Posts tagged ‘segunda Guerra Púnica’

La Universidad de Jaén participará en Italia en la localización de la de la Batalla del Metauro

El Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén (Jaén) va a participar en la localización de la Batalla del Metauro (Italia), gracias al convenio específico firmado con la Superintendencia de Arqueología, Bellas Artes y Paisajes de la Región de Marche y la Universidad Carlo Bo, de Urbino. De esta manera, las tres instituciones trabajarán conjuntamente en la realización del proyecto denominado ‘Studio per la identificazione dei luoghi della Battaglia del Metauro’.

Posible tumba de Asdrúbal en Metauro. EUROPA PRESS / UJA

Fuente: EUROPA PRESS  |  LA VANGUARDIA
10 de enero de 2018

El investigador del Instituto de Arqueología Ibérica de la UJA, Juan Pedro Bellón, ha explicado en un comunicado que esta batalla constituye una clave por diversas cuestiones. En primer lugar, porque uno de sus protagonistas, Asdrúbal Barca, también lo fue de la Batalla de Baecula tan solo un año antes de este enfrentamiento, “por lo que los materiales esperables en el campo de batalla deberían ser similares a los localizados en Baecula, de los cuales poseemos un amplio muestrario”.

En segundo lugar, porque su localización puede enfocarse desde el uso de las fuentes clásicas y las claves que aportan, dando protagonismo a las distintas propuestas historiográficas sobre su localización. Y finalmente, porque va a permitir testear un modelo de muestreo de prospección fundamentado en el módulo/escala de la Batalla de Baecula.

En el equipo de investigación se integran investigadores italianos que han desarrollado su actividad tanto en el entorno de la zona, como especialistas de prestigio en el ámbito de la Guerra Púnica, como Giovanni Brizzi.

Además, también dentro del equipo de investigación se integra un grupo vanguardista en el uso de técnicas de análisis del territorio mediante tecnologías SIG y datos Lidar, perteneciente al Departamento de Ingeniería Cartográfica, Geodésica y Fotogrametría de la UJA, que permitirá a los investigadores una gestión de calidad de los datos del terreno y el análisis de fotografía aérea histórica de la zona, elemento que ha sido fundamental para otros casos de estudio.

Desde el año 2001, el Instituto de Arqueología Ibérica de la UJA desarrolla una línea de investigación relacionada con el análisis de la Segunda Guerra Púnica en el Alto Guadalquivir, que ha permitido el diseño de una metodología de prospección aplicada a la localización y estudio sistemático de campos de batalla, los cuales se caracterizan por un tipo de contexto/registro particular, al tratarse de procesos/eventos de pocas jornadas, afectados por procesos de limpieza (botín) y los propios procesos postdeposicionales, finalmente tratados siempre desde el condicionante de la lectura crítica de las fuentes clásicas.

El primer caso de estudio, la Batalla de Baecula, permitió a los investigadores de la UJA no sólo la localización del sitio o el análisis del posterior proceso de conquista/cambios en el territorio local del oppidum ibérico, sino dos elementos trascendentales para la investigación arqueológica de los campos de batalla en la antigüedad: el patrón/módulo de las dimensiones de una batalla campal en el marco de la Segunda Guerra Púnica; y, por otra parte, un corpus de elementos/indicadores arqueológicos que funciona de referencia/contraste para otros casos de investigación.

Esta línea de trabajo se ha reforzado con los casos de estudio de Puente Tablas e Iliturgi (donde se han localizado los restos del asedio de Escipión el Africano a la ciudad ibérica en el 206 a.n.e.) y, en Numistro (Italia).

“Más allá del análisis de la Batalla del Metauro, pretendemos articular su investigación con el impacto de la misma en el ámbito local y regional del conflicto, recogiendo las ideas braudelianas de los tiempos en el ámbito de los procesos históricos, del evento al tiempo largo, la ‘longue durée’ de los efectos de la batalla”, ha indicado Juan Pedro Bellón.

 

Anuncios

12 enero 2018 at 8:17 pm Deja un comentario

Roma se convirtió en una superpotencia gracias a la plata ibérica

“Lo que demuestra nuestro trabajo es que la derrota de Aníbal y el auge de Roma están escritos en las monedas del Imperio romano”, dice Katrin Westner, quien ha analizado 70 monedas romanas

Moneda romana. Una de las 70 monedas romanas que han sido analizadas mediante la técnica de espectrometría de masas. Foto: Katrin Westner et al.

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
14 de agosto de 2017

Un equipo de científicos, dirigido por Fleur Kemmers y Katrin Westner, de la Universidad Goethe en Frankurt, ha analizado 70 monedas romanas fechadas entre el 310-300 a.C. y el 101 a.C., un período relacionado con la Segunda Guerra Púnica (218-201 a.C.), en la que el general cartaginés Aníbal marchó con sus elefantes de guerra a través de los Pirineos y los Alpes, aunque no llegó a entrar en Roma. “Las monedas romanas de antes de la guerra están hechas de plata del mismo origen que aquellas emitidas por las ciudades griegas en Italia y Sicilia, es decir, los isótopos de plomo característicos de las monedas están relacionados con los minerales de plata y con los productos metalúrgicos de la región del Egeo”, dice Westner. “Pero la derrota de Cartago implicó enormes indemnizaciones a Roma y, además, Roma obtuvo grandes cantidades procedentes de los botines y de la apropiación de las ricas minas de plata españolas. A partir del 209 a.C., la mayoría de monedas muestra unas características geoquímicas típicas de la plata ibérica“, destaca.

El hallazgo demuestra la importancia de la plata española en la conquista romana

El análisis de las antiguas monedas romanas demuestra, por tanto, que la derrota de Aníbal originó una abundancia de riquezas por todo el Imperio romano y que esa riqueza procedía de las minas de plata de Hispania. El hallazgo, una prueba tangible de la transición de Roma de un poder regional a un imperio, ha sido presentado en Goldschmidt, la conferencia de geoquímica más importante del mundo, que se está celebrando esta semana en París. La aplicación de técnicas de análisis geoquímicas ha demostrado la importancia de la plata española en la conquista romana, según revela hoy Goldschmidt en un comunicado. “Esta llegada masiva de plata ibérica cambió de manera significativa la economía romana, permitiendo que se convirtiera en la superpotencia de su tiempo. Esto lo sabemos por las historias de Tito Livio y Polibio, pero nuestro trabajo proporciona una prueba científica contemporánea sobre el ascenso de Roma. Lo que demuestra nuestro trabajo es que la derrota de Aníbal y el auge de Roma están escritos en las monedas del Imperio romano“, concluye Westner.

 

17 agosto 2017 at 1:03 pm Deja un comentario

Descubierta en Jaén una ciudad íbera destruida por Escipión durante la Segunda Guerra Púnica

Arqueólogos jiennenses encuentran artillería romana por primera vez en la Península Ibérica

Restos de artillería romana del asedio a Iliturgi, datados en el año 206 antes de Cristo.

Fuente: JAVIER LÓPEZ > ABC Andalucía
19 de julio de 2017

El Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén ha descubierto un oppidum (ciudad) ibérico de los siglos IV y III antes de Cristo en el cerro de la Muela, en Mengíbar, que se corresponde con el de Iliturgi, destruido y abandonado como consecuencia del asedio militar romano en el contexto de la Segunda Guerra Púnica. Los trabajos, dirigidos por los investigadores del centro Juan Pedro Bellón y Carmen Rueda, se han desarrollado durante los meses de junio y julio dentro de la campaña de excavación realizada en el proyecto ‘Iliturgi Delenda Est (Iliturgi debe ser destruida), que ha contado con la financiación del Ayuntamiento de Mengíbar y del Instituto de Estudios Giennenses (IEG).

La superficie del oppidum tiene entre 12 y 14 hectáreas, lo que aclara su importancia, tanto en tamaño como por la posición estratégica que ocupa en el territorio, según expone Bellón, quien asegura que los restos del asedio localizados son fundamentales para la investigación de la historia militar romana y sitúan en primer plano las investigaciones arqueológicas realizadas en la provincia de Jaén. En concreto, en esta zona próxima a la capital, en la que, se ha descubierto la ciudad romana de Iliturgi, en cerro Maquiz, y el oppidum íbero en el cerro de La Muela, donde se han encontrado por primera vez en la península restos de artillería romana, concentrados en el entorno de uno de los accesos a la acrópolis del asentamiento.

La historia de esta artillería está también documentada. Tras la toma de Carthagonova en el año 209 antes de Cristo, Escipión el Africano no sólo consiguió un importante botín, sino que accedió al arsenal cartaginés de la ciudad, y tan sólo 3 años después las máquinas de guerra capturadas fueron utilizadas en el cerro de la Muela, donde probablemente se ubicó la Iliturgi destruida por los romanos en el año 206 antes de Cristo. Por esta razón, el investigador considera que su equipo ha descubierto un lugar único, desde el punto de visto arqueológico, del conocimiento y patrimonial.

Para la localización del sitio se ha tenido como base una fotografía aérea de los años 1945 y 1946, así como la descripción de Tito Livio sobre la destrucción de Iliturgi. El historiador resalta que primero se produjo la toma de la ciudadela y después se bajó al resto de la ciudad, lo que coincide con la topografía del lugar. En 1945 la huella era muy evidente, la fortificación de la ciudad estaba conservada. Hoy ha desaparecido esa huella, pero el centro andaluz de arqueología está convencido de que si excava, la encontrará.

En los trabajos han participado además miembros del Departamento de Cartografía, Geodésica y Fotogrametría de la Universidad de Jaén, equipos de la Universidad Complutense de Madrid que se ha encargado de la prospección georradar, así como los laboratorios de Paleoambiente y Arqueometría del propio Instituto de Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén, que ha realizado los análisis químicos de los elementos encontrados, como tachuelas y restos de artillería romana. Tanto los restos documentados como la particularidad y originalidad de los mismos, únicos en el ámbito del Mediterráneo antiguo, permiten evaluar el inicio de un proyecto de puesta en valor del sitio, dada localización y fácil acceso desde una de las principales vías de comunicación de la provincia, la Autovía 44.

 

19 julio 2017 at 9:24 pm Deja un comentario

Bailén, en pie de guerra por la batalla de Baecula

El alcalde califica de robo histórico el apoyo de la Diputación a su localización en Santo Tomé

segunda_guerra_punica

La batalla de Baecula continúa dos mil años después, ¿dónde situarla? ABC

Fuente: JAVIER LÓPEZ > Jaén  |  ABC
30 de septiembre de 2016

«La historia no se roba, se demuestra». El alcalde de Bailén, Luis Mariano Camacho, dirige esta frase contra la Diputación de Jaén, organismo que avala la tesis de que la batalla de Baecula no tuvo lugar en el predio bailenense, como apuntaba la tradición, sino en el término de Santo Tomé. Lo que se dirime es el escenario de una lid entre Roma y Cartago cuyo resultado fue determinante para la conquista romana del valle del Guadalquivir.

Bailén, célebre por ser el lugar donde se produjo la primera derrota del ejército de Napoleón en Europa, presumía también de haber sido escenario de la de Baecula. De ahí que el alcalde denuncie el intento de “robo histórico” de la Diputación Provincial de Jaén a Bailén al situar la batalla en Santo Tomé, con la anuencia del PSOE de Bailén y sin la prueba concluyente de un vestigio epigráfico. Hasta tanto no se encuentre, Camacho resalta que Baecula se localiza donde, a partir de los textos de Tito Livio y Polibio, la ha situado el grueso de los historiadores.

Para el regidor resulta inaudito que durante la presentación del documental Tras la huella de Aníbal, tanto el presidente de Diputación, Francisco Reyes, como el alcalde de Linares, Juan Fernández, asumieran como hecho probado la ubicación de Baecula en Santo Tomé, opción apuntalada en el trabajo de campo desarrollado por el centro andaluz de arqueología ibérica de la Universidad de Jaén dirigido por Arturo Ruiz.

Camacho afirma que la hipótesis de este investigador no es compartida por la mayoría de historiadores, para quienes la batalla nunca pudo suceder en el cerro de las Albahacas de Santo Tomé, donde la sitúa Ruíz. Por una serie de razones, entre las que destaca que el escenario dista más de 50 kilómetros de Cástulo (Polibio destacó su proximidad) y, por sus reducidas dimensiones, no podía albergar las tropas de dos ejércitos tan numerosos como los comandados por Asdrubal y Escipión.

El dirigente popular entiende el derecho del pueblo de Santo Tomé a reivindicar la localización en su término, pero pide a las administraciones socialistas igualdad de trato, ya que han concedido subvenciones y ayudas al municipio de la comarca de Cazorla y se las han negado a Bailén. A pesar de esto, afirma que su ciudad tendrá su carta arqueológica en breve, gracias a un convenio firmado con la Universidad de Granada.

 

30 septiembre 2016 at 6:18 pm Deja un comentario

Iliturgi, donde Escipión el Africano vengó a su padre

Restos del letal asedio romano han aparecido en Cerro de la Muela. El asalto acabó con la vida de hombres y niños

iliturgi-jaen

Restos del asedio romano en Cerro de Muela (Jaén) – ABC

Fuente: JAVIER LÓPEZ > Jaén  |  ABC
23 de septiembre de 2016

La historia es un constante ajuste de cuentas. Cuando Escipión el Africano arrasó Iliturgi en el 206 antes de Cristo lo hizo movido por la venganza. Pocos años antes la ciudad había traicionado a su padre Publio y a su tío Cneo, que murieron a manos del ejército cartaginés. Tras descubrir numerosos restos del asedio en el cerro de la Muela un equipo de expertos de la Universidad de Jaén desarrolla un proyecto para documentar arqueológicamente la destrucción del llamado «oppidum» ibérico.

La descripción geográfica que el historiador Tito Livio hace de Iliturgi en su «Historia de Roma desde su Fundación» encaja con el paraje donde realiza sus prospecciones el instituto universitario de arqueología ibérica. Además, las armas descubiertas a flor de tierra aclaran que en esta zona, situada en el término municipal de Mengíbar, tuvo lugar un impresionante asedio.

El equipo trata de determinar ahora si las tropas romanas hostigaron a una guarnición de gran importancia o a una ciudad ibérica defendida por cartagineses. Dadas las características de los hallazgos, el director del proyecto, Juan Pedro Bellón, se inclina por la segunda opción.

Combate feroz

Las piezas de plomo lanzadas con ondas, las puntas de flechas y jabalinas, las hojas de lanza y las tachuelas del calzado de los soldados romanos que jalonan Cerro Muela son las pruebas que certifican que en este espacio no tuvo lugar una escaramuza, sino un feroz asedio. Tito Livio cuenta que Escipión no tuvo piedad de los iliturgitanos.

Las tropas romanas no hicieron prisioneros ni saquearon la ciudad. El botín no entraba en sus planes. Se limitaron a asesinar a los hombres, armados o indefensos, que poblaban la ciudad fortificada. También a los niños. Tras la matanza, el general ordenó prender fuego a las casas y dirigió sus tropas, para saldar cuentas pendientes, hacia Cástulo, que se rindió sin presentar batalla.

Escipión quería borrar de la memoria a Iliturgi. Y lo habría conseguido de no ser por el relato de Tito Livio. También ayuda a mantenerla viva el trabajo de campo desarrollado por el equipo de este proyecto, financiado por la Junta de Andalucía, que determinará previsiblemente la ubicación del asedio de la ciudad ibérica.

«Las tropas romanas no hicieron prisioneros ni saquearon la ciudad»

La romana, con el mismo nombre, está ubicada a un kilómetro de cerro de la Muela, en cerro Maquiz, en el que se superponen las acrópolis, ya que se han descubiertos vestigios de una población del siglo V antes de Cristo.

Iliturgi tenía una gran importancia estratégica en la antigüedad. Radicada en la confluencia de tres ríos (Guadalquivir, Guadalimar y Guadalbullón), era la puerta de entrada hacia el valle del primero, y también paso obligado de las migraciones bélicas que se dirigían hacia la zona oriental mediterránea. De ahí la pugna de romanos y cartagineses por hacerse con el control de la ciudad, que paso de unas manos a otras hasta que Escipión acabó con ella.

Primer asedio

La relevancia del hallazgo radica en que por primera vez se documentará arqueológicamente el asedio del ejército de Roma a una ciudad cartaginesa en el marco de la segunda guerra púnica. Así, el asedio romano a Sagunto se sustenta en la literatura histórica, pero no se ha esclarecido sobre el terreno. «No porque no sucediera, por supuesto, sino porque no contamos con evidencias arqueológicas al respecto», aclara Bellón.

«El deseo de venganza de los romanos se trasladó hasta el final de las Guerras Púnicas»

Por fortuna, en cerro de la Muela, en lugar de viviendas hay olivares, lo que facilita los trabajos previos a la excavación, que debe de autorizar la Junta de Andalucía. Hasta el momento sólo se han llevado a cabo prospecciones superficiales en el terreno, del que, además de las armas, han surgido varias monedas cartaginesas y otra romana de gran rareza en la Península.

El instituto arqueológico, que prevé comenzar a excavar cerro Muela durante el primer trimestre de 2017, confía en encontrar en el subsuelo numerosas huellas y también los restos de las víctimas de la matanza. La rabia y el deseo de venganza de los romanos se trasladaron hasta el final de las Guerras Púnicas, cuando Cartago fue destruida y arrasada.

El general que derrotó a Aníbal

Desde muy joven: Luchó contra los cartagineses de Aníbal que habían invadido Italia en Tesino en 218 a. C., cuando tenía 18 años. Allí rescató a su padre herido.

Coraje en la derrota: En Cannas, Aníbal infligió a Roma la mayor derrota de la historia (entre 50.000 y 70.000 romanos muertos). Escipión estaba allí, con 20 años, en 216 a. C. Se sobrepuso con coraje.

Muerte familiar: Después de Cannas, el hermano de Aníbal, Asdrúbal, aniquiló el ejército romano en Hispania. Mueren su padre y su tío, tras la traición de varias ciudades, como Iliturgi.

Casi procónsul a los 24: Roma vive sus horas más bajas, nadie se atreve a pedir el mando de la revancha en Hispania. Escipción se ofrece aunque no tenía la edad. Al final le envían como general.

Toma Cartagena: Escipión decide dar un golpe decisivo y lanza su ejército contra la capital púnica en Hispania, la actual Cartagena, una audacia y logro logístico que devolvió la moral a Roma.

Victoria: La II Guerra Púnica se alarga hasta la victoria de Escipión sobre Aníbal en Zama en 201 a. C. Allí se decidió el declive de Carthago y la hegemonía de Roma, ya casi imperial.

 

23 septiembre 2016 at 12:26 pm Deja un comentario

Un documental recorre el camino del general Aníbal desde Cartago a Roma

El documental ‘Tras la huella de Aníbal’, presentado hoy y realizado por la productora andaluza Cedecom, recorre el camino que el general cartaginés Aníbal hizo desde Cartago a Roma .

tras_la_huella_de_anibal

Presentación del documental “Tras la huella de Aníbal”. Foto: EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE JAÉN

Fuente: EFE  |  LA VANGUARDIA
22 de septiembre de 2016

Jaén, 22 sep.- El yacimiento arqueológico de Cástulo, en Linares, y el Cerro de las Albahacas, en Santo Tomé, son las localizaciones jiennenses del documental en el que colabora la Diputación de Jaén y que recorre parte de los lugares de España e Italia.

Cannas, Tuoro y el Lago Trasimeno, Sagunto, Cartagena y Alicante son, junto a Cástulo y el Cerro de las Albahacas, los escenarios en los que se ha grabado este documental que toma como referencia “El Camino de Aníbal”, recorrido que forma parte del itinerario cultural “La Ruta de los Fenicios”, impulsado por el Consejo de Europa.

El presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, ha presentado junto al alcalde de Linares (Jaén), Juan Fernández; el director del Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica, Arturo Ruiz, y el director general de Cedecom, Ignacio Gallego, este audiovisual que “lleva a la pantalla la riqueza arqueológica” de la provincia de Jaén.

Una riqueza “ligada principalmente a nuestro pasado íbero, que también tiene mucho que ver con el general cartaginés Aníbal Barca”, según ha destacado Francisco Reyes durante el acto.

El documental, que se ha proyectado por vez primera esta mañana en El Pósito de Linares, muestra a través de testimonios de expertos en historia y de historias de personas que viven en los lugares donde se desarrollaron los acontecimientos, el legado dejado por este general que protagonizó la Segunda Guerra Púnica entre Cartago y Roma.

En el Cerro de las Albahacas, en Santo Tomé, se sitúa la Batalla de Baécula en la que lucharon los ejércitos cartaginés y romano, liderados los primeros por el hermano de Aníbal, Asdrúbal, en el año 208 a.C.

Por otro lado, el yacimiento de Cástulo está ligado al general cartaginés por su casamiento con Himilce, princesa de la ciudad íbero-romana.

Reyes ha recordado que “en junio de 2014, en la Carta de Jaén nos comprometimos a liderar la Ruta de los Fenicios en España con la creación del Camino de Aníbal en nuestro país”, y ha señalado la importancia de “desarrollar el conocimiento y fomentar la conservación y valorización de los sitios geográficos históricos relacionados con la cultura fenicio-púnica y las civilizaciones indígenas protohistóricas contemporáneas a ésta, como es el caso de la íbera”.

 

22 septiembre 2016 at 5:17 pm 2 comentarios

Batalla de Baecula

En 208 a.C. tuvo lugar la batalla de Baécula, en el marco de la Segunda Guerra Púnica en la que romanos y cartagineses se enfrentaron por el control político y económico del Mediterráneo.

segunda-guerra-punica

Mapa Segunda Guerra Púnica

Fuente: Arturo Ruiz > Madrid  |  SER Historia – Cadena SER
19 de mayo de 2016

En la batalla lucharon Asdrúbal Barca, hermano de Aníbal, que había quedado al frente de las tropas cartagineses en la Península Ibérica y Publio Cornelio Escipión “Africano” que estuvo al frente de las tropas romanas y que venía de tomar Qart Hadasht (Cartagena) en el 209 a. C. a. Eran 30.000 los soldados que tenía el ejército púnico y 40.000 los que tenía el romano, según Polibio y Tito Livio.

La toma de Cartagena, último avance romano hacia el sur, abrió las puertas de Andalucía a Roma. Por esta razón de carácter geoestratégico y las conocidas referencias de los historiadores romanos a la proximidad de la ciudad ibera de Castulo, entre otras cuestiones, se ha supuesto tradicionalmente que el escenario de la batalla estaba en la provincia de Jaén, habiendo propuesto Schulten su localización en el entorno de Bailen. En 2002 El Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén, inicio un proyecto para comprobar arqueológicamente la existencia del escenario en los lugares tradicionales. Descartados estos, tras un primer estudio de prospección, el ámbito de investigación se amplió a toda la provincia de Jaén y particularmente al entorno de las ciudades iberas (oppida) que no habían sido romanizadas, caso que ocurrió a Baecula. Después de una labor de dos años se concluyó que el escenario de la batalla pudo ser el Cerro de las Albahacas de Santo Tomé, municipio de Jaén, y Baecula el oppidum de los Turruñuelos.

Desde 2006 con el soporte de dos proyectos sucesivos I+D+i del Ministerio de Economía y Competitividad, se ha desarrollado la investigación, dando lugar en 2016 al libro “La Segunda Guerra Púnica en la Península Ibérica. Baecula, Arqueología de una Batalla”. Los trabajos han desarrollado una metodología muy novedosa, por primera vez aplicada a un campo de batalla antiguo, en la que se articulan registros georeferenciados en un SIG (Sistema de Información Geográfica), la prospección de superficie intensiva en un área de más de 600 has de extensión y la excavación arqueológica de los campamentos de Asdrúbal y Escipión y del oppidum de Turruñuelos

Se han registrado más de mil doscientos objetos metálicos de la batalla: armas, monedas, elementos de vestido (impedimenta), vientos de tiendas de campaña, cerámica…etc. que han confirmado que la topografía citada por las fuentes escritas se identificaba con el paisaje propuesto y se han podido reconstruir los momentos de la batalla que los historiadores narraban: la toma del promontorio donde Asdrúbal dispuso a los númidas y los honderos, el avance romano en dos alas para envolver el núcleo del ejército púnico o la lucha final en la zona alta del cerro de las Albahacas. Para ello ha sido fundamental el análisis de la distribución de las armas en el SIG: proyectiles de honda, puntas de flecha y dardos para ver el asalto al promontorio o el avance hacia la parte más alta del cerro; lanzas, jabalinas y pila, para localizar el área en el que se produjo el cuerpo a cuerpo. Especialmente ha de destacarse la distribución de las tachuelas de las sandalias de los legionarios romanos (calligae), que han permitido reconstruir los movimientos del ejército romano, dando a conocer el camino exacto que siguieron las tropas romanas desde su campamento hasta el escenario de la batalla o el avance de las alas envolventes de Escipión.

Asdrúbal huyó antes de que acabara la batalla y Escipión quedó vencedor causando ocho mil bajas al enemigo.

 

19 mayo 2016 at 4:36 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente