Posts tagged ‘cementerios romanos’

Hallados los primeros restos humanos de inmigrantes en la Roma Imperial

La información sobre la inmigración en la Roma de la época Imperial se ha basado en textos históricos escritos por ciudadanos adinerados, pero no había muestras físicas. Ahora, dos antropólogas han hallado más de 100 esqueletos en cementerios romanos que podrían corresponder a inmigrantes, esclavos y personas de clase social baja. El descubrimiento ayuda a entender mejor el estilo de vida de aquella época, según las autoras.

calavera-casal-bertone

Calavera de uno de los esqueletos hallados en el cementerio romano de Casal Bertone. / Kristina Killgrove

Fuente: Agencia SINC    10/02/2016

El análisis de químico de varios esqueletos de más de 2.000 años de antigüedad encontrados en dos cementerios romanos ha permitido averiguar la procedencia y el tipo de dieta de los inmigrantes que llegaban antiguamente a la ciudad. Los resultados del estudio ha sido publicado en la revista de acceso abierto PLoS ONE esta semana.

“Nuestro trabajo es el primero en utilizar esqueletos humanos para identificar a los inmigrantes que llegaron a Roma”, expone Killgrove

Según explica a Sinc Kristina Killgrove, antropóloga en la Universidad de Florida Oeste (EEUU) y coautora del trabajo, las investigaciones anteriores sobre las migraciones a Roma se habían hecho sobre todo desde una perspectiva histórica, basadas en textos en latín e inscripciones en tumbas. Sin embargo, los fallecidos no eran mencionados ni aparecían en esos textos históricos.

“Nuestro trabajo es el primero en utilizar esqueletos humanos para identificar a los inmigrantes que llegaron a Roma, que, junto a los esclavos, eran un grupo importante en la antigua sociedad romana. Estas personas de clase social baja resultan claves para entender el desarrollo urbanístico, las enfermedades o el estilo de vida de la época Imperial”, destaca Killgrove.

Killgrove y Janet Montgomery, de la Universidad de Durham (Reino Unido), encontraron los esqueletos, pertenecientes sobre todo a niños y hombres adultos, en los cementerios de Casal Bertone (siglos III–II a.C.) y Castellaccio Europarco (II–I a.C.), en Roma. Su enterramiento en una necrópolis indica que podrían haber sido pobres o esclavos.

cementerios-romanos

Localización geográfica de los cementerios romanos de Casal Bertone y Castellaccio Europarco donde se han hallado los esqueletos. / Kristina Killgrove y Janet Montgomery]

Del total de restos hallados, las investigadoras escogieron una muestra de 105 esqueletos para el análisis químico de los isótopos de estroncio y 55 para los de oxígeno y carbono contenidos en los dientes y huesos. Gracias a este examen, han averiguado que las regiones de origen de los individuos podrían ser alguna de las islas del mar Tirreno, los Alpes o incluso el norte de África.

Además, los resultados del análisis químico desvelan que estas personas se alimentaban sobre todo de trigo, legumbres, carne y pescado, resultado de una posible adaptación a la dieta romana del momento.

La historia de mujeres, niños, inmigrantes y esclavos

“Estudiar los restos humanos de grupos subrepresentados significa que podemos entender la historia desde otro punto de vista”, dice la antropóloga

“La historia de Roma la han escrito en su mayoría ciudadanos adinerados e instruidos, por lo que han quedado excluidas las voces de mujeres, niños, pobres, inmigrantes y esclavos. Ser capaces de estudiar los restos humanos de estos grupos subrepresentados significa que podemos entender la historia desde otro punto de vista”, indica Killgrove.

Sin embargo, aunque su estudio es el primero que ha proporcionado datos de personas que no nacieron en Roma, las autoras sostienen que son necesarios más análisis químicos y de ADN para conocer los lugares de origen concretos de los individuos hallados.

Según las antropólogas, futuras investigaciones ayudarán a contextualizar y a entender mejor los movimientos demográficos en la época de la Roma Imperial.

“Ahora mismo estoy realizando una nueva investigación en otro cementerio cerca de Roma. Gracias a ese nuevo estudio, contaremos con más esqueletos y datos bioquímicos para ampliar nuestro conocimiento sobre la vida y la muerte en el periodo de la Roma imperial”, concluye Killgrove.

Referencia bibliográfica:

Kristina Killgrove y Janet Montgomery. “All Roads Lead to Rome: Exploring Human Migration to the Eternal City through Biochemistry of Skeletons from Two Imperial-Era Cemeteries (1st-3rd c AD)”. PLoS ONE 11(2). 10 de febrero de 2016. DOI:10.1371/journal.pone.0147585

11 febrero 2016 at 2:10 pm 1 comentario

Nueva vida para la necrópolis paleocristiana de Tarragona

El cementerio romano, con tumbas desde el siglo I a. C., estaba cerrado desde 1992

necrópolis-paleocristiana-Tarragona

Primeros visitantes de la renovada necrópolis paleocristiana de Tarragona. / JOSEP LLUIS SELLART

La necrópolis paleocristiana de Tarragona, cerrada desde el año 1992, vuelve a estar abierta al público desde este fin de semana. El Departamento de Cultura de la Generalitat organizó ayer la primera visita al recinto en veinte años, coincidiendo con el Día Internacional de los Museos. El espacio renace con un nuevo itinerario por los recovecos de lo que es considerado como el conjunto funerario tardorromano a cielo abierto más importante del Imperio en Occidente. Las obras de puesta de largo, iniciadas en enero, han sido financiadas por Cultura con un coste de 225.000 euros. “Cataluña recupera una de sus joyas, es increíble que aún no estuviese realizada la restauración”, afirmó ayer el consejero de este departamento, Ferran Mascarell.

Los trabajos, realizados por un equipo multidisciplinar, se han centrado en recuperar la imagen que podría haber tenido el vestigio en época romana y en trazar por él un recorrido coherente. También se han protegido enterramientos degradados, puesto de relieve restos de interés y delimitado visualmente las diferentes áreas con pavimentos cromáticos. La funcionalidad del cementerio es clave para entender el proceso de implantación del primer cristianismo en la urbe, explicaron ayer Jacqueline Pacheco, arquitecta de los Servicios Territoriales del Departamento de Cultura en Tarragona, y Josep Anton Remolà, arqueólogo del Museo Nacional Arqueológico de Tarragona (MNAT). Ambos han sido los encargados de pilotar las actuaciones.

La revitalización del yacimiento, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en 2000, era una exigencia de la localidad por su valor histórico: Está ubicado en lo que un día fue una extensa zona suburbial de la antigua Tarraco, donde coexistían edificaciones residenciales, talleres y entierros. Los restos arqueológicos están vertebrados por un vial romano paralelo a la orilla del río Francolí, que conectaba el suburbio portuario con las principales salidas de la ciudad, como la Vía Augusta. Al este del vial se encuentran los restos de una antigua casa romana (domus) y al oeste se conserva un sector de la necrópolis paelocristiana. Esta abarca restos romanos de un periodo muy extenso de tiempo, desde el siglo I a. C. hasta el siglo VII d. C. En el área del cementerio se han recabado unas 2.051 inhumaciones que abrazan desde el siglo III d. C. hasta el periodo visigodo. “Pero continúa habiendo tumbas sin excavar”, explicó Remolà.

Los restos fueron depositados en ataúdes de madera, humildes losas, ánforas o sarcófagos de mármol, plomo y piedra e incluso mausoleos, dependiendo de la clase social a la que pertenecían. También se celebraron entierros colectivos en el lugar, que abarca 2.000 metros cuadrados. Además, los arqueólogos manejan la hipótesis de que los restos se encontraban colocados tanto alrededor como en el interior de una basílica. En ella se ha querido identificar una tumba con inscripciones alusivas a tres mártires de Tarraco, Fructuoso, Augurio y Eulogio, quemados vivos en la arena del Anfiteatro. Ballesteros recordó ayer otro hallazgo en los terrenos; el de la conocida como muñeca de Ivori, que data del siglo IV d. C. Aparecida dentro de un sarcófago junto a los despojos de una niña de seis años, que sobrepasa los 20 centímetros de altura y, además, su espalda, codos y rodillas están articuladas.

La necrópolis, recordó Remolà, fue descubierta en 1923. El hallazgo ocurrió durante la construcción de una factoría de la Compañía de Tabacos en la orilla de río. El sacerdote Joan Serra i Vilaró se dedicó con intensidad durante una década a excavar los terrenos. Por eso el espacio encierra otra curiosidad: Tanto apego sentía por la necrópolis el canónigo de la catedral de Tarragona que ordenó ser enterrado en ella. Hoy su tumba preside el espacio. “Su cuerpo fue embalsamado y colocado en una especie de búnker de hormigón”, narró Remolà.

Mascarell aseguró que la intervención de la necrópolis sigue siendo el paso previo de otro proyecto más ambicioso; el de trasladar a La Tabacalera el MNAT, la Biblioteca Pública de Tarragona y el Depósito Nacional Arqueológico. Pero la promesa tendrá que seguir aguardando porque la operación, que debería contar con la implicación del Estado, la Generalitat y la administración local, permanece paralizada. “Estamos centrados en definir bien el proyecto porque es fundamental para articular todo el sistema museístico arqueológico de la ciudad de Tarragona y del futuro del país”, concluyó el consejero.

Fuente: Mercè Pérez Pons | El País

19 mayo 2013 at 8:45 am Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente