Posts tagged ‘Palacio Altemps’

La creatividad de Fornasetti se mezcla con la escultura clásica en Roma

Los innovadores diseños del polifacético artista italiano Piero Fornasetti se mezclan ahora en Roma con la colección de escultura clásica del Palacio Altemps, con la que ironizan y dialogan en armonía.

Foto: MiBAC

Fuente: EFE  |  ABC
10 de enero de 2018

Lo hacen con ocasión del vigésimo aniversario de la apertura al público de este palacio, una de las sedes del Museo Nacional Romano, que acoge hasta el 6 de mayo la exposición “Citazioni pratiche. Fornasetti a Palazzo Altemps” (“Citas prácticas. Fornasetti en el Palazzo Altemps”).

De la mano del diseñador que llevó “lo antiguo a lo contemporáneo” se pretende así acercar a las nuevas generaciones el patrimonio arqueológico alojado en su interior, que va desde el siglo V a. C. hasta el XVII, a fin de que “puedan preservar y mejorar la memoria del pasado”, explicó a Efe la directora del centro, Daniela Porro.

Creador de impresiones surrealistas y fantasiosas, Fornasetti (1913-1988) tomaba motivos clásicos de lo antiguo, como la diosa Afrodita, la serpiente o el sol, del Renacimiento y hasta del barroco, y los plasmaba en una gran variedad de objetos decorativos.

Su técnica la llevó a mobiliario, objetos de porcelana, alfombras, ceniceros, juegos de café, lámparas o biombos, todos los cuales, y más, se han dispuesto en una especie de “horror vacui” (horror al vacío) en varias de las habitaciones del primer piso de este museo hasta dar forma a la estética de los que fueron sus antiguos apartamentos.

Juega así el arquitecto con el doble alma del inmueble, otrora residencia del embajador de España y alojamiento histórico de aristócratas familias italianas como los Orsini, Altemps o Hardouin.

De sala en sala, y en un escenario aparentemente antagónico, la colección de escultura clásica y antigua del palacio se envuelve y confronta con veintisiete de las incursiones artísticas de este moderno creador, en las que se despliegan hábilmente alrededor de ochocientas de sus piezas, de las más de trece mil que ejecutó.

“Una comparación a veces fantástica, otras irreverente, pero siempre sabia, que permite leer la colección del Palazzo Altemps de una nueva manera”, valora Porro.

Un busto de mármol del dios romano Plutón se rodea de platos en forma de constelación; de cerámica y coloridos por otro lado son los gatos, símbolo de la antigua Roma, que se alternan sobre restos romanos.

Hay hasta paragüeros y cojines colocados en varias salas del museo, en el que el mensaje que se transmite es la imaginación desenfrenada del autor en la que todo cabe.

En innumerables ocasiones, el artista alude a Grecia, y tanto rodea con bocetos eróticos antiguas esculturas de sus dioses o criaturas mitológicas, como ironiza con sus narices, arquetipo clásico, comparándolas con fotografías de la suya.

Fue defensor de la funcionalidad en el diseño de los objetos, pues decía que “una silla está hecha para sentarse y, sobre todo, debe ser cómoda”, tal como recuerda a Efe su hijo Barnaba Fornasetti.

Cual artesano renacentista, Fornasetti gestó un sello distintivo e inconfundible desde las paredes de un taller sito en su ciudad natal, Milán, que lo han llevado a ser considerado uno de los creadores de más talento del siglo XX.

Su secreto fue la originalidad y la falta de contemporaneidad de su arte, según lo resume su hijo, actualmente a las riendas del estudio familiar.

Muestra de la atracción por las obras de Fornasetti es que un mueble con su firma se vendiera por 53.500 euros (unos 64.000 dólares) en una subasta en la casa “Christie’s” en Londres en 2016.

O que se pujara hasta los 22.500 euros (unos 27.000 dólares) por una serie de 24 platos en los que figuraba uno de sus recurrentes “leitmotivs”, la cara de la soprano italiana Lina Cavalieri.

Nunca conoció a esa artista pero sintió “fascinación formal y gráfica” por su rostro, asegura Barnaba sobre una cara a la que su padre regresó constantemente en el curso de su carrera artística.

“Como el mismo Piero explicó, el rostro de la mujer es como una estatua griega, enigmático como la Mona Lisa y modelable a través de la intuición visual”, evoca Barnaba sobre palabras de su padre quien, apunta, “reinventó y reinterpretó, dejando flotar su imaginación con rigor, otros temas como las cartas, los arlequines o las manos”.

Varias de estas cuelgan, invitando a ser estrechadas, del techo de una sala del Palacio Altemps, donde lo antiguo y lo moderno se dan la mano.

Ver Galería fotográfica en Corriere della Sera

 

Anuncios

10 enero 2018 at 7:16 pm Deja un comentario

Antínoo, un mito extraordinario que se resiste a morir

Sólo tres piezas componen la exposición que se celebra actualmente en Roma sobre el amante de Adriano, pero estas obras esconden un enigma fascinante y complejo que aún no ha sido resuelto

antinoo1_ng

Busto de Antínoo de la primera mitad del siglo II d.C. con un rostro que fue incorporado en Época Moderna. Pertenece al Museo Nacional Romano en el Palacio Altemps. Foto: Stefano Castellani, Archivio fotografico MNR

Fuente: Alec Forssmann  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
22 de septiembre de 2016

Antínoo ha sido recordado a lo largo de la historia como un adolescente de gran belleza que conquistó al emperador Adriano. El joven Antínoo murió ahogado en el río Nilo por causas que se desconocen, provocando gran pesar y desconsuelo en Adriano, quien enalteció a su compañero hasta que llegó a ser adorado como un héroe o una divinidad. En Memorias de Adriano, la novelista Marguerite Yourcenar narra el trágico episodio con las siguientes palabras: “Aquel cuerpo tan dócil se negaba a dejarse calentar, a revivir. Lo transportamos a bordo. Todo se venía abajo; todo pareció apagarse”. Desde su muerte en el siglo II d.C. se han realizado numerosos retratos de Antínoo, una práctica que se intensificó en el Renacimiento con el redescubrimiento de su figura.

La exposición Antínoo. Un retrato en dos partes se puede visitar hasta el 15 de enero de 2017 en el Museo Nacional Romano en el Palacio Altemps, en Roma. La muestra explora la fascinante y compleja historia de un retrato marmóreo de Antínoo dividido en dos fragmentos: el rostro y el busto. El rostro, del siglo II d.C., se conserva en el Instituto de Arte de Chicago. El busto, también del siglo II d.C. pero con partes modernas, pertenece al Museo Nacional Romano en el Palacio Altemps. Ambas piezas se exponen juntas con motivo de la muestra.

El rostro y el busto, ambos del siglo II d.C., se conservan en Chicago y Roma respectivamente

antinoo2_ng

Fragmento de un retrato de Antínoo del siglo II d.C., conservado en el Instituto de Arte de Chicago. Foto: MC, Archivio fotografico MNR

Fue Raymond Johnson, un egiptólogo de la Universidad de Chicago, quien en 2005 sugirió la posibilidad de que ambas piezas formaran parte de una misma escultura: el fragmento del rostro, que carece de nariz, era original, y también lo era el busto conservado en el Palacio Altemps, pero no el rostro, que había sido añadido durante la Edad Moderna. Es más, cuando Johann Joachim Winckelmann, un arqueólogo e historiador del arte alemán, visitó la Villa Ludovisi de Roma en 1756 anotó en su libreta que el busto de Antínoo tenía un rostro “nuevo”. Ambas piezas han sido confrontadas y, según el análisis del mármol, pertenecen a la misma estatua; el rostro de Chicago encajaría, por tanto, en el busto de Roma. Una tercera pieza se exhibe en la exposición: un modelo en yeso que recrea el aspecto original del retrato, creado en época romana.

antinoo3_ng

Recreación en yeso del original. Modelo realizado entre 2015 y 2016 por el Estudio M.C.M. de Roma. Foto: MC, Archivio fotografico MNR

La pregunta clave: ¿por qué perdió el busto su rostro original y por qué se realizó un pastiche en el siglo XVIII? “No lo sabemos… Podría haber novedades en la publicación de ciertos documentos que la princesa Ludovisi está permitiendo examinar a un estudioso americano. En los papeles conservados en el Vaticano no hay rastro”, dice Alessandra Capodiferro, la conservadora de la muestra, según recoge Il Tempo.

 

23 septiembre 2016 at 12:32 pm Deja un comentario

Roma: Nuevas exposiciones y reapertura de monumentos por el bimilenario de Augusto

Como broche final a la celebración de los dos mil años de la muerte del emperador romano tendrá lugar un importante simposio arqueológico en el Palacio Altemps de Roma el 17 de septiembre. Además se inauguran nuevas exposiciones y se reabren monumentos tras ser acometidas importantes restauraciones

Roma-Foro-Romano

Se despliega el ultimado proyecto de importantes restauraciones de monumentos, nueva ordenación de las colecciones, exposiciones y la organización de un simposio arqueológico centrado en la colaboración entre instituciones italianas, las Academias y los Institutos extranjeros en Italia, en el Palacio Altemps de Roma el próximo 17 de septiembre, que sella el tupido programa de intervenciones: a partir del área monumental del Foro Romano y del Palatino, elegido para su morada por Cayo Julio César Octavio Augusto, en memoria de Rómulo y de la fundación de la ciudad.

La zona arqueológica urbana estrena el montaje completamente renovado del Museo Palatino -cofre de los mejores testimonios de época augusta- y del reorganizado recorrido visitable de la Casa de Augusto y de la Casa de Livia, su mujer. Unos lugares de familia y de aquella política -mezcla de tradición e innovación- característica de su Principado, que se abren al público el 18 de septiembre.

Museo_Palatino_RomaPor su lado, el magnífico conjunto de las Termas de Diocleciano con la flamante restauración del frontal de la monumental natatio (piscina) y de las estructuras existentes, sobre las que se apoyan las renacentistas de la Cartuja de Santa Maria degli Angeli, intervenidas para la ocasión, cuyo claustro pequeño propone la meticulosa reconstrucción de los antiguos ritos recuperados según la política religiosa de Augusto, se pueden ver desde el 24 de septiembre.

Mientras, en el Foro Romano el 1 de octubre se reabre el antiguo recorrido del Vico lugario a través de la Basílica Iulia, otro importante monumento augusto. En estas celebraciones participan las cuatro sedes del Museo Nacional Romano: la Crypta Balbi, conjunto monumental de época augustea, donde ha sido hallado el busto de Livia; el Palacio Altemps; las Termas de Diocleciano y el Palacio Massimo, que acoge la exposición Los fastos y el calendario en la antigüedad (del 14 de noviembre 2014 al 2 de junio de 2015) para recordar la reforma del calendario llevada a cabo por Julio César, precursor y padre adoptivo de Augusto. Todas estas iniciativas devuelven a la ciudad eterna, restaurado y valorizado, el mayor patrimonio existente, con algunos puntos accesibles por vez primera.

Busto-di-Augusto-con-corona-civicaA ellas hay que añadir la reorganización del Antiquarium de la Villa de Livia en el barrio de Prima Porta que ha conllevado el arreglo del famoso lauretum cuya apertura está fijada para el 12 de septiembre.

Al margen de este íter celebrativo, en Roma surge el Mausoleo de Augusto, el cual tras haber visitado la tumba de Alejandro Magno en Alejandría, mandó a erigir una grandiosa tumba para él y para su familia en la zona denominada de Campo Marzio (de Marte).

Las obras empezaron en el año 30 a.C., a su vuelta a Roma a continuación de la guerra contra Antonio y Cleopatra que le llevó a la conquista de Egipto. “El más notable entre los monumentos…” (según Estrabón en ‘Geografía’) conocido con el nombre de Augusteo, es el mayor sepulcro de planta circular, de 87 metros aprox. de diámetro.

En su entrada estaban colocados dos obeliscos egipcios que actualmente se encuentran respectivamente en la plaza del Quirinal y en la Plaza del Esquilino de la capital. Siguiendo un largo corredor se llega a una celda circular donde están ubicados tres nichos rectangulares con las tumbas de la familia imperial, y al centro un gran pilar cilíndrico con la probable tumba de Augusto.

El último acogido fue el emperador Nerva en 98. Desde entonces ha sido utilizado como fortaleza de la familia Colonna en el siglo XII, como jardín, como anfiteatro en el siglo XVIII, como teatro y sala de conciertos a inicios del Novecientos hasta hospicio para ancianas. Entre 1936 y 1938, con la demolición del viejo barrio y la creación de la Plaza de Augusto Imperatore, el mausoleo fue restaurado, recobrando su aspecto original.

Paradójicamente, en el año en que se rememora el bimilenario de la muerte del primer emperador de Roma, su Mausoleo, tras largos años, permanece aún en estado de abandono, en contraste con el vecino Ara Pacis en su resplandeciente teca, y aguarda pacientemente la conclusión de una digna -pero rezagada- restauración por parte de la institución competente.

Fuente: CARMEN DEL VANDO BLANCO  |  DESCUBRIR EL ARTE       29/08/2014

30 agosto 2014 at 12:56 pm Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

junio 2018
L M X J V S D
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente