Posts tagged ‘UJA’

La Universidad de Jaén participará en Italia en la localización de la de la Batalla del Metauro

El Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén (Jaén) va a participar en la localización de la Batalla del Metauro (Italia), gracias al convenio específico firmado con la Superintendencia de Arqueología, Bellas Artes y Paisajes de la Región de Marche y la Universidad Carlo Bo, de Urbino. De esta manera, las tres instituciones trabajarán conjuntamente en la realización del proyecto denominado ‘Studio per la identificazione dei luoghi della Battaglia del Metauro’.

Posible tumba de Asdrúbal en Metauro. EUROPA PRESS / UJA

Fuente: EUROPA PRESS  |  LA VANGUARDIA
10 de enero de 2018

El investigador del Instituto de Arqueología Ibérica de la UJA, Juan Pedro Bellón, ha explicado en un comunicado que esta batalla constituye una clave por diversas cuestiones. En primer lugar, porque uno de sus protagonistas, Asdrúbal Barca, también lo fue de la Batalla de Baecula tan solo un año antes de este enfrentamiento, “por lo que los materiales esperables en el campo de batalla deberían ser similares a los localizados en Baecula, de los cuales poseemos un amplio muestrario”.

En segundo lugar, porque su localización puede enfocarse desde el uso de las fuentes clásicas y las claves que aportan, dando protagonismo a las distintas propuestas historiográficas sobre su localización. Y finalmente, porque va a permitir testear un modelo de muestreo de prospección fundamentado en el módulo/escala de la Batalla de Baecula.

En el equipo de investigación se integran investigadores italianos que han desarrollado su actividad tanto en el entorno de la zona, como especialistas de prestigio en el ámbito de la Guerra Púnica, como Giovanni Brizzi.

Además, también dentro del equipo de investigación se integra un grupo vanguardista en el uso de técnicas de análisis del territorio mediante tecnologías SIG y datos Lidar, perteneciente al Departamento de Ingeniería Cartográfica, Geodésica y Fotogrametría de la UJA, que permitirá a los investigadores una gestión de calidad de los datos del terreno y el análisis de fotografía aérea histórica de la zona, elemento que ha sido fundamental para otros casos de estudio.

Desde el año 2001, el Instituto de Arqueología Ibérica de la UJA desarrolla una línea de investigación relacionada con el análisis de la Segunda Guerra Púnica en el Alto Guadalquivir, que ha permitido el diseño de una metodología de prospección aplicada a la localización y estudio sistemático de campos de batalla, los cuales se caracterizan por un tipo de contexto/registro particular, al tratarse de procesos/eventos de pocas jornadas, afectados por procesos de limpieza (botín) y los propios procesos postdeposicionales, finalmente tratados siempre desde el condicionante de la lectura crítica de las fuentes clásicas.

El primer caso de estudio, la Batalla de Baecula, permitió a los investigadores de la UJA no sólo la localización del sitio o el análisis del posterior proceso de conquista/cambios en el territorio local del oppidum ibérico, sino dos elementos trascendentales para la investigación arqueológica de los campos de batalla en la antigüedad: el patrón/módulo de las dimensiones de una batalla campal en el marco de la Segunda Guerra Púnica; y, por otra parte, un corpus de elementos/indicadores arqueológicos que funciona de referencia/contraste para otros casos de investigación.

Esta línea de trabajo se ha reforzado con los casos de estudio de Puente Tablas e Iliturgi (donde se han localizado los restos del asedio de Escipión el Africano a la ciudad ibérica en el 206 a.n.e.) y, en Numistro (Italia).

“Más allá del análisis de la Batalla del Metauro, pretendemos articular su investigación con el impacto de la misma en el ámbito local y regional del conflicto, recogiendo las ideas braudelianas de los tiempos en el ámbito de los procesos históricos, del evento al tiempo largo, la ‘longue durée’ de los efectos de la batalla”, ha indicado Juan Pedro Bellón.

 

Anuncios

12 enero 2018 at 8:17 pm Deja un comentario

Destrozan parte del yacimiento de la ciudad que fundó Roma tras arrasar Iliturgi

El Instituto de Arqueología denuncia los daños producidos por unas conducciones de riego

Destrozos originados por las conducciones en el yacimiento.

Fuente: JAVIER LÓPEZ > Jaén  |  ABC Andalucía
28 de marzo de 2017

Marx tenía razón: la historia se repite dos veces, primero como tragedia y después como farsa. Casi 23 siglos después de que Escipión el Africano arrasara la ciudad ibera de Iliturgi unas conducciones de riego han destrozado parte del yacimiento de la ciudad del mismo nombre fundada por Roma tras la destrucción de la primera. Lo asegura el Instituto Universitario de Investigación Arqueológica Ibérica, que ha presentado una denuncia ante el servicio de protección de la naturaleza de la Guardia Civil en la que detalla los destrozos en este enclave ubicado en el término municipal de Mengíbar, en la provincia de Jaén.

En opinión del organismo denunciante, dependiente de la Universidad de Jaén, se trata del mayor caso de destrucción de patrimonio de la provincia jiennense de las últimas décadas. El instituto asegura que la apertura de 14 kilómetros de zanjas ha destruido el 15% del total de la superficie de este yacimiento, documentado desde hace más de un siglo y que cuenta con protección especial por su relevancia arqueológica e histórica.

Cuando en el año 206 antes de Cristo Escipión el Africano sitió Iliturgi ordenó a sus tropas que no hicieran prisioneros en venganza por la negativa de la ciudad a ayudar a su padre Publio. Los soldados cumplieron las órdenes, según detalla el historiador Tito Livio. La matanza dio paso a otra ciudad, situada a escasa distancia. Los vestigios de la primera se encuentran en cerro Muela y los de la segunda en cerro Maquiz, el lugar en el que han instalado las conducciones de riego que han originado los daños al patrimonio.

El director del centro andaluz de arqueológica ibérica, Arturo Ruiz, lamenta la destrucción de los vestigios de una de las principales ciudades romanas del Alto Guadalquivir. No tiene la importancia de Cástulo, pero los hallazgos descubiertos, algunos de ellos expuestos en el museo arqueológico nacional, y la magnitud del yacimiento atestiguan que fue una villa relevante. De ahí la preocupación de la comunidad científica por el deterioro ocasionado por las conducciones de agua en este espacio protegido.

Al respecto, Ruiz expone que el tamaño de los sillares demuestra que se ha destruido parte de los restos de edificios monumentales, en tanto que el instituto de investigación arqueológica destaca que se ha dañado el entorno de termas romanas y de una plaza pública, cuyos restos fueron descubiertos por arqueólogos alemanes a finales del siglo pasado.

 

Guardar

28 marzo 2017 at 7:37 pm 1 comentario

Denuncian que obras de un riego han arrasado los restos de la ciudad romana de Iliturgi

El Seprona investiga la denuncia de la UJA en Cerro Maquiz (Mengíbar) en lo que puede ser uno de los mayores atentados contra el Patrimonio jienense

Mapa que acompaña a la denuncia con la situación de las zanjas en el recinto amurallado. ideal

Fuente: JUAN ESTEBAN POVEDA > Jaén  |  Ideal.es
26 de marzo de 2017

Catorce kilómetros de zanjas para instalar un riego en un olivar han arrasado los restos arqueológicos de la antigua ciudad romana de Iliturgi, en Cerro Maquiz (Mengíbar). Fue en su tiempo una de las más importantes de la Alta Andalucía. Un yacimiento conocido desde hace más de un siglo, y en el que se han hecho varias excavaciones. Según la denuncia que ha puesto ante la Justicia la Universidad de Jaén, UJA, y que ya investiga el Seprona de la Guardia Civil, podría haber sufrido una de las mayores agresiones al Patrimonio Histórico de Jaén, si se confirma la magnitud de los daños.

LAS CIFRAS

  • 15% de la superficie total del yacimiento, de la vieja ciudad romana, ha quedado afectada.
  • 32.000 metros cuadrados de terreno ocupan las zanjas excavadas recientemente.

«La estimación de la superficie afectada se ha realizado con un Sistema de Información Geográfica, el cual muestra 14 kilómetros lineales de tubería. Considerando una mínima afección de más de 32.000 metros cuadrados, es decir, que la obra ejecutada sin ningún tipo de control o vigilancia arqueológica y destruyendo el interior de una ciudad romana supera el 15% del total de su superficie fortificada. Valorar los daños causados al conocimiento y al patrimonio es incalculable. Valorar el coste de una intervención que documente lo afectado y restituya y consolide los restos es la mínima responsabilidad exigible», asegura el arqueólogo de la UJA Juan Pedro Bellón, que iba a iniciar una excavación con todos los permisos en Cerro Maquiz cuando se descubrieron los destrozos.

El Cerro Maquiz y su yacimiento arqueológico están inscritos en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, por lo que goza de «de una singular protección y tutela».

Propietarios

La ley andaluza establece que «las personas propietarias, titulares de derechos o simples poseedoras de bienes integrantes del Patrimonio Histórico Andaluz, se hallen o no catalogados, tienen el deber de conservarlos, mantenerlos y custodiarlos de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores. A estos efectos, la Consejería competente en materia de patrimonio histórico podrá asesorar sobre aquellas obras y actuaciones precisas para el cumplimiento del deber de conservación».

PÉRDIDAS MONUMENTALES

  • El único templo romano que se había excavado en la provincia se ha visto afectado
  • El tamaño de los sillares levantados al remover la tierra da idea de los edificios enterrados

«Nos sorprende que la propiedad del terreno, conocedora del potencial arqueológico del sitio, haya afectado y destruido de esta manera uno de los sitios arqueológicos más emblemáticos de la Alta Andalucía, conocido desde finales del siglo XIX y cuyos materiales se exponen en la Real Academia de la Historia o el propio Museo Arqueológico Nacional de Madrid», añade el científico.

En un primer examen tras comprobar que se habían hecho obras para instalar un sistema de regadío, los científicos de la UJA estiman que se han abierto zanjas sin autorización alguna en más de 20 hectáreas, «destrozando a lo largo de su trazado numerosos sillares, materiales cerámicos y evidentemente estratigrafía arqueológica de la ciudad romana. En determinados puntos los sillares extraídos del subsuelo son de tal envergadura que no han podido ser cubiertos quedando en la superficie actual de la parcela».

Bellón considera «especialmente hiriente la afección de estas zanjas en el entorno de las grandes termas romanas, cuyos restos aún emergen en la zona central de Cerro Maquiz, en la que se ha destrozado parte de su estructura, arrancando grandes sillares de piedra arenisca que formaban parte de esta estructura monumental. Del mismo modo, el trazado de estas zanjas ha afectado a los restos de un templo romano y una plaza pública o foro, excavados por el Instituto Arqueológico Alemán a finales de los años 80 del siglo XX. En esta zona, la destrucción de la estratigrafía arqueológica de época romana ha favorecido la aparición de expoliadores con detector de metales que han sustraído los materiales metálicos procedentes de los depósitos arqueológicos destruidos».

El arqueológico reclama «una actividad de urgencia que valore los daños causados al único ejemplar de templo (sacellum) romano visible en nuestra provincia».

El informe preeliminar sobre los daños que obra en poder de la Justicia estima que «en la zona de la puerta norte de la ciudad, cerca de la ermita actual, se constatan remociones de tierra, sillares desplazados, y con seguridad pueden haber alterado la fortificación de la misma. En la zona de la puerta norte de la ciudad, o puerta de Aurgi, sobre la ladera de Cerro Maquiz que da a la vega del río Guadalbullón, se observa la destrucción de parte de la estructura de la posible puerta de la ciudad. En la zona oeste de la fortificación, en su entorno central y próximo a la propia fortificación, aparecen desplazados sillares de enorme tamaño (de 1.20 metros de lado), así como losas de dimensiones considerables, las cuales podrían constituir la cubierta de alguna cisterna o conducción hidráulica monumental. Por toda la finca han quedado esparcidos restos de estructuras monumentales, los cuales pertenecen a edificios de notable envergadura, posiblemente edificios públicos tales como templos, termas, estructuras de hábitat etc».

Investigación

Los científicos consideran que «la acción ha sido ejecutada en pocos días, de forma apresurada, que las zanjas más amplias y los pozos o arquetas han sido removidos y tapados sistemáticamente pero manifestando superficialmente la evidencia del daño patrimonial».

Juan Pedro Bellón explica que el proyecto de investigación que el equipo del que forma parte iba a emprender «se ve afectado también por esta destrucción sin precedentes, obligándonos a replantear nuestros objetivos».

«Manifestamos la necesidad de garantizar la protección patrimonial del sitio a través de su declaración como Bien de Interés Cultural para evitar, en lo posible, afecciones como la aquí presentada y nos ponemos a disposición de las autoridades competentes», asegura Bellón.

 

26 marzo 2017 at 11:25 am 1 comentario

Eslava Galán: «Ahora sabemos todo de la Batalla de Baecula»

La UJA reconstruye a través de la arqueología, en un libro presentado por el escritor, el célebre enfrentamiento con una metodología pionera

eslava-galan

El rector de la UJA, Juan Gómez, con el investigador Arturo Ruiz y el escritor Juan Eslava Galán ayer en la presentación del libro. / M. Á. C.

Fuente: MIGUEL ÁNGEL CONTRERAS > Jaén  |  Ideal Digital     16/04/2016

«Era un apunte a pie de página en la Historia de Jaén y en la universal y gracias al trabajo que ha hecho la Universidad de Jaén (UJA) ahora se pone como cabecero de un capítulo». Así de rotundo se mostró el escritor Juan Eslava Galán ayer en la presentación de la obra ‘La Segunda Guerra Púnica en la Península Ibérica. Baecula, arqueología de una batalla’, coordinada por los investigadores de la UJA Juan P. Bellón, Arturo Ruiz, Manuel Molinos, Carmen Rueda y Francisco Gómez. «Es un trabajo impecable y una aportación a la historiografía general. Trasciende con mucho a la de Jaén. Es una maravilla de libro», añadió el reconocido escritor sobre la obra, editada por el Servicio de Publicaciones de la UJA, en colaboración con el Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica.

«Ahora sabemos todo sobre la Batalla de Baecula. Antes sabíamos una descripción un poco general pero esta gente ha pateado el campo de batalla y la ha reconstruido a partir de los datos arqueológicos. Es una arqueología puntera, de gente joven, vigorosa. Se nota que la UJA es una universidad joven, sin los vicios de otras. Para mí es un hito», subrayó.

La Segunda Guerra Púnica (218-201 a. C.) cambió la historia del Mediterráneo Antiguo y convirtió al Alto Guadalquivir en uno de sus escenarios principales. El jienense lo analizó aceptando paralelismos con la situación actual. «No es comparable, pero sí hay algo extrapolable en general. Hoy en día no hay una situación bélica, pero sí un choque de culturas. Ahí no solo chocan dos ejércitos, sino dos culturas, la púnica de los cartagineses que dominan todo el sur Mediterráneo y la romana, que aspira a dominar el norte. Confluyen sur y norte en España. Eso ya es importante, pero es que aparte los romanos a consecuencia de la batalla ponen ya un puente de lo que va a ser Andalucía, la Bética, las raíces de nuestra cultura», apostilló.

Capaz de novelarla en el futuro

«Antes teníamos apenas tres páginas de autores romanos sobre la batalla, con los datos que tenemos ahora ya uno puede reconstruirla en una novela. No digo que lo haga yo, que últimamente he novelado muchas batallas, pero tampoco lo descarto, porque interesante es desde luego», avanzó el autor de La madre del cordero, su última publicación.

El libro es el fruto de trabajo de años con un sistema novedoso. «Desde el punto de vista de la metodología cambia, ya se lo están planteando para estudiar otras batallas así», aseguró el director del Instituto Universitario de Arqueología Ibérica y editor de la obra, Arturo Ruiz. «Para Jaén es un recurso si se sabe utilizar bien. Es la batalla más antigua de Europa encontrada, la primera batalla de la II Guerra Púnica, con personajes tan importantes como Escipión o Asdrúbal. Sabiendo utilizarlo tienen una potencialidad enorme para el turismo cultural, rutas, etcétera», recalcó.

16 abril 2016 at 10:07 am Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

enero 2018
L M X J V S D
« Dic    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente

http://panel.xcom.es/scripts/f7c7w1l?a_aid=553&a_bid=54121c2b&desturl=https%3A%2F%2Flatunicadeneso.wordpress.com