Posts filed under ‘cultura clásica’

Hallan nuevas estructuras y fragmentos cerámicos en el santuario de Apolo en Despotiko

Los arqueólogos han hallado más de 40 lámparas de aceite y numerosos fragmentos cerámicos, algunos con representaciones de los doce trabajos de Heracles

despotiko1_NG

Vista sureste del Edificio M y las salas recientemente excavadas. Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports

Fuente: Alec Forssmann  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
24 de julio de 2016

La pequeña isla de Despotiko, en el archipiélago de las Cícladas, se encuentra hoy deshabitada, pero su santuario consagrado al dios Apolo antiguamente atrajo a numerosos peregrinos. El santuario de Apolo en Despotiko, excavado a partir de 1997 por Yannis Kouragios, es el segundo más grande de las Cícladas después del santuario de Apolo en Delos. Del 30 de mayo al 8 de julio de 2016 se han desarrollado unas excavaciones arqueológicas en la zona de Mandra, donde se encuentran los restos del santuario, que han proporcionado unos hallazgos muy relevantes, según informó el jueves el Ministerio de Cultura de Grecia.

El santuario de Apolo en Despotiko es el segundo más grande de las Cícladas

despotiko2_NG

Fragmento de cerámica arcaica que representa a Hércules. Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports

Hasta la fecha se han excavado quince edificios adyacentes al templo y un hestiatorion, que era una sala para banquetes. El templo o santuario floreció durante los períodos arcaico y clásico, del siglo VII al V a.C. El temenos o espacio reservado para la adoración de los dioses estaba protegido por un recinto amurallado que también protegía los edificios adyacentes y que comunicaba con el puerto. Entre los edificios excavados destacan los restos de una estructura monumental, con cuatro muros de 1,5 metros de grosor, que probablemente funcionó como una cisterna hasta que fue abandonada en el siglo IV a.C. Durante las excavaciones arqueológicas se han hallado más de 40 lámparas de aceite; 25 bases de recipientes con el nombre “Apolo” inscrito en ellas; fragmentos de cerámica con representaciones de los doce trabajos de Heracles; fragmentos de cerámica de figuras negras con representaciones de guerreros; restos de cráteras pintadas de rojo con representaciones de Dioniso, los sátiros y las ménades; hebillas de bronce y extremidades inferiores de estatuas de kuros, que representaban varones jóvenes.

despotiko3_NG

Restos de cráteras áticas. Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports

despotiko4_NG

Cerámica del período geométrico y figurillas. Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports

despotiko5_NG

Restauración del templo de Apolo en Despotiko. Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports

despotiko6_NG

Columna de mármol del hestiatorion arcaico y, en la parte de atrás, estilóbato de mármol del templo. Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports

24 julio 2016 at 8:55 pm Deja un comentario

Pompeya encanta a la luz de la luna

La ciudad romana inaugura sus visitas nocturnas para el público, una experiencia única en el mundo

pompeya_tour_nocturno_ABC

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES > Roma  |  ABC
23 de julio de 2016

Pompeya, la «reina de la arqueología», con sus excavaciones únicas en el mundo, sabe llevar también el vestido de noche y encanta a los turistas bajo el claro de luna.

Desde el 7 de mayo es posible hacer cada sábado un tour arqueológico nocturno. El acontecimiento ha sido promocionado por el Ministerio de Bienes Culturales para realzar el valor, aún más si cabe, de la lujosa y antigua ciudad romana iluminada por la luna.

Esta apertura extraordinaria comienza cada sábado a las 8 de la tarde y concluye a las 23h, hasta el primero de octubre, con un precio de 2 euros por billete.

El programa turístico propone itinerarios inéditos y sugestivos: Se inicia en Puerta Marina, una de las siete puertas de la muralla de Pompeya, la más imponente, junto a la Puerta Herculano. Se prosigue el camino hasta el Antiquarium, el museo arqueológico, con visita a la Villa Imperial, y otras espléndidas domus.

Hay paradas con proyecciones sobre Pompeya en un clima sugestivo que transporta al visitante a la época romana.

pompeya_tour_nocturno_ABC_1

Entre las atracciones, el concierto que afina el espíritu de los visitantes

pompeya_tour_nocturno_ABC_2

El recorrido es original y pasa por las principales casas romanas

pompeya_tour_nocturno_ABC_3

Contemplar la sensual pintura pompeyana en el frescor de la noche, toda una experiencia

pompeya_tour_nocturno_ABC_4

Los grupos recorren la ciudad desde las 8 a las 11 de la noche

pompeya_tour_nocturno_ABC_5

No hay otro lugar comparable en el mundo, la ciudad detenida por el volcán y hoy recuperada

23 julio 2016 at 9:31 am Deja un comentario

El anfiteatro de Itálica será escenario de una batalla de Juego de Tronos

Los responsables de la productora lo consideran el «lugar ideal» para rodar una de las escenas de acción

Fuente: ABC de Sevilla
21 de julio de 2016

El anfiteatro de la ciudad romana de Itálica, en Santiponce (Sevilla), será escenario de una batalla en la séptima temporada de la serie de HBO ‘Juego de Tronos’, dentro del listado de escenarios del rodaje en su regreso a España de la exitosa producción estadounidense.

Así lo han confirmado a Efe fuentes de la Oficina de Gestión del complejo arqueológico, que han concretado que los responsables de la productora de la serie ya han visitado personalmente las instalaciones de la ciudad romana, centrándose en el anfiteatro como un lugar ideal para rodar una de las escenas de acción.

Sin concretar cuando se iniciaría el rodaje de las escenas en Itálica, sí han señalado que el anfiteatro les ha parecido el lugar idóneo para lo que tienen pensado en uno de los episodios de la nueva temporada. El anfiteatro fue construido en el norte de la que fue la primera ciudad romana en Hispania, Itálica, fundada en el año 206 a. C., y en su día, con 25.000 personas de aforo, fue uno de los más grandes de todo el Imperio Romano.

A falta de conocer más datos sobre el rodaje de la séptima temporada, HBO ha concretado que entre las localizaciones de la nueva temporada en España estarán Sevilla, Cáceres, Almodóvar del Río (Córdoba), Santiponce (Sevilla), Zumaia (Guipúzcoa) y Bermeo (Vizcaya).

No es la primera vez que la popular serie televisiva escoge España como emplazamiento para rodar ya que, en anteriores temporadas, desplazó a su equipo a lugares como Osuna (Sevilla), Córdoba, Sevilla, Almería, Peñíscola (Castellón) o las Bardenas Reales (Navarra).

Junto a España, «Juego de Tronos» también desarrollará parte de los nuevos episodios en Islandia como complemento a la producción general de la séptima temporada, que se llevará a cabo en Irlanda del Norte. Los nuevos capítulos de la serie inspirada en las novelas de George R.R. Martin comenzarán a grabarse este verano y su estreno está previsto para el mismo periodo de 2017.

 

21 julio 2016 at 5:20 pm Deja un comentario

Una diosa griega con curvas brasileñas, así serán las medallas de Rio 2016

Como es tradición desde los Juegos de Atenas-2004, la cara de las medallas olímpicas muestran a Niké con el Partenón de fondo. Pero “cada país hace su adaptación”.

medalla_rio

Foto: AFP

Fuente: AFP  |  El Espectador
19 de julio de 2016

La diosa griega de la victoria, Niké, ganó unas curvas más generosas “a imagen de la mujer brasileña” en las 5.130 medallas de oro, plata y bronce que se colgarán los protagonistas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Rio-2016.

“Rio de Janeiro es una ciudad llena de curvas, con su mar y sus colinas, como el cuerpo de la mujer brasileña. Así que le dimos más redondez a Niké, hice sus muslos y caderas más grandes”, explica Nelson Carneiro, el escultor responsable del diseño de las preseas fabricadas en la Casa de la Moneda.

Como es tradición desde los Juegos de Atenas-2004, la cara de las medallas olímpicas muestran a Niké con el Partenón de fondo. Pero “cada país hace su adaptación”, añade Carneiro, de 60 años.

“Es una medalla especial hecha para el mayor evento deportivo del mundo. Cuando el atleta la reciba, voy a sentir como si yo también estuviera siendo condecorado”, afirma orgulloso el escultor, uno de los 2.800 empleados del organismo que acuña las monedas e imprime los billetes de Brasil.

El diseño se lleva a un modelo de yeso, que a su vez se escanea y se envía a la impresora 3D para hacer un molde de acero. Luego se coloca en una prensa hidráulica que da vida a la medalla, cuyas imperfecciones se tratan manualmente antes de barnizarla.

La Casa de la Moneda tiene aires de un búnker: ubicada a 65 km de Rio, en la población de Santa Cruz, y flanqueada por torres y cámaras de vigilancia 24 horas, para entrar hay que atravesar un detector de metales y toda la visita se realiza bajo la atenta mirada de los guardias de seguridad. A la salida, se efectúa otro registro.

Además de las monedas y billetes, allí imprimen los pasaportes y los timbres fiscales, explica el gerente del sector de medallas, Victor Hugo Berbert.

La fabricación de las medallas comenzó hace un mes y terminará el 31 de julio: 2.488 para los Juegos Olímpicos (5-21 de agosto) y 2.642 para los Paralímpicos (7-18 de septiembre).

Redondas, de 8,5 cm de diámetro y con el diseño del centro en relieve, las medallas olímpicas de Rio son las más pesadas de la historia: 500 gramos, 100 más que las de Londres-2012.

Los metales dorados para los campeones olímpicos y paralímpicos están hechos curiosamente con 494 gramos de plata (92,5% de pureza) y apenas seis gramos de oro (99,2% de pureza).

“Si fuera sólo de oro costaría una fortuna”, cuenta Berbert a la AFP, aunque no quiso revelar el precio de las preseas.

“Hicimos un contrato global con el Comité Olímpico para todas las medallas”, se limita a decir.

Las preseas de los subcampeones son 100% de plata y las de bronce tienen 475 gramos de cobre y 25 gramos de zink.

Las medallas paralímpicas, por su parte, tienen dentro pequeñas bolitas de acero que suenan diferente según el material, de modo que los discapacitados visuales puedan reconocerlas.

También llevan la inscripción “Rio 2016 Paralympic Games” en braille.

Los galardones son además ecológicos: la cinta fue elaborada con hilo procedente de botellas de plástico, mientras que más de 30% de la plata y el bronce provino de materiales reciclados y ninguna contiene mercurio.

 

20 julio 2016 at 9:25 am Deja un comentario

El gladiador que perdió su atributo

 

Fuente: JACINTO ANTÓN  |  EL PAÍS
19 de julio de 2016

Es sabido que la de gladiador era una profesión de riesgo, aunque las últimas investigaciones apunten a que la carnicería del anfiteatro no era tanta y que a medida que prosperabas en el oficio –si lo hacías- tus posibilidades de supervivencia aumentaban de manera proporcional a las ganancias de tu lanista, tu agente, por así decirlo: nadie quería perder tontamente una buena inversión. Había distintas clases de gladiadores, según su equipamiento, y cada uno tenemos –como tenían los propios romanos- nuestras preferencias por una u otra: tracio, secutor, murmillo, hoplomachus.… Mis favoritos, descontando la gladiatrix en topless identificada por el estudioso de la Universidad de Granada Alfonso Mañas en una estatuilla de bronce, siempre han sido los reciarios, los que luchaban a cuerpo limpio provistos de un tridente (fascina) y de una red para envolver con ella al rival. El ejemplo más conspicuo de reciario (retiarius, por la red, rete), vía Hollywood, es el famoso Draba que pelea a muerte con el Espartaco de Kirk Douglas. Lo interpretaba el actor negro Woody Strode, de 1,93 metros, que había sido jugador de los Rams y desactivador de bombas en Guam durante la Segunda Guerra Mundial (luego se casó con una princesa hawaiana y encarnó a Lumumba y al protagonista de El sargento negro de Ford, del que era amigo).

A diferencia de mí, salvando las distancias, el emperador Claudio no apreciaba nada a los reciarios y los hacía matar siempre que caían al suelo, incluso accidentalmente, porque, en su crueldad –no era el tipo simpático que nos noveló Robert Graves-, le encantaba ver sus rostros desnudos mientras agonizaban. A lo mejor era rabia por tener en casa a Mesalina. El caso es que Claudio era un obseso de los juegos de la arena: organizó novedades como un número sobre Troya (similar al que aparece en Gladiator), combates con panteras, rejoneo tesalio, naumaquias muy vistosas y hasta llegó a enfrentarse él mismo (con la sutil ayuda de la guardia pretoriana) a una orca atrapada en un canal del puerto de Ostia: lo cuenta en su Historia Natural Plinio el Viejo, que fue testigo del episodio.

En fin, se me acaba el espacio con tanta miscelánea y aún no les he dado la importante noticia: el reciario perdió su red. Lo argumenta sesudamente en un artículo en The international journal of the history of sport (?) el citado Mañas, autor de Gladiadores (Ariel, 2013). El reciario era un luchador con buenas opciones (como se ve en el combate Draba-Espartaco): enredaba al oponente en la red y luego le clavaba el tridente o lo apuñalaba. Según Mañas sus perspectivas eran tan buenas que llevaron a la modificación de las defensas de los gladiadores que se le enfrentaban, generalmente el murmillo, con casco rematado por un adorno en forma de pez. El cambio fundamental fue la eliminación de ese saliente, en el que se enganchaba con facilidad la red y la aparición del murmillo contrarede, dotado de un casco liso, y del secutor, especialista en evitar ese arma. Consecuentemente, la red cayó en desuso, más aún porque lo único que servía entonces de verdad al reciario era el tridente, que se maneja mejor con dos manos. Mañas ha revisado 262 representaciones de reciarios desde el siglo I antes de Cristo al V y solo en el 10 % aparece la red, la mayoría antes del siglo II. El estudioso añade que el uso de la red requería un virtuosismo que se fue perdiendo al masificarse la carrera de gladiador, con mucho intrusismo (!) y pasar la edad de oro de los juegos. O tempora, o mores!

 

20 julio 2016 at 9:17 am Deja un comentario

¿‘Brexit’ a favor del Partenón?

Una docena de diputados británicos propone devolver a Atenas los mármoles sustraídos en el siglo XIX que se exhiben en Londres

friso_partenon

Friso del Partenón de Atenas, en el Museo Británico de Londres.

Fuente: MARÍA ANTONIA SÁNCHEZ-VALLEJO > Madrid  |  EL PAÍS
19 de julio de 2016

En julio de 1816, Thomas Bruce, séptimo conde de Elgin, vendió al Estado británico por 35.000 libras de la época una colección de relieves escultóricos procedentes de la Acrópolis de Atenas. Por eso más de la mitad de la decoración del Partenón, el templo del que se extirparon los motivos, debe verse en el Museo Británico de Londres, pese a la insistencia griega en recuperar el patrimonio y completar la exposición del conjunto en Atenas.

Dos siglos después, y en plena resaca del Brexit, una docena de parlamentarios británicos presentaba la semana pasada en Westminster un proyecto de ley para impulsar la devolución de los denominados “mármoles de Elgin” a Grecia. Los diputados, proeuropeos y de varios partidos (laboristas, liberal-demócratas, el nacionalista escocés SNP o el galés Plaid Cymru; ningún tory), vuelven a poner sobre la mesa la añeja pelea entre Atenas y Londres —y por extensión, entre el resto del mundo expoliado y las antiguas metrópolis— sobre derechos patrimoniales, legado histórico e identidad cultural.

El robo —según la terminología griega— perpetrado por Elgin, a la sazón embajador británico ante la Sublime Puerta (Imperio otomano), dejó al templo dedicado a la diosa Atenea Parthena (una de sus invocaciones, de ahí Partenón) demediado, sin metros del friso y un centenar de metopas. La Acrópolis vivía tiempos oscuros, y sus templos servían de aprisco, polvorín o mezquita, entre otras funciones espurias, de manera que la rapiña pasó desapercibida. Pero desde los ochenta, gracias a la actriz Melina Mercouri, durante un tiempo ministra de Cultura, la campaña de la devolución fue ganando entidad, y hoy personalidades como Bill Clinton, Georges Clooney —su esposa, abogada, acaba de asesorar al Gobierno griego— o Vanessa Redgrave respaldan la restitución de los mármoles. El nuevo museo de la Acrópolis tiene espacio más que suficiente para albergar los miembros expoliados ya que su galería dedicada al friso del Partenón muestra, junto a los relieves que quedaron en Grecia, imponentes vacíos: los de las piezas que se exhiben en Londres.

El nuevo museo de la Acrópolis, inaugurado en 2004, tiene espacio para las piezas expoliadas

El catedrático emérito de Arqueología y director del museo de la Acrópolis, Dimitris Pantermalís, subraya la “amputación del patrimonio” al valorar la iniciativa parlamentaria. “Es una petición muy correcta, y no sólo para los griegos, sino como oportunidad de restablecer la unidad física de un monumento patrimonio de la humanidad. Desde el expolio, muchas de las esculturas están divididas, la figura de Poseidón tiene la cabeza en un sitio y el torso en otro, y así sucesivamente. Pero insisto, no es un problema sólo griego, sino universal. Los griegos tenemos derecho a reunir todas las piezas en un mismo sitio, donde fueron creadas. Y para ello es esencial que la cuestión se mantenga viva”, explica Pantermalís, miembro del comité especial del Ministerio de Cultura griego para los mármoles.

Moneda de cambio

El profesor Paul Cartledge, vicepresidente del Comité Británico para la Reunificación de los Mármoles —creado en 1983—, enfría sin embargo toda expectativa de que la iniciativa legislativa pueda dar frutos. “Es improbable que el proyecto se convierta en ley, pero lo que sí hace es introducir el asunto en las conversaciones de pasillo en Westminster”, cuenta por correo electrónico. “Y ello contribuirá también a reverdecer la conciencia del resto del mundo”, añade Cartledge. El próximo trámite legislativo, empero, no tendrá lugar “hasta el 20 de enero”, avisa.

El movimiento, en plena onda expansiva del Brexit, puede o no tener que ver con el seísmo político, aunque no faltan quienes ven en él una moneda de cambio —o un gesto amable— para mejorar las condiciones de desconexión de Reino Unido de la UE. Pandermalís no osa pronunciarse sobre ello: “Ese análisis no me corresponde a mí, pero creo que los acontecimientos en curso conducirán a una Europa más abierta en la que los museos puedan colaborar”.

Otros tiran de hemeroteca y sacan a relucir una añeja fotografía de 1986 en la que se ve a Melina Mercouri y a un joven Boris Johnson, eurófobo de pro, hoy ministro de Exteriores y en esa época, presidente de la Oxford Union, antes de un debate sobre, precisamente, los mármoles de Elgin. Mercouri, con la melena leonina y su poderío de diosa griega; Johnson, barbilampiño y de etiqueta: una instantánea que parece una carambola de la historia.

El director del Museo Británico rechaza el retorno

El director del Británico, Hartwig Fischer —primer responsable extranjero del venerable museo, el segundo más visitado del mundo tras el Louvre—, no se ha pronunciado sobre la iniciativa parlamentaria, pero tiene muy clara su postura sobre la hipotética devolución de las piezas griegas del Británico. En una entrevista concedida al diario The Guardian a primeros de julio —pocos días después del referéndum—, Fischer apuntaba que el papel de la institución que dirige será aún más importante tras el Brexit y que los mármoles están donde deben estar, “en el contexto de una exposición de obras de la cultura universal”, en referencia a las otras salas del establecimiento, dedicadas al Antiguo Egipto, Roma u Oriente Próximo, entre otras. “Hay mucha, mucha gente que aprecia que estén aquí, y yo soy uno de ellos”, recalcó.

 

19 julio 2016 at 9:06 pm Deja un comentario

Un estudio apunta a que Julio César requisó barcos de Baiona para asaltar las Islas Cíes

El escritor Julio Villarino defiende que el dictador romano visitó dos veces la villa antes de vencer a los herminios -Detallará su investigación este jueves en una charla en la Capitanía

julio_villarino

Julio Villarino Espino, en Baiona / Marta G. Brea

Fuente: Neli Pillado > Baiona  |  Faro de Vigo
19 de julio de 2016

Poco se conoce de la historia de Baiona durante la época romana. La presencia de Julio César en la villa aparece referenciada en diversos estudios, durante las batallas de los herminios, pero hasta ahora ninguno había detallado su estrategia militar para vencer a los guerreros lusitanos. La investigación recientemente elaborada por el economista y escritor Julio Villarino Espino apunta a que el dictador romano utilizó la villa real, entonces llamada Erizana, como base en aquella campaña militar y que incluso requisó barcos pesqueros de la villa para asaltar a sus enemigos en las Islas Cíes. El autor explicará los detalles de su trabajo este jueves a las 20.30 horas en la Capitanía Marítima, durante una charla enmarcada en el ciclo Baiona Cultural que organiza el Concello.

“Julio César en Galicia. De Bellum Herminii” es el título del estudio, que fija la llegada del general romano en el año 61 antes de Cristo. Tras ser nombrado gobernador en territorio hispánico, trataba de recuperar el prestigio político y social que lo habían apartado de Roma. Así que se propuso acabar con los herminios, un pueblo considerado bárbaro que residía en el norte de Portugal. Su persecución por el Duero y el Miño finalizó en las Islas Cíes, según afirma el trabajo de Villarino, que bebe de referencias bibliográficas de autores clásicos como Suetonio, Dion Casio y Zohonaras y gallegos como Fernando Acuña-Casroviejo, Álvarez Blázquez o Armesto Faginas, además del baionés Herminio Ramos.

En su primera embestida, Julio César habría despojado a los marineros baioneses de sus embarcaciones para asaltar a los herminios en las Islas Sicas, como llamaban los romanos a las Cíes. Una ofensiva inicial que acabaría en estrepitoso fracaso por la falta de material bélico adecuado. “Julio César había montado esta batalla con prisa. Era septiembre y estaba a punto de terminar la temporada de guerras para los romanos, el verano, por lo que cogió lo primero que se le puso delante”, explica Villarino, que ha realizado su propia e hipotética recreación de los hechos históricos en base a los textos contrastados y a la colaboración de expertos en estrategia militar romana como el historiador lucense Juan Villar, los investigadores Manuel Gago y Javier Torres y el también historiador y militar Francisco de la Torre.

La derrota devolvió a Julio César a Cádiz, pero dejó un campamento establecido en Baiona con intención de regresar al año siguiente. “Instaló un retén de soldados en Erizana y volvió en el año 60 antes de Cristo con dos galeras para asediar las Cíes de nuevo”, explica Villarino. Ocurrió los días 24 y 25 de agosto, según un acta de lo ocurrido enviada al Senado romano. Los herminios desaparecieron. “El ejército de Julio César los mató a todos, unos 5.000, y puso rumbo a Brigantium, en A Coruña”, señala el autor, que recuerda que “existen réplicas de dichas galeras en el museo de la Torre de Hércules”.

 

19 julio 2016 at 2:36 pm 2 comentarios

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

julio 2016
L M X J V S D
« Jun    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.630 seguidores