Posts tagged ‘Yihadismo’

Cuenta atrás para la reapertura de Palmira

El balance de daños ocasionados por los combates y por la agenda de «limpieza cultural» y el saqueo aplicados por los yihadistas causó graves daños en el conjunto arquitectónico

Fuente: Mikel AyestaranABC
29 de agosto de 2018

Después de sufrir siete años de guerra y de caer dos veces en manos del grupo yihadista Daesh, las autoridades sirias esperan reabrir Palmira al turismo el próximo verano. Se abre una plazo de menos de doce meses para intentar curar las heridas sufridas y devolver todo su esplendor a uno de los conjuntos arquitectónicos grecorromanos más impresionantes de la región. «Tenemos un proyecto en marcha para reparar todos los daños sufridos por la ciudadela de Palmira y contamos con buenas propuestas de potencias mundiales para restaurar sus obras de arte, lo que significa es que el lugar estará totalmente para recibir turistas el próximo verano», declaró a la agencia rusa Sputnik el gobernador de la provincia de Homs, Talal Barazi. Desde el día de su liberación de manos de los yihadistas, la conocida como «perla del desierto» está bajo al supervisión de expertos locales y de un equipo llegado del museo Pushkin de Moscú, que está al frente de las labores de una restauración respaldada también por la Unesco.

Palmira, punto de paso de caravanas y cruce de culturas y civilizaciones, está en los libros de historia por haber albergado la capital del reino de Zenobia, pero también ocupa un lugar destacado en la historia particular del califato ya que el EI logró conquistar este oasis en mitad del desierto, situado 240 kilómetros al norte de Damasco, en dos ocasiones. Tras arrasar Nimrud, joya del imperio asirio fundado en el siglo XIII, Hatra, ciudad de 2.000 años de antigüedad, y el museo de Mosul, los tres puntos en el norte de Irak, los seguidores del califa, Abu Baker Al Bagdadi, izaron por primera vez su bandera negra frente a la plaza del museo de Palmira en mayo de 2015. El sueño del califa de establecerse en este punto estratégico en el corazón de Siria duró apenas diez meses, hasta que el Ejército sirio, con el apoyo de Rusia, logró expulsarles. Fue una victoria efímera porque en diciembre de ese año, aprovechando que toda la atención estaba puesta en la batalla por Alepo, el EI lanzó una operación sorpresa y recuperó el control de las ruinas y de la ciudad moderna de Tadmur, levantada a las puertas del conjunto arqueológico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en los ochenta. El estallido de la guerra hizo que el organismo internacional la incluyera en su lista de «patrimonio en peligro» en 2013, como al resto de lugares históricos de Siria.

El balance de daños ocasionados por los combates y por la agenda de «limpieza cultural» y el saqueo aplicados por los yihadistas, al más puro estilo de los talibanes de Afganistán, causó graves daños a las tumbas de Mohammad Ben Ali, un descendiente de la familia del primo del profeta Ali Ben Abi Taleb, y de Nizar Abu Bahaedin, un religioso local; la figura del León de Al Lat, de tres metros y medio de alto, quince toneladas de peso y más de 2.000 años; el templo de Bel, erigido en el 32 D.C en homenaje al dios de la lluvia, el trueno y la fertilidad; el museo, reconvertido en prisión; el anfiteatro romano y el Tetrápilo, conjunto de cuatro grandes zócalos con cuatro columnas cada uno. De momento, ya se ha podido recuperar el enorme León de Al Lat, que descansa en el museo de Damasco a la espera de poder regresar a su oasis en mitad del desierto.

 

29 agosto 2018 at 10:58 am Deja un comentario

La ciudad siria de Palmira podrá recibir turistas el verano de 2019

Las autoridades locales tienen «un proyecto para restaurar todos los daños de la antigua ciudad de Palmira», patrimonio de la humanidad.

Una vista general del anfiteatro de la ciudad histórica de Palmira, Siria. 4 de marzo de 2017. Omar Sanadik / Reuters

Fuente: RT Actualidad
15 de agosto de 2018

La ciudad histórica Palmira (Siria), destruida por el grupo terrorista Estado Islámico, podría estar preparada para recibir turistas el verano de 2019, según ha declarado el gobernador de la provincia de Homs, Talal Barazi, este 15 de agosto.

En estos momentos, las autoridades de esa localidad «disponen de un proyecto para restaurar todos los daños de la antigua ciudad de Palmira», mientras que diferentes potencias mundiales han realizado «grandes ofertas» para restaurar «los monumentos y el valor histórico» del lugar, ha precisado ese alto cargo sirio.

Barazi ha especificado que la Unesco, Rusia, Polonia, Italia y otros países, instituciones oficiales y organizaciones no gubernamentales han ofrecido su ayuda a Siria.

La antigua ciudad había permanecido bajo el control del Estado Islámico desde mayo de 2015 antes de ser recuperada por fuerzas gubernamentales apoyadas por ataques aéreos rusos en marzo de 2016.

En mayo del mismo año, el legendario director ruso Valeri Guérguiev ofreció un concierto histórico en el teatro romano de la emblemática Palmira. Entre las ruinas de la histórica ciudad, el maestro dirigió la orquesta sinfónica del teatro Mariinski de San Petersburgo, que interpretó obras maestras de la música clásica.

 

17 agosto 2018 at 12:16 pm 2 comentarios

Leptis Magna, una joya romana vence al Isis

Los arqueólogos consideran a Leptis Magna una de las urbes romanas mejor conservadas del Mediterráneo. A pesar de la guerra que destruye Libia desde hace seis años, la cuna del emperador Septimio Severo ha logrado resistir el embate de las milicias y la codicia de los yihadistas.

Parte de los Baños de Adriano en las ruinas libias de la ciudad romana de Leptis Magna. / RICARDO GARCÍA VILANOVA

Fuente: Javier Martín EL PAÍS Semanal
25 de septiembre de 2017

Cuentan las crónicas romanas que la noche en la que se conoció el asesinato del emperador Cómodo, Septimio Severo ni siquiera mudó el gesto. Gobernador en aquel tiempo de la Panonia Superior, ordenó a sus legionarios que estrecharan el perímetro y optó por dormir, desoyendo las voces de aquellos que le conminaban a marchar sobre Roma y reclamar la corona de laurel. Lo haría apenas un año después y con una excusa que le permitiría tanto alcanzar el poder como transformar el sistema de gobierno e implantar una tiranía militar similar a la que el coronel Muamar el Gadafi soñó con fundar 19 siglos después en la misma franja de la costa mediterránea en la que Severo, el primer emperador africano, nació. “Aquí han sucedido cosas importantes de nuestra historia y es esencial que nuestros jóvenes las conozcan. Los libios somos árabes y norteafricanos, pero también mediterráneos, algo que el anterior régimen quiso ocultar”, explica con entusiasmo lectivo Mohamad abu Salam.

Gadafi la usó para esconder sus tanques confiando en que los cazabombarderos de la OTAN no se atreverían a destruir un enclave histórico tan relevante

Es una cálida mañana de verano y una infantil algarabía, inusual en un país quebrado por el caos y la guerra, resuena entre los imponentes vestigios de la ciudad romana de Leptis Magna, cuna de Severo, que, pese a la guerra que destruye Libia desde hace seis años, y al contrario de lo que ha ocurrido con ruinas similares en Siria, ha resistido el embate de las milicias y la codicia de los yihadistas. Corros de niños, todos uniformados con camisetas blancas y gorras de un color mandarina intenso, escuchan relajados sus explicaciones y las del resto de voluntarios, todos ellos miembros de una asociación local dedicada a la expansión y difusión del vasto patrimonio cultural libio.

“En general la situación aquí es buena, afortunadamente no hemos tenido episodios como el de Palmira”, destaca un funcionario del antiguo Gobierno en Trípoli. “La mayor parte de las piezas importantes o ya habían sido expoliadas por el anterior régimen, o se encontraban en el Museo de Trípoli, que pudo ser protegido durante la revolución”, argumenta. “Solo las ruinas de Sabratha (ciudad situada al oeste de la capital, donde en 2015 se instaló una importante célula radical afín a la rama libia del grupo yihadista Estado Islámico) y las de Cyrene (situadas en un área en disputa entre las localidades de Sirte —antiguo bastión yihadista— y Bengasi, capital del alzamiento popular de 2011) han estado en grave peligro. Esta zona siempre ha estado menos expuesta, argumenta el responsable, que por razones de seguridad prefiere no ser identificado.

Uno de los ejes principales de la ciudad, que conducía al arco de Septimio Severo; / RICARDO GARCÍA VILANOVA

Asomado al mar, en un paraje idílico a medio camino entre Misrata —principal puerto comercial del país— y la capital, el primer asentamiento urbano del que se tiene memoria en el área donde ahora brillan las milenarias piedras de Leptis Magna fue levantado por colonos fenicios procedentes de Tiro en torno al año 1100 antes de Cristo y permaneció bajo control cartaginés hasta que, tras las Guerras Púnicas, engrosó el reino númida. Punto de confluencia de las caravanas que cruzaban el Sáhara, su importancia comercial aumentó tras ser incorporada al Imperio Romano y promovida al estatus de colonia por el emperador Trajano. Allí, en un entorno comercial y cosmopolita, se educó Severo, hijo del sufete local Publio Septimio Geta, un hombre al que los cronistas bárbaros describen como un militar brutal y ambicioso. Emigrado a Roma a la edad de 17 años, el futuro emperador aprovechó sus lazos familiares en el Senado para escalar en la jerarquía militar y formar una fuerza de élite que le permitió medrar. Sus victorias castrenses en Oriente Próximo y los Balcanes añadieron después los galones y los recursos financieros suficientes para retar a la poderosa Guardia Pretoriana e instalar la dictadura de los Severos, que prolongaría su famoso hijo Caracalla y que dominaría Roma a lo largo del siglo III. Invadida por tribus locales, Leptis Magna decaería lentamente hasta que la invasión árabe en el año 642 la sumió en el olvido.

“Libia tiene un patrimonio cultural riquísimo, no solo Leptis Magna”, recuerda el exdiputado libio Naser el Seklani. “Ni a Gadafi ni a los nuevos dirigentes les ha interesado nunca, solo pendientes de un petróleo que podríamos regalar. Únicamente con nuestras playas y monumentos, con la pesca y el turismo seguiríamos siendo un país rico y atractivo”, asegura Seklani, un antiguo oficial del Ejército encarcelado por el dictador que se sumó a la revuelta y que se desligó enseguida del proceso político al ver “que quienes abandonaron el país y lo dejaron al capricho del dictador ahora vuelven para ordeñarlo y vendérselo a los extranjeros”.

El ninfeo o monumento a las ninfas

El potencial turístico de Leptis Magna y de las playas vírgenes de arenas blancas que se extienden cientos de kilómetros desde sus ruinas hasta la ciudad de Bengasi es indudable. Considerada por los arqueólogos una de las urbes romanas mejor conservadas del Mediterráneo, pasear por sus empedradas vías supone un viaje en el tiempo. Su teatro se inclina casi intacto sobre el mar, en el foro parecen resonar las voces de los oradores y en el mercado aún es posible ver los puestos de venta. Sentado bajo el Tetrapylon, erigido en honor a Severo, no es necesario imaginar las calles. Hileras de muros de cerca de dos metros de altura se mantienen erguidos dibujando claramente el plano de esta ciudad declarada patrimonio de la humanidad en 1982, y que la Unesco incluyó en junio de 2016 en la lista de lugares históricos en riesgo junto al resto de maravillas del país: Sabratha, Cyrene, las pinturas rupestres de Tadrart Acacus y el antiguo mercado de esclavos de Ghadames.

Los Baños de Adriano

Indudable es también, sin embargo, la amenaza sostenida que padece desde que en 2011 Gadafi se acordara de ella para esconder sus tanques, confiado en que los cazabombarderos de la OTAN no se atreverían a destruir tan bello enclave. A apenas 200 kilómetros al este, en la vecina Sirte, la guerra entre las milicias del oeste de Libia y los grupos afines al Estado Islámico vuelve a resonar como un siniestro eco, pese a que los yihadistas fueron expulsados de la ciudad en diciembre pasado. Unos 70 kilómetros al oeste, la apacibilidad de su entorno también se desvanece frente a la inseguridad tribal de Trípoli, escenario de escaramuzas entre los diferentes grupos armados y de luchas cainitas entre los señores de la guerra y el impotente Gobierno sostenido por la ONU, que un año después de ser designado aún no ha sido capaz de conseguir la legitimidad que debe concederle el legislativo ni de mejorar la vida en la capital, donde los cortes de agua corriente y electricidad son una realidad diaria, escasean la comida y los servicios, y conseguir dinero en efectivo es una odisea. Y en el este, a las puertas de Bengasi, prolonga su creciente e inquietante sombra el mariscal Jalifa Hafter, un militar con trazas de dictador que contribuyó a aupar al poder a Gadafi y que años más tarde, reclutado por la CIA, devino en su principal opositor desde el exilio en Virginia. Dos décadas después, apoyado por Rusia, Egipto y Arabia Saudí y acusado de crímenes de guerra, encarna el cesarismo que vuelve a soplar en la región una vez asfixiadas las ilusionantes y manipuladas primaveras árabes: controla los recursos petroleros y domina el 70% de un país sumido en una larga y cruenta guerra civil de la que, al contrario de las libradas por Severo, nadie parece querer ya escribir.

 

Guardar

25 septiembre 2017 at 6:16 pm 1 comentario

Los arqueólogos inventan un sistema para salvar el arte de Siria

Los especialistas pintan algunos de los objetos más valiosos del país con un líquido claro y rastreable

Vista de la antigua ciudad de Palmira, en Siria, destruida por los terroristas de Estado Islámico (Stringer / AFP)

Fuente: LA VANGUARDIA
21 de marzo de 2017

El reciente saqueo de obras valiosas de Siria e Irak por parte tanto de terroristas como de bandas criminales se ha producido a una escala sin precedentes. Los artículos robados han aparecido en Europa y Estados Unidos y han sido ofrecidos a coleccionistas privados. El organismo de patrimonio de la ONU asegura que este comercio ilícito mueve millones de dólares.

Sin embargo, se está llevando a cabo una solución innovadora que permite a los arqueólogos seguir la pista de los objetos valiosos saqueados. Trabajando a escondidas en áreas fuera del control del gobierno de Bashar al-Asad, los arqueólogos sirios han comenzado a pintar algunos de los objetos más valiosos del país con un líquido claro y rastreable. La solución es invisible a simple vista, pero detectable bajo luz ultravioleta, según informa la BBC.

La solución es invisible a simple vista, pero detectable bajo luz ultravioleta

La tecnología ha sido desarrollada por Smartwater, la firma británica de prevención de delitos, y ya ha sido probada por científicos de la Universidad de Reading y la Shawnee State University de los Estados Unidos.

Mosaicos romanos, cerámica bizantina y esculturas antiguas están siendo tratados con este líquido en una carrera desesperada para detener el patrimonio de Siria saqueado. La esperanza es que disuadirá tanto a los coleccionistas como a los contrabandistas de objetos robados con la amenaza de ir a juicio, ya que cada artefacto lleva un código único e identificable.

El proyecto ha sido supervisado por un renombrado arqueólogo sirio, el profesor Amr Al-Azm, que aseguró a la BBC que el material de rastreo está diseñado para no dañar la cerámica y otros materiales antiguos.

La tecnología ha sido desarrollada por Smartwater, la firma británica de prevención de delitos

 

22 marzo 2017 at 2:30 pm Deja un comentario

Así ha quedado Palmira tras el paso del Estado Islámico

El director general de Antigüedades señala que los destrozos en el teatro romano y la ciudadela no han afectado a su estructura básica

palmira1_afp

Fuente: EFE – El Cairo  |  El Periódico   03/03/2017
Fotos: AFP, vía hispantv.com

El director general de Antigüedades de Siria, Maamún Abdelkarim, aseguró este viernes a Efe que, de acuerdo con las imágenes a las que ha tenido acceso, los daños causados por los yihadistas en el teatro romano y la ciudadela medieval de Palmira «no han afectado a su estructura básica».

palmira2_afp

«Según las fotos que hemos podido ver, se puede decir que, en principio, tanto el teatro como la Ciudadela están en buen estado. Han sufrido daños, pero la estructura básica de ambos edificios está en buen estado», dijo Abdelkarim en conversación telefónica con Efe, en la que advirtió de que todavía están esperando a que los expertos comprueben la situación sobre el terreno.

La valoración de Abdelkarim se produce poco después de que el Ejército sirio anunciara la liberación de la ciudad monumental de Palmira, considerada patrimonio de la humanidad por la Unesco, y controlada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

VISITA DE INSPECCIÓN

palmira4_afp

El máximo responsable de las Antigüedades y de los Museos de Siria explicó que las fotos a las que han tenido acceso hasta el momento han sido difundidas a través de Internet y precisó que este viernes o el sábado funcionarios de la ciudad siria de Homs, capital de la provincia homónima donde se encuentra Palmira, visitarán las ruinas.

Abdelkarim, quien advirtió de que la situación en la zona es muy peligrosa debido a las trampas y minas colocadas por el EI, comentó que se creía, antes de ver las primeras fotos, que los daños causados por los yihadistas y los combates eran mucho peores.

TEATRO VOLADO

palmira3_afp

«Cuando volaron el teatro se pensaba que habían destrozado toda la parte frontal de la escena, pero el teatro tiene solo una parte pequeña de la cara frontal dañada. En el castillo hay también varios daños, pero el resto está bien», explicó.

El responsable agregó que él mismo viajará, a principios de la próxima semana, para poder valorar in situ el estado de las ruinas de la ciudad, que en los siglos I y II d.C. uno de los centros culturales más importantes de la época.

palmira5_afp

El Estado Islámico conquistó Palmira en mayo de 2015 y fue expulsado ocho meses después por los soldados sirios, pero volvió a recuperar el control de la antigua ciudad grecorromana el pasado diciembre.

 

4 marzo 2017 at 11:53 am Deja un comentario

Daesh vuelve a perder Palmira

El ejército del régimen de Al Assad recupera la histórica ciudad tres meses después de haberla perdido a manos de los yihadistas

reconquista-siria-regimen

Soldados del régimen sirio, en las ruinas del Templo de Bel en la histórica ciudad de Palmira – REUTERS

Fuente: MIKEL AYESTARAN > Jerusalén  |  ABC
1 de marzo de 2017

Tres meses después el Ejército sirio y sus milicias aliadas recuperaron de nuevo control de la ciudadela de Palmira, según informaron fuentes próximas a la milicia libanesa Hizbolá, uno de los grandes apoyos militares del Gobierno de Damasco. Tras haber llegado el martes al llamado «Triángulo de Palmira», una serie de montes cercanos desde los que se divisa la localidad, las fuerzas leales al presidente Bashar Al Assad expulsaron por segunda vez a los milicianos del grupo yihadista Daesh de este oasis situado en mitad del desierto, declarado patrimonio mundial por la Unesco en 1980. Es la segunda vez que las fuerzas sirias, con el apoyo de Rusia, echan a los yihadistas de este lugar simbólico y estratégico que cayó en manos del califato por primera vez en mayo de 2015. Después de diez meses bajo la bandera negra de los seguidores del califa, el Ejército recuperó el control, pero en diciembre, aprovechando que toda la atención estaba en Alepo, Daesh asestó un golpe sorpresa y recuperó las ruinas grecorromanas, la ciudad moderna de Tadmur, levantada a las puertas del conjunto arqueológico, y los yacimientos vecinos de gas y petróleo.

A la espera de una nueva evaluación de daños, la Dirección General de Antigüedades de Siria denunció en enero que, en esta segunda etapa de Daesh en Palmira, los yihadistas causaron un «daño significativo» al histórico Tetrápilo, conjunto de cuatro grandes zócalos con cuatro columnas cada uno, la mayoría réplicas modernas, y al Teatro Romano. En su primera etapa, los hombres de califa destruyeron también templos, torres funerarias y obras de arte y convirtieron el museo en prisión, todo ello en nombre de su visión ultraortodoxa del islam, en la línea de la impuesta hasta 2001 por los talibanes en Afganistán.

El califato pierde terreno en Irak y Siria y Estados Unidos y Rusia se disputan el liderazgo de una lucha contra Daesh cuya próxima parada será Raqqa, bastión yihadista en suelo sirio. Los estadounidenses, que cuentan con 5.000 hombres desplegados en Mosul, denunciaron un bombardeo de la aviación rusa sobre «aldeas bajo control» de los grupos sirios a los que apoyan, «porque pensaban que seguían en manos de Daesh», según el comunicado del Pentágono.

Crímenes de guerra

La toma de Palmira refuerza a un Gobierno que desde que recuperó el control total de Alepo gana terreno frente a los grupos de la oposición y coincidió con la publicación de un nuevo informe de Naciones Unidas, esta vez dedicado a Alepo. La Comisión de Investigación independiente del organismo internacional sobre Siria dictaminó que «la población civil de los dos bandos ha sido víctima de los crímenes de guerra cometidos por todas las partes». Los investigadores acusan a las fuerzas de Assad de haber empleado «bombas de cloro en zonas residenciales, lo que causó centenares de bajas civiles» y a «algunos grupos armados» de haber impedido «violentamente» a la población abandonar la parte este de Alepo, llegando a utilizar a civiles como «escudos humanos».

 

1 marzo 2017 at 8:55 pm Deja un comentario

El 99 por ciento del contenido de los museos sirios está en sitios seguros, según las autoridades

El 99 por ciento del contenido de los museos sirios está resguardado en lugares seguros para evitar el vandalismo y el expolio de las antigüedades, afirmó hoy un responsable arqueológico, Ahmed Dib, según la agencia de noticias oficial, SANA.

mosaico-siria

Mosaico sirio fechado entre el siglo V-VI d.C. entregado a Siria en Damasco (Siria). EFE/Archivo

Fuente: EFE |  YAHOO Noticias

Beirut, 18 may.- Dib, director del Departamento de Museos de la Dirección General siria de Antigüedades, señaló que esta institución gubernamental ha transportado los bienes a ubicaciones seguras para impedir los robos y el saqueo.

Esto no ha impedido que museos como el de la ciudad de Al Raqa, en el noreste del país, y el de Deir Atiye, al norte de Damasco, hayan sido objeto del vandalismo y la devastación.

Al Raqa es el bastión principal en Siria del grupo terrorista Estado Islámico (EI), que tiene un amplio historial de destrucción de antigüedades; mientras que Deir Atiye estuvo en el pasado bajo el control de esa organización y del Frente al Nusra (filial siria de Al Qaeda) hasta que el Ejército sirio retomó su dominio en 2013.

Ambos museos estaban dedicados a la cultura y al folclore local de esas regiones sirias.

Dib recordó que existen en Siria un total de 41 museos, que antes del inicio del conflicto, en marzo de 2011, recibían un gran número de visitantes, especialmente los ubicados en Damasco y Alepo, la mayor ciudad del norte del país.

 

18 mayo 2016 at 6:36 pm Deja un comentario

Palmira tras la retirada del ISIS

Pese al daño causado por el Estado Islámico, las primeras imágenes demuestran que partes antiguas de la ciudad todavía siguen en pie

Fuente: EL PAÍS    28/03/2016

Palmira_AFP_1

El teatro de la ciudad vieja de Palmira después de que las tropas de El Asad recuperaran el control de la ciudad. El escenario permanece en buenas condiciones, no así otras partes del a ciudad, destruidas por el ISIS y por los bombardeos de las fuerzas leales a El Asad. MAHER AL MOUNES (AFP)

Palmira_AFP_2

Restos del Arco del Triunfo destruido por los radicales del ISIS. MAHER AL MOUNES (AFP)

Palmira_AFP_3

Imagen tomada el 27 de marzo y emitida por el canal ruso VGRTK que muestra la ciudad vieja de Palmira. (AFP)

Palmira_AFP_4
El teatro de la ciudad vieja fue tristemente célebre al convertirse en el escenario en el que los terroristas del ISIS realizaban sus publicitados asesinatos. MAHER AL MOUNES (AFP)

Palmira-SANA
Los restos de la estatua del León de Al-Lat a la entrada del museo histórico de Palmira. SANA (REUTERS)

Palmira_AFP_6
La entrada al icónico templo de Bel. MAHER AL MOUNES (AFP)

Palmira_AFP_7
Vista general de la ciudad vieja. (AFP)

Palmira-SANA-2
El interior del museo histórico dañado por las bombas. SANA (REUTERS)

28 marzo 2016 at 10:26 am 1 comentario

El Gobierno sirio retoma el control de Palmira y se compromete a su recuperación

Pese al daño causado por el Estado Islámico, las primeras imágenes demuestran que partes antiguas de la ciudad todavía siguen en pie

palmira_AFP

Vista general de Palmira en una imagen tomada ayer. / MAHER AL MOUNES (AFP)

Fuente: EL PAÍS    28/03/2016

La campaña de Damasco para arrebatar la ciudad de Palmira al grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha concluido con éxito este domingo, según han informado tanto los medios oficiales como el grupo activista Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Este ente ha puntualizado que todavía hay escaramuzas en el este de la ciudad pero ha confirmado que la mayor parte de las fuerzas de EI se han retirado hacia posiciones defensivas en el este del país.

La reconquista de la ciudad supone la recuperación de un punto estratégico para acceder al bastión islamista de Raqqa —la capital del autoproclamado califato— y de un Patrimonio de la Humanidad que ha resultado gravemente dañado tras varios meses de combates y por la campaña de aniquildación de lugares históricos efectuada por los yihadistas.

Sin embargo, y a pesar del gravísimo daño causado por Estado Islámico, las primeras imágenes tomadas por aviones no tripulados demuestran que las partes antiguas de la ciudad todavía siguen en pie, como el anfiteatro o la plataforma de columnas conocida como el tetrapilón. «Reconstruiremos con las piedras que todavía siguen en pie. Vamos a devolver la vida a Palmira», ha declarado un alto mando militar.

El Estado Islámico asumió el control de la ciudad en mayo del año pasado, durante el apogeo de su ofensiva en Siria, y hasta la declaración el mes pasado del alto el fuego las fuerzas del Gobierno sirio habían sido incapaces de organizar una ofensiva para retomar la ciudad.

Proceso de reconstrucción

El Gobierno sirio se ha comprometido a reconstruir los antiguos tiempos romanos de la ciudad de Palmira que Estado Islámico ha destruido, según ha afirmado el director del departamento de Antigüedades de Siria, Mamun Abdelkarim. «La resurrección de estos monumentos será un mensaje contra el terrorismo», declaró Abdelkarim.

Frente a él se encuentra la tarea de intentar rescatar lo que queda de los templos de Baal Shamin y de Bel, así como el arco triunfal de la ciudad, que ha permanecido en pie desde hace 1.800 años hasta la llegada de los yihadistas, y que Naciones Unidas describió como un crisol de culturas desde el amanecer de la Humanidad.

En octubre se conoció la citada dinamitación por parte del EI del Arco del Triunfo, uno de los grandes . Para el grupo terrorista, acabar con esta obra arquitectónica era una forma de eliminar cualquier resto de «ideología pagana». Palmira era uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

En una entrevista concedida a Reuters, el historiador Maurice Sartre, gran conocedor de Palmira, reconoce que el regreso de la histórica ciudad a manos del Gobierno sirio pero subraya que una gran parte del patrimonio que alberga la urbe está «perdido». «Lo primero que hay que hacer es un inventario de daños», subraya al tiempo que indica que el máximo responsable de antigüedades de Damasco y Palmira ya ha partido al desierto para llevar a cabo una primera evaluación visual de daños.

«Hay dos tipos de daños: el primero y más visible es la destrucción de los templos de Bel y de Baal Shamin o de los arcos del triunfo. Pero también hay otro, mucho menos evidente a primera vista, que tiene que ver con el asedio a las tumbas subterráneas y con todos aquellos elementos que han sido saqueados», incide. Solo el tiempo demostrará cuál es el estado real del patrimonio de la antigua Palmira.

28 marzo 2016 at 10:21 am 2 comentarios

Ejército sirio retoma la ciudadela de Palmira en su avance frente al ISIS

El gobernador de la provincia de Homs asegura que las tropas se encuentran a 500 metros del aeropuerto

palmira-ejercito-sirio

La UNESCO celebra la «liberación» de la histórica ciudad de Palmira. Soldados del Ejército sirio tras un combate en la ciudad de Palmira. EFE

Fuente: EFE > Beirut  |  EL PAÍS     25/03/2016

El Ejército sirio recuperó este viernes el control de la antigua ciudadela de Palmira, que se eleva sobre un monte en las afueras de la localidad, en medio de avances frente al grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), que conquistó esta zona en mayo.

Así lo confirmó el responsable político Talal al Barazi, gobernador de la provincia central de Homs, donde se ubica Palmira.

Al Barazi destacó que los soldados también retomaron en la periferia el llamado monte de Syriatel, donde hay una torre de telecomunicaciones, y han progresado hasta situarse a solo 500 metros del aeropuerto de la población.

«Los enfrentamientos se han concentrado hoy en áreas de los alrededores, al norte, oeste y suroeste de Palmira. Estamos trabajando para destruir los artefactos explosivos que los terroristas del EI han colocado para impedir el paso del Ejército», explicó el gobernador.

No obstante, los soldados lograron entrar este jueves en el sur de Palmira, donde libraron combates contra sus enemigos, y durante la jornada de este viernes irrumpieron en el barrio de Al Mutaqaidín, en el noroeste, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG subrayó que las Fuerzas Armadas nacionales están respaldadas en esta ofensiva por asesores rusos y la Brigada de los Fatimíes, un grupo integrado por milicianos chííes procedentes de Afganistán y de otros Estados asiáticos.

Estos efectivos terrestres cuentan con la cobertura aérea de la aviación siria y de la rusa, que están bombardeando posiciones del ISIS en Palmira y sus cercanías.

El activista Abul Mayed al Tadmuri, de la Coordinadora de la Revolución en la Ciudad de Palmira, reveló por Internet que las autoridades sirias centran su estrategia en los bombardeos antes de acceder a la población.

Por su parte, el ISIS «se defiende con operaciones de precisión» en las que trata de infiltrarse en las filas del régimen para llevar a cabo atentados con explosivos, apuntó Al Tadmuri, desde fuera de Palmira, aunque tiene contacto con activistas de su organización que sí que están dentro.

Los yihadistas están utilizando, además, proyectiles de artillería, defensas antitanque y francotiradores contra las fuerzas gubernamentales, detalló el activista.

El pasado 20 de mayo, el ISIS ocupó Palmira, cuyas ruinas grecorromanas son Patrimonio Mundial de la Unesco, tras una ofensiva en la que conquistó amplias partes de Homs, fronteriza con la provincia iraquí de Al Anbar.

Al Barazi reiteró este que por el momento los enfrentamientos transcurren lejos de dichas ruinas, situadas al sureste de la urbe.

La ciudadela de Fajr Edin al Maani, del siglo XIII d.C., cuyo control recuperaron este viernes las autoridades, se encuentra al noreste de Palmira.

Conocida como «la novia del desierto» y localizada en un oasis, Palmira fue en el pasado uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda.

Desde que el ISIS se hizo con su dominio ha dinamitado tres torres funerarias del siglo I d.C., el Templo de Bel, el Templete de Bal Shamin y el Arco de Triunfo.

El teatro romano de Palmira ha sido empleado por los extremistas como escenario para asesinar a sus prisioneros, como ocurrió en julio, cuando 25 soldados sirios fueron ejecutados a tiros por menores de edad reclutados por el ISIS.

El asalto del Ejército sirio a Palmira coincide con una intensificación de las operaciones contra el EI en Siria e Irak tras los atentados de hace tres días en Bruselas, que causaron 31 muertos y más de 300 heridos y que fueron reivindicados por esta organización terrorista.

25 marzo 2016 at 9:10 pm Deja un comentario

Entradas anteriores


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Archivos

RSS Blogs en Χείρων·Chiron

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente