Posts tagged ‘Navarra romana’

Iturissa, la ciudad romana del Pirineo

  • El enclave se edificó junto a la calzada que atravesaba la cordillera por Ibañeta. También salen a la luz varios tramos de su vía de comunicación
  • Prosiguen las excavaciones en la que parece ser la población citada por el historiador Ptolomeo

Iturissa se edificó a ambos lados de la calzada. La zona central, en la que no hay ninguna persona, es la de la calzada romana. / ARANZADI

Fuente: FELIX IBARGUTXI > San Sebastián  |  El Diario Vasco
6 de marzo de 2017

El historiador romano Ptolomeo dejó escrito que había una calzada que cruzaba el Pirineo y que transcurría por una población llamada Iturissa. Desde hace cinco años la sociedad de ciencias Aranzadi trabaja todos los veranos en la zona y ha encontrado abundantes restos entre los pueblos de Burguete y Espinal que pueden corresponder a Iturissa, y también se han detectado numerosos tramos de la antigua calzada romana, de manera que ha quedado claro que transcurría desde Lumbier y Ekai (valle de Lónguida) hacia Burguete recorriendo todo el valle de Arce. De ahí subía hacia el puerto de Ibañeta, descendía hasta Valcarlos y proseguía hasta la localidad bajonavarra de Saint Jean le Vieux (Donazaharre), cercana a Saint Jean de Pied de Port (Donibane Garazi).

La última noticia es que este año se van a limpiar varios kilómetros de la calzada a su paso por el valle de Arce y los visitantes podrán hacer el mismo recorrido que las gentes de hace 2000 años, y además dispondrán de unos paneles informativos.

En el valle de Arce han aparecido restos que podrían ser termas

Haciendo una cronografía básica, se puede decir que la sociedad Aranzadi comenzó en el año 2008 a analizar las antiguas vías de comunicación; sobre todo se implicaron los veteranos Rafael Zubiria y Juan Mari Martínez Txoperena. En agosto de 2011 el mismo Martínez Txoperena encontró un miliario en terrenos del municipio navarro de Espinal, en la zona por la que transcurría la calzada. Tenía epigrafía y se podía leer: «Emperador Cesar Lucio Domicio Aureliano Pio Feliz Invicto Augusto».

Martínez Txoperena ya sospechaba que el camino en el que estaba tumbado el miliario podía ser la vieja calzada romana que atravesaba el Pirineo, y comprobó que esa calzada le llevaba hasta la cercana necrópolis de Otegi, que él mismo había descubierto en abril de 1985 y en la que encontró un denario romano. Además, tres años antes, en 1982, se había localizado la necrópolis de Ateabaltsa, situada a 800 metros al oeste de la anterior. Todo hacía pensar que allí, en el límite de los actuales términos municipales de Burguete y Espinal, había existido una población importante.

Después del hallazgo del miliario en 2011, comenzaron las catas y excavaciones en terrenos de Espinal y de Burguete, y en 2013 descubrieron tramos de calzada entre Ibañeta y Valcarlos, y dos nuevos miliarios en Roncesvalles. Los trabajos arqueológicos han sido dirigidos por Juantxo Agirre Mauleon, secretario general de Aranzadi, y por Julian Hill, del organismo londinense Mola (Museum of London Archaeology). Esta institución está especializada en restos romanos y de hecho es la que descubrió la vieja ciudad romana existente bajo la actual Londres.

Tras el hallazgo del miliario en 2011, empezaron las catas en terrenos de Espinal y Burguete

Este año se prepararán nuevos trazos de calzada en el valle de Arce, para que los ciudadanos paseen

Hace pocos días, en las décimo quintas Jornadas de Arqueología que ha desarrollado Aranzadi en el Museo San Telmo, Ekhine García y Oihane Mendizabal, de la sociedad Aranzadi, informaron sobre los avances en torno los restos arqueológicos en la zona de la ciudad romana de Iturissa y en lo que respecta a la calzada romana. Lo hicieron desde ópticas muy diferentes: Ekhine García, desde el punto de vista de las nuevas técnicas existentes para saber lo que hay en el subsuelo sin necesidad de hacer excavaciones; Oihane Mendizabal, por su parte, informó sobre los restos hallados tras las excavaciones de estos últimos años.

García dejó claro que la extensa zona con restos antiguos detectada en la explanada existente entre los municipios de Burguete y Espinal «podría ser Iturissa, pero mientras no aparezca epigrafía la seguridad no es completa».

Sea Iturissa o no, está claro que en el lugar llamado Zaldua hay bajo del suelo muchos metros cuadrados -varias hectáreas- con restos de edificaciones de época romana, a resultas de lo que muestran las diferentes técnicas geofísicas: básicamente, técnicas magnéticas, técnicas eléctricas y el georradar.

«No hay ninguna técnica mejor que otra. Dependen de los casos concretos, y son técnicas complementarias», dijo Ekhine García. Estas nuevas técnicas de georradar y demás muestran que se edificó a ambos lados de la calzada, tal como hoy en día se puede ver en los casos urbanos de Burguete y espinal.

Ya en los sondeos de 2012 se apreció que «las edificaciones tenían una dimensiones bastante más grandes de las esperadas», comentaron García y Mendizabal. Ese año también se hizo un sondeo para comprobar las características de la calzada. Resultó que era una vía construída básicamente con cantos rodados.

45.000 metros de ciudad

En 2013 se rastrearon, mediante técnicas geofísicas, un total de trece hectáreas. Quedó de manifiesto que el núcleo básico de la ciudad romana abarcaba 4,5 hectáreas; es decir, 45.000 metros cuadrados.

Las nuevas técnicas mostraban que hay bajo tierra un edificio particularmente voluminoso, de 300 metros cuadrados de planta, y que podría corresponder a la vivienda de alguna persona potentada.

En el año 2014 se hicieron sondeos con la colaboración de gentes del Mola, entre ellos Julian Hill. Quedó de manifiesto que en algunas zonas hay una potencialidad arqueológica de dos metros. Y tanto en 2015 como el año pasado se llevaron a cabo auténticas excavaciones.

¿Y qué es lo que ha aparecido bajo tierra? La base de una ánfora; una zona con abundantes escorias, que podrían ser resultado de una actividad relacionada con un horno; algunas monedas; trozos de vidrio…

«En algunos lugares aparecieron muchos clavos. Pensamos que habrían sido empleados para unir las maderas de las edificaciones. No hemos encontrado pilares, señal de que los edificios podían ser de madera», comentaron García y Mendizabal.

La calzada no era espectacular, no tenía grandes piedras de sillería, sino que consistía básicamente en cantos rodados. En algunos puntos era estrecha, en otros contaba con hasta ocho metros de anchura. Tenía la estructura habitual de ‘media lenteja’, con la parte central lago más elevada que los lados, para evitar encharcamientos por el agua.

 

7 marzo 2017 at 12:33 am Deja un comentario

Santa Criz: emerge el pasado romano de Navarra

El importante yacimiento es ya visitable. Está ubicado en Eslava. Se puede recorrer el foro.

santa_criz

Yacimiento de Santa Criz, en Eslava / Gobierno de Navarra

Fuente: EFE  |  Cadena SER
6 de septiembre de 2016

Las personas aficionadas a la arqueología pueden ya visitar el yacimiento de Santa Criz, recientemente declarado Bien de interés Cultural. Las obras de excavación y adecuación para la visita pública de los restos arqueológicos de esta ciudad romana, ubicada en Eslava, y floreciente entre los s. I al V, han sido formalmente inauguradas con la presencia de La consejera de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera; la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, y el alcalde de la localidad, Ignacio Barber.

Tras la consolidación de las ruinas arqueológicas, de las que destacan tres columnas puestas en pie, se han acondicionado también zonas para el acceso y circulación de visitantes. A partir de ahora se puede realizar un recorrido a través de los restos del foro mediante un sendero interpretativo autoguiado, con paneles informativos que ilustran sobre la ciudad, su territorio, los espacios públicos, los restos monumentales recuperados y las costumbres funerarias, dentro de un atractivo entorno natural.

Si bien se desconoce su nombre latino original, la condición urbana de este yacimiento arqueológico ha quedado siempre clara por la monumentalidad de sus restos y la abundancia de vestigios epigráficos, los más numerosos de Navarra. Conocida ya desde 1917, la ciudad romana ha sido objeto de diversas excavaciones durante la década de los 90 del siglo pasado y hasta la actualidad, y especialmente entre los años 2006 a 2015, a partir de la redacción del Plan Director en 2005-2006 que perseguía la recuperación de la ciudad y supuesta en valor.

Durante esos años, los trabajos arqueológicos han supuesto una inversión de 717.390 € euros, de los cuales 500.000 se han gestionado merced al convenio suscrito entre la Dirección General de Cultura, la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico de Navarra y el Ayuntamiento de Eslava, dentro de las iniciativas culturales vinculadas a la construcción de la Autovía A-21 Autovía del Pirineo, patrocinadas por la UTE Autovía del Pirineo, S.A.

La intervención arqueológica

La intervención arqueológica ha exhumado los restos parciales de dos de las zonas más importantes de la ciudad. De una parte el foro, o plaza pública, la zona más noble de la ciudad, donde tiene lugar la vida comercial, jurídica y religiosa y donde se ubican las galerías laterales y el espacio abierto central. En esta zona se ha accedido sobre todo al criptopórtico o galería semisubterránea septentrional creada con objeto de resolver la pendiente del terreno sobre el cual se construyó el foro y que recibe el derrumbe de la columnata que circundaba el foro y posiblemente también del edificio que estaba construido sobre él. De estos derrumbes se han recuperado restos de tres esculturas, entre las que destaca el cuerpo de un togado en mármol, de tamaño natural, así como once capiteles de estilo corintio. Se sabe que el mármol con el que fue esculpido el togado no procedía de Hispania, sino probablemente de Italia. Hay, asimismo, una segunda estatua de mármol muy fragmentada y de un tamaño mayor al natural, que corresponde a un emperador divinizado.

En las excavaciones realizadas en el foro han aparecido, asimismo, numerosos elementos arquitectónicos como fustes de columnas, pilas, sillares con diferentes molduras y estucos, decoración pictórica en la que se aprecian fundamentalmente geometrías y florecillas. Se trata de colecciones muy interesantes realizadas con pigmento rojo pompeyano, negro, verde, e incluso azul, un color que no era fácil de conseguir en la época y que se traía desde Oriente o Egipto, lo que denota ya la riqueza de la villa.

La otra zona excavada es la necrópolis o cementerio de la ciudad, donde se han descubierto los restos de las incineraciones que allí se practicaban, y sus mausoleos monumentales, uno de los cuales ha sido reconstruido parcialmente a partir de los elementos arquitectónicos descubiertos en la excavación.

En la necrópolis se han encontrado también algunos objetos de la vida domestica: abundantes agujas de pelo, urnas funerarias (pequeñas vasijas de cerámica roja con una pequeña asa, de unos 25 cm de alto) de las cuales la mayoría están rotas, aunque había una de ellas completa; restos humanos y muy pocos ajuares (los romanos, frente a otros pueblos como por ejemplo los egipcios, no enterraban a las personas difuntas con sus pertenencias). Sí apareció un pequeño anillo, y esto sí, muy a menudo, monedas dejadas allí para pagar los servicios de Caronte, el barquero, quien llevaba las almas al inframundo.

También aparecen restos de combustión, que permiten conocer cómo la cremación no se producía dentro del propio mausoleo sino fuera de él, y luego se trasladaban los restos a la necrópolis con parte de la pira.

Se aprecian, asimismo, restos de libaciones, rituales religiosos o ceremonias que consistían en la aspersión de una bebida en ofrenda a los muertos a través de un orificio sobre los restos de los difuntos, para agasajarlos. Los líquidos ofrecidos en las libaciones eran variados, normalmente de vino, leche, miel, aceite o incluso agua pura. Fue muy practicada en la religiones de la Antigüedad, entre ellas la griega, romana y judaica.

Restos de calzada e inscripciones

Las arqueólogas que han trabajado en esta obra saben que la ciudad tiene una vía, una calzada, no encontrada aún físicamente, de la que si han encontrado, sin embargo, materiales asociados a ella, como los miliarios o postes kilométricos, colocados a modo de columnas en los que hay inscripciones que explican que un determinado emperador encargó su construcción o su reparación, y en el que se deja constancia también de todos sus títulos honoríficos. En los dos miliarios aparecidos en Santa Criz se habla de la reparación de la calzada en el s III, y se cita como promotores de la obra a Probo, en uno de ellos, y a Máximo y Maximino, en el otro.

Otra inscripción aparecida entre las ruinas alude a la presencia en la ciudad de un “dispensator público”. Se trata de un cargo municipal o funcionario imperial que se dedicaba a gestionar minas, puertos y el reparto de granos. El hecho de que aparezca este cargo publico en la ciudad romana también habla de su importancia.

Otra inscripción sólo de tres letras en la necrópolis permite saber que el mausoleo pertenecía a la familia de los Calpurnios

El castro vascón anterior a la villa romana

Santa Criz ofrece una enorme riqueza por varios motivos, uno de los cuales es, sin duda, la presencia también en el lugar del castro vascón, el poblado indígena que dio origen a la ciudad romana posterior. El castro está muy bien conservado. Solo la topografía, permite ver que era un poblado tipo al que se conserva en Las Eretas, con viviendas adosadas a la muralla y una calle central.

Estos restos se han datado en la segunda mitad del primer milenio antes de Xto.

El yacimiento tiene una vida muy larga, desde el s. I al s. V, si bien, según fuentes escritas pudo tener un hábitat en la época medieval, ya que en su entorno no sólo hay un pueblo vascón, sino también una torre de señales y los restos de una iglesia. Todo permite prever que los restos allí ubicados permitirán encontrar arquitecturas y materiales de gran valor histórico durante muchos años.

 

6 septiembre 2016 at 8:16 pm Deja un comentario

Arqueólogos de Londres y Navarra investigan la ciudad romana de Iturissa

  • La ciudad se podría extender 5 ó 6 hectáreas
  • Situada en el Pirineo, es uno de los asentamientos más importantes de Navarra

iturissa_excavaciones

Varios voluntarios excavando en busca de restos romanos. (PATRICIA CARBALLO)

Fuente: PATRICIA CARBALLO > Auritz / Burguete  |  Noticias de Navarra
29 de julio de 2016

Después de unos años de prospecciones geofísicas, varios arqueólogos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi junto con investigadores del Museo de Arqueología de Londres (MOLA), están realizando durante dos semanas una campaña de excavaciones arqueológicas en el término de Zaldua, entre Espinal y Burguete, en busca de restos de lo que podría ser la ciudad romana de Iturissa.

Para ello, han abierto un sondeo de 30×6 metros en el que han descubierto restos de la gran calzada romana que atraviesa los Pirineos desde Ekai-Longida hasta Donazaharre, restos de una vivienda y bases de columnas redondas que pertenecerían a Iturissa. “Se trata del emplazamiento urbano más importante desde Pamplona a Ibañeta y no creemos que se descubran más asentamientos de esta envergadura”, afirmaba Juantxo Agirre, codirector del proyecto. De ahí que sea crucial seguir investigando en el proyecto arqueológico de Navarra con mayor repercusión internacional.

Y es que se trata de una ciudad que se podría extender 5 ó 6 hectáreas, aunque no hay un estudio completo. “Hay una zona de arbolado que no nos permite usar el georradar y además hay zonas que fueron labradas, lo que nos dificulta su estudio. Pero como previsión, tiene bastante más extensión”, afirma Juan Mari Martínez Txoperena, investigador local de Aranzadi.

En cuanto a materiales, tal y como comentaba Antonieta Lerz, jefa de campo del grupo de investigación, han encontrado cerámicas, trozos de cristal, vasijas, una moneda e incluso clavos de las construcciones de madera, entre otros. No han tenido dificultad para datarlos, sin embargo, sí que les resulta complicado concretar cuándo comenzó el yacimiento. “Con una pequeña cata es difícil afirmarlo, pero antes del año 40 a.C, no creemos que haya nada”, explicaba Julian Hill, codirector y especialista del MOLA.

PATROCINIO

Quedan muchas incógnitas por resolver, como si el asentamiento tenía un carácter militar o civil o cómo era la vida en él. Dudas que podrían resolver más fácilmente con mayor apoyo financiero. Por el momento, el equipo de voluntarios lo forman arqueólogos del MOLA, que llevan 3 años colaborando, miembros de la Sociedad Aranzadi y 12 jóvenes que se están formando en arqueología y patrimonio gracias al programa Eugenio Arraiza euskal kultur ondarea ikertuz, impulsado por Eusko Kultur Fundazioa. Sin embargo, económicamente hasta ahora sólo han contado con el apoyo del Camping Urrobi y los ayuntamientos de Aoiz, Artzibar, Erro, concejo de Aurizberri, Auritz, Orreaga y Luzaide, ayuda que sigue siendo insuficiente. “Nos gustaría hacer un llamamiento al Gobierno de Navarra para que haya líneas de apoyo a la investigación arqueológica”, expresa Agirre.

Toda aquella persona que aún no se haga a la idea de lo que pudo ser la antigua ciudad de Iturissa, puede acercarse mañana a las 12.00 horas al Camping Urrobi de Aurizberri/Espinal, donde los investigadores ofrecerán una visita guiada para enseñar las excavaciones.

ANTECEDENTES

2011. Encuentran los primeros miliarios epigráficos en Espinal.

2012. Realizan sondeos que evidencian construcciones de época romana.

2013. Descubren tramos de calzada entre Ibañeta y Luzaide y dos nuevos miliarios en Orreaga.

2014-2015. La sociedad Aranzadi avanza en el estudio geofísico mediante sondeos en la zona.

EXTENSIÓN DE ITURISSA

5-6

Hectáreas se calcula que puede extenderse la ciudad de Iturissa.

 

30 julio 2016 at 10:05 am Deja un comentario

Las Musas de Arellano, incluidas en las Villas Romanas de Hispania

El yacimiento cuenta desde marzo con un itinerario cultural integrado en la ruta del resto de villas romanas

las-musas-arellano

Una visita guiada al yacimiento. Montxo A.G.

Fuente: EFE  |  Diario de Navarra   09/04/2015

El yacimiento arqueológico de Las Musas, ubicado en Arellano (Navarra), se ha incluido en la red nacional Villas Romanas de Hispania, proyecto que promueve su investigación, conservación y difusión.

Las Musas cuentan desde marzo con un itinerario cultural integrado en la ruta del resto de villas romanas, que incluye programas pedagógicos y educativos para jóvenes y escolares, así como un proyecto de turismo cultural.

El resto de las villas romanas que integran la red son Almenara-Puras (Valladolid); El Ruedo y Fuente Álamo (Córdoba); Fortunatus (Huesca), La Olmeda (Palencia); La Loma del Regadío (Teruel); Veranes (Asturias); y Villaricos (Murcia).

Esta Semana Santa, las visitas a la villa romana de Arellano han aumentado un dieciséis por ciento respecto al año anterior, cuando registró una afluencia de 3.766 visitantes.

Las Musas se encuentra a 15 kilómetros de Estella y se ubica en un entorno natural que se mantiene desde el siglo I d.C., cuando se construyó una casa de campo alrededor de la cual se cultivaba la vid, el olivo, el cereal y los árboles frutales.

El centro de la explotación era esta casa, desde la que se controlaban los campos. También servía de almacén y establo para los animales.

A partir del siglo IV d.C., la villa se dedicó al culto de dioses como Attis y Cibeles, religión mistérica de tipo oriental.

El yacimiento es ahora enclave de interés cultural y aunque su existencia se conoce desde finales del siglo XIX, fue en 1988 cuando comenzaron las excavaciones. El edificio funcional que acoge las estructuras actuales fue inaugurado en 2008.

Además de Las Musas se encuentran en Navarra otros yacimientos arqueológicos de gran importancia, como la ciudad romana de Andelos, en Mendigorría; la torre Urkullu, en Orbaizeta; el acueducto romano de Lodosa, y la calzada romana de Cirauqui, entre otros.

9 abril 2015 at 6:36 pm Deja un comentario

La nueva campaña de excavaciones en el yacimiento de Santa Criz (Navarra) descubrirá el foro de la ciudad romana

Santa-Criz

Foto: EP/GOBIERNO DE NAVARRA

Los trabajos arqueológicos en la ciudad romana de Santa Criz, en el término municipal de Eslava, continuarán en 2014 y 2015 en el área del foro, la zona más noble de la villa, donde se ubican las galerías laterales y el espacio abierto central.

Con este objeto, el consejero de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales del Gobierno foral, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha firmado un convenio con el alcalde de Eslava, Félix María Bariain, por el que cede al Ayuntamiento 447.353 euros, que se pagarán a lo largo de 2014 y 2015 en función de las fases del proyecto.

Estas fases incluyen, además de la excavación, la consolidación de las estructuras descubiertas, algunas de las cuales se volverán a colocar en su estado original, y la adecuación de las ruinas para la circulación de visitantes.

La firma de este convenio deriva de la suscrita en 2010 entre el Departamento de Obras Públicas, la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico y la empresa Autovía del Pirineo, que establecía la financiación de diversas actuaciones de carácter cultural vinculadas a la construcción de la A-21.

Entre estas actuaciones, figuraba la intervención en Santa Criz, que fue dotada entonces con 500.000 euros, de los cuales una pequeña parte se ha aplicado ya entre 2012 y 2013 a la protección del yacimiento (instalación de un vallado), a la restauración de sus esculturas y a los trabajos preparatorios para la redacción del ‘Proyecto de excavación, consolidación y puesta en valor’, documento técnico que sustenta la intervención que se llevará a cabo durante 2014 y 2015.

Conocida ya desde 1917, Santa Criz ha sido objeto de diversas excavaciones durante la década de los 90 del siglo pasado y hasta la actualidad, cuando se ha intervenido entre los años 2005 a 2010. En esta última fecha se incoó expediente para su declaración como Bien de Interés Cultural.

Si bien se desconoce el nombre latino de esta ciudad, su condición de núcleo urbano ha estado siempre clara dada la monumentalidad de sus restos y la abundancia de inscripciones aparecidas, sin duda las más numerosas de Navarra, ha informado el Gobierno foral en un comunicado.

LAS EXCAVACIONES PREVIAS

Los trabajos arqueológicos llevados a cabo por el Ayuntamiento de Eslava con financiación del Gobierno de Navarra han reconocido dos de las zonas más importantes de la ciudad. De una parte el foro, o plaza pública, del que se ha descubierto el criptopórtico o galería semisubterránea septentrional, con el derrumbe de la columnata que rodeaba la plaza. De este derrumbe se han recuperado restos de tres esculturas, entre las que destaca el cuerpo de un togado en mármol, así como una decena de capiteles de estilo corintio.

La otra zona es la necrópolis o cementerio de la ciudad, del que se conocen sus mausoleos monumentales y los restos de las incineraciones que en ellos se depositaban.

LAS INTERVENCIONES PREVISTAS

Como se ha adelantado, las intervenciones programadas para 2014 y 2015 consistirán en la excavación del área del foro (galerías laterales y espacio abierto central) sobre una superficie en torno a 500 m2, lo que permitirá descubrir toda la planta de la zona más noble de la ciudad.

Se llevará también a cabo la consolidación de las estructuras que se descubran y se volverán a colocar en su estado original partes seleccionadas de un mausoleo y la galería norte del foro.

La intervención incluye la consolidación para el acceso y circulación de visitantes de las ruinas, que quedarán señalizadas mediante un sendero interpretativo autoguiado con varias paradas y paneles informativos.

Finalmente se redactará la memoria científica de las excavaciones llevadas a cabo hasta la fecha.

Fuente: EUROPA PRESS

29 mayo 2014 at 6:46 pm 1 comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

mayo 2021
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos

RSS Blogs en Χείρων·Chiron

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente