Posts filed under ‘arquitectura clásica’

Los foros romanos contarán con una iluminación del oscar Vittorio Storaro

El Ayuntamiento de Roma presentó hoy un proyecto de iluminación permanente para sus históricos foros dirigido por el oscarizado director de fotografía italiano Vittorio Storaro, que intervino en “Apocalypse Now” o “Reds”

Foros-Romanos

Imagen facilitada por Roma Capitale del proyecto que ha presentado hoy el ayuntamiento de la ciudad para la iluminación permanente de sus foros / EFE

El alcalde de Roma, Ignazio Marino, anunció la puesta en marcha de esta instalación eléctrica que supondrá un desembolso de un millón y medio de euros para las arcas públicas.

Pese a que no se fijó la fecha oficial del encendido, fuentes del consistorio capitolino explicaron a Efe que el deseo del edil es que se produzca el próximo 21 de abril, jornada festiva para los romanos que conmemoran la fundación de la ciudad.

Considerados el centro de la actividad política de la antigua Roma, los foros -Nerva, Augusto y Trajano- fueron edificados entre los años 46 a.C y el 113 d.C entre las colinas del Campidoglio, el Palatino y el Quirinale y en la actualidad, al caer la noche, permanecen prácticamente en penumbra.

Por esta razón y para revalorizar esta importante área arqueológica ha sido ideado el proyecto de Storaro, que estará integrado únicamente por lámparas LED ya que su pequeño tamaño facilitan su integración en el delicado patrimonio cultural romano.

A cargo de esta obra estará el laureado director de fotografía que cuenta en su palmarés, entre otros galardones, con tres premios Óscar por su trabajo en las películas “Apocalypse Now” (1979), Reds (1982) y “The Last Emperor” (1988).

Según explicaron los organizadores en un comunicado, el proyecto está inspirado en un “viaje de la tierra al cielo”, que nace de “la semilla” plantado por Julio César durante la República hasta la “recogida” efectuada por Octavio Augusto con la creación del Imperio.

La idea central para el foro de Augusto consiste en una “onda de luz” que emerge de la tierra y que paulatinamente va envolviendo los monumentos presentes en este complejo, como el templo de Marte.

La expansión lumínica en el foro de Augusto desembocará en el de Nerva, considerado de transición, lo que supondrá una alegoría al desarrollo territorial de la Roma “caput mundi”.

La iluminación para el foro de Trajano se centrará en su célebre columna, que ejercerá de epicentro de unos rayos de luz que ascenderán hasta la parte superior del monumento, de 30 metros de altura.

El cuidado de los foros imperiales, en el centro de la capital italiana, ha sido una prioridad para Marino quien, durante la campaña electoral que le llevó a la alcaldía el año pasado, prometió su peatonalización para preservar los monumentos, una intención que se hizo efectiva en agosto del 2013.

Fuente: EFE | YAHOO Noticias

16 septiembre 2014 at 9:18 pm Deja un comentario

La histórica villa del «Quo Vadis» sale a subasta

Por poco más de cinco millones de euros se podrá comprar un edificio construido sobre los restos visibles de una villa imperial del siglo II d. C., con mosaicos, pavimentos y muros romanos que aún se conservan

Villa-Quo-Vadis

El Estado italiano tiene derecho de prelación, pero no la comprará por falta de recursos

En efecto, la villa del «Quo Vadis», así conocida por estar junto a la iglesia Domine Quo Vadis, se pondrá a la venta, junto con diez hectáreas de terreno, en subasta pública el próximo 11 de noviembre.

El lugar es histórico y estratégico: está muy cerca del centro de la ciudad, tiene vistas a un gran parque (Caffarell) y una de sus fachadas da a las catacumbas de San Calixto. La villa está situada en el número 55 de la Via Appia Antica, una de las más importantes calzadas del Imperio, que unía Roma con el puerto de Brindisi. Confirma su importancia el sobrenombre con el que se la conocía: regina viarum (reina de las calzadas). Al tratarse de una vía legendaria, en los años 50 y 60 se edificaron lujosas mansiones para la alta sociedad romana. Allí residieron Gina Lollobrigida, Valentino o Franco Zeffireli.

Juan Pablo II

El templo Domine Quo Vadis recuerda un acontecimiento cargado de gran simbolismo para el cristianismo, hasta el punto de que, cuando Juan Pablo II visitó el lugar en 1983, lo consideró de «especial importancia en la historia de la Iglesia». Según los «Actos de Pedro», libro tachado de apócrifo, San Pedro estaba huyendo de Roma por la Via Appia para evitar el martirio, durante la persecución de los cristianos ordenada por el emperador Nerón. De pronto se le apareció Jesús, que caminaba en dirección contraria. «¿Quo vadis, domine?» («Señor, ¿adónde vas?»), le preguntó el apóstol. «Eo Roman, iterum crucifigi» («voy a Roma para ser crucificado nuevamente»), le respondió el Maestro. El apóstol comprendió entonces que Cristo le estaba pidiendo regresar y aceptar el martirio. Según la tradición, fue crucificado con la cabeza hacia abajo, a petición suya, al no sentirse digno de morir como Jesús. El episodio del «Quo vadis» es famoso, sobre todo, por la novela del mismo título del escritor polaco Henryk Sienkiewicz.

La página publicitaria del Tribunal de Roma, donde se anuncia la subasta, describe la propiedad con todo lujo de detalles, especificando que en ella aún se encuentran «restos antiguos, como mosaicos y murallas romanas». Para los expertos, la Appia Antica constituye una especie de Pompeya, no como la sepultada por el Vesubio, sino a cielo abierto. Pero en la mayoría de los casos, como ocurre con la villa Quo Vadis, están en manos privadas.

El Estado tendría derecho de prelación en la subasta, pero no lo ejercerá por falta de dinero en sus arcas. Rita Paris, la arqueóloga de la Superintendencia de Roma responsable de la Appia Antica, así lo reconoce: «Me temo que no sucederá. Propietarios privados nos ofrecen sepulcros, villas y monumentos, pero nos faltan fondos para comprarlos», declaró al diario «La Repubblica».

El deseo de la arqueóloga es que el nuevo dueño no disfrute de forma exclusiva la villa y sus diez hectáreas, sino que abra un negocio de agroturismo para compartir con el público este lugar. En cualquier caso, muchos romanos contemplarán con tristeza cómo un pedazo más de su historia se pone a la venta en subasta al mejor postor.

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES  |  ABC Andalucía     10/09/2014

10 septiembre 2014 at 7:06 pm Deja un comentario

La oscura historia del Partenón

LUIS ALEMANY   |  EL MUNDO        08/09/2014

La vida en la Atenas de Pericles era religión, miedo y violencia y una renovada lectura de los relieves del friso del Partenón así lo demuestra

Atenas-Partenón

El Partenón de Fidias tiene alguna extraña cualidad que hace que todos veamos en él lo que vamos buscando: Cecil Rhodes, el señor feudal de la antigua Rhodesia, encontró una prueba de virilidad militarista; los fascistas y los nazis apreciaron una promesa del mundo nuevo que habrían de traer; los comunistas, más o menos llegaron a la misma conclusión. Los nacionalistas griegos del XIX celebraron en él la coronación de sus primeros reyes porque en la Acrópolis estaba el molde de su identidad frente a los otomanos, los bábaros. Le Corbusier, claro, vio en el templo un tratado de geometría y de abstracción, y Virginia Woolf, cuando lo visitó por segunda vez a los cincuenta y tantos, se dio con el espíritu de sí misma “con 23 años, llena de vida, con todo por delante”.

Pero la imagen que se ha impuesto ha sido la interpretación liberal-burguesa, por llamarla así, acuñada por primera vez por el alemán Johann Winckelmann en el siglo XVIII: la idea que conecta el Partenón con la república de Pericles, con la democracia, la noción de la libertad individual y el refinamiento intelectual. El lugar que alguna vez habitó el ser humano y al que todos querríamos volver.

Las pruebas del éxito de esa interpretación están repartidas por todo el mundo: el Museo Británico de Londres, el Wallhalla de Regensburg, la Casa de Aduanas de Wall Street en Nueva York, la National Portrait Gallery de Washington DC, el Panteón del Barrio Latino de París, el Capitolio de La Habana… Edificios que remiten a la Acrópolis para atribuirse la dignidad de la democracia y el conocimiento, la certeza y la quietud. “Una vez fui a Atenas, a la Acrópolis, y no sé cómo, me colé en una zona junto al Partenón en la que no debía entrar”, contó el arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura en una entrevista publicada por EL MUNDO en 2012. “Me vi ahí y pensé: si ahora viene el diablo, le vendo mi alma si me deja meter mano. Así que me puse a pensar: ¿Qué haría? ¿Le daría más altura? No, está bien así. ¿Meto otro cuerpo? No. ¿Más fondo? No. ¿Las gradas? No. Es perfecto. Así que, al final, no vendí mi alma”.

El Partenón es perfecto, si lo dice Souto de Moura, ¿quién podría pensar lo contrario? Pero también es mucho más complicado de lo que tendemos a pensar. Un ensayo recién publicado en inglés, ‘The parthenon enigma’ (de Joan Breton Connelly, profesora en la NYU de Nueva York), cuenta la historia del templo de Atenea a partir de esa idea de complejidad. Y trae alguna sorpresa.

Básicamente, el gran asunto de ‘The parthenon enigma’ consiste en la reinterpretación de la escena central del friso oriental (el lado de la fachada principal) del templo. La lectura tradicional del friso, explica Breton Connelly, habla de la ofrenda de un peplos (una túnica) a Atenea, en lo que suponía el punto culminante del festival que celebraba la diosa. Sin embargo, la autora sostiene que el friso representa un mito divino mucho menos reconfortante: el relato del rey Erecteo, que, de acuerdo a lo que le había indicado el oráculo, entregó a su hija menor en sacrificio para salvar Atenas de una invasión. Lo más conmovedor y terrible de la historia es que la otra hija del rey, atormentada por su fortuna, quiso acompañar a su hermana en la muerte. Atenea, según esta lectura, “no está recibiendo la túnica sino las mortajas que llevan los cuerpos de las hijas de Erecteo”. La diosa de la sabiduría, por tanto, no sería la amiga sabia y comprensiva de los atenienses que solemos tener en la cabeza.

Relato de un sacrificio

Ése es el gancho periodístico del libro de Breton Connelly. Pero que nadie piense en un novelado del Partenón al estilo de ‘El nombre de la rosa’, de Umberto Eco. Para empezar, porque la teoría de que el friso oriental del Partenón es el relato de un sacrificio existe desde 1675, cuando un viajero inglés llamado Francis Vernon visitó el templo, que entonces era una iglesia latina (12 años después llegaron los turcos e instalaron un depósito de armas y, algo después, una mezquita), dibujó e inventarió los frisos, y vio en ellos una procesión de animales camino de la ofrenda. Su teoría nunca cayó en el olvido pero claudicó ante la lectura de Johann Winckelmann: Atenea, la razón, la democracia, la libertad, etcétera, etcétera.

Partenón-frontón

¿Cuál es la novedad, entonces? Que esta vez, hay información arqueológica y antropológica que nos permite tener un relato más preciso de lo que pudo ser el Partenón.

A todos nos gusta pensar en los atenienses del siglo V antes de Cristo como en unos ciudadanos sabios, tolerantes, libres e iguales entre ellos. Hacían deporte, eran apuestos, tenían buen clima y discutían sobre lo real y lo ideal mientras paseaban por un paisaje encantador de olivos y arroyos.

“Silencio, y escúchame”, le dice el urbanita Sócrates a Fedro en pleno paseo de cortejo campestre, según el relato de Platón. “Porque en verdad este lugar tiene algo divino, y si en el curso de mi exposición las ninfas de estas riberas me inspiran algunos rasgos entusiastas, no te sorprendas. Ya me considero poco distante del tono del ditirambo”. “Nada más cierto”, le contesta Fedro. Y el maestro termina: “Tú eres la causa. Pero escucha el resto de mi discurso, porque la inspiración podría abandonarme. En todo caso, esto corresponde al dios que me posee, y nosotros continuemos hablando de nuestro joven” (Fedro, 230b).

La imagen de esa Atenas romántico-racionalista es irresistible pero no muy real. Así lo demuestra Breton Connelly en su libro, al recordar que la vida en la república de Pericles “era mucho más oscura y primitiva de lo que se ha planteado a partir de la Ilustración”.

Donde oscura y primitiva significa “un mundo lleno de ansiedad, dominado por una obsesión egocéntrica por definir su lugar en el mundo, saturado de espiritualidad y marcado por la necesidad de estar en buenos términos con los dioses”. Un mundo, según se lee unas líneas más adelante, “permanentemente amenazado por la violencia, la guerra y la muerte”. Hasta Pericles, según se cuenta en el libro, fue un hombre marcado por sus supersticiones y por sus amuletos. La particularidad de Atenas, según explica Breton Connelly, no era el gusto por la razón sino cierta cultura de la excelencia que hoy nos parecería muy moderna.

La importancia de la religión

La república, por tanto, era una sociedad en la que la religión no era un entretenimiento novelesco, ni un conjunto de fábulas (con dioses en vez de animales) que transmitían el conocimiento y hacían de la vida algo más divertido. La religión era en Grecia, en contra de lo que solemos pensar, un tema central que lo llenaba todo. También llenaba la Acrópolis, que era un recinto sagrado y no un monumento a la razón, por si alguien lo había olvidado. Y así había sido, según se ha sabido durante los últimos 30 años de investigaciones plenamente científicas, desde tiempos del Neolítico.

En este punto, Breton Connelly se apoya en el trabajo del arqueólogo griego Manolis Korres, que ha completado, o casi, la información que faltaba del templo de Atenea. Por ejemplo, el modo en el que el mármol llegó desde el monte de Pentelikon, a 19 kilómetros al noreste de Atenas. O cómo Fidias y su equipo fueron cambiando sus planes iniciales durante la construcción de la obra. O cuáles fueron los trazos que dejaron los bizantinos, los cruzados y los otomanos a medida que fueron ocupando el templo. Eso, además de observaciones que de tan obvias habían pasado de largo. Por ejemplo, que el friso del Partenón mide un metro de ancho y está a 14 metros de altura.

Es decir: que los relieves que envolvían el templo estaban hechos para que los vieran los dioses y no los hombres.

“Cuánto más sabemos de la Acrópolis, más lejos estamos de entenderla”, explica la helenista estadounidense. Cuanto más perfecto veamos el Partenón, más insondable nos parecerá.

8 septiembre 2014 at 9:13 am 2 comentarios

La herencia de Alejandro Magno

  • Arqueólogos griegos analizan una tumba en Anfípolis fechada entre el 325 y 300 a.C.
  • En ella podrían estar Roxana, la mujer del rey macedonio, así como su hijo Alejandro IV

León-de-Anfípolis

Imagen del León de Anfípolis, coronaba la colina de Kasta, donde se halla la tumba / HARIS IORDANIDIS / EFE

Un grupo de arqueólogos del 28º Eforato de Antigüedades Prehistóricas y Clásicas encontró en 2012, en la antigua ciudad de Anfípolis (norte de Grecia), una tumba fechada entre los años 325 y 300 a.C. La construcción se encuentra en un montículo de 30 metros de alto al que le rodea un muro circular de mármol de Thassos de casi 500 metros. La entrada del templo aparece custodiada por dos grandes esfinges de mármol y un león. Y aunque los arqueólogos aún no han averiguado quién está enterrado dentro de este sepulcro, comienzan a especular ahora con la posibilidad de que se trate de la tumba de Roxana y Alejandro IV, mujer e hijo del rey de Macedonia, Alejandro Magno. También cabe la posibilidad de que esté enterrado algún general que formara parte del equipo del monarca.

“Se trata de un descubrimiento especialmente importante. La tierra de Macedonia sigue sorprendiéndonos, sigue revelándonos los tesoros que la componen.Tesoros que forman parte del mosaico de nuestra historia”, señaló Andonis Samaras, primer ministro griego.

Katerina Peristeri, arqueóloga del Ministerio de Cultura en la región, ha pedido “comprensión” y ha señalado que “hay que esperar a que haya indicios contundentes para saber a quién perteneció la tumba”.

A primera vista

Roxana (347 a.C.) era la princesa de Bactria (actual Afganistán). Hija del noble Oxiartes, fue capturada por Alejandro Magno durante la expedición a esta región. Movido por la idea de crear un imperio greco-oriental, el rey de Macedonia triunfó con sus fuerzas, aunque tuvo cierta resistencia en Roca Sogdiana, también llamada Roca de Ariamazes, una fortaleza en Sogdiana donde se refugiaron las mujeres de aquella zona, entre ellas estaba Roxana.

Según el relato tradicional, cuando Alejandro Magno vio a la princesa de Batria quedó totalmente “embelesado”. Fue entonces cuando el monarca le pidió a Oxiartes la mano de su hija para casarse con ella.

La boda tuvo lugar en el 327 a.C. por medio del rito iranio. “El rey, encendido de deseo, hizo traer, según la tradición de su país, un pan (el símbolo más sagrado entre los macedonios de la unión conyugal): se partía con una espada y la pareja lo probaba”, relató Quinto Curcio Rufo en la crónica del acto.

Sobre los motivos de la misma existen ciertas dudas. Algunas voces apuntan a una cuestión política, aunque otros, como Plutarco, señalan que fue por amor. “Fue una cuestión de amor, después de haber visto su hermosura en plena juventud en un coro durante una fiesta. Fue la única mujer por quien quedó rendido de amor“.

Batalla-de-Issos

Alejandro Magno en la batalla de Issos

Versiones aparte, lo que sí que logra el rey de Macedonia es ampliar su ejército con 30.000 persas, a los cuales entrena según su metodología para dirigirse a la India (326 a.C.), donde toma como prisionero al rey Poros tratándole “como rey”,- como él le pidió-, y le permite continuar siendo el líder siempre y cuando le jurase lealtad.

Matrimonios y unificación territorial

En el 324 a.C., Alejandro se casa con otras dos mujeres. Estatira-Barsine, hija mayor de Darío, y Parisátide, hija del rey persa Artajerjes III Oco. Estos dos nuevos matrimonios se enmarcan dentro de las conocidas bodas de Susa. Susa era junto a Persépolis y Pasargada una de las capitales más importantes del imperio Persa.

Bodas con un cierto tono político en las que el monarca buscaba un reino centralizado, unificado bajo su figura. Así, durante el 324 a.C., macedonios, griegos, medos y bactrianos quedaban en un mismo grupo. Bajo su política expansiva, su imperio logró extenderse a la Hélade, Egipto, Anatolia, Oriente Próximo, Asia Central y la India, una serie de conquistas que desaparecen con su muerte (Babilonia, 13 de junio de 323 a.C.).

Una muerte rodeada de misterio y teorías. Se ha barajado hipótesis como una infección, fiebre tifoidea o incluso malaria, pero durante los últimos años la teoría del envenenamiento ha tomado más fuerza que nunca.

En enero de este año, un estudio de Leo Schep, toxicólogo del Centro Nacional de Nueva Zelanda dejó entrever que la causa de su muerte pudo ser un envenenamiento provocado por Veratrum album, también conocida como eléboro blanco. En la Antigua Grecia su uso estuvo ligado a inducir el vómito, aunque en dosis elevadas puede llegar a ser mortal.

Según relató el historiador griego Diodoro Sículo, el monarca bebió un gran vaso de vino, lo que le debilitó y provocó una falta de defensas que no le permitieron defenderse de los golpes posteriores. “El envenenamiento por Veratrum se da a conocer por la aparición repentina de dolor epigástrico y retroesternal, que también puede estar acompañado de náuseas y vómitos, seguidos de bradicardia e hipotensión con debilidad muscular severa. Alejandro sufrió características similares”, se señala en la investigación que publicó la revista Clinical Toxicology.

muerte-Alejandro-Magno

Alejandro Magno en su lecho de muerte / Karl von Piloty

Asesinatos múltiples y división del imperio

Tras la muerte de Alejandro, Roxana, que estaba embarazada de él, decidió asesinar a Estatira y a su hermana Dripedis. Con la complicidad del general Pérdicas, sucesor temporal del rey, según las órdenes del mismo, se deshizo de sus cuerpos en un pozo.

El caos y las ambiciones de poder de cada uno de los generales de Alejandro Magno provocó una serie de asesinatos múltiples y luchas de poder que tiñeron de sangre el legado del monarca. Así, en el 310 a.C., Casandro de Macedonia mandó asesinar tanto a Roxana como a su hijo, Alejandro IV, que contaba con 13 años de edad. “Eliminar cualquier signo visible de Alejandro” fue su filosofía, y la de muchos otros dirigentes de los territorios del imperio, que comenzaron a autoproclamarse reyes de cada territorio que ocupaban.

Casandro se quedó con Macedonia y Grecia, Ptolomeo con Egipto, Lisímaco con Tracia, Seleuco con Siria y Antígono con Asia Menor, continente que pasaría luego a Lisímaco y Seleuco.

Fuente: CLARA FELIS  |  EL MUNDO     29/08/2014

29 agosto 2014 at 1:52 pm Deja un comentario

‘Aqua Ducta’ desvela nuevos datos de la construcción y el funcionamiento del acueducto romano de Cádiz

Tenía una longitud aproximada de 75 kilómetros y su cabecera se situaba en los manantiales de Tempul, en la sierra de las Cabras

Gades-Aqua-Ducta

Foto: EUROPA PRESS/UCA

En el marco del proyecto ‘Aqua Ducta’, un equipo de investigadores de la Universidad de Cádiz (UCA) han descubierto en las inmediaciones de la fuente de captación del acueducto romano de la sierra a Gades cómo la galería fue protegida externamente por una cubierta plana de opus signinum, un hormigón hidrófugo, para facilitar el paso del agua de lluvia y escorrentías superficiales, como técnica preventiva que evitara daños y filtraciones en la conducción subterránea.

En una nota de prensa, la UCA indica que coordinados por el profesor Lázaro Lagóstena, los científicos han llevado a cabo este verano actuaciones para la valorización patrimonial, económica y social del acueducto romano de la sierra a Gades, diferentes tareas arqueológicas de prospección, limpieza, levantamientos topográficos y fotogrametría en varios de los tramos del acueducto romano de Gades.

Esta compleja obra hidráulica antigua, de una longitud aproximada de 75 kilómetros, abastecía a la ciudad gaditana y su cabecera se situaba en los manantiales de Tempul, en la sierra de las Cabras. Los trabajos que se están desarrollando en estas semanas están aportando datos e informaciones novedosas ubicadas de momento en el primer tramo de la conducción.

DIVERSAS TÉCNICAS

En la construcción del acueducto se emplean diversas técnicas de conducción del agua y una de las más complejas son los sifones. El sifón permite que el agua salve depresiones del terreno y recupere su nivel al otro lado, empleando el principio de los vasos comunicantes, tal y como explica la UCA.

En el valle de los Arquillos, el acueducto gaditano tenía que cruzar el arroyo salado de Paterna y se construyó un sistema de sifón que se desarrolla, por tramos, a lo largo de más de cuatro kilómetros. “Una espectacular obra de ingeniería con pocos paralelos en el marco del imperio”, ha señalado Lagóstena.

Los trabajos de fotogrametría y topografía realizados en los elementos arquitectónicos de este sifón han deparado el hallazgo de una estructura arqueológica lineal de grandes proporciones, construida con sillares de notables dimensiones, pero de funcionalidad incierta, aunque relacionada con la torre de carga del sifón localizada en el cortijo La Rendona.

NUEVAS GALERÍAS

Otro de los hallazgos se ha producido en la finca de las Piletas, con nuevas galerías del acueducto y derivaciones de la misma hacia una villa romana, “lo que demostraría que el acueducto daba servicio de agua a entidades rurales menores, con o sin el consentimiento de los magistrados gaditanos para el aprovechamiento de esta aqua caduca”, agua sobrante en momentos de abundancia hídrica cuyo empleo podía ser permitido previa concesión por las autoridades de la época.

Esta villa de las piletas y otros hallazgos similares están arrojando luz sobre otro elemento poco conocido del acueducto y su trazado: su relación con elementos del poblamiento antiguo del territorio que atravesaba. Se han identificado nuevos yacimientos, según los científicos de la UCA, que se investigarán en profundidad para conocer aspectos funcionales que permitan establecer su relación exacta con la obra hidráulica.

Las tareas realizadas están permitiendo, además, “una documentación gráfica y planimétrica a través de levantamientos topográficos y fotogramétricos de las estructuras arqueológicas del acueducto”.

“Información de la que se carecía hasta le fecha y de gran valor para la futura digitalización y modelación de los elementos del acueducto, que será empleada en los recursos que se diseñarán para la difusión y puesta en valor de este bien patrimonial”, resalta Lagóstena.

En la primera quincena del mes de agosto se han realizado, entre otros trabajos, la toma de datos fotogramétricos y topográficos de la galería de cubierta plana en las inmediaciones de Tempul y de una de las torres del sifón de los Arquillos.

MODELOS TRIDIMENSIONALES

Con este material, el equipo de investigación de la UCA está generando los primeros modelos tridimensionales de alta precisión de estas estructuras, a partir de la técnica de fotogrametría. Las restituciones volumétricas de los restos arqueológicos existentes en el valle de los Arquillos, obtenidas de esta forma, serán utilizadas en la simulación infográfica original de todo el sifón.

Estos modelos 3D serán además analizados por los especialistas del proyecto para el estudio de sus elementos desde las diferentes áreas: la historia de la técnica, la arqueología, la arquitectura antigua y la ingeniería hidráulica. Los trabajos continúan estas semanas, siguiendo el recorrido de la obra desde los manantiales hacia la ciudad de Gades.

Fuente: EUROPA PRESS

26 agosto 2014 at 6:38 pm 1 comentario

La crisis de 1811 evitó que el Gobierno de Cádiz derribara el Teatro Romano de Sagunt

Un documento inédito prueba que el monumento suponía un «obstáculo» para la defensa española del Castillo meses antes de la invasión francesa

Teatro-Romano-de-Sagunt

La crisis de 1811 evitó que el Gobierno de Cádiz derribara el Teatro Romano de Sagunt

El Teatro Romano de Sagunt era una edificación «prescindible» para el Gobierno español del siglo XIX. Así lo cree José Luis Arcón, historiador militar y especialista en la ocupación napoleónica, quien ha sacado a la luz un documento único. Se trata de un decreto por el que el Gobierno español afincado en Cádiz daba luz verde a la destrucción del monumento, datado alrededor del año 50 d.C., que, tras una serie de polémicas remodelaciones, hoy en día es el escenario cada verano del Festival Sagunt a Escena, cuya edición de este año se clausura esta noche.

«El Gobierno tenía una razón de peso para querer derribarlo en esa época, porque el Teatro Romano era un obstáculo para los objetivos militares y de defensa de la ciudad». Por su ubicación «favorecía a los atacantes añade el historiador ya que podían asaltar la fortificación desde allí con relativa facilidad», según Arcón, quien enfatiza la importancia que hubiese supuesto la destrucción del monumento para Sagunt, «cuyo patrimonio goza hoy de gran renombre dentro y fuera de la Comunitat Valenciana».

Según esta investigación, el Gobierno de Cádiz aprobó, en julio de 1811, la demolición del Teatro en el caso de que hubiese una amenaza de invasión, algo que no tardó en llegar puesto que el ataque a Sagunt por parte de los franceses se produjo poco después de la expedición del documento, concretamente en septiembre de 1811.

En aquel verano, los militares españoles debían pedir permiso para actuar sobre el monumento, ya que había sido declarado bien de interés cultural (BIC) por el Gobierno de Manuel Godoy en el siglo XVIII. Según Arcón, la razón por la que el Teatro Romano siguió en pie fue la complicada situación económica en España. El país «pasó una gran crisis económica a principios del siglo XIX y después de la derrota en la Guerra de Independencia contra las tropas napoleónicas, el Gobierno se declaró en bancarrota», explica el historiador. Esa coyuntura provocó que los españoles dejaran «a medias» la refortificación del Castillo por falta de fondos, una tarea que retomaron los franceses tras la caída de la ciudad y que alejó la amenaza sobre el Teatro Romano, cuyo uso escénico era prácticamente nulo. «Sagunt era, para las tropas que pasaban por allí, un monte sembrado de ruinas dignas de visitar, pero fuera de interés militar», destaca Arcón.

Polémicas remodelaciones

Tras este episodio, las intervenciones en el Teatro Romano de Sagunt nunca han estado exentas de polémicas. La última remodelación data de hace un par de décadas, una actuación que llevó a sus promotores hasta el Tribunal Supremo, donde en 2008 se ratificó la «inadecuada» rehabilitación del monumento.

Posteriormente, la Generalitat y el Ayuntamiento de Sagunt evitaron que el Teatro volviera a su estado anterior, ya que la Justicia amparó sus razones para no cumplir la sentencia al escudarse en el «principio de eficiencia del gasto público» y «la imposibilidad de ejecutarla».

Fuente: Carla Melchor  | Levante-emv      24/08/2014

25 agosto 2014 at 11:27 pm Deja un comentario

La excavación arqueológica que fascina a Grecia

Los arqueólogos que excavan un túmulo en el norte de Grecia que ha cautivado la imaginación del público solicitaron a políticos y otros que reclaman visitas guiadas al lugar que los dejen en paz.

Anfípolis-esfinges

Imagen difundida el jueves 21 de agosto del 2014 por el Ministerio de Cultura griego donde se ven las dos grandes esfinges de piedra que custodian la entrada a la tumba de Anfípolis

El Ministerio de Cultura pidió el jueves “comprensión” mientras se lleva a cabo la excavación en Anfípolis, trabajo que puede llevar algunas semanas más.

La tumba parcialmente descubierta de fines del reino de Alejandro Magno, que fue hallada dentro del montículo, ha suscitado gran interés mientras se especula que puede contener tesoros o los huesos de alguna celebridad de esa época.

Anfípolis-elementos-arquitectónicos

En esta otra imagen se aprecian restos arquitectónicos de lo que parece ser un dintel de mármol con frescos situado en la base de las esfinges

Alejandro heredó el trono de Macedonia, en el norte de Grecia, desde donde comenzó un vasto imperio que llegó hasta la India. Murió en el 323 aC a los 33 años y fue enterrado en Egipto, aunque el lugar preciso de su tumba es uno de los misterios de la arqueología.

El primer ministro griego Antonis Samaras visitó la excavación y la televisión estatal informa diariamente sobre el proceso.

Hasta ahora, los arqueólogos han exhumado parte de la entrada de la tumba de fines del siglo IV aC, que presenta dos grandes esfinges de mármol.

“Es notable, la mayor tumba que hemos hallado en Grecia hasta ahora”, dijo el arqueólogo Chryssoula Paliadelli, un experto sobre el período que no participa en la excavación. “Claramente muestra la riqueza que permitió la construcción de lo que fue, en ese entonces, un monumento sumamente costoso”.

Anfípolis-garra-esfinge

Detalle de la garra frontal de una de las esfinges

Pero la tumba pudo haber sido saqueada hace siglos.

Falta parte de un muro de piedra que bloqueaba la entrada subterránea y las esfinges, originalmente de dos metros (6 pies) de alto, carecen de cabeza y alas.

Fuente: NICHOLAS PAPHITIS y COSTAS KANTOURIS | Associated Press, vía YAHOO Noticias

22 agosto 2014 at 1:12 am Deja un comentario

Entradas antiguas


logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

FriendFeed

View my FriendFeed

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2014
L M X J V S D
« ago    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
adultfreindfinder contadores para web Noticias sites

Archivos

RSS Elementos compartidos

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.571 seguidores