Posts tagged ‘Hort de Morand’

Hallado en Denia un monumento erigido por Quintus Sulpicius Cratus

Quintus Sulpicius Cratus fue un personaje de la élite municipal de la Dianium romana, quien dedicó un monumento a un destinatario cuya identidad se desconoce

Monumento del siglo II d.C. Monumento erigido a mediados del siglo II d.C. por el edil Quintus Sulpicius Cratus. Foto: Ajuntament de Dénia

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
26 de abril de 2017

Unos trabajos de limpieza en un área de 2.900 m² en el Hort de Morand, donde se concentra la mayor parte de vestigios de la Dianium romana, la actual Denia, han sacado a la luz una inscripción romana del siglo II d.C., según anunció la semana pasada el Ayuntamiento de Denia. El hallazgo, de interés excepcional y realizado de manera fortuita, consiste en una inscripción sobre un bloque de piedra caliza del imponente macizo del Montgó, situado cerca de Denia, y que ha sido fechado en la segunda mitad del siglo II d.C.

En la inscripción aparecen los tria nomina (los tres nombres que distinguían a los ciudadanos romanos de los extranjeros y de los esclavos) de un personaje de la élite municipal de Dianium: el edil Quintus Sulpicius Cratus, quien dedicó el monumento a un destinatario cuya identidad se desconoce. Como magistrado municipal desempeñó las funciones de control de pesos y medidas, vital para el ejercicio del comercio, el control de la organización de los juegos y el control y funcionamiento de los mercados, según la transcripción realizada por Josep Antoni Gisbert, el director del Museo Arqueológico de Denia.

Hort de Morand. El hallazgo ha sido realizado en el Hort de Morand, donde se concentra la mayor parte de vestigios de la Dianium romana. Foto: Ajuntament de Dénia

 

Bloque de piedra caliza. El bloque de piedra caliza procede del imponente macizo del Montgó, situado cerca de Denia. Foto: Ajuntament de Dénia

 

Quintus Sulpicius Cratus. Quintus Sulpicius Cratus desempeñó las funciones de control de pesos y medidas, vital para el ejercicio del comercio, el control de la organización de los juegos y el control y funcionamiento de los mercados. Foto: Ajuntament de Dénia

 

Denia. La ciudad de Denia, la antigua Dianium romana, está situada en la provincia de Alicante. Imagen: Google Maps

 

Anuncios

26 abril 2017 at 12:56 pm Deja un comentario

Descubierta una inscripción del siglo II que revela el nombre de un poderoso edil de la Dianium romana

  • El hallazgo se ha producido de forma fortuita después de los primeros trabajos de limpieza en casi diez años de l’Hort de Morand, el antiguo enclave del foro romano, que llevaba abandonado y cubierto de matojos desde 2008
  • El descubrimiento corrobora que varios temporales marítimos engulleron la ciudad a lo largo del Imperio

Fuente: Josep Antoni Gisbert  |  La Marina Plaza
20 de abril de 2017

Se llamaba Quintus Sulpicius Cratus. Vivió en Dianium, la Dénia romana, a mediados del siglo II. Era aedilis, el equivalente romano a la actual figura de edil o concejal. Era pues un personaje poderoso, que decidía buena parte de la vida  comercial de la ciudad como la seguridad de los mercados, el control de pesos y medidas de las mercancías o la organización de juegos o fiestas. Su existencia era hasta ahora desconocida. Pero ya no. De forma fortuita, unos trabajos de limpieza en l’Hort de Morand, donde se enclavó hace dos milenios el foro de Dianium, han descubierto su nombre inscrito en un bloque tallado de piedra caliza procedente del Montgó.

El trascendente hallazgo, presentado este jueves por el arqueólogo municipal, Josep Antoni Gisbert, y por el concejal de Cultura, Rafa Carrió, vuelve a demostrar así la gran importancia histórica de l’Hort de Morand, cuyo destino y conservación siempre han sido inciertos. Gisbert explicó que el bloque formaba parte de un monumento epigráfico de dimensiones mayores –pudo ser el pedestal de una estatua– cuya inscripción acaba de ser transcrita con el siguiente resultado:

Q. SVLP. (ligadura LP) CRATV[S]
AED D (hedera) D

 

Estas son las letras han aflorado ahora tras tantos siglos. Y que permiten establecer que nuestro protagonista era «un personaje de las elites municipales de Dénia, Quintus Sulpicius Cratus, que ejercía el cargo de AED(ilis) y que había donado y dedicado (eso significan las dos D mayúsculas) el monumento a otra persona o institución cuya identidad, eso sí, se desconoce, ya que la inscripción que ha salido a la luz está incompleta.

El Municipivm de Dianivm fue fundado por el emperador Augusto y, desde entonces, gozaba de la organización propia de un municipio romano que funcionaba a pleno rendimiento en la época de nuestro protagonista, que vivió en la segunda mitad del siglo II, en la época de los Antoninos o de los Severos, según se desprende del tipo de grafía de la inscripción.

Ahora bien,  este bloque de piedra correría con el devenir del tiempo más andanzas. Las caras laterales del mismo se encuentran fuertemente erosionadas por la acción marina y la parte anterior presenta restos de una argolla de hierro anclada. Todo eso demuestra que la piedra, tras ser utilizada para la inscripción de nuestro edil, habría sido fragmentada y reutilizada aún en época del Imperio Romano como anclaje o bolardo  para amarrar buques en el muelle del cercano puerto de Dianium.

La parcela municipal de l’Hort de Morand que acaba de ser adecentada, en tono ocre, vista desde el Castillo.

Una ciudad amenazada por los temporales

¿Por qué ha vuelto entonces a aparecer la piedra en el foro romano? Gisbert aclaró que «mientras la ciudad actual se ha dedicado a ganarle terreno al mar, en la época del Imperio Romano sucedía lo contrario: Dianium se hallaba asentada en un marjal muy próximo al puerto y sufrió continuos temporales o transgresiones marinas en las que el mar volvía a ganarle terreno a la urbe, engullendo una parte de la misma». Así, «este bloque parece haber  sido desplazado hasta este lugar por una de esas transgresiones en los siglos siguientes, durante el periodo de actividad de la ciudad romana que no cesa hasta el primer tercio del siglo VI».

Más allá de esta cronología histórica, el descubrimiento viene a atesorar una vez más la importancia de l’Hort de Morand y de los posibles restos que aún contiene. «Este espacio se ha de considerar sagrado para los dianenses», subrayó Gisbert. De hecho, los trabajos que ahora han desencadenado en el hallazgo, y que han podido llevarse a cabo gracias a una subvención del Servef, han venido a adecentar un espacio que se encontraba prácticamente abandonado y repleto de matojos desde 2008, cuando se frustró un proyecto para ponerlo en valor pese a contar con subvención europea.

Gisbert y Carrió.

Ahora que al fin l’Hort de Morand ha podido recuperar el aspecto que presentaba en 2007, Gisbert exhortó a que la historia no se repita. Y subrayó la necesidad de buscar más subvenciones comenzando por la parcela de propiedad municipal de l’Hort de Morand donde se ha producido el hallazgo, de unos 2.900 metros cuadrados, para excavarla, dotarla de señalítica y hacerla visitable con el objeto de ofrecer al fin una muestra de lo que fue la ciudad romana a los pies del Castillo.

Por su parte, el concejal de Cultura, Rafa Carrió, aseguró que también se propone recuperar la titularidad municipal de de otra parcela anexa de 2.000 metros considerada zona verde por el planeamiento urbanístico. Carrió señaló que su departamento ansía por otro lado rehabilitar la hostelería árabe que se encuentra bajo los cimientos del colegio Maristas, y que en su día también contó con un plan para hacerla visitable que tampoco se concretó nunca.

HALLAZGO DE UNA INSCRIPCIÓN ROMANA CON EL NOMBRE Y EL CARGO DE UN EDIL DEL MUNICIPIVM DE DIANIVM, EN L`HORT DE MORAND.

Josep A. Gisbert Santonja, Director. MUSEU ARQUEOLÒGIC DE LA CIUTAT DE DÉNIA.

En la Parcela O de l’Hort de Morand, de propiedad municipal, en el marco de unos trabajos de limpieza, con vistas a emprender un proceso de rehabilitación y de musealización, financiados por el programa del EMCORD, de la Subdirección General de Empleo y el SERVEF, de la Generalitat Valenciana, se ha producido fortuitamente un hallazgo arqueológico singular y transcendente para la Arqueología de Dianivm; la ciudad romana de Dénia.

La Parcela se hallaba en estado de franco abandono desde 2008, con abundante vegetación arbustiva que cubría la totalidad de la superficie, tras el naufragio de un proyecto municipal, que se había de financiar con fondos europeos, que habían sido ya concedidos y destinados a su recuperación. Ha sido una de las prioridades establecidas por el Departamento de Cultura del M. I. Ayuntamiento de Dénia. Se ha procedido a la limpieza total de la misma, por un equipo de cinco personas, bajo una estricta supervisión del proceso. El ámbito incluía diversas áreas en donde se habían efectuado excavaciones arqueológicas entre 1982 y 1985, dirigidas por Josep A. Gisbert. Sus resultados fueron cruciales para incluir de inmediato en el planeamiento urbanístico un área de zona verde de interés cultural, de 5000 metros cuadrados de extensión, de los que forma parte esta parcela, que cuenta con una superficie de 2900 metros cuadrados.

El pedestal hallado en la misma parcela en 1982.

El Sondeo A, conocido como el sondeo del pedestal por el hallazgo de una gran basa de pedestal de opvs qvadratvm, de piedra arenisca local, del siglo I, de unos cuarenta metros cuadrados de superficie, se excavó en 1982. Su evidencia arqueológica permitía proponer su adscripción o relación con el emplazamiento del Forvm alto-imperial de Dianivm. Este hallazgo se publicó en una ponencia en las Primeras Jornadas de Arqueología en las Ciudades actuales (Enero, 1983), así como en las Memorias de la actividad arqueológica publicadas por la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana y el Instituto de Estudios Juan Gil-Albert, o la Revista Campus de la Universidad de Alicante, entre 1984 y 1988,

Durante los trabajos de limpieza de los taludes laterales de este sondeo se ha detectado en un bloque de piedra caliza existente en uno de los cortes de la excavación de 1982, dos líneas de texto cinceladas en el mismo.

Tras un primer análisis del hallazgo, ofrecemos la siguiente valoración.

El bloque, tallado de piedra caliza del Montgó, es parte de un monumento epigráfico. La cara posterior es sinuosa y, al parecer, estuvo originariamente encajado o empotrado, formando parte de un monumento de mayores proporciones. Las caras laterales han sido fuertemente erosionadas por la acción marina y en la cara anterior o la del campo epigráfico presenta restos de una argolla de hierro anclada fuertemente en el bloque mediante un rebaje en la piedra relleno de plomo; una técnica habitual en tiempos de los romanos. Es bien notorio que se trata de un bloque con inscripción epigráfica, luego fragmentado y reutilizado como anclaje de sujeción de una anilla o cadena sin duda relacionada con la inmovilización de naves, bien en el muelle o embarcadero, bien en el fondo de la bahía o ensenada del puerto. Este bloque parece haber sido desplazado hasta este lugar por una transgresión marina en época desconocida pero, sin duda, en los siglos siguientes y durante el periodo de actividad de la ciudad romana, que cesa en este ámbito en el primer tercio del siglo VI.

El monumento epigráfico, por la tipología de su grafía, se puede datar en la segunda mitad del siglo II, en época de los Antoninos o, a lo sumo, de los Severos,

Presentamos un avance de la transcripción de la inscripción conservada, que será estudiada y publicada, junto con otros hallazgos epigráficos de los últimos 20 años, por Juan Manuel Abascal, de la Universidad de Alicante y Josep A. Gisbert.

Q. SVLP. (ligadura LP) CRATV[S]

AED D (hedera) D

Un personaje de las elites municipales de Dénia, Quintus Sulpicius Cratus, que ejerce el cargo de AED(ilis) / D(at) D(edicat); da o dona y dedica el monumento. Este monumento se emplazaría, probablemente, en el Forvm de Dianium, del cual la zona O es esta parcela en donde se ha desarrollado el hallazgo fortuito.

El personaje, Quintus Sulpicius Cratus, magistrado municipal, ejercía en estos momentos el cargo de AEDILIS. Como edil tenía entre sus funciones las del control de pesos y medidas, vital para el ejercicio del comercio, el control de la seguridad pública y el control y funcionamiento de los mercados. El Municipivm de Dianivm es fundado por el emperador Augusto y, desde entonces, goza de la organización propia de un municipio romano.

Un testimonio más de que el HORT DE MORAND, es y se ha de considerar como sagrado por los dianenses.

 

 

20 abril 2017 at 9:34 pm Deja un comentario

Dénia reactiva la negociación para poder expropiar su antiguo foro romano

  • Chelet asegura que se dialoga con los propietarios de l’Hort de Morand para poder pagarles la parcela, tasada en 13 millones, en parte con dinero y en parte con otros terrenos adscritos al programa de la ronda perimetral
  • La ciudad lleva lustros anhelando adquirir el suelo bajo el que permanece enterrada la urbe de Dianium

dianium-hort-de-morand

Fuente: La Marina Plaza   04/04/2015

Por enésima ocasión, el Ayuntamiento de Dénia se ha trazado un plan para poder cumplir con un viejo sueño: expropiar los terrenos de l’Hort de Morand, en cuyo subsuelo descansan desde hace siglos los restos del antiguo foro romano de la ciudad de Dianium, surgida probablemente en el siglo I a.C y que cobró destacada importancia en la centuria siguiente. El concejal de Planificación Urbanística, el popular Vicent Chelet, anunció esta semana que se han entablado negociaciones con los propietarios de la parcela, ubicada entre Ronda de Muralles y la avenida Miguel Hernández para llegar a un acuerdo de expropiación. Ese sería el primer paso del sueño. El segundo, comenzar las excavaciones para que el trazado de la antigua urbe romana al fin vea la luz.

El empeño nunca ha sido fácil. Los terrenos son muy caros y es esta dura circunstancia la que desde hace lustros dificulta la expropiación de l’Hort de Morand. De hecho, una sentencia del TSJ de 2013 tasó el valor de la parcela en 13 millones de euros. Y aunque ese dictamen está recurrido en casación ante el Tribunal Supremo, no existen demasiadas esperanzas de que la cantidad se rebaje. De ahí que, según Chelet, el ayuntamiento negocia pagar parte del valor del suelo en dinero y la otra en especies: estos es, con terrenos que saldrían del suelo que el consistorio obtendría cuando vea la luz el programa de la ronda perimetral, al que l’Hort de Morand ha quedado adscrito por ese motivo. Para que ese programa urbanístico salga adelante, Dénia debería contar con un nuevo Plan General.

Aunque los detalles de la negociación todavía no están cerrados, Chelet agregó que el diálogo avanza por buen camino «ya que los propietarios son una familia de Dénia de toda la vida y muy sensibles a esta cuestión histórica». El suelo de l’Hort de Morand es de especial protección.

El conflicto en los tribunales tiene su origen en el año 2002, hace más de una década. Gobernaba entonces el PP con Miguel Ferrer como alcalde y el ayuntamiento inició el expediente de expropiación de la parcela donde ya Juan Antonio Morand y Roc Chabàs hallaron hacia 1870 los primeros restos romanos de incalculable valor. En 2009, los propietarios solicitaron que el ayuntamiento culminara aquel proceso de expropiación, y solicitaban 28 millones de euros por los terrenos. Finalmente, el TSJ rebajó la cifra hasta los 12.978.262 euros. La antecesora de Chelet en la cartera de Planificación Urbanística, la centrista Pepa Font, también había emprendido ya negociaciones con los propietarios. 

Sertorio, Pompeyo y el posterior esplendor imperial

Las catas arqueológicas que se han podido realizar en los últimos años, a raíz de que el ayuntamiento pudiera adquirir una pequeña porción de 2.700 metros cuadrados de los terrenos, no hacen sino confirmar la sospecha de que bajo la tierra de l’Hort de Morand puede haber aún tesoros que permitirían sacar a la luz el esplendoroso pasado de Dianium. En las guerras del último siglo de la República romana, este puerto fue base de Sertorio en su lucha contra Pompeyo y el Senado. Y ya después, en la era imperial, se erigió en una de las ciudades referencia del comercio en todo el Mediterráneo. Las investigaciones han constatado que la arena de la playa llegaba entones hasta el actual Hort de Morand, pese a que en la actualidad éste está separado del puerto por el barrio de Baix la Mar.

4 abril 2015 at 9:28 am Deja un comentario

Treinta años sin encontrar el corazón de la Dénia romana

  • La ciudad cumple tres décadas de excavaciones en l’Hort de Morand, que tan sólo han podido abarcar un 11% de la antigua Dianium, una especie de misteriosa Atlántida para la ciudad
  • El servicio municipal de arqueología convoca un ciclo de conferencias para difundir las investigaciones sobre el pasado romano del municipio

Para Dénia, su dos veces milenario foro romano es una especie de Atlántida, un continente perdido: un lugar que existe, o que existió, según los investigadores, pero que no se ha podido atisbar nunca y permanece rodeado de incógnitas y misterios. La ciudad lleva mucho tiempo anhelando desenterrar el corazón de su memoria romana, que data al menos del siglo I, pero la falta de dinero y de gestión, los litigios judiciales y alguna oportunidad perdida lo han evitado hasta el momento. El problema es que de los 24.500 metros cuadrados que mide l’Hort de Morand, la parcela ubicada al norte del Castillo donde se encontró el foro, sólo son de titularidad municipal 2.900. El 11%.

Dianium-Miquel-Ortolà

Recreación sobre la Dianium del siglo I. Dibujo: Miquel Ortolà. Museo Arqueológico de Dénia

Es allí, en ese pequeño fragmento público, donde sí se han habido excavaciones, de las que ahora precisamente se cumplen treinta años. Los trabajos allí desarrollados no hacen sin confirmar que esa Atlántida existe: que bajo la tierra de l’Hort de Morand que aún no ha podido revisarse anidan los tesoros que darían fe del pasado esplendoroso de Dianium, una de las ciudades de referencia del comercio mediterráneo en tiempos del Imperio Romano, especialmente bajo el poder de los primeros emperadores.

De hecho, y para conmemorar esas tres décadas, el servicio municipal de Arqueología ha organizado una serie de conferencias para divulgar lo que ya se sabe de esa Atlántida: por ejemplo, el diseño urbano de Dianium, una urbe atravesada por una gran vía procedente de Saetabis  (Xàtiva) que separaba el foro cívico de la parte comercial y portuaria y la necrópolis; o su fundación como municipium en los tiempos de los emperadores Augusto y Tiberio; o la sucesión de tumbas halladas y sus ritos funerarios; o las características de su puerto en una ciudad que era como una especie de isla: de hecho, la línea de costa estaba mucho más adentrada en tierra que la actual y Dianium sufrió varios y devastadores temporales.

dianium-saguntum-i-el-mar

Dianium, en el mapa comercial de la Roma Imperial. Catálogo Saguntum i el mar. Museo Arqueológico de Dénia

Todo eso es lo que se sabe de Dianium sólo con el 11% excavado. Habría que ver cuántas dudas más se despejarían sobre esta Atlántida si algún día se completara la excavación de l’Hort de Morand. Ese empeño, por ahora frustrado, tiene décadas. Muchas. Hacia 1870 Juan Antonio Morand y Roc Chabàs hallaron los primeros restos romanos. Un siglo después, a finales de los noventa, se inició un movimiento social para conservar el yacimiento liderado por el malogrado Tomàs Perelló.

Pero hubo problemas. En 2002, bajo el gobierno del popular Miguel Ferrer se suspendieron licencias en la zona y se inició el expediente de expropiación, que acarreó a su vez un proceso judicial que una década después una sentencia que fija en 13 millones de euros el valor de los terrenos. Tal cantidad, provocó que el gobierno local (PP y CU) renunciara a una subvención de la Unión Europea incluida en el plan Dénia Futur y que suponía 1,5 millones para crear un parque arqueológico, ayuda insuficiente ante lo caros que son esos terrenos. Aquella luz, por lo tanto, se desvaneció. Ahora ha surgido otra: el ayuntamiento, que no tiene un euro, ha ofrecido a los propietarios de la parcela aprovechamiento urbanístico en otras zonas de la ciudad a cambio poder adquirir la totalidad de l’Hort de Morand.

Y en eso anda el asunto. En las negociaciones. Mientras los sueños del foro romano siguen siendo un continente perdido.

Hort-de-Morand

CICLO DE CONFERENCIAS DIANIVM MVNICIPIVM: cada jueves entre el 22 de mayo y el 12 de junio en La Sala del castillo de Dénia, a las 20 horas.

FECHA PONENTE TÍTULO
22 de mayo Josep Antoni Gisbert. Arqueólogo municipal Dianium. Forma Vrbis. El plano de la ciudad romana
29 de mayo Juan Manuel Abascal. Universidad de Alicante Nacimiento del municipium de Dianium. Entorno histórico y testimonios
 5 de    junio Massu Sentí. Arqueóloga Necrópolis de Dianium. La muerte en Dénia, ritos y tumbas
12 de junio Silvia Ruiz. Arqueóloga Portus de Dianium. Excavaciones

 

Fuente: La Marina Plaza

18 mayo 2014 at 11:44 am 1 comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente