Posts tagged ‘arte clásico’

Valencia exhibe el sexo en la antigua Roma

Prostitución, adulterio, las posturas sexuales más comunes, la homosexualidad… se muestran “sin tabúes” en el Museo de Prehistòria

expo_mp_valencia1

Exposición ‘El sexe a l’època romana’ en el Museu de Prehistòria de Valencia (Raquel Abulaila / LVD)

Fuente: LA VANGUARDIA
26 de enero de 2017

Prostitución, adulterio, las posiciones más comunes para la práctica sexual, la homosexualidad, la sexualidad divina… Nada escapa a la muestra El sexe a l’època romana que exhibe el Museu de Prehistòria de Valencia hasta el próximo 30 de abril con el propósito de descubrir los aspectos más íntimos de la vida de los romanos.

La muestra recorre desde la República hasta el siglo IV y está producida por el Museu d’Arqueologia de Catalunya, a través de Arqueoxarxa -red catalana de museus de arqueología-, y comisariada por Joan Mayné y Esther Gurri, del Museu de Badalona. Incluye una selección de 80 piezas procedentes de las colecciones de 11 museos catalanes y de los textos latinos más sugerentes.

Durante su presentación, celebrada este jueves en el Museu de Prehistòria de Valencia, el diputado de Cultura, Xavier Rius, ha augurado que se trata de una muestra que “por su contenido y tratamiento que se hace de la sexualidad tendrá una gran acogida”. Asimismo, Rius ha agradecido “la complicidad establecida entre administraciones y los centros museísticos para poder traer esta retrospectiva itinerante hasta el museo de la Diputación”.

expo_mp_valencia2

Exposición ‘El sexe a l’època romana’ en el Museu de Prehistòria de Valencia (Raquel Abulaila / LVD)

Por su parte, el responsable de la Unitat de Difusió, Didàctica i Exposicions del museo, Santiago Grau, ha indicado que la exposición “complementa las temáticas propias del Museu de Prehistòria de Valencia” y se ha mostrado convencido de que servirá para captar “nuevos públicos y fidelizar a los ya existentes”. Asimismo, Grau ha explicado que la exposición irá acompañada de conferencias de temática diversa en relación a las prácticas sexuales que se practicaban durante la época romana y visitas guiadas a la muestra.

El director del Museu d’Arqueologia de Catalunya, Josep Manuel Rueda, ha destacado que es una exposición “muy cercana” que “aborda el sexo sin tabúes, sin complejos, con un discurso explícito, pero con rigor científico”. Rueda ha indicado que se ha convertido en una exposición “con muy buena acogida”, como lo acredita que más de 80.000 personas ya la han visitado durante las diferentes itinerancias. Finalmente, la directora del Museu de Badalona, Margarida Abras, ha destacado que esta “será la primera vez en que se puedan ver en un mismo museo las cuatro Venus catalanas originales, todo un privilegio”, en referencia a las Venus de Empúries, de Barcelona, de Badalona y la Venus del teatro de Tarragona.

Del sexo marital al divino

Dirigida esencialmente a un público adulto, la muestra se divide en diferentes ámbitos. El primer lugar, ‘Sexo y matrimonio’, dedicado a las relaciones entre hombres y mujeres, su evolución a través del tiempo y la posición de corrientes filosóficas como el epicureísmo y el estoicismo frente a las relaciones sexuales y el matrimonio.

Por otra parte, ‘Sexo, seducción y belleza’ aborda la atracción física y los recursos que se podían emplear para seducir a la persona deseada. ‘Prácticas sexuales’ describe las diversas formas de disfrutar del sexo documentadas en la sociedad romana y la consideración que se tenía, incidiendo en las múltiples relaciones que se podían entablar fuera de la pareja legalmente establecida, ya fuera con personas del mismo género o con personas que cobraban para practicar el sexo.

Seguidamente, el visitante se traslada del mundo de los hombres al mundo de los dioses. Y es que la sexualidad divina servía como pretexto para justificar la vida sexual de los humanos. Júpiter, Venus, Cupido, Hermafrodita, Príapo y Baco tenían sus estrategias de seducción, sus aventuras, y sus engaños y desengaños.

expo_mp_valencia3

Exposición ‘El sexe a l’època romana’ en el Museu de Prehistòria de Valencia (Raquel Abulaila / LVD)

Sexo según los autores clásicos

A lo largo de la muestra, el visitante se encuentra acompañado en todo momento de los autores clásicos. Los consejos de Ovidio, de Séneca, de Plauto o de Suetonio sirven para contextualizar las piezas que se exponen: objetos de tipo religioso o con finalidad ritual, elementos de la vida cotidiana, piezas del ámbito público y de la intimidad doméstica.

Objetos como la “Venus de Badalona”, el “Vaso de Bílbilis” (Calatayud), el “falo de Sasamón”, el Tintinabulum (candelabro) -con la representación de Príap- o la representación antropomorfa de un falo, procedentes de Tarraco o el extenso conjunto de lámparas eróticas, llaman la atención del visitante, ya sea por su belleza o por su explicitado. Unas piezas que, junto con los textos latinos, nos hablan de la vida íntima de los antiguos romanos.

 

26 enero 2017 at 8:09 pm Deja un comentario

Desenfreno y tabúes: Valencia desvela en una exposición la vida sexual de los antiguos romanos

  • El Museu de Prehistòria de València exhibirá a partir del 26 de enero la muestra ‘El sexo en época romana’.
  • Una selección de 80 pinturas y objetos aborda esta temática, junto a los textos de autores clásicos latinos más sugerentes.
  • Dividida en cuatro bloques, analiza aspectos como el matrimonio, la seducción, las prácticas sexuales y la sexualidad de las divinidades.

cartel_sexo_epoca_romana

Fragmento del cartel anunciador de la exposición El sexo en época romana (MUSEU DE PREHISTÒRIA DE VALÈNCIA)

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es

VALENCIA, 11 Ene.- El Museu de Prehistòria de València exhibirá a partir del 26 de enero la exposición El sexo en época romana, una muestra que reunirá pinturas y objetos que hablan de “desinhibición y desenfreno, pero también de tabúes y doble moral”.

La selección, producida por el Museo de Arqueología de Cataluña a través de Arqueoxarxa, analiza la vida sexual de los antiguos romanos, cuyas historias divinas y humanas estaban llenas de aventuras amorosas, estrategias de seducción, pasiones, transgresiones, engaños y desengaños, explican desde el centro dependiente de la Diputación de Valencia.

Comisariada por Joan Mayné y Esther Gurri del Museo de Badalona, el recorrido expositivo desvelará al público los aspectos más íntimos de la vida de los romanos desde la República hasta el siglo IV, a través de una selección de 80 piezas procedentes de las colecciones de once museos catalanes y de los textos latinos más sugerentes.

Dirigida esencialmente a un público adulto, la muestra se divide en cuatro grandes ámbitos. El primero, Sexo y matrimonio, está dedicado a las relaciones entre hombres y mujeres, su evolución a través del tiempo y la posición de corrientes filosóficas como el epicureísmo y el estoicismo frente a las relaciones sexuales y el matrimonio. El segundo, Sexo, seducción y belleza, habla de la atracción física y de los recursos que se podían utilizar para seducir la persona deseada.

La tercera sección, llamada Prácticas sexuales, describe las diversas formas de disfrutar del sexo documentadas a la sociedad romana y la consideración que se tenía, incidiendo en las múltiples relaciones que se podían entablar fuera de la pareja legalmente establecida, ya fuera con personas del mismo género, con personas que cobraban para practicar el sexo o incluso con animales.

De hombres y dioses

Seguidamente, el visitante se traslada del mundo de los hombres al mundo de los dioses. Y es que la sexualidad divina servía como pretexto para justificar la vida sexual de los humanos. Júpiter, Venus, Cupido, Hermafrodita y Baco tenían sus estrategias de seducción, sus aventuras, y sus engaños y desengaños.

A lo largo de la muestra, el visitante se encuentra acompañado en todo momento de los autores clásicos. Los consejos de Ovidio, Séneca o Plauto sirven para contextualizar las piezas que se exponen: objetos de tipo religioso o con finalidad ritual y elementos de la vida cotidiana.

Piezas como la Venus de Badalona, el Falo de Sasamón o el extenso conjunto de lámparas eróticas llamarán la atención del visitante por su belleza y por ser muy explícitas, auguran los impulsores del proyecto.

 

11 enero 2017 at 9:53 pm Deja un comentario

Lo que las esculturas antiguas nos enseñan sobre el arte, la ambigüedad sexual y el buen gusto

sleeping-hermaphrodite

Richard Perry/The New York Times

Fuente: Daniel McDermond  |  The New York Times en Español
4 de julio de 2016

NUEVA YORK — El género y la identidad sexual están en mente de muchas personas en este momento. Hay batallas legales constantes por el acceso a los baños y montones de columnas de entretenimiento acerca de Caitlyn Jenner.

Para quienes solían dividir al mundo en masculino y femenino, esta nueva manera de pensar se siente, pues, nueva. Sin embargo, está claro que esas complejidades son tan antiguas como la humanidad. Un vistazo a la exhibición“Pergamon and the Hellenistic Kingdoms of the Ancient World” (Pérgamo y los reinos helenísticos del mundo antiguo) del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, muestra por cuánto tiempo nos han fascinado.

Sin embargo, incluso en ese tema, las civilizaciones antiguas estaban más avanzadas que nosotros. Conforme te acercas a una escultura conocida como “Hermafrodita durmiente” desde atrás, casi al final de la amplia exhibición del Met, podrías suponer que se trata de Venus, pero el lado frontal revela algo inesperado (unos genitales de hombre), una sorpresa que originalmente estaba pensada para ser una broma dirigida al espectador.

sleeping-hermaphrodite-2

Palazzo Massimo alle Terme, Roma

En la Roma imperial, esculturas como esta llenaban las casas y jardines de la gente adinerada, afirma Carlos Picón, curador de arte romano y griego en el Met. Se veían como diversiones ligeras, símbolos de buen gusto. Además, se cree que había cientos de ellas, porque por lo menos nueve copias de “Hermafrodita durmiente” han sobrevivido.

Esta data del siglo II y es un préstamo del Museo Nacional de Roma. Como las otras, se cree que es una copia de un original griego en bronce, que ahora está perdido. Para los romanos, evocar la cultura griega era otra forma de presumir.

No obstante, sería un error interpretar la popularidad de estas obras como una señal de tolerancia antigua, dijo Picón. El nacimiento de personas intersexuales se consideraba un mal augurio; quienes nacían con genitales ambiguos generalmente eran asesinados.

Una segunda obra “sorpresa” en esta exhibición del Met muestra el mismo truco: un lujurioso sátiro atrapa una silueta femenina, sin darse cuenta de que se trata de Hermafrodita, el retoño de Hermes y Afrodita que encarna lo masculino y lo femenino.

Hay cerca de 30 ejemplos de este tipo que sobreviven, también copiados de originales griegos, dijo Picón. “Este tipo de esculturas excitantes y juguetonas se esculpían por montones”, añadió.

sleeping-hermaphrodite-3

Soprintendenza Speciale per i Beni Archeologici di Pompei, Ercolano e Stabia

La hermafrodita durmiente mejor conocida, que ahora está en el Louvre, fue desenterrada en Roma en 1608. El escultor Gian Lorenzo Bernini agregó un colchón ondeante por petición del Cardenal Scipione Borghese, el propietario de la obra en ese entonces.

La escultura de Borghese, con manos destrozadas, fue tan ampliamente admirada en el siglo XVII que inspiró copias. Una versión de bronce, que ahora se encuentra en el Prado en Madrid, se elaboró en 1652 para decorar el Palacio Alcázar de esa ciudad.

Además, el escultor florentino Giovanni Francesco Susini también hizo copias que se han vendido extensamente. El diseñador Yves Saint Laurent tuvo una que fue subastada en 2009 por más de 900.000 dólares (otro Susini, que no está en exhibición, pertenece a la colección del Met).

También hay una versión contemporánea que nos trae al presente; la completó en 2010 el escultor Barry X Ball, de Brooklyn. Hizo un escaneo detallado en tercera dimensión de la hermafrodita de Borghese en el Louvre, pero la obra no es exactamente una copia.

“Jamás diría que el resultado final es mejor”, dijo Ball. En vez de eso, considera que su obra es una continuación de las de sus antecesores artísticos. “Estaba intentando hacer algo que fuera más permanente”.

sleeping-hermaphrodite-4

Museo del Prado

Las manos destrozadas no se remplazaron, pero la obra finalizada resuelve algunos problemas estéticos del original que Ball identificó, como el flujo de las sábanas y la conexión del colchón de Bernini. El cambio más notable es que la hermafrodita de Ball tiene un pene más grande.

Más de dos milenios después de la original, esta nueva versión que se exhibió en el Louvre y en Venecia durante la Bienal de 2011 ha encontrado fanáticos entre algunos coleccionistas. Un comprador anónimo la adquirió por 545.000 dólares en la subasta nocturna de arte contemporáneo realizada por Christie’s el mes pasado.

Ball está trabajando en otra, hecha con ónix iraní, para un coleccionista de París. “¿Puedes imaginar lo que la gente pensará de mi escultura dentro de 2000 años?”, preguntó. No obstante, de muchas maneras, la imagen antigua parece tener pocos cambios.

En su forma más reciente, aún encarna una noción de belleza y transgresión que expresa una especie de cosmopolitismo, justo como lo hizo en el siglo II.

Read in English

 

5 julio 2016 at 5:41 pm Deja un comentario

La representación de la naturaleza en la mitología grecorromana

  • El Palacio Real de Milán acoge hasta enero del año que viene una muestra con más de 200 obras características de lo que es la raíz histórica de la cultura occidental
  • Las piezas exhibidas oscilan entre el siglo VIII a.C y el II d.C.

exposicion-milan

Fuente: CARMEN DEL VANDO  >  Milán  |  EL MUNDO      31/07/2015

En su conjunto, la mitología constituye una masa de narraciones legendarias de todo orden y época. La primera distinción resulta del origen del texto: ciertas leyendas son romanas y la mayor parte helénicas. Lo cierto es que las dos mitologías se enlazan en muchos puntos de contacto, aunque siguieron caminos distintos y de diferente extensión antes de encontrarse. Y no cabe duda de que el pensamiento mítico griego es sobremanera el más rico, el que impondría sus formas al siguiente.

Las más recientes investigaciones han revelado que las estratificaciones más profundas de la mitología romana se remontan a la prehistoria de la ‘estirpe’ latina. De hecho, son las fábulas clásicas de la mitología latina -a menudo variantes banales de narraciones helénicas que dejan entrever un elemento nacional-, a las que la leyenda da una explicación: aparentemente Minerva en Roma no representa más que otra denominación de Atenea, si bien sus aventuras se comprenden única y justamente dentro de la mitología latina.

milan-fresco-pompeya

Fresco de un jardín de Pompeya (30-35 d. C.)

Prácticamente la división entre ambos pensamientos es bastante difícil, aunque no imposible y se sabe a ciencia cierta que la cultura romana, receptora de una primera influencia griega, supo mantener cierta originalidad por las diversas aportaciones: substrato latino, disciplina etrusca e impregnación sabélica permitieron al pensamiento romano encanalar en cierto sentido la evolución incomparablemente más copiosa que la de la mitología helénica. En lo que respecta a las leyendas funcionó como en la escultura, pintura o arquitectura desarrolladas en Roma gracias a técnicos helénicos, cuya trayectoria no fue insignificante, alcanzando su máximo relieve bajo el imperio.

Mitología y naturaleza

La cita milanesa penetra en los hogares, en los templos, en los ritos sociales y religiosos, en los campos para ofrecer los testimonios de esta vasta cultura mediterránea, griega y romana, la raíz histórica de la civilización occidental. Lucen las figuraciones más fascinantes de la naturaleza, con más de doscientas obras de arte griego, magnogriego y romano: vasijas, terracotas votivas, estatuas, frescos y objetos de lujo de oro y de plata, ordenados cronológicamente del siglo VIII a.C. al II d.C., en seis secciones temáticas, enfocando la producción artística de la Italia sureña helenística y romana, en especial modo los hallazgos arqueológicos de la zona vesubiana y la pintura mural pompeyana.

Una de las piezas exhibidas en la muestra

Una de las piezas exhibidas en la muestra

‘El espacio de la naturaleza’ muestra las primeras figuraciones de la edad arcaica que representan una naturaleza salvaje y sobre todo las repetidas escenas marinas como el naufragio, reproducido de forma grandiosa e inquietante en la escena de la vasija del siglo VIII a.C. del Museo de Ischia. ‘El mar y su fauna’ inmortalizados en las monedas del siglo V y en las célebres pinturas funerarias de Paestum, se expanden en las grandes vasijas de figuras rojas de la Magna Grecia del V y IV a.C. ‘La naturaleza como señal y metáfora’, es decir la relación del hombre con el ambiente, se desarrolla en sentido simbólico como demuestra la excepcional lastra funeraria,’la zambullida’, de Paestum.

Sobresale el valor metafórico de plantas o animales en la decoración ceramista griega y magnogriega de los siglos V y IV a.C. El arte figurativo elabora las historias de Dionisio centradas en el vino, las de Demetra en el trigo así como las de Triptólemo, que enseñó a sembrar al hombre. En cuanto a ‘La naturaleza cultivada don de los dioses’, la estatua de Triptólemo de Santa María Capua Vetere y las lastras votivas de Locri, espléndidos ejemplos de bajorrelieves en terracota de los siglos V y IV a.C. muestran unas magníficas ilustraciones de las divinidades de la vid y el trigo.

Estatua de Triptólemo (siglo I a.C.-I d.C.)

Estatua de Triptólemo (siglo I a.C.-I d.C.)

Se prosigue con ‘El jardín encantado’ a través de la decoración de una naturaleza exuberante que evoca jardines mágicos de la vida beata tras la muerte donde la naturaleza está figurada como adorno, no realística. Los motivos naturalísticos que aparecen en los recipientes de figuras rojas del siglo IV a.C. se transmiten hasta la época romana a través de vasijas, pinturas, elementos arquitectónicos y decorativos, en objetos de plata y en relieves marmóreos.

Las obras de ‘El Paisaje’ hacen su entrada en el arte de época helenística y llegan a Roma a inicios del siglo I a.C a las viviendas aristocráticas y burguesas de la edad imperial. Por otro lado, ‘El verde real y el verde pintado’ reúne espectaculares ilusiones pictóricas de jardines en las ‘domus’ romanas y campanas. Mientras ‘El Mediterráneo a los pies de los Alpes’ se concentra en los modelos que las lujosas villas marítimas difundieron en las grandiosas residencias lacustres durante la romanización de la Italia norteña.

31 julio 2015 at 12:11 pm Deja un comentario

El Museo de Arqueología de Ampurias aborda «El sexo en la época romana»

Este sábado se inaugura la exposición que entra en los asuntos de alcoba de la civilización que dominó el mundo occidental

el-sexo-en-la-epoca-romana

Una de las piezas de la exposición «El sexo en la época romana» | ABC

Fuente: EFE |  ABC      06/06/2015

El Museo de Arqueología de Cataluña-Ampurias acoge, desde mañana y hasta el 6 de septiembre, la exposición «El sexo en la época romana», en la que desvela los aspectos más íntimos de la vida de los romanos desde la República y hasta el siglo IV. La muestra se ha organizado a través de una selección de piezas procedentes de colecciones catalanas y de textos latinos, según los promotores de esta iniciativa.

En el museo se podrán contemplar unas ochenta piezas, entre las que destacan las de origen griego procedentes del fondo del propio museo, relacionadas con aspectos del erotismo dentro de las tradiciones rituales griegas.

Se trata de objetos de cerámica ática de figuras rojas, con motivos iconográficos vinculados a las procesiones dionisíacas y a la participación en el Komos, los cortejos festivos característicos en la representación de los banquetes.

La muestra se divide en cinco grandes ámbitos, el primero, «Sexo y matrimonio», está dedicado a las relaciones entre hombres y mujeres, su evolución a través del tiempo y la posición de corrientes filosóficas como el epicureísmo y el estoicismo frente a las relaciones sexuales y el matrimonio.

El segundo, «Sexo, seducción y belleza», habla de la atracción física y de los recursos que se podían utilizar para seducir a la persona deseada.

En «Prácticas sexuales» se describen las diversas formas de disfrutar del sexo documentadas en la sociedad romana y la consideración que se tenía del mismo. La exposición aborda también «Las prácticas sexuales fuera del matrimonio», un área en la que incide en las múltiples relaciones que se podían entablar fuera de la pareja legalmente establecida, ya fuera con personas del mismo género o con personas que cobraban para practicar el sexo.

Finalmente, el visitante se traslada del mundo de «Los hombres en el mundo de los dioses», puesto que la sexualidad divina servía como pretexto para justificar la vida sexual de los humanos.

Los consejos de Ovidio, Séneca, Plauto o de Suetonio sirven para contextualizar las piezas que se exponen: objetos de tipo religioso o con finalidad ritual, elementos de la vida cotidiana, piezas del ámbito público y de la intimidad doméstica

6 junio 2015 at 9:40 am Deja un comentario

Visitante de museo rompe milenario jarrón griego

Ocurrió en la isla de Creta, al sur del país: la turista perdió el equilibrio e intentó sostenerse de la pieza

museo-de-la-acropolis

Grecia cuenta con uno de los acervos arqueológicos más fascinantes del planeta. En la imagen, una vista de La Acrópolis desde el Museo de Atenas. (AP)

Fuente: SIPSE.com       27/05/2015

ATENAS, Grecia (AP).- Un jarrón milenario en un museo en el sur de Grecia se rompió cuando una visitante perdió el equilibrio y se agarró de él, tumbándolo, dijo el Ministerio de Cultura griego.

El ministerio dijo en un comunicado que el jarrón prehistórico de la era minoica, que se había roto en el mundo antiguo y fue restaurado tras su excavación, está siendo reparado y volvería a exhibirse el viernes, informó The Associated Press.

El accidente ocurrió el 23 de mayo en el Museo de Heraclión, en la isla de Creta. La visitante sufrió una herida menor en la pierna, dijo el ministerio el miércoles.

Indicó que el accidente dañó la sección del jarrón que ya había sido restaurada en el pasado.

28 mayo 2015 at 9:23 am Deja un comentario

La escultura griega que cautivó a Hitler y encarnó el ideal nazi

Desde la Antigüedad, el arte de la Grecia clásica ha atraído irremediablemente a coleccionistas ricos y poderosos

discobolo-hitler

Adolf Hitler compró en 1938 una copia romana en mármol del Discóbolo por cinco millones de liras y lo exhibió en la Gliptoteca de Múnich (Crédito: Interfoto / Alamy)

Fuente: BBC Mundo    31/03/2015
Imágenes: BBC Culture

El emperador romano Adriano, quien estaba tan apasionado con la cultura griega que se ganó el sobrenombre de Graeculus (“grieguecillo”), adornó su villa de Tívoli, al este de Roma, con reproducciones de famosas obras de arte griegas.

Durante el Renacimiento, los cardenales y Papas competían por la posesión de obras de arte griegas que encontraban en suelo italiano.

Y en el siglo XVIII, en el auge del Grand Tour (un itinerario que los jóvenes europeos de clase media y acomodada solían realizar), caballeros de toda Europa llegaban a Italia para comprar tanto arte antiguo como podían.

Pero en el siglo XX el gusto por el arte clásico griego dio un giro.

Para entender esto no hay más que fijarse en la secuencia inicial de Olympia (1938), la película en dos partes de la directora alemana Leni Riefenstahl que documentó las Olimpiadas de Berlín, también conocidas como los “Juegos Olímpicos nazis”, efectuadas dos años antes.

Acompañada de una banda sonora dramática, la cámara se desplaza lentamente sobre las ruinas de la Acrópolis ateniense, antes de detenerse en varias esculturas que representaban el ideal de belleza y el coraje.

Eventualmente, entre un fondo nebuloso, vemos una de las esculturas más famosas de todas: la estatua de un atleta desnudo y encorvado, a punto de lanzar un disco. La escultura se conoce como el Discóbolo.

De repente, la figura, cuya superficie brilla como si hubiera sido untada con aceite y estuviera a punto de competir, se esfuma.

Y en su lugar aparece un atleta de carne y hueso en la misma pose.

Poco a poco comienza a balancearse hacia adelante y hacia atrás antes de lanzar el disco con todas sus fuerzas.

El espeluznante mensaje se presenta con una eficiencia austera y poética: las glorias de la Grecia clásica renacen en la Alemania nazi.

Vigor y belleza

Mientras filmaba una nueva serie para la BBC sobre arte griego antiguo descubrí que Riefenstahl había sido astuta al enfocarse en el Discóbolo, pues Adolf Hitler estaba más obsesionado con esta pieza de arte que con ninguna otra.

En realidad, el Führer estaba tan cautivado por ella que en 1938 la compró.

discobolo

La escultura original, ahora perdida, fue hecha en bronce por Mirón en Grecia en el siglo V a.C. (Crédito: Rotatebot / Wikipedia)

 La estatua usada en la película de Riefenstahl es una copia romana en mármol del original de bronce del escultor griego Mirón, uno de los maestros del arte clásico del siglo V a.C.

Mirón era celebrado por su habilidad para producir obras de arte de increíble realismo, incluida la espectacular vaca de bronce de la Acrópolis.

En el Discóbolo innovó al capturar al atleta en plena acción. Para hacer esto empleó una poderosa composición en espiral, que implicaba una sobrecarga de energía.

Hoy en día conocemos la extraviada estatua de Mirón gracias a varias copias de mármol, incluido el llamado Discóbolo de Townley que se encuentra en el Museo Británico.

Descubierto en 1791 en la villa de Adriano en Tívoli, fue restaurado en forma inexacta con la cabeza en la dirección incorrecta.

La versión de la escultura adquirida por Hitler es otra réplica conocida como el Discóbolo de Lancellotti, en alusión a la familia italiana que una vez la tuvo en su poder.

Descubierta en una propiedad de la familia en Esquilino, Roma, en 1781, ahora está en el Museo Nacional de la capital italiana.

Hitler no fue el primer líder político en la historia moderna en ver el arte griego como un potente símbolo de estatus.

Napoléon, por ejemplo, estaba obsesionado con la Venus de Medici.

Pero el hecho de que Hitler, quien tenía ideas muy definidas sobre el arte visual, tuviera una fijación con el Discóbolo es significativa.

discobolo-escultura

Los nazis se inspiraron en estética de la antigua Grecia y Roma y el Discóbolo tuvo un lugar destacado el inicio del documental Olympia dirigido por Leni Riefenstahl en 1938 (Crédito: Tobis-Filmverleith)

 Por un lado, quería que lo asociaran con la era en que fue creado.

Y es que el siglo V a.C. estaba considerado ya hacía tiempo como la era de oro de la Grecia Clásica, cuando en Atenas, bajo el gobierno de Pericles, se construyera el Partenón.

Adicionalmente, el Führer deseaba impulsar los valores que creía que la escultura encarnaba –ideales de armonía, vigor atlético y belleza- en contraste con el arte modernista, que castigó por “degenerado”.

Oportunidad millonaria

La oportunidad de Hitler de adquirir la estatua se produjo en los años 30, cuando la familia Lancellotti pasó por una crisis económica y la puso en venta.

Al principio la escultura había sido reservada al Museo Metropolitano de Nueva York, pero el precio original de ocho millones de liras se consideró demasiado alto.

Para 1937 Hitler había dado a conocer su interés en la estatua, y el año siguiente, a pesar de las dudas de las autoridades italianas sobre una exportación, el Discóbolo le fue vendido por la todavía considerable suma de cinco millones de liras.

El dinero, que salió del bolsillo del gobierno alemán, fue entregado en efectivo a representantes de la familia Lancellotti en su palazzo.

A finales de junio de 1938 el Discóbolo llegó a Alemania, donde fue exhibido.

Pero no lo mostraron en Berlín, sino en el muso Glyptothek de Munich. El 9 de julio fue presentado oficialmente al pueblo alemán como un regalo.

“Que ninguno de ustedes deje de visitar el Glyptothek, porque verán cuán espléndido era el hombre en la belleza de su cuerpo… y se darán cuenta de que sólo podremos hablar de progreso cuando no sólo hayamos logrado tal belleza, sino posiblemente la hayamos sobrepasado”, le dijo Hitler a la multitud.

“Sin la tradición clásica, la ideología visual nazi habría sido muy diferente”, dice el profesor Rolf Michael Schneider, de la Universidad Ludwig Maximilian de Munich.

“Como todos los cazadores, salieron a la caza de un objeto invaluable, y como la estatua no podía decir que no, usaron el Discóbolo para su ideología perversa”, explica.

“El cuerpo ario perfecto, el color blanco (del mármol), el hombre ideal, blanco y bello; para ponerlo muy crudamente, se convirtió en una especie de imagen del Herrenrasse o raza superior, como los nazis llamaban a los alemanes y a sí mismos”.

En otras palabras, el Discóbolo se transformó el modelo ideal de propaganda nazi. Tal como lo dice Ian Jenkins, curador de las colecciones de arte antiguo griego, fue nombrado “trofeo mítico de la raza aria”.

Y aunque sólo estuvo en Alemania cerca de una década (en 1948 la estatua fue llevada de regreso a Italia y colocada en el Museo Nacional de Roma cinco años más tarde), pasará mucho tiempo antes de que la mancha de su asociación con Hitler desaparezca.

Lea la historia original en inglés en BBC Culture.

31 marzo 2015 at 7:59 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

marzo 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos

RSS Blogs en Χείρων·Chiron

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente