Posts tagged ‘Rut de las Heras Bretín’

Un paseo por 150 años de historia

El Arqueológico Nacional cumple hoy siglo y medio de existencia. El real decreto que creó el centro originó la red de museos públicos españoles

Imagen del patio romano del Museo Arqueológico Nacional tomada desde la pasarela de la sección de numismática la pasada semana. Carlos Rosillo

Fuente: RUT DE LAS HERAS BRETÍN > Madrid  |  EL PAÍS
20 de marzo de 2017

No había luz. Las monedas más valiosas, sobre todo las de oro, se seleccionaron bajo los focos de unas linternas. Funcionarios del Gobierno de la República se personaron en el Museo Arqueológico Nacional (MAN) el 4 de noviembre de 1936 para llevarse parte de sus tesoros, pero al conservador del gabinete numismático, Felipe Mateu y Llopis, no le pareció una buena idea, pensaba que allí estarían a buen recaudo. La falta de iluminación le ayudó a usar diversas triquiñuelas para esconder algunas monedas y para hacer que confundieran la plata con el oro. Aún así, tuvo que vivir el horror de ver cómo muchas fueron volcadas en distintos sacos, incluso en las gorras de los guardias. Al mezclarse perdieron su identificación individual. Dos cajas salieron del MAN, junto con los bienes de la Biblioteca Nacional y del Museo del Prado, hacia Valencia, siguiendo al Gobierno republicano. La de las monedas nunca regresó. Doce días después, a las 19,40 del 16 de noviembre de 1936, 25 bombas incendiarias cayeron sobre el edificio de la Biblioteca y del Arqueológico. El museo estaba a punto de cumplir siete décadas y, sin duda, el desastre de la guerra ha sido uno de los hitos de sus 150 años de historia. Pero no el único.

Este lunes se cumple siglo y medio desde que la reina Isabel II firmara el Real Decreto de creación del MAN, el 20 de marzo de 1867. Una ley de gran trascendencia en la historia de la museología española, ya que no solo afectó a la creación de esta institución, es el germen de la red de museos públicos. El último artículo de esa norma añadía que para “atender” a todos estos centros se crearía una sección de anticuarios, dentro del cuerpo de archiveros y bibliotecarios del Estado que ya existía. Es el origen de los conservadores de museos que hoy los “atienden”. En 1901, pasarán a llamarse arqueólogos, y es que el término arqueológico no era tan común como lo es actualmente. Era una modernez. De hecho, el real decreto habla de crear un museo central de antigüedades que tenga lo mejor del patrimonio y extender esa red de museos locales a cada pueblo o ciudad con bienes importantes. Así, se van constituyendo los museos provinciales sin mucho orden ni concierto. Andrés Carretero, director del MAN desde 2010 y conservador de museos desde hace más de 30 años, hace hincapié en algo que no es un pequeño detalle: “El que se promoviera la creación, no quiere decir que se les dotara económicamente”. De esos polvos, estos lodos.

EL FUTURO DE LA DOMUS AUREA

La Domus Aurea reabrió a los visitantes hace poco más de dos años. Y ahora ha incorporado también las gafas de realidad virtual. Pero mucho queda por hacer, relata D’Alessio.

“Ante todo, tenemos que terminar las intervenciones de restauración estructural y apuntalamiento. Pero van por el buen camino, ya está realizado entre el 70 y el 80% del trabajo”, afirma el arqueólogo y responsable científico del monumento.

Mientras se refuerza por dentro, la Domus Aurea necesita también liberarse del peso que la oprime. Tras ser enterrada bajo las termas de Trajano, ahora la casa de Nerón carga en sus hombros con Colle Oppio, la colina que se alza sobre sus techos. De ahí que parte del proyecto consista en aliviar en un 70% ese peso. ¿Cómo? Sustituyendo el parque y sus árboles por un jardín ligero, mucho más llevadero para la Domus, y capaz además de controlar el flujo de agua y evitar las infiltraciones actuales. “Es un área que mide como unos tres campos de fútbol”, explica D’Alessio.

El espacio ha sido dividido en 22 porciones. Una ya ha sido completada, y en una segunda se está trabajando. Los 13 millones concedidos por el Ministerio de los Bienes Culturales han permitido poner en marcha la sustitucion de ocho porciones más. La otra mitad depende de que el proyecto reciba más fondos, hasta el total de 31 millones necesario para terminar las obras. D’Alessio cruza los dedos para que en “cinco o seis años” la intervención se haya completado.

A partir de ahí, una vez derrotadas las infiltraciones y estabilizado el clima dentro de la propia Domus Aurea, se podrá empezar una tercera fase, quizás la más interesante para los visitantes: restaurar todos los frescos, estucos y decoraciones que todavía acoge la residencia de Nerón y tratar de rescatar su brillo. Lo que D’Alessio considera en cambio prácticamente imposible es conseguir que la luz natural vuelva a entrar en el monumento. Por lo menos, para eso está la realidad virtual.

HACIA EL FUTURO

Que el MAN tenga estatus de organismo autónomo, del que gozan la Biblioteca Nacional y el Museo del Prado, empieza a ser más que necesario. Es un museo que gestiona medio millón de visitantes anuales y 1.250.000 piezas (el Prado no llega a las 25.000). El Partido Popular incluyó esta medida en su programa electoral y el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, se ha mostrado favorable a trabajar por esta nueva condición. Al director del MAN, Andrés Carretero, le consta que así se está haciendo en una fase muy previa y espera conseguir en esta legislatura el decreto inicial. Es un plan a largo plazo, hay que condicionar administrativamente a la institución y establecer los mecanismos de control.

“Esa gestión autónoma es vital”, dice el director, “para el patrocinio de actividades, para participar en proyectos de investigación”, añade. El imposibilitar esto es faltar a las funciones básicas de los museos: investigación, conservación, documentación y difusión.

 

Pero no solo entre polvo y barro vive el patrimonio arqueológico. Piedras más o menos preciosas, vidrio, metales más o menos nobles, aleaciones, madera, fibras textiles, materiales orgánicos… han construido la historia de la humanidad y el MAN hace un buen repaso de ella. Recorrer el museo es pasear por la historia, sobre todo la española, con piezas que no tienen parangón en otros museos de más relevancia internacional. En el Británico no se puede encontrar la colección de damas ibéricas del Arqueológico de Madrid, con la de Elche como joya de la corona; ni las coronas con joyas —sin metáfora que valga— del tesoro visigodo de Guarrazar.

El Arqueológico ha logrado ser doblemente histórico y eso se debe tanto a sus fondos como a las vicisitudes por las que ha pasado en sus 150 años. Él mismo es un reflejo de la arqueología española, y los que la ejercen se encuentran más en bibliotecas, universidades y museos que buscando arcas perdidas, látigo en ristre, a lo Indiana Jones. El real decreto de 1867, con la creación del cuerpo de anticuarios, proporcionó una unidad de trabajo. Por primera vez se normalizan las funciones de los departamentos de los museos y se habla de la redacción de fichas de inventario. Se crean unas pautas para que se trabaje de la misma manera en el MAN, o en el arqueológico de Tarragona o Córdoba, por ejemplo. A siglo y medio de distancia con el sistema de documentación y gestión museográfica (DOMUS) que se utiliza hoy, pero en el fondo, los mismos mimbres.

Patio romano del Museo Arqueológico Nacional en una imagen de 1917. MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL

No todo van a ser similitudes, solo hay que echar un vistazo a una de las primeras imágenes que se conserva del personal de museo: unos cuantos hombres con sus chisteras, levitas oscuras y bigotes del siglo XIX frente a la mayoría de mujeres que trabajan hoy en el MAN (la paradoja de las siglas). Mayoría también son las jefas de los distintos departamentos. La legislación en cuanto al patrimonio ha seguido el curso del siglo XX, con hitos que coinciden con fechas históricas en otras materias. Así, los sesenta fueron una revolución. En 1968 se crea el Patronato Nacional de Museos que era un organismo que reunía a todos los museos dotándoles de agilidad en la gestión ya que ya no dependía cada uno de su Ayuntamiento o Diputación. Pero eso quedó revertido en los ochenta con la transferencia de competencias en materia de arqueología y de museos a las Comunidades Autónomas. Ese es el estado actual, por tanto lo que se encuentra en las diversas excavaciones va al museo de la región donde esté situado el yacimiento.

Las celebraciones del sesquicentenario quieren ser una conmemoración conjunta. Para ello esta semana tendrá lugar un congreso sobre la historia de la arqueología; en otoño se inaugurará El poder del pasado. 150 años de arqueología en España, donde se expondrán las mejores piezas del patrimonio arqueológico español, procedentes de 63 museos, entre otras: el Tesoro del Carambolo, del Museo Arqueológico de Sevilla. También se tiene prevista una publicación única que reunirá la historia de todos los museos arqueológicos del país, y que quedará como referencia quién sabe si para otro siglo y medio más.

LOS EDIFICIOS: 150 AÑOS EN SEIS FECHAS CLAVE

21 de abril de 1866, la reina Isabel II coloca la primera piedra del que sería el Palacio de Biblioteca y Museos Nacionales, actual edificio de la Biblioteca Nacional y del Arqueológico, cuyas fachadas dan al madrileño Paseo de Recoletos y a la calle de Serrano, respectivamente.

20 de marzo de 1867. Real Decreto fundacional del MAN, del cuerpo de anticuarios y de la red pública de museos de antigüedades.

9 de julio de 1871. Inauguración en el Casino de la Reina (junto a la actual glorieta de Embajadores).

5 de julio 1895. Apertura de las sede actual del museo, aunque el personal y las colecciones se habían trasladado dos años antes.

De 1936 a 1951 (Guerra Civil y posguerra). El edificio protegió los fondos del propio museo como los de la iglesia de San Francisco el Grande, entre otros. Después de la contienda no se pudieron abrir todas las instalaciones hasta 1951. Mientras, se realizó una selección de las piezas más importantes y se expusieron en lo que se conoció como el museo breve.

1 de abril de 2014. Reapertura tras seis años de reforma del interior del inmueble para adaptarse a las necesidades museológicas actuales. El montaje, que databa de la década de los setenta, se había quedado obsoleto para el siglo XXI. El museo solo estuvo totalmente cerrado los dos últimos años de obras.

 

Anuncios

20 marzo 2017 at 2:26 pm Deja un comentario

Pádel en el anfiteatro romano

La posible celebración de un evento deportivo en el monumento de Mérida desata la polémica y reabre el debate sobre el uso comercial del patrimonio histórico

merida-anfiteatro

Vista general del Anfiteatro Romano de Mérida. / Jero Morales (EFE)

Fuente: RUT DE LAS HERAS BRETÍN  |  EL PAÍS     14/03/2015

En el anfiteatro levantado hace más de 2.000 años en la antigua Emérita Augusta para albergar el combate de los gladiadores romanos, allí, junto al famoso Teatro Romano del conjunto arqueológico patrimonio de la Humanidad de la actual Mérida, disputarán ahora la victoria jugadores de pádel. Es lo que pretende la organización del World Padel Tour para el mes de mayo y es lo que está valorando positivamente el Consorcio Ciudad Monumental de Mérida. Al menos el primer informe técnico ha aceptado la celebración del evento en el monumento, declarado Bien de Interés Cultural, imponiendo una serie de condiciones.

La polémica ha saltado en pleno proceso, no hay nada aprobado. Miguel Alba, director del Consorcio Ciudad Monumental de Mérida

La polémica no ha tardado en saltar a raíz de la denuncia pública de la instalación del graderío sobre la piedra romana formulada por el grupo municipal de Izquierda Unida de la capital extremeña. Una polémica que se inserta en el debate sobre los límites del uso del patrimonio para promocionarlo y obtener un beneficio al tiempo que se conserva. Su valor histórico y arquitectónico es inseparable de su valor simbólico.

Al director del Consorcio Ciudad Monumental de Mérida, Miguel Alba, le ha sorprendido el revuelo cuando el proyecto está en proceso y no hay resolución definitiva. “Todo está abierto. Todavía no ha sido aprobado por la dirección técnica, aunque puede que el debate condicione la decisión”, apunta Alba, arqueólogo de profesión. Quiere dejar claro que hasta este momento la organización del torneo deportivo ha aceptado todos los requerimientos del Consorcio, integrado por el Ministerio de Educación Cultura y Deporte, el Ayuntamiento de Mérida y la Junta de Extremadura que gestiona los yacimientos y edificios que forman la Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

“No habrá publicidad, el graderío no se colocará sobre las gradas romanas originales [del año 8 a. C.], no va anclado, no habrá daño, el aforo será mucho más reducido que en otras ocasiones en este tipo de eventos, entre 1.500 y 1.600 asientos [en época romana podía acoger a 15.000 espectadores]… Somos los primeros interesados en que todo sea correcto”, afirma Alba. “Preferimos que el patrimonio esté vivo, que se le dé un uso, añade”. Rafael Sabio, conservador del Museo de Arte Romano de Mérida, le apoya. “En el eterno debate entre conservación y difusión del Patrimonio, ¿dónde está el límite entre querer mostrar la ciudad, sacarle partido a la riqueza arqueológica que tenemos y no tocar el hormigón romano?”.

Durante la visita se prohíbe comer, fumar y llevar bolsos grandes

Álvaro Vázquez, concejal de IU del Ayuntamiento de Mérida, ve contradicciones en la decisión del Consorcio. Alude a la normativa de la utilización de los espacios monumentales contemplada en el Diario Oficial de Extremadura: “Solo se autorizarán aquellos actos o actividades, con o sin ánimo de lucro, que tengan un contenido predominantemente cultural, que no afecten ni puedan poner en peligro la debida conservación de los monumentos y que no impidan el acceso a los visitantes en el horario público de visita”. Vázquez teme lo que puede sufrir el recinto durante el montaje, y reconoce que allí se han realizado diversas actividades, incluso deportivas, pero sin montajes con pesadas estructuras y camiones. “El pasado fin de semana, unos 1.500 corredores de la medio maratón de Mérida atravesaron el monumento, aunque eso no supone la misma infraestructura”, argumenta. Considera incongruente que en las normas de visita prohíban fumar, tocar las plantas o llevar mochilas mayores de 40 centímetros y se esté considerando la posibilidad de instalar la estructura de una cancha de pádel. El líder extremeño de IU, Pedro Escobar, defiende las tesis de su correlegionario y se pregunta por qué no se puede hacer en otro: “No es lugar apropiado”.

Alba responde señalando que el montaje se realizará desde fuera del anfiteatro a través de unas grúas. Y Sabio recuerda la importancia económica que tiene el turismo en Mérida.

14 marzo 2015 at 10:26 am Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente