Posts tagged ‘Tirinto’

Nuevas teorías sobre cómo se produjo el colapso hacia la edad oscura de Grecia

Nuevas teorías sobre cómo se produjo el colapso hacia la edad oscura de Grecia

tumba-micénica-nichoria

La tumba micénica de Nichoria

Fuente: ABC      07/01/2015

No es que Grecia haya estado siempre en crisis. Ni se trata de convocar fantasmas ancestrales en un momento en el que su permanencia dentro de la zona euro está en cuesión. Pero como siempre ha estado rodeado de misterio el colapso de la civilización micénica, porque sus palacios fueron abandonados hacia 1200-1100 a. C., el comercio sufrió un retroceso muy marcado y la población comenzó a dedicarse a la ganadería trashumante, abandonando los cultivos. Pero todo ello no ha dejado pistas suficientes para los arqueólogos.

entradaPara explicar ese proceso que sufrió Micenas, lo mismo que Tirinto y otros núcleos del Peloponeso, y que desembocó en la etapa que se conoce con el atractivo, casi tolkieniano nombre de Edad Oscura (desde 1200 a.C. hasta el siglo VIII a.C.), los expertos han barajado causas variadas: desde las externas, como una invasión (doria) o el hostigamiento de los pueblos del mar, ensoberbecidos por la caída del imperio hitita; hasta las internas, como el cambio climático, la pérdida de cultivos, luchas intestinas, pérdida de poder… o incluso enfermedades y plagas. Por ello se examinan meticulosamente los pocos restos que dejó aquella etapa, que es también oscura en vestigios.

Ahora, desde las universidades americanas de Cincinnati y Boston, dos jóvenes investigadores han puesto en pie una nueva batería de análisis de los restos de huesos hallados en el registro histórico de la Edad Oscura. Se pensaba que de los palacios se pasó a una actividad pecuaria en ranchos pero la mayor parte de los restos son grandes huesos de animales. Curiosamente los pequeños están muy deteriorados y no quedan restos vegetales. La descalcificación que el agresivo medio ha producido en esos restos llevó a pensar a W. Flint Dibble y Daniel J. Fallu que se ha perdido mucho material y a tratar de analizar las causas de esa erosión.

Hay muy pocos restos susceptibles de someter al carbono 14 de esa época, lo cual india que el pH de ese registro debe haber influido. Además aumentó notablemente la presencia de arena en esta época. No solo los huesos menos densos de los animales adultos han desaparecido, y lo que más abunda son las grandes osamentas de vacuno, sino que los huesos de ovejas, cabras y cerdos aparecen en muy poca proporción. Ello les ha llevado a concluir a los dos investigadores que la actividad pecuaria no debió producirse en ranchos, que era una explicación muy extendida que sustituyeron a la organización social de los palacios, sino que un cambio climático o alguna actividad antropogénica debió ser determinante. También se pensó en un gran terremoto que acabara con las ciudades y palacios micénicos y obligara a la población a reorganizarse.

El misterio continúa, pero la ciencia sigue acechando una respuesta plausible que explique este oscuro periodo que va desde las postrimerías de la Guerra de Troya hasta la época arcaica griega, apenas unos siglos antes del de Pericles.

7 enero 2015 at 8:31 am Deja un comentario

El colapso de Tirinto

¿Por qué sucumbieron los centros palaciegos micénicos alrededor del año 1200 a.C.? Un equipo germano-griego está comprobando si Tirinto fue destruida por un terremoto

Tirinto-proyecto_heracles

En el Canto II de la Ilíada, que según recientes investigaciones fue recopilada en el siglo VIII a.C., hay una referencia a Tirinto y a sus poderosas murallas. Es decir, en los antiguos relatos épicos griegos ya se ensalzaban las murallas de Tirinto e incluso su construcción fue atribuida a los míticos gigantes. El viajero e historiador griego Pausanias visitó sus ruinas en el siglo II d.C. y destacó que las murallas eran los únicos restos de la antigua ciudadela que quedaban en pie. Pausanias explica que un par de mulas no podrían haber movido ni siquiera la menor de las piedras usadas en la edificación, que sólo los cíclopes pudieron haber levantado las colosales piedras, que no estaban labradas. «Describe con bastante acierto la técnica constructiva ciclópea, que de hecho consiste en colocar enormes bloques de piedra con pequeñas piedras en los intersticios. Estos bloques, algunos de los cuales pesan más de diez toneladas, no están completamente en bruto, sino que fueron tallados. En este sentido, Pausanias estaba equivocado, simplemente quería expresar su asombro ante el tamaño y el peso de estos bloques», explican los arqueólogos Joseph Maran y Ursula Meinhardt a Historia National Geographic. Joseph Maran, de la Universidad de Heidelberg, es el director de las excavaciones en Tirinto, un proyecto del Instituto Arqueológico Alemán, en las que también participa Ursula Meinhardt. «El grosor de la muralla es variable, pero tiene un promedio de 7,30 metros. No es posible conocer su altura original, pues en ningún punto se ha conservado la muralla fortificada en su máxima altura. En la entrada principal, en el lado este de la ciudadela alta, la muralla tiene siete metros de altura en la fachada interior, pero se considera que es la altura mínima. El recinto tiene una longitud total de 350 metros», añaden.

La desaforada magnitud de las murallas de la antigua Tirinto, emplazada en un otero de la Argólida, da una idea de la importancia que debió tener la ciudad en época micénica. Las tumbas de fosa de Micenas, y sus lujosos ajuares, han revelado la presencia de una élite poderosa que ya ocupaba esta fortaleza en los siglos XVI y XV a.C. En cambio, todavía se desconoce la función que pudo tener Tirinto en esa época, ya que fue a partir del siglo XIV a.C. cuando se transformó gradualmente en un centro palaciego. ¿Qué ocurrió alrededor del año 1200 a.C.? ¿Por qué colapsaron los centros palaciegos micénicos? ¿Acaso se produjo un asalto, una invasión o una rebelión? ¿Por qué decayeron también sus sistemas políticos?

«Se trata de un fenómeno sorprendente en toda la Argólida y más allá que todavía requiere más investigación. Una conflagración destruyó el palacio de Tirinto, mientras que las casas de la ciudadela baja parecen haber sido destruidas pero sin que se haya observado el impacto de un fuego. La pregunta crucial es: ¿ocurrió esto en un momento determinado o durante un período corto de tiempo? El arqueólogo Klaus Kilian reconstruyó, a partir de sus observaciones durante los años setenta y ochenta, un suceso repentino causado por un desastre natural. Esta hipótesis se está investigando actualmente, pero hasta ahora es una mera conjetura arqueológica que todavía no ha sido probada por las ciencias geológicas», observan los arqueólogos alemanes.

Eso es precisamente lo que están intentando comprobar los geocientíficos Klaus-G. Hinzen, de la Universidad de Colonia, y Sharon K. Reamer, que desde septiembre de 2012 forman parte del proyecto Heracles, junto a Joseph Maran, Ursula Meinhardt y un equipo germanogriego. «La teoría según la cual los muros de la ciudad se derrumbaron como consecuencia de un terremoto no es nuestra. En el proyecto Heracles somos completamente neutrales respecto a las causas que provocaron el deterioro de la ciudad. Fue Klaus Kilian quien planteó la hipótesis del derrumbe causado por un terremoto, que se basa principalmente en sus observaciones en las partes afectadas de las murallas e inventario en la ciudadela baja de Tirinto. Uno de los objetivos del proyecto consiste en probar esta hipótesis con los métodos y modelos de la ingeniería sísmica, que hasta la fecha nunca se ha intentado», explican Klaus-G. Hinzen y Sharon K. Reamer a Historia National Geographic. «Kilian planteó la hipótesis de que los daños en los edificios palaciegos fueran debidos a movimientos sísmicos del suelo, pero los daños en los muros ciclópeos pudieron haber ocurrido más tarde de finales de la Edad de Bronce. Así que queda una pregunta por responder: ¿Puede un terremoto destruir la mayor parte del palacio, pero dejar prácticamente intactos los muros fortificados?», reflexionan.

Los investigadores están analizando los restos de edificios y murallas para comprobar la hipótesis de la destrucción de Tirinto y Midea como consecuencia de uno o varios terremotos. «Hemos empezado con un escaneado láser en 3D en una pequeña sección del muro. Sin embargo, la mayor parte de este trabajo está programada para este verano; todavía es muy pronto para extraer conclusiones», indican los geocientíficos.

Fuente: National Geographic

19 mayo 2013 at 10:44 am Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

marzo 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente