Posts tagged ‘Universidad de Córdoba’

El yacimiento de Torreparedones de Baena ya tiene a la vista el anfiteatro romano

El yacimiento de Torreparedones de Baena ya tiene a la vista el anfiteatro romano

Trabajos de sondeo en el estudio – ABC

Fuente: Rafael A. Aguilar – Córdoba  |  ABC de Sevilla
13 de junio de 2018

El anfiteatro del yacimiento de Torreparedones, en la localidad de Baena de la provincia de Córdoba, está ya a la vista después de doce años de trabajos.

Después las labores de prospección aérea y geofísica que hacían presagiar su existencia, Torreparedones ya puede «ver y tocar» su anfiteatro. Por ahora, las excavaciones que se desarrollan desde mayo han sacado a la luz restos de muros del graderío y de un vomitorio principal de acceso a la arena de este espacio romano destinado a espectáculos, fundamentalmente combates de gladiadores, tal y como ha informado la Universidad de Córdoba (UCO).

Han hecho falta tres de los cuatro sondeos previstos para confirmar el hallazgo. Estos cuatro sondeos se han realizado en consonancia con los ejes teóricos del edificio, que coinciden con los puntos cardinales. En la actualidad sólo queda por realizar el sondeo en la zona de poniente. Justo en la zona de levante, se ha encontrado la secuencia entera del graderío del anfiteatro romano, con el muro del podio y el muro exterior del anfiteatro. El sondeo en el sur ha desvelado un muro que delimita con el que fuera el pasillo de acceso de los asistentes al anfiteatro y que presenta un gran derrumbe. En el caso del sondeo norte no se han encontrado restos, ya que se ha comprobado que se trata del lugar exacto del eje del vomitorio principal de acceso al anfiteatro.

Las dimensiones aproximadas del enclave

Los estudios de estos cuatro sondeos permitirán calcular las dimensiones aproximadas del anfiteatro, que según los trabajos realizados hasta el momento, oscilan en torno a los 70 metros de eje mayor y los 62 de eje menor, unas proporciones similares a los anfiteatros de Segóbriga, Saelices (Cuenca) o Contributa Iulia (Badajoz). Según por el profesor de la UCO y coordinador científico del proyecto Antonio Monterroso Checa, «confiamos en la hipótesis de datación de esta estructura en el siglo II d.C.». Los trabajos se desarrollarán hasta mediados del mes de julio y una vez culminados, explicó, «podremos aquilatar no sólo las medidas del edificio, sino también su cronología, evolución histórica así como, conocer su estado de conservación, así como las actuaciones de recuperación futuras».

Las excavaciones, que cuentan con la autorización de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, han corrido a cargo del grupo de investigación Antiguas Ciudades de Andalucía de la UCO, que dirige el profesor Carlos Márquez y han contado con la colaboración del propietario de los terrenos, Carlos León Vega, así como de los ayuntamientos de Baena y Castro del Río. El equipo de trabajo se completa con el director técnico de la excavación, el arqueólogo Santiago Rodero Pérez; el responsable de documentación fotogramétrica y codirector de la estratigrafía, Massimo Gasparini; y el encargado de la redacción de la documentación geomática, Juan Carlos Moreno.

 

Anuncios

14 junio 2018 at 8:36 am Deja un comentario

Investigadores de la UCO: «Torreparedones conserva termas con muros hasta el techo»

El profesor de Arqueología Carlos Márquez lidera una investigación sobre la vida cotidiana de los íberos y romanos

El catedrático de Arqueología Carlos Márquez, en la facultad de Historia – ÁLVARO CARMONA

Fuente: R.C.M. – Córdoba  |  ABC Córdoba
16 de abril de 2018

¿Cómo era el planeamiento urbanístico de ciudades íberas y romanas? Un estudio de investigación de la Universidad de Córdoba que encabeza el catedrático de Arqueología Carlos Márquez, bajo el título «Antiguas ciudades andaluzas» lo muestra. Este trabajo de investigación está dando a conocer formidables grupos escultóricos, edificios y complejos edilicios que estaban en su interior. Aparte y, «sobre todo», el investigador precisa que «estamos conociendo y explicando el motivo por el que se hacía cada uno de esos elementos, quién los hacía, el porqué y para qué se hacía. En resumen, dejarlo bien claro para todo aquel que quiera acercarse al tema de cómo era la vida cotidiana de una ciudad de la época.

Márquez, al que le gusta aclarar en todo momento que pese a ser el portavoz sólo es uno más del grupo, profundiza en sus objetivos, muy básicos en su concepción y complejos en el análisis. Los 16 investigadores que trabajan en el proyecto tratan de «recuperar la imagen y la sociedad de diversas ciudades de época íbera y romana que hoy se ubican principalmente en la provincia de Córdoba». Cita, por ejemplo, los casos de Torreparedones, Ategua y Mellaria, aparte de otros yacimientos nacionales e internacionales. De ese modo los miembros del grupo son capaces de reconstruir el devenir diario de dichas ciudades en la antigüedad tratando de «explicar la función y sentido de todos y cada uno de los restos más o menos monumentales conservados».

Actualmente esta labor investigadora se encuentra en un punto medio. Como lo explica el propio profesor de la UCO está «avanzada» en el caso de Torreparedones, en la propia Córdoba, «incipiente» en el de Ategua y en el de Mellaria, además de «concluida en aquellas investigaciones que realizamos en Roma y sus alrededores».

Pero, ¿qué hay antes de llegar a «Antiguas ciudades andaluzas»? El profesor Márquez apunta a la tesina y la tesis, realizadas sobre temas tan dispares como la cerámica romana y la decoración arquitectónica. Todo ello le permitió conocer argumentos del mundo romano tan importantes como la cerámica y la arquitectura romanas.

El grupo está aportando mucho en este capítulo, con especial hincapié en la monumentalidad y riqueza de las ciudades de la Bética. El profesor destaca así la «singularidad de sus edificios, por ejemplo, Torreparedones destaca por el estado extraordinario de conservación; termas con muros hasta el techo conservados; foro con el suelo casi intacto y la curia perfectamente legible…». Pero también se encuentra estudiando la fauna y flora que formaban parte de su ambiente, completando de este el panorama no solo arqueológico sino también ambiental.

 

16 abril 2018 at 5:33 pm Deja un comentario

El ‘AVE Madrid-Barcelona’ de la época romana pasaba por Córdoba

El descenso del nivel de los pantanos de Puente Nuevo y Sierra Boyera ha sacado a la luz nuevos tramos perfectamente conservados de la vía romana entre Córdoba y Mérida. Esto ha premitido que se recupere el patrimonio romano del Alto Guadiato, ya que la falta de precipitaciones ha dejado ver varios tramos de esta infraestructura por la que le llegaba a Córdoba más riqueza que a ninguna otra ciudad de la Andalucía romana.

Imagen de la vía romana / UCO

Fuente: Universidad de Córdoba  |  Agencia SINC
27 de febrero de 2018

El ‘AVE Madrid-Barcelona’ de la época romana pasaba por el Alto Guadiato. Era la vía entre Corduba y Emérita Augusta, las capitales más relevantes de la Hispania junto con Tarragona. En concreto, varios tramos de esta vía estratégica, la única por aquel entonces que permitía comunicar dos capitales provinciales hispanas y conectar el Valle de Guadalquivir con el del Guadiana, acaban de ser hallados por un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba.

La sequía actual está favoreciendo la recuperación del patrimonio romano del Alto Guadiato, puesto que la falta de precipitaciones está dejando a los investigadores profundizar y poder prolongar en tiempo los trabajos en dicho espacio, especialmente, en los pantanos del Alto Guadiato, Puente Nuevo y Sierra Boyera.

La relevancia de esta vía reside en que por ella se organizaba el comercio de todo el mineral que Roma extraía de la comarca de los Pedroches y el Alto Guadiato

La relevancia de esta vía, una de las calzadas más amplias del toda la Hispania romana, reside en que por ella se organizaba el comercio de todo el mineral que Roma extraía de la comarca de los Pedroches y el Alto Guadiato en época romana.En concreto, por ella circulaba el cobre cordobés de Cerro Muriano y del Alto Guadiato –famoso en la Roma del siglo I. d. C–, la plata y el plomo de las minas de Los Pedroches o el preciado mercurio y minio de las minas de Almadén.

Se trata de la vía que permitió, como dicen los textos clásicos, que la tierra de Córdoba “nunca dejase de ser de oro” y la que ayudaría a explicar el destacado desarrollo urbano de Mellaria, por donde transcurría en dirección Lusitania. Todas esas mercancías se reorganizaban en Córdoba desde donde se embarcaban con destino a Roma, aprovechando la navegabilidad del río Baetis. De este modo, Córdoba actuaba de verdadero centro intermodal de comunicaciones.

Según apunta el director del proyecto de investigación Alto Guadiato Arqueológico-Ager Mellariensis de la Universidad de Córdoba (UCO), Antonio Monterroso Checa, “la capital de la Bética nunca hubiera sido tan rica sin esta vía de comunicación, verdadero cauce de riqueza y administración de la mayoría de su territorio, la Sierra, que estuvo articulado así por uno de los viarios económicos más importantes de toda la Hispania Romana y, sin duda, el primero de toda la Bética”.

Monterroso explica que de esta vía romana solo se conocían varios tramos muy bien conservados, entre Cerro Muriano y Córdoba. Según detalla, fue el profesor de la UCO Enrique Melchor quién había detectado otros sectores más en La Granjuela, El Vacar o Espiel. Sin embargo, no se conocían los tramos, kilométricos y perfectamente conservados, que ha dejado a la luz el embalse de Puente Nuevo, o algunas readaptaciones de la vía en épocas posteriores en el de Sierra Boyera, entre Peñarroya, que han detectado los investigadores que integran este proyecto.

“Si Córdoba tuvo los monumentos que tuvo fue porque por esta infraestructura le llegaba más riqueza que a ninguna otra ciudad de la Andalucía romana”, dice Monterroso

Sin embargo, los nuevos tramos documentados en Puente Nuevo llegan a tener hasta doce metros de ancho, ocho metros para la superficie de tránsito y dos más, a cada lado, para los bordillos y cunetas. La composición del firme se realiza mediante un elevado terraplén terrizo sostenido por muros laterales teniendo un firme de grava como superficie final de rodadura, lo que permite a la vía seguir un recorrido rectilíneo aislándola de arroyos e impidiendosu encharcamiento.

Por tanto, en las zonas más llanas del valle del Alto Guadiato podían circular carros en doble dirección, haciendo más seguro y ágil el tránsito de las mercancías que por ella discurrían.

El director de este proyecto indica que el hallazgo de esta calzada romana entre Córdoba y Mérida “hace justicia con la suma importancia que el Alto Guadiato y Los Pedroches tuvieron para Córdoba y Roma en la Antigüedad. Fueron dos territorios estratégicos, directamente administrados por las oligarquías de la Córdoba romana en tutela de la administración imperial”. A juicio de este experto, “si Córdoba tuvo los monumentos que tuvo fue porque por esta infraestructura le llegaba más riqueza que a ninguna otra ciudad de la Andalucía romana”.El Proyecto Alto Guadiato Arqueológico-AgerMellariensis cuenta con la autorización de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivirpara proceder al estudio de estos tramos documentados.

Referencia bibliográfica:

Antonio Monterroso Checa; Massimo Gasparini., “Aerial Archaeology and Photogrammetric surveys along the roman way from Corduba to Emerita. Digitalizing the ager Cordubensis and the ager Mellariensis”, en SCIRES.IT. 2016-2, pp. 175-188. DOI: http://dx.doi.org/10.2423/i22394303v6n2p175.

 

27 febrero 2018 at 2:48 pm Deja un comentario

La UCO publica un nuevo informe sobre la huella de Roma en la civilización europea

El catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Córdoba (UCO), Enrique Melchor Gil ha publicado un estudio en la revista ‘Andalucía en la Historia’ en el que presenta al Imperio Romano como la primera sociedad globalizada de la historia, profundizando también la investigación en el legado de Roma presente la civilización europea actual.

Vista parcial del foro romano de Torreparedones, en Baena (Córdoba) (Europa Press/Archivo)

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es
14 de noviembre de 2017

Así, según ha informado la UCO, el estudio plantea que el urbanismo, la vida municipal, el derecho, las leyes, el arte o la literatura actuales son modelos que provienen o tienen sus raíces en la época romana.

Según ha señalado Melchor Gil, “los elementos que perviven de la sociedad romana lo hacen del mismo modo en Andalucía, en Europa y en Estados Unidos”, y cita como ejemplos los modelos arquitectónicos de las ciudades de nuestros días, ya que se planificaron siguiendo los patrones romanos, “o la manera que tenemos de homenajear a las personas ilustres”.

Además, el Imperio Romano estableció la primera unificación monetaria de Europa, con la que “buscó consolidar una meta de la actual Unión Europea, que era crear un espacio económico homogéneo”. Además, según ha argumentado este experto en Historia Antigua, cuando se habla de democracia “parece que ésta se inició con la Revolución Francesa y se olvida que la democracia nació en Grecia y que posteriormente los sistemas de elección de cargos mediante votación del pueblo llegaron a Roma, así como a cientos de ciudades de todo el Imperio Romano”.

De hecho, las votaciones anuales para nombrar a los magistrados encargados de gobernar a cada comunidad cívica, las normas jurídicas y de convivencia y las constituciones por las que se rige toda ciudad o nación y que han llegado a nuestros días ya existían en Roma, así como los documentos jurídicos que regulaban el correcto funcionamiento de las instituciones públicas.

El derecho romano también pervive en parte del derecho moderno de numerosos países europeos, siendo uno de los más importantes legados de Roma. Especialmente, el derecho privado actual está fuertemente influenciado por el romano, como se observa en testamentos, tutelas, servidumbres de paso, compras y ventas.

PRIMER MUNDO GLOBALIZADO

Teniendo en cuenta todo lo anterior, el estudio considera que el primer mundo globalizado de la historia “no es el actual, sino que ya lo fue el mundo romano, con las limitaciones que había en aquella época, es decir, sin los medios de difusión de la cultura, la ciencia y las ideas y los sistemas de comunicación con los que contamos hoy en día”.

Según el análisis de Melchor Gil, el mundo globalizado actual es una herencia de Roma, pero sin la unidad que primaba en dicha época y que, “no se ha vuelto a lograr”. Es decir, la civilización actual ha evolucionado desde entonces, pero al mismo tiempo “se ha compartimentado, surgiendo los nacionalismos y los particularismos que persiguen mantener los privilegios de una minoría”. Esos particularismos o pequeños poderes locales fueron los que “terminaron desintegrando al Imperio Romano”.

En este punto, el estudio analiza como el Imperio Romano “no fue una sociedad ideal, pero el planteamiento de fondo sí era mejor que el actual, algo que queda demostrado por cómo perduró en el tiempo”. La clave del éxito de Roma estuvo precisamente, según el estudio de Melchor Gil, en su empeño por integrar a los pueblos que conquistó, logrando que formaran parte de un imperio único y evitando así que quisieran terminar con él.

Para el catedrático de la UCO, Roma consiguió que se desarrollasen estructuras económicas, políticas, sociales y culturales comunes para todo el Imperio que permitieron integrar a todos sus habitantes, aunque también buscó respetar los aspectos identitarios de los pueblos que conquistó (lengua, religión, etcétera). Por ello, el análisis publicado en ‘Andalucía en la Historia’ concluye que ese modelo de organización “debería presidir todo proyecto político que aspire a articular, tanto la construcción de Europa, como la de España”.

Este estudio se integra en una línea de investigación más amplia dirigida al análisis de las élites hispanas que colaboraron en el gobierno y en la administración del Imperio y cuyos responsables integran el Grupo ORDO (Oligarquías Romanas de Occidente), del que forma parte Melchor Gil.

 

14 noviembre 2017 at 2:50 pm Deja un comentario

La Junta plantea cinco líneas de investigación en el yacimiento de Ategua en Santa Cruz (Córdoba)

Se hará una prospección geológica y se hará un control del movimiento de tierras, entre otras iniciativas

Yacimiento de Ategua – VALERIO MERINO

Fuente: ROCÍO LINARES > Córdoba  |  ABC Andalucía
30 de agosto de 2017

La grandeza del yacimiento arqueológico «Ruinas de Ategua» aún está por descubrir y tras casi dos décadas de reclamo para que no desaparezca, hay planes para ponerlo en valor. La Junta de Andalucía ha planificado cinco proyectos de investigación e intervención en el enclave, destinados a revelar nuevos tesoros y a conservar los vestigios ya descubiertos, según se publicó ayer en el Boletín Oficial del Parlamento de Andalucía (BOPA). Entre los planes está la prospección geotécnica —obtención de muestras del suelo—de la zona oeste del entorno del yacimiento, que comenzará en septiembre, para determinar la presencia de vestigios arqueológicos relacionados con los campamentos romanos de asedio y defensa de la antigua ciudad romana, en las inmediaciones de la ciudad amurallada. Esta actuación cuenta con un presupuesto de 18.000 euros y está promovida por la Consejería de Cultura.

Tanto esta como el resto de actuaciones se enmarcan en el Protocolo General de Colaboración que firmaron hace más de un año la Diputación de Córdoba, el Ayuntamiento, la Universidad de Córdoba (UCO) y la Asociación Cultural Amigos de Ategua con la Consejería de Cultura para apoyar e impulsar actividades de investigación y puesta en valor del patrimonio histórico en el enclave arqueológico. Hay que recordar que la citada asociación suma varios lustros en lucha por la puesta en valor de los restos de esta urbe, ubicada en la barriada periférica de Santa Cruz, del término municipal de Córdoba, y que constituye un yacimiento de los más importantes a nivel nacional y mundial, declarado Bien de Interés Cultural.

En la actualidad se está redactando un Proyecto General de Investigación de la zona en el que están participando un equipo de profesores de la UCO, junto con la coordinadora de Ategua. En el documento final se plasmarán las necesidades de protección, convservación e investigación de los vestigios del área, de excepcional riqueza arqueológica, donde durante varios años se han denunciado expolios en los alrededores. En los proyectos publicados por la Consejería de Cultura, también se incluye la documentación planimétrica y ejecución de modelos 3D del enclave, junto con el estudio geoténico en el entorno BIC de la zona de Ategua.

Una de las actuaciones más concretas es la que se centra en la zona denominada Barranco del Búho, en la que se proyecta la actividad arqueológica de documentación gráfica de yacimientos, con cargo a proyectos de investigación del Área de Prehistoria de la Universidad de Córdoba. Asimismo, está prevista una intervención para el control del movimiento de tierras, una actuación promovida por la Diputación con un presupuesto de 14.964,07 euros. Esta, junto con la prospección técnica, son las actividades más costosas dentro de las iniciativas planteadas por la Junta, cuya inversión total ronda los 46.000 euros.

 

Guardar

31 agosto 2017 at 10:56 am Deja un comentario

El Arco de Giano de Roma se levantó para conmemorar el triunfo del emperador Constancio II en el siglo IV

Las inscripciones repartidas por el arco, claves para conocer por qué se construyó y su cronología

Foto: EUROPA PRESS / UCO

Fuente: EUROPA PRESS  |  LA VANGUARDIA

CÓRDOBA, 31 Jul.- Una investigación desarrollada por el profesor titular de Arqueología de la Universidad de Córdoba (UCO) Ángel Ventura, en colaboración con los investigadores del Instituto de Arqueología del CSIC de Mérida, Pedro Mateos y Antonio Pizzo, ha permitido desvelar que el Arco de Giano de Roma (Italia), ubicado junto a la iglesia romana de San Giorgio al Velabro, se levantó para conmemorar el triunfo del emperador Constancio II en el siglo IV.

Según informa la UCO en un comunicado, un exhaustivo análisis de la estructura arquitectónica, un examen de la epigrafía y la exploración arqueológica en el área del monumento han llevado a este equipo científico a afirmar que este arco monumental cuadrifronte (de cuatro caras) fue construido bajo la dirección del senador de Roma Memmio Vitrasio Orfito a mediados del siglo IV para conmemorar el triunfo del emperador Constancio II tras vencer a Magnentio, asesino de su hermano.

Este trabajo de investigación, publicado recientemente en la revista ‘Journal of Roman Studies’, ha permitido desmentir la creencia de que el arco se situaba en una plaza para afirmar que se ubicaba entre dos calles, una que se dirigía hacia el Foro Boario y el Palatino y otra al Circo Máximo y el Foro Romano. Así, el monumento está justo en la vía triunfal por donde desfilaban los generales o emperadores de la época para celebrar sus victorias.

El estudio contiene un análisis topográfico realizado en colaboración con la Universidad de La Sapienza en Roma que ha permitido generar la planimetría completa del monumento con aplicación de las últimas novedades tecnológicas en esta materia. Gracias a ellos, se ha concluido que el monumento se construyó a base de distintos añadidos.

Según el profesor de la UCO Ángel Ventura, en los siglos III y IV a la ciudad de Roma llegaba poco mármol, lo que provocó que este arco se levantara con material de expolio de otros edificios que estaban en ruinas. Así, en esta edificación se han encontrado piezas procedentes por ejemplo del templo de Venus y Roma, muy cercano al Coliseo Romano y que sufrió un incendió a finales del siglo III.

La clave para conocer el motivo por el que se construyó el arco y aquilatar la cronología del mismo ha sido el estudio de las inscripciones repartidas por el arco, destacando la dedicatoria con que cuenta el ático del monumento.

En esta última, ha señalado Ventura, especialista en la materia, se hace referencia a Constancio II indicando que “visitó solo una vez Roma, en la primavera del 357 y fue entonces cuando se celebró su triunfo por haber vencido a los enemigos del Estado, igualando así las proezas de su padre Constatino el Grande”.

Esta investigación tiene una trascendencia añadida, puesto que ha contribuido a que se emprenda, por parte de las autoridades culturales de Roma, la restauración del arco. Según Ventura, el estudio publicado en ‘Journal Roman Studies’ está aportando mucha información para estos trabajos que permitirán sacar al monumento de la situación de decadencia en la que encontraba hasta el momento.

 

31 julio 2017 at 1:54 pm Deja un comentario

El proyecto ‘Ager Mellariensis’, liderado por la UCO, se presenta en el Museo Arqueológico Nacional

El proyecto de investigación ‘Ager Mellariensis’, liderado por la Universidad de Córdoba (UCO), ha sido presentado este jueves en el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid, con motivo de la reunión científica ‘Paisajes urbanos y rurales de la antigua Beturia Turdula (Badajoz-Ciudad Real-Córdoba), estrategias de investigación y revalorización’.

Monterroso (Centro), Durante Su Intervención En El Museo Arqueológico Nacional (EUROPA PRESS/UCO)

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es
5 de mayo de 2017

Así lo ha indicado la institución universitaria en una nota en la que ha señalado que, en el encuentro, investigadores de tres comunidades autónomas han realizado una puesta en común sobre sus investigaciones relacionadas con la antigua provincia romana Beturia Turdula, gracias a tres proyectos financiados por el Ministerio de Economía y Competitividad (Mineco) a través de su convocatoria ‘Retos para la sociedad 2016’ .

En el caso de Córdoba, el equipo liderado por el profesor Antonio Monterroso, trata de sacar a la luz cómo era el paisaje que rodeaba a la antigua ciudad romana de Mellaria, ubicada según los expertos en el entorno del Cerro del Masatrigo, así como los animales que era usual ver, qué cultivos eran los más populares o cómo eran las casas o los edificios comerciales de la época, ofreciendo una foto fija que servirá de base a diferentes propuestas divulgativas, entre las que destacan las restituciones virtuales.

Estas últimas servirán al Grupo de Desarrollo Rural Alto Guadiato de Córdoba como yacimiento para nuevas iniciativas empresariales que contribuyan al desarrollo económico de la zona.

Durante su intervención en el Museo Arqueológico Nacional, Monterroso ha expuesto las técnicas de teledetección satélite y aéreas de última generación aplicadas al estudio del territorio de la antigua Mellaria, que ponen al proyecto cordobés en la vanguardia de este tipo de aplicaciones a nivel nacional.

En concreto, esta investigación es la primera en aplicar a la arqueología las potencialidades de la constelación de satélites espía de la Agencia Espacial Italiana, ‘Cosmo Sky Med’, que son los de mayor resolución espacial a nivel mundial en fotografía radar por satélite en banda X.

La reunión científica se ha desarrollado en colaboración con los equipos del Instituto de Arqueología de Mérida y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) que estudian el resto del territorio de la antigua Beturia Turdula, concretamente de las provincias de Badajoz y Ciudad Real, cuyos trabajos de recuperación también se han expuesto.

 

7 mayo 2017 at 9:47 am Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

octubre 2018
L M X J V S D
« Ago    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente