Posts tagged ‘enterramientos antigüedad’

Un individuo de época romana fue enterrado boca abajo y con una piedra en la boca

La piedra metida en la boca puede que tuviera un simbolismo: en sustitución de la lengua cercenada o por su fama de bocazas y para que guardara silencio para siempre

esqueletoromano1_ng

Cráneo de un individuo de época romana, de unos 30 años de edad, con una piedra plana metida en la boca. Foto: Historic England

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
24 de enero de 2017

Un individuo de unos 30 años de edad que vivió en territorio británico durante la ocupación romana fue enterrado boca abajo y con una piedra plana metida en la boca. El esqueleto fue excavado en 1991 en un antiguo cementerio que acogía los restos de 35 personas, en Stanwick, no muy lejos de Cambridge, en Inglaterra. Pero hasta ahora no se habían examinado los restos de forma minuciosa, por parte de un equipo de especialistas de Historic England, un servicio arqueológico del Gobierno británico. El periódico británico The Guardian reveló el hallazgo el pasado lunes.

Los arqueólogos creen que le pusieron la piedra en sustitución de la lengua cercenada

esqueletoromano2_ng

El individuo fue enterrado boca abajo, quizá para evitar que el cuerpo resucitara de su tumba y amenazara a los vivos. Foto: Historic England

«El enterramiento es muy poco habitual, posiblemente único«, explica Historic England a National Geographic. «Simon Mays, un biólogo de Historic England especializado en esqueletos humanos, considera que el tipo de enterramiento y las alteraciones en los huesos, probablemente debidas a una infección, sugieren que al individuo le amputaron la lengua cuando aún estaba vivo y la piedra fue puesta ahí en un acto simbólico y en sustitución de la lengua cercenada«. Mays comenta en el artículo de The Guardian que «el hecho de que estuviera enterrado boca abajo es compatible con alguien cuyo comportamiento era extraño o amenazador para la comunidad». Y añade que «pudo ser una forma de evitar que el cuerpo resucitara de su tumba y amenazara a los vivos«.

 

Anuncio publicitario

24 enero 2017 at 11:47 pm Deja un comentario

Hallan en Serbia unos enigmáticos amuletos con conjuros en arameo

Arqueólogos tratan de descifrar las inscripciones en oro y plata que han encontrado junto a esqueletos de hace 2.000 años

conjuros-amuletos2

Los amuletos de plomo con los conjuros que han encontrado en la localidad serbia de Kostolac – REUTERS

Fuente: REUTERS / EP > Kostolac (Serbia)  |  ABC
10 de agosto de 2016

Un grupo de arqueólogos está tratando de descifrar las inscripciones y símbolos hallados junto a esqueletos encontrados en la localidad serbia de Kostolac, que, según los expertos, fueron enterrados hace aproximadamente 2.000 años.

«El alfabeto es griego y el lenguaje es arameo. Eso es todo lo que sabemos. Se trata de un misterio de Oriente Próximo», ha indicado Miomir Korac, que se encuentra al frente de las excavaciones arqueológicas en Kostolac.

conjuros-amuletos-esqueletos

Uno de los esqueletos encontrados junto a una planta de carbón serbia– REUTERS

Los esqueletos fueron hallados en las inmediaciones de una planta de carbón, donde se estaba llevando a cabo una serie de expediciones de cara a la instalación de otra planta eléctrica.

Después de haber limpiado los huesos, el equipo de Korac encontró dos amuletos de plomo que contenían rúbricas de oro y plata en su interior, cada uno con diferentes inscripciones.

Los expertos creen que los símbolos podrían hacer referencia a una serie de conjuros cuya finalidad era la de invocar el bien o el mal. «Hemos podido leer los nombres de varios demonios, los cuales se encuentran relacionados con el territorio que hoy pertenece a Siria», ha señalado el arqueólogo Ilija Dankovic.

conjuros-amuletos

Los frágiles rollos – REUTERS

Según los expertos, los frágiles rollos, que una vez desenrollados parecían adquirir forma rectangular, podrían ser indescifrables. Son los primeros amuletos de este tipo hallados en Serbia, pero se han encontrado más en otros lugares del mundo, según ha explicado Dankovic.

«Normalmente eran talismanes que recogían conjuros de amor, pero también había algunos con maldiciones», ha afirmado Dankovic, que ha señalado que los conjuros de amor solían estar enterrados junto a niños o adultos que habían sufrido muertes violentas.

«Creían que las almas de esas personas tardaban en lograr la paz y tenían una mayor posibilidad de encontrar demonios y deidades a quienes pasar sus deseos», ha zanjado Dankovic.

 

17 agosto 2016 at 9:53 am Deja un comentario

Localizada la tercera necrópolis de la ciudad romana de Allon (Villajoyosa)

necropolis-allon

Fuente: Diego Ruiz  |  Vilamuseu       19/01/2016

El pasado mes de octubre la empresa Arquealia llevó a cabo la excavación parcial de un solar de la zona de Palasiet para la promotora Solera I, cumpliendo con la normativa tanto municipal como autonómica que obliga a una intervención arqueológica previa a cualquier remoción del terreno en áreas susceptibles de contener restos enterrados. Durante esta actuación se ha localizado un interesantísimo conjunto funerario que incluye dos tumbas de incineración romanas y una estructura hidráulica anexa, que quedaban prácticamente en el límite del terreno a construir.

El hallazgo resulta de especial relevancia porque revela la existencia de una tercera necrópolis de la ciudad romana de Allon (Villajoyosa) a los lados del camino que unía el municipium con su territorium o término municipal (la comarca de la Marina Baixa) por la costa, hasta Altea. Este cementerio se une a los ya conocidos de Poble Nou y Casetes, el primero junto a la calzada que iba a la ciudad romana de Lucentum (la Albufereta de Alicante) y el segundo junto a la calzada que iba hacia el valle de Alcoy, que andando los siglos se convertiría en Camino real, Camino de Santiago y Camí del Peix.

Uno de los enterramientos es un simple hoyo que contuvo los restos del difunto, junto a los cuales se depositaron cuatro vasos, una lucerna (lámpara de aceite) y dos monedas. Esta tumba tenía un cipo funerario de piedra, es decir, un bloque que señalizaba la posición de la tumba en el cementerio.

El hallazgo más sobresaliente es una tumba con características constructivas excepcionales, hasta ahora no documentadas en Villajoyosa. Este conjunto de especial interés es un túmulo o plataforma de aproximadamente 3’20 x 2’10 m, de tapial (barro apisonado) revestido de cal con núcleo interior de mampostería (piedras sin trabajar cogidas con barro).

Esta construcción tenía un basamento de color blanco, rodeado al norte y al este por un canalillo relacionado con una estructura cuadrada de difícil interpretación; en cualquier caso, la vinculación de la tumba con el agua parece clara. La mayor parte de los restos incinerados aparecen hacia el centro del túmulo, rellenando el tapial, y junto a ellos se localizan una olla, una jarra, una cantimplora, una lucerna y numerosos caracoles. Por debajo se localizan además, en el ángulo nordeste, los restos de un banquete funerario: sobre una pequeña hoguera fueron arrojadas hasta 14 piezas, casi todas relacionadas con la bebida: ocho vasos, dos platos, una pieza de vidrio, dos jarros y una moneda, además de nuevamente caracoles. Cerca del lado norte se situó en vertical un ánfora de la que sobresalía la boca, para arrojar por ella el vino ritual, en las ceremonias que tres veces al año se realizaban en honor a los difuntos.

Estamos pues ante una tumba excepcional, de un individuo que práctica un rito muy a la romana y que sin duda gozó de una categoría social alta, quizás un propietario de la villa suburbana (residencia señorial) de Barberes Sur, situada apenas a 120 m al este del enterramiento. Destaca no sólo por el gran número de piezas recuperadas sino también por su acabado, poco habitual, con un sistema para libaciones y el recorrido de un hilo de agua que recuerda algunas tumbas de Pompeya o de la Corduba romana (Córdoba, la capital de la provincia de la Bética). El material se encuentra en proceso de limpieza y estudio en el laboratorio de restauración de Vilamuseu pero de manera preliminar pueden situarse ambos enterramientos en torno al año 100 de la era, muy poco después de que el emperador Vespasiano concediera a Allon el rango de municipium, convirtiéndola en una de las 9 ciudades romanas de lo que hoy es Comunidad Valenciana.

Las piezas recuperadas dentro de las tumbas se encuentran completas y en buen estado, y vienen a enriquecer de forma significativa la extraordinaria colección de objetos de uso cotidiano romanos de Vilamuseu. Vilamuseu ha bautizado a este tercer cementerio romano de Allon con el nombre de Necrópolis de Palasiet, por el nombre tradicional de la zona del hallazgo.

* Diego Ruiz es licenciado en Prehistoria y Arqueología, responsable del Departamento de Investigación de Vilamuseu

19 enero 2016 at 6:15 pm 1 comentario

Hallan la tercera necrópolis de la ciudad romana de Allon en Villajoyosa

El conjunto funerario encontrado incluye dos tumbas de incineración, una de ellas de características constructivas excepcionales, y una estructura hidráulica anexa

Necrópolis La Vila

Necrópolis de Casetes en Villajoyosa

Fuente: EFE > Villajoyosa  |  LAS PROVINCIAS  12/12/2015

La excavación desarrollada durante el mes de octubre en la zona Palasiet de Villajoyosa (Alicante) ha dejado al descubierto un importante conjunto funerario que revela la existencia de una tercera necrópolis en la ciudad romana de Allon (Villajoyosa).

Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, el conjunto funerario encontrado incluye dos tumbas de incineración romanas, una de ellas de características constructivas excepcionales, y una estructura hidráulica anexa, que quedaban prácticamente en el límite del terreno a construir.

Este cementerio se une a los ya conocidos de Poble Nou y Casetes, el primero junto a la calzada que iba a la ciudad romana de Lucentum (la Albufereta de Alicante) y el segundo junto a la calzada que iba hacia el valle de Alcoi, que con los siglos se convertiría en Camino real, Camino de Santiago y Camí del Peix.

Para el Consistorio, este descubrimiento resulta de especial relevancia ya que revela la existencia de una tercera necrópolis de la ciudad romana de Allon (Villajoyosa) a los lados del camino que unía el municipium con su territorium o término municipal (la comarca de la Marina Baixa) por la costa, hasta Altea.

Uno de los enterramientos es un simple hoyo que contuvo los restos del difunto, junto a los cuales se depositaron cuatro vasos, una lucerna (lámpara de aceite) y dos monedas.

Sin embargo, el hallazgo más sobresaliente es una tumba con características constructivas excepcionales, hasta ahora no documentadas en Villajoyosa.

Este conjunto de especial interés es un túmulo o plataforma de aproximadamente 3,20 metros por 2,10 metros, de tapial (barro apisonado) revestido de cal con un núcleo interior de mampostería (piedras sin trabajar cogidas con barro).

Esta construcción tenía un basamento de color blanco, rodeado al norte y al este por un canalillo relacionado con una estructura cuadrada de difícil interpretación; en cualquier caso, la vinculación de la tumba con el agua parece clara, según el comunicado.

Cerca del lado norte se situó en vertical un ánfora de la que sobresalía la boca, para arrojar por ella el vino ritual en las ceremonias que tres veces al año se realizaban en honor a los difuntos.

«Estamos ante una tumba excepcional, de un individuo que practica un rito muy a la romana y que sin duda gozó de una categoría social alta, quizás un propietario de la villa suburbana (residencia señorial) de Barberes Sur, situada apenas a 120 metros al este del enterramiento», ha explicado el director de Vilamuseu, Antonio Espinosa.

Esta tumba destaca no sólo por el gran número de piezas recuperadas sino también por su acabado, poco habitual, con un sistema para libaciones y el recorrido de un hilo de agua que recuerda algunas tumbas de Pompeya o de la Corduba romana (Córdoba, la capital de la provincia de la Bética).

El material se encuentra en proceso de limpieza y estudio en el laboratorio de restauración de Vilamuseu pero de manera preliminar pueden situarse ambos enterramientos en torno al año 100, muy poco después de que el emperador Vespasiano concediera a Allon el rango de municipium, convirtiéndola en una de las nueve ciudades romanas de lo que hoy es la Comunitat Valenciana.

12 diciembre 2015 at 8:03 pm Deja un comentario

Hallan en Chipre antiguas tumbas con suntuosos tesoros de 2.400 años

En la antigua ciudad chipriota de Solos, los arqueólogos han encontrado tres tumbas subterráneas y una gran cantidad de lujosos objetos. De acuerdo con sus cálculos, la antigüedad de los hallazgos se estima en 2.400 años.

corona-chipre

Corona de oro hallada en Chipre / KADIR KABA

Fuente: RT Actualidad     19/10/2015
Fotos: The Huffington Post

Según informa el periódico ‘The Huffington Post‘, dos de las tumbas contienen restos humanos, lujosos vasos, una corona de oro, armas y joyas, mientras que la tercera estaba completamente vacía probablemente debido a los saqueos.

vajilla-chipre

Vajilla de metal con objetos de bronce y plata / KADIR KABA

Una de las tumbas contenía los restos de un hombre, una mujer y una niña, y la segunda de una mujer y una niña. De acuerdo con los arqueólogos, todas las osamentas pertenecerían a los miembros de una familia aristocrática, dada la riqueza de los objetos enterrados junto a ellos.

En cuanto a los lujosos artefactos hallados entre los huesos los científicos destacan una corona de oro muy bien conservada en forma de hojas de hiedra similar a las encontradas en tumbas de aristócratas macedonios. Otro gran descubrimiento fue el de una figura de Afrodita, la diosa griega del amor y la belleza, de pie junto a su hijo Eros.

afrodita-chipre

Figura de Afrodita, diosa griega del amor y la belleza, y su hijo Eros / KADIR KABA

Los artefactos, según afirman los investigadores, podrían revelar nuevos conocimientos sobre las antiguas rutas comerciales entre Chipre y el resto de Europa, ya que tienen cierta semejanza con elementos similares producidos típicamente en Atenas, Grecia. Actualmente todos los objetos hallados se exhiben en el Museo de Arqueología y Naturaleza de Morfou, Chipre.

recipiente-chipre

Restos de un recipiente de metal / KADIR KABA

19 octubre 2015 at 4:50 pm Deja un comentario

Los griegos antiguos creían en los zombies

Aparecen en un pueblo de la Sicilia helena restos de personas anclados a sus tumbas para impedir que se levantaran

kamarina-1

Restos encontrados en el antiguo cementerio griego en Kamarina, al sureste de Sicilia, fueron encontrados enterrados en posición fetal como se muestra arriba. Dos de los cuerpos estaban en sus tumbas cubiertos con piedras y cerámica

Fuente: ABC   23/06/2015
Imágenes: Daily Mail

Conocido como Passo Marinaro, el cementerio cerca de la ciudad costera de Kamarina en el sureste de Sicilia, se usa desde el siglo V. a. d. C., y en esta necrópolis se han realizado unos 3.000 entierros, entre los que más de la mitad contenían ajuares funerarios, en su mayoría jarrones de terracota, pero también figuras y monedas de metal.

Un cuerpo, encontrado en una tumba marcada del año 653 a.C. contenía una persona de sexo desconocido, que al parecer vivió un período de desnutrición o enfermedad grave en su vida.

Lo que es inusual es que la cabeza y los pies de la persona están completamente cubiertos por grandes fragmentos de ánfora,, según Carrie Sulosky Weaver, arqueólogo de la Universidad de Pittsburgh.

kamarina-2

Este dibujo de la tumba 653 del antiguo cementerio griego Passo Marinaro en Kamarina, Sicilia muestra cómo el cuerpo estaba cubierto con grandes fragmentos de ánfora colocados en la cabeza y los pies. Se cree que puede haber sido porque la gente temiera que la persona pudiese resucitar de entre los muertos

Los fragmentos de ánforas encontrados en la Tumba 653 estaban destinados supuestamente a la clavija del individuo a la tumba y evitar que se vean, dijo Sulosky Weaver.

El otro entierro, etiquetado 693, contenía los restos de un niño de sexo indeterminado alrededor de 8 a 13 años. No hay signos de enfermedades, sin embargo, el niño fue enterrado con cinco grandes piedras colocadas en la parte superior del cuerpo.

«Parece que estas piedras se utilizaron para atrapar el cuerpo en su tumba», dijo Sulosky Weaver.

Se desconoce por qué los ocupantes de esos entierros fueron puestao en sus tumbas, pero «el trato especial sugiere que las creencias y prácticas Necrophobic estaban presentes en Sicilia cuando era una colonia griega», dijo Sulosky Weaver.

23 junio 2015 at 9:09 am Deja un comentario

Salen a la luz en La Vila Joiosa (Alicante) 150 tumbas de varios siglos llenas de tesoros arqueológicos

  • Las obras del nuevo acceso central de La Vila desde la nacional 332 descubren un cementerio con más de 1.000 años de antigüedad que quedará cubierto por la nueva rotonda para evitar expolios
  • Los trabajos de excavaciones arqueológicas han descubierto además enterramientos “extraños” como el de un bebé en un ánfora o el de un hombre con una argolla al cuello
  • Los utensilios localizados formarán parte de los fondos de Vilamuseu y, antes de enterrarlo, el yacimiento contará con visitas guiadas para conocerlo in situ

la vila necrópolis

Foto: radiosirena.es

Fuente: La Marina Plaza     11/06/2015

Huevos de avestruz decorados, anillos, pendientes, collares de oro, broches, armas o cerámicas. La Vila ha descubierto bajo la tierra otra parte de su historia de varios siglos. Ha sido durante los trabajos de excavación en la zona donde se está construyendo el nuevo vial de acceso a la localidad que han sacado a la luz un cementerio con 150 tumbas de varios siglos de antigüedad.

Las obras se están llevando a cabo entre la Ermita y la fábrica de Chocolates Valor donde se guardaba bajo tierra el mayor número de descubrimientos hechos en una sola excavación en el municipio, aunque no es de extrañar cuando Allon era una de las ciudades romanas más importantes de la provincia. Los trabajos comenzaron en el mes de enero y hasta ahora no se había dado a conocer el alcance de los mismos por la importancia de los hallazgos.

Esta excavación ha permitido sacar a la luz una gran necrópolis que durante 1.000 años (desde el siglo VI a.C. al siglo IV) ha estado operativa de manos de diferentes culturas. El yacimiento es uno de los espacios funerarios más relevantes excavados en la provincia de Alicante, y pertenece a la gran necrópolis de Casetes, de más de 700 metros de longitud, de la que ya se excavaron en el pasado otros sectores, como el de la plaza de la Creueta.

En él se han descubierto 150 tumbas que han supuesto un trabajo difícil y complejo debido a que se cortaban unas con otras y, en algunas zonas, existían hasta cinco enterramientos de diferentes épocas en apenas dos metros cuadrados de terreno siendo complicada la tarea de distinguir cada una de ellas por ser simples fosas en la tierra.

Las tumbas más antiguas pertenecen a la época Orientalizante en la que la población indígena estaba bajo fuerte influencia fenicia y más tarde cartaginesa. Entre ellas destacan dos cámaras rectangulares, enlucidas y con bancos corridos en el fondo delimitando un crematorio que a la vez sirve de tumba.

Alrededor de estas hay otras tumbas del mismo momento y en ellas se han encontrado ajuares de un interés excepcional: huevos completos de avestruz decorados; amuletos egiptizantes de piedra de talco (esteatita), como una hipopótama y un Ptah Pateco; un frasco de perfume de tipo egipcio tallado en alabastro (alabastrón); una plaquita de plata con inscripción fenicia; anillos, pendientes y pequeños collares de oro; y otras cerámicas feniciopúnicas como platos de pescado.

Otras tumbas se pueden fechar entre los siglos V y IV, ya en época ibérica; entre ellas se ha localizado parte de un túmulo de piedra escalonado y otras numerosas tumbas con piezas como un extraordinario guttus (vaso cerámico para aceites perfumados) en forma de pato, cuchillos afalcatados, lanzas de hierro, copas griegas, broches para ropa (fíbulas) o broches de cinturón de bronce.

Del Ibérico Final o época iberorromana han aparecido tumbas con las cenizas en vasos íberos llamados cálatos, con decoración pintada en rojo. En esta época se construyen muretes que delimitan recintos funerarios, espacios diferentes dentro de la necrópolis.

El yacimiento sigue muy activo en el Alto Imperio romano, con enterramientos en ollas y un bebé enterrado en un ánfora, como ya se han localizado varios en las ruinas de la Villa Romana del Albir, así como superficies rectangulares donde se queman y se entierran los huesos del difunto, junto a finas cerámicas y numerosos frascos de perfume de vidrio romanos, algunos de ellos perfectamente conservados, así como monedas y otros objetos.

A partir del siglo II, y durante época tardorromana, existen una decena de tumbas de inhumación, en las que los difuntos ya no se queman. Algunas de ellas son insólitas, como los restos de un individuo que apareció con una argolla de hierro alrededor del cuello; y otras en las que se ve claramente que la fosa se fue abriendo para reutilizarla, y dentro aparecen una mujer con un niño y a los pies los restos recogidos de dos individuos más, que se habían amontonado en un extremo para hacer sitio a aquellos.

Tres calzadas de varias épocas

Pero estos descubrimientos no han sido los únicos. Entre los restos se han localizado tres calzadas: una de ellas, la principal, repavimentada en la segunda mitad del siglo I, probablemente coincidiendo con la concesión del estatuto de municipium a la ciudad romana de Allon por el emperador Vespasiano en el año 73/74 y con la construcción de las termas monumentales de la calle Canalejas.

En el lado este de la calzada se sitúan todas las tumbas. Esta calzada se asienta sobre otra muy antigua, que conectaba el puerto y la ciudad antigua de La Vila con los valles de Alcoi. Este camino se convertiría con el tiempo en el Camino Real de Orxeta y desde el siglo XVIII en el Camí del Peix, por el que se llevaba el pescado de la Vila al interior y por el que bajaban las telas y el papel de fumar de Alcoi para embarcar hacia América y Filipinas.

Los otros dos caminos son secundarios y conectan perpendicularmente con el anterior, formando parte de la centuriación o parcelario romano de Allon. Se podrían comparar con la urbanización de las calles que hoy en día forman un Plan Parcial como el que se está desarrollando precisamente junto a la excavación.

Por último, al oeste del camino se han excavado restos muy arrasados de un horno cerámico que pertenecía al cinturón industrial de época ibérica que rodeaba a la ciudad, a modo de nuestros actuales polígonos industriales, y anteriormente documentado también en otras excavaciones.

Exposición en Vilamuseu y visita guiada in situ antes de cubrir el yacimiento

La ingente cantidad de piezas bien conservadas y de altísimo interés pasarán a los fondos de Vilamuseu, que posee una de las principales colecciones arqueológicas de la Comunitat Valenciana. El departamento de restauración ha sido crucial durante las labores de campo para extraer y trasladar las piezas más relevantes y delicadas de forma que no sufrieran daños, y ahora acomete su restauración, que durará varios años debido al elevado número de objetos musealizables.

Y mientras eso sucede, la Concejalía de Patrimonio Histórico quiere dar a conocer el hallazgo que ha llevado tan en secreto los últimos meses. Para ello llevará a cabo visitas guiadas por arqueólogos del equipo científico que tendrán lugar el martes 16 y miércoles 24 de junio a las 11.00 y a las 19.00 horas  desde la zona cercana a la entrada del museo de Chocolates Valor.

Una vez recogidos todos los restos, buena parte de la necrópolis y la calzada quedarán bajo tierra. Es decir, se cubrirá este yacimiento con “una capa de tierra muy espesa”, según informó el ayuntamiento en un comunicado, que quedará debajo del gran círculo central de la rotonda que se construirá en la zona para así impedir su expolio. La intención es que en un futuro se pueda excavar y conservar in situ.

De las tumbas más relevantes se han extraído algunos elementos constructivos de interés y se ha hecho fotogrametría que permitirá una futura recreación física o virtual en 3D. Muy pocas tumbas han conservado la estructura exterior y solo existe la fosa excavada en tierra o parte de ella. Muchas de las tumbas se han tenido que ir destruyendo con metodología arqueológica mientras se excavaban para poder descubrir las que estaban en niveles inferiores, de manera que lo que se ve solo son fosas yuxtapuestas y cortadas entre sí de muchas épocas diferentes a la vez, difíciles de entender, que se explicarán durante las visitas guiadas.

11 junio 2015 at 7:34 pm Deja un comentario

Abrazados desde hace seis mil años

  • Sorprendente descubrimiento: Un equipo de arqueólogos encuentra en el Peloponeso, al sur de Grecia, los restos de una pareja enterrada abrazada
  • Según la datación por carbono 14, la pareja habría vivido en torno al año 3.800 a. d C. y podría tratarse del enterramiento más antiguo de este tipo encontrado hasta ahora

enterramiento-abrazados-peloponeso

Imagen del hallazgo difundida por el Ministerio de Cultura griego. AFP

Fuente: AFP  |  EL MUNDO    12/02/2015

Un equipo de arqueólogos han hecho un sorprendente descubrimiento en el Peloponeso (al sur de Grecia): los restos de una pareja enterrada abrazada. Los esqueletos podrían tener más de 6.000 años de antigüedad, según ha indicado este jueves el Ministerio de Cultura en un comunicado.

La pareja, reducida ya a nada más que esqueletos, habría vivido en torno al año 3.800 antes de Cristo, según la datación por carbono 14, utilizada para determinar la edad de los materiales y fiable en muestras anteriores a los 50.000 años. Ha sido descubierta en una gruta en Diros, en el extremo sur de la península.

En su comunicado, el Ministerio explica que las «sepulturas dobles en forma de abrazo son muy raras y la de Diros es una de las más antiguas, tal vez la más primitiva encontrada hasta ahora».

Los tests de ADN prueban que se trata de un hombre y una mujer jóvenes, enterrados paralelamente, sus cuerpos en forma de ‘cuchara’.

Los trabajos de arqueología llevados a cabo en este mismo lugar también han permitido descubrir la tumba de un niño y la de un feto, además de un osario de cuatro metros de largo que contenía los restos de una decena de personas y que ha sido descrito como «único» para la época.

«Creemos que este lugar fue utilizado durante miles de años para enterrar cadáveres», precisa la nota del ministerio.

12 febrero 2015 at 9:57 pm Deja un comentario

Enterramos a nuestros difuntos igual que en la antigua Grecia

Geometric-style amphora depicting prothesis scene, exposure and lamentation of dead, by Dipylon Master, from Necropolis of Dipylon, Athens

Imagen: GETTYIMAGES

Fuente: David Benito  |  El Huffington Post‎

No hace demasiado tiempo tuve que pasar por el doloroso trance de enterrar a un abuelo y a una abuela, con la particularidad de que ambos fueron enterrados en el pueblo, tal y como mandan los cánones etnográficos. Hasta ese momento solo había acudido a entierros muy metropolitanos, igualmente dolorosos, pero cargados, si cabe, de menos dramatismo. El caso es que andando junto a mi padre detrás del coche que portaba el féretro, de camino al cementerio, me di cuenta de que entre los griegos y nosotros, los contemporáneos, a pesar de separarnos entre alrededor de 2000 y 3000 años, seguíamos haciendo prácticamente lo mismo. Es más, los primeros entierros a los que asistieron mis abuelos, seguro que se parecían aún más a los de las gentes de la antigua Grecia. Cada generación tendría sus dioses, pero los rituales son dos auténticos calcos. Eso sí, salvando las distancias y ciertos conceptos puntuales en cuanto al tránsito del cuerpo hacia ese otro lugar que muchos llaman «más allá».

Fuentes

Sabemos las diferentes fases del ritual funerario gracias, por un lado, a la panoplia de imágenes que nos proporciona la cerámica griega, por otro lado, las fuentes literarias clásicas, entre ellas obras de Heródoto o la Ilíada de Homero entre otras. Y, por otro lado, aunque de forma un tanto distorsionada -tanto por la interpretación que hay que hacer como por los trabajos arqueológicos no del todo bien hechos en épocas anteriores- la arqueología de la muerte.

En la mentalidad de los griegos estaba muy presente que a la ahora de su muerte debían tener una ceremonia digna. Además, el hecho de poder ser enterrados en su tierra, en el caso concreto de los atenienses, era muy importante. En este sentido, uno de los peores castigos consistía en que no pudieran enterrarse en su tierra. Por otro lado, la presencia y la participación de la familia y los amigos era algo primordial. De hecho, no había sacerdotes que de una forma profesional dirigieran el ritual. Tal y como dejó establecido en sus estudios el prestigioso arqueólogo Fernando Quesada Sanz, el ritual está compuesto de las siguientes fases:

Ritos pre-deposicionales

1. Prothesis: el cuerpo del difunto era expuesto, permitiendo comprobar que realmente había fallecido, y sus seres cercanos iniciaban el duelo así como la honra. Para los griegos, la psyché -espíritu del difunto- aún no había alcanzado su destino sino que estaba en pleno tránsito, entre medias del mundo terrenal y el Hades. La preparación del cuerpo la realizaban las mujeres de la familia y consistía en lavar el cuerpo y vestirlo con ropas de carácter funerario. Así mismo, se le cerraban los ojos y se le sujetaba la barbilla. Una vez preparado el cuerpo, se le tendía en una sala de la casa, con la particularidad de que los pies debían estar mirando hacia la puerta. Fuera de la casa había recipientes con agua que servía de elemento purificador para todos aquellos que acudían a mostrar condolencias. Por otro lado, dentro de esta primera fase ritual también se expresaba el dolor mediante cantos y gestos de lamento, entre las que destacaban, en ciertas ocasiones, las famosas plañideras que hasta hace bien poco estaban presentes en los entierros de los pueblos. En cuanto a la duración, no está del todo claro. Las fuentes literarias nos hablan desde dos días hasta diecisiete. Obviamente, en el caso de de que tuviera dicha duración, debían de tratar el cuerpo, embalsamándolo para evitar que comenzara el proceso de descomposición.

2. Ekphora: se trata del traslado del difunto al lugar de enterramiento. Dicho traslado se hacía con el cuerpo a hombros o mediante un carruaje, a la par que se escuchaba música. La hora elegida era la oscuridad de la noche. Los hombres estaban ubicados delante del fallecido y las mujeres detrás.

Ritos deposicionales

Desafortunadamente, sobre esta fase casi no disponemos de información, pues casi no ha sido representada en las cerámicas. Tal y como destaca Fernando Quesada, muy probablemente, en el momento de echar la tierra se llevasen a cabo libaciones sobre le ataúd si se trataba de inhumación y sobre la urna si había sido cremación. En este segundo caso, gracias a los textos de Homero se sabe que se utilizaba vino para apagar las últimas ascuas. Seguidamente, uno de los familiares metía las cenizas en una urna. Por último, tanto en un caso como en el otro, se colocaba el ajuar junto a los restos mortales.

Ritos post-deposicionales de carácter inmediato

1. En el cementerio:
Se han hallado restos de sacrificios animales como ofrenda. Éstos eran quemados -que no cocinados- y se ha documentado en los llamados depósitos de ofrendas. Es decir, que no hacían un banquete en honor del difunto, sino que simplemente quemaban los cuerpos de los animales.

2. Fuera del cementerio:
Este punto es probablemente el que más difiere de nuestro rito actual, a excepción de los funerales, por ejemplo, estadounidenses. Tras el enterramiento propiamente dicho, tenía lugar el perideipnon, es decir, el banquete funerario. Se celebraba en la casa familiar y servía para unir a la comunidad ante el dolor y seguir honrando al difunto con la recitación de elegías entre otras cosas. Así mismo, los griegos sentían que el difunto estaba presente en el banquete entre ellos. Al igual que ocurría durante la exposición del cadáver, el agua también adquiría un papel relevante y los asistentes se bañaban como símbolo de purificación. Este banquete era el cierre del funeral que duraba tres días.

Una vez transcurridos treinta días de deceso tenía lugar un curioso rito llamado triakostia, en el que sobre la tumba ponían la parte de la basura generada en el banquete que habían celebrado tras el entierro. A esto se sumaba un último banquete, con el que se daba por finalizado el duelo.

Ritos posteriores: visita a la tumba

Al igual que ocurre ahora -en unas familias más, en otras menos- las visitas a la tumba del difunto se efectuaban al menos durante una generación, llegando en casos muy raros hasta tres generaciones. Lo más curioso de esto es que era la obligatoriedad de mantener y cuidar la tumba de los antepasados. Tan importante era, que si alguien quería acceder a un cargo público o mantener los derechos de herencia, debía probar que había cumplido sus obligaciones respecto a sus seres fallecidos.

En las visitas, los familiares decoraban las estelas funerarias con flores, depositaban ofrendas no alimenticias, hacían libaciones con leche, vino, agua y otras sustancias, rompían los vasos utilizados para la libación, incluso se han hallado algunos sacrificios de animales. De forma excepcional, en honor al difunto, se celebraban juegos atléticos o se llevaban a cabo sacrificios humanos.

Más parecidos de lo que pensamos

Es cierto que los rituales difieren en pequeños detalles como los sacrificios y la concepción de la muerte y el tránsito, pero los realizados por los griegos difieren poco de los nuestros. Sobre todo, si el entierro al que asistimos es en un pueblo que conserva este tipo de tradiciones. Nos separan varios siglos de Solón, Sócrates, Platón y otros tantos… Pero, en este sentido, estamos muy cercanos a ellos, ¿o no?

13 diciembre 2014 at 7:49 pm Deja un comentario

La Tumba de la Sacerdotisa

Desde los años 90, un equipo de arqueólogos bajo la dirección de Nicholas Stampolidis, de la Universidad de Creta, ha estado trabajando en la antigua necrópolis de Petra Orthi en Eleutherna. Los restos encontrados en ella se están revelando de gran importancia y están sirviendo para aportar luz respecto al papel de la mujer en la llamada «Edad Oscura» griega.

En los últimos 25 años, los arqueólogos han excavado la acrópolis, la ciudad y la necrópolis de este enclave, un asentamiento datado en el siglo IX a.C., demostrándose que la población que vivió aquí – descendientes de civilizaciones minoicas y micénicas de la Edad del Bronce – controlaba un vasto territorio.  El lugar, por cierto, se encuentra a escasas 10 millas de la llamada «cueva de Zeus», el lugar donde según la  mitología fue ocultado en su infancia el principal dios del panteón griego.

Entre los descubrimientos más sorprendentes hallados en el sitio arqueológico cabe señalar tres urnas funerarias con los restos de una docena de mujeres con rasgos genéticos comunes  y un monumental edificio funerario donde había sido sepultada una sacerdotisa y sus protegidas (en la imagen).

Junto a las mujeres se hallaron vasijas de bronce y joyas de oro, plata, cristal, marfil y piedras semipreciosas importadas de Asia Menor, el Cercano Oriente , y el Norte de África. Otros artefactos de la tumba – incluyendo un posible altar de piedra, cuchillos rituales de bronce, y una rara phiale de vidrio para realizar libaciones – sugieren que estas mujeres desempeñaron un importante papel en la vida religiosa de Eleutherna.

El hallazgo supone una contribución significativa al conocimiento del papel de la mujer en las edades tempranas. Frente al criterio rígido de que las mujeres «formaban parte del mobiliario» de la casa cuando se casaban, aquí podemos ver que ellas decidían dónde eran sepultadas. Sabíamos que los varones de alto rango social – príncipes guerreros- eran incinerados, mientras que los pobres eran enterrados. Pero, hasta ahora, desconocíamos cómo eran enterradas las princesas. También se sugiere que las mujeres no eran inferiores a los hombres, ya que fueron enterradas a los pies de guerreros varones.

Algunas de las joyas encontradas en la Tumba de la Sacerdotisa son de gran valor arqueológico y artístico, caso de un colgante de oro con la figura de un león con forma de media luna (en la imagen), una tortuga también de oro o un medallón en el que aparecen representados dos guerreros micénicos.  

Información e imágenes: FoxNews, a partir de Archaeology.org 

24 marzo 2010 at 7:03 pm Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Archivos

RSS Blogs en Χείρων·Chiron

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente