Posts tagged ‘mitología clásica’

18 maneras de morir…como un héroe

Carlos García Gual publica “La muerte de los héroes”: aquí algunas de las maneras de irse de los héroes.

baco

Baco, cómplice de la muerte de Penteo, despedazado por mujeres

Fuente: JUAN CARLOS LAVIANA  |  El Español
14 de enero de 2017

Carlos García Gual es uno de los mayores especialistas españoles en la Grecia clásica. Cada nueva publicación suya es un acontecimiento. No sólo para el mundo académico, sino para el lector en general, al que el catedrático sabe entusiasmar con la mitología, como si se tratara de un libro de aventuras sin perder una pizca rigor.

Esta vez se ha centrado en un aspecto muy concreto: La última escena de la trayectoria de mitos y héroes, personajes especiales hasta en su manera de morir. Vivir como un héroe es difícil, pero morir heroicamente es mucho más complicado. Al fin y al cabo, la muerte es el más humano de los actos de los mortales. En La muerte de los héroes (Turner), García Gual, repasa la aventura final de seres que tuvieron una vida llena de fascinantes peripecias. Y es que, como escribe el autor en la introducción, “el mero morir no es algo extraordinario”. Estas son sólo algunas de las maneras de irse de los héroes, probablemente el momento en que se muestran más humanos.

1. Anciano, ciego y exiliado

No es una manera muy heroica de morir, pero así acabó sus días Edipo. El rey de Tebas se arrancó los ojos y se condenó a sí mismo al exilio. Tamaño castigo era el precio pagado por haber mantenido relaciones con su madre, Yocasta, que se suicidó sobre el tálamo conyugal, tras descubrir que se había casado con su propio hijo.

2. Abrasado por una túnica

Heracles fue víctima de un regalo de su esposa. No se lo ocurrió mejor cosa que volver a casa, tras la batalla, con la bella y joven hija del rey al que acaba de vencer. Su mujer untó con sangre de un centauro una túnica que había hecho con todo su amor para el marido. Cuanto éste se la puso empezó a sufrir horribles dolores, a abrasarse y agitarse entre gritos de desesperación. Ordenó que prendieran fuego a una pira y se lanzó sobre ella hasta ser consumido por las llamas. Cruel agonía. Afortunadamente, la historia no acaba aquí. Zeus, por un favor especial, lo hizo inmortal como premio a su heroicidad.

3. Petrificado

Perseo utilizaba la cabeza que había cortado a una medusa para dejar petrificado al enemigo cuando se la enseñaba. En una pelea con Cegeo, padre de su amada Andrómeda, usó su arma, pero no hizo ningún efecto, ya que el viejo era ciego. Volvió la cabeza hacia así, creyendo que el arma había perdido su efecto, y el que se quedó petrificado fue él. El autor no da mucha fiabilidad a esta versión, pero sí le concede un gran sentido del humor.

4. Despedazado por mujeres

El poeta y cantor Orfeo se volvió misógino después de perder a su joven mujer, que murió envenenada tras pisar una serpiente. El poeta, que decía haber descubierto la forma de curar enfermedades y evitar la venganza divina, arrastraba tras de sí a un buen número de hombres. Sus mujeres, enfurecidas y envalentonadas por ritos báquicos, lo despedazaron miembro a miembro y lanzaron sus restos al mar.

De forma muy parecida encuentra la muerte Penteo, joven rey tebano. Diniosio (Baco) había convencido a las mujeres de Tebas de que abandonaran a maridos e hijos para ir al bosque a bailar día y noche con las bacantes. Disfrazado de mujer, Penteo intentó averiguar lo que pasaba, ya que se imaginaba que allí se celebran orgías de toda índole. Pero fue descubierto y descuartizado por las mujeres furiosas. Su propia madre, creyendo que era un león, le arrancó la cabeza. Sus restos aparecerían repartidos por las ramas. Cuentan que a punto de expirar, Penteo exclamó: “¡Ahora comprendo!”.

5. Partido por un rayo

Es una muerte frecuente, símbolo de la ira de los dioses y de purificación como el fuego. Algunas versiones aseguran que Orfeo murió así y no atacado por las mujeres. Lo que parece más seguro es que eso fue lo que le ocurrió a Asclepio. El centauro que le había criado le había enseñado poderes especiales para curar enfermos, y hasta llegó a resucitar a un muerto. Zeus no lo podía tolerar -temía que le hiciera la competencia- y puso fin a la historia fulminándolo con un rayo.

6. Aplastado por un mástil

Héroe y mujeriego, Jasón, el capitán de la célebre nave Argo, la de los argonautas, puso fin a sus aventureras tras algunos fracasos y después de mucho vagar sin rumbo. Deprimido, se encontraba sentado junto a su nave, ya en un estado ruinoso, cuando de repente se le vino encima el mástil que le aplastó.

7. Tragado por la tierra

Anfiarao -rey, héroe y profeta- tenía la desgracia de prever el futuro. Fue uno de los siete magníficos que asediaron Tebas. Sabía que iba a morir en la batalla, pero no logró persuadir a sus compañeros para retirarse, así que su honor le obligó a seguir adelante. Una enorme zanja se abrió a su paso –otra vez la acción de un rayo de Zeus-, y la tierra le devoró a él y a sus caballos.

8. En una emboscada

Alcmeón participó heroicamente en la segunda ofensiva sobre Tebas, la de los hijos de los siete magníficos. Pero no moriría de forma ejemplar, sino de una forma mucho más mundana: en una emboscada de su suegro y sus cuñados tras haber engañado a su mujer.

9. Despeñado en un barranco

A Teseo, monarca y aventurero, se le atribuyen un sinnúmero de hazañas, pero alcanzó la fama tras secuestrar a Helena, la espartana. Huido de Atenas, fue a visitar al rey de los escirios, Licomedes, probablemente en busca de ayuda. Pero el monarca era fiel a las nuevas autoridades, así que le persuadió para subir a una montaña con la excusa de enseñarle los campos. Desde lo alto, le empujó al vació por un barranco. Hay quien dice que no, que, en realidad Teseo estuvo torpe, se tropezó y se cayó.

10. Una muerte en vida

Sísifo fue condenado a trabajos forzados por haber desafiado a los dioses, tratando de evitar la muerte. Ya se sabe, subir la piedra a lo alto de la montaña; y una vez allí, ver que invariablemente la piedra rueda ladera abajo… y vuelta a empezar. El castigo eterno. Probablemente Sísifo ya no quisiera evitar la muerte visto lo visto, pero para su desgracia moriría de viejo.

11. Descabalgado del caballo

Belerofonte, soberbio y arrogante, también desafió a los dioses. Cabalgando su caballo alado, Pegaso, trató de cruzar los cielos, para alcanzar el reino divino. Zeus, enfurecido, lo desmontó haciéndole caer al vacío.

12. A hachazos en la bañera

Hay al menos dos versiones de la muerte del rey Agamenón. Una asegura que la adúltera de su esposa le cubrió con una red para inmovilizarle cuando se estaba bañando, y a continuación acabó con él a hachazos. Y la otra sostiene que murió por los tajos de la espada del amante de su mujer en medio de un banquete organizado en su propia casa por su ‘maldita esposa’ y el rival.

13. Un flechazo en el talón

La de Aquiles es probablemente la muerte más célebre de la Antigüedad. Recién nacido, había sido sumergido por su madre en la laguna Estigia para hacerlo invencible, con tan mala fortuna que al tenerlo cogido por los tobillos impidió que los talones se mojaran. Y claro, en una batalla de la guerra de Troya, una flecha fue a dar precisamente en su talón. Menos claro está quién le mató: si fue Zeus directamente, si fue su enemigo Paris, o si Paris disparó la flecha, pero Zeus la dirigió. El caso es que murió.

14. Clavándose la propia espada

De un heroico guerrero del tamaño de Ayax, famoso por su gran estatura y por el tamaño de su lanza y de su escudo, cabía esperar una muerte sublime, pero no. En un rapto de locura, había degollado varios carneros en el campamento. Se sintió tan avergonzado al volver en sí, que espetó la espada por la empuñadura en la arena de la playa, y se lanzó con todas sus fuerzas contra el filo enhiesto.

15. Ahogado en el mar

Ayax el menor fue otro que también desafió a los dioses. Al volver de la guerra de Troya, sobrevivió milagrosamente a un naufragio. Se jactaba de forma soberbia de haber eludido los designios divinos. Poseidón lo oyó y de un arrebato partió en dos la roca en la que se encontraba Ayax, de forma que el arrogante marino se hundió en las profundidades.

16. Atravesado por una lanza

El más legendario de los héroes homéricos, Ulises, tampoco tuvo una muerte a la altura de su vida. Disfrutaba de una “suave vejez” en Ítaca. Oyó ruido y pensó que alguien intentaba robar su ganado. Intentó impedirlo, pero un intruso le atravesó con una lanza reforzada por la espina de una raya. El extraño, que no había reconocido al viejo, era en realidad Telégono, el hijo que Ulises había tenido, sin saberlo, con Circe durante uno de sus viajes.

17. En un duelo

Paris, el raptor de Helena, el que desencadenó la guerra de Troya, murió asaetado durante un duelo de arqueros con Filoctetes. Primero disparó Paris y falló. Luego disparó su oponente y le atravesó una mano. Volvió a disparar y le dio en el ojo. Luego, le traspasó ambos pies cuando ya huía. Finalmente, lo remató ya en el suelo.

También en un duelo, pero en este caso de lanzas, murió Héctor. Se midió con Aquiles. Tras fallar los dos contendientes en el primer lanzamiento, la diosa Atenea le dio a Aquiles una nueva lanza, con la que éste fulminó a Héctor. Es sabido que los dioses también tienen sus debilidades.

18. Ahorcada en su propio sepulcro

Antígona es la heroína rebelde por excelencia, defensora de los intereses privados de su familia frente a los públicos del Estado. El rey Creonte había prohibido dar sepultura a su hermano Polinices, acusado de traidor. Antígona desafió al monarca echando un puñado de tierra sobre el cadáver. Fue detenida y encerrada viva en una sepultura excavada en una roca, pero ella se ahorcó adelantándose así la ejecución de su condena.

 

14 enero 2017 at 2:11 pm Deja un comentario

Los héroes también mueren, y generalmente de mala manera

Carlos García Gual repasa en su nuevo libro el final de 25 famosos personajes de los mitos griegos. “No abunda la bella muerte”, subraya el escritor, crítico y traductor

ayax_muerte

Áyax se da muerte con su espada, siglos VI-IV antes de Cristo.

Fuente: JACINTO ANTÓN > Barcelona  |  EL PAÍS
18 de diciembre de 2016

La última aventura del héroe es su muerte, y a menudo no resulta acorde con su vida. Grandes héroes clásicos han tenido muertes malas, miserables, infames, extrañas y hasta risibles. Al aventurero Jasón, el líder de los Argonautas que consiguieron el Vellocino de Oro, lo mató su propio barco, el viejo Argo, cuando un día que el héroe descansaba a la sombra del navío varado y carcomido le cayó en la cabeza el mástil, que ya es muerte tonta cuando has lidiado con una serpiente monstruosa y con los guerreros spartoi nacidos de los dientes del dragón de Ares.

A Perseo, vencedor de la gorgona Medusa, una fuente le atribuye haber muerto de una forma aún más absurda: enfurecido con su suegro Cefeo, extrajo la cabeza del monstruo y la alzó para que la mirada petrificara al padre de Andrómeda, olvidando que este era ciego; sorprendido porque la cabeza no produjera el acostumbrado efecto, la volvió para observar porqué fallaba y se convirtió en piedra él mismo.

Son algunas de las historias sorprendentes que cuenta Carlos García Gual (Palma, 1943) en su último libro, La muerte de los héroes, un breve —un centenar y medio de páginas— pero absolutamente apasionante compendio de mitos griegos en torno al final de 25 personajes clásicos que el escritor, crítico, traductor y catedrático de Filología Griega de la Universidad Complutense acaba de publicar en Turner. El libro se divide en tres apartados: en el primero se recogen las muertes de héroes míticos (Edipo, Heracles, Teseo, Belerofonte…), en el segundo las de héroes homéricos (Agamenón, Aquiles, Ulises, los dos Áyax…) y en un tercero se añaden las muertes de tres heroínas trágicas: Clitemnestra, Casandra y Antígona.

“Me ha quedado más tristón que el libro de las sirenas, ¿verdad?”, reflexiona García Gual. “Estos héroes son viejos amigos en sus últimos momentos, cuando cae el telón. En los mitos y leyendas a menudo la muerte queda aparte y no se cuenta, solo salen las hazañas. Yo he espigado textos y autores, acá y allá, en busca de datos literarios sobre esas muertes de héroes, muchas veces poco conocidas. En algún caso, la muerte se cuenta en fuentes primeras, como la de Edipo en Edipo en Colono. En otros he usado fuentes muy secundarias o tardías”.

“Lo interesante del héroe”, medita el autor, “es su fragilidad, que no sea de una pieza. El héroe al final se rompe. Muere y cae”. García Gual resalta que se dan muy pocas “bellas muertes” entre los héroes griegos y apunta que en el momento final se destaca más el páthos, el sufrimiento, que el kléos, la gloria.

Hay muchas muertes malas, en cambio. “Sí, quizá la peor la de Heracles, Hércules, que se lanza a una pira atormentado por la túnica envenenada que le regala, ignorante de lo que provoca, su amada Deyanira. Morir por culpa de quien te ama… qué trágico es eso. O la de Ulises —que no se cuenta en la Odisea—, muerto a manos del hijo que tuvo con Circe, Telégono, que lo mata sin saber que es su padre”. Lo mata con una lanza que tiene por punta una espina de raya. “Con eso cumple la profecía de que la muerte le vendría del mar. Es curioso, ¿no es cierto? He leído que algunos pueblos en Oceanía usan esas espinas o dardos como armas”.

La muerte de Jasón en cambio, apunta el estudioso, resulta irónica, como la de Perseo. La de Agamenón, muerto como una res sacrificial bajo el hacha que esgrime su esposa Clitemnestra también es mala malísima. “Pero estaba justificada, había inmolado a su propia hija Ifigenia para propiciar a Artemisa y que la flota griega pudiera partir contra Troya, y regresaba a casa con una princesa troyana cautiva como amante, Casandra”. ¿No prefigura Clitemnestra, “de ojos de perra”(Homero), a Lady Macbeth en su sangrienta decisión? “Puede ser, pero Lady Macbeth no mata a su marido, lo de Clitemnestra es más grave”.

El escritor tiene una debilidad por la muerte de Héctor. “Es el héroe más moderno y humano de la Ilíada, el más querido por Homero. No lucha por la gloria sino por los suyos y por su patria: es un héroe cívico. Aquiles, en cambio, aunque un pedazo de héroe épico sin duda, es un héroe de corte más primitivo: egoísta, soberbio”. Héctor vence a su miedo para afrontar la muerte segura a manos de Aquiles. “Sí, cumple su deber. Hay algo en ese episodio muy conmovedor, la Ilíada es tanto la tragedia de Héctor como la cólera de Aquiles”. Algunas muertes de héroes clásicos recuerdan aquella frase de Batman en El caballero oscuro: “O mueres como un héroe o vives lo suficiente para verte convertido en villano”.

hector_muerte

Aquiles mata a Héctor en una pintura de un vaso griego del siglo VI antes de Cristo. / BRITISH MUSEUM

¿Hay ecos de los héroes griegos en los de ahora? “Sí, sin duda; pero los héroes actuales, que se refugian en el cómic o en el cine de género, en La guerra de las galaxias, por ejemplo, son como calderilla en comparación. Les veo poca personalidad propia. Los antiguos tenían más carácter individual, Aquiles, Héctor, Ulises. ¡Eso son palabras mayores! Los de ahora me parecen algo aburridos, todos tienen que echar mano de la ambigüedad, la traición, la maldad incluso. ¿Superman? Un birrioso, es más lista su novia”. Por Lobezno ya ni le pregunto.

García Gual sostiene que “los héroes hoy no están en boga” y que vivimos “una época sin grandes héroes”, de “héroes menores”. Puesto a citar un héroe moderno que le guste, tras pensarlo mucho, nombra a Lawrence de Arabia. Reconoce que ha escrito su libro, además de para mostrar “qué variados son los caminos que los conducen al Hades”, para recordar y reivindicar a los viejos héroes. Lo hace “con cierto ardor, con la intensidad de quien visita a antiguos amigos en el momento de la despedida”.

ASÍ ACABARON…

Las muertes de los héroes griegos son muy variadas y algunas pintorescas. Esta es una sucinta lista de algunas de ellas:

Orfeo: Descuartizado por las bacantes. Su cabeza siguió cantando.

Alcmeón: Asesinado por su suegro y sus cuñados.

Teseo: Empujado a un barranco. Según otras fuentes, tropezó.

Belerofonte: Derribado del caballo (volador).

Áyax Telamón: Suicidado con su propia espada.

Áyax el Menor: Ahogado en el mar.

Ulises: Atravesado por la lanza marina (con punta de espina de raya) del hijo que tuvo con Circe y al que no conocía.

Aquiles: Muerto por las flechas de Paris (o del mismísimo Apolo).

Paris: Asaeteado por Filoctetes; quien a flecha mata…

Asclepio: Fulminado por un rayo de Zeus por resucitar a un muerto.

Menelao: Uno de los pocos que murió en la cama (otro es Néstor, rey de Pilos). Desde luego no lo mató Eric Bana (Héctor) como en el filme Troya.

 

19 diciembre 2016 at 2:24 pm 2 comentarios

Obra comentada: Dédalo viendo caer a su hijo Ícaro, de Francisco de Goya

Javier Portús, Jefe de Departamento de Pintura Española (hasta 1700) del Museo Nacional del Prado y comisario de la exposición “Metapintura. Un viaje a la idea del arte”, comenta “Dédalo viendo caer a su hijo Ícaro”, de Francisco de Goya.

Fuente: Canal del Museo Nacional del Prado en Youtube

 

29 noviembre 2016 at 7:18 pm Deja un comentario

Obra comentada: Las hilanderas o la fábula de Aracne, de Diego Velázquez

Javier Portús, Jefe de Departamento de Pintura Española (hasta 1700) del Museo Nacional del Prado y comisario de la exposición “Metapintura. Un viaje a la idea del arte”, comenta “Las hilanderas o la fábula de Aracne”, de Diego Velázquez.

Fuente: Canal del Museo Nacional del Prado en Youtube

 

29 noviembre 2016 at 7:14 pm Deja un comentario

Apple pone nombres de la mitología griega a los edificios del Project Titan

Apple-Car

Fuente: Pablo Aparicio  |  Actualidad iPhone     13/04/2016

En estos momentos es ya un secreto a voces que Apple planea lanzar su propio coche eléctrico y/o autónomo a finales de esta década. Si aciertan los analistas, en el mejor de los casos veremos cómo presentan un Apple Car en 2019. Los rumores dicen que el proyecto se está desarrollando bajo el nombre de Project Titan y parece que  Titán no será la única referencia a Grecia en este proyecto tan importante para la manzana.

Tim Cook y compañía están poniendo nombres de figuras mitológica griegas a los edificios que tienen algo que ver con el Project Titan. Uno de los más grandes se llamará Rhea, cuyo nombre proviene de la madre de Zeus, Poseidón, Deméter y Hades, entre otros. Este edificio estará protegido por grandes medidas de seguridad, hará mucho ruido y se espera que allí cambien y nivelen ruedas, entre otras cosas.

Project Titan, nombre titánico para un proyecto de gran envergadura

Otro de los edificios recibirá el nombre de Medusa, cuyo nombre le proviene de un monstruo femenino cuya cabellera son serpientes y que convertía en piedra a los que miraba fijamente a los ojos (yo creo que he conocido a alguien así…). El edificio Medusa será una planta de fabricación en donde habrá un “laboratorio de visión” y “seguimiento del ojo”. Al lado de Medusa estará Magnolia, una planta que anteriormente pertenecía a FedEx y donde habrá un “Oxidador Térmico regenerativo”, una máquina que se usa en la fabricación y puede reducir la contaminación.

Pero en la lista de edificios con nombres de la mitología griega no puede faltar el rey del Olimpo. Zeus será un laboratorio de investigación que, según los planos, se usará como laboratorio provisional de Apple y los investigadores de la compañía. Zeus también estará protegido por fuerte medidas de seguridad (¿por rayos?) y estará rodeado por una valla para evitar que nadie pueda fisgar. También estará el edificio Atenea, aunque aún no se sabe para qué se usará ese edificio. ¿Para AI, quizá?

14 abril 2016 at 1:43 pm Deja un comentario

Jan Fabre, el galáctico del teatro, asalta Grecia para construir la nueva Europa

El director, performer y artista es el nuevo curator del Festival Internacional de Atenas y Epidauro, uno de los más importantes de Europa de artes escénicas y visuales

jan_fabre

El director belga Jan Fabre en Atenas (P.Campos)

Fuente: PRADO CAMPOS > Atenas  |  El Confidencial      30/03/2016

Jan Fabre se ha marcado un enorme nuevo reto: convertir por medio del arte a la Grecia asfixiada por la crisis y la austeridad y a la Grecia de los refugiados en el epicentro del diálogo multicultural y en el espejo de la nueva identidad y diversidad europeas. El director, actor, performer y artista plástico belga es una auténtica rockstar del teatro. Siempre ambicioso y polémico, suma ahora a su currículo un nuevo reto: ser el curator del Festival Internacional de Atenas y Epidauro, una de las citas de artes escénicas y visuales más importantes de Europa que se celebrará desde finales de junio en Grecia.

“Atenas es el centro de Europa, la matriz de la sociedad y de la democracia europeas. Es el lugar perfecto porque representa la crisis que está viviendo la propia Europa. Su intuición y su historia posibilitan que se abra nuevas puertas”, explica Fabre a El Confidencial en Atenas tras presentar las líneas maestras de lo que serán sus cuatro años al frente del conocido como Festival Helénico. “En estos momentos, con todos los problemas políticos que tenemos, es importante mirar hacia la semana que viene. Al futuro. Y este festival quiere hablar sobre la belleza y el cuerpo humano, porque el cuerpo humano es sujeto y objeto de investigación de todas las artes. Cuando hablamos de cuerpos humanos, desde dentro y desde fuera, hablamos de política, de filosofía, del comportamiento social”.

Atenas es el centro de Europa, la matriz de la democracia. Es el lugar perfecto porque representa la crisis que está viviendo el continente

Por eso, Fabre va a tomar templos tan míticos como los teatros de Epidauro y el Odeón de Herodes de la capital con la idea de que Grecia siga siendo la cuna de la civilización y de la cultura donde, desde el arte y el diálogo, se repiense la nueva identidad europea. “La diversidad no procede únicamente de la gente de fuera o de los refugiados. Somos todos y cada uno de nosotros. Y el arte es la mejor forma de hacer comunidad”, garantiza.

Este primer año el ‘galáctico’ del arte al frente del festival va a homenajear a Bélgica. Toda la programación (teatro, danza, exposiciones, performances, literatura, cine…) se centrará en su cultura porque, afirma, Bélgica es el ejemplo perfecto de la multiculturalidad europea. Lo explica con otro símil futbolístico: la selección belga, los llamados ‘diablos rojos’. “Son de Marruecos, Uganda, Congo… de diferentes razas y religiones. La selección belga es la metáfora de Europa. La nueva Europa tiene que estar abierta a nuevos colores y religiones” porque precisamente eso es Bélgica y Europa: “una sociedad abierta y plural”.

“A los refugiados hay que abrirles los brazos”

Acto seguido añade que lo que está pasando con las fronteras europeas y los refugiados sirios “es un escándalo“. “A los refugiados hay que abrirles los brazos y recibirles porque es gente que viene de situaciones muy difíciles y no es la primera vez en la historia que pasa esto. Es mejor aceptar que Europa está cambiando, es histórico, por eso es mejor acoger a esta gente, ayudarles y ayudarnos. La solución no es dejarlos en la frontera para hacernos más fuertes. Mira lo que pasó con los húngaros. En 1958 miles de húngaros vinieron a Europa y no cerramos las fronteras. Es un escándalo. Yo creo que nuestro deber como humanos es ayudarnos los unos a los otros”, prosigue.

Precisamente, subraya, en este primer año habrá encuentros con filósofos y artistas griegos -el grueso de la programación la protagonizarán belgas- cuya recaudación se destinará a las pequeñas localidades que están acogiendo a los refugiados. Además, presentará la performance ‘Preparatio Mortis’, protagonizada por Annabelle Chambon, y su espectacular ‘Monte Olimpo‘, una pieza que pasó a principios de marzo por Sevilla con todo vendido y en la que durante 24 horas ininterrumpidas desgrana la tradición teatral griega en una catársis colectiva que simula las fiestas dionisiacas. Una catársis, puntualiza, de plena actualidad.

“Europa es como Medea. Todo el mundo tiene su tragedia familiar pero Medea es la historia de la lucha de poder entre la sociedad matriarcal y patriarcal. Medea es una mujer emancipada que viene de una sociedad matriarcal. Es la metáfora de las madres sirias, que prefieren arriesgar a sus hijos que dejarlos en manos del ISIS”, garantiza.

Es por eso que en estas más de tres décadas rompiendo la percepción tradicional y los límites escénicos Fabre sigue defendiendo con la misma fuerza el poder del arte como forma de comunicación y no como moneda de cambio. Esa coherencia es la que trae ahora a Grecia y la búsqueda de esa nueva Europa. “Mi trabajo es poner el arte fuera, ir contra el sistema. No creo que sea construir un mercado económico”, remacha el curator del festival, que no director como recalca contundente mientras fuma un cigarro. Más que programar, confirma, pretende “enfrentar diferentes ideas y abrirse al futuro”.

“El arte es necesario siempre. Siempre lo ha sido en la historia de la humanidad. Es contemplación, reconforta, crea compasión, empatía… y por esa razón en esta Europa en crisis lo mejor que pueden hacer los gobiernos es invertir tanto dinero como sea posible en cultura y arte. Un político inteligente sabe que quitar dinero de la cultura y del arte destruye la sociedad. Cuanto más dinero se de a la cultura mejor irá la economía y mejor será la salud de la sociedad”.

En esta Europa en crisis lo mejor que pueden hacer los gobiernos es invertir tanto dinero como sea posible en cultura y arte

Si este año los artistas belgas, además de los jóvenes griegos que pasen por la Academia de Jóvenes Artistas y las exposiciones que recorrerán las acciones de Fabré desde 1976 hasta la actualidad así como el arte belga -en colaboración con el museo de Amberes-, centrarán la programación del festival, en 2017 el tema será la consiliencia. En 2018 Fabre presentará una nueva performance con Isabelle Hubbert y en 2019, para despedirse, ‘Greek Matrix’ se rendirá al arte griego mientras el belga estrenará otra performance basada en la tradición clásica griega.

Pero no es lo único que tiene entre manos el polifacético Fabre, este mes de mayo llevará a Florencia la exposición ‘Spiritual Guards‘ y en octubre presenta otra en el Hermitage de San Petersburgo. También volverá a Sevilla el año que viene con la performance ‘Belgian rules’. Mientras tanto Grecia, como aseguró su ministro de Cultura, Aristides Baltas, espera con expectación a su fichaje estrella porque son los artistas e intelectuales los que deben “remover y despertar las conciencias” para que todo el mundo, y no solo su país, asuma su responsabilidad colectiva con los refugiados. El arte, recordó mirando a la esperanza belga, sirve para “ser conciencia del mundo y asegurar la memoria de la humanidad y la continuidad de la historia”.

30 marzo 2016 at 6:36 pm Deja un comentario

Obra comentada: Musa pensativa

Stephan Schröder, Jefe del Departamento de Escultura Clásica y del Renacimiento del Museo del Prado comenta la obra “Musa pensativa” (50 – 90 d. C.) de autor anónimo.

Fuente: Canal del Museo Nacional del Prado en Youtube

29 marzo 2016 at 8:52 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

mayo 2017
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente