de Bayas, donde se reunieron los hallazgos arqueológicos que se realizaban en la zona.

Primeros hallazgos

Siguiendo la pista de las fotografías de Baucher, en 1959 se realizaron las primeras prospecciones submarinas a cargo de Nino Lambolia –precursor de la arqueología subacuática italiana– y bajo las directrices de Amedeo Maiuri. Se escogió para ello una zona del golfo de Bayas a orillas de punta Epitafio, en cuyas inmediaciones habían aflorado, de manera fortuita, diversas esculturas, elementos arquitectónicos y estructuras desde 1920, durante la urbanización de la zona portuaria. Valiéndose de los medios disponibles entonces, los exploradores hallaron, a 6 metros de profundidad, una calle enlosada, bordeada por dos edificios y restos de estructuras que continuaban mar adentro.

Diez años después, en 1969, la marea descubrió, en el ábside de un edificio, dos esculturas de mármol de gran calidad: ambas formaban parte de un grupo escultórico entre cuyos personajes se reconoció a Odiseo (Ulises), lo que parecía estar relacionado con una antigua tradición que recoge Estrabón, según la cual Bayas derivaría su nombre de un personaje de la Odisea de Homero, el timonel Bayo, enterrado allí por Odiseo.

Según una tradición, el nombre de Bayas derivaría de Bayo, un compañero del héroe Odiseo

En 1980, la primera excavación subacuática sistemática puso al descubierto diversas estancias ricamente decoradas con mármoles. Los investigadores concluyeron que las estructuras correspondían a un complejo termal y a un ninfeo –un espacio con función de triclinio o sala de banquetes–, construidos en época del emperador Claudio (41-54). El ninfeo tenía una planta rectangular rematada por un ábside –donde habían aparecido las estatuas del grupo escultórico de Polifemo y Odiseo–, así como una serie de nichos ornados con dos estatuas de Dioniso, una de Antonia la Menor, madre del emperador Claudio, y posiblemente una hija de éste. Las paredes estaban decoradas con mármoles polícromos. Se especula con que las termas y el ninfeo formasen parte de una residencia imperial.

Mansiones de lujo

El trabajo de los arqueólogos desveló también otros restos sumergidos en la misma zona. Entre ellos destaca la denominada villa de los Pisones, una lujosa residencia con una extensión aproximada de 2.000 metros cuadrados. El complejo, situado a unos 150 metros de la costa y a unos ocho metros de profundidad, fue construido a finales del siglo I a.C. y constaba de diferentes estancias termales y residenciales distribuidas en torno a un amplio jardín porticado; la zona abierta al mar estaba dispuesta en terrazas. La villa contaba con una serie de piscinas ligadas a la actividad pesquera. Los restos de mosaicos y pinturas de algunas habitaciones manifiestan la riqueza de sus propietarios. El nombre de la familia de los Pisones aparece en sellos de plomo hallados en tuberías del complejo, lo que ha llevado a identificar esta residencia con la villa de Cayo Calpurnio Pisón en Bayas, donde Tácito sitúa el origen de la conjura liderada por este personaje contra Nerón. Al final, el emperador confiscó la propiedad y se cree que el complejo fue remodelado para acoger una segunda villa marítima en época de Adriano (117-138).

En la villa de los Pisones, Tácito sitúa el origen de una conjura contra el emperador Nerón

La villa de Protiro

La zona urbanizada de Bayas se comunicaba hacia el suroeste con otras propiedades a través de una calle a la que se abrían numerosas tabernas y que conducía a la entrada monumental de otra villa privada con vistas al Baianus lacus. Los arqueólogos la bautizaron como villa de Protiro porque contaba con un pórtico columnado frente a la puerta de entrada (en griego, pro thyra). La villa se dividía en dos secciones, una residencial y otra de termas privadas, separadas por una piscina de agua marina anqueada por numerosas esculturas. Destacan algunas estancias decoradas con mosaicos geométricos de tema mitológico y revestimientos de mármol. En la zona también se han hallado restos de pórticos y otras estructuras.

La villa de Protiro bordea el canal de más de doscientos metros de largo que comunicaba el mar con el lago artificial, y que ahora está hundido a entre seis y ocho metros de profundidad. Se cree que más allá de este canal, en la mitad meridional del muelle que cerraba el Baianus lacus, había construcciones similares, pero no se conservan restos debido a la erosión causada por siglos de fondeos y actividades portuarias. En esta zona tan sólo se han recuperado restos de estructuras asociadas a la pesca y algunos cimientos.

 

Estatua rescatada
Los buzos extraen del mar, en 1969, la estatua de uno de los compañeros del héroe Odiseo, que lleva un odre con vino para emborrachar al cíclope Polifemo. Esta pieza formaba parte de un grupo escultórico.

FOTO: Paul Fearn / Alamy / ACI

 

Una minuciosa restauración
Unos especialistas limpian y restauran una de las estatuas recuperadas en el yacimiento submarino de Bayas.

FOTO: Jonathan Blair / Getty images

 

El dios Dioniso
Estatua del dios del vino procedente del ninfeo o fuente monumental de Bayas. Museo Arqueológico de los Campos Flégreos.

FOTO: DEA / Album

 

El golfo de Pozzuoli
Mapa que muestra cómo era el golfo de Pozzuoli en el siglo XVI.

FOTO: Bridgeman / ACI

 

17 julio 2018 at 11:45 am Deja un comentario

Hallado un pene de oro en una excavación arqueológica en Zaragoza

La pieza, fechada entre los siglos I y II, es un colgante de 1,5 centímetros de longitud

El amuleto fálico de oro encontrado en la excavación de Uncastillo (Zaragoza). COMARCA CINCO VILLAS

Fuente: EL PAÍS
16 de julio de 2018

La campaña de excavación en el yacimiento de Los Bañales, en la localidad zaragozana de Uncastillo, ha sacado a la luz un amuleto fálico de oro de época tardo Imperial (siglos I o II). Se trata de un colgante de 1,5 centímetros, “singular por su temática y por el material con el que está hecha”, informa en su cuenta de Facebook la web Comarca de las Cinco Villas, que agrupa a varias localidades de la zona. La pieza ha sido localizada en una habitación de una casa que se está excavando en la zona norte del yacimiento.

“En un principio creímos que se trataba de una cornucopia, habitual es la iconografía de la época, pero luego vimos que era un pene de oro, también singular, porque los amuletos solían hacerse de bronce”, ha explicado Javier Andreu, director de la excavación y del proyecto pedagógico de Los Bañales. La figura va acompañada de un puño cerrado. “Esta combinación se utilizaba como amuleto contra el mal de ojo, era el símbolo de la buena suerte”, ha añadido Andreu.

El colgante fue hallado por María Campoy, una de las 37 estudiantes de diferentes partes del mundo que han recibido una beca este verano para excavar en la zona, una oportunidad que se da a futuros arqueólogos y en la que colabora la Comarca de las Cinco Villas.

Hace unos días se halló en la misma excavación otra pieza de oro singular, un fragmento de un pendiente con lo que parece ser una esmeralda. La aparición de oro en esta zona desvela “la importancia de la ciudad en aquellos años”, ha subrayado Andreu, ya que el yacimiento de oro más próximo se situaba en los Pirineos.

Estas piezas y la labor realizada en este yacimiento se podrán contemplar en una jornada de puertas abiertas el próximo domingo, 22 de julio. Todo ello se completará con la realización de diferentes talleres de cantería, cerámica, acuñación de monedas y de arqueología para niños.

 

16 julio 2018 at 4:46 pm Deja un comentario

Un arqueólogo cuestiona la existencia de un taller romano de explotación de púrpura en la isla de Lobos

  • José Juan Jiménez, conservador del Museo Arqueológico de Tenerife, afirma que una factoría de las características que presenta el yacimiento hallado en 2012 no hubiera podido ser rentable
  • El también doctor en Prehistoria por la ULL considera que los vestigios pétreos que se conservan “ni siquiera tienen la apariencia arquitectónica” de los recintos industriales de época romana

Yacimiento arqueológico en la isla Lobos. EFE

Fuente: Ana Santana – EFE  |  eldiario.es
16 de julio de 2018

El arqueólogo José Juan Jiménez cuestiona la existencia de una factoría de púrpura en la isla de Lobos, donde habría sido de nula rentabilidad y en donde los vestigios pétreos que se conservan “ni siquiera tienen la apariencia arquitectónica” de los recintos industriales de época romana.

José Juan Jiménez, que es conservador del Museo Arqueológico de Tenerife, explica en una entrevista a EFE que en Canarias hay que diferenciar a los pobladores que se quedaron a vivir de quienes les trajeron desde el norte de África.

Los primeros dejaron su huella arqueológica líbica antigua mientras que los otros no se asentaron ni construyeron ciudades con calzadas, anfiteatros, acueductos, termas, templos, puertos ni factorías, como hacían cuando se establecían en otros sitios.

De ahí que el conservador del Museo cuestione la existencia de una factoría de púrpura en la isla de Lobos y considere improcedente esa hipotética posibilidad.

Porque, para el arqueólogo, desde que en 1909 Paul Friedlaender identificó la estructura y composición química del colorante de púrpura a partir de 12.000 caracoles se sabe que obtuvo 1’4 gramos de pigmento puro.

“Porque un gramo del producto con el cual se podía teñir una prenda se extrae de más de 10.000 ejemplares y en ese sentido, la caracterización específica de la Purpura haemastoma y otros moluscos tintóreos la argumenta siguiendo el criterio de científicos experimentados”, precisa.

Si se tiene en cuenta que en el conchero de Lobos los excavadores contabilizaron cifras que hicieron oscilar entre 59.000 y 70.000 ejemplares de Stramonita (Thais haemastoma) y vistas las ratios de productividad enunciadas por los expertos en la materia, José Juan Jiménez considera que ese cómputo de ejemplares de la isla demostraría la nula rentabilidad de esa supuesta factoría o taller.

Sólo se habrían podido extraer 6 ó 7 gramos de púrpura durante las decenas de años de vigencia que le atribuyen al enclave, sin realizar análisis de cronología absoluta sobre unos vestigios pétreos que ni siquiera tienen la apariencia arquitectónica de esos recintos industriales de época romana.

De hecho, abunda el arqueólogo, investigadores de la época alto imperial romana como Darío Bernal señalan que es frecuente la aparición de moluscos tintóreos cuya identificación se relaciona a veces con la industria de la púrpura, lo que se considera “un tópico historiográfico” porque también hay que pensar en que su potencial nutricional propiciase su pesca y consumo en fresco más que su transformación tintorera en un islote carente de agua dulce como Lobos.

Sin olvidar, prosigue, que en los alrededores de las ciudades que poseían auténticas estructuras arquitectónicas que servían a esos fines había depósitos de millones de ejemplares de conchas de moluscos documentados arqueológicamente, lo que refrenda el procesamiento y la producción purpúrea rentable económicamente y duradera en el tiempo.

Estos extremos han sido confirmados por las series cronológicas absolutas y relativas publicadas por los arqueólogos, como se conoce en el Atlántico para la factoría de púrpura Maure descubierta en los islotes de Mogador (Essaouira, Marruecos), “las auténticas islas Purpurarias que citan los especialistas y las fuentes de la Antigüedad”, añade José Juan Jiménez.

‘Canarii. La génesis de los canarios desde el mundo antiguo’

El arqueólogo, que también es doctor en Prehistoria por la Universidad de La Laguna, alude a esta cuestión en la nueva edición ampliada que ha publicado Le Canarien Ediciones de su obra Canarii. La génesis de los canarios desde el mundo antiguo, un libro que “ha cambiado la manera de entender el poblamiento de Canarias vinculándolo a la época histórica”.

En esta nueva edición se indaga en el origen de los canarios desde los inicios de la Era y el arqueólogo expone sus investigaciones sobre el norte de África y Canarias como “una nueva mirada, una visión ampliada, actualizada, de un ámbito continental y archipielágico pujante”.

Y traza las líneas maestras que conforman su propuesta de “unos Canarii que ya no vivían en la prehistoria, los descubrimientos geográficos que dieron paso a la realidad dejando atrás los mitos, unas islas Canarias auténticas desde la Antigüedad y su relación documentada con los límites atlánticos del Imperio romano norteafricano”.

José Juan Jiménez sitúa a los Canarii en el siglo I como un grupo étnico que no aceptó la paz con Roma y participó por segunda vez en un levantamiento indígena, trasladándose a las montañas del Atlas para prolongar la resistencia.

Con el fin de mitigar esta insurrección el emperador Claudio envió a Suetonio Paulino, el primer jefe romano en traspasar esa cadena montañosa y describir los parajes donde les dio alcance, detallados por Jiménez al abordar la ruta seguida por los romanos y cuál fue el destino de los indígenas rebeldes posteriormente deportados a las islas.

El experto argumenta que “ahora damos a conocer los nombres de islas y lugares continentales donde se produjeron destierros, exilios y deportaciones documentadas”.

 

16 julio 2018 at 4:44 pm Deja un comentario

Atenas anuncia: “Descubierta la inscripción más antigua de la Odisea”. Pero los expertos lo desmienten

Hallada en Olimpia una placa de arcilla con 13 versos del poema homérico que narran el regreso de Ulises a Ítaca. Pero la datación es muy posterior a la de algunos papiros conocidos.

La placa con el primer registro de la Odisea hallada en Olimpia, en Grecia (Reuters)

Fuente: Repubblica
11 de julio de 2018

ROMA – Describe el momento largamente esperado en el que Ulises regresa a su Ítaca. Una placa de arcilla con trece versos de la Odisea ha sido encontrada en el sitio arqueológico de Olimpia, en el sur de Grecia. Un hallazgo que el gobierno griego, a través de un comunicado del Ministerio de Cultura, define como “quizás el registro escrito más antiguo jamás encontrado del poema homérico”.

Un anuncio que ha sonado a muchos como rotundo, y que también Repubblica había planteado. Pero alguien en el ministerio debe de haber cometido un error: la placa de arcilla data del siglo III d.C., pero existen papiros egipcios con el texto de la Odisea que se remontan a tres siglos antes del nacimiento de Cristo o, lo que es lo mismo, a 600 años antes. Un error señalado también por muchos usuarios y lectores de Repubblica.

La Odisea fue compuesta oralmente en torno al siglo XI a.C. y luego transcrita a partir del siglo VIII a.C. De las versiones en pergamino han sido hallados fragmentos en Egipto y hasta el momento son los más antiguos.

Los 13 versos encontrados en la placa de arcilla de Olimpia narran el regreso a casa del astuto Ulises después de la Guerra de Troya relatada en la Ilíada. El extracto está tomado del decimocuarto de los 24 libros de la Odisea y ha sido encontrado cerca de los restos del templo de Zeus. La placa de arcilla ha visto la luz después de tres años de excavaciones realizadas por el Servicio Arqueológico Griego, en cooperación con el Instituto Alemán de Arqueología.

 

12 julio 2018 at 10:48 am 1 comentario

Descubren una sepultura vacceo-romana con piezas de guerra en Pintia (Valladolid)

El grupo de arqueólogos que trabaja en la Zona Arqueológica de Pintia (Valladolid) ha descubierto una sepultura en “magnífico estado de conservación” que incluye más de cuarenta objetos cerámicos y metálicos con 2.000 años de antigüedad, que corresponden a la época vacceo-romana.

Fuente: EFE  |  eldiario.es
11 de julio de 2018

Este descubrimiento coincide con la celebración del 150 aniversario del descubrimiento de Pintia, un yacimiento arqueológico localizado a orillas del río Duero, entre Peñafiel y Padilla de Duero, que corresponde a las culturas vacceas, romanas y visigodas, y atesora una “gran riqueza patrimonial” pero con aún limitada visibilidad.

El hallazgo representa uno de los “diez mejores conjuntos recuperados” en las excavaciones de la Necrópolis de Las Ruedas, descubierta hace cuarenta años en este yacimiento, y que ha sumado también otra tumba con trece piezas cerámicas y otro par de sepulturas peor conservadas, según ha explicado el director del Centro de Estudios Vacceos Federico Wattenberg, Carlos Sanz Mínguez.

El conjunto mencionado está siendo procesado en los laboratorios, pero Sanz Mínguez ha avanzado que incluye una excepcional pieza de bronce que podría corresponder a un báculo de autoridad, además de un completo ajuar guerrero y artilugios con función ritual.

 

11 julio 2018 at 8:18 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

julio 2018
L M X J V S D
« Jun    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente