Posts tagged ‘mosaico de Lod’

El Mosaico romano de Lod, del siglo III, deslumbra en Miami

Coloridas alfombras, plantas y animales depredadores y sus presas configuran el bellísimo y depurado mosaico romano de Lod (Israel), del siglo III, que se exhibe a partir de hoy en el Museo de Arte Patricia & Phillip Frost, de la Universidad Internacional de Florida (FIU), en Miami.

lod-mosaic

Mosaico de Lod. Foto: Patricia & Phillip Frost Art Museum

Fuente: Emilio J. López – EFE  |  LA VANGUARDIA

Miami, 10 feb.- Se trata, sin duda, de uno de los más bellos y grandes mosaicos jamás descubiertos -tiene 180 metros cuadrados-, una imponente pieza arqueológica que permanecerá expuesta en Miami hasta el 15 de mayo, gracias al acuerdo alcanzado entre la FIU y la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI).

Destaca, en primer lugar, el increíble estado de conservación de esta obra maestra de 1.700 años de antigüedad denominada por algunos críticos la “estrella del rock romano” por el uso de piedras calizas y rocas para su primorosa elaboración.

El mosaico fue descubierto en 1966 en una obra de ensanchamiento de una autopista en Lod, al sureste del actual Tel Aviv, una población que en el siglo III después de Cristo formaba parte del Imperio Romano.

“Es una obra única en el mundo, tanto por sus grandes dimensiones como por lo complicado de su traceado y el buen estado en que se conserva”, dijo hoy a Efe la directora del Patricia & Philipp Frost Art Museum del FIU, Jordana Pomeroy.

Además, la exposición en Miami incluye una serie de piezas que nunca antes han salido de Israel.

Para la experta e historiadora del arte, se trata de un “mosaico extraordinario, una obra artística incomparablemente preservada, la más famosa del mundo”.

Los paneles agregados a la muestra representan una crátera de oro usada para beber vino y numerosas aves, como pavos reales, a los lados de un enorme medallón en el cuadro central.

Se cree que los mosaicos estaban instalado en el piso del comedor o “triclinium” de una lujosa villa propiedad de un opulento mercader romano que comerciaba con Jerusalén y ciudades del Mediterráneo.

El título de esta exposición itinerante, “Depredadores y sus presas”, expresa a la maravillosa variedad de animales exóticos representados en el mosaico.

Se estima que el brillante maestro artesano y su equipo de obreros emplearon dos millones de teselas para la composición del exquisito mosaico, embellecido con criaturas salvajes como leones y tigres, un elefante, una jirafa, un búfalo asiático, además de monstruos marinos y barcos.

Gravita sobre el mosaico un extraño interrogante, un misterio que esconde la pieza y que contribuye, sin duda, a su atractivo: ¿Por qué no aparecen en la composición dioses ni hombres?

Una de las teorías que intenta dar respuesta a este enigma es la que apunta a que el rico comerciante era, quizá, un vendedor de animales exóticos para la lucha de gladiadores con fieras en los estadios o anfiteatros del imperio romano.

Para Pomeroy, la observación de los mosaicos permite columbrar cómo era la vida cotidiana en aquellos tiempos, al menos en lo que atañe a la vida de un “rico comerciante dedicado con toda probabilidad a la importación y exportación de animales exóticos”.

“Depredadores y sus presas” ha cosechado un gran éxito de público en sus anteriores exhibiciones en los principales museos del mundo, entre otros el Louvre, el Metropolitan de Nueva York o el Hermitage de San Petersburgo.

El pueblo israelí de Lod descansa sobre la antigua ciudad de Lydda, enclavada en una ruta importante de comercio, la conocida entonces como Vía Maris, que conducía entonces de Egipto a Siria y Mesopotamia.

Coloridas alfombras, plantas y animales depredadores y sus presas configuran el bellísimo y depurado mosaico romano de Lod (Israel), del siglo III, que se exhibe a partir de hoy en el Museo de Arte Patricia & Phillip Frost, de la Universidad Internacional de Florida (FIU), en Miami.

Se trata, sin duda, de uno de los más bellos y grandes mosaicos jamás descubiertos -tiene 180 metros cuadrados-, una imponente pieza arqueológica que permanecerá expuesta en Miami hasta el 15 de mayo, gracias al acuerdo alcanzado entre la FIU y la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI).

Destaca, en primer lugar, el increíble estado de conservación de esta obra maestra de 1.700 años de antigüedad denominada por algunos críticos la “estrella del rock romano” por el uso de piedras calizas y rocas para su primorosa elaboración.

El mosaico fue descubierto en 1966 en una obra de ensanchamiento de una autopista en Lod, al sureste del actual Tel Aviv, una población que en el siglo III después de Cristo formaba parte del Imperio Romano.

“Es una obra única en el mundo, tanto por sus grandes dimensiones como por lo complicado de su traceado y el buen estado en que se conserva”, dijo hoy a Efe la directora del Patricia & Philipp Frost Art Museum del FIU, Jordana Pomeroy.

Además, la exposición en Miami incluye una serie de piezas que nunca antes han salido de Israel.

Para la experta e historiadora del arte, se trata de un “mosaico extraordinario, una obra artística incomparablemente preservada, la más famosa del mundo”.

Los paneles agregados a la muestra representan una crátera de oro usada para beber vino y numerosas aves, como pavos reales, a los lados de un enorme medallón en el cuadro central.

Se cree que los mosaicos estaban instalado en el piso del comedor o “triclinium” de una lujosa villa propiedad de un opulento mercader romano que comerciaba con Jerusalén y ciudades del Mediterráneo.

El título de esta exposición itinerante, “Depredadores y sus presas”, expresa a la maravillosa variedad de animales exóticos representados en el mosaico.

Se estima que el brillante maestro artesano y su equipo de obreros emplearon dos millones de teselas para la composición del exquisito mosaico, embellecido con criaturas salvajes como leones y tigres, un elefante, una jirafa, un búfalo asiático, además de monstruos marinos y barcos.

Gravita sobre el mosaico un extraño interrogante, un misterio que esconde la pieza y que contribuye, sin duda, a su atractivo: ¿Por qué no aparecen en la composición dioses ni hombres?

Una de las teorías que intenta dar respuesta a este enigma es la que apunta a que el rico comerciante era, quizá, un vendedor de animales exóticos para la lucha de gladiadores con fieras en los estadios o anfiteatros del imperio romano.

Para Pomeroy, la observación de los mosaicos permite columbrar cómo era la vida cotidiana en aquellos tiempos, al menos en lo que atañe a la vida de un “rico comerciante dedicado con toda probabilidad a la importación y exportación de animales exóticos”.

“Depredadores y sus presas” ha cosechado un gran éxito de público en sus anteriores exhibiciones en los principales museos del mundo, entre otros el Louvre, el Metropolitan de Nueva York o el Hermitage de San Petersburgo.

El pueblo israelí de Lod descansa sobre la antigua ciudad de Lydda, enclavada en una ruta importante de comercio, la conocida entonces como Vía Maris, que conducía entonces de Egipto a Siria y Mesopotamia.

10 febrero 2016 at 8:25 pm 1 comentario

Israel: Descubren un mosaico romano espléndido en Lod

El colorido mosaico, de unos 1.700 años de antigüedad, adornaba el patio de una villa suntuosa de Diospolis

mosaico_romano_NG_1

El mosaico romano, de unos 1.700 años de antigüedad, mide 13 metros de largo y 11 de ancho. Foto: Assaf Peretz, courtesy of the Israel Antiquities Authority

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC

La Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) ha descubierto un mosaico romano espléndido, que muestra diferentes animales, durante unas excavaciones en el barrio de Neve Yerek, en la ciudad de Lod, al sureste de Tel Aviv, según informa la IAA en un comunicado.

mosaico_romano_NG_2

Limpieza del mosaico romano hallado en la ciudad de Lod. Foto: Courtesy of the Israel Antiquities Authority

Los primeros vestigios aparecieron entre junio y noviembre de 2014 mientras se preparaba el terreno para la construcción de un centro arqueológico que alojará el célebre mosaico de Lod, hallado en la misma zona en 1996 y que se exhibe actualmente en la Fundación Giorgio Cini, en Venecia. El mosaico de Lod y el que se ha hallado recientemente pertenecen, por tanto, a una misma villa romana y adornaban, respectivamente, la sala de estar y el patio de la vivienda.

mosaico_romano_NG_3

En el mosaico aparecen representados diferentes animales, pero ningún humano. Foto: Assaf Peretz, courtesy of the Israel Antiquities Authority

Palomas, peces, toros y otros animales fieros

El colorido mosaico, de unos 1.700 años de antigüedad, incluye diferentes animales, algunos cazando a otros, pero ningún humano, probablemente debido al origen judío de su propietario, quien acató la prohibición bíblica sobre la idolatría. Entre los animales se distinguen palomas, peces, toros y otros animales fieros como el león.

mosaico_romano_NG_4

Escena que representa a dos palomas sobre una vasija. Foto: Assaf Peretz, courtesy of the Israel Antiquities Authority

“La villa formaba parte de un barrio de residencias suntuosas que estaban ubicadas aquí durante los períodos romano y bizantino. Lod era conocida en aquellos tiempos como Diospolis y fue la capital del distrito, hasta que fue sustituida por Ramla tras la conquista musulmana.

mosaico_romano_NG_5

Escena que representa diferentes especies de peces. Foto: Assaf Peretz, courtesy of the Israel Antiquities Authority

El edificio fue utilizado durante mucho tiempo”, explica Amir Gorzalczany, el director de las excavaciones. El mosaico recientemente hallado se incorporará al futuro centro arqueológico.

mosaico_romano_NG_6

Escena de caza. Foto: Assaf Peretz, courtesy of the Israel Antiquities Authority

17 noviembre 2015 at 3:01 pm 1 comentario

Arqueólogos revelan un imponente mosaico «africano» en la ciudad israelí de Lod

Se encuentra al sureste de Tel Aviv, mide 11 por 13 metros y fue elaborado hace más de 1.700 años

mosaico-lod-AFP

Mosaico de Lod – AFP

Fuente: EFE – Tel Aviv  |  ABC    16/11/2015

Arqueólogos israelíes revelaron hoy un imponente mosaico de patrones africanos elaborado hace más de 1.700 años en la ciudad de Lod, al sureste de Tel Aviv, para una rica e influyente familia de identidad desconocida.

El mosaico, de 11 por 13 metros y hallado en el patio central de la que llegó a ser una monumental vivienda entre finales del siglo II y comienzos del IV, se encuentra en el mismo complejo en el que fue descubierto hace más de una década el conocido como «Mosaico de Lo», exhibido en algunos de los museos más famosos del mundo, entre ellos el Louvre.

«Este era el suelo de una villa romana y lo que vemos es un magnífico mosaico realizado por artistas que llegaron hasta aquí desde el norte de África», dijo a Efe Haguit Torge, arqueóloga de la dirección de Antigüedades de Israel, a cargo de un yacimiento que fue descubierto durante la construcción de una autopista.

El nuevo mosaico contiene animales y formas que en ningún momento aparecen en la Biblia o documentación paralela, por lo que difícilmente artistas locales podrían haberlos hecho.

Torge explicó que los autores de esta pieza son los mismos que realizaron el «Mosaico de Lod», actualmente expuesto en Venecia, con la gran diferencia de que éste es mucho más grande y vistoso.

«El otro estaba en la sala de recepción, este está en el patio central, lo que nos ofrece más información sobre el tamaño de la hacienda y la riqueza de la familia que habitaba en ella», subrayó.

Símbolo de su opulencia es el ánfora con vino del que beben dos palomas, que trataba de transmitir a la vez una cálida bienvenida al visitante y un claro mensaje de que el anfitrión era persona pudiente.

Una conclusión que se afianzó durante el proceso de desescombro, en el que se han hallado mesas de mármol, monedas, cerámicas y otros utensilios típicos de familias adineradas.

Aunque sus cimientos y primeras construcciones datan de la época romana, cuando estuvo habitada por una familia judía, parece que la villa fue reconstruida y ampliada en al menos dos ocasiones, tuvo varios ocupantes y alcanzó su máximo esplendor durante la época bizantina, a partir del 324.

Habitada desde hace más de 5.000 años, Lod fue por aquellos siglos uno de los epicentros de la vida pública de la región, particularmente desde que el emperador romano Septimio Severo le concedió el estatus de polis en el año 200, pasando a ser conocida como «Diospolis» (Ciudad de Zeus).

En esos años, el incipiente cristianismo se propagaba por sus calles, aunque los arqueólogos no se atreven a decidir si los propietarios eran de esta entonces nueva religión, paganos o judíos.

«No hay símbolos religiosos, podía ser cualquiera», destaca Torge sobre un período en el que la ciudad se fue haciendo más pagana porque, a partir de finales del siglo II, los judíos emigraron en su mayoría a la Galilea.

Las monedas de la época, que por su estatus de polis Lod podía acuñar, contenían en gran medida símbolos paganos y la simbología del mosaico tampoco ofrece pistas.

Sus tigres (“entrenados para matar”), venados, delfines y otros animales exóticos no son suficiente indicio como para deducir la identidad de los propietarios, aunque sí la de los artistas, que llegaron desde el norte de África.

«Probablemente los propietarios eligieron los diseños a base de (pequeñas) maquetas», creen los arqueólogos, que aseguran que el patio rodeado de columnatas era una de las zonas centrales de la vivienda.

«Allí, en los corredores detrás de las columnas, tenía lugar la vida familiar, comían y se reunían con amigos y otros invitados. Había bancos y sofás mirando hacia el mosaico», sostiene Toger.

La villa cambió radicalmente en el siglo IV, cuando un nuevo ocupante -esta vez cristiano- la amplió y le agregó nuevas habitaciones y fuentes, pero conservando el mosaico de patrones africanos.

«Cambiaron toda (la fisonomía de) la zona, la ampliaron y construyeron numerosas instalaciones de agua», resalta. Según los restos hallados, la vivienda siguió en uso hasta bien entrado el período musulmán, a partir de 638, aunque un siglo después un terremoto castigaría la ciudad y Lod fue abandonada en favor de una nueva urbe que acababa de ser inaugurada: la vecina Ramle.

16 noviembre 2015 at 5:05 pm Deja un comentario

El Museo del Louvre exhibe el mosaico de Lod, un asombroso bestiario romano del siglo III

  • De 33 metros cuadrados y en un excepcional estado de conservación, el mosaico era el suelo de una de las estancias principales de una casa romana.
  • La obra fue descubierta en la ciudad de Lod (Israel) durante la construcción en 1996 de una autopista entre Tel Aviv y Jerusalén.
  • El panel central aúna especies exóticas, una alusión a la armonía entre los ciudadanos de diferentes credos que vivían en Lydda, nombre romano de Lod.

Mosaico-de-Lod

Panel central del Mosaico de Lod (© Israel Antiquities Authority / Nicky Davidov)

El espectacular mosaico romano es una explosión de vida. Dominado por mamíferos, aves y peces reales —salvo por dos monstruos marinos, uno de ellos acechando a las dos embarcaciones que son la única referencia al ser humano— se perfila como un bestiario de criaturas exóticas y autóctonas que conviven con relativa calma en los compartimentos geométricos de la obra.

Descubierto por casualidad durante la construcción en 1996 de una autopista entre Tel Aviv y Jerusalén, el mosaico israelí de Lod (la ciudad cercana a Tel Aviv en la que se encontró) data del año 300, cuando el Imperio Romano ya había extendido sus dominios por Oriente Medio. El conjunto de paneles —que no fue desenterrado hasta el año 2009, cuando se pudo garantizar la excavación y la restauración al completo— se presentó al público por primera vez en 2010 en el Metropolitan Museum de Nueva York y ahora inicia su itinerario por Europa.

La primera parada europea del mosaico es el Museo del Louvre de París, que lo exhibe hasta el 19 de agosto en la Cour du Sphinx, una sala (cerrada al público durante varios años y que ahora se reabre para la ocasión) cercana a otras que exponen objetos de las provincias que el Imperio Romano poseía al este del Mediterráneo. El centro acompaña la exhibición de una guía audiovisual que detalla los elementos de la obra.

Bajo la protección de dos mansos leones

La lujosa pieza decorativa de 33 metros cuadrados, compuesta de teselas de mármol y piedra caliza, destaca por su excepcional estado de conservación y sólo un pequeño hueco en la parte inferior tuvo que ser rellenado durante la restauración. El mosaico pertenecía al suelo de una casa romana, pero nada se sabe de la identidad de sus ocupantes, de la naturaleza de la construcción o de la estancia que albergaba la obra. Algunas capas de pintura descubiertas durante la excavación, con placas de colores y mármol falso, indican que las paredes también estaban decoradas y los arqueólogos barajan que el mosaico era el suelo de un salón.

Con el mundo animal representado con gran atención al realismo y al detalle, el octógono central destaca por el exotismo de las especies. Elefantes, girafas, tigres y rinocerontes viven en armonía bajo la protección de dos mansos leones: la escena puede hacer referencia a la sociedad de Lydda (nombre grecorromano de Lod) durante el Imperio Romano, donde los ciudadanos de diferentes credos coexistían de manera pacífica.

Fuente: Helena Celdrán | 20 minutos

3 junio 2013 at 7:07 pm Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

mayo 2017
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente