Posts tagged ‘Torreparedones’

Investigadores de la UCO: «Torreparedones conserva termas con muros hasta el techo»

El profesor de Arqueología Carlos Márquez lidera una investigación sobre la vida cotidiana de los íberos y romanos

El catedrático de Arqueología Carlos Márquez, en la facultad de Historia – ÁLVARO CARMONA

Fuente: R.C.M. – Córdoba  |  ABC Córdoba
16 de abril de 2018

¿Cómo era el planeamiento urbanístico de ciudades íberas y romanas? Un estudio de investigación de la Universidad de Córdoba que encabeza el catedrático de Arqueología Carlos Márquez, bajo el título «Antiguas ciudades andaluzas» lo muestra. Este trabajo de investigación está dando a conocer formidables grupos escultóricos, edificios y complejos edilicios que estaban en su interior. Aparte y, «sobre todo», el investigador precisa que «estamos conociendo y explicando el motivo por el que se hacía cada uno de esos elementos, quién los hacía, el porqué y para qué se hacía. En resumen, dejarlo bien claro para todo aquel que quiera acercarse al tema de cómo era la vida cotidiana de una ciudad de la época.

Márquez, al que le gusta aclarar en todo momento que pese a ser el portavoz sólo es uno más del grupo, profundiza en sus objetivos, muy básicos en su concepción y complejos en el análisis. Los 16 investigadores que trabajan en el proyecto tratan de «recuperar la imagen y la sociedad de diversas ciudades de época íbera y romana que hoy se ubican principalmente en la provincia de Córdoba». Cita, por ejemplo, los casos de Torreparedones, Ategua y Mellaria, aparte de otros yacimientos nacionales e internacionales. De ese modo los miembros del grupo son capaces de reconstruir el devenir diario de dichas ciudades en la antigüedad tratando de «explicar la función y sentido de todos y cada uno de los restos más o menos monumentales conservados».

Actualmente esta labor investigadora se encuentra en un punto medio. Como lo explica el propio profesor de la UCO está «avanzada» en el caso de Torreparedones, en la propia Córdoba, «incipiente» en el de Ategua y en el de Mellaria, además de «concluida en aquellas investigaciones que realizamos en Roma y sus alrededores».

Pero, ¿qué hay antes de llegar a «Antiguas ciudades andaluzas»? El profesor Márquez apunta a la tesina y la tesis, realizadas sobre temas tan dispares como la cerámica romana y la decoración arquitectónica. Todo ello le permitió conocer argumentos del mundo romano tan importantes como la cerámica y la arquitectura romanas.

El grupo está aportando mucho en este capítulo, con especial hincapié en la monumentalidad y riqueza de las ciudades de la Bética. El profesor destaca así la «singularidad de sus edificios, por ejemplo, Torreparedones destaca por el estado extraordinario de conservación; termas con muros hasta el techo conservados; foro con el suelo casi intacto y la curia perfectamente legible…». Pero también se encuentra estudiando la fauna y flora que formaban parte de su ambiente, completando de este el panorama no solo arqueológico sino también ambiental.

 

Anuncios

16 abril 2018 at 5:33 pm Deja un comentario

Hallada una jarrita ritual en las termas de Torreparedones

El recipiente, de bronce, mide 13 centímetros y pesa 264 gramos

El arqueólogo municipal y la concejala de Cultura. S. N.

Fuente:  Sara Núñez  |  El Día de Córdoba
16 de noviembre de 2017

El Parque Arqueológico de Torreparedones, en Baena, no deja de sorprender ni tan siquiera después de que la última excavación concluyera hace ya casi dos meses. En esta ocasión, se ha descubierto una interesante pieza de bronce encontrada durante los trabajos de limpieza del pozo localizado al sur del caldarium de las termas y en la misma zona donde se halló este verano el altar dedicado a la Señora de la Salud, a 20 metros de profundidad.

Con motivo de este hallazgo, el arqueólogo municipal, José Antonio Morena, ha explicado esta mañana que se trata “de una especie de jarrita ritual, en forma de cabeza femenina, con boca trilobulada y pico vertedor y una esbelta asa, perfectamente adaptada para asirlo con los dedos pulgar, índice y medio de la mano”.

De igual forma, Morena detalló que “la base es de forma circular y mide cuatro centímetros de diámetro” y precisó que “es una pieza de gran valor y rareza aunque, en un primer momento, no parecía gran cosa pero tras la limpieza de la pieza con ultrasonidos llevada a cabo por la restauradora Ana Infante, se pudo comprobar que se trataba de un hallazgo relevante dado su excelente estado de conservación”.

Se trata de una pieza cuyas semejanzas se pueden encontrar solo en el Museo Nacional de Lisboa o en museos franceses e italianos, y cuenta además con la peculiaridad de que “aquí está contextualizada ya que por dónde se ha hallado se sabe que está vinculada al culto a la Diosa de la Salud y era utilizada en algún ritual”.

La jarrita, con la cara de una mujer perfectamente detallada, mide 13 centímetros y pesa 264 gramos, está hueca por dentro y le falta la base. El hecho de ser encontrada en lo más profundo del pozo hace que se pueda ubicar en el siglo I antes de Cristo o justo después, momento en el que el pozo estaba aún en uso y no después a mitad del relleno del mismo.

Un paralelo sugestivo se puede encontrar en el retrato de una niña en Roma de la Colección Torlonia, un ejemplo bien conocido de las primeras etapas de los retratos de mujeres romanas con “peinado de moda”. Esta pieza y otras recuperadas del mismo pozo, caso de varios quemaperfumes tallados en piedra, evidencian el carácter sagrado del espacio situado inmediatamente al sur de las termas orientales donde se pudo documentar una piscina que se abastecía del agua del pozo mencionado y que contó con un banco corrido en su interior para los devotos enfermos que acudían allí buscando la curación de sus males, o al menos para aliviarlos, mediante el baño en aquellas aguas salutíferas y la mediación de la diosa Salus.

Finalmente, la concejala de Cultura, Lola Cristina Mata (PSOE), ha subrayado la “indiscutible belleza” de la pieza y mostró su satisfacción porque el municipio pueda contar con un patrimonio de esta grandeza y excepcionalidad. Asimismo, Mata ha adelantado que el Ayuntamiento ha recibido una subvención de la Diputación de Córdoba con un importe de 31.000 euros para poder llevar a cabo distintos trabajos en la zona del viario que tienen un presupuesto de 46.000 euros.

 

16 noviembre 2017 at 6:20 pm Deja un comentario

Una nueva app móvil muestra en 3D el ciclo escultórico de época romana del yacimiento de Torreparedones

Fuente: Baena Digital
1 de noviembre de 2017

Ciclo Escultórico Torreparedones. Ese es el nombre de la nueva app móvil sobre el yacimiento arqueológico de Torreparedones, una aplicación que ya está disponible en Google Play y que recoge información y recreaciones virtuales 3D sobre la conocida thoracata y el resto de esculturas de época romana que se pueden visitar en el Museo Histórico y Arqueológico Municipal de Baena.

La app ha sido presentada recientemente por Antonia Merino en el I Congreso Internacional de Musealización y Puesta en Valor del Patrimonio Cultural Legatum 2.0. El trabajo por el Grupo de Investigación PAI HUM-882 “Antiguas Ciudades de Andalucía” de la Universidad de Córdoba (UCO) y el centro tecnológico CETEMET.

Las tres esculturas romanas encontradas en Torreparedones más destacables son las de divus Augustus, que representa el único testimonio en todo el imperio del tipo divus Augustus Pater, creado en época de Tiberio, posiblemente como modelo de la escultura de culto del nuevo dios.

Otro de los retratos que muestra la app representa a divus Claudius, reelaborado de un retrato de Calígula. Como explicó el catedrático Carlos Márquez, resulta excepcional porque el cuerpo togado y calzado con bota militar representa al emperador Calígula, del que apenas se conservan esculturas dado que tras su muerte muchas de ellas fueron destruidas o transformadas.

La estatua femenina probablemente representa a Diva Augusta, emperatriz Livia, viuda de Augusto, que también fue ascendida a los altares por parte del Senado en época de su nieto Claudio. Aparece como la imagen de unidad dinástica, por ser ella el nexo entre las dinastías Julia y Claudia.

La thoracata también es uno de los emblemas del yacimiento baenense. Se trata de una escultura labrada en mármol encontrada en 2010, que representa a un emperador romano del siglo I y que estuvo expuesta en la plaza forense.

 

1 noviembre 2017 at 7:56 pm Deja un comentario

Torreparedones: buscaban el teatro romano, encontraron una bella casa

Las excavaciones de este año en el yacimiento de Baena terminan con el hallazgo de una domus con estucos de vivos colores

Zona de Torreparedones en la que se ha actuado este año – S. N. T.

Fuente: S. N. T. > Baena  |  ABC Andalucía
31 de julio de 2017

La campaña de excavación 2016-2017 en el parque arqueológico de Torreparedones ha finalizado con algo habitual cuando se busca en este conjunto del término municipal de Baena. Es decir, con el hallazgo de restos de una domus o casa, «ricamente decorada y quizás perteneciente a un personaje importante de la ciudad», según indica el arqueólogo municipal, José Antonio Morena. También se ha hallado un patio a través de dos sondeos autorizados por la Junta de Andalucía.

Estos últimos trabajos se han realizado «en la manzana localizada al oeste del foro romano» con la finalidad de «reconocer qué tipo de estructuras podrían existir y, especialmente, si cabía la posibilidad de que un gran edificio de espectáculos se encontrara aquí, probablemente, el teatro», explica el también director del parque arqueológico. Morena lamenta que «los resultados provisionales apuntan a que ese edificio de espectáculos no se encuentra en esta zona».

El primer sondeo realizado sacaba a la luz «restos de varios muros realizados en mampostería, con piedras trabadas con tierra, que presentan unos enlucidos con estucos pintados de varios colores».

Dado que el espacio en el que se ha intervenido es muy reducido «sólo se ha podido excavar una mínima parte de la estancia», señala Morena que destaca que «las paredes estaban decoradas con pinturas de varios colores, negro, azul, blanco y, sobre todo, rojo». El director del parque arqueológico apunta que es «similar a cómo se ve en la villa romana de Fuente Álamo», en Puente Genil.

Esta decoración «se conserva con un alzado de casi 1,5 metros en algunos sectores que se encuentra resquebrajada, por lo que ha sido sometida a un proceso de consolidación preventiva mediante su engasado» por un equipo técnico. Morena siente que «no se haya conservado el pavimento de la estancia que pudo ser expoliado durante el periodo de abandono de la ciudad, hacia el siglo III después de Cristo». Este sondeo también ha mostrado «al norte de esta estancia otra que no se ha excavado de momento y que presenta varios muros con revestimientos similares pintados».

 

16 agosto 2017 at 5:13 pm Deja un comentario

La calefacción de las termas orientales de Torreparedones, suelo radiante

Las termas «son el edificio mejor conservado de índole termal de Andalucía»

Parte del suelo radiante, hallados en las terceras termas, hypocaustum para los romanos – S.N.T. – BAENA

Fuente: SANDRA NÚÑEZ / S.N.T. > Baena  |  ABC Andalucía
21 de mayo de 2017

La pasión de los romanos por los baños públicos y que no les gustaba el frío queda patente en la ciudad íberorromana de Torreparedones. Lo constata las terceras termas halladas en la colonia, las segundas en construirse, a finales del s. I d.C., aproximadamente. Nada más comenzar la excavación salía a la luz una curiosa particularidad, según explicaba el profesor de la Universidad de Córdoba, Ángel Ventura, en la sala caliente o caldarium se ubican las taquillas del vestuario, cuando lo normal es que éstas estuvieran en una habitación en la entrada. Para Ventura esto obedece a «las condiciones climatológicas».

El frío de invierno en Ituci Virtus Iulia hacía optar a los romanos por instalar en estas termas para su calefacción lo que hoy es suelo radiante, hypocaustum para los romanos. Este sistema lo inventó el ingeniero Cayo Sergio Orata y se extendió por todo el imperio. Este sistema ya esta completamente excavado en la termas orientales de Torreparedones. Según indica el arqueólogo municipal, José Antonio Morena, «el hypocaustum era el suelo radiante que sería para calentar la sala mediante unos hornos que estaban en otra estancia, al exterior, pero conectada por el caldarium por unos conductos por los que circulaba el aire caliente».

La instalación de este sistema en las terceras termas de Torreparedones consistía en «el pavimento de la sala que era de opus sectile, formado por piezas romboidales de caliza y triangulares de mármol, que se sustentaba sobre unos grandes ladrillos y estos, a su vez, sobre unas pequeñas columnas de ladrillo o pilae», explicaba Morena. Con el fin de conseguir más temperatura, «entre los ladrillos y el pavimento se colocó una lámina de plomo por toda la superficie». El arqueólogo municipal lamentaba que «solo se ha conservado una parte del pavimento ya que tras el abandono de las termas fue expoliada la mayor parte del plomo y las piezas romboidalesy los triángulos se removieron de su lugar original» aunque apuntaba que «se han recuperado la mayor parte de ellas y se podrán reutilizar cuando se acometa la restauración del edificio».

Para Ángel Ventura, las termas orientales de Torreparedones «son el edificio mejor conservado de índole termal de Andalucía y puede que de España» y las califica como «una de las joyas del parque arqueológico» dado que su estado de conservación es «extraordinario».

 

21 mayo 2017 at 7:27 pm Deja un comentario

Torreparedones engrosa su lista de hallazgos con la aparición de una pieza dedicada a la Diosa de la Salud

Las excavaciones en el yacimiento arqueológico de Torreparedones, en Baena (Córdoba), han deparado un nuevo hallazgo, en este caso se trata de un pequeño altar con una inscripción dedicada a la ‘Dea Salus’ (Diosa de la Salud), que se ha hallado junto a las termas orientales, donde se está trabajando actualmente.

Foto: EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE BAEN

Fuente: EUROPA PRESS  |  lainformacion.com

BAENA (CÓRDOBA), 4 Abr.- Este nuevo hallazgo, según ha informado el Ayuntamiento de Baena, tiene grabada una inscripción en la que se puede leer ‘Fons dominae salutis salutaris’ (Fuente de la Señora de la Salud Salvadora), lo que vienen a reafirmar la importancia que tuvo el agua y sus cualidades curativas en la ciudad.

El arqueólogo y catedrático de la Universidad de Córdoba, Ángel Ventura, ha confirmado que “la antigua ciudad de Ituci Virtus Iulia era una ciudad que estaba volcada en los cultos relacionados con la salud y con la sanación”.

Ventura ha calificado de “verdadero prodigio” que este altar dedicado a la Diosa de la Salud se haya encontrado el 30 de marzo, precisamente el día que se celebraba la festividad de esta diosa en la antigua Roma, a lo que ha añadido que “la inscripción hallada, en su parte de arriba, es un altar, esa especie de cenicero donde los fieles hacían sus sacrificios más habituales junto con el rezo”.

En lo que al conjunto de las termas romanas se refiere, Ventura ha calificado el edificio como “uno de los monumentos de época romana mejor conservados de Andalucía y probablemente de España”. El experto en epigrafía considera que el yacimiento de Torreparedones “era una especie de ciudad balneario, con tres termas y dos santuarios, donde la gente venía realmente a sanarse”.

Por su parte, el alcalde de Baena, Jesús Rojano, ha resaltado la importancia de los datos y conclusiones que se están extrayendo de las termas orientales, “un edificio que está arrojando descubrimientos de muchísima relevancia”.

 

4 abril 2017 at 9:20 pm Deja un comentario

La química saca los colores a la escultura clásica romana

Un equipo de investigación de la Universidad de Córdoba en el Instituto Universitario de Química Fina y Nanoquímica documenta la existencia de pigmentos amarillos, azules y rojos en tres grandes estatuas de la ciudad romana de Torreparedones.

Fuente: Universidad de Córdoba
20 de marzo de 2017

A simple vista, las grandes estatuas romanas que llenan las calles de Roma, los museos arqueológicos de media Europa y siguen apareciendo en los yacimientos arqueológicos del territorio que ocupó el antiguo Imperio son de un blanco casi inmaculado. Así llevan siglos presentándose ante los ojos de quienes han querido mirarlas con más o menos pasión. Los artistas renacentistas las idolatraron y considerado un ejemplo de virtuosismo artístico. El arte clásico fue considerado la esencia del genio humano. Miguel Ángel creó su David y su Piedad imitando a los escultores griegos y romanos, tallando en la inmaculada piedra dos de las grandes obras de la Historia Universal del Arte.  Se le olvidada, sin embargo, un detalle. Las estatuas romanas no fueron blancas en su origen, estaban laboriosamente pintadas de vivos colores aunque ni los ojos de los renacentistas ni de cualquier persona del año 2017 sea capaz de verlos.

Así lo han sospechado durante décadas los arqueólogos y así lo ha demostrado recientemente la ciencia. Uno de los últimos trabajos en este sentido ha sido el publicado por un equipo de investigación de la Universidad de Córdoba en el Instituto de Química Fina y Nanoquímica integrado por los profesores José Rafael Ruiz Arrebola y César Jiménez Sanchidrián y los investigadores Daniel Cosano Hidalgo y Laura Dara Mateos Luque en la revista Microchemical Journal, en la que constatan la existencia de pigmentos de amarillo, azul y rojo en tres grandes estatuas aparecidas en el yacimiento arqueológico de Torreparedones (Baena, Córdoba), cuyas excavaciones dirige el profesor Carlos Márquez.

Para sacar los colores a las esculturas, el equipo de la UCO, perteneciente al Departamento de Química Orgánica, ha recurrido a la espectrometría Raman, consistente en irradiar la muestra con un láser y medir la luz dispersada, correlacionando el número de onda de dicha luz dispersada con diferentes enlaces químicos que hacen posible determinar la naturaleza del pigmento empleado en la pintura.

Según detallan en el artículo, para conseguir conocer los colores concretos que adornaron las vestimentas de los emperadores Augusto y Claudio y la que posiblemente representara a Livia, esposa del primero de ellos, los investigadores de la UCO calibraron el espectrómetro de acuerdo con los materiales que se pensaba que eran utilizados para colorear este tipo de estatuas. Tras someter las tres esculturas a este análisis, los investigadores concluyeron que los artistas de la Bética emplearon el oxihidróxido de hierro (goethita) para conseguir el amarillo, el óxido de hierro (hematites) para el rojo y el “azul egipcio”, un pigmento conocido desde la antigüedad, sintetizado a base de arena silícea, calcita y cobre.

El virtuosismo de aquellos antiguos pintores de estatuas no se limitó a emplear los colores planos, sino que los mezclaron con carbonato y fosfato cálcico y sulfatos para matizarlos, logrando diferentes tonalidades y dotando a sus esculturas de una profundidad, que, si se hubieran conservado, probablemente hubieran impresionado como hizo todo su arte a los renacentistas.

D. Cosano, L. Dara Mateos, C. Jiménez-Sanchidrián, J.R. Ruiz, Identification by Raman microspectroscopy of pigments in seated statues found in the Torreparedones Roman archaeological site (Baena, Spain), Microchemical Journal, 130 (2017) 191-197.

 

21 marzo 2017 at 12:17 am 1 comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

abril 2018
L M X J V S D
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente