Posts tagged ‘campamento romano’

Las cenizas de un legionario romano del siglo II, halladas en una olla en Israel

Una olla de cocina con restos, probablemente, de un legionario romano. / Yotam Tepper

Fuente: Ekaterina Rusakova / Texto traducido por María Cervantes | N + 1
29 de diciembre de 2017

Los arqueólogos de la Oficina de Antigüedades de Israel hallaron edificios de piedra y varios cientos de artefactos durante las excavaciones del antiguo campamento militar romano en el norte de Israel, informa Haaretz. Los científicos también encontraron una cueva artificial en la que había una olla de cocina con restos de un hombre incinerado, probablemente un soldado. En los siglos II-III d. C. en el campamento fue acantonada la Legio VI, que participó en la represión de la rebelión de Bar Kojba en 132-135.

La Legio VI Ferrata (Legio VI Ferrata Fidelis Constans) fue formada en la época de la República Romana. Bajo el liderazgo de Julio César, los legionarios participaron en la Guerra de las Galias. Más tarde, el gobernante los transfirió a Egipto. Desde el año 69 d. C., la Legio VI participó en la toma de Jerusalén. En el año 132, los soldados fueron enviados a luchar contra el levantamiento judío dirigido por Bar Kojba. Después de su represión, la Legio VI fue acuertalada en Galilea, cerca de la ruta comercial de importancia estratégica que lleva de Egipto a Siria. El lugar donde se construyó el fuerte lo empezaron a llamar Legio. En ese momento, las legiones tenían de 4.000 a 6.000 meimbros. Para el Mediterráneo oriental de esa época, un asentamiento de 5.000 personas se consideraba una gran ciudad. La última mención conocida de la legión se encuentra en las monedas con su número, halladas en Cesarea, Israel, que datan del año 244. A finales del siglo IV se considera que la legión fue disuelta, ya que no se menciona en la lista de autoridades del Imperio Romano.

Tabla de la Legio VI: VEXILLA TIO LEG VI FERR (escuadrón VI de la legión blindada)

Las excavaciones en Legio se llevaron a cabo en los años 2002 y 2003 y luego en 2013. Los arqueólogos liderados por Yotam Tepper descubrieron fragmentos de edificios, incluido el pretorio -la casa del comandante-. En 2017, los investigadores descubrieron los restos de la sede de la legión. Era un gran complejo con dimensiones de 100 × 100 metros, con una columnata en la fachada y una columnata dentro del edificio.

Las puertas que dirigen a la sede de la legión. / Yotam teper

 

Huellas de la sandalia de un legionario. / Yotam Tepper

Los arqueólogos han revisado lo hallado en la sede de la legión. Además de los productos petrificados de los legionarios, encontraron 200 monedas romanas de los siglos II-III d. C., fragmentos de cerámica, pedazos de vidrio y huesos de animales. Además, los científicos encontraron en el campamento una cueva artficial, y en ella una olla de cocina con los restos de un hombre incinerado, probablemente un soldado. “El entierro de restos cremados en ollas de cocina era una práctica común de los soldados romanos de la época. Encontramos varios otros entierros similares en todo el campamento”, dice el jefe de excavación Jotam Tepper.

Recientemente, arqueólogos israelíes descubrieron el lugar donde las tropas romanas irrumpieron en Jerusalén durante la guerra de los años 69-73. La ciudad fue destruida casi por completo, y el templo de Jerusalén fue destruido por el fuego.

 

30 diciembre 2017 at 11:06 am Deja un comentario

El yacimiento romano de Cáceres El Viejo mejora su centro de interpretación con una inversión de 300.000 euros

El yacimiento romano de Cáceres el Viejo, datado en el año 78 antes de Cristo, ha mejorado su instalación y el centro de interpretación con la inversión de más de 300.000 euros que ha realizado la Junta de Extremadura para darle una mayor entidad, consolidar sus estructuras y permitir un mejor conocimiento sobre este campamento militar romano.

Foto: JUNTA DE EXTREMADURA

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.com

CÁCERES, 5 Abr.- La secretaria general de Cultura, Miriam García Cabezas, ha visitado este miércoles este yacimiento acompañada del director general de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural, Francisco Pérez Urbán y la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado.

García Cabezas ha destacado la importancia de la intervención realizada «que permite una interpretación más completa, profundizando en el conocimiento del yacimiento, posibilitando la consolidación de las estructuras existentes». La responsable de cultura también incidió en la importancia de estos restos arqueológicos, que vienen a sumar atractivos turísticos a la ciudad de Cáceres.

La intervención ahora realizada en este yacimiento, que pertenece a la época republicana del Imperio Romano ha permitido mejorar las estructuras y vestigios existentes, como la Porta Praetoria, las esquinas nordeste y noroeste, la Porta Principalis Sinistra y restos de muros.

Además, se ha desarrollado una prospección geofísica realizada mediante elementos electromagnéticos y georadar, que ha posibilitado conocer las zonas de mayor incidencia de restos sin necesidad de desarrollar excavaciones. Esto permite tomar mejores decisiones sobre el yacimiento, del que se han obtenido interesantes datos sobre su proceso de construcción, vida, abandono e investigación.

La principal aportación y mayor inversión de la intervención ha sido la construcción de dos estructuras contemporáneas de acero que permiten ilustrar la altura y conformación real del campamento en lo que respecta a sus defensas, concretamente en la esquina noroeste y la Porta Principalis Sinistra, lo que mejora de manera significativa la posibilidad de comprender este yacimiento.

Su construcción ha sido «muy respetuosa» con los restos arqueológicos (por ejemplo, los muros no están en contacto con los restos de mampostería) mientras que los pilares se han ido adaptando a las necesidades arqueológicas. La estructura de la Puerta Principalis tiene una altura de tres metros hasta la zona de defensa y una barandilla de un metro, con lo que de alto tiene entre 4 y 5 metros de altura según el desnivel del terreno.

Además, tiene dos torres enmarcando lo que sería la puerta y el mismo ancho que la muralla original, cuatro metros, en la que se ha «reconstruido» una distancia de unos 30 metros de largo. La intervención en la esquina es similar, aunque sin torres y con un desarrollo de unos 20 metros.

Al mismo tiempo, se han realizado mejoras en el centro de interpretación que han incluido cuestiones como la eliminación de humedades, mejora de la ventilación, restauración de la carpintería exterior de madera, construcción de acerado perimetral con drenaje, instalación de iluminación en la plaza exterior y reparación del camino de acceso, según informa el Gobierno regional en nota de prensa.

CÁCERES EL VIEJO

El origen del yacimiento Cáceres el Viejo es un campamento romano que contaba con una planta en forma de rectángulo casi perfecto de 24 hectáreas de extensión, rodeada por una muralla de cuatro metros de anchura, formada por dos muros de pizarra y cuarcita y con un sistema defensivo que se completaba con dos fosos excavados en el suelo.

A lo largo del siglo XIX, ya fue identificado por varios estudiosos locales como una obra de fortificación militar romana, pero no fue objeto de excavaciones hasta principios del siglo XX a través de varias campañas dirigidas por el alemán Adolf Schulten.

Posteriormente, el yacimiento no sería excavado hasta 2001 gracias al impulso público del Proyecto Alba Plata. En 2010, con motivo de una escuela taller, se desarrolló otra intervención que permitió conocer diversas estructuras inéditas y ahora, a través del Proyecto Ciudades Romanas, se ha desarrollado una nueva e importante actuación centrada en su protección, rehabilitación y reconstrucción.

La intervención en Cáceres el Viejo forma parte del proyecto Ciudades Romanas de Extremadura, a través del que se han actuado en ocho yacimientos arqueológicos de la región: Cáparra, Medellín, la Villa Romana de La Majona (Don Benito), Regina (Casas de Reina), Nertobriga (Fregenal de la Sierra), Contributa Iulia (Medina de las Torres), Augusta Emérita (Mérida), junto con el propio Cáceres El Viejo. La inversión, con financiación de fondos europeos Feder, ha superado los tres millones de euros.

Las intervenciones realizadas en los citados yacimientos extremeños han permitido habilitar nuevos circuitos de visita o renovar los existentes, consolidar estructuras y elementos de adorno arqueológicos así como restaurarlos cuando ha sido necesario.

También se han construido elementos arquitectónicos que facilitan la visión de estos restos, se han mejorado sistemas de iluminación, o renovado los elementos informativos, además de cubrir las estructuras frágiles para facilitar su conservación y mejorar la accesibilidad en general.

 

6 abril 2017 at 5:27 pm Deja un comentario

Aparece el campamento primitivo de Pol·lèntia en una prueba con georradar

campamento_pol·lèntia

Nuevas pruebas geofísicas han dado un vuelco a la investigación en el yacimiento de Pol·lèntia al detectar «las trazas del campamento que se asentó en la zona antes de que la ciudad fuera ciudad, el campamento primitivo».

Fuente: A. Largo > Alcúdia   |  Última Hora
23 de agosto de 2016

Las fuentes escritas sitúan la fundación de la ciudad romana de Pol·lèntia, en Alcúdia, en el año 123 antes de Cristo. Arqueólogos e investigadores llevan décadas trabajando sobre el terreno y los materiales hallados hasta la actual campaña sólo les habían permitido retroceder hasta el 75 antes de Cristo. Este desfase temporal parece resolverse este 2016 con un importante hallazgo.

Las conclusiones de unas nuevas pruebas geofísicas, desarrolladas durante el mes de junio, han dado un vuelco a toda la investigación al detectar «las trazas del campamento que se asentó en la zona antes de que la ciudad fuera ciudad, el campamento primitivo» de Pol·lèntia.

Los directores de la excavación, Miquel Àngel Cau y Esther Chávez, esperan confirmar el hallazgo en la campaña del próximo verano.

La investigación, además de este hallazgo, confirma que la extensión del yacimiento es aún mayor de lo que hasta ahora creían, alcanzando ya las 22 hectáreas de superficie, confirmó Esther Chávez, quien explicó que «ya se intuía que podría estar entre las 15 y 20».

 

23 agosto 2016 at 9:38 am Deja un comentario

Los arqueólogos de la Carisa buscan un tercer campamento romano en Carracedo

Las excavaciones, que también actuarán en Llagüezos, se iniciarán el lunes

llagüezos

El entorno del pico Llagüezos, donde se encuentran los yacimientos.

Fuente: J. VIVAS > Villamanín (León)  |  La Nueva España
2 de julio de 2016

Las excavaciones vuelven a la vía romana de la Carisa. El equipo de arqueólogos comandado por Esperanza Martín acudió ayer hasta el entorno del pico Llagüezos, en la frontera entre León y Asturias, para dar comienzo a esta nueva campaña. Las labores se centrarán en la parte leonesa del campamento romano de Llagüezos y en el descubrimiento de un más que probable nuevo asentamiento en Carracedo, en la vertiente asturiana. Junto a la arqueóloga también acudieron los alcaldes de Aller, Lena y Villamanín (León), David Moreno, Ramón Argüelles y José Luis García, respectivamente. Estos ayuntamientos, junto al Principado y la Junta de Castilla y León, han sido partícipes en la financiación de esta campaña, que contará con 17.000 euros para un mes de excavaciones.

Los trabajos no comenzarán hasta el próximo lunes. Ayer sólo fue una primera toma de contacto para analizar, sobre el terreno, cómo se desarrollarán las excavaciones. «Vamos a realizar una segunda fase de desbroce, prospección y excavación en las zonas de Llagüezos y Carracedo», apuntó Martín. La arqueóloga destacó que, en el primer asentamiento, «vamos a intervenir en la zona leonesa, donde todavía no habíamos estado, haremos un desbroce, un levantamiento topográfico y prospectaremos mediante teledetección todo el terreno para poder recuperar materiales y depositarios después en el Museo Arqueológico de León». En Carracedo se trata de hallar un nuevo asentamiento. «Por las investigaciones sabemos que vamos a encontrar un campamento, porque es un pequeño foso en forma de V, es un modelo más o menos reiterado», explicó. El equipo estará formado por seis arqueólogos a los que se sumarán restauradores y trabajadores municipales. También habrá coordinadores científicos, topógrafos y voluntarios.

El alcalde de Aller se mostró entusiasmado con este proyecto, destacando que «la Carisa tiene aún mucho por aportar a la historia asturiana y la cultura de nuestros territorio». El regidor lenense, por su parte, resaltó la «apuesta por estos yacimientos, que tienen que ser un sitio de valor histórico y turístico». Por último, el responsable municipal de Villamanín, nuevo en estas lides, afirmó que «creemos que esto puede tener un potencial turístico a corto plazo, espero que las administraciones se impliquen más con este proyecto en caso de que resulte exitoso». Tras el mes de excavaciones, el trabajo continuará en el laboratorio y se analizará la posibilidad de ampliar el periodo de excavaciones.

 

2 julio 2016 at 9:30 am Deja un comentario

Aquí vivían 400 soldados romanos

Las excavaciones en el campamento de Cidadela, en Sobrado (A Coruña), se reiniciarán en breve

cidadela

Fuente: ELENA SILVEIRA > Sobrado  |  La Voz de Galicia
330 de junio de 2016

En el campamento romano de Cidadela, en Sobrado dos Monxes, vivían unos 400 soldados de la cohors I Celtiberorum, unidad perteneciente a la Legio VII Gemina. Es decir, la legión encargada de defender la provincia de Lugo y el norte de A Coruña. Las 2,4 hectáreas de terreno que ocupaba el campamento estaban configuradas como un acuartelamiento militar. De hecho, tenían enfermería, cocina, zona de adiestramiento… «Y todos los elementos necesarios para vivir». Emilio González Ramil conoce muy bien este yacimiento: fue el arqueólogo que dirigió las últimas excavaciones tras el trabajo del profesor Caamaño Gesto. Explica que hay una parte mínima explorada, y que gracias a los 90.000 euros que la Xunta destinará a nuevas prospecciones (el 80 % está financiado con fondos Feder) se podrá seguir estudiando este asentamiento defensivo romano, el más importante de los conocidos en Galicia junto al existente en Ourense.

Aunque todavía no se sabe el nombre de la empresa que desarrollará el proyecto, desde la Consellería de Cultura indican que se excavará un área de la muralla (tanto su exterior como interior) del lado oeste. «Esta actuación debe permitir a restitución e consolidación da muralla e deixar á vista o espazo intervallum (la distancia hasta donde alcanza una lanza)». Además, según indicaron desde la Xunta, se realizará un sondaje para comprobar el estado de conservación de la muralla en el lado sur del campamento, un espacio que quedó más diluido debido a la presencia de construcciones como la iglesia y el cementerio parroquial de Santa María de Cidadela. Emilio González explica que se han descubierto ya dos hornos de cocción de pan en el parámetro interior de la muralla, por lo que es probable que aparezcan más e incluso desenterrar la base de la torre de refuerzo «que realzaba la defensa de esta estructura militar». El praetorium (donde residía el comandante de la legión) ya está a la vista y también el principia (las zonas cercanas a los barracones de los soldados).

«Aparecen puntas de lanza y fíbulas»

Emilio González Ramil dirige los trabajos de limpieza que en este momento se están realizando en el yacimiento y que permitirán mejorar sus condiciones de conservación. Dice que se ha encontrado mucho material constructivo, pero también utensilios de cocina, cerámica fina romana (las sigilatas hispánicas eran importadas de otras zonas, ya que en el ámbito de Galicia no se fabricaban), cerámica común, «pero también puntas de lanzas, flechas o fíbulas de bronce, los broches que utilizaban en las vestimentas». El campamento, según señala González Ramil, data de los siglos I y II d. C., pero fue abandonado sobre el siglo V, cuando las legiones de esta zona se desplazan al norte para defender los territorios del imperio de las invasiones germánicas. Relata que en los siglos VI y VII se vuelve a «reutilizar» el campamento por los habitantes de la zona, que dejaron sus vestigios en los restos de una pequeña basílica y tumbas de enterramientos tardorromanos.

 

Guardar

30 junio 2016 at 9:35 am Deja un comentario

La Carisa esconde un tercer campamento que será excavado este verano

La campaña estival empezará el 4 de julio con una financiación de 17.000 euros, 4.000 más de los previstos

la_carisa_moreda

Martín, Moreno, Oblanca y Argüelles, ayer, en Moreda.J. R. SILVEIRA

C. M. BASTEIRO > Moreda (Aller)  |  La Nueva España
23 de junio de 2016

Los arqueólogos investigarán este verano un nuevo yacimiento que apunta a ser el tercer campamento romano de La Carisa. El recinto está en Carroceo y, según el estudio preliminar, está atravesado por la vía Carisa. Los trabajos arrancarán el próximo mes de julio, el día 4, con una financiación de 17.000 euros, 4.000 más de los previstos, dividida entre aportaciones económicas y la cesión de recursos humanos y materiales para los trabajos. También se hará una teledetección y una reproducción topográfica del recinto de L.lagüezos, con la ampliación de la intervención hacia la vertiente leonesa, en Villamanín.

«La premisa preliminar es que se trata de un yacimiento de época romana y con naturaleza militar», destacó Esperanza Martín, responsable de la investigación. Una premisa que se tendrá que corroborar con teledetección, desbroces y, si la meteorología y los medios lo permiten, una excavación. El yacimiento de Carroceo está a tres kilómetros de Curriel.los, la misma distancia que separa ese último recinto de L.lagüezos. «Están jalonados a distancias regulares y de marcha que permiten intervisibilidad entre los diferentes campamentos», afirmó Martín.

La presencia del tercer gran enclave romano de La Carisa parece clara, pero la arqueóloga hizo una llamada a la prudencia: «Por desgracia, este tipo de recintos no muestran su naturaleza castramental hasta que son georreferenciados». Los detalles de la ubicación sí están claros: el recinto está localizado entre los municipios de Aller y Lena, limita con un acantilado y la vía Carisa cruza el recinto.

Los trabajos sobre el terreno arrancarán a principios de julio, pero los arqueólogos ya han hecho labores preliminares. Es el caso de la toma de fotografías con drones, permitida desde la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales. Esperanza Martín encabezará un equipo de trabajo que completan otros cuatro arqueólogos y varios restauradores. Completarán el equipo trabajadores municipales que cederán los ayuntamientos, aún por determinar el número.

La arqueóloga hizo estas declaraciones después de mantener un encuentro con los alcaldes de Lena, Aller y Villamanín, David Moreno, Ramón Argüelles y José Luis Oblanca, respectivamente. Los tres consistorios harán aportaciones cuantificadas en 3.000 euros, que se suman a los 4.000 del Principado y otros tantos de la Junta de Castilla y León. «Ha sido un gran esfuerzo para las administraciones», señaló Moreno. Argüelles, por su parte, llamó a la colaboración: «Juntos podemos hacer algo grande».

 

Guardar

Guardar

23 junio 2016 at 9:08 am Deja un comentario

El tesoro escondido de la Carisa

Junta y Ayuntamiento se unen para realizar las primeras prospecciones arqueológicas en la zona leonesa de la Carisa en busca de un castro romano excepcional que podría ser capital para el futuro turístico de la zona

la-carisa-reconstruccion

Reconstrucción del campamento de la Carisa.

Fuente: Javier Calvo  |  Leonoticias.com     19/04/2016

Villamanín se encomienda a la Carisa y al yacimiento romano que se esconde bajo en su territorio. En realidad en el Ayuntamiento de esta localidad se cree que, en el mejor de los sentidos, en esta zona esconde todo un tesoro.

Junta y Ayuntamiento se unen para realizar las primeras prospecciones arqueológicas en la zona leonesa de la Carisa en busca de un castro romano que el edil de la localidad, José Luis García Oblanca, califica como «excepcional».

Lo importante, remarca, es que «por fin se van a hacer prospecciones arqueológicas en el campamento romano de la Carisa en la zona de León, en concreto de Pendilla perteneciente al Ayuntamiento de Villamanín».

Las excavaciones darán inicio tras un trabajo previo realizado con una aportación de 6.000 euros realizada por Junta y Ayuntamiento. «Es una inversión que nos permitirá acometer lo que podríamos denominar la radiografía de la zona y a partir de ahí avanzar», ha recordado el edil.

José Luis García Oblanca ha agradecido la colaboración de «la arqueóloga que va a llevar las excavaciones Esperanza Martín Hernández que sin el apoyo de ella y el conocimiento de la zona no se podía haber hecho».

Los trabajos de este año comenzarán si el tiempo lo permite en junio y tendrán una duración de 2 meses. En esos trabajo se acometerá el desbroce del campamento, levantamiento topográfico y prospección con metalodetección.

El campamento

El Campamento romano de La Carisa es un yacimiento arqueológico situado junto a la vía de La Carisa, en el cordal de Carraceo entre los concejos asturianos de Aller y Lena. Tiene un origen romano y probablemente militar, como lo demuestran el medio centenar de objetos encontrados: dos monedas, puntas de jabalina y pilum y algún dardo del tipo del de las balistas.

La vía de la Carisa atraviesa la cordillera Cantábrica de sur a norte a través del cordal de Carraceo, entre los concejos de Aller y Lena. El camino comienza en Pendilla (Villamanín) y transcurre por la cima del cordal, evitando los valles y collados. Su origen es romano y por sus características puede considerarse una vía estratégica desde el punto de vista militar.

Destaca la pervivencia del topónimo Carisa, que la relacionan con el general romano Publio Carisio, legado en Lusitania entre los años 26 a. C. y 22 a. C. que intervino en las guerras contra los Astures. Este topónimo aparece documentado por primera vez en el archivo catedralicio de Oviedo, en una donación a la Iglesia de Oviedo del año 1036 en la que se hacen referencia a diversos lugares de Aller y Lena situándolos «sub monte Carisa».

 

19 abril 2016 at 9:06 pm 1 comentario

El enclave romano que León no quiere destapar

Aparece otro campamento en la Carisa, mientras la parte leonesa sigue inédita

La Carisa

Imagen de archivo de las excavaciones que se han llevado a cabo en la Carisa

Fuente: VERÓNICA VIÑAS > León  |  Diario de León     24/12/2015

Hay excavaciones que son molestas. Cuestan mucho dinero y los resultados siempre están en el aire. La Carisa es una de ellas. La arqueóloga leonesa Esperanza Martín acaba de localizar un nuevo yacimiento en este enclave ‘en tierra de nadie’ en la frontera entre León y Asturias. Según ella, se trata de un campamento de legionarios. Un recinto militar de menores dimensiones a los que han salido a la luz. Un acantonamiento muy próximo a los localizados hasta ahora, por raro que parezca. «Nadie podía creer que podía haber tantos campamentos, pero este es el tercero», dice Martín.

La calzada en la que los romanos construyeron a 1.500 metros de altitud su gran ‘autopista’ de 42 kilómetros para conquistar la salida al mar desde las montañas leonesas ha aflorado un nuevo yacimiento. Es, según todos los indicios, un nuevo campamento militar. Averiguar por qué estaba allí y cuál era su función seguirá siendo un enigma durante bastante tiempo. Esperanza Martín carece de fondos para esclarecer uno los enclaves más sorprendentes, entre Lena y Aller, a pocos kilómetros de Villamanín.

Un yacimiento arqueológico entre Asturias y León que las administraciones de ambas comunidades se resisten a sacar a la luz. De momento, sólo el Principado ha apostado por desentrañar la vía romana que comunicaba Asturias y León por un territorio escarpado a lomos de la Cordillera Cantábrica. El recinto descubierto por Esperanza Martín tendría, aparentemente, menores dimensiones que los localizados en esta zona hasta la fecha. El Principado ha sido quien ha financiado en pequeñas dosis la exploración de una vía romana que podría explicar la expansión de las legiones leonesas hacia la costa. La Junta, por el contrario, ha sido reticente a la hora de sufragar unas prospecciones con más interés histórico que turístico. Y es que las excavaciones son difíciles de rentabilizar. Esperanza Martín reconoce que, aunque la vertiente sur (en León) por su situación, tiene necesariamente que ‘esconder’ los enclaves más interesantes, apenas se han tocado por falta de subvenciones. Y es que sería injusto excavar en León cuando el que paga es el Principado de Asturias. La vertiente leonesa, de hecho, es un territorio inexplorado.

Los hallazgos revelan que el enclave de la Carisa pudo estar íntimamente ligado al desarrollo de la monarquía asturiana y, por lo tanto, al desarrollo del Reino de León. Las fortificaciones del Homón de Faro y del Muro en la Mesa constituyen una de las últimas resistencias del reino visigodo frente a la invasión islámica.

La Carisa sigue siendo una de esas piezas que, si no se resuelve, dejará incompleto el mapa de la romanización de la Península. Fue en la campaña de 2012 (financiada por los municipios de Villamanín, Asturias y Aller), la que desenterró importantes vestigios de la historia romana en esta zona. En el límite natural entre León y Asturias, los arqueólogos hallaron abundante material bélico. El hallazgo más importante , no obstante, fue una moneda, un denario de plata acuñado entre los años 89 o 90 antes de Cristo. . Es la moneda más antigua que se ha encontrado hasta el momento en Asturias y, por lo tanto, sitúa a la Carisa como el primer enclave romano en el territorio que actualmente ocupa la región

Los expertos ya conocían el camino que siguieron las legiones romanas para conquistar Asturias y también su defensa, pero quedaba por saber cuál fue su primer paso en el territorio asturiano. La respuesta a esta pregunta llega con los resultados de la campaña en el campamento de L.lagüezos, un yacimiento que está construido literalmente entre Lena y Villamanín y que pone cronología al avance de los legionarios: L.lagüezos fue ocupado en torno al año 24 antes de Cristo. Y tenía capacidad para albergar al menos a media legión, es decir, 2.500 hombres.

Asturias lleva meses intentando declarar Bien de Interés Cultural la calzada romana que unía Asturias y León por un punto tan abrupto como Villamanín-Lena.

24 diciembre 2015 at 12:24 pm Deja un comentario

Las excavaciones descubren 
la muralla occidental de Aquis

La campaña en el yacimiento romano concluye con la delimitación de las letrinas y un nuevo barracón

muralla Aquis

Los operarios delimitan un tramo de la muralla occidental del campamento militar romano. (FOTO: MARCOS ATRIO)

Fuente: LAURA FERNÁNDEZ  |  La Región     31/10/2015

El campamento militar romano Aquis Querquenis de Porto Quintela, en Bande (Ourense), suma nuevos espacios habitacionales a añadir al espacio museístico al aire libre que representa el yacimiento ubicado en los márgenes del embalse de As Conchas. La campaña de excavaciones de 2015, desarrollada los meses de septiembre y octubre, ha permitido definir las letrinas y un nuevo barracón de tropas en el ala occidental del campamento, así como el descubrimiento de un tramo de la muralla. «El balance es bueno, este año hemos llevado a cabo excavaciones en tres cuadrículas de 10×20 metros, completando lo excavado en 2014», comenta el arqueólogo Santiago Ferrer, director de la campaña promovida por la Fundación Aquae Querquennae-Vía Nova, que explica que de cara a 2016 confían en sacar a la luz la totalidad de los espacios para que «en 2017, ya con una cantidad de restos considerables, completar la consolidación del yacimiento», en referencia a la reconstrucción de los muros a media altura para facilitar la comprensión de los visitantes.

En el transcurso de esta campaña, los cinco operarios que han trabajado bajo la supervisión de Ferrer, han descubierto varios restos de cerámica y un denario Domiciano, una moneda de plata del siglo I. «Este campamento fue abandonado por el traslado de la unidad, por lo que no se localizan grandes cantidades de objetos, pero si algunos trozos de vajillas de mesa y, como este año, un denario Domiciano», resaltaba Ferrer, que explica cómo las piezas ya están en manos de sus depositarios, el Museo Arqueológico Provincial.

Las primeras excavaciones en el yacimiento banduense comenzaron en 1979 y, desde entonces, «se ha descubierto el 50% del campamento, que tiene una superficie interior de dos hectáreas y media, luego hay que sumar la muralla y el foso perimetral», explica Ferrer, que calcula que en su periodo de mayor esplendor, el campamento llegó a cobijar 600 militares.

Sobre la zona pendiente de descubrir, el arqueólogo valdeorrés explica que «se concentra en la parte oriental, que es donde creemos que estaba la contingencia de caballería y donde debe estar el Pretorio, el cuartel del mando superior».

31 octubre 2015 at 10:41 am Deja un comentario

Arqueólogos alemanes encuentran el campamento de Varo en Germania

El reciente hallazgo arqueológico de un campamento romano en Baja Sajonia ayuda a redibujar el mapa de la historia romana de Alemania.

campamento-varo

Los arqueólogos de la Universidad de Osnabrück que están realizando las excavaciones / ABC

Fuente: ROSALÍA SÁNCHEZ > Berlín  |  ABC    21/10/2015

Si los alemanes beben cerveza en lugar de vino, aliñan con mantequilla y no con aceite de oliva, o siguen hablando una lengua endiabladamente hostil a los herederos del latín es porque nunca fueron romanizados. Y se lo deben a Arminio, un líder germano que contuvo a las legiones e impidió la creación de una provincia romana en la margen derecha del Rin. La gesta de Arminio, sin embargo, se ha mantenido a lo largo de los siglos en la niebla del mito nacional germánico, puesto que el único testimonio arqueológico de su victoria era una piedra funeraria con el nombre del centurión Marcus Caelius y una inscripción que documenta que murió en la Batalla de Varus. Ahora, el reciente hallazgo arqueológico de un campamento romano en Baja Sajonia arroja una primera luz científica sobre la leyenda y ayuda a redibujar el mapa de la historia romana de Alemania.

Se trata de un campamento romano de tiempos de Cristo en lo que hoy es Wilkenburg, al sur de Hannover, en el que según los primeros indicios llegaron a concentrarse al menos durante unos cuantos días unos 20.000 soldados romanos fuertemente armados, lo que equivale a tres legiones y a una décima parte del total de las tropas del imperio. Es el primero de su tipo hallado en el norte de Alemania y concretamente estuvo ocupado, según las primeras mediciones, entre el año 12 a.C. y el 9 d.C.. Desde él parten además, en varias direcciones, rutas de 20 kilómetros en las que se encuentran otros pequeños campamentos auxiliares. Junto a restos de sandalias romanas, pinzas y fíbulas, en total varios cientos de objetos y restos, han sido halladas monedas de la época del emperador Augusto. Hay denarios romanos acuñados en Lyon y otras monedas de origen celta. Su pormenorizado estudio aportará precisión al descubrimiento, mientras el trabajo de campo ha cumplido ya sus primeros objetivos.

Fueron unas imágenes aéreas lo que llamó la atención de los arqueólogos estatales del Land de Baja Sajonia y comenzaron las excavaciones en un área de 500 por 600 metros. Harald Nagel, afanado en el repaso con detectores de metales de unas 30 hectáreas de terreno, se muestra prudente en su valoración del hallazgo. «Los estudios de las monedas están todavía en su fase preliminar y es pronto para sacar conclusiones», dice, pero reconoce que «el yacimiento demuestra que Hannover y sus alrededores fueron un punto de importancia histórica y estratégica muy superior a lo que se estimaba hasta ahora».

Al igual que las legiones de Varus, los trabajos arqueológicos han de vérselas con constantes y copiosas lluvias que convierten las trincheras de excavación en auténticos barrizales cada dos por tres. «Tácito ya describió sobre la batalla de Varus que llovían perros y gatos», recuerda el arqueólogo Hening Hassmann, que destaca el cruce de rutas norte-sur y este-oeste que fue elegido para instalar a las tropas romanas.

En efecto, en 1515, el humanista Ullrich von Hutten descubrió en el primer libro de los Anales de Tácito una referencia a «Arminius», de quien el historiador romano decía que había infligido una derrota a Roma cuando el imperio estaba en todo su esplendor. Tácito calificaba a Arminius como el verdadero liberador de Germania. Ullrich von Hutten tomó las lacónicas apreciaciones de Tácito sobre Arminius y publicó en 1529 un diálogo póstumo titulado «Arminius», que cultivaron los los protestantes para subrayar la independencia no ya ante la Roma imperial sino ante la iglesia romana.

Hay consenso entre los historiadores sobre que Arminio, un germano que había formado parte del ejército romano y en quien Varus confiaba, formó una alianza entre varias tribus bárbaras y le tendió una trampa a Varus para hacerse con el control de la región. Las legiones romanas sucumbieron a una emboscada que terminó en carnicería. El actual hallazgo, por su importancia y dimensiones, apunta por ahora solamente a dos posibles lecturas: o bien el mismo Tiberio subió más al norte de lo que se había pensado hasta ahora, o fue Varus el que llegó hasta Hannover para allí morir y poner fin a la expansión romana en Germania.

21 octubre 2015 at 4:07 pm Deja un comentario

Entradas anteriores


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos

RSS Blogs en Χείρων·Chiron

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente