Posts tagged ‘civilización micénica’

Arqueólogos griegos y británicos hallan una de las mayores tumbas micénicas

Se trata de una tumba colmena hecha para una sola persona, en la que se han encontrado multitud de piezas bien conservadas

Fotografía facilitada por el Ministerio de Cultura de Grecia del equípo de arqueólogos griegos y británicos que han hallado una de las más grandes y mejor conservadas tumbas de la civilización micénica cerca de la ciudad de Livadiá, a unos 138 kilómetros al norte de Atenas. EFE/YANNIS GALANAKIS

Fuente: EFE – Atenas  |  Público
11 de septiembre de 2017

Arqueólogos griegos y británicos han hallado una de las más grandes y mejor conservadas tumbas de la civilización micénica cerca de la ciudad de Livadiá, a unos 138 kilómetros al norte de Atenas, anunció hoy el Ministerio de Cultura heleno.

La tumba data de la mitad del siglo XIV AC, es la novena más grande de las 4.000 del periodo micénico halladas en los últimos 150 años y está situada en las proximidades de la antigua ciudad de Orcómeno, una de las más poderosas de aquel periodo.

Consta de una roca tallada, con un corredor de 20 metros de largo que conduce a una cámara sepulcral de 42 metros cuadrados. El techo de esta cámara, que inicialmente estaba a una altura de 3,50 metros, se derrumbó en la antigüedad y cubrió los restos del hombre sepultado y de sus ajuares funerarios, lo que los protegió de los habituales saqueos de yacimientos arqueológicos.

El esqueleto hallado en el centro de la cámara pertenecía a un hombre de entre 40 y 50 años y por el tipo de piezas que le rodean, se deduce que era un guerrero.

Vasijas de barro encontradas en una de las más grandes y mejor conservadas tumbas de la civilización micénica. EFE

Junto al difunto los arqueólogos hallaron partes de bridas de caballo, fragmentos de arcos, varias flechas, un anillo de sellar y joyas de estaño, lo que indica que pertenecía a la nobleza de Orcómeno.

Uno de los grandes valores de este hallazgo es que se trata de una tumba colmena hecha para una sola persona y que la gran riqueza de las piezas bien conservadas permitirá a los arqueólogos tener una idea más clara de las costumbres funerarias que regían en aquel periodo de la civilización micénica.

Además se trata de la segunda vez que se hallan joyas en la tumba de un guerrero.

La primera fue en el espectacular descubrimiento, en 2015, en Pilos (sur de la península del Peloponeso) del sepulcro de un guerrero de la Edad de Bronce, repleto de joyas, con más de un millar de piezas de ajuar.

Hasta ahora se creía que las joyas solo formaban parte del ajuar funerario de las mujeres.

Las excavaciones en la tumba de Orcómeno comenzaron este año y durarán previsiblemente hasta 2021, indicó el ministerio.

 

Anuncios

11 septiembre 2017 at 9:03 pm Deja un comentario

El ADN revela de dónde venían los «padres» de Grecia

Minoicos y micénicos eran genéticamente similares entre sí y procedían de poblaciones neolíticas de granjeros de Anatolia. Los griegos modernos están estrechamente emparentados con ellos

Fresco minoico procedente del gran palacio de Knossos – Lapplaender/FLICKR

Fuente: ABC
4 de agosto de 2017

La civilización minoica (2.600 al 1.100 antes de Cristo) floreció en la isla de Creta entre los años 2.600 y 1.100 antes de Cristo. No solo fueron el primer pueblo alfabetizado de Europa, sino además los miembros de una cultura muy avanzada artística y tecnológicamente. Siglos después de su comienzo, la civilización micénica (1.700 al 1.050 antes de Cristo) se desarrolló en la península del Peloponeso. Esta tradición compartió muchos rasgos culturales de los minoicos y desarrolló una forma temprana del griego.

Pero, ¿de dónde procedía la gente que alumbró estas civilizaciones? La pregunta ha permanecido sin respuesta durante un siglo, pero un estudio publicado recientemente en la revista Nature, que ha analizado antiguas muestras de ADN, ha ofrecido por fin una explicación. Micenos y minoicos eran genéticamente similares y procedían de un mismo grupo de granjeros del Neolítico, y no de dos lugares distintos, como se pensaba hasta ahora.

Tabla inscrita en lenguaje micénico, a su vez procedente de una lengua minoica aún no descifrada– Vintagedept/FLICKR

«Minoicos, micénicos y griegos modernos tienen ancestros relacionados con antiguas poblaciones del Cáucaso, Armenia e Irán», ha resumido George Stamatoyannopoulos, investigador de la Universidad de Washington y autor senior del artículo.

Durante décadas, el origen de los minoicos ha sido un auténtico enigma. Sus innovaciones culturales, como el primer sistema de escritura de Europa, los grande palacios y su rico arte, aparecieron en la aislada Creta, lo que llevó a pensar que los minoicos venían de una sociedad avanzada localizada en otra parte. Por su parte, los micénicos, asentados más firmemente en Grecia, parecieron asimilar a los minoicos, pero no se sabe cómo estaban relacionados ambos.

Investigando en los genes

Los investigadores quisieron averiguar si ambos eran genéticamente distintos o no, quiénes eran sus ancestros, cómo estaban relacionados. Por eso, investigadores de la Universidad de Washington, la Escuela de Medicina de Harvard y el Instituto Max Planck de Historia Humana unieron fuerzas. Así, lograron recopilar una base de datos genética de los habitantes de Grecia, Creta y suroeste de Anatolia durante la edad del Bronce.

Inscripciones dejadas por la milenaria civilización minoica – Zde/WIKIPEDIA

Gracias a eso, han averiguado que grupos de granjeros del Neolítico migraron desde Anatolia hacia Grecia y Creta miles de años antes de que comenzase la Edad del Bronce. Además, han concluido que los griegos modernos son claramente descendientes de los micénicos.

Para hacer estos análisis, los investigadores recogieron muestras de dientes de los restos de 19 personas micénicos, minoicos y procedentes de Anatolia y los compararon con los genomas (conjuntos de genes) de 330 individuos de la antigüedad y con 2.600 de personas actuales.

Los resultados muestran que minoicos y micénicos eran genéticamente muy similares, pero que no eran idénticos. Los segundos tienen una huella dejada por antiguos pobladores del Norte y Este de Europa, una señal ancestral que está también presente en los europeos actuales.

Aunque quedan muchos interrogantes abiertos, el estudio descarta una importante teoría que decía que los micénicos no estaban relacionados con los minoicos, sino que eran una población extranjera que llegó al Egeo. También rechaza la idea de que los griegos modernos no descendían de los micénicos.

Más bien al contrario, esta investigación muestra que en la región hay una continuidad genética desde tiempos antiguos hasta la actualidad, enriquecida, eso sí, con la llegada de personas del Norte y Este de Europa.

 

16 agosto 2017 at 8:13 pm Deja un comentario

Científicos ‘resucitan’ al misterioso guerrero del grifo que vivió en la Edad de Bronce

El descubrimiento de la tumba fue hecho por un equipo internacional cerca de la ciudad griega de Pilos.

guerrero_pilos1

pixabay.com

Fuente: RT Actualidad
15 de octubre de 2016

Un equipo de científicos de la Universidad del Witwatersrand (Sudáfrica) ha reconstruido el rostro del guerrero de alto rango de la Edad de Bronce descubierto hace un año en una tumba de la ciudad antigua de Pilos, en el territorio de Grecia, informa ‘Discovery News’.

Los especialistas han estimado que el guerrero, apodado como ‘Griffin Warrior’ (‘el guerrero del grifo’) por dos artefactos encontrados en la tumba con la imagen de esta ave mitológica, murió a la edad de 30-35 años, aproximadamente en el 1500 a.C.

Los científicos superpusieron varios tejidos faciales de la superficie externa del cráneo del guerrero al usar marcadores de profundidad para determinar el espesor. De esta forma han conseguido revelar que tenía el cabello negro, la mandíbula cuadrada y el cuello fuerte.

Según el especialista en reconstrucción facial Tobias Houlton, el cráneo “fragmentado, presentaba señales de un deterioro evidente de los huesos en la parte central de la cara, con el área nasal y la parte interior del área de los ojos afectadas”.

guerrero_pilos2

uc.edu

Debido a la condición en la que se encuentra el cráneo los científicos no consiguieron reconstruir de forma cierta el área cerca de los ojos y la nariz. Así que han empleado 50 muestras de tipos faciales de los modernos hombres griegos de entre 25 y 35 años de edad, para poder completar el rostro.

guerrero_pilos3

uc.edu

El descubrimiento fue hecho por un equipo internacional encabezado por la Universidad de Cincinnati (EE.UU.). En la tumba, que mide aproximadamente unos 2,4 metros de largo y 1,5 metros de ancho, se encontraban también múltiples artefactos, entre ellos una espada de bronce, una gran colección de anillos de oro, piedras preciosas, sellos y jarrones de bronce.

Los arqueólogos creen que el revolucionario hallazgo podría arrojar luz acerca de los orígenes de la civilización micénica, un período de la historia, asociado con Agamenón, Néstor, Odiseo y otros héroes descritos en las epopeyas de Homero.

guerrero_pilos4

uc.edu

15 octubre 2016 at 11:19 pm Deja un comentario

Descubren la tumba de un guerrero micénico que era el «señor de los anillos» de hace 3.500 años

Arqueólogos de la Universidad de Cincinnati hallan cerca del homérico Palacio de Nestor un sepulcro intacto con joyas y armas nunca antes vistas

anillo_micenico_pylos

Uno de los anillos micénicos más grandes jamás encontrados, en esta tumba en Pylos – ABC

Fuente: JESÚS GARCÍA CALERO  |  ABC
4 de octubre de 2016

Un esqueleto recostado con las armas a su diestra. Una espada de bronce, con el mango de marfil repujado de oro. Y una daga también con la empuñadura de oro además de una colección de armas junto a sus piernas y a sus pies. En el lado izquierdo, un tesoro de joyas nunca visto. Copas de oro apoyadas en su pecho y su vientre y un colgante de oro junto al cuello. La cabeza estaba rodeada por mil cuentas de amatista, jaspe, ágata y cornalina, y también de oro. Y copas de plata, cuencos de bronce… Otra de las piezas más destacadas es un espejo. Pero lo más impresionante son los anillos.

Cuatro anillos de oro, con piedras historiadas y uno de los más grandes anillos de oro micénico jamás hallados: los orfebres que lo hicieron dibujaron en su superficie cinco figuras femeninas en la orilla del mar… Y la orilla del misterio. Porque este precioso hallazgo, realizado por un equipo de la Universidad de Cincinnati, es único por muchos motivos. Está junto a las ruinas del palacio de Nestor, que aparece en la Odisea, de Homero, cerca de Pilos, en la costa suroccidental de Grecia. Un palacio que fue destruido por un incendio hacia 1.180 a. C.

pylos1

Un espejo de 3.500 años, junto al esqueleto del guerrero – Credit Department of Classics/University of Cincinnati

Se trata de la tumba de un gran guerrero o tal vez de un aristócrata con alto rango sacerdotal, habida cuenta de los rituales asociados a su enterramiento. Incluso en útiles nimios como los cinco peines hallados en la tumba, que pueden sugerir el ritual de peinado de la melena del guerrero antes del combate y, por supuesto, la conexión nunca antes tan clara entre Micenas y Creta, que muestran las escenas de los anillos de oro: toros minoicos, sacerdotisas, rastros de un contacto a menudo hostil pero también íntima y espiritualmente ligado.

Porque los responsables de la excavación, los arqueólogos Shari Stocker y Jack Davis, van a relatar mañana en Atenas las conclusiones después de analizar las piezas recientemente excavadas en la tumba que ellos denominan, del «guerrero del grifo», por la figura de grifo hallada en un bastón que forma parte del riquísimo ajuar funerario.

pylos2

Tauromaquia minoica en otro de los anillos – Credit Department of Classics/University of Cincinnati

Ya es difícil hallar una tumba intacta de hace 3.500 años, que no ha sido expoliada ni en tiempos antiguos ni modernos. Pero que además sea tan singular como la de este guerrero es una suerte para los científicos que han participado en este proyecto patrocinado por las autoridades griegas.

El esqueleto pertenece a un hombre adulto de treinta y tantos años. La tumba es la más importante descubierta en la Grecia continental desde que en 1939 aparecieran las ruinas de Micenas. En total se han documentado más de dos mil objetos, con su contexto perfectamente preservado para que los científicos extraigan toda la información. Hay muchos años de trabajo por delante. Es una cápsula de tiempo, o una ventana a los momentos previos a la llamada edad oscura.

pylos3

El toro, todo un símbolo en la era micénica – Credit Department of Classics/University of Cincinnati

El hecho de que la mayor parte de los objetos estén decorados con símbolos y motivos minoicos, procedentes de Creta, ha obligado a los expertos a replantearse todo lo que sabemos de las relaciones entre los micénicos y los cretenses, con frecuentes incursiones y tomas de botín y rehenes, cuando no sacrificios, según cuentan los relatos y los mitos.

Pero el deseo construye laberintos que Dédalo no sabe, y está claro que los anillos adornados con tauromaquias y sacerdotisas cretenses de pechos descubierto eran objetos muy deseados más allá de la rapiña, de su valor en oro: hay un evidente vínculo, según apuntan Stocker y Davis, más alla del vasallaje y el comercio, una identidad espiritual porque el Toro también es un símbolo lleno de significado para los micénicos, lo mismo que las diosas.

pylos4

El equipo en la excavación – Credit Department of Classics/University of Cincinnati

Atletas saltando sobre los cuernos del toro en piruetas imposibles, las figuras de cornúpetas perfectamente definidas en su anatomía, con una pureza de líneas increíble… Todas estas riquezas, importadas o saqueadas, fueron lo más preciado que los deudos pusieron en la tumba del gran guerrero del grifo, y esos anillos le convierten en un «señor de los anillos» micénico. Nadie sabía que los artesanos de la época eran capaces de manejar con tanta habilidad los duros materiales en los que se han tallado las figuras, ni las múltiples láminas de oro unidas sobre las que se dibujaron los cuerpos leves de las sacerdotisas, perfectamente conservados hoy.

pylos5

Uno de los peines de marfil – Credit Department of Classics/University of Cincinnati

Tal vez hablamos de una relación imposible, que empezó por el saqueo y terminó por la inculturación, ya que Creta cayó en manos de los micénicos poco después de la fecha de la que data esta tumba del guerrero del grifo. Tal vez a la vez que se produjo la conquista, los micénicos entraron en un laberinto del Minotauro del que ya no pudieron salir y asimilaron dioses, mitos y creencias…

pylosmapa

 

5 octubre 2016 at 1:04 pm Deja un comentario

Un rostro imperecedero

mascara_de_agamenon_NG

Foto: Thanassis Stavrakis / AP Photo / Gtres

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC

Al contemplar fijamente la Máscara de Agamenón uno corre el riesgo de que abra los ojos, tal es su realismo. El rostro del difunto se corrompe con el tiempo, sus facciones inconfundibles se alteran y desaparecen para siempre. Y ahí cumple su función la máscara funeraria: ocultando la corrupción material con un rostro imperecedero, en este caso de oro repujado. Que no se destruya la identidad del sujeto, de eso se trata, ni con el paso de los siglos ni con el paso de los milenios. La pieza ha sido fechada entre 1550 y 1500 a.C., es decir, unos trescientos años antes que el héroe mítico Agamenón, si es que realmente existió (Agamenón participó en la guerra de Troya, que los antiguos griegos situaron entre los siglos XIII y XII a.C.). La Máscara de Agamenón se denomina así por puro capricho de Heinrich Schliemann, un comerciante rico y entusiasta de la arqueología, quien parece ser que afirmó lo siguiente: “He contemplado el rostro de Agamenón”. Schliemann adoraba los poemas homéricos desde la infancia y creía en la veracidad de los mismos. En 1876 excavó en Micenas, el antiguo reino de Agamenón, y halló varias tumbas principescas con sus respectivas máscaras funerarias. La denominada Máscara de Agamenón era la más elaborada y la única que lucía barba, por lo que fue asociada con el héroe griego. La aportación de Schliemann a la arqueología es incuestionable, pero aún le persigue una cierta fama de oportunista y embaucador. Incluso hay quien duda sobre la autenticidad de esta pieza, que pudo haber encargado él mismo para vanagloriarse. “Si la máscara es genuina, Schliemann es el arqueólogo más afortunado hasta Howard Carter. Si es falsa, fue un genio que engañó a los principales arqueólogos e historiadores del mundo durante más de un siglo”, expresó hace años William M. Calder III, profesor de estudios clásicos en la Universidad de Illinois. Un nuevo análisis con técnicas modernas podría acabar con este dilema, pero por el momento no parece que la pieza vaya a moverse de su vitrina en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas.

23 noviembre 2015 at 8:33 am 3 comentarios

Grecia: Descubren otra tumba micénica intacta

La sepultura micénica ha sido excavada al este de la isla de Lesbos durante unas obras de mejora en una vía rural

tumba_micenica_intacta_lesbos_ng

Pavlos Triantafyllidis / Hellenic Ministry of Culture

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC

Otra tumba micénica intacta ha sido descubierta en Grecia, según informa el Ministerio de Cultura de este país. No es tan suntuosa como la tumba hallada junto al Palacio de Néstor, pero prácticamente es igual de antigua, del 1400-1300 a.C., es decir, del período de apogeo de la civilización micénica. La tumba es del tipo cista, de forma rectangular y delimitada por lajas o piedras planas. Ha sido excavada durante unas obras de mejora en una vía rural, al oeste de la ciudad de Mitilene, en la isla de Lesbos.

Un cementerio micénico

El difunto fue enterrado en posición supina (tendido sobre la espalda) y con el cuerpo contraído en posición fetal. En la esquina noroeste de la tumba se amontonaban unos huesos, probablemente de época anterior, que fueron retirados para hacer sitio. El ajuar funerario estaba formado por objetos de terracota y de metal. Entre las piezas hay una vasija esférica de arcilla gris, un kílix o copa de cuerpo semiesférico, un cuchillo de bronce de filo único y un anillo laminado en bronce que estaba depositado junto a la palma de la mano. “La tumba de cista, descubierta en la zona, indica la existencia de un conjunto de tumbas pertenecientes a un cementerio micénico, cuya extensión se desconoce”, revela el comunicado.

29 octubre 2015 at 4:54 pm Deja un comentario

Las historias narradas en la Odisea y en la Ilíada podrían haber ocurrido de verdad

Hallazgos arqueológicos demostrarían la existencia histórica de la invención de Homero

tumba_pilos

Espejo de bronce con mango de marfil encontrado en la tumba de un guerrero en Pilos, Grecia. Crédito de la imagen: Department of Classics / University of Cincinnati

Fuente: La Nación   29/10/2015

Un equipo de arqueólogos que excavaban en las ruinas de Pilos, en el sudoeste de Grecia, encontraron un verdadero tesoro: la tumba de un guerrero que fue enterrado allí en los inicios de la civilización europea. Junto a él se encontraron una espada de bronce y una excepcional colección de anillos de oro, piedras preciosas y sellos exquisitamente tallados, según publicó anteayer The New York Times en la nota firmada por Nicolas Wade que reproducimos parcialmente.

Pero la riqueza encontrada allí es tan real como metafórica: lo que los científicos encontraron puede iluminar los comienzos de la civilización de Micenas, el mundo perdido de Agamenón, Néstor, Ulises y otros héroes descritos en la Odisea y la Ilíada. Probar la existencia histórica, al menos en parte, de los hechos y personajes de los poemas épicos de Homero es uno de los objetivos más ambiciosos -e irreales, afirman sus detractores- de los arqueólogos que trabajan en estos yacimientos.

El guerrero perteneció en vida a un tiempo y un lugar que le otorgan especial importancia al descubrimiento de su tumba. Fue enterrado en Pilos alrededor del 1500 a.C., cerca de donde, años después, se erigiría el palacio de Néstor, un importante centro administrativo que fue destruido en 1180 a.C., fecha cercana a la de la Troya de Homero. El palacio era parte de la civilización micénica; de sus cenizas surgiría, siglos después, la cultura griega.

El descubrimiento

La tumba fue descubierta el último 18 de mayo por Jack L. Davis y Sharon R. Stocker, arqueólogos de la Universidad de Cincinnati que han excavado en Pilos durante los últimos 25 años. La losa de la tumba del guerrero está a nivel del suelo, tan sencilla de hallar que parece imposible pensar que permaneciera intacta durante 35 siglos.

Lo que Davis y Stocker encontraron -“toqué bronce”, decía el mensaje de texto que envió un cónyuge al otro ante el hallazgo- fue una inusual fosa de 2,50 metros de profundidad, dos metros de ancho y cuatro de largo. El sepulcro estaba intacto salvo por una roca de una tonelada que probablemente fuera la losa de la tumba, que al precipitarse aplastó al ataúd de madera que protegía.

Dentro del ataúd yacen los huesos de un hombre de entre 30 y 35 años de edad. A su izquierda se habían colocado sus armas: una espada de bronce con empuñadura de marfil y oro y una daga con oro. A su derecha, cuatro anillos de oro con finas tallas minoicas y cerca de 50 sellos de piedra con imágenes de diosas y toros. Entre sus piernas se halló una placa de marfil tallada con un grifo, la criatura mitológica que protegía a diosas y reyes. También se encontraron copas de oro, plata y bronce.

Davis y Stocker afirman que el guerrero del grifo era alguien preocupado por su aspecto físico: un dandy. Entre los objetos que lo acompañaron al inframundo se encontraban un espejo de bronce con mango de marfil y seis peines del mismo material. Dada la riqueza con la que fue enterrado, se presume que tenía una posición de liderazgo en su comunidad, quizá la más alta. El palacio en Pilos tenía un rey o “wanax”, título mencionado en las tabletas escritas en Lineal B, pero no se conoce si ese cargo existía en la sociedad del guerrero.

Dado que la tumba permaneció intacta 3500 años, los arqueólogos que realizaron el hallazgo esperan sacar partido de técnicas modernas como el análisis de ADN para investigar el origen del guerrero, quizá proveniente de sus dientes. La materia vegetal presente en el suelo podría datar con mayor precisión la fecha de su entierro a través de los métodos de datación por radiocarbono. “Hemos recorrido un largo camino desde Heinrich Schliemann”, dijo Wiener, a propósito de los esfuerzos del empresario alemán que, en el siglo XIX, excavó Troya y Micenas para probar, precisamente, que los acontecimientos descriptos por Homero estaban basados en hechos históricos.

29 octubre 2015 at 4:18 pm 3 comentarios

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente