Posts tagged ‘Llorenç Alapont’

Arqueólogos valencianos investigan en Roma una de las necrópolis más importantes del mundo

El arqueólogo Llorenç Alapont afirma que esta es una gran oportunidad para descubrir aspectos de las costumbres funerarias romanas.

Necrópolis de San Pablo. Sovraintendenza Capitolina

Fuente: ELENA MORALES > Valencia  |  Cadena SER
12 de noviembre de 2017

La Necrópolis romana conocida como la Necrópolis de San Pablo, se excavó hace 100 años, aunque es ahora cuando han comenzado las tareas de investigación y catalogación de todos los restos encontrados en la instalación. Este trabajo lo están desarrollando un equipo de arqueólogos gracias al apoyo de la Sovraintendenza Capitolina de Roma, el Colegio de Arqueólogos de Valencia y la Universidad Europea de Valencia. En la dirección del proyecto está el prestigioso arqueólogo valenciano Llorenç Alapont y Marina Marcelli de la Sovraintendenza Capitolina.

El trabajo de campo consiste en una minuciosa y exhaustiva micro-excavación de los restos depositados dentro de las urnas.

Con este proyecto se logrará identificar las características físicas de los individuos incinerados. Esto nos permitirá extraer sus características biológicas, así como conocer las condiciones de vida y muerte e interpretar los rituales funerarios.

Se trata de un proyecto multidisciplinar destinado a analizar todos y cada uno de los materiales depositados dentro de las urnas de cremación: restos humanos, restos de animales y plantas del banquete fúnebre, objetos tales como lucernas, ungüentarios, monedas, ofrendas vegetales, el lecho funeraria, con el fin de poder reconstruir los gestos y comportamientos de la comunidad romana frente a la muerte.

La necrópolis de Via Ostiense, con un gran número de urnas intactas, es un lugar privilegiado para el estudio de los ritos de muerte y la interpretación de los gestos y costumbres de la civilización romana. En particular, el extraordinario estado de conservación de las cremaciones in situ dentro de los contenedores representa una oportunidad única para el estudio bioantropológico y arqueológico aplicando un método que permita un análisis óptimo de los restos humanos de las condiciones de la vida y costumbres y rituales funerarios.

 

Anuncios

13 noviembre 2017 at 6:10 pm Deja un comentario

Arqueólogos valencianos descubren un lecho funerario único en Pompeya

Según los investigadores de la Necrópolis de Porta Nola, el hallazgo obliga a reescribir la historia de la cultura clásica y romana

lecho_funerario_porta_nola

Un miembro del equipo de arqueólogos valencianos trabaja en lecho funerario descubierto / Death Archaeology Project, Porta Nola (Facebook)

Fuente: ELENA MORALES > Valencia  |  Cadena SER
18 de agosto de 2016

Un equipo de arqueólogos valencianos liderados por el investigador Llorenç Alapont, han descubierto un lecho funerario cubierto de hueso trabajado y pan de oro, que contituye una pieza única en Pompeya.

Las excavaciones se han realizado en el entorno de la tumba de Olellius Firmus, en la Necrópolis de Porta Nola. Además del citado lecho funerario, han encontrado el lugar donde se quemó al difunto, otra urna llena de huesos quemados y un ungüentario de vidrio casi intacto.

Gracias a la metodología de excavación que aplica este equipo de profesionales, se están descubriendo detalles que obligarán a reescribir la historia de la cultura clásica y romana. Con estas investigaciones han concluido que en ocasiones se sacralizaban espacios públicos con el objetivo de ofrecer a ciertos difuntos un lugar donde enterrarse. Así se transformaba el urbanismo de la ciudad para facilitar que personas de rango social muy elevado, tuvieran un lugar exclusivo para su entierro.

El arqueólogo-antrópologo valenciano, Llorenç Alapont, lleva doce años excavando e investigando en Pompeya y afirma que es un lugar de inagotables posibilidades y mágico para su profesión.

 

19 agosto 2016 at 9:15 am Deja un comentario

El paisaje que dibujaron los romanos

  • Un estudio analiza, a través de los vestigios arqueológicos, la fisonomía de la comarca de l’Horta Sud de Valencia, que se definió hace más de 2.000 años.
  • El paso de la Vía Augusta definió la estructura comarcal

paisaje-romanos

Fuente: LAURA SENA > Torrent  |  Levante-EMV
22 de mayo de 2016

El crecimiento «considerable» en la comarca de l´Horta Sud ha supuesto «un auténtico peligro de destrucción de vestigios históricos» etnológicos y arqueológicos, los que habían sido estudiados y los que estaban pendientes, con lo que este patrimonio, vital para conocer la identidad y la historia, será desconocido siempre y «su potencial educativo y cultural, quedará definitivamente eliminado». De esta reflexión parte el trabajo que han realizado los arqueólogos Llorenç Alapont, Adrià Pitarch y Héctor A. Orengo con el nombre de «Arqueologia de l´Horta Sud. L´origen d´una comarca històrica», que hace años recibió un premio de l´Institut d´Estudis Comarcals (Ideco) de l´Horta Sud y que acaba de ver la luz en forma de publicación.

Los expertos analizan la fisonomía de la comarca y la enlazan con los diferentes hallazgos, además de reivindicar estudios arqueológicos en los municipios, zonas de protección en los planes de ordenación y la incorporación de profesionales a las plantillas de los ayuntamientos.

En el trabajo establecen que, si en apariencia es el poso de la etapa musulmana el que más ha quedado en el territorio, «la gestación de l´Horta que conocemos fue obra de los grupos de campesinos musulmanes», dicen, defienden también que «el paisaje rural de l´Horta Sud nació en época romana, a partir de los importantes caminos» que se construyeron, como la Via Augusta.

Esta arteria básica en todo el sistema de comunicaciones del imperio romano, atravesaba de norte a sur la comarca, por el actual Camí Reial, que atraviesa Benetússer, Alfafar, Massanassa y Catarroja. Una de las posibilidades que se barajan es que viniera desde la Cruz Cubierta de Valencia y luego marcha hacia Cullera. Y la segunda opción es que se apartara del trazado en dirección a Silla bordeando l´Albufera.

El estudio se refiere también a la toponimia y señala como de origen romano Silla, Mislata, Paiporta, Picanya, Quart de Poblet o Xirivella, e incluso Alcàsser, ya que el trabajo defiende que, más que un origen árabe haría referencia a «castrum». Asimismo, señala los principales hallazgos romanos en el Mas del Jutge de Torrent, l´Hort de la Pepica de Catarroja, la Plaça del Poble de Silla o en el Mas de Baix. Analiza los elementos encontrados, entre ellos las redes de abastecimiento de agua, las técnicas constructivas, las estatuas, como el Baco de Aldaia, o las monedas.

En la etapa islámica, los arqueólogos señalan que fueron los campesinos los que diseñaron y construyeron los sistemas hidráulicos que aún se conservan y funcionan, como las acequias de Favara, Benàger y Faitanar.

 

22 mayo 2016 at 1:25 pm Deja un comentario

Investigadores valencianos indagan en las últimas horas de Pompeya

Rosa Albiach y Llorenç Alapont excavan en la necrópolis de Porta Nola en busca de 15 fugitivos

rosa-albiach-pompeya

Fuente: Álex Serrano > Valencia  |  Levante-EMV    26/10/2015

Pompeya. 25 de agosto de 79 d. C. El volcán Vesubio lleva casi 24 horas escupiendo material incandescente y toneladas de ceniza sobre las villas romanas en su falda. Un grupo de 15 fugitivos corren hacia la necrópolis de Porta Nola, con la esperanza de escapar del opresivo ambiente de la ciudad. Allí hallarían su muerte. Dos investigadores valencianos, Rosa Albiach y Llorenç Alapont, indagan ahora en las últimas horas de estos pompeyanos al dirigir un proyecto internacional que trabaja sobre los calcos, realizados con yeso alrededor de los cadáveres que murieron en agosto de hace casi 2.000 años.

El proyecto empezó en 2010, pero Alapont y Albiach se incorporaron en 2014. Trabajan en la necrópolis de Porta Nola, a las afueras de la ciudad, hacia donde un grupo de patricios, libertos y todo tipo de habitantes de Pompeya huyeron cuando el volcán entró en erupción. «Se comenzó a excavar a finales del siglo XIX y queremos completar y revisar estas excavaciones», explica Albiach, que actualmente trabaja en el Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (MuVIM). La investigación emplea un poderoso TAC láser para atravesar los calcos.

«Eran algunas de las personas que escapaban de las piedras o de los edificios que se caían o de la ceniza del momento», explica Albiach. «Un día después de la erupción aún seguía gente huyendo y se reunieron en la necrópolis y murieron allí», comenta la experta, que explica que aún no tienen claro cómo murieron aquel día de agosto del año 79 d. C.

«Sabemos que no se quemaron sino que quedaron cubiertas por ceniza y fango», asegura Albiach, que apunta que ahora mismo la hipótesis con la que se trabaja es que fallecieron asfixiados por la ceniza y la densidad del aire. «Parece que llevaban horas respirando contaminación y finalmente murieron en la necrópolis», comenta Rosa Albiach.

Tras trabajar todo el verano, ahora recopilan todos los datos de sus investigaciones para participar en un catálogo internacional sobre los fallecidos en Porta Nola. Aunque ya se habían encontrado dos, es sobre estos quince sobre quienes Albiach y Alapont han centrado sus esfuerzos. Son cuatro hombres identificados. Del resto aún se desconoce el sexo.

27 octubre 2015 at 7:11 pm Deja un comentario

Un grupo de arqueólogos españoles descubre los secretos de Pompeya

«La necrópolis de Porta Nola formará parte del itinerario de la ciudad», confirma a este periódico el antropólogo Llorenç Alapont, al frente de las investigaciones

pompeya-necropolis

Gracias a la investigación se podrá reconstruir el rostro de muchos de los que perecieron en Pompeya / ABC

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES  |  ABC     28/08/2015

Gracias a las excavaciones y a la restauración que realizan arqueólogos españoles, la necrópolis de Porta Nola formará parte del itinerario de Pompeya. Los descubrimientos realizados son importantes, como la edad que corresponde al hombre cuyos huesos se encontraron en la tumba de Obellius Firmus: 60 años, una edad avanzada, teniendo en cuenta que la vida media para los hombres era de 40 años en esa época y 35 para las mujeres.

-El estudio de la necrópolis les ha permitido también ampliar conocimientos sobre las costumbres y estilo de vida de los habitantes de Pompeya. ¿Qué han descubierto?

-Dentro de la tumba de Obellius Firmus encontramos, como le decía, huesos de una persona de unos 60 años, que había estado bien alimentado y con buen nivel de vida. Hemos comprobado que tenía una serie de patologías, como la hiperostosis difusa, que se relaciona con la obesidad, con dietas ricas en proteínas. Comían carne en abundancia, incluso con el consumo de alcohol.

-Antes de la erupción del Vesubio, en el 79 d.C., hubo una serie de terremotos, y algunos ciudadanos abandonaron la ciudad. ¿Cuántas personas habría antes de la erupción?

-Hay muchas incógnitas. No sabemos cuántas personas se quedaron en la ciudad. El numero de cuerpos encontrados hasta ahora es de unos 1150. Pensamos que muchos salieron momentos antes de la erupción, ya prevenidos por el terremoto.

-Profesor Llorenç Alapont, ¿en qué consistían los ritos de cremación?

-Eran muy complejos. Hemos encontrado una moneda depositada en el exterior de una urna en perfecto estado de conservación, y en cambio en otra urna hemos descubierto una moneda que estaba quemada, se quemó con el difunto. Esto indica que había un rito, una oferta por parte de los vivos a los dioses para que el difunto tuviera un buen viaje hacia el otro mundo y ellos no se vieran afectados por ninguna consecuencia maléfica de la muerte. Hay otras ofrendas que las realiza el propio difunto: la moneda quemada sirve para su tránsito a una nueva vida después de la muerte.

-En una sociedad tan jerarquizada como la romana, ¿qué diferencias había entre ricos y pobres en el ritual de cremación?

-Se necesitaba el tener una posición adinerada para la cremación: se debía contratar unos servicios funerarios que se encargaban de la procesión del muerto, llevar la antorchas en la procesión, contratar a las mujeres que lloraban, y había que controlar la pira funeraria, porque era peligrosa. Debía estar mucho tiempo encendida para alcanzar temperaturas muy altas y quemar los huesos. Se hacían fuera de la ciudad, porque se conocen casos de piras funerarias que se expandieron y quemaron barrios enteros. Para realizar este ritual de la cremación se necesitaba un cierto nivel de poder adquisitivo. En la tumbas pobres, la cremación era residual o diferente a la de los ricos. Encontramos casos de inhumación, porque era mucho más barata y fácil de realizar que la cremación. Hemos sido afortunados porque hemos encontrado la inhumación de un niño entre 3 y 6 meses. Los niños tan pequeños, a los que no les habían salido los dientes no podían ser quemados en hoguera funeraria.

-¿Cómo se afrontaba el hecho trascendental de la muerte?

-El momento de la muerte era uno de los más importantes de la vida, porque se debía hacer un tránsito, una serie de ritos, para conseguir que el hecho funesto, desgraciado, de que un familiar muriera, pudiera ser superado por los vivos. Los ritos debían ayudar en la separación de ambos mundos, el de los vivos y el de los muertos. Los vivos necesitaban superar el hecho de que una persona querida no se iba a ver nunca más.

-¿Qué relación había entre la comunidad y la necrópolis?

-Una relación casi mimética: gracias a los estudios de las necrópolis, la ciudad de los muertos, vemos que se trata de una representación exacta, es decir, los que son ricos en la ciudad, los que tienen las casas más potentes, poseen también las tumbas más lujosas. Los que quieren mostrar su nivel alto, sitúan las tumbas delante de las puertas de las murallas, de forma que todo el mundo que acceda a la ciudad pueda observar el monumento funerario o leer las inscripciones. Era la mejor forma para preservar la memoria del difunto.

-¿Hay mucho aún por descubrir en Pompeya?

– Gran parte de Pompeya está aún sin excavar. Mucho falta aún por descubrir. Pero lo más importante no es la extensión, sino la calidad de la investigación. Se excavó mucho a finales del siglo XVIII y principios del XIX, pero eso no tiene nada que ver con el tipo de excavación y documentación que se hace en estos momentos, con nuevas técnicas e instrumentos.

-¿En qué se diferencia esta necrópolis de Porta Nola del resto de las excavadas en Pompeya?

-La de Porta Nola es completamente diferente a las otras exploradas en Pompeya en las que solo se encuentran sepulturas de ricos. En Porta Nola, además de las tumbas situadas en la muralla, que existen solo en esta necrópolis, hay también una serie de sepulturas únicas dedicadas a los soldados pretorianos.

El superintendente de Pompeya, Massimo Osanna, ha valorado muy positivamente este proyecto de investigación y sus descubrimientos. El grupo español, coordinado también, además de Llorenç Alapont, por Rosa Albiac, del Museo de Prehistoria de Valencia, continuará con el proyecto de investigación durante tres años, al término de los cuales hará una población monográfica y una exposición de la necrópolis. Gracias a estas excavaciones y a la restauración que se realiza de los monumentos funerarios, Pompeya recupera un nuevo espacio en su itinerario: la necrópolis de Porta Nola.

28 agosto 2015 at 5:34 pm Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente