Posts filed under ‘cultura clásica’

La Acrópolis no se alquila

Las autoridades griegas rechazan una propuesta de una firma de moda para desfilar junto al Partenón a cambio de dos millones de euros

partenon_reuters

Una bandera griega ondea junto al Partenón. / MARKO DJURICA (REUTERS)

Fuente: MARÍA ANTONIA SÁNCHEZ-VALLEJO  |  EL PAÍS
23 de febrero de 2017

La marca italiana Gucci no desfilará en la Acrópolis de Atenas. Dicho así, esto no pasaría de ser una no noticia, un no suceso, por no hablar de lo poco fiable que resulta un enunciado en negativo. Pero rascando un poco la superficie del glamur, nos topamos no sólo con la mercantilización del arte o la historia, algo nada infrecuente en nuestros días, sino con una propuesta irritante, por parte de los responsables de la firma de lujo, a la endeudada Grecia.

Gucci pidió permiso a las autoridades arqueológicas del país para celebrar en junio un desfile de 15 minutos de duración entre el Erectheion y la cara norte del Partenón, para lo que, obviamente, el recinto arqueológico debería cerrarse al público además de convertirse por unas horas en tenderete de la mercadotecnia. Los organizadores lo tenían todo previsto: la pasarela, una tienda a modo de dress room, perdón, de vestuario, así como torres metálicas de 7-8 metros para instalar los altavoces y las luces. Al desfile asistirían 300 invitados, el 10% de ellos griegos, el 80% editores de moda europeos y norteamericanos, y el 10% restante, estrellas de Hollywood. A cambio de la autorización, Gucci ofrecía dos millones de euros al Gobierno griego en cinco años en concepto de ayuda a la restauración de los monumentos de la Acrópolis (Partenón, Erectheion y templo de Atenea Nike), o de cualquier otro tesoro arqueológico del país que decidieran las autoridades competentes.

Hasta ahí podría entenderse la desprendida propuesta italiana, pero los de Gucci cometieron un error imperdonable para el orgullo nacional griego: el evento —ese palabro tan asociado a fastos de este estilo— serviría también para hacer publicidad al Partenón y la Acrópolis por la asistencia de tanta luminaria de Hollywood y del mundo fashion, subrayaba la solicitud de Gucci. Hablando en plata, que por 15 minutos de desfile os pueden entrar de rondón unos cuantos turistas y celebridades, que esto del desfile es un auténtico chollo, si es que no lo queréis ver…

“Estamos siempre abiertos a [recibir] apoyo financiero, pero la dificultosa situación económica del país no es un argumento para ceder el monumento”, manifestó un alto cargo del Ministerio de Cultura tras conocer el rechazo de la solicitud por parte del Consejo Arqueológico Central (KAS, en sus siglas griegas), guardián del legado histórico nacional. Por si no quedara claro, “la Acrópolis es un símbolo para toda la humanidad que no puede ser objeto de transacciones comerciales”, añadió el portavoz de Cultura. En parecidos términos se expresó la ministra del ramo, Lydia Koniordu: “El Partenón no es un monumento cualquiera (…) Nuestro capital es nuestro patrimonio cultural y la belleza de este país. Si este capital lo invertimos de forma errónea le quitamos el valor”.

Un gesto de “abyecto cinismo”

El diario Kathimerini, en las antípodas del amarillismo o el sensacionalismo atrabiliario, no fue tan diplomático y consideró la propuesta de Gucci directamente una humillación, recordando que el lugar es un “fulgurante símbolo de la democracia” (algo parecido dijo el expresidente Barack Obama al visitar la Acrópolis en noviembre pasado). “El argumento de que [el desfile] será beneficioso por la inyección de dinero o por la publicidad no es nada más que el disfraz de un abyecto cinismo”, añadía el diario.

La marca de lujo rechazó otros escenarios alternativos para celebrar el desfile que le plantearon las autoridades helenas y, erre que erre, insistió en su habitual patrocinio y mecenazgo de instituciones culturales y monumentos. Pero en Grecia pinchó en hueso: el legado de la historia no dará de comer —o sí, a juzgar por el lleno total de turistas en la Acrópolis, a diario—, pero alimenta, y mucho.

PD: Aunque el KAS da permisos con cuentagotas, incluso para sesiones académicas o reportajes de viajes, es cierto que la Acrópolis ha sido escenario, entre otros, de un desfile de moda de la casa Dior en 1951 y, posteriormente, de sendos rodajes de Nia Vardalos (la autora de Mi gran boda griega) y Francis Ford Coppola. En 2008, incluso, la ínclita Jennifer Lopez obtuvo autorización para una sesión de fotos, recuerda Kathimerini, pero porque el ministro de Cultura de entonces puenteó al KAS… y aún no se le ha perdonado (ni al ministro ni a JLo).

 

23 febrero 2017 at 6:46 pm Deja un comentario

La fotografía aérea que detecta sin excavaciones el anfiteatro romano de Torreparedones

Investigadores de las Universidades de Córdoba y Granada hallan el lugar donde estuvo

torreparedones-anfiteatro-romano

Fuente: LUIS MIRANDA > Córdoba  |  ABC Andalucía
23 de febrero de 2017

¿Un hallazgo arqueológico sin necesidad de excavar en la tierra? ¿Conocer con exactitud lo que hay sin tocar el suelo? Lo han conseguido investigadores de las Universidades de Córdoba y Granada en el parque arqueológico de Torreparedones. Su voluntad era encontrar algo que tenía que existir en una ciudad importante: el anfiteatro. A través de la fotografía aérea y el georradar han conseguido encontrar el lugar donde estuvo.

Antonio Monterroso, de la Universidad de Córdoba, explicó que para lograrlo en primer lugar se intentó interpretar dónde estaría. En las ciudades romanas, se sitúa en un extremo, «porque quien iba a ellos era gente de la peor calaña». Allí se ofrecían espectáculos de peleas entre hombres y fieras. Se partió de las fotografías aéreas que distintos institutos públicos españoles tienen de la zona y se encontró, al analizar el terreno, una zona de distinta densidad y composición que las demás. Un óvalo perfecto.

Una vez que se sospechaba que podía estar allí, se siguieron haciendo pruebas y combinando distintos análisis, y los resultados confirmaron que había estructuras. Antonio Monterroso explicó que está situada al oeste de la ciudad, y existe incluso una calle que comunica la puerta con el anfiteatro, que mediría unos 64 metros del eje menor por 70 del mayor.

El Ayuntamiento de Castro del Río tendrá ahora que hacerse con los terrenos

El modelo sería el anfiteatro de Segorbe que, como este, corta una ladera. Según Monterroso, se pudo construir entre el año 95 y el 120, poco después del de Córdoba, situado también al oeste de la ciudad, tras lo que ahora es el Rectorado de la Universidad.

El paraje está en el término municipal de Castro del Río, a diferencia de la ciudad, que se sitúa en Baena, y el alcalde, José Luis Caravaca, aseguró que el propietario de los terrenos está en buena disposición para venderlos a la Administración. A partir de entonces, se buscarían vías de financiación para la excavación de estos restos arqueológicos.

 

23 febrero 2017 at 6:37 pm Deja un comentario

Inaugurada la Sala de los Horacios y Curiacios de los Museos Capitolinos

sala_orazi7

Fuente: Corriere della Sera
20 de febrero de 2017

Desde hoy, la Sala de los Horacios y Curiacios de los Museos Capitolinos vuelve a su máximo esplendor para ser nuevamente admirada en su renovado aspecto. Un proyecto de restauración, que ha sido posible gracias al mecenazgo de Alisher Usmanov -que ha contribuido destinando a este proyecto la cantidad de 300 mil euros-, permite devolver así la belleza del ciclo pictórico que se había visto afectado de manera importante por los efectos de las filtraciones de agua debidas a la lluvia.

En la inauguración de la Sala a la conclusión de los trabajos de restauración han estado presentes la alcaldesa de Roma Virginia Raggi, el teniente de alcalde Luca Bergamo, el superintendente para los Bienes Culturales de Roma Claudio Parisi Presicce y el presidente de la Federación Italiana de Esgrima, Giorgio Scarso.

“Hoy restituimos a los romanos y al mundo entero una de las más bellas salas de los Museos Capitolinos después de los importantes trabajos de restauración – ha señalado la alcaldesa Raggi. La Sala de los Horacios y Curiacios vuelve a su antiguo esplendor justamente cuando falta poco más de un mes para el 60 aniversario del Tratado de Roma, cuya celebración estamos preparando. Un agradecimiento especial a Alisher Usmanov, que ha contribuido a la restauración. Un ejemplo de pasión por el arte y de amor por nuestra ciudad “. “El mecenazgo es un instrumento esencial para mantener en las mejores condiciones nuestro excepcional patrimonio histórico-arqueológico. Espero que a estas contribuciones sigan muchas otras que nos ayuden a mantener viva y a restituir al mundo la gran belleza de esta ciudad”, ha concluido la alcaldesa.

La restauración se ha centrado, en particular, en la parte superior de las paredes interiores donde se encuentran los frescos de Giuseppe Cesari, llamado el Cavalier d’Arpino, y el artesonado de madera, construido en 1884 en sustitución del del siglo XVI. El techo presentaba una decoloración general y diversas desconexiones: faltaban muchos motivos ornamentales y había un deterioro generalizado por el ataque de insectos xilófagos. El 9 de mayo pasado se produjo la entrega de la Sala a la empresa adjudicataria de la licitación, y comenzaron los trabajos en una modalidad “open”, como en el caso de la Fontana di Trevi: para estas obras, de hecho, la Superintendencia de Roma había previsto también una pasarela elevada dentro de la sala para dar a los visitantes la oportunidad de ver los trabajos de restauración.

 

sala_orazi2

 

sala_orazi3

 

sala_orazi4

 

sala_orazi5

 

sala_orazi6

 

21 febrero 2017 at 12:30 am Deja un comentario

El Valle de los Templos de Agrigento se ofrece a Gucci frente al rechazo del Partenón

Atenas consideró una «humillación» un desfile de modelos de Gucci y rechazó una oferta de 2 millones de euros. Agrigento lo ve como una oportunidad económica y de imagen

templos

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES  |  ABC
20 de febrero de 2017

Si Atenas rechaza a Gucci y su desfile de moda, Agrigento llama a la célebre firma italiana para acoger el evento. «Pecunia non olet» (el dinero no huele). Esta frase atribuida al emperador Vespasiano es la que ha puesto en práctica el director del Valle de los Templos de Agrigento (Sicilia), Giuseppe Parello, quien se apresuró a ofrecer este conjunto arqueológico para un desfile de alta costura de Gucci, después del categórico rechazo de Atenas por parte del Consejo Central de Arqueología, KAS, escrupuloso vigilante del antiguo patrimonio griego. En juego hay un negocio de dos millones de euros. Es la cantidad que había propuesto la casa de moda florentina, una contribución destinada al programa de conservación de la Acrópolis, a cambio de un breve desfile de unos 15 minutos con el fondo del Partenón. Además, Gucci confirmó «un encuentro con las autoridades griegas para explorar las posibilidades de un proyecto de colaboración cultural a largo plazo», que podía haber ofrecido beneficios turísticos para el país, en grave crisis económica.

En Atenas se consideró una «humillación»

Medios italianos se hacen eco del contundente rechazo de Atenas, que no vio con buenos ojos la oferta de Gucci para el desfile de modelos. El diario «Kathimerini» calificó la propuesta como una «humillación». Maria Andreadakis-Vlazakis, portavoz el ministerio de Cultura, justificó así la negativa: «La acrópolis es un símbolo para toda la humanidad, que no puede ser objeto de transacciones comerciales». La explotación con fines económicos de los monumentos griegos es inusual: el único desfile de modelos que se recuerda frente al Partenón lo realizó la maison Christian Dior en 1951.

Para Silicia, un maná

No se piensa lo mismo en Sicilia, que atraviesa también por una grave crisis económica, alzándose voces para que el gobierno nombre un comisario que pueda hacer frente al colapso de la isla, suspendiendo el estatuto especial de autonomía de la región. Como la Acrópolis de Atenas, también el área arqueológica de Agrigento, con su Valle de los Templos, es Patrimonio de la Humanidad desde 1997. Se trata de un parque arqueológico de 1.300 hectáreas, que es el más grande del mundo. Excepcionalmente bien conservados están sus importantes templos dóricos, que empezaron a construirse a partir del año 580 a. C.

Valle de los Templos, escenario sugestivo

El alcalde de Agrigento, Lillo Fioretto, para evitar malentendidos ha justificado así su beneplácito a Gucci: «Acontecimientos reservados a pocas personas son objeto de un reglamento del Parque Arqueológico y, en línea con las normas nacionales, hay establecidos cánones y derechos de imagen. Creo que el Valle de los Templos, elegido ya en otros eventos privados de carácter internacional, puede ser un escenario también muy sugestivo desde el punto de vista de la calidad de la imagen con su correspondiente proyección publicitaria».

Lugar mágico para el coloso americano Google

De hecho, las arquitecturas griegas de Agrigento son escenario habitual de grandes iniciativas. A inicios del pasado mes de agosto 2016 Google celebró su convención anual en el Valle de los templos, por decisión de Sergey Brin y Larry Page, cofundadores del coloso estadounidense. Lo hacían por segundo año consecutivo. Y durante una cena en el parque arqueológico ante los templos vieron una exhibición de Alicia Keys y de la cantante soul Eleonora Tomasino, delante de invitados especiales como Angelina Jolie y Charlize Theron. Google solo pagó una módica cifra: 100.000 euros.

Sí a Gucci, no un desfile de pornodivas

De exigencias económicas a Gucci por el momento no se ha hablado. Sobre todo porque para Giuseppe Parello, director del Valle de los Templos, el punto principal es lo que se gana en imagen: «Iniciativas como esta de Gucci tienen un aspecto muy positivo también para nosotros en publicidad. Aunque se deben pagar. Aquí solo entran gratis los niños». Y a la hora de las exigencias para la pasarela de modelos de Gucci, la posición es también muy clara: «Respeto absoluto de los lugares y la posibilidad para el público de visitar el Valle antes y después del desfile. Y obviamente esta la cuestión del decoro, que en el caso de Gucci se da por descontado. Pero jamás aceptaríamos el desfile de pornodivas».

En definitiva, lo que para Atenas era una humillación, desde otro lugar también mágico como el Valle de los Templos, se ve como una recíproca oportunidad: para Gucci y para Agrigento.

 

20 febrero 2017 at 9:11 am Deja un comentario

Grecia apoya el dictamen de rechazo al desfile de Gucci en la Acrópolis

El Gobierno griego respaldó hoy la decisión del Consejo Central Arqueológico (KAS) del país, que rechazó la petición de la marca de alta costura Gucci de celebrar un desfile de moda en la Acrópolis de Atenas.

gucci_esculturas

Un vídeo publicado en diciembre de 2015 en la cuenta de Instagram de Gucci en el que aparecían así “vestidas” las esculturas del Partenón generó cierta polémica

Fuente: EFE  |  LA VANGUARDIA

Atenas, 15 feb.- El KAS, que tomó esta postura por unanimidad de sus miembros, argumentó que el “carácter único de la Acrópolis es inconsistente con este tipo de evento” al tiempo que apoyó su argumentación en el estatus de patrimonio de la humanidad de la UNESCO del sitio arqueológico.

“El Partenón no es un monumento cualquiera”, declaró por su parte la ministra de Cultura, Lydia Koniordu, como respaldo al dictamen del organismo.

“Es un símbolo de la civilización occidental, de la democracia, del diálogo, de la libertad, del espíritu. Los griegos somos los guardianes de este símbolo que no solo es un símbolo material, es también un símbolo espiritual, y debemos proteger su prestigio”, añadió Koniordu.

“Respetamos a esta empresa (Gucci), hace un trabajo serio, pero incompatible con el uso del monumento”, prosiguió la ministra de Cultura, “nuestro capital es nuestro patrimonio cultural y la belleza de este país. Si este capital lo invertimos de forma errónea le quitamos el valor”.

Los representantes de la marca de lujo, que se reunieron con el KAS para explicar el proyecto en detalle, pretendían organizar un desfile de unos 15 minutos de duración en junio al que asistirían 300 invitados.

Gucci ofreció a cambio dos millones de euros en cinco años para restauración de los monumentos de la Acrópolis, un presupuesto similar al asignado por el Gobierno heleno.

La prensa helena aseguró que la marca rechazó, por otra parte, organizar el desfile en una localización entre las alternativas ofrecidas por las autoridades helenas.

La última vez que se realizó un evento relacionado con la moda en la Acrópolis fue en 1951, cuando la colección de Christian Dior fue presentada por sus modelos.

 

Guardar

Guardar

15 febrero 2017 at 6:56 pm Deja un comentario

Sacrificios, sexo salvaje y depravación en la Antigua Roma: el atroz origen de San Valentín

Las celebraciones en las que se basa esta jornada son las Lupercales («la fiesta de la licencia sexual») y el día en honor de la diosa Juno Februata

lupercales

Las Lupercales – ABC

Fuente: MANUEL P. VILLATORO  |  ABC
10 de febrero de 2017

Ni amor, ni pequeños angelitos capaces de volar y de lanzar flechas para entrelazar el destino de dos tortolitos. El origen del Día de San Valentín poco tiene que ver con lo que, a día de hoy, se celebra el 14 de febrero. Por el contrario, esta fiesta en honor a los enamorados se basa en las Lupercales, un festival de depravación y sexo salvaje que se llevaba a cabo en la Antigua Roma con varios objetivos. Entre ellos, lograr que los jóvenes se iniciaran en la sexualidad y perdieran el miedo a mantener relaciones entre sí. La celebración era tan bárbara e imposible de erradicar que la Iglesia se vio obligada a sustituirla por el actual día de los enamorados en el siglo V.

Con todo, esta es solo una de las teorías existentes sobre el origen de San Valentín. Algunas fuentes creen que también se basa en otra fiesta pagana que se quería «cristianizar»: la que se hacía en honor de Juno Februata. El autor John M. Flader afirma en su obra «Tiempos de preguntar. 150 cuestiones sobre la Fe Católica» que, en la Antigua Roma, existía la costumbre de honrar a esta deidad introduciendo los nombres de las jóvenes de la ciudad en una caja. Cada uno de ellos era extraído por un chico y la pareja resultante quedaba unida a nivel sexual. Nuevamente, lo pecaminoso de la celebración hizo que fuera modificada. «Al final, se sustituyeron los nombres de las chicas por los de los santos», afirma el autor.

Lupercales: barbarie y golpes en Roma

Las Lupercales, según la mayoría de los expertos, eran unas fiestas celebradas en la Antigua Roma que incluían varios ritos para que los adolescentes se iniciaran en las relaciones sexuales. Con todo, y según explica el autor Jean-Noël Robert en su obra «Eros romano: sexo y moral en la antigua Roma», el origen de esta celebración ya se consideraba entonces mitológico. «Se trataba de una de las ceremonias más arcaicas, ya que numerosos especialistas coinciden en decir que se remontaba a los tiempos del caos, mucho antes de la fundación de Roma, en la que sin duda se hacían sacrificios humanos», señala.

Oficialmente, la fiesta se celebraba en la misma gruta (la Lupercal) en la que se creía que una loba había amamantado a los fundadores de Roma (Rómulo y Remo) después de que estos hubieran sido abandonados en el río por su familia.

lupercos-disfrazados

Jóvenes disfrazados de lobo – Wikimedia

El escritor Carlos Goñi relata en «Una de romanos: un paseo por la historia de Roma», este curioso episodio: «Marte, el flagrante dios de la guerra, amó en secreto a [una joven], quien concibió dos mellizos. Cuando nacieron, [el tio de la chica, Amulio] introdujo a los pequeños en una cesta y los expulsó al Tíber, convencido de que morirían. Sin embargo, la cesta vino a parar a un remanso del río. Los niños empezaron a llorar y la loba los descubrió. El animal los amamantó en una gruta al sur del Palatino, llamada Lupercal».

Desde aquella gruta se iniciaban las Lupercales de manos de un sacerdote. Este era el encargado en primer lugar de sacrificar un carnero en honor a Fauno (el dios de la naturaleza). Lo hacía con el mismo cuchillo con el que, posteriormente, embadurnaba la cara de dos «lupercos» o «luperci» (los jóvenes que debían pasar por aquel ritual).

Mientras corrían, los «lupercos» iban dando latigazos a todo aquel que se ubicaba frente a ellos

«Después, secaba los restos de sangre con vellón de lana mojado en leche; en este punto los dos muchachos debían prorrumpir en risas», explica el autor de «Eros romano». ¿Por qué esta reacción? Al parecer, porque de esta forma emulaban la victoria de la vida sobre la muerte. La «resurrección» por la que, en definitiva, habían pasado los fundadores de la ciudad tras verse abandonados y haber sido recogidos por el animal. Una vez que habían sido ungidos por el sacerdote, estos dos jóvenes (que casi siempre iban desnudos, o ataviados únicamente con taparrabos fabricados con la piel de los animales sacrificados) salían de la gruta. El ritual no acababa en este punto, sino que iniciaban una carrera desquiciada a través de Roma por un itinerario previamente planeado. Un trayecto que llevaban a cabo mientras proferían obscenidades. Mientras corrían, los «lupercos» iban dando latigazos -con una correa fabricada también con los restos del carnero- a todo aquel que, voluntariamente, se ubicaba frente a ellos.

El principal objetivo eran, no obstante, las mujeres en edad de ser madres. «La opinión en que estaban las mujeres era que estos latigazos contribuían a su fecundidad, o a su feliz libertad», se explica en el «Diccionario Universal de Mitología». Las chicas, de hecho, consideraban todo un honor que los «lupercos» les diesen un correazo, pues era una forma de que los dioses les asegurasen un retoño. Los hombres zurrados, por el contrario, entendían que aquellos golpes les purificaban y les permitían entrar «limpios» en el nuevo año (que comenzaba entonces en marzo). Es decir, que llevarse una marca a casa era símbolo de buena suerte.

lupercales1

Lupercales – Wikimedia

A pesar de todo, los autores le atribuyen varios significados a esta fiesta. Robert señala, por ejemplo, que mediante aquella carrera la «ciudad revivía sus primeros momentos, aquellos en que había pasado de la barbarie y el caos a la civilización, a una nueva vida». Otros tantos son partidarios, por el contrario, de que la ceremonia era principalmente un rito de iniciación entre los más jóvenes. El autor Pierre Jacomet es uno de ellos. El escritor afirma en una de sus obras que aquellas eran «ceremonias destinadas a alejar el miedo a la sexualidad, el temor de ser incapaz, el terror a no poder cumplir con el ritual de la fertilidad, que es la cópula, a perder la calidad de ciudadano del mundo».

¿Qué sucedía después de la carrera? Las teorías son varias. Algunos autores como Jon Juaristi explican en «El bosque originario» que las Lupercales podrían incluir «ritos orgiásticos como la prostitución propiciatoria de las pastoras». Robert, por su parte, añade que ese día también se celebraban otros tantos rituales como «el sacrificio de un perro», una invocación a Juno, o un banquete».

La confusión con Juno Februata

Pero San Valentín no solo podría tener su origen en las Lupercales. Como ya se ha señalado anteriormente, también sería posible que se basara en la fiesta que los romanos celebraban en honor de Juno Februata (la diosa de las purificaciones, según se explica en «Panlexico, vocabulario de la fabula»). No obstante, existe cierta controversia en torno a esta festividad. Algunos autores afirman que era una celebración situada el día 14, mientras que otros la ubican el 15 y, algunos más, llegan a señalar que se celebraba entre el 13 y el 15.

La controversia en torno a esta ella es total. Determinados historiadores señalan que realmente se correspondían con las «februales», unas celebraciones que duraban casi medio mes y que se llevaban a cabo en febrero. Las mismas en las que se detenía el culto al resto de divinidades (pues sus templos se cerraban) y, curiosamente, los matrimonios estaban prohibidos.

luperci

Los “luperci” dan latigazos a las mujeres – ABC

Las teorías sobre cómo se celebraban las fiestas en honor de Juno Februata son también varias. Algunos autores afirman que en ellas se llevaban a cabo sacrificios mientras los presentes portaban antorchas. Otros escritores como Flaver son partidarios de que, en base a las fuentes clásicas, se festejaban de una forma mucho más romántica: «Existía la antigua costumbre de que el 15 de febrero los chicos escribieran los nombres de las chicas en honor de la diosa Juno Februata».

También se cree que, posteriormente, las «papeletas» (por así llamarlas) eran guardadas en una caja y cada joven extraía una. Esa sería su pareja sexual, y con ella llevaría a cabo sus fantasías más perversas. «Para cristianizar dicha costumbre, se sustituyeron los nombres de las chicas por los de los santos», completa el experto. El historiador del XVIII Alban Butler es en quien se basa principalmente este experto, el cual es secundado por otros posteriores como Jack Oruch.

Cristianización

La brutalidad de las Lupercales, así como la necesidad de cristianizar la fiesta ante la imposibilidad de que la olvidasen los ciudadanos, provocó que -allá por el siglo V- la Iglesia tomara cartas en el asunto. Así lo afirma el periodista e historiador Jesús Hernández (autor del blog «¡Es la guerra!») en su obra homónima: «La fiesta de San Valentín fue instaurada en el año 498 por el papa Gelasio I, probablemente en un intento de eliminar la efeméride pagana de las Lupercales, que se celebraban el 15 de febrero. Un festejo relacionado con el amor y la reproducción».

En palabras de este autor, se eligió sustituirla por San Valentín en base a que este religioso desafió a Roma en el siglo III en nombre del amor. Por entonces, el emperador romano Claudio II Gótico (214-270 d.C.) consideraba que «los soldados que estaban casados pecaban de conservadores en el campo de batalla, en unos momentos en los que las fronteras se veían acosadas por alamanes y vándalos».

«Los soldados que estaban casados pecaban de conservadores en el campo de batalla»

El político, que de tonto no tenía un pelo, decidió que lo mejor para que sus legionarios se dejasen la vida y derrochasen valor en el frente era prohibirles contraer matrimonio. Si nadie les esperaba en su hogar, no tendrían reparos en batirse a pilum y gladius.«San Valentín era entonces el obispo de la ciudad de Iteramna (hoy Terni, en Italia), y se avenía a celebrar en secreto las bodas de aquellos soldados que no querían cumplir esa orden del emperador», añade Hernández.

Como era de esperar, al ser descubierto fue apresado por el líder, quien le decapitó el 14 de febrero del año 269. «Se cree que fue enterrado en la Vía Flaminia, a las afueras de Roma, lo que hizo que durante la Edad Media la Puerta Flamina fuese conocida como Puerta de San Valentín», completa el historiador y periodista. En todo caso, la veracidad sobre la biografía del santo hizo que la Iglesia Católica eliminara esta festividad del calendario en el año 1969.

jesushernandezCon todo, existe otra versión sobre esta historia. Según desvela el dossier «El día de San Valentín» (editado por la Consejería de educación en el Reino Unido e Irlanda), Valentino era, allá por el siglo III, un cristiano que continuó practicando su religión a pesar de la prohibición romana. Sus principios le llevaron a la cárcel, donde uno de los guardias le pidió que diese clases a su hija ciega. Tras varias jornadas a su lado, la pequeña recuperó la vista y se convirtió al cristianismo al entender que era la fe verdadera.

«Añade la leyenda que la víspera de la ejecución, Valentino envió una última nota a la niña pidiéndole que se mantuviera en la fe. La nota iba firmada: “de tu Valentino”. Al día siguiente, 14 de febrero, Valentino fue ejecutado. Sus restos se conservan en la Basílica de su mismo nombre, en Terni, donde cada año, el 14 de febrero, las parejas que van a casarse celebran un acto en honor del Santo», se señala en el informe.

 

13 febrero 2017 at 8:42 pm 2 comentarios

La ‘casa de los Amantes Castos’ de Pompeya abre para San Valentín

La famosa ‘domus’ permanece cerrada por rehabilitación desde 1980

pompeya_casa_amantes1

El fresco del beso que da nombre a la ‘casa de los amantes castos’. / CESARE ABBATE (EFE)

Fuente: AGENCIAS – Roma  |  EL PAÍS
10 de febrero de 2017

La casa de los Amantes Castos de la antigua Pompeya, que conserva un fresco en el que aparecen un hombre y una mujer que se besan en la cara durante un banquete, abrirá al público desde este sábado hasta el martes que viene con ocasión de la festividad de San Valentín, día de los enamorados. Durante esos días, se podrá visitar la casa que quedó sepultada en el año 79 por las cenizas del omnipresente Vesubio y que ha estado cerrada -salvo durante unos meses de 2010- desde 1980 para su excavación y rehabilitación.

La Superintendencia de Pompeya, al lado de Nápoles, explicó en una nota que su apertura será una ocasión única, un verdadero regalo para los visitantes con ocasión de San Valentín, ya que posteriormente comenzará la verdadera restauración. En estos cuatro días los visitantes podrán entrar en grupos de 20 personas para observar una de las domus más emblemáticas.

Los expertos explican que esta casa pertenecía a un panadero de la ciudad, en la que vivía y trabajaba ya que se conserva aún un horno, y que la importancia del espacio se debe a la conservación de los frescos del triclinium, la zona de la casa en la que los antiguos romanos disfrutaban recostados de sus almuerzos y fiestas. Los frescos recogen escenas de una de estas fiestas donde los invitados comen entre almohadones. En uno de ellos se puede observar a una pareja que se intercambia un “casto” beso.

pompeya_casa_amantes2

Vista del peristilo en el interior de la Casa de los Castos Amantes en Pompeya. / CESARE ABBATE (EFE)

Los visitantes además podrán observar en directo el trabajo de los arqueólogos que se están ocupando de recuperar algunos de los esqueletos de los mulos que movían el molino de trigo, conservados bajo las cenizas petrificadas.

Para su reestructuración serán utilizados 10 millones de euros de los 105 millones de fondos de la Unión Europea que se destinaron al Gran Proyecto Pompeya, de restauración de esta área arqueológica considerada Patrimonio de la Unesco.

Para observar los progresos en la reconstrucción y conservación de este patrimonio llegó hoy a Pompeya la comisaria para Políticas Regionales de la Unión Europea, Corina Cretu, que visitó algunas de las domus, incluida la de los “amantes castos”, acompañada por el ministro de Cultura italiano, Dario Franceschini.

pompeya_casa_amantes3

Vista de la panadería de la casa de los Amantes Castos. / CESARE ABBATE (EFE)

 

10 febrero 2017 at 6:04 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

febrero 2017
L M X J V S D
« Ene    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente