Posts filed under ‘arquitectura clásica’

Sanción de 20.000 euros por pintar en el Coliseo

Un turista ruso de 42 años fue condenado hoy a cuatro meses de prisión y a una multa de 20.000 euros (unos 24.500 dólares al cambio actual) por grabar una letra “K” en una de las paredes internas del Coliseo, uno de los monumentos más famosos de Roma.

Coliseo-turista-ruso

El turista ruso fue sorprendido anoche / EFE

La Justicia italiana permitirá que el hombre no cumpla la pena de cárcel, por lo que quedó libre a primera hora de este sábado, aunque sí deberá pagar la multa antes de los próximos tres meses, según medios italianos.

El turista ruso fue sorprendido ayer por un vigilante del Coliseo mientras grababa una letra “K”, de 17 centímetros de ancho y 25 de alto, con la que pretendía dejar su huella en el Anfiteatro Flavio, como también es conocido el famoso monumento levantado en el siglo I después de Cristo.

Alertados por el vigilante, los Carabineros detuvieron al hombre, que pasó la noche en una comisaría de la capital.

“El daño causado al monumento, independientemente de que sea moderado, es notable. La incisión, de hecho, ha eliminado una parte de la superficie de la estructura, además de que pone en peligro su preservación y su imagen”, aseguró la superintendente Mariarosaria Barbera.

Fuente: La Razón   22/11/2014

22 noviembre 2014 at 8:47 pm 1 comentario

Las mayores termas de la antigüedad cobran vida

Una reconstrucción virtual permite pasearse por el impresionante complejo termal de Diocleciano en Roma

Termas-de-Diocleciano

Fuente: SÍLVIA COLOMÉ  |  LA VANGUARDIA     20/11/2014

La antigua Roma está viviendo un nuevo resurgir coincidiendo con el bimilenario de la muerte de su primer emperador, Augusto. Esta efeméride ha impulsado que muchas ciudades vinculadas a su figura hayan emprendido obras de restauración, recuperación o divulgación de su pasado romano, dando un especial protagonismo al uso de las nuevas tecnologías. Es el caso, por ejemplo, de Barcelona, que acaba de presentar la aplicación Bàrcino 3D con geolocalizador que recrea in situ la ciudad del siglo III después de Cristo. “Los planos arqueológicos cuestan de entender, incluso a los profesionales”, confiesa Carme Miró, responsable del Plan Bàrcino. “Las recreaciones virtuales dan una dimensión humana, ya que estamos acostumbrados a verlo todo en tres dimensiones, y ayudan a entender el pasado”, añade. La capital del Imperio, Roma, no podía ser menos, ni en la celebración del bimilenario ni en la aplicación de las nuevas tecnologías con tal fin, una tendencia que cada día gana más adeptos entre arqueólogos e historiadores.

Entre las diferentes acciones conmemorativas que se están realizando en Roma, se acaba de divulgar la espectacular recreación virtual de la mayor terma que tuvo el imperio, la de Diocleciano, y que se basa en los diseños realizados por Edmond Jean-Baptiste Paulin en el último tercio del siglo XIX. Los dibujos y planos que el arquitecto francés ejecutó de las ruinas de Roma se caracterizan por su meticulosidad, y en el caso de las termas de Diocleciano se suma el hecho de que en aquel momento se estaban destruyendo para dar paso a una remodelación urbana. Por lo tanto, Paulin pudo dejar constancia de cómo deberían haber sido las termas en el año 300 d.C, especialmente sus baños.

Con todo este material, la empresa Capware, que también ha realizado las recreaciones virtuales de Pompeya, Herculano y de las villas del Vesubio, ha reconstruido las termas de Diocleciano con todo lujo de detalles mostrando, por ejemplo, su fachada, una superposición de estilos arquitectónicos y con una exuberante decoración en la que no faltan columnas, frontones, nichos semicirculares y rectangulares, estatuas y elementos policromados. El espacio más destacado de la recreación virtual, no obstante, es su famosa piscina al aire libre de 4.000 metros cuadrados. Cabe recordar que la terma tenía capacidad para más de 3.000 personas y ocupaba unas 13 hectáreas. “Las termas imperiales de Diocleciano, como las de Caracalla, eran como pequeñas ciudades que contaban, además, con bibliotecas, jardines, salas de reuniones… eran concebidas no solo para la higiene del cuerpo, sino también para la de la mente”, explica Miró, especialista también en la historia de las termas romanas. “Se han conservado muy bien, mejor que las de Caracalla, porque su estructura se recicló para realizar construcciones posteriores”, explica.

De hecho, el recorrido virtual muestra tal y como eran los tres espacios que vuelven a ser visitables después de cincuenta años cerrados el público y tras seis de trabajos de recuperación: la ‘natatio’(recubierta de mármol), el Aula VIII (una superficie de 900 metros cuadrados donde se ve la base de las monumentales pilastras centrales) y el claustro pequeño de la Basílica de Santa María de los Ángeles y de los Mártires (construido en el siglo XVI sobre parte de la piscina descubierta). La reapertura se enmarca dentro del programa Bimillenario Augusteo y prevé ampliarse con nuevas salas. “Esperamos poder devolver a la ciudad esta estructura completa y abrir al público las catorce salas de las termas”, explicó Rosanna Friggeri, la directora del complejo monumental, a EFE cuando se presentó el resultado de  la primera fase de restauración a finales de septiembre.

Ave, Augusto

El programa de la conmemoración en Roma del 2.000 aniversario de la muerte de Augusto también ha incluido la restauración de la Villa de Livia, el Palatino y la apertura del antiguo recorrido del Vico Iugario de la Basílica Iulia. Uno de los actos más espectaculares fue el 19 de agosto, día de su deceso, cuando el Ara Pacis (altar que conmemora sus victoriosas campañas en la Galia e Hispania) recuperó su policromía original mediante proyecciones con láser. La simulación de los colores fue posible después de años de estudio y de los análisis de los pigmentos encontrados. “Las recreaciones virtuales deben hacerse con rigor”, apunta Miró. Por eso, se convierten, además, en “una herramienta de investigación muy importante”, apunta.

El uso de la tecnología también ha sido determinante para crear el espectáculo Foro de Augusto. 2.000 años después, una recreación audiovisual, con proyecciones láser y 3D, del foro en época de Augusto, presidido por el templo a Marte, dedicado a Julio César. Solo así se ha podido recuperar, además, la colosal estatua del primer emperador que, según los expertos, medía once metros, todo un homenaje de arquitectura virtual a quien dijo antes de morir: “Encontré una ciudad de ladrillos y dejo una ciudad de mármol”.

20 noviembre 2014 at 9:39 am Deja un comentario

Animación 3D de la tumba de Anfípolis


Animación en 3D de la antigua tumba descubierta por los arqueólogos en Anfípolis, en el norte de Grecia. El vídeo es una producción de Skai TV.

Vía Ekathimerini

17 noviembre 2014 at 6:34 pm Deja un comentario

Termas de Diocleciano. Reconstrucción virtual

 

Reconstrucción virtual de las Termas de Diocleciano en Roma inspirada en los estudios de E. Paulin. El vídeo es una producción de Capware bajo la dirección de Marco Capasso.

17 noviembre 2014 at 6:28 pm Deja un comentario

Los Muros Aurelianos de Roma sufren daños por las lluvias

Parte de los antiguos Muros Aurelianos de la capital italiana sufrieron daños a causa de las intensas lluvias registradas entre ayer y hoy, que causaron inundaciones en diversos puntos de la ciudad, informó el cuerpo de bomberos local

Porta-Pia

La Puerta Pía (en italiano, Porta Pia), puerta de la antigua Muralla Aureliana, que ha sufrido desprendimientos a causa de las abundantes lluvias caídas en las últimas horas en la capital italiana. Foto vía MeteoWeb

Construidos entre los años 270 y 275 de nuestra era por el emperador Aureliano para defender a Roma de los ataques de las tribus bárbaras, los Muros Aurelianos cuentan actualmente con 12.5 kilómetros de longitud, respecto a los 18 kilómetros originales.

Según los bomberos, en la zona de la antigua Puerta Pía los muros sufrieron infiltraciones de agua de lluvia que ocasionaron la caída de material, por lo que el área fue acordonada.

Confirmaron asimismo que las intensas precipitaciones provocaron el desbordamiento de algunos afluentes del río Tíber, que inundaron zonas periféricas de la capital.

La víspera, el ayuntamiento de Roma decretó el estado de máxima alerta por el peligro de inundaciones, por lo que escuelas, sitios arqueológicos y cementerios fueron cerrados.

Este viernes la emergencia continuaba, aunque la alerta fue bajada del nivel rojo al naranja, mientras algunas estaciones del metro permanecieron cerradas y se pospusieron varios vuelos en el aeropuerto Ciampino, el segundo en importancia de la capital.

En tanto, los servicios de socorro reportaron que varias personas resultaron heridas a causa de la caída de árboles o incidentes de tráfico.

El servicio de Protección Civil dijo que los ríos Tíber y Aniene estaban bajo estricta vigilancia ante el riesgo de nuevos desbordamientos en algunos puntos de la ciudad.

Las intensas lluvias han afectado a prácticamente todo el territorio italiano y la ciudad más afectada es Carrara, en la central región de Toscana, donde cientos de personas fueron evacuadas de sus domicilios debido a las inundaciones, que han causado daños millonarios.

Fuente: Yahoo Noticias

7 noviembre 2014 at 10:16 pm Deja un comentario

Paseando entre romanos por Barcino

Presentada una app que reconstruye la Barcelona del siglo III d.C.

Barcino-3D

Imagen virtual de la aplicación en la que aparece la colonia Barcino y su territorio en el siglo III d.C.

JOSÉ ÁNGEL MONTAÑÉS | EL PAÍS

La tecnología es fría e impersonal, pero menos si se utiliza para desarrollar herramientas que nos acercan a la historia y nos permiten recrear el pasado, incluso vivirlo como si hubiéramos retrocedido en la máquina del tiempo. Es lo que ocurre con la nueva app Barcino 3D en la que podemos, sin movernos del sofá de casa, pasear, como un romano más, por la Colonia Iulia Augusta Faventia Paterno Barcino, la ciudad romana que fundó el emperador Augusto el año 10 antes de Cristo, que con el tiempo acabó siendo la actual Barcelona. Incluso el sonido de las herramientas, las conversaciones o el canto de los pájaros nos transporta a ese momento.

Realizada dentro del Pla Barcino que impulsa la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, la aplicación tiene un carácter enciclopédico, ya que incorpora la documentación del Servei de Arqueologia aportada por centenares de excavaciones realizadas en la ciudad, además del trabajo de dibujantes, historiadores y epigrafistas sobre su pasado romano durante el siglo III d. C. y su suburbium, el territorio que la rodeaba.

Barcino-3D-2

Una de las puertas de acceso virtuales a Barcino

La época escogida coincide con el fin de la construcción de la segunda muralla, que con 76 torres y cuatro puertas acabó dando a Barcino el sobrenombre de “ciudad coronada”. Como si un pequeño dron sobrevolara la ciudad, se puede ver cada una de las torres (casi todas diferentes), el enorme acueducto de 13 kilómetros que traía el agua a la ciudad, las termas de mar y las de Sant Miquel donde los ciudadanos de esta pequeña ciudad de 10 hectáreas cumplían con el ritual del baño, información de las cinco enormes casas romanas excavadas hasta ahora, e incluso entrar en una ellas, ver el impresionante foro y colarnos entre las columnas del templo de Augusto. “Toda la información está georreferenciada y de acuerdo con estos datos, por lo que en el momento en el que el conocimiento cambie la app se modificará”, explicó Carme Miró, responsable del Pla Barcino y de la aplicación.

Barcino-3D-3

Zona del templo de Augusto, según la interpretación de la nueva app.

Pero la nueva aplicación aporta novedades. En la zona del forum se plantea un nuevo urbanismo. “La zona tenía tres terrazas, se ha dibujado de nuevo por primera vez y se explica mejor el templo, porque sino se caería, quedaría colgando en el suelo”, asegura Miró que explica que siempre se había dicho que Barcino se había fundado en una colina “y en realidad son dos, la del Mons Taber y donde está situado la basílica de Sant Just i Pastor”.

En el apartado de historia se recoge la fundación de la ciudad, el urbanismo, la centuriación, el comercio, las pedreras, las villas, las necrópolis y la línea de costa –espectacular el montaje de la línea comienzo de era con la actual, en la que se ve claramente todo lo que se ha ido ganando al mar–; un glosario con los términos latinos, más de cien, un apartado de rutas y una galería fotográfica con material arqueológico depositado en el Muhba, además de panorámicas de lugares que en algunos casos no son visitables.

Barcino-3D-4

El nuevo perfil del suelo que plantea la app sobre Barcino.

Según el concejal Jaume Ciurana en esta legislatura serán tres los proyectos relacionados con el Pla Barcino que se inaugurarán, además de la Carta de Barcelona y esta app que ahora comienza a andar: la apertura del Aula Basilical, unos 400 metros cuadrados situados bajo la Plaza del Rei y la catedral; la domus de la calle Avinyó, que está previsto inaugurarse en marzo con sus espléndidas pinturas murales ya restauradas y el Plan Director de la Muralla romana que justo ahora comienza con la prohibición de aparcar para los autocares de los turistas en la plaza de Ramon Berenguer.

El proyecto, que ha tenido un coste de 45.000 euros, ha contado con la colaboración del Laboratorio de Modelado Virtual de la Ciudad de la UPC incorpora más de cien nombres y topónimos en latín está disponible por ahora para tabletas y pronto lo estará para teléfonos inteligentes y en página web o en Google Earth, para que pueda ser utilizada por las escuelas como material escolar.

4 noviembre 2014 at 4:54 pm 1 comentario

Acueductos: La obra maestra de la ingeniería romana

Para abastecer de agua a las ciudades, los romanos crearon un impresionante sistema de canales y puentes monumentales

Por Isabel Rodà. Catedrática de Arqueología. Universidad Autónoma de Barcelona, Historia NG nº 130

acueducto-de-los-Milagros

Acueducto de los Milagros. Esta magna obra, construida en el siglo I, abastecía de agua a la ciudad de Augusta Emerita (Mérida), capital de la provincia romana de la Lusitania. Su caput aquae, donde captaba el agua, se hallaba en el embalse de Proserpina, a 15 kilómetros.

Roma fue indudablemente una civilización del agua. La tecnología que desarrolló para su captación, distribución y consumo no encuentra parangón hasta nuestro mundo contemporáneo. Es cierto que en las ciudades griegas se construyeron sistemas de túneles, galerías o cisternas, a veces de dimensiones considerables, pero quedan muy lejos de los impresionantes acueductos que los romanos, con sus grandes dotes para la ingeniería y la arquitectura, sembraron a lo largo y ancho de su Imperio. Fueron uno de los máximos ejemplos de las grandes obras públicas, que los romanos consideraron siempre prioritarias; pero, también, con su masa imponente y el mensaje de dominio sobre la naturaleza que transmitían, fueron símbolos de la avanzada civilización de Roma, además de vehículos propagandísticos de su poder y del de su emperador.

No todas las ciudades romanas disponían de acueductos, ya que en algunas el suministro hidráulico podía quedar cubierto por pozos y por cisternas públicas y privadas excavadas bajo las casas, como han demostrado estudios en Cesarea (Cherchel, Argelia) y en la misma Pompeya. Éste parece ser también el caso de Emporiae (Empúries), donde por el momento no se han localizado acueductos. Algunas cisternas podían tener dimensiones colosales, como la de Yerebatan Saray, en Constantinopla (Estambul), o la piscina mirabilis en la población de Miseno (Italia). Esta última era subterránea y tenía una capacidad de 12.600 metros cúbicos, con una gran bóveda que se sostiene sobre 48 pilares dispuestos en cuatro hileras y unidos mediante arcos transversales.

Sin embargo, había ciudades que necesitaban mucha más agua de la que podían proporcionar las cisternas, no sólo para abastecer a una población numerosa–hasta un millón de habitantes en el caso de Roma–, sino también para alimentar las fuentes ornamentales y públicas, las termas y los espectáculos. Los acueductos se crearon para atender todas estas necesidades. Cuando se menciona la palabra acueducto pensamos de inmediato en las impresionantes construcciones de Segovia, Mérida o Tarragona, por limitarnos a España. Pero las arquerías monumentales eran sólo una parte del sistema de abastecimiento hidráulico, cuyo objetivo era traer el agua desde fuentes y manantiales que podían hallarse a más de 50 kilómetros de distancia. A lo largo de este trayecto se construían obras de captación, embalses, torres de distribución (castella aquarum) y, lógicamente, el canal por el que discurría el agua aprovechando la ligera pendiente que los ingenieros romanos lograban mantener desde el origen hasta el destino. En los lugares con un fuerte desnivel de terreno –un valle o una hondonada– se construían las arquerías monumentales que acostumbramos a identificar con la imagen del acueducto por excelencia. Sin embargo, en su mayor parte la conducción de agua se hacía por canales subterráneos o a ras de suelo. En el caso de Roma se ha calculado que, de los 507 kilómetros que sumaban sus acueductos, 434 eran subterráneos, 15 de superficie y sólo 59 (el 12%) discurría a través de arquerías.

Abastecer a la Urbe

Roma llegó a tener doce acueductos, el más antiguo de los cuales era el Aqua Appia cuya construcción fue debida a Apio Claudio el Ciego y se inauguró en el año 312 a.C. con un recorrido de más de 1,6 kilómetros. Otros tres acueductos fueron construidos en los siglos III y II a.C.: Aqua Anio Vetus, Aqua Marcia y Aqua Tepula. El impulso definitivo vino dado por Augusto y su yerno Agripa, que repararon los antiguos acueductos y construyeron otros nuevos, algunos de los cuales, como el Aqua Virgo, se han mantenido ininterrumpidamente en uso. Por su parte, los emperadores Claudio y Trajano dieron su nombre al Aqua Claudia y al Aqua Traiana, este último con casi 60 kilómetros de recorrido. El último de los acueductos de Roma fue el Aqua Alexandrina, de 22 kilómetros de longitud, obra de Alejandro Severo en 226 d.C. Con todo ello, se calcula que Roma llegó a disponer de un millón de metros cúbicos de agua al día para cubrir las necesidades de una población en constante aumento y para alimentar las once grandes termas, los aproximadamente 900 baños públicos y las casi 1.400 fuentes monumentales y piscinas privadas.

Para la gestión de las aguas residuales, las ciudades contaban con una completa red de alcantarillado. En Roma, la Cloaca Máxima, que desembocaba en el Tíber, era motivo de general admiración, como nos hace saber Plinio el Viejo en su enciclopédica Historia Natural. El buen estado de los acueductos y la red de cloacas, además de la sana costumbre de la higiene y el baño, evitaron epidemias tan terribles como las que arrasaron las ciudades en la Edad Media.

La construcción de un acueducto, desde su captación hasta su punto de distribución final, era una empresa costosísima y una de las obligaciones que tenían que afrontar las ciudades, que se enorgullecían de ello. Por lo que sabemos, la financiación de estas obras era a la vez pública y privada. En ocasiones, los acueductos eran sufragados por grandes personajes y por lo general las obras se llevaban a cabo durante el ejercicio de sus funciones políticas. Por ejemplo, Agripa, yerno y general de Augusto, como edil y como cónsul hizo construir en Roma dos acueductos, el Aqua Iulia y el Aqua Virgo, empleando los recursos mineros que él controlaba para fabricar las tuberías de plomo. Desde la época de Augusto, los emperadores figuraron entre los donantes habituales de estas onerosas infraestructuras. Pero la tarea la emprendían los gobiernos municipales, que delegaban en los magistrados para llevar a cabo la construcción, normalmente con dinero público.

Una empresa titánica

Hay pocos testimonios directos del proceso de construcción de un acueducto. Por ello es preciosa la información contenida en un cipo con una inscripción hallado en  Saldae (Argelia). Es el monumento funerario de Nonio Dato que nos narra en primera persona las dificultades con las que topó este personaje al acometer la obra. El largo texto nos informa de que en tiempos de Adriano (117-138), los habitantes de esta localidad norteafricana necesitaron ampliar su disponibilidad de agua y para ello se dirigieron al procurador de Numidia. El proceso no fue todo lo  rápido que hubiera sido de desear. Nonio Dato, como ingeniero militar (librator), proyectó el trazado del acueducto hacia el año 138, pero las obras no finalizaron hasta el 152, tras una serie de contratiempos que se describen con precisión. Por ejemplo, los equipos de obreros que empezaron a abrir las dos bocas del túnel no se encontraron según lo previsto; y en otra ocasión unos bandidos asaltaron las obras y el propio Nonio Dato, que había acudido a inspeccionar los trabajos, tan sólo escapó por los pelos, maltrecho y desnudo.

Los romanos siempre fueron conscientes de que resultaba crucial mantener en óptimo estado el suministro hidráulico. Un nutrido grupo de trabajadores especializados o aquarii,  palabra que podríamos traducir como fontaneros, se encargaba del buen funcionamiento y limpieza de los acueductos. Estos técnicos estaban al frente de un servicio de reparaciones y limpiaban sistemáticamente los canales para evitar las obstrucciones y el empeoramiento de la calidad del agua; para ello, el canal por el que circulaba el agua estaba siempre cubierto y se instalaban regularmente albercas llamadas piscinae limariae para decantar las impurezas.

Pero la picaresca es una constante en todas las épocas, de modo que las autoridades romanas pronto se dieron cuenta de que debían vigilar que no hubiera captaciones clandestinas de agua por particulares que sobornaban a los aquarii. Frontino, en el tratado sobre los acueductos de Roma que escribió a finales del siglo I d.C., detectó y denunció oportunamente este hecho, que calificó como fraus aquariorum, «fraude de los fontaneros».

Trampas y triquiñuelas

El acceso privado al agua ha tenido siempre un precio. Los propietarios de las casas que podían permitirse disponer de agua corriente contrataban un servicio por una cierta cantidad, que venía asegurada por el mayor o menor diámetro de la tubería de acceso. Esto también daba lugar a intentos de fraude cambiando el calibre de la canalización. Para evitarlos se ideó el calix, una tubería unida a una carátula que se empotraba en la pared y tenía una decoración, para evitar su falsificación o manipulación. El mismo tipo de objeto se usaba en los castella aquarum, los depósitos desde los que se distribuía el agua a las diferentes partes de la ciudad.

Para un pueblo de tan eminente sentido práctico como el romano, los acueductos no podían dejar de ser motivo de máximo orgullo e incluso una seña de identidad. Así lo manifiesta bien a las claras Frontino, senador y curator aquarum (supervisor responsable de los acueductos) en su obra mencionada: «Comparad si queréis las numerosas moles de las conducciones de agua, tan necesarias, con las ociosas pirámides o bien con las inútiles pero famosas obras de los griegos».

Para saber más

Acueductos romanos en España. Carlos Fernández Casado. Colegio de Ingenieros de Caminos, Madrid, 2008.
Los acueductos de Roma. Sexto Julio Frontino. CSIC, Madrid, 1985.
Los arcos del agua. Montse Barderi. Ediciones B, Barcelona, 2013.

3 noviembre 2014 at 3:04 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

FriendFeed

View my FriendFeed

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

noviembre 2014
L M X J V S D
« oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
adultfreindfinder contadores para web Noticias sites

Archivos

RSS Elementos compartidos

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.673 seguidores