Posts tagged ‘Hallazgo arqueológico’

Hallan el mayor muro romano de Valencia

Hacienda estudia convertir los hallazgos en un referente turístico al nivel de La Almoina

Fuente: Hortensia García > València  |  Levante-EMV
28 de mayo de 2017

Las excavaciones en la calle Micalet han aflorado el muro romano más grande encontrado en la ciudad, y ha supuesto la localización de otros elementos islámicos de gran valor histórico para la ciudad.

Las ruinas de la ciudad romana han aflorado, tras varios meses de excavaciones arqueológicas, en el antiguo Palacio de Calatayud, en la calle Micalet, donde se ha recuperado un muro de piedra de gran altura (2,2 metros), con su revestimiento original de placas de mármol (posiblemente de la cantera valenciana de Buixcarró) perteneciente a uno de los grandes edificios del entorno monumental del foro romano.

Se trata del muro de esta época de mayores dimensiones recuperado hasta ahora. Cabe recordar que la calle Micalet y el entorno de la Catedral es la zona de mayor interés arqueológico de la ciudad, como así puede comprobarse en el Centro Arqueológico de l´Almoina, donde se exhiben las ruinas de la ciudad fundacional, entre ellas una columnata del foro, las calles principales (cardo y decumano), las termas y otros edificios de época romana, islámica y visigoda. Uno de los grandes edificios del foro aún por descubrir es el templo. Los restos han aparecido a una profundidad próxima a los cuatro metros.

Otro de los hallazgos ha sido un fragmento de inscripción con letras romanas, que forma parte del cimiento de un muro de época Califal del siglo X, que podría pertenecer, según los expertos, a una lápida honorífica y que hace referencia a los «veterani et veteres».

Estos fueron los dos grupos de población que gobernaron la curia, el ayuntamiento de la Valentia romana. Los «veteres» eran los descendientes de los primeros pobladores, que llegaron a la ciudad en el siglo II a. C., mientras que los «veterani» eran los soldados licenciados llegados a València en la época de Augusto (aproximadamente a finales del siglo I a. C.).

La Conselleria de Hacienda asegura que el muro recuperado en el antiguo Palacio de Calatayud es el de mayor tamaño localizado hasta ahora. Estos hallazgos se suman al tesorillo de monedas medievales recuperado hace unos meses. La Conselleria de Hacienda proyecta recuperar e integrar las ruinas localizadas en la restauración del edificio -que mantendrá una vez rehabilitado el uso administrativo- y convertirlo en un museo abierto a toda la ciudadanía.

Las excavaciones arqueológicas que la Conselleria de Hacienda está realizando en el Palacio de Calatayud, en la calle Micalet, «están proporcionando hallazgos de alto valor histórico y patrimonial, cuya recuperación podría convertirlo en una referencia turística al nivel de centros arqueológicos como La Almoina», apuntan fuentes del Consell.

Los trabajos arqueológicos en el antiguo Palau de Calatayud están aportando nuevos hallazgos, que se suman a los ya recuperados semanas atrás, donde se han obtenido datos importantes para la historia urbana del entorno de la Catedral y la plaza de la Virgen. Este muro, además, fue utilizado a lo largo de la historia, de modo que se conserva hasta el momento una altura superior a los 2,25 metros y, sobre él, se mantienen reformas de épocas posteriores que muestran cómo distintas culturas y civilizaciones vivieron en el mismo espacio que ha llegado hasta nuestros días.

También se ha descubierto una parte de la trama urbana antigua, cuya modificación en 1.800 coincide con la construcción de la actual Casa Vestuario. Se han verificado las antiguas alineaciones de la calle Micalet, que provenían de muchos siglos atrás, y se ha confirmado que la antigua línea de fachada se encuentra bajo la actual calle, de modo que la anterior era mucho más estrecha y con una orientación que coincide con la de otros restos de la ciudad romana. Además, en la pared medianera con la Casa Vestuario se ha descubierto el antiguo muro, que alcanza dos plantas de altura, construido con la técnica del tapial y que data del siglo XIV.

Fuente y baños árabes

Del pasado islámico se han recuperado también numerosos restos, como una fuente rodeada de tuberías cerámicas, una canalización de suministro de agua, posiblemente derivada de la Acequia de Rovella, y estancias de un edificio, cuya interpretación se encuentra en fase de estudio, a la espera de poder verificar si pertenecen a unos antiguos baños árabes de los que se tiene constancia en el entorno del actual Palau de Calatayud.

Otro descubrimiento es un muro que progresa en el alzado de las paredes del actual inmueble. Se trata de un hallazgo de gran relevancia, ya que salvo los restos de la antigua muralla musulmana son pocos los muros de esa época conservados en altura en Valencia. Todos los edificios de ese periodo fueron eliminados tras la conquista cristiana.

 

28 mayo 2017 at 8:27 pm Deja un comentario

Hallan una cabeza de escultura romana en Caldes de Montbui (Barcelona)

Cabeza de escultura romana de mármol blanco hallada en Caldes de Montbui EL MUNDO

Fuente: ENRIC TRIAS > Barcelona  |  EL MUNDO
26 de mayo de 2017

Una cabeza de escultura romana ha sido hallada en Caldes de Montbui durante las excavaciones arqueológicas de los antiguos baños termales del municipio. El equipo de arqueólogos dirigido por Pere Artigas descubrió la cabeza de mármol blanco, que habría pertenecido a una escultura completa a tamaño real, en las nuevas excavaciones que se realizan para la reurbanización de la plaza de la Font del Lleó.

La catedrática del departamento de Ciències de l’Antiguitat i de l’Edat Mitjana de la Facultad de Filosofia i Lletres de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Isabel Rodà de Llanza, será la encargada de estudiar la cabeza hallada. La académica determinará la procedencia, su fecha y la identificará. Según las primeras hipótesis in situ, se podría tratar de la imagen de una divinidad vinculada con las aguas termales.

Esta pieza ha sido hallada en buen estado de conservación y de momento sólo se le ha realizado una limpieza a cargo de la empresa de conservación y restauración Gamarra i Garcia.

El descubrimiento ha sido anunciado esta mañana durante una visita al yacimiento del alcalde de Caldes de Montbui, Jordi Solé; la directora del Servicio de Arqueologia i Paleontologia del Departament de Cultura, Maite Miró; el arqueòleg director de la excavación, Pere Artigues; el regidor de Patrimoni, Isidre Pineda, y el regidor d’Espais Públics, Jaume Mauri.

 

26 mayo 2017 at 4:52 pm Deja un comentario

Tarragona recupera dos valiosas esculturas romanas en forma de testa de mula

Tarragona ha recuperado dos valiosas esculturas romanas en forma de testa de mula de unos 12 centímetros bajo el antiguo cuartel de la Guardia Civil, donde ahora se construyen pisos, informa el consistorio.

Foto: AYTO.DE TARRAGONA / EUROPA PRESS

Fuente: EFE  |  ABC
28 de abril de 2017

Las piezas estarán expuestas para el público en general del 2 al 5 de mayo, en horario de mañana, en la entrada del Museo de Historia-Casa Castellarnau .

Las esculturas formaban parte de una cama (lectus tricliniaris) empleado en los fastuosos banquetes de los romanos, muestran un buen estado de conservación y mantienen damasquinados de plata y varios elementos acoplados.

Las piezas destacan por su gran calidad técnica y artística de los objetos, su realismo y refinamiento.

Ambos animales giran bruscamente la cabeza hacia un lado, lo que da la ilusión de una crin en movimiento; tienen la boca y los ojos abiertos de par en par, los ollares dilatados y las alargadas orejas plegadas hacia atrás.

Están adornadas con varios ornamentos, en el que destaca un collar hecho con una piel de pantera y con la testa de este felino y unos colgantes de forma triangular fijados en la zona de las sienes.

Era habitual decorar los fulcro con motivos del dios Dionisos y su comitiva, en la que los sátiros como Sileno o el mismo dios aparecen cabalgando sobre mulas.

La mula era considerada como un animal al margen de la civilización, con comportamientos sexuales extraños y de naturaleza bastarda y juguetona, que ligaba muy bien con el ambiente dionisíaco.

La gran mayoría de estos objetos se inspiran en el suntuoso y refinado mobiliario helenístico y se fechan ampliamente entre los siglo II aC y el siglo I dC.

En el mundo romano destacan los ejemplares recuperados en la zona Vesuviana (Casa de Menandro, casa de C. Vibius Italicus). Otros fulcro en bronce han sido localizados en Amiternum y en Chieti en tumbas fechadas a finales del siglo I aC, principios del siglo I dC.

En el caso de Tarragona, han salido a la luz en las excavaciones de la calle López Peláez, punto donde se alzaba el cuartel de la Guardia Civil y donde han iniciado las obras para una construcción de viviendas.

Ya se informó anteriormente de otros hallazgos, como los restos de un extenso edificio de época romana situado extramuros de la ciudad o una zona funeraria con la tumba con el esqueleto de un chico joven.

 

28 abril 2017 at 8:22 pm Deja un comentario

Hallado en Denia un monumento erigido por Quintus Sulpicius Cratus

Quintus Sulpicius Cratus fue un personaje de la élite municipal de la Dianium romana, quien dedicó un monumento a un destinatario cuya identidad se desconoce

Monumento del siglo II d.C. Monumento erigido a mediados del siglo II d.C. por el edil Quintus Sulpicius Cratus. Foto: Ajuntament de Dénia

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
26 de abril de 2017

Unos trabajos de limpieza en un área de 2.900 m² en el Hort de Morand, donde se concentra la mayor parte de vestigios de la Dianium romana, la actual Denia, han sacado a la luz una inscripción romana del siglo II d.C., según anunció la semana pasada el Ayuntamiento de Denia. El hallazgo, de interés excepcional y realizado de manera fortuita, consiste en una inscripción sobre un bloque de piedra caliza del imponente macizo del Montgó, situado cerca de Denia, y que ha sido fechado en la segunda mitad del siglo II d.C.

En la inscripción aparecen los tria nomina (los tres nombres que distinguían a los ciudadanos romanos de los extranjeros y de los esclavos) de un personaje de la élite municipal de Dianium: el edil Quintus Sulpicius Cratus, quien dedicó el monumento a un destinatario cuya identidad se desconoce. Como magistrado municipal desempeñó las funciones de control de pesos y medidas, vital para el ejercicio del comercio, el control de la organización de los juegos y el control y funcionamiento de los mercados, según la transcripción realizada por Josep Antoni Gisbert, el director del Museo Arqueológico de Denia.

Hort de Morand. El hallazgo ha sido realizado en el Hort de Morand, donde se concentra la mayor parte de vestigios de la Dianium romana. Foto: Ajuntament de Dénia

 

Bloque de piedra caliza. El bloque de piedra caliza procede del imponente macizo del Montgó, situado cerca de Denia. Foto: Ajuntament de Dénia

 

Quintus Sulpicius Cratus. Quintus Sulpicius Cratus desempeñó las funciones de control de pesos y medidas, vital para el ejercicio del comercio, el control de la organización de los juegos y el control y funcionamiento de los mercados. Foto: Ajuntament de Dénia

 

Denia. La ciudad de Denia, la antigua Dianium romana, está situada en la provincia de Alicante. Imagen: Google Maps

 

26 abril 2017 at 12:56 pm Deja un comentario

Descubren dos kilómetros de la calzada romana que pasaba por Acci

El arqueólogo Antonio López García ha identificado un tramo de dos kilómetros de la calzada romana que conectaba la Hispania Bética y Cartaginense

El biólogo José Antonio Garrido descubrió los restos que Antonio López identificó como una calzada. / ANTONIO LÓPEZ GARCÍA

Fuente: JESÚS JAVIER PÉREZ > Guadix  |  Ideal Digital
25 de abril de 2017

La antigua colonia Julia Gemella Acci se va dando a conocer. Si hasta hace unas décadas se desconocía la ubicación exacta de la primitiva ciudad romana, los hallazgos arqueológicos que se han venido produciendo han permitido confirmar su ubicación; un busto de Trajano, restos de un posible templo en la calle San Miguel, el teatro romano, las termas,… han permitido a los investigadores fijar y determinar el peso que Acci tuvo en la geografía de la Hispania romana. El último descubrimiento han sido los restos de una antigua calzada romana, que aparecieron de forma fortuita gracias al biólogo José Antonio Garrido.

Garrido descubrió los restos de un trazado viario abandonado en la zona de Hernán Valle. Lo hizo mientras realizaba trabajos de investigación en su campo de estudio.

El biólogo pretendió determinar la antigüedad de los restos arqueológicos partiendo del estudio de mapas de la época de la Guerra de Independencia. En varios itinerarios de viajes entre las localidades de Baza y de Guadix –que van desde el viaje de Hernando Colón en 1517, pasando por el viaje a Andalucía de Clemente y Rubio de 1804, hasta llegar al de Moritz Willkomm de 1847– aparece mencionado un trazado que bordeaba Sierra de Gor partiendo desde Guadix y que pasaba por un lugar llamado la Venta de los Álamos, quizá identificable con la actual Fuente Álamo.

El trazado llegó a ser incluso fotografiado en el vuelo americano de 1946. En aquellas fotografías aéreas se podía ver aún el dibujo que la vía hacía sobre las tierras accitanas. Décadas después, la vegetación y los movimientos de tierras difuminaron este tramo de la vía.

Para confirmar sus sospechas, Garrido se puso en contacto con el joven arqueólogo Antonio López García. La intención era poder precisar la antigüedad de los restos encontrados. Hasta ese momento el biólogo sólo podía precisar que se trataba de un camino antiguo y en desuso, poco más. Fruto del contacto entre los dos investigadores de campos tan dispares se realizó una primera visita y allí, sobre el terreno, el arqueólogo pudo confirmar que se trataba de los restos de una antigua calzada de época romana de la cual se había perdido la pista.

No había referencias históricas sobre la misma. El único documento que hablaba de su posible existencia era una memoria de la Junta Superior de Excavaciones y Antigüedades fechado en 1922. En este documento Antonio Blázquez y su hijo, planteaban como hipótesis la posibilidad de que a través de la Sierra de Gor discurriese la vía romana que atravesaba desde Cartagena hasta Cástulo (Linares) pasando por Basti (Baza) y Acci, tal y como viene mencionada en el ‘Itinerario Antonino’ del siglo III. Sin embargo, no aportaban evidencias arqueológicas de dicha vía.

Evidencias

Antonio López pudo precisar que los restos que había visitado en Hernán Valle se trataban de aquella vía perdida en la memoria y en la historiografía. «La aparición de un gran número de piedras que limitaban la calzada, conocidas como rudere, también las trazas de desgaste por el tránsito de los carros y el hecho de que en algunos tramos se haya modificado el recorrido natural del valle para hacer más sencillo el paso, tal y como procuraban en sus obras los ingenieros romanos», permitió, en palabras del arqueólogo, precisar la naturaleza del descubrimiento.

Dos kilómetros

El doctor López García describe su descubrimiento como «un tramo que tiene aproximadamente dos kilómetros y parte de la Fuente de San Torcuato en dirección noreste desde una altura de 1.140 metros hasta una altura de casi 1.300, en la cercanía del Cerro de Peñas Negras desde donde remontaría, siguiendo el curso de la Rambla Seca, en dirección hacia Gor».

El arqueólogo asegura que, de momento, sólo se ha podido confirmar esa parte del trazado y no debería descartar que próximamente se encontrasen más restos arqueológicos que continuasen con la calzada entre Guadix y Baza o que estuviesen relacionados con la misma, como miliarios o edificaciones que aprovechasen el paso de la infraestructura y de viajeros.

El descubrimiento de Antonio López serviría para confirmar, una vez más, la importancia de la colonia romana y su relación, como nodo de conexión entre el enclave minero de Cástulo y el portuario de Cartagena. Pese al actual estado de conservación de la calzada, el hallazgo es de gran importancia para el conocimiento de la topografía de la época romana ya que esta calzada unía las provincias Cartaginense –a la que pertenecía Acci– y Bética, cuya frontera debía discurrir en las inmediaciones del espacio conocido actualmente como Montes Orientales.

 

25 abril 2017 at 6:11 pm Deja un comentario

Descubierta una inscripción del siglo II que revela el nombre de un poderoso edil de la Dianium romana

  • El hallazgo se ha producido de forma fortuita después de los primeros trabajos de limpieza en casi diez años de l’Hort de Morand, el antiguo enclave del foro romano, que llevaba abandonado y cubierto de matojos desde 2008
  • El descubrimiento corrobora que varios temporales marítimos engulleron la ciudad a lo largo del Imperio

Fuente: Josep Antoni Gisbert  |  La Marina Plaza
20 de abril de 2017

Se llamaba Quintus Sulpicius Cratus. Vivió en Dianium, la Dénia romana, a mediados del siglo II. Era aedilis, el equivalente romano a la actual figura de edil o concejal. Era pues un personaje poderoso, que decidía buena parte de la vida  comercial de la ciudad como la seguridad de los mercados, el control de pesos y medidas de las mercancías o la organización de juegos o fiestas. Su existencia era hasta ahora desconocida. Pero ya no. De forma fortuita, unos trabajos de limpieza en l’Hort de Morand, donde se enclavó hace dos milenios el foro de Dianium, han descubierto su nombre inscrito en un bloque tallado de piedra caliza procedente del Montgó.

El trascendente hallazgo, presentado este jueves por el arqueólogo municipal, Josep Antoni Gisbert, y por el concejal de Cultura, Rafa Carrió, vuelve a demostrar así la gran importancia histórica de l’Hort de Morand, cuyo destino y conservación siempre han sido inciertos. Gisbert explicó que el bloque formaba parte de un monumento epigráfico de dimensiones mayores –pudo ser el pedestal de una estatua– cuya inscripción acaba de ser transcrita con el siguiente resultado:

Q. SVLP. (ligadura LP) CRATV[S]
AED D (hedera) D

 

Estas son las letras han aflorado ahora tras tantos siglos. Y que permiten establecer que nuestro protagonista era «un personaje de las elites municipales de Dénia, Quintus Sulpicius Cratus, que ejercía el cargo de AED(ilis) y que había donado y dedicado (eso significan las dos D mayúsculas) el monumento a otra persona o institución cuya identidad, eso sí, se desconoce, ya que la inscripción que ha salido a la luz está incompleta.

El Municipivm de Dianivm fue fundado por el emperador Augusto y, desde entonces, gozaba de la organización propia de un municipio romano que funcionaba a pleno rendimiento en la época de nuestro protagonista, que vivió en la segunda mitad del siglo II, en la época de los Antoninos o de los Severos, según se desprende del tipo de grafía de la inscripción.

Ahora bien,  este bloque de piedra correría con el devenir del tiempo más andanzas. Las caras laterales del mismo se encuentran fuertemente erosionadas por la acción marina y la parte anterior presenta restos de una argolla de hierro anclada. Todo eso demuestra que la piedra, tras ser utilizada para la inscripción de nuestro edil, habría sido fragmentada y reutilizada aún en época del Imperio Romano como anclaje o bolardo  para amarrar buques en el muelle del cercano puerto de Dianium.

La parcela municipal de l’Hort de Morand que acaba de ser adecentada, en tono ocre, vista desde el Castillo.

Una ciudad amenazada por los temporales

¿Por qué ha vuelto entonces a aparecer la piedra en el foro romano? Gisbert aclaró que «mientras la ciudad actual se ha dedicado a ganarle terreno al mar, en la época del Imperio Romano sucedía lo contrario: Dianium se hallaba asentada en un marjal muy próximo al puerto y sufrió continuos temporales o transgresiones marinas en las que el mar volvía a ganarle terreno a la urbe, engullendo una parte de la misma». Así, «este bloque parece haber  sido desplazado hasta este lugar por una de esas transgresiones en los siglos siguientes, durante el periodo de actividad de la ciudad romana que no cesa hasta el primer tercio del siglo VI».

Más allá de esta cronología histórica, el descubrimiento viene a atesorar una vez más la importancia de l’Hort de Morand y de los posibles restos que aún contiene. «Este espacio se ha de considerar sagrado para los dianenses», subrayó Gisbert. De hecho, los trabajos que ahora han desencadenado en el hallazgo, y que han podido llevarse a cabo gracias a una subvención del Servef, han venido a adecentar un espacio que se encontraba prácticamente abandonado y repleto de matojos desde 2008, cuando se frustró un proyecto para ponerlo en valor pese a contar con subvención europea.

Gisbert y Carrió.

Ahora que al fin l’Hort de Morand ha podido recuperar el aspecto que presentaba en 2007, Gisbert exhortó a que la historia no se repita. Y subrayó la necesidad de buscar más subvenciones comenzando por la parcela de propiedad municipal de l’Hort de Morand donde se ha producido el hallazgo, de unos 2.900 metros cuadrados, para excavarla, dotarla de señalítica y hacerla visitable con el objeto de ofrecer al fin una muestra de lo que fue la ciudad romana a los pies del Castillo.

Por su parte, el concejal de Cultura, Rafa Carrió, aseguró que también se propone recuperar la titularidad municipal de de otra parcela anexa de 2.000 metros considerada zona verde por el planeamiento urbanístico. Carrió señaló que su departamento ansía por otro lado rehabilitar la hostelería árabe que se encuentra bajo los cimientos del colegio Maristas, y que en su día también contó con un plan para hacerla visitable que tampoco se concretó nunca.

HALLAZGO DE UNA INSCRIPCIÓN ROMANA CON EL NOMBRE Y EL CARGO DE UN EDIL DEL MUNICIPIVM DE DIANIVM, EN L`HORT DE MORAND.

Josep A. Gisbert Santonja, Director. MUSEU ARQUEOLÒGIC DE LA CIUTAT DE DÉNIA.

En la Parcela O de l’Hort de Morand, de propiedad municipal, en el marco de unos trabajos de limpieza, con vistas a emprender un proceso de rehabilitación y de musealización, financiados por el programa del EMCORD, de la Subdirección General de Empleo y el SERVEF, de la Generalitat Valenciana, se ha producido fortuitamente un hallazgo arqueológico singular y transcendente para la Arqueología de Dianivm; la ciudad romana de Dénia.

La Parcela se hallaba en estado de franco abandono desde 2008, con abundante vegetación arbustiva que cubría la totalidad de la superficie, tras el naufragio de un proyecto municipal, que se había de financiar con fondos europeos, que habían sido ya concedidos y destinados a su recuperación. Ha sido una de las prioridades establecidas por el Departamento de Cultura del M. I. Ayuntamiento de Dénia. Se ha procedido a la limpieza total de la misma, por un equipo de cinco personas, bajo una estricta supervisión del proceso. El ámbito incluía diversas áreas en donde se habían efectuado excavaciones arqueológicas entre 1982 y 1985, dirigidas por Josep A. Gisbert. Sus resultados fueron cruciales para incluir de inmediato en el planeamiento urbanístico un área de zona verde de interés cultural, de 5000 metros cuadrados de extensión, de los que forma parte esta parcela, que cuenta con una superficie de 2900 metros cuadrados.

El pedestal hallado en la misma parcela en 1982.

El Sondeo A, conocido como el sondeo del pedestal por el hallazgo de una gran basa de pedestal de opvs qvadratvm, de piedra arenisca local, del siglo I, de unos cuarenta metros cuadrados de superficie, se excavó en 1982. Su evidencia arqueológica permitía proponer su adscripción o relación con el emplazamiento del Forvm alto-imperial de Dianivm. Este hallazgo se publicó en una ponencia en las Primeras Jornadas de Arqueología en las Ciudades actuales (Enero, 1983), así como en las Memorias de la actividad arqueológica publicadas por la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana y el Instituto de Estudios Juan Gil-Albert, o la Revista Campus de la Universidad de Alicante, entre 1984 y 1988,

Durante los trabajos de limpieza de los taludes laterales de este sondeo se ha detectado en un bloque de piedra caliza existente en uno de los cortes de la excavación de 1982, dos líneas de texto cinceladas en el mismo.

Tras un primer análisis del hallazgo, ofrecemos la siguiente valoración.

El bloque, tallado de piedra caliza del Montgó, es parte de un monumento epigráfico. La cara posterior es sinuosa y, al parecer, estuvo originariamente encajado o empotrado, formando parte de un monumento de mayores proporciones. Las caras laterales han sido fuertemente erosionadas por la acción marina y en la cara anterior o la del campo epigráfico presenta restos de una argolla de hierro anclada fuertemente en el bloque mediante un rebaje en la piedra relleno de plomo; una técnica habitual en tiempos de los romanos. Es bien notorio que se trata de un bloque con inscripción epigráfica, luego fragmentado y reutilizado como anclaje de sujeción de una anilla o cadena sin duda relacionada con la inmovilización de naves, bien en el muelle o embarcadero, bien en el fondo de la bahía o ensenada del puerto. Este bloque parece haber sido desplazado hasta este lugar por una transgresión marina en época desconocida pero, sin duda, en los siglos siguientes y durante el periodo de actividad de la ciudad romana, que cesa en este ámbito en el primer tercio del siglo VI.

El monumento epigráfico, por la tipología de su grafía, se puede datar en la segunda mitad del siglo II, en época de los Antoninos o, a lo sumo, de los Severos,

Presentamos un avance de la transcripción de la inscripción conservada, que será estudiada y publicada, junto con otros hallazgos epigráficos de los últimos 20 años, por Juan Manuel Abascal, de la Universidad de Alicante y Josep A. Gisbert.

Q. SVLP. (ligadura LP) CRATV[S]

AED D (hedera) D

Un personaje de las elites municipales de Dénia, Quintus Sulpicius Cratus, que ejerce el cargo de AED(ilis) / D(at) D(edicat); da o dona y dedica el monumento. Este monumento se emplazaría, probablemente, en el Forvm de Dianium, del cual la zona O es esta parcela en donde se ha desarrollado el hallazgo fortuito.

El personaje, Quintus Sulpicius Cratus, magistrado municipal, ejercía en estos momentos el cargo de AEDILIS. Como edil tenía entre sus funciones las del control de pesos y medidas, vital para el ejercicio del comercio, el control de la seguridad pública y el control y funcionamiento de los mercados. El Municipivm de Dianivm es fundado por el emperador Augusto y, desde entonces, goza de la organización propia de un municipio romano.

Un testimonio más de que el HORT DE MORAND, es y se ha de considerar como sagrado por los dianenses.

 

 

20 abril 2017 at 9:34 pm Deja un comentario

Hallazgo de 200 denarios en el escenario de la batalla del bosque de Teutoburgo

El Museo y Parque Kalkriese explica en un comunicado que se trata de la mayor acumulación de monedas romanas que se ha descubierto en el antiguo campo de batalla, situado en el norte de Alemania

Denarios de la época de Augusto. Denarios del reinado de Augusto descubiertos en Kalkriese, en el norte de Alemania. Foto: Friso Gentsch / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
12 de abril de 2017

Un espléndido tesoro formado por más de 200 monedas romanas de plata ha sido hallado por un equipo arqueológico en Kalkriese, en el norte de Alemania, en el escenario de la batalla del bosque de Teutoburgo, entre el ejército romano de Publio Quintilio Varo y una alianza de pueblos germanos dirigida por Arminio. El Museo y Parque Kalkriese explica en un comunicado que se trata de la mayor acumulación de monedas romanas que se ha descubierto en el antiguo campo de batalla. En 1987, Tony Clunn, un arqueólogo aficionado británico, descubrió 170 monedas de plata y más recientemente, el año pasado, se recuperaron ocho monedas de oro.

Los denarios, fechados entre finales de la República romana y comienzos o mediados del reinado de Augusto, se encontraban depositados en un mismo lugar, por lo que cabe imaginar que fueron enterrados a la vez. “Una vez más queda demostrada la importancia del lugar, después del hallazgo de monedas de oro realizado el año pasado. Aquí ocurrió, sin duda, un gran acontecimiento“, explica Joseph Rottmann, director del Museo y Parque Kalkriese. “¿El tesoro fue enterrado de forma premeditada o rápidamente por un legionario que quería esconder sus ahorros? ¿Formaba parte del caudal de las tropas? Unos 200 denarios era lo que cobraba aproximadamente un simple legionario al año. Aún quedan muchas cuestiones por resolver…”, expresa el arqueólogo Marc Rappe.

Monedas romanas. Las monedas romanas comparadas con una moneda actual de un euro. Foto: Friso Gentsch / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

 

Denario del reinado de Augusto. Un denario del reinado de Augusto y otras monedas romanas. Foto: Friso Gentsch / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

 

Tesoro romano. Los denarios, fechados entre finales de la República romana y comienzos o mediados del reinado de Augusto, se encontraban depositados en un mismo lugar, por lo que cabe imaginar que fueron enterrados a la vez. Foto: Friso Gentsch / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

12 abril 2017 at 7:01 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

mayo 2017
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente