Posts tagged ‘robo antigüedades’

Roban joyas arqueológicas de Alejandro Magno y de la hija de Mahoma valoradas en 100 millones

  • El tesoro desapareció durante una operación de venta en un hotel de Madrid e incluye piezas de Alejandro Magno y de la hija de Mahoma
  • No se ha podido acreditar el origen de las joyas ni cómo se adquirieron

hotel_cuzco

Fachada del Hotel Cuzco de Madrid, donde se produjo el multimillonario robo. ANTONIO HEREDIA

Fuente: LUIS F. DURÁN > Madrid  |   EL MUNDO
29 de julio de 2016

La Policía investiga un robo que podría ser uno de los más multimillonarios ocurridos recientemente en Madrid. El pasado miércoles desaparecieron de un céntrico hotel joyas pertenecientes al conquistador Alejandro Magno y a la hija de Mahoma, Fátima az-Zahra, valoradas en unos 100 millones de euros, según denunciaron los afectados a la Policía.

La sustracción de este tesoro arqueológico se produjo en una operación de venta de las piezas en el Hotel AC Cuzco, situado en la Plaza de Cuzco, en el distrito de Chamartín, según la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Los denunciantes acusan a los compradores ucranianos del robo pero éstos lo niegan.

El caso está siendo investigado por los agentes del grupo XI de la Brigada de Policía Judicial de Madrid. Los agentes, perplejos ante la singularidad de este suceso, sospechan que, más que un robo, se podría tratar de una apropiación indebida, pues los implicados habían sido socios.

Las cuatro joyas desaparecidas son, por un lado, un frasco de oro, un cinturón y parte de un peto que pertenecieron al conquistador macedonio Alejandro Magno, datadas en el siglo IV a.C.; por otro, había una pieza de oro del siglo VII diseñada por el fundador del Islam, Mahoma, para su hija Fátima.

Todo ocurrió el miércoles sobre las 15.00 horas en la cuarta planta del Hotel Cuzco de Madrid. Allí habían quedado dos personas de nacionalidad ucraniana para adquirir las joyas. Llegaron a la estancia y fueron atendidos por una persona que supuestamente les mostró las piezas.

A continuación, el vendedor les dijo que su jefe estaba en el piso superior, en otra habitación, y les invitó a subir para encontrarse con él y cerrar los detalles de la operación. Dejaron las joyas en el cuarto y subieron al piso superior para ver al presunto propietario del tesoro que estaban a punto de adquirir.

Según el relato de los denunciantes, cerraron la transacción y bajaron a la habitación de nuevo. Al entrar, habían desaparecido las piezas. Los propietarios de las joyas denunciaron los hechos en el hotel y acudieron después a la comisaría de Tetuán para presentar también la correspondiente denuncia. En las dependencias policiales aseguraron que el valor de lo robado era de unos 100 millones de euros.

Los agentes no han practicado ninguna detención por el momento y las principales sospechas se centran en la pareja de ucranianos que iban a adquirir las joyas y que supuestamente hacían de intermediarios para un coleccionista privado. Se están revisando las grabaciones de las cámaras de seguridad del hotel y analizando todas las imágenes.

Las joyas estaban catalogadas y en el pasado habían pertenecido a la Iglesia Ortodoxa, aunque en la actualidad son propiedad de una sociedad española con sede en el centro de Madrid.

Esta sociedad llevaba un tiempo intentando vender el preciado tesoro a través de diversos intermediarios. Lo habitual en estos casos es que se hubiera subastado, pero en este caso se había intentado una venta directa.

 

30 julio 2016 at 9:55 am 1 comentario

La investigación apunta a que el robo del mosaico romano de Marbella fue una chapuza de aficionados

Los especialistas consideran que los ladrones tendrán muy difícil vender la figura por los destrozos que le habrían ocasionado al llevársela

mosaico-rio-verde

El mosaico, antes y después del robo de su figura central. / Josele Lanza

Fuente: HÉCTOR BARBOTTA > Marbella  |  Diario Sur     10/03/2016

El perfil del robo apunta más a que fue obra de unos rateros que vieron una oportunidad en la ausencia de vigilancia que al de unos profesionales introducidos en el mundo del tráfico ilegal de reliquias históricas y arqueológicas. Los investigadores que trabajan en el esclarecimiento del expolio sufrido en la Villa Romana de Rio Verde el pasado 10 de enero creen que el robo fue obra de personas sin experiencia y que posiblemente la acción se haya realizado sin mucha preparación.

La Villa Romana, el principal yacimiento arqueológico de Marbella y declarado en 2007 Bien de Interés Cultural, sufrió aquel día el robo de un mosaico posiblemente construido a mediados del siglo II y que representa una cabeza de Medusa. Se trata de una gorgona considerada única a la que se le sustrajeron las teselas.

La forma en que se realizó el robo, que provocó un grave destrozo en en el conjunto artístico, ha llevado a los investigadores a deducir que los ladrones no eran muy experimentados, ya que es muy probable que la pieza robada haya sufrido graves daños. De hecho, el Ayuntamiento recuperó la mitad de las teselas afectadas, pequeñas piezas que habían quedado desperdigadas por todo el entorno y que también sufrieron importantes roturas. Según el inventario realizado por técnicos del área municipal de Cultura, de las 2.010 teselas afectadas se alcanzaron a recuperar 775 blancas, 104 de color negro y apenas una decena de teselas policromadas, correspondientes a la cabeza de Medusa.

Lo que no se pudo recuperar es la cabeza de Medusa (motivo principal del mosaico), que no obstante podría haber sufrido daños.

Debido a esta circunstancia, según fuentes consultadas por este periódico, es muy probable que si los ladrones intentaron vender la reliquia en el mercado negro no consiguieran su objetivo u obtuvieran una magra recompensa económica.

En el expolio del patrimonio histórico, según estas fuentes, suelen actuar tanto delincuentes especializados como otros que no lo son y que ponen el producto de sus actividades en manos de los llamados ‘buitres’ en la jerga, personas dedicadas a la antigüedad que se dedican a sacar las reliquias al circuito de objetos robados, tanto en España como en el extranjero.

Se da la circunstancia de que en la provincia de Málaga, pese al importante patrimonio existente, no existe una unidad especializada de la policía dedicada al robo de este tipo de bienes.

10 marzo 2016 at 2:38 pm 1 comentario

EEUU inicia trámites para devolver a Roma una estatua robada en 1983

La fiscalía federal del distrito sur de Nueva York informó hoy que ha iniciado los trámites para devolver a Roma la “Torlonia Peplophoros”, una estatua robada de una residencia de esa ciudad en 1983.

torlonia-peplophoros

La “Torlonia Peplophoros”. Foto: New York Post

Fuente: EFE  |  LA VANGUARDIA    26/02/2016

Nueva York, 25 feb.- La estatua “Torlonia Peplophoros”, sustraída de villa Torlonia, que fue residencia personal de Benito Mussolini entre 1925 a 1943, fue vendida en Nueva York en 2001 luego de haber sido llevada ilegalmente a este país en 1990 por el dueño de una galería de arte, informó el fiscal federal, Preet Bharara.

Indicó además en un comunicado de prensa conjunto con el FBI que su actual dueño, que la compró por unos 75.000 dólares, devolvió voluntariamente la “Torlonia Pephoros” en 2015 cuando supo que era robada.

El fiscal explicó en el comunicado de prensa que en 1797, Giovanni Torlonia, un banquero romano, compró lo que ahora se conoce como villa Torlonia después de haber heredado el título de marqués.

La familia Torlonia fue dueña de la vivienda hasta 1977, aunque fue usada por Mussolini como su residencia personal hasta 1943, cuando los aliados se hicieron con ella y la ocuparon hasta el 1947.

La residencia fue entonces abandonada hasta que en 1977 el municipio de Roma la compró, restauró y un año después la abrió al público exponiendo numerosas obras de arte.

La estatua de mármol, que caracteriza a una mujer que viste un peplo como en la antigua Grecia, fue robada el 11 de noviembre de 1983 por ladrones que se llevaron también otros objetos de la villa, señala además el comunicado.

26 febrero 2016 at 9:54 am 1 comentario

Marbella: Cultura recupera menos de la mitad de las teselas tras el expolio en la Villa Romana

Junta y Ayuntamiento siguen a la espera de los frutos de la investigación para determinar si procede una reproducción de la cabeza de Medusa y la reconstrucción del resto

mosaico-medusa-marbella

Responsables municipales y miembros de colectivos culturales observan el mosaico dañado. / Josele-Lanza

Fuente: Nieves Castro > Marbella  |  Diario Sur   21/02/2016

Mientras la investigación a cargo de la Unidad de Policía Judicial de Marbella sigue su curso para tratar de esclarecer lo sucedido en el asalto a la Villa Romana de Río Verde y localizar las piezas expoliadas, el trabajo pormenorizado sobre el terreno de los especialistas de Cultura ha dado sus frutos. El Ayuntamiento de Marbella ha conseguido recuperar casi la mitad de las teselas afectadas, pequeñas piezas que habían quedado desperdigadas en el suelo del yacimiento tras el robo perpetrado el pasado mes de enero. Aunque algunas fueron totalmente machacadas por los asaltantes en su afán de extraer la cabeza de Medusa (el motivo principal del mosaico), otras han podido ser rescatadas e inventariadas por los técnicos para su posterior reutilización.

El mosaico asaltado sigue tapado y las autoridades competentes, que en este caso son tanto la Junta de Andalucía como el Ayuntamiento de Marbella, no han decidido aún la clase de intervención que se acometerá en el yacimiento, Bien de Interés Cultural (BIC) desde 2007. Aunque en un primer momento, se especuló con la idea de su reproducción, la decisión no es firme porque todavía existe posibilidad de localizar lo robado y ejecutar una rehabilitación con las piezas originales del siglo I. «Estamos dejando un tiempo prudente para que la policía siga investigando sobre el asunto, porque tenemos la esperanza de poder recuperar el mosaico. Si pasado el tiempo estimado y prudente vemos que efectivamente no se encuentran las teselas desaparecidas, que corresponden a la cara de Medusa, pues ya si que habría que plantearse una reproducción a cargo de una empresa especializada. Sería una reproducción y no una reconstrucción, por lo menos no de la cara de Medusa, del resto del mosaico sí, porque se han recuperado la mitad de las teselas afectadas», explica la responsable de la delegación de Cultura del Ayuntamiento de Marbella, Gema Midón.

Según el inventario realizado por técnicos de esta delegación municipal, de las 2.010 teselas afectadas se han recuperado 775 blancas, 104 de color negro y apenas una decena de teselas policromadas, correspondientes a la cabeza de Medusa.

Diez cámaras vigilarán el perímetro de los tres yacimientos: Villa Romana, Basílica y Termas

Por otro lado, el plan especial para dotar de medidas de seguridad y vigilancia a los tres yacimientos arqueológicos del municipio: la Villa Romana de Río Verde, las Termas y la Basílica Paleocristiana, cuenta con novedades. Esta misma semana técnicos de Obras y Patrimonio y Cultura han visitado los espacios junto con la responsable de esta última delegación municipal para concretar los espacios en los que se colocarán las cámaras de vigilancia. En total, serán 10 los aparatos que controlarán el acceso a los yacimientos, con lo que cualquier intromisión en el perímetro quedará registrado. El objetivo es persuadir de futuros robos o atentados contra el patrimonio. Tanto la Basílica como las Termas contarán, respectivamente, con cuatro cámaras colocadas en postes, mientras que a la Villa Romana se destinarán dos sobre el vallado actual del BIC.

Alarma no sonora

Los módulos que albergarán la electrónica para el propio funcionamiento de la cámara y las memorias donde se registrarán las grabaciones, permitirá también conectar en cualquier momento desde el exterior. «Las cámaras emiten su propia alarma, no sonora, cuando detectan movimiento. Se trata de un software de protección activa», concretan fuentes consultadas.

La adquisición de los dispositivos se realizará a la empresa PRS Proyectos e Instalaciones S.L., la misma que ha surtido de cámaras de videovigilancia al resto de dependencias municipales. El motivo que ha retrasado su colocación es la ausencia de acometidas de luz en los yacimientos. Miembros de los Servicios Operativos del Ayuntamiento empezarán a partir de este lunes las tareas necesarias para resolver el problema. Fuentes municipales concretan que los trabajos se realizarán por fases con un periodo de ejecución estimado de unas dos semanas por yacimiento. Empezando por la Basílica Paleocristiana, continuando por la Villa Romana y terminando por las Termas, el vestigio que presenta mayores dificultades para realizar la acometida eléctrica.

21 febrero 2016 at 7:31 pm 1 comentario

Italia recupera un gran tesoro etrusco expoliado y encontrado en Suiza

Las piezas fueron saqueadas y vendidas más tarde por el anticuario británico Robin Symes

sarcofago-etrusco-recupeardo

Una de las piezas recuperadas por las autoridaes italianas – abc

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES > Roma  |  ABC    06/02/2016

Un impresionante tesoro de arte italiano de un valor incalculable, y que ha permanecido escondido durante quince años en el puerto franco de Ginebra (Suiza), acaba de volver a Roma. Las antigüedades, fundamentalmente romanas y etruscas, estuvieron depositadas en 45 grandes cajas marcadas con el nombre de una empresa offshore. El tesoro expoliado a Italia es excepcional, con un valor de centenares de millones de euros: hay dos sarcófagos etruscos muy valiosos de tamaño natural, que datan del siglo II a. C.; hay también fragmentos de frescos de Pompeya, numerosos objetos de terracota, vasijas decoradas, bustos, bajorrelieves y cerámicas. En un comunicado de la Fiscalía de Ginebra se subraya que estas «piezas excepcionales fueron obtenidas de excavaciones clandestinas». Los saqueos se produjeron en tumbas etruscas de la ciudad de Tarquinia, al norte de Roma, y en otros lugares de las regiones de Lazio y Umbria, además de Pompeya. Sus autores fueron los llamados «tombaroli» -ladrones de tumbas-, que aún siguen en esas zonas descubriendo valiosos restos etruscos.

El tesoro fue descubierto después de las indicaciones ofrecidas por un Tribunal penal de Roma, que pidió a las autoridades suizas, en 2014, abrir una investigación sobre objetos arqueológicos sacados ilegalmente de Italia, en particular un sarcófago. El fiscal de Ginebra, Claudio Mascotto, ordenó registrar un almacén, en el que la Policía no encontró el sarcófago que buscaban, pero descubrió mucho más: un fantástico tesoro, con dos sarcófagos etruscos muy valiosos y otros varios restos arqueológicos de incalculable valor.

Robin Symes

Detrás de este espectacular tesoro escondido estaba el marchante inglés, hoy retirado, Robin Symes, de 75 años, un personaje novelesco en el tráfico y comercio de arte. Las autoridades suizas lo describen como «un anticuario con alto nivel cuyo nombre fue vinculado en el pasado con el comercio de antigüedades robadas en todo el mundo». En efecto, durante decenios Robin Symes fue un anticuario para coleccionistas ricos y famosos, así como para los más grandes museos de todo el mundo. Algunos se han visto en graves problemas judiciales porque muchas de las obras vendidas por Symes tenían una procedencia ilegal. Por ello, el Museo Getty de Los Angeles, el Metropolitan de Nueva York y el Minneapolis Institute of Arts, entre otros, tuvieron que devolver importantes antigüedades adquiridas por medio de Robin Symes, por temor a que su procedencia fuera ilícita.

Un dato clamoroso revela el fenomenal negocio ilegal de Symes: en 2014 el Gobierno italiano amenazó con emprender acciones legales después de que el Gobierno británico se negara a devolver importantes objetos incautados a Robin Symes, cuya procedencia era italiana, país del que habían salido clandestinamente. Los objetos en disputa eran setecientos, en su mayoría antiguos tesoros etruscos; entre ellos joyas, vasijas decoradas, estatuas de terracota, esculturas de cabezas de mármol, un busto de bronce de Alejandro Magno y estatuas de dioses romanos.

Vida lujosa

Considerado como «el anticuario más conocido y con mayor éxito de Londres», Symes montó un floreciente negocio con su amante desde los años setenta, el griego Christo Michaelides, llevando ambos una vida llena de lujos, con chófer para su Bentley y casas en Londres, Nueva York, Atenas, islas Cícladas (Grecia) y una villa en Umbria (Italia). Robin Symes y su negocio cayeron en desgracia cuando Michaelides, que era también su socio comercial, murió tras una caída accidental en 1999 en su villa de Umbria. Una amarga disputa en un Tribunal de Londres con la familia griega de Michaelides, que le pedía la mitad del valor de la firma Robin Symes Ltd. -que habían construido juntos-, acabó con la quiebra de su negocio y una condena de dos años de cárcel en 2005 -solo cumpliría siete meses-, por desacato al tribunal y «haber dicho numerosas mentiras bajo juramento», con el fin de ocultar el valor de las antigüedades que había comercializado.

Al perder la batalla legal y tener que pagar unos honorarios de unos 8 millones de euros se declaró en quiebra. Su vida novelesca y el impresionante comercio de antigüedades que realizó, haciéndose con miles de objetos de forma ilegal, con saqueos de tumbas etruscas, para venderlos después a grandes museos y a los ricos coleccionistas del mundo, fueron el argumento del libro «The Medici Conspiracy», escrito por el periodista Peter Watson. Toda una red de lugares arqueológicos asaltados y las personas presuntamente involucradas en la venta de esas valiosas antigüedades figuran en el libro de Watson.

Durante el proceso, Robin Symes emigró a Ginebra, donde continuó con su negocio de antigüedades, pero las acumuló en un depósito fuera de la ciudad para ocultarlas y mantenerlas al margen del eventual resultado final sobre el proceso en Londres. Symes no puede ser extraditado a Italia, porque ya ha prescrito su presunto delito de trafico de objetos de arte sacados ilegalmente de Italia. Pero, finalmente, con el beneplácito de la fiscalía de Ginebra y de las autoridades suizas, ese tesoro italiano ha llegado a Roma, donde será presentado en los próximos días por el ministro de Bienes Culturales, Dario Franceschini, según confirma a ABC su portavoz. Un final feliz para Italia, pero solamente parcial, porque el gobierno italiano seguirá reclamando a Gran Bretaña que devuelva los 700 objetos arqueológicos de la firma Robin Symes, un tesoro que pertenece a Italia.

7 febrero 2016 at 10:06 am Deja un comentario

Aparece en Suiza un tesoro expoliado de arte etrusco

sarcofago_etrusco

Valiosísimo sarcófago etrusco de un anciano recostado. © Ministère public genevois

Fuente: Miguel Ángel García Vega  |  EL PAÍS     02/02/2016

Durante 15 años un tesoro de arte romano y etrusco ha estado escondido en el puerto franco de Ginebra. Los Carabinieri italianos, tras dos años de investigaciones y en una operación conjunta con la policía suiza, han descubierto 45 cajas que contienen frescos de Pompeya, bajorrelieves, vasijas de terracota y vasos decorados. Pero de entre todas las piezas destacan dos valiosísimos sarcófagos etruscos (siglo II a.C) de tamaño natural que representan a un anciano y a una joven, ambos reclinados.

Las piezas darían para un pequeño museo y se cree que la mayoría, sino todas, han sido expoliadas sobre todo de tumbas que se encontraban en la antigua ciudad etrusca de Tarquina, en las colinas al norte de Roma.

Detrás de este aparente expolio estaría, según el periódico británico The Telegraph, el marchante inglés —hoy a sus 75 años ya retirado— Robin Symes. Un personaje controvertido y complejo que ha generado serios problemas a más de una institución de relumbrón. De hecho, el museo Paul Getty (Los Ángeles), el Metropolitan (Nueva York) y el Instituto para las Artes de Minneapolis han tenido que devolver obras compradas a través de la intermediación de Symes ante las sospechas de que podían proceder de excavaciones ilícitas.

sarcofago_etrusco_joven_reclinada

Sarcófago etrusco que muestra a una joven reclinada. © Ministère public genevois.

En el caso de este inesperado descubrimiento, los expertos italianos están convencidos de que “las piezas proceden de prospecciones ilegales, la mayoría perpetradas en necrópolis del antiguo territorio etrusco, lo que hoy son las regiones del Lazio y la Umbría”, señalan fuentes de la investigación que cita The Telegraph.

Esta historia se mueve desde el presente hacia el pasado, y deja algunas preguntas. ¿Cómo ha llegado hasta allí este conjunto de piezas únicas? ¿Qué hacían almacenadas durante 15 años más de cuarenta cajas? ¿Por qué nadie las reclamó? El origen de todo se encuentra en un accidente mortal en Italia.

En 1999, durante unas vacaciones en la Umbría, Christo Michaelides, heredero de una de las principales fortunas navieras griegas, y amante de Robin Symes, tropieza en unas escaleras y fatalmente se mata. Comienza entonces una pelea legal en Inglaterra entre la familia de Michaelides y Symes por la mitad de la empresa a través de la cual operaban: Robin Symes, Ltd. El experto en antigüedades sostiene que su amante era solo un empleado y que no tenía participación real en la firma. En aquella época el marchante vivía en Ginebra con lo que seguramente aprovechó ese tiempo para ocultar las cajas con las obras en el puerto franco de la ciudad. Era una forma de proteger sus bienes si el juicio le era adverso. Así fue. El tribunal le condenó a pagar cinco millones de libras. No pudo afrontar la deuda y se declaró en bancarrota.

terracota_etrusca

Detalle de una de las numerosas piezas de terracota recuperadas. © Ministère public genevois.

Sin embargo, para proteger lo aparentemente expoliado, no dudo en mentir al tribunal. Aseguró que tenía cinco almacenes donde atesoraba las antigüedades, cuando en realidad eran 29 repartidos por Londres, Nueva York y Suiza. También mintió sobre dos negocios que había hecho engañando al juez acerca de los beneficios que había conseguido a través de ellos. El magistrado consideró que había cometido “un serio y cínico desprecio al tribunal” y había “contado numerosas mentiras estando bajo juramento”. Fue condenado a dos años de cárcel, pero solo cumplió siete meses.

A finales de semana, los Carabinieri presentarán este tesoro de 45 cajas excepcionales. Entre todas las piezas, los dos sarcófagos etruscos son un recordatorio de la belleza del arte y de la obligación de protegerlo.

2 febrero 2016 at 7:16 pm 1 comentario

Suiza devuelve a Italia tesoros etruscos robados

sarcofago-etrusco

Entre las antiguas obras de arte robadas que Suiza ha devuelto este jueves a Italia se encuentra un sarcófago etrusco (handhout /Office of the Public Prosecutor of Geneva / AFP)

Fuente: AFP – YAHOO News     14/01/2016

Ginebra (AFP) – Suiza ha devuelto a Italia 45 cajas con antiguas piezas de arte etrusco sustraídas en excavaciones ilegales y escondidas lejos durante más de 15 años, incluidos dos raros sarcófagos, han informado este jueves las autoridades.

“Las antigüedades han sido devueltas hoy a las autoridades italianas”, ha señalado un comunicado de la oficina del fiscal público de Ginebra.

Italia había pedido ayuda al rico país alpino en 2014 para localizar un sarcófago etrusco robado que se creía que había transitado por los Puertos Libres de Ginebra, unos depósitos y almacenes autónomos con exención impositiva situados en el aeropuerto.

“La investigación fue dirigida por el fiscal Claudio Mascotto, y en los Puertos Libres de Ginebra se halló un tesoro inesperado”, señala el comunicado.

Dos raros sarcófagos de terracota etruscos, con tapas bellamente esculpidas representando a un hombre y a una mujer reclinados, fueron encontrados en un almacén de los Puertos Libres, junto con “otros restos arqueológicos de valor incalculable”.

“El fiscal ordenó primero la incautación de los sarcófagos, y luego extendió la decisión a todos los artículos, teniendo en cuenta la sospecha de su procedencia ilegal”, dice.

Entre los artículos, delicadamente pintados, bajorrelieves, jarrones y fragmentos de vasos decorados, frescos, cabezas, bustos, y varias piezas votivas o religiosas más, añade.

vaso-etrusco

Este vaso es parte de la colección de arte etrusco robado que ha regresado a Italia después de haber estado oculto en la ciudad suiza durante más de 15 años (handhout /Office of the Public Prosecutor of Geneva / AFP)

La misteriosa civilización marinera etrusca dominó una parte del Mediterráneo hasta que fue absorbida por Roma en el siglo I a.C.

Las antigüedades habían sido traídas a Ginebra por un antiguo marchante de arte británico de alto nivel, que ya anteriormente había estado vinculado al comercio de antigüedades saqueadas, ha indicado la oficina del fiscal, sin desvelar el nombre del marchante.

Los artefactos habían permanecido depositados durante más de 15 años en un almacén registrado con el nombre de una empresa deslocalizada, señala.

Un experto italiano ha llegado a la conclusión de que los artefactos provienen de excavaciones ilegales llevadas a cabo principalmente en las regiones de Umbria y el Lazio y, por otra parte, investigadores italianos han vinculado algunos de los artículos a ladrones de tumbas – los llamados tombaroli – que ya tenían en el punto de mira.

15 enero 2016 at 10:31 pm 1 comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

octubre 2016
L M X J V S D
« Sep    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente