Posts tagged ‘mitología clásica’

Cita con la Antigüedad en el Museo de Arqueología de Bulgaria

museo-arqueologico-sofia

Imagen de Archivo del Museo Arqueológico de Sofía /  EFE

Fuente: V. Púnchev  |   LA RAZÓN     22/02/2015

Eros y Afrodita, dioses griegos del amor, el sexo, la belleza y la fertilidad, se han encontrado con sus homólogos romanos, Cupido y Venus, en pleno centro de la moderna Sofía. Informa Vladislav Púnchev.

El encuentro de estas deidades ha sido propiciado por el Museo Nacional de Arqueología de Bulgaria, que acaba de inaugurar una exposición con diversos hallazgos arqueológicos realizados en el país balcánico durante el año pasado.

La pareja griega, tallada en mármol y del tamaño de un niño, data de los siglos II y III a.C., y fue encontrada cerca de Varna, la que es capital marítima búlgara y que en tiempos fuera un puerto estratégico para los imperios de los que Bulgaria formó parte: la Antigua Grecia y los imperios Romano y Bizantino.

Venus y Cupido, en diferentes versiones de mármol, hierro y madera, descansan en una vitrina no lejos de los dioses griegos.

“El territorio sobre el que hoy existe Bulgaria formaba parte de tres imperios, entre ellos el Romano y el Bizantino, y además era una encrucijada de varios pueblos y culturas, empezando por los tracios y pasando por eslavos, nómadas, bárbaros y protobúlgaros “, relató para Efe una guía del museo.

Gracias a la floreciente cultura y artesanía de estos periodos, en la región de Varna y la pequeña ciudad de Sozopol (Apolonia Póntica en tiempos de la Antigua Grecia) se ha logrado recopilar un numerosos artefactos construidos en oro.

El pequeño tesoro incluye máscaras funerarias, varias ollas, utensilios cotidianos, una funda de cuchillo e incluso un anillo con una inscripción en el alfabeto griego que,según se cree, pertenecía a un desconocido soberano local.

Frente a Eros y Afrodita, en el otro extremo del museo, se alzan las estatuas de Apolo, el hijo de Zeus, del siglo II d.C., y de la diosa griega de la guerra, la civilización y de la justicia, Atenea, encontrados en Bulgaria del Sur, cerca de las ciudades de Svilengrad y Haskovo.

“Son dioses de diferentes épocas y civilizaciones pero conviven juntos y en paz, sin discutir entre ellos por saber quién es el más antiguo e importante. Están callados en su eternidad y gozan mutuamente de su tesoro de oro”, bromea la guía del museo nacional de arqueología.

El museo alberga un rincón especial para accesorios de caballos, en hierro, bronce y oro, además de piezas de carros militares romanos.

Todo el material está restaurado y expuesto en este museo, que originalmente fue construido en el siglo XV como mezquita, durante la época en la que Bulgaria formaba parte del Imperio Otomano.

“Incluso este edificio, el más viejo y mejor conservado en Sofía, se encuentra sobre un terreno que tiene estratos culturales de varias épocas, empezando por el período prehistórico”, relató la guía.

Durante diversas excavaciones en los terrenos adyacentes al propio museo se encontró un busto de la diosa de la mitología griega, Artemisa, y restos de la muralla de la fortaleza romana Sérdica, uno de los antiguos nombres de Sofía.

Si se quiere viajar en el tiempo a través de la exposición, la aventura comienza dieciséis siglos antes de Jesucristo, fecha de la que data un arnés de bronce y hierro y un casco adornado con cuernos, parecido a los que llevaban los vikingos, además de algunas armas.

Algunos siglos más tarde se sitúan las miniaturas de animales, hechas en hierro, fechadas en el siglo VII antes de Jesucristo, y encontradas cerca del poblado contemporáneo de Sevlievo, en Bulgaria Central.

El Museo Nacional de Arqueología de Bulgaria albergará la exposición hasta finales de marzo y después está previsto que la colección viaje a diferentes partes del mundo, visitando otros museos donde pueda ser disfrutada por ciudadanos de diferentes países.

22 febrero 2015 at 3:30 pm Deja un comentario

Turespaña tropieza con un tuit sobre la torre de Hércules

Versiona libremente en Twitter la leyenda, recibe un alud de críticas y decide retirar el tuit

Fuente: JAVIER BECERRA   |  La Voz de Galicia       23/01/2015

La cuenta de Twitter que utiliza Turespaña (@spain) para promocionar los diferentes destinos turísticos nacionales recogía ayer una singular interpretación de la leyenda de la torre de Hércules. Escrito en inglés, el tuit decía: «Cuenta la leyenda que a Hércules le encantaba venir aquí durante su tiempo libre. ¡Es por eso que se construyó una torre en su nombre!».

tuit-Torre-de-Hércules

Esta visión de la mitología del faro romano, monumento declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en el 2009, nada tiene que ver con la tradicional. Ello desató el enfado de varios seguidores de la cuenta, que pidieron explicaciones al respecto públicamente. El tuit se mantuvo durante buena parte del día, sin que desde la cuenta hubiera pronunciamiento alguno.

Sin embargo, avanzada la tarde, desapareció. Desde Turespaña, el organismo nacional de turismo responsable del márketing de España en el mundo, se argumentaba que se tomó esa decisión al percatarse del error. Señalan que en ningún momento se quiso ofender a los ciudadanos gallegos. Y atribuyen el fallo a un uso inadecuado del tono informal que normalmente emplean en Internet para enganchar al público. Reconocen que, en este caso concreto hubo un exceso en la licencia.

Alfonso X El Sabio

La leyenda se recoge en la Crónica general de Alfonso X el Sabio, del siglo XIII. Esta dice que en tierras coruñesas existía un gigante llamado Gerión que tenía aterrorizados a todos sus habitantes. En ayuda de estos últimos acudió Hércules, hijo del dios Zeus. Y se enfrentó al gigante durante tres largos días. En esa lucha, Hércules venció y mató a Gerión. Le cortó la cabeza y mandó construir sobre ella una gran torre para conmemorar su victoria. La historia continúa con la primera persona en habitar esas tierras ya libres. Sería, según este relato, una mujer de nombre Crunna. Será cómo se bautizaría la nueva ciudad. Todo ello se refleja en el escudo coruñés. Desde el año 1448 aparece en él representada la torre de Hércules y, bajo ella, la calavera de Gerión.

23 enero 2015 at 3:05 pm Deja un comentario

Cuando Zeus era dios

El escritor Carlos García Gual presenta su nuevo libro ‘Historia mínima de la mitología’, un recorrido por la cultura clásica griega y una explicación clara y accesible de los mitos

zeus-cómicDC CÓMICS

Fuente: ANDREA ZAMORA  |  EL MUNDO     3/12/2014

Al inicio de todo existía el caos. El ser humano estaba rodeado de una naturaleza completamente ajena a él. No la entendía. Fue tarea de los poetas griegos hacerla más humana, más cercana al hombre. Entonces crearon a Zeus, Hera, Apolo, Perséfone, Hades, Atenea… y toda una serie de seres que, aún siendo criaturas totalmente fantásticas, eran tan reales que no podían ser humanas. Los griegos creyeron y veneraron, hicieron sacrificios para tenerlos contentos, les rezaban y les construían templos de dimensiones imposibles.

Carlos García Gual publica con el sello de la editorial Turner el libro ‘Historia mínima de la mitología‘, un ensayo que trata desde el concepto de mito, hasta su asentamiento en la cultura más moderna, pasando por los dioses griegos más importantes. Junto al escritor Andrés Trapiello, el catedrático Félix de Azúa y la editora de Turner Pilar Álvarez, el restaurante Jai Alai de Madrid ha sido testigo de un debate sobre la mitología en diversos aspectos de la sociedad actual.

Qué pobre hubiese sido nuestro arte sin la mitología“, afirma Gual. Al mito se le debe mucho, sobre todo en aspectos artísticos: literatura, cine, escultura, pintura e incluso el cómic. Pero… “¿De verdad los griegos creían en sus mitos?”, pregunta Félix de Azúa. Y va más allá: “¿Es posible explicar la monarquía sin llegar al mito?” Gual contesta a su amigo con una contundente frase: “Lo imaginario es más poderoso que lo real para la actuación de la gente”. Si nos fijamos en los antiguos reyes griegos, éstos estaban conectados con los dioses. La monarquía estaba más allá de lo real. “Ahora el mito se ha acabado con la Reina Letizia, puesto que es una persona que no era de sangre real”, concluye Gual.

‘Historia mínima de la mitología’ destaca algo muy peculiar de la Antigua Grecia y sus mitos: el papel de la mujer. “El mundo griego ha sido mucho más generoso con las mujeres que otras culturas”, dice Gual. Grecia estaba plagada de diosas, e incluso de heroínas, mientras sus mujeres de carne y hueso estaban marginadas en la sociedad. “Las diosas eran mujeres inteligentes y peligrosas. Estaban mucho mejor dibujadas que los dioses“, afirma Gual.

Y así, como todas las conversaciones, que se inician en un punto muy alejado de su final, se ha llegado al tema de la educación. “Los jóvenes de hoy en día no leen libros clásicos. Soy partidario de que no se obligue a leer ‘La Ilíada’ en los colegios. Se debería hablar al joven sobre ella, y que con eso sea él, por sí mismo, el que decida dar el paso de leerlo”, afirma Andrés Trapiello. Porque todos se quejan de la falta de cuidado de la cultura clásica griega en la educación actual. Jóvenes que no quieren leer los clásicos porque “son muy largos”, afirman los allí presentes. “Estamos en un cambio de paradigma y es triste que se valorice más estudiar económicas que Humanidades”, dice Gual.

garcía_gual

El escritor Carlos García Gual. BERNABÉ CORDÓN

La mitología griega es una de las más ricas. “El cristianismo al lado de ella es muy pobre”, afirma Gual, “pero, al fin y al cabo, todas las religiones tienen también su parte mitológica: la narrativa”. Para todos los presentes, lo importante es que esa mitología se transmita de unos otros, como los aedos hacían en la antigua Grecia. “La suerte de un niño es tener a un abuelo que le haya contado cuentos o mitos de pequeño“, concluye Gual.

El héroe se convierte en antihéroe

“Frente al absolutismo de la naturaleza, el ser humano primitivo necesitó encontrar un sentido en todo el caos y creó los mitos“, afirma Gual. Gracias a estas historias contadas y cantadas por los aedos de la Antigua Grecia los seres humanos fueron capaces de responder a preguntas que les eran imposible. Crear un mundo fantástico con el que poder llenar un vacío de ignorancia y aliviarse al dar un poco más de sentido a su vida.

Así aparecieron una serie de figuras fantásticas, pero muy humanas. Incluso demasiado. “Los dioses griegos se mueven por las mismas pasiones que lo hacen los humanos”, dice Gual. Los mitos están plagados de sexualidad, de celos, adulterio, incesto y homosexualidad. Sólo hay que acudir a algún relato sobre Zeus, el dios de dioses, y no costará encontrarle cometiendo adulterio. O Apolo, el dios del Sol, que tuvo las relaciones homosexuales más promiscuas de toda la mitología griega.

Aunque los dioses podían explicar el origen de muchas cosas, el ser humano necesitaba de otros personajes con los que identificarse. Así aparecieron los héroes. Aquiles o Ulises. Mortales, pero con alguna relación con los dioses. “Los héroes sirven de ejemplo para el hombre. Han abierto caminos y ejemplificado, en la catástrofe, la visión del dolor”, concluye Gual.

Pero, atendiendo al libro de Gual y su manera de plasmar los mitos en la literatura más moderna, ¿qué ocurre con las historias de ficción actuales en las que abundan los antihéroes? Así hemos pasado de Zeus a Ulises. De Ulises a Superman. De Superman a Tony Soprano o Walter White. ¿Es que ahora el hombre necesita de antihéroes que engañen, se comporten innoblemente y sean capaces de matar al que le impida cumplir su objetivo? Gual responde: “Los hérores totalmente buenos son aburridos. Se ha abusado mucho de ellos. Superman es una especie de bombero poco inteligente al servicio de la justicia. El otro tipo de héroe, el que es malo pero no del todo, que juega con las luces y sombras es mucho más atractivo”.

3 diciembre 2014 at 4:32 pm Deja un comentario

´Todo mito lleva asociado detrás algo que no es estrictamente inventado´

La arqueóloga Carmen Aranegui concilia en la Fundación Cañada Blanch la leyenda de Hércules y las manzanas de oro del “jardín de las Hespérides” con el yacimiento de Lixus (actual Larache)

yacimiento

El mito y la historia tienen mucha relación y, al mismo tiempo, grandes diferencias entre sí. Su conciliación no es tarea sencilla, pero Carmen Aranegui, catedrática de Arqueología de la Universitat de València, intenta concertar el mito y la historia antigua documentada por la arqueología. Tras 14 años de excavaciones en un yacimiento de la actual ciudad marroquí de Larache, la profesora Aranegui consigue entrelazar el mito de Hércules, el mayor de los héroes mitológicos griegos, con una parte de la historia de la antigua Lixus, ciudad fundada por los fenicios en la costa atlántica africana.

Durante su conferencia “Lixus (Larache), ¿el Jardín de las Hespérides?” -con la que la Fundación Cañada Blanch abrió el tercer ciclo de charlas científicas “ConecTalks” que dirige Vicent J. Martínez, catedrático de Astronomía y Astrofísica de la Universitat de València- Carmen Aranegui expuso su visión de un mito de la antigüedad como es el “jardín de las Hespérides”, que la mitología grecolatina sitúa en Lixus. Un lugar a orillas del Océano, al que llega Hércules para recuperar las manzanas de oro del árbol que Hera, la esposa de Zeus, había mandado plantar. Con la ayuda del gigante Atlas y también de las tres ninfas llamadas Hespérides, Hércules vence al dragón que vigilaba las manzanas de oro, lo expulsa al firmamento y lo convierte en la constelación del dragón.

Los hallazgos de Lixus

En el yacimiento de Lixus, en el que Carmen Aranegui realizó excavaciones entre 1995 y 2009 junto con un equipo marroquí y valenciano, se han descubierto sectores de la época fenicia y de la posterior mauritana y dentro de esos hallazgos existe una propuesta de identificación de un santuario en el que se observa que la distribución de los edificios está alrededor de un enorme jardín, que se cree correspondería a lo que quizá fuese el último exponente del “jardín de las Hespérides”.

Entre los hallazgos de Lixus figuran pequeñas esculturas de Hércules, una de las cuales representa la lucha de Hércules y el gigante Anteo, “de donde se deduce que la propia ciudad asumió el mito del héroe griego”, señaló la catedrática de Arqueología. Un mosaico y una máscara de bronce de gran calidad con una enorme representación de lo que en iconografía clásica es la cabeza del dios Océano, el titán de las aguas, son otras dos muestras de que hubo un mito asociado a este lugar del actual Marruecos.

La realidad de un mito

Durante su disertación, la catedrática de Arqueología explicó la posibilidad de que el mito esconda algo de realidad. “Hay un mito, -afirmó- que es algo que está dentro de las ideas de una sociedad, pero la historia, que es lo que nos da los hechos, puede a veces cruzarse y aproximarse al mito que se sitúa en una determinada localidad”. En este sentido, afirmó que “todo mito lleva asociado algo que no es estrictamente inventado, algo que ha sido trasmitido desde lo más antiguo y que ha sido deformado, porque el mito deforma y convierte los hechos en prodigios, como en este caso con las manzanas de oro, pero tiene una localización y unos actores que a veces aceptan el propio mito del que han sido objeto, es decir, reproducen esa mitografía en alguna medida”.

La profesora Aranegui contextualizó sus afirmaciones con el descubrimiento del Atlántico por parte de los fenicios y su llegada a Lixus, todo un reto para la época. El hecho de desplazarse los fenicios a un espacio desconocido como es el Atlántico, el necesitar unas bases portuarias, con los riesgos enormes que supone atravesar el Mediterráneo y salir al Atlántico, va acompañado de una serie de espacios sagrados en los que se conserva información de por dónde y cómo navegar, pero también se realizan prácticas rituales a favor de un buen retorno.

Una tipología de santuario

La creación de un santuario en un puerto internacional para la época como era el de Lixus es un hecho muy repetido ante navegaciones durísimas frente a las que la gente del mar realiza ofrendas e implora regresar a casa. “En definitiva –explicó Carmen Aranegui- hay una tipología de santuario que tiene una parte construida, que son los templos y otra que es ajardinada. Entonces, puede haber un fósil que pueda hacer converger lo que fue un mito exagerado, ideado, misterioso, prodigioso como son un manzano que da manzanas de oro, tres hespérides, un dragón que lo cuida? todo ese tipo de escenografía mítica es simplemente ideada, pero en apoyo de esto está la necesidad de tener un espacio de avituallamiento, pero también de refugio para realizar prácticas religiosas con las que lograr volver a salvo al país de origen”.

Carmen Aranegui quiso resaltar que la mitología y la arqueología tienen sus propios especialistas y que su especialidad no es el estudio de los mitos: “Simplemente me encontré excavando en un lugar con nombre antiguo y que tiene un mito asociado y en los resultados de los trabajos arqueológicos hay un conjunto arquitectónico que proponemos que sea un santuario con un jardín. De ahí vendría esa posibilidad de que ese jardín fosilice algo que algún autor antiguo, en especial Plinio, interpretó como una de las escenografías de los Trabajos de Hércules”.

Fuente: LEVANTE-EMV

2 octubre 2014 at 9:01 am 3 comentarios

La odisea de Hércules en la Península Ibérica: ¿cómo acabó en el escudo de Andalucía?

Ahora que el cine ha devuelto a la actualidad a este personaje mítico de la Antigua Grecia, cabe recordar su aventura en tierras españolas donde levantó dos columnas en estrecho Gibraltar y cumplió el décimo de sus trabajos

Columnas-Hércules

Escultura de Hércules sostiene dos columnas  /WIKIPEDIA

Hércules es la forma latina para designar a Heracles, el más célebre héroe de la mitología griega. Tras asesinar a su familia en un arrebato de ira, causado por la diosa Hera en las sombras, la sibila délfica dijo a Hércules que tenía que llevar a cabo una serie de doce trabajos a modo de penitencia por sus execrables actos. Y el décimo encargo trajo al héroe griego hasta la Península Ibérica a robar el ganado del gigante Gerión.

El gigante Gerión era un ser antropomorfo formado por tres cuerpos, con sus respectivas cabezas y extremidades que vivía en la isla Eriteia (actualmente, Cádiz), según relata la leyenda. El gigante era dueño de un perro llamado Ortro, y de una espléndida cabaña de ganado. Precisamente el objeto de deseo de Heracles era esa cabaña, donde robó el rebaño que tenía de vacas rojas y bueyes. Gerión fue en busca de venganza y luchó contra Heracles, pero éste le lanzó una flecha, envenenada con la sangre de la Hidra, que atravesó sus tres cuerpos y acabó con su vida.

No obstante, según se recoge en la «Estoria de España» de Alfonso X el Sabio, escrita en el siglo XIII, la cabeza del gigante fue enterrada en el mismo lugar donde se levantó la Torre de Hércules en La Coruña. Origen mitológico de un faro que fue construido por los romanos en el siglo I, entre los reinados de Nerón y Vespasiano.

Si algo hubiera de cierto en el mito de Gerión, Pompeyo Trogo –historiador romano de la época de Augusto– apuntó la teoría más probable. Así, según Trogo, Gerión no era un gigante con tres cuerpos, sino que se trataban de tres hermanos, que atacaron a Hércules al verle robar su ganado.

«Las columnas de Hércules»

La aventura de Hércules en la Península Ibérica, así como su viaje antes de llegar a Eriteia, fue pródigo en aventuras y luchas de todo tipo, hasta el extremo de que «para conmemorar sus hazañas fueron elevadas las columnas para separar Europa de África». Dos columnas, situadas en el estrecho de Gibraltar, que señalaban el límite del mundo conocido, la última frontera para los antiguos navegantes del Mediterráneo.

La columna norte (antiguo Kalpe o «Calpe») es identificada con el Peñón de Gibraltar. Sin embargo, la identidad de la columna sur (antigua «Ábila» o «Abila») ha sido disputada entre el monte Hacho en Ceuta (España) y el monte Musa (Marruecos).

Posteriormente, este símbolo mitológico ha servido para adornar distintos escudos españoles. Entre ellos, el del monarca Carlos I de España, que accedió a la sugerencia de su médico y consejero, Luigi Marliano, de incorporar las columnas con la divisa «Plus Ultra». Este elemento heráldico ha permanecido con mayor o menor presencia en el curso de los sucesivos monarcas, y en la actualidad aparece en el escudo de España.

A su vez, el escudo de Andalucía muestra la figura de un Hércules joven entre dos columnas situadas en el estrecho de Gibraltar, con una inscripción a los pies de una leyenda que dice: «Andalucía por sí, para España y la Humanidad», sobre el fondo de una bandera andaluza. Cierra las dos columnas un arco de medio punto con las palabras latinas «Dominator Hercules Fundator», también sobre el fondo de la bandera andaluza.

Fuente: CÉSAR CERVERA  |  ABC          06/09/2014

6 septiembre 2014 at 10:05 am Deja un comentario

Un Pegaso de 33,5 metros de altura

Inauguran en Estados Unidos la estatua ecuestre más grande del mundo

Pegaso-Miami

Simulación de la estatua de Pegaso en Gulfstream Park | Casino e Hipódromo Gulfstream Park

La estatua ecuestre más grande del mundo ha sido inaugurada en el casino e hipódromo Gulfstream Park de la localidad de Hallandale Beach, situada al norte de la ciudad de Miami, en el sureste de EEUU, informaron hoy medios locales.

La escultura, de 33,5 metros de altura y 716 toneladas de peso, es ya el eje central de este parque acuático y representa a Pegaso, el caballo de Zeus, el soberano de los dioses de la mitología griega. En la nueva estatua, Pegaso lucha con un dragón sobre unas montañas, con cascadas y fuentes: “Es mucho más que un caballo”, dijo el ingeniero jefe de la obra, Michael Stark, que agregó que se trata de un símbolo de “fuerza y elegancia”.

Un centenar de trabajadores colocaron la cabeza de este animal mitológico que ha tardado años en construirse y que cuenta con una estructura de cobre y hierro y puede aguantar los peores temporales de la Florida, según sus creadores: “Si estuviera aquí durante un huracán, me refugiaría dentro de su estructura”, dijo Stark.

Fuente: EFE |  EL MUNDO        12/08/2014

16 agosto 2014 at 10:40 pm Deja un comentario

El Mediterráneo cuenta su historia en CaixaForum

  • Podrá visitarse entre el 25 de julio y el 5 de enero en CaixaForum Madrid
  • Explica el nacimiento de la cultura que cimenta las sociedades occidentales
  • Civilización, guerra, filosofía y democracia en la cuenca del Mare Nostrum

Europa-y-el-toro

Europa y el toro. 25-45 dC. Museo Archeologico Nazionale di Napoli

El Mediterráneo ha sido lugar de encuentro e intercambio durante siglos. Sus aguas facilitaron el comercio y la difusión del pensamiento, ya que las ideas también viajaban por el mar, y sus orillas vieron florecer imperios.

Entre los días 25 de julio y 5 de enero, el Mare Nostrum, cuna de la civilización occidental, es protagonista en CaixaForum Madrid, donde este jueves se ha presentado la exposición Mediterráneo. Del mito a la razón. Una muestra que ofrece las aportaciones realizadas por los pueblos de la cuenca mediterránea que cambiaron la forma de entender el mundo.

A través de 165 piezas griegas y latinas, entre esculturas, relieves, cerámicas, frescos, mosaicos o joyas, seleccionadas por Pedro Azara, comisario de la muestra, se presenta el Mediterráneo como vía de comunicación de creencias, ideas, conocimientos y formas culturales, cuya influencia se extiende hasta nuestros días.

En su recorrido, la exposición profundiza en la evolución del pensamiento entre los siglos VI a.C. y IV d. C., que supuso la creación de una nueva forma de ver el mundo.

Las raíces de nuestra cultura

“Hemos querido destacar algunos de los valores que aparecieron en el Mediterráneo, principalmente en la cultura grecolatina, que se extendieron por otras partes del mundo y que han llegado hasta nosotros. Se trata de una cultura en constante contacto con otros”, ha comentado el comisario en la presentación.

El dibujo del occidente en el que vivimos comenzó a trazarse entre las olas del viejo mar, a cuyo son aún preguntamos: “Dónde estamos, por qué habitamos y quiénes somos”.

Respondiendo a ello, el primero de los capítulos está dedicado a La mitología. Los viajes que fundan el Mediterráneo, con piezas relacionadas con los míticos viajes de Ulises, Jasón o Heracles, así como con el rapto de Europa.

El segundo ámbito, titulado El Cosmos. Los enigmas del mundo se inicia con la frase de Jenófanes: “Ciertamente, los dioses no revelaron todas las cosas desde el principio a los hombres, sino que, mediante la investigación, llegan estos con el tiempo a descubrirlas”.

En el siglo VI a.C. “existen dos explicaciones para entender el mundo; el mito y la razón. Las dos se complementan y una explica a la otra”, ha argumentado Azara.

Ha destacado que los héroes de esta nueva era fueron los filósofos e historiadores, que ahondaron en la oscuridad proyectada por la Esfinge, enviada a los humanos por los dioses, no solo al contar lo que veían sino en buscar las razones que explicaban los hechos e intentar resolver los enigmas del mundo.

Cuna de la democracia

Especial importancia tiene en el recorrido el apartado dedicado a El espacio común. La ciudad dialogante“, materializado en el ágora “lugar para el diálogo e intercambio de ideas y mercancías“.

Varios incunables sirven para mostrar la organización política, mientras que otras piezas están relacionadas con el innovador sistema político que surge del ágora: la democracia.

A raíz de la fuerte crisis política y social que se produjo a finales del siglo VI a. C., una serie de reformadores, desde Solón hasta Pericles, realizaron profundos cambios que culminaron en la instauración de la democracia.

La persona. El misterio del alma es el espacio en el que se propone una reflexión sobre la nueva concepción de la persona que sustituye la fuerza del guerrero por la fuerza interior del filósofo. El alma y la individualidad empiezan a tomar forma. Así, se trata la versión platónica de que el ser humano se caracteriza por el alma “elemento esencial que perdura más allá de la muerte. Esto provoca la aparición de nuevos dioses que cubren una vitalidad diferente”.

Junto a las piezas exhibidas, procedentes de 32 instituciones, la mayoría museos griegos e italianos como el National Archaeological Museum de Atenas, el Museo Archeologico Nazionale di Napoli o el Skulpturensammlung del Staatliche Kunstsammlung Dresden, se puede contemplar la reconstrucción virtual en gran formato del ágora de Atenas, realizada mediante animación por ordenador.

“Mediterráneo. Del mito a la razón”. Fotogalería

Fuente: EFE / RTVE.es

24 julio 2014 at 10:54 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

FriendFeed

View my FriendFeed

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

marzo 2015
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
adultfreindfinder contadores para web Noticias sites

Archivos

RSS Elementos compartidos

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.878 seguidores