Posts tagged ‘Via Augusta’

El mercado de Sant Antoni ocultaba un rico catálogo de los ritos funerarios romanos

  • La necrópolis excavada muestra casi todos los formatos de cremación o exhumación del imperio
  • Destacan los restos de piras funerarias y de las camas decoradas en que se incineraba al difunto

Entierro infantil en una ánfora. / EMILIANO HINOJO

Fuente: Ernest Alós > Barcelona  |  El Periódico
28 de marzo de 2018

La cuenta atrás para la reapertura del mercado de Sant Antoni se acerca al final. Además del edificio comercial, los visitantes podrán contemplar los muros de unos de los baluartes de las murallas de Barcelona. Pero no aún los hallazgos arqueológicos más relevantes que han aparecido durante años de trabajos: un tramo de la Via Augusta y de la necrópolis romana que se extendía a ambos lados. El pasado 19 de marzo, sin embargo, en el Muhba se avanzaron los resultados de los estudios realizados sobre el yacimiento, en el que han aparecido muestras de cada una de las variedades de rituales funerarios de los primeros habitantes de la Barcelona romana: recintos de cremación, tumbas, urnas, cupas, restos de piras y lechos funerarios…

Así que el mercado de Sant Antoni escondía en su subsuelo las pompas fúnebres de Barcino. En minúsculas y en un sentido amplio (no, no había entonces ningún Sancho de Ávila) pero también en un sentido literal: ‘pompa funebris’ era la procesión que llevaba el cuerpo del finado desde su casa hasta el lugar de cremación o inhumación, y esas pompas circularian en aquel tiempo, con trompas sonando y plañideras gimiendo, por las actuales calles de la Boqueria, Hospital y Sant Antoni Abad hasta llegar a los 50 metros de Via Augusta que aparecieron bajo el mercado.

Representación exhaustiva

Carme Miró, jefa del Servei Arqueològic de Barcelona, y el arqueólogo Emiliano Hinojo, responsable de la excavación de Sant Antoni, destacan que todos los distintos formatos de rito funerario están representados en la necrópolis de Sant Antoni. Y también su antigüedad y que corresponda a una época muy acotada, no a una acumulación de sepulturas difícil de interpretar. “Son los enterramientos de la primera o segunda generación de habitantes de Barcino, de mediados del siglo I después de Cristo a mediados del siglo II. Y tanto la vía como el canal que la atraviesa son del momento fundacional”, apunta Hinojo.

Excavaciones en la necrópolis romana de Sant Antoni, en el 2014. / JOSEP GARCÍA

En la necrópolis se han encontrado miles de fragmentos que permiten reconstruir los rituales fúnebres de los primeros barceloneses y hasta cierto punto la estructura de aquellas ciudades de los muertos que debían instalarse obligatoriamente fuera del recinto amurallado y sagrado de la ciudad, el ‘pomerium’, tanto por motivos higiénicos como religiosos. El alma del muerto debía quedar lejos, pero su recuerdo, a mano. A lo largo de los caminos, para visitarlos periódicamente y para que los viajeros pudieran ir leyendo los epitafios (aquí solo han aparecido letras sueltas) que los rememoraban. “Y esta era la vía principal de entrada por tierra a Barcino. Digamos que era una zona sepulcral de ‘alto stánding'”, valora Miró.

Los arqueólogos han identificado tanto restos de la forma de rito funerario más habitual, la cremación, como de inhumación. Han aparecido recintos de incineración: parcelas acotadas por un murete en el que se situaba el cuerpo del finado sobre una gran pira. “Tenemos casos en que sencillamente las cenizas se cubrían con tierra, y hemos encontrado los restos de la leña quemada, de los huesos y del lecho funerario en el mismo lugar de la pira; en otros casos se recogían las cenizas y se conservaban en urnas, en una cupa [una tumba parecida a un medio tonel] o incluso en un agujero en el suelo”, explica Hinojosa.

Habitantes con posibles

En otros casos se levantaban mausoleos para contenerlas, con imágenes del difunto: en Barcelona fueron desmantelados para construir a toda prisa la muralla del siglo III pero en Sant Antoni se ha encontrado también un resto de esta práctica, un realista retrato funerario de un niño labrado en el apreciado y caro mármol de Paros. “Para que alguien se hiciese traer este material para labrarlo in situ tenía que tener posibles: Barcino era una ciudad poblada por una élite acomodada”, recuerda Miró.

El hallazgo más espectacular es el de los restos de ocho lechos funerarios, un objeto del que ya apareció un ejemplar en Drassanes pero que solo muy excepcionalmente ha sido hallado fuera de Italia, así como otros elementos que recuerdan los ritos de paso de la vida a la muerte. Tras velar al muerto en su casa sobre una cama elaborada específicamente para ello y con los pies hacia la puerta (con ritos como poner monedas en sus ojos para pagar al barquero Caronte, llamar al difunto por su nombre para asegurarse que no respondía y lavar y ungir el cuerpo), era llevado en procesión al lugar donde era quemado o enterrado y se efectuaba una libación en su honor, que se repetía periódicamente. En Sant Antoni han aparecido frasquitos de cristal que contenían ungüentos que se vertían en la tumba o que, según algunas fuentes discutidas, guardaban las lágrimas de las plañideras que acompañaban al difunto.

Puzzle endiablado

Volviendo a los lechos mortuorios: se han hallado fragmentos de hueso y espigas de hierro que permiten reconstruir ocho. “Es un conjunto muy importante por su diversidad de tipologías”, se felicita Hinojosa. Su conservacion es rara y el puzzle recompuesto por la restauradora Isabel Pellejero, endiablado: poco quedaba de ellos tras colocar a difunto y lecho sobre la pira y prenderle fuego, alcanzando temperaturas de 800 a 900 grados. Un buen lecho debía ser de madera, con patas con un ánima de hierro y decoración esculpida en marfil (o de hueso, como es el caso de Barcino). Entre los ocho de Sant Antoni los hay lisos, uno decorado con motivos militares, otros con decoraciones relacionadas con el muy enológico dios Baco (sátiros, putti, ménades bailando) y uno más con motivos especialmente interesantes y aún en estudio.

Entre las inhumaciones, se cuentan cuatro cadáveres de adulto, en fosas cubiertas por tejas, el entierro más económico: llama la atención que uno de ellos esté boca abajo. Un rito que suponía una precaución adicional para asegurarse de que un dfunto infame por un motivo u otro no volviera al mundo de los vivos. “No es habitual, puede corresponder a alguien que ha muerto por una enfermedad infecciosa, o que merecía un castigo”, dice Hinojosa.

No personas

Los 10 enterramientos infantiles testimonian también el trato que recibían los niños menores de 40 días, de quienes no se consideraba que fueran aún personas. No se les incineraba, y sus pequeños esqueletos han aparecido cubiertos por tejas o dentro de ánforas. Aunque alguna consideración merecían: han aparecido como ajuar funerario un biberón de arcilla, un amuleto del dios Bes y lo que parece la cabeza de una muñeca de terracota. “Tenían un área específica, porque aún no pertenecían a la sociedad”, expica el arqueólogo.

 

Anuncios

28 marzo 2018 at 5:55 pm Deja un comentario

El Vendrell, al rescate del mejor tramo de Vía Augusta en Catalunya

Coloca paneles informativos, pero el trazado está muy descuidado y amenazado

Muchos desconocen la importancia del histórico trazado en El Vendrell.

Fuente: José M. Baselga  |  Diari de Tarragona
25 de enero de 2018

La Vía Augusta en El Vendrell conserva 1,4 kilómetros con anchuras de entre 2,9 y 8,3 metros. Algunos tramos de hasta 20 metros de largo tienen el pavimento original romano de cantos de piedra.

Pero está en mal estado. Para poner la atención hacia ese camino histórico, conocido como Camí Ral desde la Edad Media, el Ayuntamiento ha desbrozado tramos y colocado en su trazado 8 paneles que explican la historia de la que fue principal vía de comunicación durante siglos.

Los paneles muestran la historia del trazado.

Los plafones indican cómo eran construidos estos caminos en la época romana, los cultivos que se extendían en su entorno, la importancia de las rutas o los miliarios de piedra para marcar las distancias.

Esas señales deben servir para potenciar un trazado muy usado por caminadores y ciclistas. La concejal de Cultura, Eva Serramià, explica que también debería servir para concienciar de su importancia y evitar el vandalismo.

El trazado es muy usado para caminar e ir en bici.

El tramo de la Vía Augusta de El Vendrell es entre la zona de Bulevards y la urbanización de Torreblanca. La Comissió de Patrimoni del Vendrell ya pidió una intervención para frenar la degradación para su potenciación.

Además de por el vandalismo, el trazado también tiene una parte amenazado por un plan parcial urbanístico. En este sentido Eva Serramià señala que es un elemento protegido y «Urbanisme de la Generalitat sabe que no se puede afectar. Patrimoni destaca que es una de las vías a proteger».

Pero en su día arqueólogos denunciaron que las obras de la urbanización Els Bulevards destruyeron más de 100 metros de camino. También el desvío de los pluviales del Tancat y Mas d’en Gual, que desembocan en el camino, han dañado a la estructura.

Recuperación de muros de piedra en el trazado de Vía Augusta.

Sobre una futura urbanización, el concejal de Urbanismo, Josep Mercadé explicó que el plan parcial propone que el camino «quede integrado en una zona verde. Sin embargo, los historiadores alertan que en uno de sus puntos quedaría seccionado por una de las calles de la urbanización.

El Institut d’Estudis Penedesencs llevó ante el Síndic de Greuges el estado del camino. La respuesta fue que que la protección del patrimonio «es una de las obligaciones fundamentales» de la administración local. Y que «son los municipios los competentes para establecer instrumentos de protección de bienes que son de interés local».

Añade el Síndic que no caben excusas económicas y que deben buscarse colaboraciones entre administraciones «para dar cumplimiento a la obligación de proteger y conservar los bienes inmuebles de interés local».

Es necesaria la protección como elemento histórico y social.

Además de los paneles informativos, el objetivo es hacer visitas guidas para que al conocerlo, los vecinos lo sientan como un patrimonio a proteger.

La Vía Augusta accedía a El Vendrell por la calle Camí Ral, Cristina Baixa, cruzando la riera de La Bisbal hasta la plaza Vella. De allí trazaría dirección norte hacía el camino del Tomoví y Bellvei. Pero sólo queda el tramo en el que ahora se ha actuado.A principios del XIX la vía perdió su uso ancestral por la construcción de N-340 y pasó ser camino de uso exclusivo para los payeses y pastores.

El investigador Federico Pallíen identificó destacó en 1985 al tramo de El Vendrell como el «más largo y mejor conservado de toda Catalunya». También el  catedrático de Historia de la Universitat de Barcelona Joan Santacana señala que ese tramo es «único ya que no hay ningún otro fragmento tan bien conservado en su integridad», y lo define como «patrimonio insustituible». De hecho El camino está protegido por la Carta Internacional del patrimonio.

El miliario que había en el camino.

Hace dos años, grupos de voluntarios realizaron una acción, coordinada por el Institut d’Estudis Penedesencs, para reconstruir los márgenes de piedra seca que delimitan el trazado. Esos márgenes son también un elemento patrimonial protegido.

Como singularidad destaca que en la confluencia entre el camino de la Vía Augusta y el que conduce a la torre medieval de El Vendrell había un miliario (marca los 1.000 pasos romanos, unos 1.490 metros entre dos puntos) y que era una roca tallada de dos metros de altura. En ella hay la inscripción de una M.

El propietario del terreno, lo trasladó en la década de 1960 a La Bisbal, donde se exhibe en una plaza. Con la recuperación del camino podría reclamarse el retorno del miliario para su ubicación original.

 

25 enero 2018 at 8:39 pm Deja un comentario

Valencia: Las obras de la calle San Vicente Mártir resaltarán la vía Augusta Romana

Las actuaciones, que ya están en marcha, dejarán ver también el antiguo Camí de San Vicent

Obras de la calle san Vicente. Fernando Bustamante

Fuente: EFE  |  Levante-EMV
27 de noviembre de 2017

Las obras complementarias de la calle San Vicente Mártir de València resaltarán la vía Augusta Romana y el antiguo Camí de Sant Vicent a su paso por la ciudad. El concejal de Desarrollo Urbano y Vivienda, Vicent Sarrià, ha anunciado el inicio de estos trabajos de reurbanización.

Las obras se llevarán a cabo en el tramo comprendido entre la Plaza del Ayuntamiento y la Plaza de San Agustín y contarán con un presupuesto total de ejecución de 56.914,38 euros. Estos trabajos tendrán un plazo de ejecución estimado de dos semanas.

Entre las actuaciones previstas, que comenzaron el pasado viernes, se encuentra la colocación de bancos y la adecuación de los ya existentes entre la Plaza del Ayuntamiento y la calle Periodista Azzati.

Todos los bancos incluirán los logos correspondientes a Ayuntamiento de València, Vía Augusta y Cornucopia –como símbolo de Valentia, ciudad romana–, o bien los logos correspondientes a Ayuntamiento de València, Vía Augusta y Camí de Sant Vicent, ha resaltado el consistorio.

Asimismo, ha indicado que se creará una página web explicativa y que se habilitarán códigos QR en varios puntos de la calle para que la ciudadanía y los visitantes conozcan mejor la historia de la vía. Esta información estará disponible en valenciano, castellano e inglés.

A su vez, se dispondrán en la franja de mobiliario urbano unos miliarios de piedra de altura mínima de 0,70 metros y un diámetro de 0,30 metros con el símbolo y texto de la Vía Augusta, y con un código QR en su parte superior, representando así el trazado de dicha vía.

Entre las intervenciones previstas está también la colocación de placas indicadoras de la ciudad romana (Valentia), Vía Augusta y Camí de Sant Vicent. Serán placas circulares de bronce que se situarán en ambas aceras, en zonas de itinerarios peatonales.

Por otro lado, se ubicarán paneles y carteles informativos y explicativos de la Vía Augusta y del Camí de Sant Vicent, con las correspondientes referencias histórico-arqueológicas, así como elementos tipo QR que también contendrán los textos en los tres idiomas.

El Ayuntamiento plantea, igualmente, resaltar aquellos restos arqueológicos relacionados con la Vía Augusta que pudieran aparecer durante la ejecución de las obras de reurbanización.

 

27 noviembre 2017 at 8:27 pm Deja un comentario

Roma también viaja en AVE

  • El arqueólogo Tomás Hurtado realiza un estudio de las monedas aparecidas en unas obras de un tramo del AVE en La Encina (Alicante)
  • Vincula el hallazgo del dinero en un tramo de la Vía Augusta con un ritual religioso previo a la construcción

Tomás Hurtado en una excavación. / LP

Fuente: I. DOMINGO  |  LAS PROVINCIAS
13 de noviembre de 2017

Monedas romanas que responden «a un ritual religioso de expiación por alterar espacios de la naturaleza con la construcción de un tramo de la Vía Augusta». Es la conclusión a la que ha llegado el arqueólogo e historiador colaborador de la Universitat de València Tomás Hurtado, que ha realizado un estudio sobre las monedas romanas aparecidas en las obras del tramo del AVE en el Nudo de la Encina.

Un descubrimiento a cargo del equipo de Juan Antonio Sánchez y Alfonso Ruiz al que Hurtado ha tratado de arrojar luz al ser la primera vez en España que las siete monedas romanas se han hallado dispersas en la base de la construcción, es decir, «en el momento previo a la ejecución de la obra». De ahí la vinculación con «algún tipo de ritual a los dioses de la Naturaleza debido a la alteración del orden existente por las obras», explica Hurtado, que apunta que sólo hay documentado algún paso parecido en Italia.

Cuatro de las monedas fueron acuñadas en Roma, ‘Iltirkesken’, ‘Ercavica’ (Cañaveruelas, en Cuenca; es la moneda más moderna) y la colonia ‘Lepida’ (cerca de Zaragoza), mientras que las otras tres aparecieron en la zona sur de la excavación y «corresponden a finales del siglo I cuando se hizo una reforma en la calzada de la Vía Augusta», explica Hurtado.

El numismático detalla que estas últimas son imperiales: dos son ases de Claudio I de acuñación hispánica y la tercera procede de la época de Augusto. Se conservan en el Museo de Prehistoria.

 

13 noviembre 2017 at 6:04 pm Deja un comentario

El Alt Penedès recupera el trazado de la Vía Augusta en su paso por la comarca

El antiguo camino romano, que unía Cadiz con Roma, recorre 13 municipios del Alt Penedès

Un grupo de turistas realizando una ruta por las viñas del Penedès (ACN / ACN)

Fuente: LA VANGUARDIA
1 de agosto de 2017

El Consell Comarcal del Alt Penedès, con el apoyo de la Diputació de Barcelona, ha licitado al proyecto del sendero de la Vía Augusta en su paso por la comarca. Lo ha anunciado este jueves el gerente del Consell Comarcal del Alt Penedès, Francesc Rossell, durante la sesión ordinaria del Consejo de Alcaldes.

El sendero de la Vía Augusta, antiguo camino romano que históricamente unía Gades (Cádiz) con Roma, transcurre por trece municipios del Alt Penedès y tiene una extensión total de 50 kilómetros, además de 21 kilómetros más de variantes.

El proyecto de acondicionamiento del tramo empezará durante el mes de octubre con los trabajos de adecuación del sendero y se alargará hasta diciembre de este año. La recuperación de parte del tramo catalán del trazado permitirá hacer el sendero practicable para ir andando o en bicicleta.

Precisamente, el gerente del Consell Comarcal Francesc Rossell, ha anunciado que el objetivo es crear un nuevo producto de turismo cultural. Según recoge el digital Eix Diari, Rossell ha explicado que el proyecto permitirá dinamizar la oferta del territorio y sensibilizar a la población hacia el patrimonio cultural y natural de la zona.

El acondicionamiento contempla una nueva señalización con ocho paneles genéricos, con forma de miliarios romanos, ubicados en las diferentes estaciones de tren presentes a lo largo del sendero, y 22 paneles temáticos, repartidos a lo largo del camino y, especialmente, en las entradas y salidas de los núcleos urbanos. Además, entre otras facilidades, se instalarán placas metálicas cada 200 metros para reconocer el trazado. Los miliarios estarán forrados con información detallada del entorno inmediato y, en cada uno de ellos, se explicará un tema vinculado al pasado romano.

La Vía Augusta fue una de las rutas más importantes a nivel comercial entre ciudades, provincias y pueblos del mediterráneo durante la época romana. Su recuperación llega promovida por la Generalitat de Catalunya en el marco de la iniciativa comunitaria Interreg del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), en la que participan un total de 13 regiones europeas.

 

16 agosto 2017 at 5:27 pm Deja un comentario

‘Carmo, quae est longe firmissima totius provinciae civitas’

El anfiteatro carmonense, el más antiguo de la Hispania romana, abrirá los fines de semana tras su adecuación por parte de la Junta de Andalucía

carmona_anfiteatro

Estado actual del anfiteatro romano que la Junta de Andalucía ha restaurado. / El Correo

Fuente: EZEQUIEL GARCÍA > Carmona  |  El Correo de Andalucía
14 de noviembre de 2016

La frase de Julio César sobre la ciudad, que en castellano sería algo así como «Carmona es, con mucho, la ciudad más fuerte de toda la provincia», indica la importancia del bastión de Los Alcores en tiempos de la antigua Roma. Ahora, un nuevo vestigio de entonces, abre sus puertas. Ha costado, será sólo los fines de semana, pero finalmente, el Anfiteatro de Carmona podrá visitarse. Será la primera vez que este espacio histórico, que junto con la Necrópolis conforma el Conjunto Arqueológico de Carmona (CAC), pueda verse íntegramente desde su descubrimiento parcial en 1885 por Jorge Bonsor.

El empeño de los técnicos del complejo ha conseguido poder abrir las puertas del mismo a visitantes. Ignacio Rodríguez Temiño, director del CAC, cuenta que la idea de la apertura del anfiteatro nació «hace mucho tiempo, tras un estudio llevado a cabo en 2005 sobre la percepción que del anfiteatro tenía el público visitante, la cual era casi nula. La gente quería saber más y entrar», afirma.

Sin embargo, las condiciones de conservación impedían el acceso directo al mismo. Y sobre todo era difícil explicar bien lo que no se conocía. Desde entonces hasta ahora se ha llevado a cabo «una serie de trabajos, primero de análisis y levantamientos realizados por la empresa TCA hace tres años, así como la realización de una campaña de excavaciones arqueológicas o la tesis doctoral del arqueólogo Alejandro Jiménez sobre el mismo coliseo; todo lo cual ha permitido no sólo conocer mejor el monumento, sino también generar un tipo de proyección de su estado original que permitiese una mejor comprensión del monumento», explica Temiño.

Además, el director del complejo añade que en estos trabajos tan delicados querían destacar también «la presencia de la vía Augusta en ese tramo que había sido excavada por María Belén, profesora de Arqueología en la Universidad de Sevilla en los años 80».

Con esas premisas se ha elaborado desde el Conjunto Arqueológico de Carmona un recorrido ilustrado con paneles explicativos que permiten comprender la ubicación del anfiteatro y la importancia de la vía Augusta. Los paneles se acompañan de explicaciones en directo, de ahí que la visita sea guiada. Finalmente, mediante un dispositivo de gafas virtuales, se hace un visionado del aspecto que tendría originalmente el monumento

El más antiguo

La conversación con Ignacio Rodríguez Temiño hace engrandecer aún más la importancia histórica del monumento. El anfiteatro de Carmona es el más antiguo de los construidos en Hispania, pues data del 50-45 a.C., de ahí su prototipo arcaico. Está parcialmente excavado en la roca y el resto, que estaba construido con bloques de sillares, «ha sido reutilizado a lo largo de la historia», afirma el director del CAC.

La infraestructura carece de fossa bestiaria, como su prototipo, que es el de Pompeya. Temiño explica que los animales se introducían en las jaulas mediante un sistema de poleas y cuerdas que iban bajo la tarima de madera sobre la que se desarrollaban los juegos, y que un sistema de postes y redes evitaba que los animales escapasen.

Con la apertura del edificio a visitas, era de obligado cumplimiento preguntar cómo era el día a día de una ciudad tan importante como Carmo. «Es muy largo hablar de la vida en Carmona durante ese tiempo. Pero sí quiero decir que este tipo de espectáculos no enraizaba con las costumbres hispanas de la época. Estos estaban dirigidos para las tropas legionarias y las minorías latinas que vivían en el entorno. Para entendernos, era igual que esos campos de béisbol que hicieron los americanos en Rota o Morón de la Frontera al instalar las bases en Andalucía», concluye Ignacio Rodríguez.

 

14 noviembre 2016 at 3:20 pm Deja un comentario

El declive de la Vía Sergia

La vía romana de Parpers en Argentona (Barcelona) declarada Bien Cultural de Interés Natural llega al Síndic de Greuges por su estado de deterioro

via-romana-parpers

Muros sujetos con rudimentarias calzas en la via romana de Parpers de Argentona (CEA)

Fuente: FEDE CEDÓ > Argentona  |  LA VANGUARDIA
6 de junio de 2016

Una de las primeras vías romanas construidas en Catalunya –entre el 120 y 110 aC- la Vía Sergia, llamada así en honor al cónsul romano Manius Sergius, también conocida como Vía romana de Parpers al tomar el nombre de la collada por la que transcurre en el término municipal de Argentona (Maresme) y que los historiadores calculan que va desde Vic, la Ausa romana, pasando por Caldes de Montbuí (Aquae Calidae), Granollers (Semproniana) y la Roca del Vallès, hasta llegar a la Iluro mataronesa, se encuentra en tal estado de degradación que los historiadores locales han emitido una alerta pública que han elevado al Síndic de Greuges de Catalunya para pedir su intervención.

A lo largo de tramo de vía, de poco más de un kilómetro, con un desnivel absoluto de 125 metros, se conservan numerosos restos de los muros de contención que sostenían la calzada, construidos con una sólida mampostería -ahora sujetos con rudimentarios postes y calzas de madera-. También se localizan 10 contrafuertes de sección triangular y planta rectangular que soportaban los muros de contención. Si bien cronológicamente no se puede precisar con certeza su construcción, la hipótesis más plausible es que ya existía desde el siglo I aC. Una consideración que se basa en el hallazgo de un miliario en Santa Eulàlia de Ronçana (Vallès Oriental) donde aparece el nombre de MV Sergius, el cónsul romano que el año 120 aC gobernaba la Hispania Citerior, aunque sus orígenes, según los expertos, podrían ser anteriores a la época prerromana. Abona esta teoría el miliario romano hallado en Vilassar de Mar, de la época del emperador Augusto.

Las primeras noticias documentadas datan del periodo alto medieval y se sabe que se fue reformando hasta el siglo XVII. El sendero de Parpers cayó en desuso a partir de 1844 cuando se construyó la nueva carretera para superar el collado homónimo, la actual carretera de Granollers a Mataró. Destaca por la técnica utilizada para su trazado, ya que salva el desnivel de la Riera de Argentona al Coll de Parpers con tan solo dos curvas y dos puentes. Tiene una anchura de cinco metros.

Museización precaria

El Ayuntamiento de Argentona intenta gestionar la zona, pero la densa vegetación imposibilita una gran actuación de desbroce y reparación arquitectónica que precisaría un elemento que cumple cuatro años desde que la Generalitat lo declaró Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN). En 1983 el gobierno catalán ya hizo constar la Vía de Parpers en el catálogo de Monumentos Histórico-Artísticos. El consistorio, por su parte, ha museizado algunos espacios del paraje, pero no dispone de los fondos necesarios para mantener el grueso de un espacio patrimonial de gran importancia desde el punto de vista cultural, científico y natural, protegido como reserva arqueológica.

Al cumplirse el 1 de junio el aniversario de su catalogación como elemento a preservar, los historiadores del Centre d’Estudis Argentonins (CEA) siguen clamando por una intervención integral urgente dado el grave deterioro de la vía, que si bien nunca se ha restaurado aún permite apreciar 23 pilones guarda-ruedas y otros tantos desguaces de agua. “No se ha hecho ningún mantenimiento” lamenta Enric Subinyà, miembro del CEA aunque reconoce que “de vez en cuando” el ayuntamiento envía la brigada municipal a limpiar un espacio forestal que daña los elementos a preservar y a evitar los desprendimientos con cuñas de madera. Desde hace seis años, detalla Subinyà “los muros se caen” y la vegetación provoca constantes desprendimientos y grietas.

La entidad ecologista Natura, junto con el Centro de Estudios, ha elevado sus quejas por el mal estado de la vía romana de Parpers al Síndic de Greuges para que reclame, si es preciso, el cumplimiento del convenio con los propietarios del terreno para la reparación de los elementos a proteger. Entre tanto, no pueden más que lamentar que “uno de los signos de identidad de Argentona y de la Maresme romana” caiga en el olvido y la degradación. A su vez, ambas entidades insisten en recordar que un BCIN obliga a la administración y a la propiedad a preservar los bienes catalogados. Así, desde el CEA instan al cumplimiento del convenio suscrito entre las partes que, a cambio de permitir la visita pública “no obliga a la museización de la zona, pero si a su limpieza y mantenimiento”.

Conexión con la Vía Augusta

La Vía Sergia comunicaba Vic con Mataró y circulaba paralela a la costa en dirección a Baetulo (Badalona) y Barcino (Barcelona) y posiblemente, según algunos historiadores, hacia Blandae (Blanes) hasta entroncar con la Vía Augusta principal en el Tordera (Flumen Tarnum) y de allí a los Pirineos. Conocida popularmente como la vía romana de Parpers, se utilizó hasta final del siglo XIX. La primera actuación arqueológica en Argentona se realizó en 2001tras detectar unas obras de canalización de mostraban la importancia de los hallazgos.

 

6 junio 2016 at 6:20 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

abril 2018
L M X J V S D
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente