Posts tagged ‘Corduba’

Cuando el Templo Romano de Córdoba era una ecuación imposible de resolver

Hace 60 años el arqueólogo Antonio García y Bellido fue capaz de adivinar el sentido de los restos hallados

Excavaciones en el Templo Romano de Córdoba en los años 50 – ARCHIVO MUNICIPAL

Fuente: Rafael Verdú – Córdoba  |  ABC de Sevilla
22 de julio de 2018

A mediados de la década de los 50 del pasado siglo XX, nadie sabía a ciencia cierta qué eran todos aquellos restos que estaban apareciendo en el solar sobre el que se edificaría el antiguo Ayuntamiento de Córdoba. Durante siglos, aquella zona había sido utilizada como cantera arqueológica para otros monumentos, aprovechando los arquitrabes, basas, losas de mármol y hasta enormes sillares de piedra labrados. Pero las obras del Consistorio de aquella época -ese edificio ya no existe; fue derribado para construir el actual- sacaron a la luz los cimientos profundos de una construcción gigantesca que no se dejaba interpretar. Eran los restos del Templo Romano, pero por entonces nadie lo sabía.

Probablemente aquellas piedras, «enormes terrones de azúcar» como los llamó el arqueólogo Antonio García y Bellido, fueran vistas como un engorro, una pus de la historia supurante entre los muros de los edificios más modernos. Y quizás hubieran corrido la misma suerte, o parecida, que el yacimiento de Cercadilla, arrasado sin remedio para levantar encima la estación del AVE.

Hallazgos en la excavación del Templo Romano de Córdoba – ARCHIVO MUNICIPAL

Pero en el otoño de 1958, hace ahora 60 años justos, se produjo un hecho fortuito que cambió el futuro del Templo Romano y permitió que hoy pueda ser objeto de deleite para cordobeses y foráneos. De no haber sido por una extraordinaria coincidencia, quizás hoy no se levantarían esas esbeltas columnas romanas -una reconstrucción, eso sí- junto al actual Ayuntamiento. En esa fecha, García y Bellido (1903-1972) viajó a Córdoba para estudiar un maravilloso sarcófago romano hallado en la Huerta de San Rafael que hoy puede verse en el Alcázar. Y fue entonces cuando el alcalde, Antonio Cruz Conde, aprovechó para rogarle al reputado arqueólogo que dedicara su tiempo a investigar las ruinas de la calle Capitulares para «despejar en lo posible el enigma», tal como recordaba el investigador en un artículo de ABC de Sevilla en marzo de 1960.

García y Bellido ya se había asomado a las ruinas antes, pero como tantos otros terminó aburrido del puzzle. «Aquella colosal y laberíntica acumulación de sillares no se dejaba interpretar por más que subía y bajaba por su accidentada topografía, buscando o ensayando una interpretación que pusiese un orden lógico en aquel desorden. Ello hizo que, desanimado, acabase con disgusto desinteresándome de ellas». En poco tiempo, las excavaciones ordenadas en la zona ofrecieron a los investigadores nuevos hallazgos que confirmaron la hipótesis de García y Bellido. «Pude ver pronto que aquel conjunto indescifrable de cimientos, muros irregulares de sillería, frogones [fraguas] de hormigón, hondonadas cúspides ilógicas no eran otra cosa que el resto de un gran templo», decía el arqueólogo.

En un principio el Ayuntamiento quería crear una gran plaza arqueológica desde allí hasta Orive

En un principio, la intención del Ayuntamiento era construir en ese punto de encuentro una plaza arqueológica en la que se ubicarían, si no todos, buena parte de los hallazgos de la zona. Incluso estaba previsto abrir una nueva avenida entre las actuales calles San Pablo y Rodríguez Marín, aprovechando espacios por entonces en desuso como la actual Delegación de Cultura y los jardines del Palacio de Orive. Ya en los años 60, el arquitecto Félix Hernández (1889-1975) propuso el alzado de las seis columnas del frontis, totalmente reconstruidas; también se había previsto colocar encima el arquitrabe y el friso hasta donde se pudiera, una idea que sería recuperada en varias ocasiones pero que nunca llegó a ejecutarse.

Construcción de las columnas actuales – ARCHIVO MUNICIPAL

La falta de recursos económicos lastró las obras. En 1960, Antonio Cruz Conde anunciaba que el Ayuntamiento cargaría con los gastos de la restauración del Templo Romano, lo que resultó una falsa promesa; el Consistorio no tenía el dinero suficiente para eso. En 1963, el Ministerio de Educación Nacional concedía la «friolera» de 150.000 pesetas; no debían tener mucho interés en el Templo los gerifaltes del Movimiento, porque aquello daba para comprar un par de Seat 600. En 1968 aún no habían terminado. Tras una década de trabajos, finalmente se liberaron los andamios de las columna para que el Templo Romano ofreciera el aspecto que ahora tiene, o muy parecido.

La siguiente intervención arqueológica tardaría en llegar 15 años. Entre 1985 y 1987, coincidiendo de nuevo con la construcción del Ayuntamiento actual, el arquitecto José Luis Jiménez Salvador dirigió unas excavaciones que sacaron a la luz nuevos muros y partes de la cella y el posticum, además de determinar a ciencia cierta que el Templo Romano se hallaba extramuros. Ahora, el monumento afronta su última gran intervención para hacerlo visitable. Eso ocurrirá, si no hay más retrasos, a finales de este mismo año.

 

Anuncios

22 julio 2018 at 10:51 am Deja un comentario

El ‘AVE Madrid-Barcelona’ de la época romana pasaba por Córdoba

El descenso del nivel de los pantanos de Puente Nuevo y Sierra Boyera ha sacado a la luz nuevos tramos perfectamente conservados de la vía romana entre Córdoba y Mérida. Esto ha premitido que se recupere el patrimonio romano del Alto Guadiato, ya que la falta de precipitaciones ha dejado ver varios tramos de esta infraestructura por la que le llegaba a Córdoba más riqueza que a ninguna otra ciudad de la Andalucía romana.

Imagen de la vía romana / UCO

Fuente: Universidad de Córdoba  |  Agencia SINC
27 de febrero de 2018

El ‘AVE Madrid-Barcelona’ de la época romana pasaba por el Alto Guadiato. Era la vía entre Corduba y Emérita Augusta, las capitales más relevantes de la Hispania junto con Tarragona. En concreto, varios tramos de esta vía estratégica, la única por aquel entonces que permitía comunicar dos capitales provinciales hispanas y conectar el Valle de Guadalquivir con el del Guadiana, acaban de ser hallados por un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba.

La sequía actual está favoreciendo la recuperación del patrimonio romano del Alto Guadiato, puesto que la falta de precipitaciones está dejando a los investigadores profundizar y poder prolongar en tiempo los trabajos en dicho espacio, especialmente, en los pantanos del Alto Guadiato, Puente Nuevo y Sierra Boyera.

La relevancia de esta vía reside en que por ella se organizaba el comercio de todo el mineral que Roma extraía de la comarca de los Pedroches y el Alto Guadiato

La relevancia de esta vía, una de las calzadas más amplias del toda la Hispania romana, reside en que por ella se organizaba el comercio de todo el mineral que Roma extraía de la comarca de los Pedroches y el Alto Guadiato en época romana.En concreto, por ella circulaba el cobre cordobés de Cerro Muriano y del Alto Guadiato –famoso en la Roma del siglo I. d. C–, la plata y el plomo de las minas de Los Pedroches o el preciado mercurio y minio de las minas de Almadén.

Se trata de la vía que permitió, como dicen los textos clásicos, que la tierra de Córdoba “nunca dejase de ser de oro” y la que ayudaría a explicar el destacado desarrollo urbano de Mellaria, por donde transcurría en dirección Lusitania. Todas esas mercancías se reorganizaban en Córdoba desde donde se embarcaban con destino a Roma, aprovechando la navegabilidad del río Baetis. De este modo, Córdoba actuaba de verdadero centro intermodal de comunicaciones.

Según apunta el director del proyecto de investigación Alto Guadiato Arqueológico-Ager Mellariensis de la Universidad de Córdoba (UCO), Antonio Monterroso Checa, “la capital de la Bética nunca hubiera sido tan rica sin esta vía de comunicación, verdadero cauce de riqueza y administración de la mayoría de su territorio, la Sierra, que estuvo articulado así por uno de los viarios económicos más importantes de toda la Hispania Romana y, sin duda, el primero de toda la Bética”.

Monterroso explica que de esta vía romana solo se conocían varios tramos muy bien conservados, entre Cerro Muriano y Córdoba. Según detalla, fue el profesor de la UCO Enrique Melchor quién había detectado otros sectores más en La Granjuela, El Vacar o Espiel. Sin embargo, no se conocían los tramos, kilométricos y perfectamente conservados, que ha dejado a la luz el embalse de Puente Nuevo, o algunas readaptaciones de la vía en épocas posteriores en el de Sierra Boyera, entre Peñarroya, que han detectado los investigadores que integran este proyecto.

“Si Córdoba tuvo los monumentos que tuvo fue porque por esta infraestructura le llegaba más riqueza que a ninguna otra ciudad de la Andalucía romana”, dice Monterroso

Sin embargo, los nuevos tramos documentados en Puente Nuevo llegan a tener hasta doce metros de ancho, ocho metros para la superficie de tránsito y dos más, a cada lado, para los bordillos y cunetas. La composición del firme se realiza mediante un elevado terraplén terrizo sostenido por muros laterales teniendo un firme de grava como superficie final de rodadura, lo que permite a la vía seguir un recorrido rectilíneo aislándola de arroyos e impidiendosu encharcamiento.

Por tanto, en las zonas más llanas del valle del Alto Guadiato podían circular carros en doble dirección, haciendo más seguro y ágil el tránsito de las mercancías que por ella discurrían.

El director de este proyecto indica que el hallazgo de esta calzada romana entre Córdoba y Mérida “hace justicia con la suma importancia que el Alto Guadiato y Los Pedroches tuvieron para Córdoba y Roma en la Antigüedad. Fueron dos territorios estratégicos, directamente administrados por las oligarquías de la Córdoba romana en tutela de la administración imperial”. A juicio de este experto, “si Córdoba tuvo los monumentos que tuvo fue porque por esta infraestructura le llegaba más riqueza que a ninguna otra ciudad de la Andalucía romana”.El Proyecto Alto Guadiato Arqueológico-AgerMellariensis cuenta con la autorización de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivirpara proceder al estudio de estos tramos documentados.

Referencia bibliográfica:

Antonio Monterroso Checa; Massimo Gasparini., “Aerial Archaeology and Photogrammetric surveys along the roman way from Corduba to Emerita. Digitalizing the ager Cordubensis and the ager Mellariensis”, en SCIRES.IT. 2016-2, pp. 175-188. DOI: http://dx.doi.org/10.2423/i22394303v6n2p175.

 

27 febrero 2018 at 2:48 pm Deja un comentario

Córdoba abrirá al público su Templo Romano en verano

Se construirán varias pasarelas para contemplar el recinto a tres alturas

Vista general del Templo Romano de Córdoba, cuya restauración se hará con cargo al Plan Turístico de Grandes Ciudades / Efe

Fuente: L. R. A.  > Córdoba  |  LA RAZÓN
27 de diciembre de 2017

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Córdoba tiene previsto mañana iniciar el proceso para adjudicar las obras de la tercera fase del Templo Romano, valoradas en unos 400.000 euros, y que permitirán visitar tres niveles de estas ruinas arqueológicas, ubicadas junto a la Casa Consistorial, a partir del mes de junio. El primer teniente de alcalde de Turismo, Pedro García, destacó ayer el valor «cultural, turístico y patrimonial» de la obra, que consistirá en la construcción de una serie de pasarelas peatonales para poder contemplar el templo a tres alturas, los cimientos, nunca vistos hasta ahora, la antigua plaza y la base del propio monumento.

García y su equipo se han dado un plazo de 15 días para que se adjudique la obra a la empresa, y un mes máximo desde entonces para que se inicien los trabajos, por lo que en febrero ya se estaría actuando en el templo, con la previsión de que, entre 4 o 5 meses después, los turistas y cordobeses puedan pasear entre las ruinas.

Algo más tardará en estar listo el centro de interpretación del monumento, que se ubicará en la planta baja del Ayuntamiento, y que aún no se ha licitado. Tampoco se ha decidido qué tipo de visita se hará en el mismo, si serán gratuitas o no, y si se iniciarán en cuanto esté terminada la obra o se esperará a que también esté listo el centro de interpretación, cuyo proyecto está terminado y ha de salir a licitación apenas se aprueben los presupuestos municipales, ya que su construcción se incluye dentro de un paquete de reformas en el consistorio.

La restauración del Templo Romano se hará con cargo al Plan Turístico de Grandes Ciudades y pondrá en valor un monumento declarado Bien de Interés Cultural protegido.

El Templo Romano de Córdoba es un conjunto patrimonial de excepcional interés. Originariamente estaba elevado sobre un podio y contaba con seis columnas exentas de tipo corintio en su entrada. Frente a ésta se levantaba el ara o altar. La reconstrucción, llevada a cabo por el arquitecto Félix Hernández, aportó a Córdoba una muestra más de la grandiosidad de esta urbe en época romana. Algunas de las piezas originales del templo se encuentran expuestas en el Museo Arqueológico o en inusuales rincones, como la columna estriada de la plaza de las Doblas. Se trata del único edificio de uso religioso de época romana que ha sido identificado de una forma clara hasta este momento en Córdoba. Sus restos están situados en el solar que hace esquina entre las calles Claudio Marcelo y Capitulares.

 

29 diciembre 2017 at 11:10 am Deja un comentario

El anfiteatro romano de Córdoba espera su regreso a la arena

El convenio para impulsar el yacimiento del rectorado está en punto muerto desde que lo frenó la crisis

Estado actual del yacimiento romano a las espaldas del Rectorado – VALERIO MERINO

Fuente: IRENE CONTRERAS > Córdoba  |  ABC Córdoba
18 de octubre de 2017

A las espaldas del rectorado de la Universidad de Córdoba (UCO) se extienden restos de un importante testigo de la grandeza de la polis romana. Se descubrió en 2003, a raíz de las obras que se realizaron en el edificio de la antigua Facultad de Veterinaria, y tras años de investigaciones los arqueólogos pudieron concluir que los restos hallados pertenecían al uno de los anfiteatros romanos más importantes de los documentados hasta ahora. El «Coliseo» particular de Corduba, capaz de acoger a más de 30.000 espectadores, enterrado bajo las edificaciones de las civilizaciones que le sucedieron.

La investigación fue fruto de un trabajo conjunto de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) y la UCO financiado por la Fundación Prasa. El hallazgo tuvo repercusión internacional: diarios de todo el mundo informaron sobre el descubrimiento del que sería el tercer anfiteatro de mayor tamaño de los que hay excavados. Aquel convenio, como a tantas cosas, se lo llevó por delante la crisis antes de lo previsto. La excavación no se terminó y el yacimiento finalmente no se convirtió en el centro de interpretación pretendido, que el Ayuntamiento de IU anunció a bombo y platillo en 2009. Desde entonces, la zona excavada del anfiteatro sólo se ha tocado para limpiezas puntuales -como la realizada recientemente por Sadeco- y labores de conservación.

La UCO y la Gerencia mantienen «conversaciones» para retomar los trabajos en el yacimiento romano

Ahora, la Universidad y la Gerencia están negociando nuevas actuaciones. Fuentes de la institución académica afirman que existen conversaciones para retomar los trabajos. La Universidad confía en la predisposición del Ayuntamiento para dar lustre al que puede ser uno de los vestigios patrimoniales más importantes de Córdoba y que, sin embargo, pasa totalmente desapercibido para el turista y para los propios cordobeses. El contexto es propicio: el área de Turismo y la Junta han invertido recientemente en una restauración del Templo Romano de la calle Capitulares y trabaja en crear un centro de interpretación de la Córdoba romana en el que el anfiteatro que en su día fue el más grande de Hispania debería jugar un papel esencial.

No obstante, más allá de la «puesta en valor» de los vestigios actuales, el yacimiento tiene aún mucho que aportar no sólo a la ciudad en materia turística, sino también al conocimiento de su historia. Si el anfiteatro fuera una caja de 16 quesitos, la parte excavada supondría sólo una porción del total. Con este símil explica quien fue codirector de los trabajos, el arqueólogo Desiderio Vaquerizo, lo limitado del trabajo realizado hasta ahora. La tipificación de la arquitectura romana permitió a los expertos identificar y reconstruir el edificio. Sin embargo, sin la posibilidad de continuar los trabajos de excavación las conclusiones obtenidas por los arqueólogos son meramente provisionales.

Se cree que Córdoba pudo tener el tercer anfiteatro más grande del Imperio y una escuela de gladiadores

Se cree que el edificio pudo ser el tercero más importante del Imperio Romano, una tesis que se apoya además en el papel de Corduba como capital de la provincia Bética. La trascendencia de los juegos gladiatorios celebrados en el anfiteatro cordobés viene avalada, además, por el hallazgo de hasta 20 lápidas funerarias de gladiadores en los alrededores del yacimiento. Se cree también que el sitio fue cristianizado después y que allí murieron mártires como San Acisclo, patrón de la ciudad. Sin embargo, todas las hipótesis de los arqueólogos quedaron en punto muerto cuando se paralizaron los trabajos y sólo la continuación de las excavaciones podría convertir las dudas en certezas.

Las peculiaridades históricas de la ciudad de Córdoba son para su patrimonio un arma de doble filo. Gran parte del yacimiento se encuentra enterrado bajo el edificio del rectorado, la antigua Veterinaria, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC). Se extiende, además, por el subsuelo de la zona urbanizada, lo que impide que la excavación pueda realizarse al completo. Sin embargo, Vaquerizo insiste en que hay mucho trabajo que aún puede hacerse. Apuesta por retomar el proyecto de abrirlo al público como centro de interpretación de los «ludi», los juegos celebrados para el entretenimiento del pueblo romano. Porque otra de las teorías que barajan los arqueólogos es que en Córdoba pudo ubicarse la única escuela de gladiadores de Hispania. La pista la da el descubrimiento de la lápida de un «doctor retiariorum» o entrenador de gladiadores retiarios, que son aquellos que combatían con red y tridente.

La continuación de las excavaciones ayudaría a despejar las dudas de los arqueólogos sobre el edificio

Serviría, además, para asimilar mejor la importancia que tuvo Corduba para el Imperio romano. «A los cordobeses nos cuesta entender la colosalidad del rol político de la ciudad», lamenta Vaquerizo, que sin embargo esgrime que los avances tecnológicos de hoy permitirían explicar sin demasiado coste una importante etapa de la historia de la ciudad que es, quizás, la menos conocida. «Porque no la tenemos a la vista», explica el arqueólogo. A lo largo de los siglos las civilizaciones fueron dejando su huella, tapando o transformando lo que dejó la civilización anterior. A veces, a pesar de la historia, los vestigios vuelven a salir a la luz, como en el caso del anfiteatro de Córdoba.

 

19 octubre 2017 at 4:55 pm Deja un comentario

Córdoba: El Templo Romano será visitable en 2018

Concluye la fase de limpieza del monumento tras una inversión de 200.000 euros

Vista del Templo Romano tras su restauración. / José Martínez

Fuente: EFE  |  El Día de Córdoba
2 de agosto de 2017

El Ayuntamiento de Córdoba tiene previsto abrir al público el próximo año el templo romano de la calle Claudio Marcelo, ubicado al lado del Consistorio, una vez culminen los trabajos realizados en la zona, que terminarán con la construcción de un centro de interpretación de la huella romana en la ciudad.

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo y primer teniente de Alcalde de Turismo, Pedro García, ha anunciado hoy el fin de la primera fase de los trabajos en el yacimiento, que arrancaron en marzo, y que han consistido en la limpieza del mismo y la restauración y adecentamiento de algunos de sus tesoros arqueológicos.

De este modo, hoy ya se pueden distinguir las columnas tras el lavado de cara acometido, y que se ha llevado a cabo apenas cuatro años después de que en el 2013 ya se abriera el templo al público, aunque sólo con visitas guiadas.

García ha adelantado que, entre septiembre y octubre, se adjudicará la segunda fase de los trabajos que deberían terminar en 2018 y que consistirán en una intervención que permitirá hacer visitable el templo.

La tercera fase se acometerá mientras cuando los turistas ya tengan acceso al yacimiento y consistirá en la construcción de un centro de interpretación.

El templo, construido a mediados del siglo I, es uno de los principales monumentos de culto imperial que existieron en la ciudad, y se trata de un edificio de mármol blanco, modelado a partir del templo dedicado al dios Apolo en el Palatino de Roma.

Se trata de un santuario que formó parte, junto con una plaza intermedia y un circo, de un gran complejo arquitectónico junto a la muralla oriental de la ciudad y a la entrada en ésta de la Vía Augusta.

 

16 agosto 2017 at 5:47 pm Deja un comentario

Córdoba Romana: Los Orígenes de Córdoba

Corduba, capital de la Bética. Recreación desde sus orígenes hasta su monumentalización imperial.

Fuente: Canal de Algargos en Youtube

 

21 octubre 2016 at 8:31 pm Deja un comentario

Las obras de mejora del Templo Romano de Córdoba durarán seis meses

El proyecto incluye un centro de interpretación y tendrá una inversión de 283.000 euros

obras-templo-romano-cordoba

Trabajos de estudio de las columnas del Templo Romano – VALERIO MERINO

Fuente: I. C. > Córdoba  |   ABC Andalucía
19 de octubre de 2016

El Templo Romano de la calle Claudio Marcelo estará en obras seis meses. Esas son las estimaciones del Servicio de Proyectos de la Gerencia Municipal de Urbanismo, que ha iniciado la licitación de la actuación por 283.000 euros. El grueso del proyecto contempla su comunicación con el edificio del Ayuntamiento y la instalación de una plataforma que permita al visitante acceder al nivel original del templo a través de un mirador. Además, se protegerán las estructuras más deterioradas, se realizará una reintegración volumétrica de parte de la escalinata de acceso al templo y se colocarán en su lugar original varios fragmentos originales del arquitrabe, el friso y la cornisa. En la planta baja del Ayuntamiento se instalará un centro de interpretación del yacimiento arqueológico.

El proyecto recoge el testigo del iniciado en los años 60 por el arqueólogo municipal Félix Hernández, que fue quien más avanzó en la interpretación del templo. Se estructura en cuatro fases. La primera será de limpieza, consolidación y drenaje del yacimiento; la segunda, la más amplia, contempla la instalación del acceso al Ayuntamiento y la labor de restauración y reintegración más complicada; la tercera se circunscribe al perímetro del templo, con la instalación de una nueva valla de cerramiento y mejoras en la iluminación del enclave.

Escaneo en 3D

La última fase del contrato consistirá en la dotación y puesta en marcha del centro de interpretación con paneles informativos, audiovisual y una selección de los restos de decoración arquitectónica conservados. El plan prevé escanear en 3D las piezas más valiosas del parque arqueológico.

El proyecto, aunque con modificaciones, está desarrollado desde hace años pero no ha encontrado hasta ahora los recursos financieros necesarios para su ejecución. Desde 2009, no obstante, se ha trabajado en la recuperación del Templo Romano con actuaciones de distinto calado. Ahora se ejecutará el ambicioso proyecto con cargo al Plan Turístico de Grandes Ciudades, financiado por la Junta de Andalucía y que también cofinancia las obras.

 

19 octubre 2016 at 12:45 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

junio 2019
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente