Posts tagged ‘Parque Arqueológico de Pompeya’

El hombre que murió aplastado en Pompeya huía con un saquito de monedas

Los numismáticos han podido examinar 15 monedas de cronología variada, pero la mayor parte de época republicana, fechadas a partir del siglo II a.C.

14 monedas
La fotografía muestra 14 monedas y los restos del saquito que llevaba el hombre apretado contra el pecho.
Foto: Parco Archeologico di Pompei

Fuente: Alec Forssmann  |  National Geographic
1 de junio de 2018

El esqueleto recientemente excavado en la inexplorada Región V de Pompeya, de un individuo que fue rematado por un enorme bloque de piedra mientras huía desesperadamente de la furiosa erupción del Vesubio, ha deparado un nuevo hallazgo: un saquito de monedas romanas de plata y bronce que el hombre apretó contra su pecho. El individuo llevaba 20 denarios de plata y dos ases de bronce con un valor nominal de 80 sestercios y medio, «una cantidad de monedas que, en la época, podía garantizar el mantenimiento de una familia de tres personas durante unos 14-16 días«, según explica hoy el Parque Arqueológico de Pompeya en un comunicado. El fuggiasco o fugitivo, de más de 30 años de edad, cayó derribado por el flujo piroclástico resultante de la erupción volcánica y un bloque de piedra formidable, quizá la jamba de una puerta, acabó rematándolo en el suelo.

La piedra acabó aplastando al hombre, destrozándole la cabeza y la parte superior del tórax. Entre las costillas del tórax primero aparecieron tres monedas y, al remover la tierra, los restos de la víctima y el tesorillo de monedas en una pequeña bolsa que será analizada en el laboratorio para conocer el material. Los numismáticos han podido examinar 15 monedas de cronología variada, pero la mayor parte de época republicana, fechadas a partir del siglo II a.C.

Una de las monedas republicanas más tardías es un denario legionario de Marco Antonio, común en Pompeya, con la indicación de la Legio XXI. Entre las pocas monedas imperiales que han sido examinadas hay un probable denario de Augusto, el primer emperador romano, y dos denarios de Vespasiano. Los restos de la víctima serán analizados en el laboratorio de investigaciones aplicadas del Parque Arqueológico de Pompeya.

 

Saquito de monedas
El momento en que apareció el saquito de monedas. La pequeña bolsa será analizada en el laboratorio para conocer el material.
Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Tesorillo
El individuo llevaba 20 denarios de plata y dos ases de bronce con un valor nominal de 80 sestercios y medio, una cantidad con la que hubiera podido subsistir durante varios días.
Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Monedas republicanas y algunas imperiales
Una de las monedas republicanas más tardías es un denario legionario de Marco Antonio y, entre las pocas monedas imperiales que han sido examinadas, hay un probable denario de Augusto y dos denarios de Vespasiano.
Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

1 junio 2018 at 6:36 pm Deja un comentario

Descubren en Pompeya el esqueleto de un hombre que murió decapitado mientras huía de la lava

Es el último sorprendente y «dramático» descubrimiento en el área del Regio V, en la esquina del callejón de los Balcones

Los restos óseos encontrados en Pompeya – EFE

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES  |  ABC
29 de mayo de 2018

Pompeya no deja de sorprender. Hoy se ha hecho público un descubrimiento excepcional: en las nuevas excavaciones ha aparecido el que por ahora se considera el último fugitivo de la antigua ciudad romana. Tuvo un final horrible: fue investido por la furia del Vesubio, que le lanzó una roca de unos 300 kilos, aplastando su tórax y con toda probabilidad decapitándolo.

La víctima era un hombre de unos 35 años, con una pierna enferma, que quizás por su discapacidad se retrasó en la fuga. Murió mirando el Vesubio en su intento desesperado por huir de la furia destructiva del volcán. «Es un descubrimiento dramático y excepcional», ha dicho el arqueólogo Massimo Osanna, director del parque arqueológico de Pompeya.

Tras las primeras observaciones, se percibe que la víctima, que sobrevivió a las primeras fases de la erupción del Vesubio, huyó en busca de su salvación por un callejón invadido ya de cenizas y piedras volcánicas. Aquí fue embestido por la densa nube piroclástica que lo arrojó violentamente hacia atrás. El bloque de piedra que lo aplastó será removido en breve.

Análisis antropológicos

Los primeros análisis antropológicos indican que el hombre tenía más de 30 años. La presencia de lesiones en la tibia señalan una infección ósea, que podría haber sido la causa de su dificultad para andar, hasta el punto de impedirle escapar tras las primeras señales dramáticas que procedían de la erupción del Vesubio. Esa infección debía procurarle dolor, y cuando se convenció de que escapar era la única opción, ya era demasiado tarde. Intentó el todo por el todo, pero fue en vano.

El esqueleto presenta lesiones a nivel de la tibia – EFE

El director Massimo Osanna explica así la importancia de la recuperación de este esqueleto: «Más allá del impacto emotivo de este descubrimiento, nos da la posibilidad de compararlo con otros, confrontar las patologías y los estilos de vida, así como las dinámicas de fuga de la erupción. Además, estas investigaciones, realizadas con instrumentos y una profesionalidad cada vez más específicas y presentes en las excavaciones, contribuyen a darnos cuenta, de una forma cada día más precisa, sobre la historia y la civilización de una época, lo que es la base de la investigación arqueológica». Se añade así una nueva pieza a la fascinante historia de Pompeya.

Los restos óseos han sido hallados en la llamada área del Regio V, en la esquina entre el callejón de los Balcones, recientemente descubierto, y el callejón de Bodas de Plata, una zona en la que los arqueólogos trabajan en estos momentos.

El individuo fue localizado decapitado en el primer piso de un edificio – EFE

En las últimas excavaciones han salido a la luz tres edificios con grandes balcones, ánforas de vino y mosaicos, así como los esqueletos de una caballo engalanado y de un niño que trató de esconderse del fuego y la ceniza y que pueden dar más elementos de la vida en esta ciudad que quedó completamente arrasada.

 

29 mayo 2018 at 3:43 pm 1 comentario

Pompeya, descubierto un tercer caballo

Los restos óseos han sido hallados en el mismo ambiente donde se encuentra el calco del ejemplar completo. Osanna: «Excavaremos toda la villa»

Fuente: ANTONIO FERRARARepubblica
13 de mayo de 2018

Había un tercer caballo en el establo de la villa romana excavada en Civita Giuliana, en la zona norte fuera de las murallas de Pompeya.

Nuevos huesos han salido a la luz en las últimas horas y según un primer examen realizado por la arqueozoóloga Chiara Corbino (que está siguiendo la excavación en la villa profanada por los ladrones de tumbas) pertenecen a un tercer animal, presumiblemente del mismo tipo del que se hizo el calco. «Quería ser sacado ese caballo – bromea Massimo Osanna, director del Parque Arqueológico – y la realización del calco nos ha dado información muy importante para la historia de Pompeya».

El descubrimiento de los restos del tercer ejemplar ha tenido de nuevo lugar en el interior del establo de la villa romana de Civita Giuliana, un entorno que los arqueólogos han indicado con la letra «d» y que es el más devastado por los ladrones de tumbas. De hecho, en tres de los cuatro lados del entorno han sido realizados túneles clandestinos: uno de ellos ha interceptado por completo al segundo caballo, del cual, precisamente por el colapso del túnel, sólo se han recuperado hasta el momento sus patas. El tercer caballo estaba en otra área. El caballo del desfile del que se tomó el molde de yeso estaba de hecho en el centro del ambiente y todavía no había sido tocado por excavadores clandestinos. Pero el riesgo de destrucción era muy alto.

Por lo tanto, caballos importantes, al menos tres, destinados a las carreras y a los desfiles, encontrados enjaezados y con restos de las bridas. «Preparados probablemente – señala Osanna – para ser montados para huir. Por eso no podemos descartar que si continuamos la excavación, fuera del establo pudiéramos encontrar tanto los restos de un carro como los restos óseos de aquellos hombres que se preparaban para escapar de la furia de la erupción del 79 d.C.».

Apagados los reflectores sobre el excepcional descubrimiento de Civita Giuliana, el Parque Arqueológico está trabajando para completar la exploración del sitio e imaginar su gestión futura. El coste de la intervención ha sido de 250.000 euros, incluidas las pruebas para localizar los túneles excavados por los ladrones de tumbas desde la casa de enfrente a lo largo de los años. Entre las áreas exploradas también una parte del campo de cultivo del 79 después de Cristo, todavía con restos de los surcos dejados por los antiguos campesinos: aquí, han sido tomadas muestras de terreno para rastrear a través de análisis de paleobotánica los cultivos típicos de la antigua Pompeya.

Dos semanas más de trabajo aguardan a los arqueólogos en la propiedad Russo sujeta a una ocupación temporal. La familia Russo produce Lacryma Christi desde 1948 en Trecase, un pueblo al pie del Vesubio, entre Torre Annunziata y Boscotrecase. Y de inmediato aceptó la solicitud de la Superintendencia de excavar en su propia parcela agrícola. El Parque Arqueológico está a punto de iniciar la expropiación de la zona, en tanto que una licitación está lista para excavar en la casa que se encuentra al borde de la carretera. En el presupuesto de 2019 se asignarán fondos para la recuperación de toda la villa y para llevar a cabo investigaciones más allá de la carretera, en la zona desde la que se ramifican los túneles clandestinos.

«Mi sueño – confiesa Osanna – es reestructurar la casa Russo, un bello ejemplo de arquitectura rural vesubiana, y convertirla en un centro de recepción para visitantes una vez que hayamos excavado y arreglado la villa. Aquí podría surgir un centro didáctico para contar la Pompeya después de la erupción, a la luz del descubrimiento de la tumba de un pompeyano que murió entre finales del siglo I y el siglo II d.C. Contaremos la microecología del Vesubio que sobrevive y de la que aún hoy se encuentran vestigios».

 

13 mayo 2018 at 8:28 pm Deja un comentario

Un caballo engalanado, el último tesoro arqueológico de Pompeya

El último tesoro hallado en Pompeya es un caballo sepultado en unas cuadras desde la erupción que acabó con la urbe y que era «de las razas más nobles» a juzgar por los adornos de bronce de su testuz, anunciaron hoy los gestores del yacimiento.

Fotografía facilitada por el Parco Archeologico di Pompei del caballo sepultado/Foto: Efe

Fuente: Gonzalo Sánchez – EFE  |  LA RAZÓN
10 de mayo de 2018

El parque arqueológico napolitano (oeste de Italia) ha celebrado como «un descubrimiento extraordinario» los hallazgos en una villa ubicada en la zona de Civita Giuliana, en la periferia norte de Pompeya, la ciudad romana sepultada por la erupción del Vesubio del 79 d.C.

Ha sido posible adentrarse en esta distinguida finca extramuros ya que las autoridades policiales y judiciales perseguían una serie de excavaciones clandestinas emprendidas por saqueadores, que han sido localizados y denunciados.

La intervención ha permitido descubrir una serie de estancias destinadas al servicio que trabajaba en esta gran villa suburbana «conservada excepcionalmente» y que contaba con una zona residencial y otra dedicada a la producción agrícola, vinícola y ganadera.

Dentro se han localizado tres ánforas de aceite y vino -una dañada por los saqueadores-, utensilios de cocina como una sartén, parte de una cama de madera y restos de pequeños animales.

Pero también se ha podido extraer los restos de un equino del que se ha realizado un molde de yeso, el primero de un caballo encontrado en Pompeya.

Esta técnica, con la que se ha recuperado la forma de numerosos pompeyanos, consiste en rellenar con yeso el hueco que dejó la desaparición del material orgánico de un ser vivo sepultado por las cenizas, una cámara vacía entre la materia solidificada.

El animal aparece recostado sobre el lomo izquierdo y su buena osificación es la de un ejemplar adulto, muy seguramente un caballo (equus caballus) a tenor de un análisis preliminar, en el que por sus dimensiones se descarta que pueda tratarse de un mulo o un asno.

Los expertos creen que este animal fue un ejemplar distinguido en primer lugar por su altura de metro y medio, mucho más que los caballos de la época, más pequeños que los actuales, lo que permite suponer que nació fruto de «cuidados» cruces entre especímenes.

Por otro lado, el caballo luce en la parte del cráneo adornos y pequeños ornamentos metálicos, como el bocado en hierro o partes en bronce al parecer de correas de cuero ya desaparecido, «una presencia que podría indicar el valor y rol del animal», apuntan.

El escritor hispánico Columella, experto en agricultura, indicó en su tratado «De Re Rustica» (I d.C) que los caballos por entonces se dividían en tres tipos: nobles destinados a concursos y circos, sementales que daban una prole noble o ejemplares vulgares.

Los expertos del yacimiento de Pompeya indican que el caballo de Cività Giuliana «debía pertenecer a la raza más noble«, a buen seguro «un animal de representación» que pese a su valor sufrió el mismo destino que otros muchos equinos en el momento de la tragedia.

El fuego, el humo tóxico y la ceniza acabaron con la vida en esta próspera urbe romana del Golfo de Nápoles pero los expertos han demostrado que, tras el desastre, se produjo «una reocupación del lugar» donde se encontraba esta villa.

Sobre ella, en una parte elevada, se ha hallado una tumba con un esqueleto en su interior y ha sido datada en una fecha «no bien precisa» por el momento, pero posterior al año de la erupción, el 79 d.C, en época imperial.

Los huesos localizados pertenecen a un robusto hombre de una edad estimada de entre 40 y 50 años cuya altura, de unos 175 centímetros a juzgar por su húmero, era «superior» a la media de entonces.

Su pelvis está prácticamente pulverizada y el cráneo ha aparecido «fuertemente dañado» presumiblemente por las libaciones que sus allegados le ofrecieron tras su muerte, descargadas al interior del sarcófago por un tubo en su parte superior aún presente.

La tarea consistirá ahora en esclarecer quién era esta persona, de la que aún poco o nada se sabe, solo que padecía una «anómala» forma dental o mordida, y que por sorpresa ha sido recuperado de la oscuridad de su tumba dos milenios después de su fallecimiento.

Una parte de la villa donde se han producido los hallazgos ya fue descubierta entre 1907 y 1908 por el marqués Giovanni Imperiali, que descubrió quince habitaciones, y todo el complejo ha sido objeto en las últimas décadas de excavaciones clandestinas.

Los descubrimientos anunciados hoy corresponden solo a dos de los cinco nuevos ambientes y, a la espera de saber qué nuevos detalles ofrecerá de la vida de aquel entonces, ya permite intuir «la peculiaridad» de este complejo que podría ser mucho más extenso de lo que se creía.

 

10 mayo 2018 at 6:54 pm 3 comentarios

Pompeya: el esqueleto de una víctima joven de la erupción volcánica del 79 d.C.

El niño, de 7-8 años de edad, debió de huir de la violenta erupción del Vesubio refugiándose en las Termas Centrales, pero no logró escapar de la muerte

Esqueleto de un niño. Esqueleto de un niño de 7-8 años de edad, excavado en un ambiente de entrada de las Termas Centrales de Pompeya. Foto: Parco Archeologico di Pompei

Fuente: Alec Forssmann  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
26 de abril de 2018

Unos trabajos recientes de consolidación y restauración en las Termas Centrales de Pompeya han sacado a la luz un esqueleto de un niño de 7-8 años de edad, una víctima joven de la violenta erupción del Vesubio en el año 79 d.C. El esqueleto, según destaca el Parque Arqueológico de Pompeya, ha aparecido durante la limpieza de un ambiente de entrada de las Termas Centrales de Pompeya: bajo un estrato de unos 10 centímetros ha aflorado primero el pequeño cráneo y después los huesos, dispuestos de forma recogida, que han permitido calcular la edad del niño, quien debió de huir de la erupción, refugiándose en las Termas Centrales pero no logró escapar de la muerte. El esqueleto ha sido retirado y transferido al Laboratorio de Investigaciones Aplicadas del Parque Arqueológico de Pompeya, donde se podrán determinar las posibles patologías.

La peculiaridad del descubrimiento (o del redescubrimiento porque probablemente fue descubierto durante las excavaciones de finales del siglo XIX, aunque el estrato volcánico quizá no permitió realizar un molde con yeso) es que el esqueleto estaba inmerso en el flujo piroclástico, una mezcla de gases y materiales volcánicos, cuando lo habitual en la estratigrafía de la erupción del 79 d.C. es que esté presente el lapillo (el depósito de piedras pequeñas o fragmentos piroclásticos) en el nivel más bajo y después la ceniza que lo sella todo. Por tanto, en este caso debía de tratarse de un ambiente cerrado que evitó la entrada del lapillo y cuyo techo no cedió, pero en cambio sí que penetró el flujo piroclástico por las ventanas en la fase final de la erupción.

 

Restos esqueléticos. Massimo Osanna, el director del Parque Arqueológico de Pompeya, examina los restos. Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Dispuestos de forma recogida. Los huesos han aparecido dispuestos de forma recogida, lo que indica que el niño se refugió en las Termas Centrales de Pompeya. Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Termas Centrales. El flujo piroclástico penetró por las ventanas de las Termas Centrales en la fase final de la erupción y el niño murió. Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

28 abril 2018 at 4:41 pm Deja un comentario

El equipo vasco de investigadores que vela por Pompeya

El grupo IBeA de la UPV/EHU ha creado un biocida natural para preservar el patrimonio artístico de la ciudad

Fuente: Adrián Mateos – Bilbao  |  ABC
10 de abril de 2018

Frescos y mosaicos entrañan la cultura de la antigua Pompeya, la ciudad romana que quedó sepultada por la erupción del monte Vesubio en el año 79 d.C. Las obras, desaparecidas durante cerca de 17 siglos, forman hoy parte del Patrimonio Mundial de la Unesco. Lamentablemente, y pese a los trabajos de conservación a los que son sometidas, las pinturas no han permanecido ajenas a los cambios atmosféricos y los ataques de pequeños microorganismos. En este contexto, investigadores del equipo IBeA de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) han desarrollado un biocida natural con el que esperan minimizar su deterioro.

El grupo, que pertenece al departamento de química analítica de la universidad vasca, se ha dedicado los últimos ocho años al análisis «in situ» de las pinturas murales y los morteros de Pompeya. En la actualidad también trabajan en la investigación de otros elementos decorativos del yacimiento, así como del patrimonio artístico de la casa «Amorini Dorati». Una labor que puede llevar a cabo sin dañar los materiales gracias al uso de técnicas portátiles no invasivas, las cuales resultan esenciales dado el alto grado de restricción del parque arqueológico en lo que respecta a la toma de muestras.

Según explicó a este periódico Maite Maguregui, integrante del proyecto, uno de los logros del grupo IBeA ha sido la elaboración de un biocida natural a partir de aceites esenciales extraídos de las plantas del propio yacimiento. Una fórmula que, a priori, evitará que vegetales y microorganismos como hongos u otras bacterias colonicen los muros. En cualquier caso, la investigadora subrayó que todavía es necesario comprobar los efectos del producto en Pompeya: «Hay que testear los diferentes tipos de colonizadores y descubrir si el biocida es perdurable en el tiempo, algo que supone un gran reto», explicó.

Más allá de la creación del nuevo biocida, Maguregui destacó que IBeA tiene abiertos otros frentes en Pompeya, en cuya investigación trabajará al menos tres años más gracias al convenio suscrito recientemente entre la UPV/EHU y el parque arqueológico. Entre otras iniciativas, el grupo trata de devolver el color original a los frescos, cuyos pigmentos sufrieron una «deshidratación» provocada por el impacto de restos volcánicos del Vesubio: «En muchos murales se ven ciertas partes rojas que originalmente eran amarillas», afirmó la experta, que explicó que para este tipo de operaciones es necesario conocer de antemano la naturaleza de los materiales que componen las obras de arte para no deteriorarlas.

Estricta conservación

Desde que el equipo de la UPV/EHU realizara sus primeros trabajos en Pompeya en el año 2010, la situación del yacimiento ha mejorado de forma sustancial, sostuvo Maguregui, quien alabó la dedicación de los restauradores: «Se han hecho muchas actuaciones -explicó-. Estructuralmente se nota muchísimo». La razón de esta tendencia positiva radica en parte en la severa restricción de las labores de muestreo, lo cual, sin embargo, ha dificultado la investigación del grupo vasco. En este sentido, la experta destacó que incluso recoger esquirlas desprendidas de una pared resulta «impensable» en la actualidad, pues prima la conservación y la organización del recinto.

En cualquier caso, algunos de los frescos más singulares fueron «arrancados» de las paredes para trasladarlos al museo arqueológico de Nápoles, donde no están expuestos al impacto de contaminantes ni de gases ácidos.

Destino Marte

No es Pompeya el único foco de actuación del equipo de la UPV/EHU, que actualmente dispone de nueve integrantes. Algunos de ellos participan también en el yacimiento arqueológico de Machu Picchu, donde han realizado diversos estudios en el agua de lluvia y en el suelo para verificar los niveles de contaminación. IBeA ha elaborado a su vez análisis en la roca sagrada del poblado, los cuales podrían ofrecer información acerca de si las colonizaciones que presenta afectaban a su integridad.

Por otro lado, el grupo vasco ha colaborado con el desarrollo de la tarjeta de calibración que se integrará en el nuevo «rover» que la NASA pretende enviar a Marte en 2020 con el objetivo de buscar signos de vida.

 

10 abril 2018 at 5:41 pm Deja un comentario

Importante excavación en Pompeya 270 años después de su descubrimiento

Los arqueólogos están realizando unas nuevas excavaciones en la Región V que son las más importantes en una zona no investigada de la ciudad antigua desde la posguerra

Hallazgos arqueológicos. Numerosas piezas halladas en la tierra resultante de las excavaciones del siglo XIX y comienzos del XX. Foto: Parco Archeologico di Pompei

Fuente: Alec Forssmann  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
26 de marzo de 2018

En el año 79 d.C. una violenta erupción del Vesubio puso fin a la vida en Pompeya. La ciudad romana quedó enterrada y el 23 de marzo de 1748, varios siglos después, se realizaron unos hallazgos que despertaron el interés de los Borbones y que impulsaron los primeros trabajos arqueológicos en la zona. Hoy, 270 años después del descubrimiento de Pompeya, se están realizando unas nuevas excavaciones en la Región V que son las más importantes en una zona no investigada de la ciudad antigua desde la posguerra, según explicó el Parque Arqueológico de Pompeya el pasado jueves. La primera fase de los trabajos arqueológicos consiste en la retirada de toda la tierra procedente de las excavaciones de finales del siglo XIX y del XX, que fue depositada en una zona situada entre la Casa de las Bodas de Plata y la Casa de Marco Lucrecio Frontón.

Adyacente a la Casa del Ático ha aparecido una zona abierta, probablemente un antiguo jardín y en el ángulo suroriental de este espacio han salido a la luz unas ánforas cuya tipología y contenido están en fase de estudio. A poca distancia está apareciendo el callejón que flanqueaba la Casa de las Bodas de Plata: asciende ligeramente, conserva el bordillo de la acera y las entradas de los edificios. En el callejón de la Casa de las Bodas de Plata han sido excavadas algunas estructuras arqueológicas, entre ellas la entrada de una domus con frescos en las paredes formados por cuadrados con el fondo rojo y, en el centro, una pareja de delfines. Por otro lado, los arqueólogos han recuperado numerosas piezas en la tierra resultante de las excavaciones del siglo XIX y comienzos del XX, que probablemente fueron descartadas porque entonces no eran interesantes o porque estaban fragmentadas: antefijas, decoraciones en terracota, fragmentos de frescos o de estuco, fragmentos de ánforas y ladrillos cocidos, entre otras cosas.

Cabeza de león. Adorno con forma de cabeza de león que se colocaba en las cornisas de los edificios para evitar que el agua de la lluvia se deslizara por el muro. Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Vasija. Vasija perfectamente conservada. Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Hallazgos arqueológicos. Una moneda, un clavo, trozos de vidrio y otros hallazgos arqueológicos. Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Pinturas murales. Restos de pinturas murales. Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Restos de una ‘domus’. Restos de una domus con frescos en las paredes formados por cuadrados con el fondo rojo. Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Nuevas excavaciones. Nuevas excavaciones en la Región V de Pompeya. Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

26 marzo 2018 at 5:42 pm Deja un comentario

Innovación española para conservar los frescos de Pompeya

Investigadores españoles han patentado un biocida natural que impide la aparición de microorganismos y plantas que dañan los murales del yacimiento arqueológico de Pompeya, y que ayudará a la conservación de la antigua ciudad romana.

Ruinas de la ciudad de Pompeya, desaparecida bajo el Vesubio en el año 79 d.C. EFE / Francisco Moreno

Fuente: EFE Futuro
26 de marzo de 2018

El grupo de investigación IBeA, Ikerkuntza eta Berrikuntza Analitikoa (Investigación e Innovación Analítica), de la UPV/EHU, que colabora en la conservación del patrimonio artístico de Pompeya, ha analizado con equipos portátiles de última generación los materiales utilizados en la construcción de las casas pompeyanas, así como los pigmentos utilizados en sus murales.

El trabajo se ha traducido en soluciones prácticas como este biocida recientemente patentado o la búsqueda de un mortero de restauración resistente al degradado biológico, según ha informado la UPV/EHU.

Una investigadora finlandesa coincidió con los investigadores vascos en un congreso y se interesó por las técnicas de análisis portátiles no invasivas de las que disponían.

Le parecieron adecuadas para investigar el yacimiento de Pompeya, donde desarrollaba su labor, y comenzaron a colaborar, lo que se tradujo en una primera visita a la ciudad sepultada por una erupción volcánica del Vesubio en el año 79 DC.

Desde entonces el grupo IBeA acude cada año a realizar estudios de campo al mundialmente conocido yacimiento arqueológico, que completan en el laboratorio.

Frescos de la Villa de los misterios, en el yacimiento arqueológico de Pompeya. EFE / Cesare Abbate

Esta investigación continuará, al menos, tres años más gracias al nuevo convenio suscrito entre la Universidad de País Vasco y el Parque Arqueológico de Pompeya.

En estos diez años, los investigadores de la UPV/EHU han propuesto soluciones al deterioro del yacimiento y han analizado los pigmentos de los frescos para sacar a la luz su aspecto original.

“Hemos utilizado un espectrómetro portátil basado en fluorescencia de rayos X para identificar los murales de Pompeya pintados en un ocre rojo original (hematita) frente a los que actualmente se observan como rojos pero que fueron pintados en amarillo (ocre amarillo)”, ha señalado Maite Maguregui, una de las investigadoras.

Este pigmento amarillo se transformó en rojo debido al impacto del material volcánico a altas temperaturas proveniente de la erupción que destruyó Pompeya.

Causas del deterioro

En el ámbito de la conservación, han conseguido determinar varias causas del deterioro de los morteros romanos de las paredes de las casas pompeyanas, y el trabajo para los próximos años será proponer soluciones.

Así, van a probar un biocida patentado por el grupo de investigación y creado con aceites esenciales de plantas presentes en el propio yacimiento.

Si funciona como esperan, su aplicación mejoraría y abarataría notablemente las labores de conservación del complejo, al evitar que vegetales y microorganimos colonicen los muros.

Otro de sus objetivos es desarrollar un mortero de restauración basado en la formulación original romana compatible con el original.

El grupo IBeA está integrado por nueve personas, en su mayoría personal docente e investigador de química.

 

26 marzo 2018 at 5:35 pm Deja un comentario

Los fragmentos de los frescos de la Schola Armaturarum de Pompeya conquistan la web

Fuente: Susy Malafronte  |  Il Mattino
12 de marzo de 2018

Pompeya. La apertura social del profesor Osanna en los laboratorios cerrados al público enloquece la web. El director general del Parque Arqueológico, Massimo Osanna, sigue sorprendiendo al mundo con fotos tomadas en ambientes prohibidos a los turistas. Las fotos publicadas en Instagram de los fragmentos de los elementos decorativos y pavimentales de la Schola Armaturarum, en proceso de restauración, se han vuelto virales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

«Work in progress – escribe el profesor Osanna – depósitos de material arqueológico. Laboratorio de restauración de Pompeya: recomponiendo los fragmentos de los frescos de la Schola Armaturarum». Tras el colapso de noviembre de 2010 y el fin de la causa judicial, destinada a descubrir a los culpables del colapso, se iniciaron las obras de restauración de los maravillosos frescos de la Escuela de Gladiadores. Paralelamente a la restauración de la Schola Armaturarum se inició en diciembre de 2017 una nueva campaña de excavación en un área nunca investigada, que ya ha aportado sus primeros tesoros. La excavación de la Schola Armaturarum es solo la primera intervención, después de más de veinte años, en un área todavía enterrada bajo las cenizas y el lapilli de la erupción. La última investigación fue la de la Insula de los Castos Amantes a finales de los años ochenta.

 

12 marzo 2018 at 8:03 pm Deja un comentario

Excavan una tumba monumental en Pompeya

La inscripción presente en la tumba de mármol no incluye el nombre del difunto, pero en cambio corrobora ciertos eventos de la historia pompeyana y aporta datos nuevos

Tumba monumental. Excavación de una tumba monumental de mármol cerca de Porta Stabia, en Pompeya. Foto: PARCO ARCHEOLOGICO DI POMPEI

Fuente: ALEC FORSSMANN NATIONAL GEOGRAPHIC
28 de julio de 2017

Una tumba monumental de mármol, de un influyente personaje pompeyano, ha sido excavada cerca de Porta Stabia, uno de los accesos a la antigua ciudad de Pompeya, según informó el miércoles el Parque Arqueológico de Pompeya. La tumba monumental, construida poco antes de la violenta erupción del Vesubio en el año 79 d.C., conserva una inscripción funeraria de más de cuatro metros de largo y siete líneas, la más extensa que se ha descubierto hasta ahora en Pompeya. El epígrafe no incluye el nombre del difunto, pero sí sus res gestae o empresas realizadas en vida: adquisición de la toga viril (el paso de la infancia a la adolescencia), casamiento, banquetes públicos, donaciones de dinero, organización de combates de gladiadores y con bestias feroces.

El epígrafe corrobora ciertos eventos de la historia pompeyana, por ejemplo un episodio famoso narrado por Tácito, que ocurrió en Pompeya en el 59 d.C., «cuando durante un combate de gladiadores en el anfiteatro se desencadenó una pelea que degeneró en una lucha armada«, según explica Massimo Osanna, el director general de Parque Arqueológico de Pompeya. La trifulca llegó a oídos del emperador Nerón y, tras las pertinentes indagaciones por parte de las autoridades, a los pompeyanos se les prohibió organizar juegos de gladiadores durante diez años. La tipología del sepulcro y el contenido del epígrafe respaldan la hipótesis según la cual el monumento lo completaba un famoso bajorrelieve marmóreo (con escenas de procesiones, combates de gladiadores y venationes) que se conserva actualmente en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles.

Por otro lado, Osanna sostiene que el difunto podría estar relacionado con la familia de M. Alleius Minius, cuya tumba, semicircular y más antigua, está ubicada en el mismo lado que la tumba monumental recientemente descubierta. «Cn. Alleius Nigidius Maius, uno de los personajes más destacados de la época neroniana-flavia, perteneció a la familia de los Alleii», afirma Osanna. La tumba pudo ser construida para este Nigidius, «el más conocido de los empresarios de espectáculos de gladiadores de la ciudad«.

Personaje influyente. La impresionante tumba perteneció a un influyente personaje pompeyano. Foto: CESARE ABBATE / ANSA VIA AP / GTRES

 

Difunto anónimo. El difunto podría estar relacionado con la familia de M. Alleius Minius, cuya tumba, semicircular y más antigua, está ubicada en el mismo lado que la tumba monumental recientemente descubierta. Foto: CESARE ABBATE / ANSA VIA AP / GTRES

 

Inscripción funeraria. La tumba conserva una inscripción funeraria de más de cuatro metros de largo y siete líneas. Foto: CESARE ABBATE / ANSA VIA AP / GTRES

 

Epígrafe. El epígrafe no incluye el nombre del difunto, pero sí sus empresas realizadas en vida. Foto: PARCO ARCHEOLOGICO DI POMPEI

 

Nuevos datos sobre Pompeya. El epígrafe corrobora ciertos eventos de la historia pompeyana y aporta nuevos datos acerca de los últimos decenios de Pompeya, antes de la violenta erupción del Vesubio en el 79 d.C. Foto: CESARE ABBATE / ANSA VIA AP / GTRES

 

Bajorrelieve marmóreo. Famoso bajorrelieve marmóreo (con escenas de procesiones, combates de gladiadores y venationes) que se conserva actualmente en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles y que pudo completar la tumba recientemente descubierta. Foto: PARCO ARCHEOLOGICO DI POMPEI

 

28 julio 2017 at 8:29 pm Deja un comentario

Entradas siguientes


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos

RSS Blogs en Χείρων·Chiron

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente