Posts filed under ‘Greece’

Arqueólogos descubren parte del puerto de la batalla de Salamina

Una investigación arqueológica en la costa este de la isla de Salamina, en Grecia, ha alegado haber descubierto una parte del puerto en el que amarraba la flota de varias ciudades-estado helenas antes de la batalla de Salamina, una de las más importantes en la historia de la Antigua Grecia.

Salamina. Vista aérea donde se aprecian los restos de un muro de 160 m. de longitud, al noroeste de la bahía de Ampelakia

Fuente: El Confidencial
Fotos: Ministerio de Cultura de Grecia

Atenas, 17 mar (EFE).- De acuerdo a un comunicado emitido por el Ministerio de Cultura, el descubrimiento se trataría del “puerto comercial y posiblemente militar de Salamina, una de las ciudades más grandes y cercanas al otrora estado ateniense”.

El puerto, según el comunicado, se encuentra “al lado de algunos de los monumentos más importantes de la Victoria: el Poliandrion (tumba) de los soldados de Salamina o el Trofeo en Kinosoura”, a lo que añade que existen “varias referencias a este lugar en los trabajos de los geógrafos clásicos Skilakos (4 a.C.), Stavron (1 a.C.-1 d.C.) y Pausanias (2 d.C.)”.

El principal campo de investigación fue la parte interior de la bahía de Ampelakia y entre los hallazgos se incluyen estructuras, fortificaciones y varias instalaciones.

Salamina. Torre circular de 7 m. de diámetro de la antigua fortificación del puerto, en la bahía de Ampelakia

Los resultados han confirmado que los tres lados de la bahía se mantuvieron sumergidos desde la Antigüedad y gradualmente emergían y se hundían debido a los cambios del nivel del mar.

La investigación fue realizada entre noviembre y diciembre de 2016 por un equipo de 20 expertos y científicos de varias universidades y cuerpos arqueológicos y fue financiada por la Fundación Británica Honor Frost, que apoya la arqueología marítima en el Mediterráneo oriental.

Salamina. Restos de los cimientos de un edificio de época clásica, junto con la estructura de un muelle de construcción más reciente, al norte de la bahía de Ampelakia

La batalla de Salamina enfrentó en el 480 a.C. a Grecia y Persia y se ha convertido en una de las contiendas más famosas de la Antigüedad.

La victoria decisiva del ejército heleno, comandado por Temístocles, supuso el fracaso de la segunda invasión persa, que tuvo lugar durante las Guerras Médicas.

 

18 marzo 2017 at 9:44 pm 1 comentario

La sagrada Acrópolis de Atenas

Recorremos este magnífico testimonio de la época dorada de la Grecia antigua

Desde lo alto de la colina sagrada. En la cima del monte sagrado, la Acrópolis contempla el paso de los siglos sobre la ciudad de Atenas. En ella se reúnen los símbolos de la época de mayor esplendor de la Grecia antigua, el siglo V a.C., todos construidos en un mármol reluciente que el tiempo y las numerosas vicisitudes han transformado en uno de los vestigios antiguos más admirados del planeta. Foto: YANNIS SKOULAS, Greek National Tourism Organisation

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC
17  de marzo de 2017

Poseidón y Atenea se disputaron una vez el corazón de los atenienses y el nombre de su ciudad. En lo alto de la colina de la Acrópolis, el dios del mar clavó su tridente mientras que la diosa de la sabiduría y la guerra plantó un olivo. El resto de divinidades declararon a Atenea ganadora del singular combate y los habitantes le dedicaron la mayoría de los templos.

Mitología e Historia se entrecruzan a lo largo del recorrido por este recinto de templos que se eleva sobre los populosos barrios de la capital griega. Habitada ya en el Neolítico (4.000-3.000 a.C.), fortificada durante la época micénica y destruida por los persas, la Acrópolis ganó su monumentalidad de la mano de Pericles, gobernador de Atenas entre los años 461 y 429 a.C., quien la dotó de templos con estatuas de bronce y de mármol, pintadas o recubiertas de oro y piedras preciosas.

Acudir a la Acrópolis por aquel entonces equivalía a penetrar en el Olimpo, un templo de templos. El visitante quedaba maravillado desde la misma entrada, donde se erigían la estatua de nueve metros de Atenea Promakos (Campeona) y el conjunto de los Propileos, un vestíbulo con cinco puertas, techo pintado con estrellas doradas, una pinacoteca y varios altares.

Al salir de los Propileos, la vía Panatenaica conducía al Partenón, el colosal edificio dórico terminado el año 438 a.C. que albergaba una estatua de doce metros de Atenea Partenos (Virgen). En el sector norte se erigía el Erecteion, allí donde Atenea y Poseidón se disputaron el nombre de la ciudad y la veneración de sus habitantes. Y mientras las oraciones se realizaban en lo más alto, los espectáculos tenían lugar en el teatro de Dionisos, en la ladera, un “templo” de las artes.

La originalidad del Erecteion. Construido entre el año 421 y el 406 a.C, el Erecteion es uno de los edificios más originales de la Grecia clásica. Debido a que las irregularidades del terreno del monte sagrado no podían anivelarse, el arquitecto construyó un templo único cuyas naves y pórticos quedan a diferentes alturas unas de otras. En el lugar del templo se encontraban las tumbas de Cécrope y Erecteo, míticos reyes griegos, y los regalos que Poseidón y Atenea habían ofrecido a los atenienses durante la lucha por la posesión de la ciudad: un pozo de agua salada y un olivo respectivamente. Foto: YANNIS SKOULAS, Greek National Tourism Organisation

 

Columnata de las Cariátides. En la parte sur del templo se puede contemplar el majestuoso pórtico de las cariátides, que además ofrece una instantánea única sobre la gran extensión urbana de Atenas. La leyenda dice que, puesto que los gobernantes de la ciudad de Karys dieron su apoyo a los persas durante las Guerras Médicas, los atenienses apresaron y esclavizaron a sus bellas mujeres. Como mensaje para futuros enemigos, las colocaron como columnas soportando eternamente el peso del templo sobre sus cabezas. Foto: Shutterstock

 

El Partenón de Atenas. La impresionante estructura del mayor edificio de la Acrópolis está formada por dos cuerpos, la naos y el opistódomos, algo inédito en la época, que reposan sobre una plataforma llamada estilobato. En la naos había un espacio destinado a albergar una enorme estatua de la diosa Atenea esculpida por Fidias en oro y mármol. Una de las partes más interesantes del templo es la fachada, en cuya parte superior se hallan los frisos. Estos representaban las Panateneas –una procesión anual para llevar ofrendas a los dioses– los frontones narraban escenas de la vida de Atenea y en en el resto de los frisos aparecía la historia de diferentes guerras, entre ellas la de Troya. Foto: Gtres

 

El emblema de la democracia griega. Se trata de un templo octástilo (ocho columnas al frente) y períptero (rodeado de columnas) construido bajo la supervisión de Fidias por los arquitectos Calícrates e Ictinos. Dedicado a la diosa Atenea, protectora de la ciudad, se considera el templo más importante de estilo dórico que se conserva actualmente y un símbolo de la Grecia clásica y de su sistema democrático. Fue construido como una ofrenda –eximiéndolo de su función de culto– bajo el gobierno de Pericles, quien otorgó a todos los edificios un carácter público. Foto: YANNIS SKOULAS, Greek National Tourism Organisation

 

Una entrada solemne. El arquitecto Mnesicles terminó la monumental entrada de los propileos en el año 432 a.C. y fueron durante mucho tiempo la única vía de acceso por la que se podía alcanzar el recinto sagrado de la Acrópolis. El aspecto que presentaban era el de un templo hexástilo (de seis columnas en la fachada) de estilo dórico con una separación en medio por donde pasa el camino de entrada. Foto: YANNIS SKOULAS, Greek National Tourism Organisation

 

Los Propileos. La función de los Propileos era acompañar y guiar al visitante hasta la puerta de la ciudad de los dioses. Además, debido al desnivel que producía la altura del monte, esta construcción también servía para facilitar la subida, algo que el arquitecto Mnesicles consiguió domando las irregularidades topográficas mediante diferentes niveles y escalones. Foto: YANNIS SKOULAS, Greek National Tourism Organisation

 

El templo de Atenea Niké. El geógrafo griego Pausanias describió este pequeño edificio clásico construido en el año 421 a.C. como el templo de la Victoria áptera o sin alas. Está dedicado a la diosa Atenea y conmemora la batalla de Salamina en la que los griegos vencieron a los persas bajo el influjo de la diosa, en este caso representada sin alas para que nunca pudiera abandonar la ciudad. Foto: AP Images

 

Un templo para la victoria. Calícrates fue el arquitecto encargado del proyecto quien, junto con Ictino, diseñó un templo de pequeñas dimensiones acorde con el espacio que se le había otorgado en uno de los promontorios de los propileos. De orden jónico y planta tetrástila (cuatro columnas en la fachada principal), el friso de este edificio representa escenas de las Guerras Médicas, el acontecimiento que conmemoraba. Foto: YANNIS SKOULAS, Greek National Tourism Organisation

 

El Odeón de Herodes Ático. En la ladera sur de la colina de la Acrópolis, el cónsul romano Herodes Ático construyó, durante el siglo II d. C., este Odeón. Dicho edificio se usaba tanto en Grecia como en Roma para representaciones de tipo musical, teatral o lírico. Tiene una estructura muy parecida a la de un teatro romano, con la diferencia de que los odeones solían estar cubiertos. En sus gradas podía albergar hasta 5.000 espectadores y todavía hoy en verano se celebran conciertos al aire libre. Foto: Gtres

 

Vista aérea de la Acrópolis. Durante los inicios del siglo V a.C., después de vencer a los persas en Marathon y de sufrir y repeler un nuevo ataque por su parte, los atenienses empezaron a construir algunos de los templos, ahora protegidos por la recién construida muralla de Temístocles (en la parte izquierda superior de la imagen). Durante la segunda mitad del siglo V a.C. se construyeron los principales templos que hoy en día siguen en pie: el Partenón, el Erecteion, Atenea Niké y los Propileos. En la esquina inferior derecha se halla el Odeón de Herodes Ático, y en la superior izquierda los restos del teatro de Dionisos, que acogía obras de Sócrates, Esquilo y Eurípides. Foto: Age Fotostock

 

17 marzo 2017 at 7:42 pm Deja un comentario

La Acrópolis no se alquila

Las autoridades griegas rechazan una propuesta de una firma de moda para desfilar junto al Partenón a cambio de dos millones de euros

partenon_reuters

Una bandera griega ondea junto al Partenón. / MARKO DJURICA (REUTERS)

Fuente: MARÍA ANTONIA SÁNCHEZ-VALLEJO  |  EL PAÍS
23 de febrero de 2017

La marca italiana Gucci no desfilará en la Acrópolis de Atenas. Dicho así, esto no pasaría de ser una no noticia, un no suceso, por no hablar de lo poco fiable que resulta un enunciado en negativo. Pero rascando un poco la superficie del glamur, nos topamos no sólo con la mercantilización del arte o la historia, algo nada infrecuente en nuestros días, sino con una propuesta irritante, por parte de los responsables de la firma de lujo, a la endeudada Grecia.

Gucci pidió permiso a las autoridades arqueológicas del país para celebrar en junio un desfile de 15 minutos de duración entre el Erectheion y la cara norte del Partenón, para lo que, obviamente, el recinto arqueológico debería cerrarse al público además de convertirse por unas horas en tenderete de la mercadotecnia. Los organizadores lo tenían todo previsto: la pasarela, una tienda a modo de dress room, perdón, de vestuario, así como torres metálicas de 7-8 metros para instalar los altavoces y las luces. Al desfile asistirían 300 invitados, el 10% de ellos griegos, el 80% editores de moda europeos y norteamericanos, y el 10% restante, estrellas de Hollywood. A cambio de la autorización, Gucci ofrecía dos millones de euros al Gobierno griego en cinco años en concepto de ayuda a la restauración de los monumentos de la Acrópolis (Partenón, Erectheion y templo de Atenea Nike), o de cualquier otro tesoro arqueológico del país que decidieran las autoridades competentes.

Hasta ahí podría entenderse la desprendida propuesta italiana, pero los de Gucci cometieron un error imperdonable para el orgullo nacional griego: el evento —ese palabro tan asociado a fastos de este estilo— serviría también para hacer publicidad al Partenón y la Acrópolis por la asistencia de tanta luminaria de Hollywood y del mundo fashion, subrayaba la solicitud de Gucci. Hablando en plata, que por 15 minutos de desfile os pueden entrar de rondón unos cuantos turistas y celebridades, que esto del desfile es un auténtico chollo, si es que no lo queréis ver…

“Estamos siempre abiertos a [recibir] apoyo financiero, pero la dificultosa situación económica del país no es un argumento para ceder el monumento”, manifestó un alto cargo del Ministerio de Cultura tras conocer el rechazo de la solicitud por parte del Consejo Arqueológico Central (KAS, en sus siglas griegas), guardián del legado histórico nacional. Por si no quedara claro, “la Acrópolis es un símbolo para toda la humanidad que no puede ser objeto de transacciones comerciales”, añadió el portavoz de Cultura. En parecidos términos se expresó la ministra del ramo, Lydia Koniordu: “El Partenón no es un monumento cualquiera (…) Nuestro capital es nuestro patrimonio cultural y la belleza de este país. Si este capital lo invertimos de forma errónea le quitamos el valor”.

Un gesto de “abyecto cinismo”

El diario Kathimerini, en las antípodas del amarillismo o el sensacionalismo atrabiliario, no fue tan diplomático y consideró la propuesta de Gucci directamente una humillación, recordando que el lugar es un “fulgurante símbolo de la democracia” (algo parecido dijo el expresidente Barack Obama al visitar la Acrópolis en noviembre pasado). “El argumento de que [el desfile] será beneficioso por la inyección de dinero o por la publicidad no es nada más que el disfraz de un abyecto cinismo”, añadía el diario.

La marca de lujo rechazó otros escenarios alternativos para celebrar el desfile que le plantearon las autoridades helenas y, erre que erre, insistió en su habitual patrocinio y mecenazgo de instituciones culturales y monumentos. Pero en Grecia pinchó en hueso: el legado de la historia no dará de comer —o sí, a juzgar por el lleno total de turistas en la Acrópolis, a diario—, pero alimenta, y mucho.

PD: Aunque el KAS da permisos con cuentagotas, incluso para sesiones académicas o reportajes de viajes, es cierto que la Acrópolis ha sido escenario, entre otros, de un desfile de moda de la casa Dior en 1951 y, posteriormente, de sendos rodajes de Nia Vardalos (la autora de Mi gran boda griega) y Francis Ford Coppola. En 2008, incluso, la ínclita Jennifer Lopez obtuvo autorización para una sesión de fotos, recuerda Kathimerini, pero porque el ministro de Cultura de entonces puenteó al KAS… y aún no se le ha perdonado (ni al ministro ni a JLo).

 

23 febrero 2017 at 6:46 pm Deja un comentario

La Acrópolis, cerrada por una huelga de guardas de monumentos

También permanecen hoy cerrados al público el Partenón y el templo de Atenea, ambos situados en la colina ateniense

acropolis-cierre

Turistas toman fotografías de la Acrópolis desde la colina Pnyka – EFE

Fuente: EFE  |  ABC
20 de febrero de 2017

Una huelga de 24 horas convocada por los guardas de monumentos por disputas contractuales con el Estado griego ha obligado a cerrar la Acrópolis de Atenas y otros sitios arqueológicos.

El sindicato del sector PEYFA, convocante del paro, pide que se contrate a personal adicional y que se les abonen las horas extras, según los medios griegos.

«Esperamos que estos problemas, que no tienen impacto fiscal, puedan ser solucionados antes de las vacaciones de Semana Santa y que la temporada turística pueda empezar sin problemas en los museos y sitios históricos», aseguró un representante sindical a los mismos medios.

La huelga dejará inaccesibles al público tanto el Partenón como el templo de Atenea, ambos situados en la colina ateniense.

El Ministerio de Cultura pidió a los huelguistas que cancelaran el paro recordándoles el programa gubernamental para contratar a 200 guardas más, y aseguró que se reunirá con ellos este mismo lunes.

 

20 febrero 2017 at 2:59 pm Deja un comentario

Grecia apoya el dictamen de rechazo al desfile de Gucci en la Acrópolis

El Gobierno griego respaldó hoy la decisión del Consejo Central Arqueológico (KAS) del país, que rechazó la petición de la marca de alta costura Gucci de celebrar un desfile de moda en la Acrópolis de Atenas.

gucci_esculturas

Un vídeo publicado en diciembre de 2015 en la cuenta de Instagram de Gucci en el que aparecían así “vestidas” las esculturas del Partenón generó cierta polémica

Fuente: EFE  |  LA VANGUARDIA

Atenas, 15 feb.- El KAS, que tomó esta postura por unanimidad de sus miembros, argumentó que el “carácter único de la Acrópolis es inconsistente con este tipo de evento” al tiempo que apoyó su argumentación en el estatus de patrimonio de la humanidad de la UNESCO del sitio arqueológico.

“El Partenón no es un monumento cualquiera”, declaró por su parte la ministra de Cultura, Lydia Koniordu, como respaldo al dictamen del organismo.

“Es un símbolo de la civilización occidental, de la democracia, del diálogo, de la libertad, del espíritu. Los griegos somos los guardianes de este símbolo que no solo es un símbolo material, es también un símbolo espiritual, y debemos proteger su prestigio”, añadió Koniordu.

“Respetamos a esta empresa (Gucci), hace un trabajo serio, pero incompatible con el uso del monumento”, prosiguió la ministra de Cultura, “nuestro capital es nuestro patrimonio cultural y la belleza de este país. Si este capital lo invertimos de forma errónea le quitamos el valor”.

Los representantes de la marca de lujo, que se reunieron con el KAS para explicar el proyecto en detalle, pretendían organizar un desfile de unos 15 minutos de duración en junio al que asistirían 300 invitados.

Gucci ofreció a cambio dos millones de euros en cinco años para restauración de los monumentos de la Acrópolis, un presupuesto similar al asignado por el Gobierno heleno.

La prensa helena aseguró que la marca rechazó, por otra parte, organizar el desfile en una localización entre las alternativas ofrecidas por las autoridades helenas.

La última vez que se realizó un evento relacionado con la moda en la Acrópolis fue en 1951, cuando la colección de Christian Dior fue presentada por sus modelos.

 

Guardar

Guardar

15 febrero 2017 at 6:56 pm Deja un comentario

Past View se alía con un socio griego para «vender» la acrópolis de Atenas

La TIC sevillana ofrece reconstrucciones virtuales del patrimonio en rutas turísticas

teatro-acropolis

Teatro de la acrópolis de Atenas recreado por Past View – ABC

Fuente: E. FREIRE > Sevilla  |  ABC de Sevilla
6 de febrero de 2017

Con unas gafas inteligentes (smartglasses) y un panel táctil (touch pad), el turista puede viajar al pasado para visitar monumentos de los que ya solo quedan piedras y ruinas y recrear la vida y costumbres de sus ancestrales moradores. Es en síntesis el producto turístico que lanzó al mercado hace ya cuatro años en Sevilla Past View, fundada por Jorge Robles del Salto y Elena Luque, licenciados en Turismo e Historia, respectivamente, que ya eran socios desde el año 2000 en otra empresa relacionada con el mismo sector, Alminar Servicios Culturales. Robles es consejero delegado de la firma y ostenta la presidencia de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Sevilla (AJE). Por su parte, Luque es directora de Proyectos de Past View.

Equipo

Combinando la realidad aumentada y las recreaciones virtuales, el equipo compuesto por infografistas, informáticos y documentalistas de Past View empezó por la Giralda y los principales monumentos de la capital hispalense para diseñar el primer producto. Tras un periodo de rodaje y promoción, y con incentivos de la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) a su desarrollo de I+D+i, consiguieron internacionalizar la oferta, primero, incluyendo en su catálogo el yacimiento arqueológico de Éfeso, el más visitado de Turquía, próximo a una importante base de cruceros. Ahora, Past View acaba de iniciar la comercialización de su recreación de la acrópolis ateniense, junto a otros monumentos de la antigua Grecia y del periodo romano.

«Como en el caso de Turquía, en el mercado griego también hemos llegado a un acuerdo con un socio local para empezar a operar con nuestro producto Past View Atenas», explican fuentes de la TIC sevillana. El modelo de negocio de Past View se basa en contratos en origen con turoperadores, cruceristas y otros agentes del sector turístico.

El próximo lanzamiento de la empresa sevillana será Barcelona, una de las grandes capitales turísticas españolas, en cuya producción lleva trabajando hace meses.

Unos 15.000 usuarios al año utilizan la oferta de Past View para Sevilla, mientras que la recreación de la antigua ciudad turca de Éfeso alcanza los 25.000 desde que empezó a funcionar, a finales de 2015. Y ello, según apuntan desde la empresa, pese a que la afluencia de turistas a Turquía descendió drásticamente a partir de 2016 debido a los ataques terroristas.

«En Sevilla empezamos a finales de 2012, en plena crisis económica, un momento en el que el mercado turístico estaba bajo mínimos, y poco a poco hemos ido creciendo y obteniendo mejores resultados», explican en la firma, que cuenta con un punto de atención en «Las Setas» de la Encarnación.

 

7 febrero 2017 at 8:51 pm Deja un comentario

Atenas rinde tributo a Adriano con un retrato desconocido del emperador

El Museo de la Acrópolis de Atenas rememora el comienzo del reinado de Adriano, quien fue un admirador y benefector de la ciudad griega

retrato-de-adriano_ng

Retrato de Adriano fechado entre el 130 y el 140 d.C. y hallado en la avenida Syngrou de Atenas en 1933. Foto: Acropolis Museum

Fuente: ALEC FORSSMANN NATIONAL GEOGRAPHIC
31 de enero de 2017

En agosto del año 117, hace casi 1.900 años, murió Trajano y Adriano se convirtió en el nuevo emperador romano. El Museo de la Acrópolis de Atenas rinde tributo a Adriano con motivo de esta efeméride. La exposición Retrato del emperador Adriano en el Museo de la Acrópolis, del 15 de enero al 31 de marzo, recuerda al emperador viajero, quien fue un admirador y benefactor de Atenas. La muestra presenta un magnífico retrato de Adriano fechado entre el 130 y el 140 d.C. y hallado en la avenida Syngrou de Atenas en 1933. Lleva una corona de hojas de roble con un águila en el centro que simboliza a Zeus, su mirada se dirige al cielo como si estuviera alejándose de la vida terrenal y luce una barba, emulando quizá a los filósofos griegos.

Antínoo, un mito extraordinario que se resiste a morir

Adriano visitó Atenas durante su reinado y emprendió un programa constructivo para renovar y expandir la ciudad. La devoción de Adriano por Grecia y por Atenas significó el resurgimiento de la vida cultural griega en tiempos del Imperio romano. El Arco de Adriano aún sigue en pie en una antigua carretera que llevaba de la Acrópolis al Templo de Zeus Olímpico. Probablemente fue erigido para celebrar el adventus o llegada del emperador a la ciudad. El Templo de Zeus Olímpico, el doble de grande que el Partenón, se comenzó a construir en el siglo VI a.C., pero fue Adriano quien lo concluyó gracias a una generosa donación. Otro edificio importante que construyó fue el Panteón, cuyas ruinas han sido localizadas en la calle Adrianou, en el barrio de Plaka.

 

31 enero 2017 at 9:32 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

marzo 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente