Posts tagged ‘Tarraco’

Tarragona: Una monumental fuente romana ‘duerme’ en un sótano a la espera de su restauración

El hallazgo se produjo hace 20 años, pero el promotor inmobiliario y el Ayuntamiento aún no han llegado a un pacto

Uno de los detalles decorativos que justifican el nombre de la fuente de los Lleons (Museu Nacional Arqueològic de Tarragona)

Fuente: SARA SANS > Tarragona  |  LA VANGUARDIA
14 de octubre de 2017

En el sótano de un bloque de pisos de Tarragona se esconde uno de los hallazgos arqueológicos más imponentes de los últimos años: una monumental fuente romana de 17 metros de longitud. La fuente comenzó a emerger a finales de los noventa, a raíz de la urbanización de los terrenos del barrio portuario de Tarraco. El promotor modificó el proyecto del edificio para no dañar la fuente y la tapó de nuevo a la espera de que un día se pudiera visitar. Después de veinte años enterrada y negociaciones fallidas, el Ayuntamiento planea una operación a dos bandas para expropiar al promotor y convertir la fuente en un espacio, por fin, visitable.

“Es una vergüenza y una pena que un monumento de esta envergadura e importancia histórica todavía no pueda verse; esta fuente es una maravilla”, mantiene el arqueólogo Joan Anton Remolà, que dirigió las excavaciones en 1998. El propietario del solar y promotor del edificio, Joan Martorell, invirtió 415.000 euros en su recuperación y los sucesivos cambios del proyecto constructivo del edificio. Martorell descartó levantar dos pisos más y ubicar el aparcamiento del bloque en las primeras plantas –lo habitual en estos casos– y conservó así la titularidad del solar y de los restos arqueológicos.

El edificio se construyó y la fuente volvió a taparse con grava, siguiendo las indicaciones de la comisión de patrimonio de la Generalitat. Y así hasta ahora. Esta semana, el Ayuntamiento aprobó la subasta de dos fincas del polígono comercial de Les Gavarres, en las afueras de la ciudad, para destinar la licitación a la expropiación y adecuación del monumento, conocido como la fuente de los Lleons. La operación no ha estado exenta de críticas y llega tras casi una década de negociaciones frustradas. El año pasado, cuando se había acordado la permuta de los terrenos municipales que saldrán a subasta por los bajos del edificio de Martorell, el grupo municipal de la CUP cuestionó la operación. Adujo que el Ayuntamiento había valorado la finca “por debajo del precio de mercado”. Y tras meses de nuevas conversaciones, finalmente el gobierno municipal ha optado por subastar los dos solares. La CUP ha vuelto a cuestionar esta semana la operación, ahora porque esta no es una prioridad “cuando en la ciudad hay necesidades mucho más importantes”. Ciutadans reiteró que “el precio de salida de subasta es muy bajo”. Pero el concejal de Urbanismo, Josep Maria Milà, respondió que los dos solares en juego se han tasado en tres ocasiones. “Ahora es el momento de invertir para recuperar los restos que se salvaron”.

La Font dels Lleons está en la esquina de las calles Pere Martell e Eivissa, “en la zona del barrio portuario de Tarraco”, recuerda Remolà. Sin embargo, las excavaciones no se hicieron de forma que permitieran una visión de conjunto de la antigua ciudad romana, sino que se ejecutaron solar por solar. Y luego se taparon a la espera de que un día puedan visitarse.

 

Anuncios

14 octubre 2017 at 8:31 am Deja un comentario

El teatro romano de Tarraco estará abierto al público a partir del mes de marzo

Tanto la Generalitat como el Ayuntamiento quieren ampliar el proyecto inicial, ya que ven en esta zona una oportunidad para construir un parque arqueológico que revitalice el barrio

Los visitantes podrán pasar por encima de la estructura metálica. Foto: Lluís Milián

Fuente: Carla Pomerol   |  Diari de Tarragona
27 de septiembre de 2017

El teatro romano de Tarraco se abrirá al público en primavera de 2018, concretamente, en el mes de marzo. Se trata de uno de los restos romanos peor conservados de la ciudad y hasta hace unos meses era un agujero en medio de Tarragona. Ahora, ya no. Las obras de interpretación ya son visibles: una gran estructura metálica llama la atención de aquellos que pasan. La intención es que la gente se haga una idea de cómo era el teatro romano. Está previsto que en noviembre finalicen las obras de la fase 1 del proyecto. «Entonces, solamente faltará ordenar un poco la zona y ya se podrá abrir al público», explica Xavier Llovera, jefe de la división de actuación del teatro romano de Tarragona, quien asegura que las obras de la fase 1 están en un 70% de la ejecución.

La idea inicial es que, a partir de marzo, se abrirá el recinto durante los fines de semana y las fiestas escolares, como julio y agosto. «Se trata de una apertura puntual y provisional, ya que queda mucho por reflexionar acerca de esta zona», asegura Llovera. El equipo que conforma el proyecto se ha visto obligado a no acabar con la fase 1, ya que «a medida que hemos ido avanzando nos hemos dado cuenta del potencial urbanístico de la zona», explica Llovera, quien define esta primera fase como «una manera de empezar a activar el lugar».

Y es que la intención, tanto de la Generalitat como del Ayuntamiento, es crear un parque arqueológico en la zona baja de la ciudad y así revitalizar un barrio que se encuentra degradado. «Es por esto que hemos decidido parar antes de continuar con las obras, para reflexionar sobre cómo queremos que sea este parque arqueológico», explica Xavi Llovera, quien calcula que «la idea debe estar lista en primavera». Por su lado, el concejal de Urbanisme del Ayuntamiento de Tarragona, Josep Maria Milà, asegura que «la importancia de los restos que hay en la zona sobrepasa la intervención puntual del teatro», aunque reconoce que «es importante la actuación en el teatro, ya que se trataba de un espacio olvidado».

El metal de la estructura tiene un aspecto oxidado.

Unir Part Alta y Part Baixa

El objetivo es que desde el teatro romano se abra un gran paseo arqueológico que muera en les Termes de Sant Miquel. Los expertos ven así una oportunidad para unir los restos arqueológicos de la Part Alta con la Part Baixa y creen que, de esta manera, la zona del Puerto se reactivará, «con un espacio dedicado a los más pequeños, abierto, con diferentes accesos y con plazas». Por todo esto, es necesario reflexionar hasta encontrar la fórmula que combine historia con actualidad.

A partir del mes de marzo se podrá acceder al recinto por la puerta de la calle Sant Magí. Al entrar, el visitante se encontrará con una pasarela que permitirá ver los restos de la scaena –el espacio escénico donde se hacían las representaciones–, en primera fila, de bien cerca. También de la orchestra –hemiciclo a pie de gradas reservadas a las personalidades– y de la cavea –gradería–. Por otro lado, los visitantes podrán subir, a través de unas escaleras, hasta la estructura metálica, que permitirá «hacernos una idea sobre las dimensiones del teatro romano», explica Llovera. En un principio, en esta primera fase también estaba prevista la construcción de unas gradas que llegaban hasta la calle Caputxins, pero finalmente, y después de modificar el proyecto, solamente se ponen unas cuantas gradas –hechas con hierros–.

Xavier Llovera, jefe de actuación.

Actualmente, se está llevando a cabo la instalación para iluminar la zona. De momento, solamente se pondrán dos focos para que se puedan ver los restos romanos. «No será un parque nocturno», explica Llovera. Lo más característico de la gran estructura es que el metal quedará oxidado. «Creemos que este tono queda integrado en el conjunto», explica Llovera, jefe de la actuación.

La segunda fase

«Se trata de un proyecto complejo, difícil de coordinar. Ahora toca reflexionar sobre cómo encarar la segunda fase, a través de un plan director que vaya marcando los pasos», asegura Llovera, quien añade que «hay muchos metros cuadrados para excavar». La primera fase es un estímulo, una manera de dar el pistoletazo de salida al parque arqueológico de la Part Baixa. Por otro lado, estaba previsto que las obras acabaran en julio, pero finalmente se han alargado unos meses más, hasta el mes de noviembre, según Llovera.

Un proyecto complejo

Las obras de adecuación del teatro romano, uno de los grandes monumentos de la ciudad, empezaron el pasado mes de enero. Las obras forman parte del paquete de medidas adoptadas por el Departament de Cultura  para la puesta en valor del Patrimoni Mundial de Tarraco. Cuentan con una inversión de 711.587 euros y una participación del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en el proyecto arquitectónico a través del 1% Cultural. El teatro romano fue construido en época del emperador Augusto sobre los restos de unos posibles almacenes portuarios. El teatro se fue ampliando y se utilizó hasta el siglo II dC. Fue redescubierto a finales del siglo XIX, sufriendo importantes destrucciones a lo largo del siglo XX. Actualmente, se conservan las cinco primeras filas de la parte baja de la cavea, el entorno de la orchestra y dos de las tres escaleras que la dividen en sectores.

Los visitantes podrán pasar por encima de la pasarela.

La complejidad de su ubicación –un solar de 5.380 metros cuadrados y limitado por la calle Caputxins, la calle Sant Magí, el Fòrum de la Colònia y la zona portuaria– y su tamaño requerían de un proyecto cuidadoso y compatible con los restos arqueológicos que aún se conservan. La puesta en valor de la zona monumental del teatro romano se complementará con la integración de los espacios adyacentes que envuelven la zona, como la Font dels Lleons, para ser un parque arqueológico estratégico que una la Part Alta de la ciudad con la Part Baixa.

 

Guardar

27 septiembre 2017 at 5:18 pm Deja un comentario

Tarragona devuelve la magia a su anfiteatro con un viaje al pasado

La ciudad de los tres Patrimonios de la Humanidad ensalza el más importante: su conjunto arqueológico de Tarraco

Anfiteatro de Tarragona

Fuente: MÓNICA GAIL  |  ABC
11 de agosto de 2017

Antiguamente, la ciudad de Tarraco (Tarragona) fue una ciudad romana. Esta relación de Tarragona con los romanos tiene una historia singular y se remonta al siglo III a.C., época en la que se cree que los romanos se establecieron estratégicamente en este lugar. Según cuenta la leyenda, el dios Júpiter abandonó a su esposa, la mortal Tíria, al enamorarse de Tarragona, con la que quedó fascinado.

Ahora, Tarragona destaca por sus tres Patrimonios de la Humanidad declarados por la UNESCO: su Tarraco romana, los Castells y la Dieta Mediterránea. Y, esta vez, la ciudad ha ensalzado su patrimonio más importante: el conjunto arqueológico de Tarraco. Su Anfiteatro, con vistas al Mar Mediterráneo, quiere amenizar las noches veraniegas de los sábados para escenificar la obra «Historia Viva».

Representación de «Historia Viva»

Es la 6ª edición de «Historia Viva», una recreación histórica del pasado romano de Tarragona que este año presenta una gran novedad: la incorporación a la misma de las nuevas tecnologías digitales. Mediante ellas, se consiguen proyecciones en la arena del recinto que se combinan armónicamente con las recreaciones en vivo.

La intención es que el público viaje al pasado para conocer cómo vivían los romanos en aquella Tarraco, primer asentamiento del Imperio fuera de Italia. Con el nuevo formato, con la tecnología digital, su vida cotidiana y los combates de los gladiadores cobran fuerza sobre el escenario. Se ha conseguido combinar la imagen de diferentes proyectores como si fuera uno solo, al mismo tiempo que se coordina la luz y el sonido.

Este acto «pretende posicionar el relato y la marca de Tarragona ofreciendo al visitante una experiencia única y memorable en el Anfiteatro», afirma Inma Rodríguez, Concejala de Turismo del Ayuntamiento de Tarragona.

El proyecto ha sido impulsado por el Patronato Municipal de Turismo de Tarragona, con la participación de grupos de recreación histórica de la ciudad, Tarraco Lvdvs y Thaleia, de la empresa Digivisión, que junto a la empresa Imageen han creado la App de realidad aumentada Imageen Relivint Tarraco, que recrea los lugares históricos más importantes de la ciudad mostrándolos comparativamente tal y como eran hace 19 siglos, una iniciativa pionera en España.

Escena de la representación de «Historia Viva»

Fueron 700 las personas que asistieron a la sesión inaugural el pasado 15 de julio. La representación se prolongará hasta el 2 de septiembre y se hace cada sábado a partir de las 22.00 horas.

El precio de las entradas anticipadas es de 10 euros para adultos y 7,50 euros para niños entre cinco y 12 años, y mayores de 65 años. Los menores de cinco años tienen entrada gratuita. El precio en taquilla es de 15 y 10 euros, respectivamente. Además, hay una entrada familiar, para dos adultos y dos niños, a un precio único de 35 euros. La compra de estas entradas puede realizarse a través de la web del Patronato Municipal de Turismo, www.tarragonaturisme.cat, y también en las oficinas municipales de Turismo o en las taquillas del Anfiteatro, dos horas antes de la representación.

Anfiteatro de Tarragona

Historia del Anfiteatro de Tarragona

Fue construido a finales del siglo II d.C. a orillas del mar Mediterráneo, en la parte baja de la ciudad, cerca de la Vía Augusta. Su arquitectura en forma de elipse tiene capacidad para albergar a unas 14.000 personas. En él se disputaban espectáculos como las luchas de los gladiadores, las luchas con animales, cacerías o exhibiciones atléticas y también las ejecuciones públicas.

Presenta la característica arena donde se desarrollaban los espectáculos, rodeada por la cávea para acomodar el público, y donde quemaron vivos al obispo tarraconense Fructuoso y a sus diáconos Augurio y Eulogio en el año 259. El Anfiteatro fue abandonado en el siglo V y utilizado como cantera para otros edificios. Un siglo más tarde, se construyó en su interior una basílica visigótica, sobre la cual se levantó la iglesia medieval de Santa María del Miracle.

Actualmente, es considerado popularmente como uno de los monumentos romanos más representativos en la península y se puede observar tal y como quedó después de su restauración en los años 70.

 

17 agosto 2017 at 9:34 am Deja un comentario

La residencia del emperador Adriano

La villa de Els Munts, junto a Tárraco, renace como colosal palacio

El gran pasillo. Este corredor, que conserva unas pinturas excepcionales en la Catalunya romana, comunicaba la parte superior e inferior de la villa (Vicenç Llurba)

Fuente: SARA SANS > Altafulla  |  LA VANGUARDIA
5 de agosto de 2017

En un lugar de ensueño, entre la Vía Augusta y el Mediterráneo, los romanos levantaron una villa colosal. A doce kilómetros de la entonces Imperial Tárraco, la residencia disponía de lujosas salas de recepción, un suntuoso comedor para banquetes, habitaciones con vistas al mar, amplios conjuntos termales, un jardín formidable y un templo dedicado al dios persa Mitra de dimensiones excepcionales. Una casa única. Una residencia para un emperador. La nueva interpretación de la villa romana de Els Munts d’Altafulla la sitúa como el lugar donde se alojaron Adriano y su séquito en su visita a Tárraco, en el invierno del año 122. El Museu Nacional Arqueològic de Tarragona (MNAT) y la Agència Catalana del Patrimoni invertirán más de 1,5 millones de euros para poner al día este monumento e incorporar en su relato su más que probable pasado imperial.

Ubicada entre la Vía Augusta y el mar, la villa contaba con todos los lujos imaginables

“En el siglo II se derriba la casa que había y se levanta otra que no se puede comparar con ninguna otra villa hallada en Hispania, todo aquí es excesivo… Se urbaniza todo el montículo como un conjunto concebido y dimensionado para alguien con mucho poder, alguien como el emperador Adriano”, mantiene Josep Anton Remolà, arqueólogo del MNAT y principal valedor de esta nueva interpretación. Y aunque no hay ninguna prueba concluyente, la suma de evidencias otorga consistencia a su tesis, en cuya publicación está trabajando. De lo que sí hay pruebas es de la visita imperial durante el invierno de 122 y 123. Sobre la estancia de Adriano, Historia Augusta relata una anécdota que vivió el emperador en Tárraco mientras paseaba por unos jardines –¿los de esta villa, quizás?– cuando el esclavo de uno de sus invitados le atacó con una espada; el propio emperador inmovilizó al agresor y lo entregó sin dar mucha importancia al suceso porque consideró que aquel esclavo estaba perturbado. Durante esa estancia, Adriano, el emperador viajero, el militar calculador pero también el hombre fascinado por la cultura griega, convocó en Tárraco una reunión de los concilios provinciales de Hispania que también está documentada. Se acababa de estrenar el teatro, quizás inaugurado por el propio emperador; se había reconstruido el templo de Augusto, y la ciudad, capital de la Hispania Citerior, vivía su momento de mayor esplendor urbanístico. “Era una visita programada, ¿en qué otro lugar se podría haber alojado al emperador y a todo su enorme séquito sino en una villa perfectamente comunicada y con todos los lujos y comodidades imaginables?”, plantea Remolà. Refuerza su hipótesis el hallazgo en la casa de la escultura de mármol blanco policromado de Antínoo, el amante predilecto del emperador que murió ahogado en el Nilo, en presencia del propio Adriano. Desde entonces, Antínoo recibió honores divinos de todo tipo, se fundaron ciudades con su nombre, se acuñaron monedas y se le dedicaron santuarios y también estatuas, pero principalmente en Oriente, por lo que resulta significativa la pieza hallada en Els Munts. Otro elemento que confiere a la villa una característica única es el santuario iniciático dedicado al dios persa Mitra de grandísimas dimensiones (30 metros por 8,10). “Era una especie de secta religiosa que daba una trascendencia a la muerte y eso entusiasmaba a los militares; de hecho, los mitreos suelen encontrarse en campamentos militares, no en villas, y este es el más grande hallado en Occidente… para un gran militar como era Adriano”, mantiene Remolà. Este arqueólogo también participó en las excavaciones del 2004 (las últimas realizadas en Els Munts), en las que se descubrió este templo iniciático, que según los arqueólogos podría dar cabida hasta a 135 personas, y también las conexiones de la casa, a través de un pasillo con columnas, hasta el espectacular conjunto termal. Junto al mar, la villa disponía de otras termas y, presumiblemente, de un pequeño muelle desde donde podían desplazarse en barco hasta Tárraco como alternativa a la Vía Augusta. El conjunto principal de la residencia se situaba en lo alto del montículo, con las habitaciones organizadas a partir de un gran peristilo con columnas e inmejorables vistas al mar. Poco queda de esta zona, en la que sí es visible la completa instalación de cañerías y depósitos de agua para abastecer las necesidades de la residencia, del enorme jardín y, especialmente, de las termas. Estas instalaciones disponían de espacios para baños de vapor, agua caliente y fría, con fuentes, terrazas para tomar el sol y también letrinas. La primera intervención –prevista para después del verano– por el MNAT y la Agència Catalana del Patrimoni Cultural prevé la mejora de la restauración de esta zona, con un presupuesto inicial de 130.000 euros. Sin embargo, la joya del yacimiento es la galería que da acceso a las habitaciones del piso inferior de la villa, que conservan pinturas murales en paredes de casi dos metros de altura y los pavimentos de mosaico. “Aquí se encontraron los restos de un pórtico superior con columnas salomónicas y capiteles”, añade Remolà. Lo que indica que habría un segundo piso en el que se podrían haber alojado el emperador y los huéspedes más distinguidos. Este pasillo inferior da acceso a varias habitaciones. En una de ellas se encontró un espectacular techo moldurado de casetones que todavía no se ha expuesto al público. En el museo sí pueden contemplarse otras piezas significativas halladas en el yacimiento, como la escultura de Antínoo o varios mosaicos. Otra de las habitaciones se reconvirtió más tarde en una cisterna para almacenar agua y es ahí donde se localizó el sello de bronce que ha permitido identificar a los propietarios o ocupantes de la casa después de la estancia del emperador: era Valerius Avitus. Los arqueólogos también localizaron un fresco que corrobora que Avitus y su esposa Faustina vivieron posteriormente en esta villa, que quedó destruida a finales del siglo III. Hasta entonces la villa de Els Munts destacó por sus dimensiones, por sus instalaciones y también por su imponente decoración a base de pinturas, mosaicos y esculturas, por encima del resto de villas localizadas hasta ahora en el entorno de Tárraco, como La Llosa de Cambrils, la de Calípolis (donde se localizó el gran mosaico de los peces) o la villa del Moro de Torredembarra.

Con más de 1,5 millones se mejorarán las termas, la cubierta y el centro de interpretación

“Tenemos prevista una actuación integral en la villa, es un lugar excepcional y hay que revisar y actualizar su explicación”, mantiene la directora del MNAT, Mònica Borrell. Tras la adecuación en las termas está previsto renovar la cubierta de la zona de la casa, actualmente de uralita. El plan director del MNAT y la Agència Catalana del Patrimoni Cultural, de más de un millón y medio de euros incluye también la renovación del centro de interpretación y la adecuación del recorrido. Otros especialistas como el arqueólogo Joaquín Ruiz de Arbulo, que asume plenamente la tesis de Els Munts como residencia del emperador Adriano, trabaja conjuntamente con la Agència del Patrimoni, para que en el futuro este pueda ser un yacimiento de referencia para los estudiantes. “Els Munts tienen un potencial de excavación impresionante, de hecho todavía no hemos situado la puerta de entrada de la villa y quedan muchas zonas por excavar”, mantiene Arbulo.

 

16 agosto 2017 at 8:24 pm Deja un comentario

Los romanos vuelven a Tarragona

Cada año, el Festival Tarraco Viva nos lleva a vivir como romanos al lado del Mediterráneo

Tarraco Viva, un viaje al pasado. Con la nueva edición de Tarraco Viva viajaremos a Tarraco junto al emperador Adriano, el más viajero de todos los emperadores romanos. Esta es una estupenda ocasión para conocer un poco más la historia del Imperio Romano y de disfrutar de Tarragona, cuyo caso histórico está declarado como Patrimonio de la Humanidad. Foto: Manel R. Granell / Tarraco Viva

Fuente: JOSÉ ALEJANDRO ADAMUZ  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
12 de mayo de 2017

Este no es un viaje normal; se trata de un viaje en el tiempo para vivir en primera persona como un auténtico romano. Y es posible gracias a Tarraco Viva, el festival romano de Tarragona. Estos romanos no están locos, y aprender con ellos nunca fue tan divertido.

Nueva edición de Tarraco Viva

La divulgación histórica es el objetivo del exitoso festival cultural. Estas jornadas se empezaron a organizar en el año 1999 como apoyo ciudadano a la candidatura de Tarraco, la antigua ciudad romana de Hispania, como Patrimonio Mundial de la UNESCO. Fue tal el éxito que no ha dejado de repetirse años tras año hasta convertirse en una referencia internacional.

Del 15 al 28 de mayo, las calles, plazas y los principales monumentos arqueológicos de Tarragona, se convierten en el espacio de más de 430 actos públicos, gratuitos o de precios populares. Conciertos con instrumentos antiguos de la época, recreaciones históricas que te llevarán de paseo con el filósofo Demócrito o a presenciar el ritual de la momificación, lecturas, talleres, exposiciones, juegos, ferias, y gastronomía, para que conozcas Tarraco en la mesa. El programa de actividades del 2017, que se puede consultar en su web, cuenta con 180 páginas; pero, tranquilos, el de bolsillo, apenas son 92 páginas.

Tarraco Viva, eventos culturales. Tarraco Viva es el festival romano de Tarragona. En esta ocasión está dedicado al estudio de la relación entre Grecia y la antigua Roma. Más de 430 actos que se proponen a todos los públicos del 15 al 28 de mayo. Un lujo conocer Tarragona de esta forma. Foto: Manel R. Granell / Tarraco Viva

Este año, la XIX edición del festival, tiene como tema principal la relación entre Roma y Grecia. No se entiende una sin la otra, por lo que durante los eventos se analizará de qué modo se influyeron ambas civilizaciones. “La Grecia conquistada a su fiero vencedor conquistó e introdujo las artes en el agreste Lacio”, dejó escrito el poeta Horacio en una de sus Epístolas. Grecia se convirtió en maestra de los nuevos dueños del mundo.

Adriano, el emperador viajero

La helenización de la propia Roma empezó por sus élites, con Adriano como uno de sus máximos representantes. No obstante, en la edición de este año del festival destaca la figura del controvertido emperador.

Busto de Adriano del Museo Capitolino. El emperador Adriano es una figura apasionante y a la vez controvertida. Durante esta entrega del festival Tarraco Viva se estudiará como figura destacada en el proceso de helenización de la antigua Roma. A su vez, Adriano fue el más viajero de todos los emperadores. Foto: CC

Adriano pasó más de la mitad de su reinado viajando por todos los rincones del Imperio Romano: desde Britania e Hispania hasta las ciudades del oriente griego, las fronteras del Rin y del Danubio, Armenia, Turquí, Siria, y en muchos de los lugares que visitó, el emperador inauguró edificios, monumentos, caminos, fundó ciudades. De forma muy probable, Adriano visitó Tarraco en el invierno de 122-123 d. C. y celebró en ella un conventus para Hispania.

Conjunto arqueológico de Tarraco

Aquella Tarraco, fundada en el 218 a.C., que vio Adriano es la que podremos conocer nosotros durante el festival. Las actividades se desarrollarán en un marco espléndido, a orillas del Mediterráneo, con algunas de las mejores playas de la Costa Daurada cerca para una excursión. En el conjunto arqueológico de Tarraco, la antigua capital de la Hispania Citerior, se reservan algunos lugares emblemáticos para los eventos.

El circo romano de Tarraco, que mandó construir el emperador Domiciano, ya no es el escenario de los juegos teatrales o de las carreras de cuadriga, sino que lo ocuparán los participantes de una de las actividades programadas. Igual ocurrirá con el Anfiteatro, las murallas romanas, el Portal del Roser, el Pretorio, el antiguo ayuntamiento, y algunos otros de los lugares protegidos y declarados como Patrimonio de la Humanidad.

Obélix decía que los romanos estaban locos. En todo caso, los de Tarraco solo son unos locos de la divulgación histórica. Es la única forma de preparar con éxito un viaje como éste hacia atrás en el tiempo. ¿Nos vamos a disfrutar como romanos?

Tarragona. El anfiteatro romano de la antigua Tarraco destaca entre los lugares protegidos como Patrimonio de la Humanidad. Durante el Imperio romano fue capital de la Hispania Citerior, o Hispania Tarraconensis. Un marco incomparable para viajar a la civilización romana. XAVIER SUBIAS / GTRES

 

13 mayo 2017 at 8:51 am Deja un comentario

Las obras del Circo de Tarragona no convencen a los defensores del patrimonio

Tampoco ven con buenos ojos el proyecto de la estructura metálica prevista para el Teatro romano


Se instalará una sábana plegada que recuperará el perfil original de las graderías en tres de las seis vueltas existentes y que será accesible desde la misma plaza.

Fuente: Carla Pomerol  |  Diari de Tarragona
1 de mayo de 2017

Aquellos que defienden el patrimonio de la ciudad no están convencidos con las obras de reconstrucción del Circo y del Teatro romano, que se están llevando a cabo desde hace unas semanas. Creen que son obras con un gran impacto visual y que serán irreversibles. Por eso, la Reial Societat Arqueològica Tarraconense, entidad que defiende el patrimonio arqueológico de la ciudad, pide a las administraciones pensar bien las actuaciones y planificarlas a largo plazo.

“Quieren potenciar el aspecto más funcional de los monumentos de la ciudad”

Después de casi 40 años, el Teatro romano, el monumento más olvidado de la Tarraco Romana, se está rehabilitando, con la intención de convertir el monumento en un museo. Paralelamente, las graderías del Circo romano, situadas en la Plaça dels Sedassos, recuperarán su perfil original y se habilitaran unas gradas integradas en la misma plaza, para poder ver conciertos y espectáculos. En un principio, arqueólogos y entidades vieron bien estas intervenciones, pero a medida que los proyectos han ido avanzando, no se muestran cien por cien convencidos.

Las obras de remodelación del Circo romano han suscitado diversidad de opiniones. «Ya se sabe, esto de la arqueología es muy subjetivo y opinable», explica Rafael Gabriel. Se sospecha que la intención del consistorio es utilizar las graderías del Circo romano, situadas en la Plaça dels Sedassos, como plataforma para poder ver conciertos y espectáculos durante las fiestas. «Está muy bien hacer restituciones volumétricas que ayuden a comprender cómo eran los edificios, pero de aquí a hacer el monumento accesible y a darle una nueva utilidad, no me parece bien», explica Rafael Gabriel, presidente honorario de la Reial Societat Arqueològica Tarraconense (RSAT), entidad que se encarga de defender el patrimonio arqueológico. Además, Gabriel asegura que «no tiene sentido hacer una gradería en esta plaza. Si ahora, los vecinos tienen dificultades para dormir, imaginaos qué pasará luego».

Óscar Martín, secretario de la RSAT, destaca el gran impacto visual que tendrá esta nueva construcción con ladrillos. «El consistorio quiere potenciar el aspecto más funcional de las graderías, en detrimento de la esencia del monumento», asegura Martín, quien añade que «creemos que el color tendrá un impacto tremendo, que no se integrará en la plaza. Seria necesario buscar un color más neutro». A partir de ahora, el objetivo ya no será visitar el monumento, será acomodarse para ver espectáculos.

Rafael Gabriel justifica este tipo de actuaciones a que «algunos diseñadores de la ciudad no son suficientemente respetuosos con el patrimonio, porque son muy aficionados en dejar su huella en las reconstrucciones. Y esto va en detrimento del monumento».

El teatro

«Me gustó saber que se empezaba a hacer algo en el Teatro romano, pero cuando me enteré que, durante las excavaciones, se encontraron restos anteriores a la construcción del Teatro, pensaba que se reconsideraría el proyecto. Pero no ha sido así. La cosa sigue igual», explica Rafael Gabriel, presidente honorario de la RSAT, quien añade que «no se pueden hacer los fundamentos de la estructura de hierro sin tener en cuenta los restos republicanos y portuarios encontrados recientemente». Según Gabriel, «aquí, en Tarragona, hemos hecho muchas cosas de este estilo, como por ejemplo, en el mismo Mercat Central, donde, durante las excavaciones, se encontraron restos romanos en la calle Reding, pero como se trataba de la entrada del nuevo aparcamiento del Mercat, nadie dijo nada. Se tapó y nunca más se supo».

La idea de las obras de reconstrucción del Teatro romano es simular volumétricamente unos tramos de las graderías a través de unos elementos metálicos. «Será un nido de palomas y de gaviotas», prevén desde la RSAT. «No sabemos cómo puede afectar esto a los restos arqueológicos», comenta Óscar Martín, secretario de la RSAT.

 

2 mayo 2017 at 7:57 am Deja un comentario

Magí Seritjol: “Un esclavo intentó asesinar al emperador Adriano en Tarraco”

Tarragona analizará a partir del 15 de mayo el rastro de la huella de la antigua Grecia en el Imperio Romano y rendirá homenaje al emperador más afín a esta cultura con una nueva edición de Tarraco Viva

El director del festival Tarraco viva, Magí Seritjol, nos cuenta los detalles de esta edición, que profundizará en el cruce de caminos entra la Grecia clásica y el Imperio Romano. (Agnès Llorens)

Fuente: AGNÈS LLORENS > Tarragona  |  LA VANGUARDIA
20 de abril de 2017

Se respiran nervios contenidos y, sobre todo, mucha organización. Aunque todavía faltan días para el festival de recreación histórica Tarraco Viva , la mesa del director del evento, Magí Seritjol, bulle en horarios, tablas y programas. Y no es para menos, ya que esta cita congregará 430 actos -tan solo Santa Tecla, por muy poco, le supera en grosor de agenda- dedicados a mostrar la historia en menos de 15 días. Tarragona profundizará durante este tiempo en el rastro de esta cultura ancestral de la mano de cerca de 1.000 colaboradores.

Con un presupuesto de 320.000 euros -280.000 provienen de arcas municipales y esponsorizaciones- la cita abre un ciclo de dos años que finalizará el 2018, con un acercamiento al espíritu olímpico que coincidirá con los Juegos del Mediterráneo. El director del festival nos da algunas ideas del ideario de esta nueva edición que llega cargada con propuestas para todos, abiertas a trasladarnos, como en un viaje en el tiempo, a miles de años atrás.

Recreación histórica durante el festival Tarraco Viva, que este año viaja hasta la antigua Grecia. (Laia Poblado / Archivo ACN)

Tarraco Viva viaja a la antigua Grecia este 2017. ¿Qué debemos esperar de este enfoque?

Más que hablar de la antigua Grecia, hablaremos de la relación de este imperio con el Imperio Romano. Queremos profundizar para ver de qué manera se influyeron las dos culturas entre ellas y poder analizar qué hay de griego en nuestro legado romano.

La cultura popular nos dice que ‘los romanos copiaron de los griegos’ muchas cosas. ¿Es así?

Es tremendo, cogieron muchas cosas de su cultura. No es que Grecia no sea importante, es aún más. Roma casi renunció a su propia cultura para extender la de otro pueblo, que eran los griegos. Seguramente, no tendríamos ahora el conocimiento que tenemos de la cultura griega sin la huella de los romanos, que actuaron como auténticos publicistas de la cultura helénica.

¿Copiaron o homenajearon?

Más que copiar, hicieron suyos los aspectos de la cultura de la antigua Grecia y los amplificaron. Para poner un ejemplo, es lo mismo que hicieron los Estados Unidos que, de alguna manera, cogieron la cultura de la Europa occidental medieval -desde el Renacimiento hasta el siglo XVIII- y potenciaron el idioma, el inglés, y otros aspectos, hasta darles un altavoz global. La constitución americana no es más que una adaptación de las ideas de los ilustrados europeos. Thomas Jefferson se inspiró en la Ilustración europea para elaborarla, del mismo modo que los romanos hicieron con la cultura griega.

“La organización en cuadrícula de Barcelona proviene de urbanistas de la Grecia clásica”

Así, pues, diremos que se inspiraron…

Lo que seguro que no hicieron fue imponer la cultura latina. Adquirieron los conocimientos más relevantes de los griegos en materias como la literatura, la filosofía de Cicerón y de Marco Aurelio, el arte, la arquitectura, o el urbanismo, por ejemplo. La organización de las ciudades en forma de cuadrícula es griega y proviene de expertos como Hipodamo de Mileto. También inspiró a Cerdà para organizar la ciudad de Barcelona del modo que hoy en día todavía se presenta en su actual planificación. Los antiguos helenos ya organizaban sus ciudades de esta forma y los romanos lo extendieron posteriormente.

En el programa habrá varias actividades que reflejaran este cruce cultural…

Muchas de las novedades que presentamos este 2017 van en esta dirección. El acto inaugural, previsto el 14 de mayo, será un debate que reflexiona sobre la relación de Roma y Grecia, pero también podremos disfrutar de las actuaciones musicales, las recreaciones de la vida cotidiana en la antigua Grecia o los monólogos basados ​​en personajes de la cultura griega, como Diógenes el Cínico.

¿Diógenes no es el de la acumulación de objetos?

Sí. Era un estoico, un hombre que vivía en una barrica que iba cambiando de lugar, casi como una especie de bungalow. Según los textos que conservamos, iba siempre muy descuidado y recogía cosas. Hay anécdotas muy curiosas. Por ejemplo, se dice que cuando Alejandro Magno preguntó quién era el hombre más sabio de Grecia le contestaron que era Diógenes. Fue a encontrarlo y se presentó como el rey de Macedonia, que había conquistado Grecia y quería hacer suyo el mundo. Alejandro le dijo a Diógenes que le concedería lo que quisiera y Diógenes, simplemente, le dijo que se apartara, que le tapaba el sol. Este personaje representa la filosofía estoica, que quiere renunciar al deseo para ser libre.

También nuestro teatro actual tiene una gran influencia de la antigua Grecia…

Analizaremos su evolución en una actividad que organiza Zona Zàlata, con el apoyo de la Universitat Rovira y Virgili (URV). Una experiencia que analizará como el teatro nace como una asamblea ciudadana y como se transforma en literatura dramática, como deriva en comedia, drama y tragedia, a partir de las aportaciones de Eurípides, Sófocles y Esquilo, los grandes autores que, posteriormente, influirían en la tradición romana y en nuestra tradición de narrar historias.

Durante el festival Tarraco Viva se pueden disfrutar de recreaciones históricas a cargo de grupos especializados de toda Europa, (Marc Arias)

En esta edición de 2017 se dedica a la influencia entre Grecia y Roma, pero también hay un apartado especial dedicado al emperador Adriano…

Adriano representa el nexo de unión entre los dos mundos. Este año se celebra el 1.900 aniversario de su ascensión al trono y, aprovechando la efeméride, reivindicaremos su figura, ya que es interesante porque era un ciudadano romano, un jefe del ejército que viajó a todas las provincias controlando al ejército. Era un militar y político de primer rango que, además, se sentía fascinado por la cultura griega. Su manera de vivir era muy griega para la época, con su barba y su amante Antínoo.

¿Su amante?

Aunque estaba casado, su relación homosexual era de dominio público, un aspecto que en aquella época también estaba muy ligado a la cultura griega. También invirtió mucho tiempo en la construcción de muchos recursos en la parte más oriental del Imperio. Adriano une los dos mundos en su modo de entender la vida. Por un lado, será el militar romano calculador y, por otro, el hombre fascinado por la cultura de la antigua Grecia.

Se dice que Adriano visitó Altafulla. ¿Hay evidencias de esto?

No tenemos pruebas, pero si sabemos que visitó Tarraco durante los años 122-123 dC y que, durante su visita, convocó una reunión de los concilios provinciales de Hispania, un encuentro totalmente insólito para la época. También sabemos que, durante su estancia en la ciudad, un esclavo intentó asesinarlo, pero él no le dio mucha importancia y alegó que, simplemente, estaba perturbado.

“El concilio provincial que se reunía en Tarraco una vez al año era como el Mobile World Congress de hoy en día”

El espíritu de estas reuniones importantes también se verá reflejado en el gran acto de clausura que planean…

Queremos recrear el concilio provincial que se reunía en Tarraco una vez al año, un acto importante que, para poner un símil, representaba lo que ahora sería el Mobile World Congress en Barcelona. ​​Una reunión de la élite que se encontraba en Tarraco para escoger al sacerdote imperial, pero también para hablar de política, de organización o de los impuestos. Era una reunión multitudinaria que reunía a miles de personas.

Sería difícil encontrar un lugar para facilitarla…

Los encuentros de este tipo se celebraban en el Foro Provincial de Tarraco, uno de los edificios más grandes de la provincia de la Tarraconense que, recordemos, abarcaba unas dos terceras partes de la península ibérica. El edificio ocupaba un espacio de 100.000 metros cuadrados, lo que significa que era un edificio que, en tamaño, hoy día, únicamente la supera la T1 del aeropuerto del Prat. El foro provincial fue construido por las autoridades locales, que quisieron poner de relieve su fuerza después de acceder a la ciudadanía latina durante el reinado del emperador Vespasiano, lo que casi equivalía a la ciudadanía romana.

¿El hecho de atrasar los Juegos Mediterráneos un año significa que en 2018 seguiremos hablando de la Grecia clásica y del olimpismo?

El año que viene nos centraremos en explicar cuál era el modelo de belleza en Grecia, que no se centraba únicamente en el plano estético, sino en la representación de los valores de la virtud y la plenitud humana. El deporte no tenía un único enfoque físico, sino que era mucho más y es, precisamente, uno de los grandes temas que trataremos en la próxima edición.

Por último, ¿qué es lo que más le maravilla de la manera de entender el mundo de los antigua Grecia?

El hecho de que, por primera vez en la historia de la humanidad, en la Grecia clásica el hombre se atrevió a pensar como si fuera dios. Los grandes sabios de este momento creían que eran igual que los dioses, unos seres que podían pensar y emocionarse. El pensamiento griego sitúa al hombre en el centro del mundo, como los ilustrados harían mucho después y esto hace muy interesante y digno de estudio este campo.

El conjunto arqueológico de Tarraco es el escenario de muchas de las recreaciones que propone, cada año, el festival Tarraco Viva. (Getty)

 

20 abril 2017 at 7:02 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente