Posts tagged ‘arqueología subacuática’

Más hallazgos arqueológicos refuerzan que Cullera albergó el Portum Sucrone

El hallazgo en la bahía de Cullera de la primera ánfora romana entera y el quinto cepo romano que ya tiene en su haber la población refuerzan la teoría de que el mítico Portum Sucrone, la importante ciudad romana que albergó la comarca, se emplazaba en el territorio que ocupa la actual localidad.

Ánfora y cepo extraídos en Cullera. Foto: ComarcalCV

Fuente: EFE  |  LA VANGUARDIA

València, 19 may.-Las labores de extracción arqueológica se han desarrollado dentro del proyecto de Prospección Arqueológica Subacuática Bahía de Cullera, financiado por la Concejalía de Patrimonio Histórico, ha informado el consistorio en un comunicado.

Los autores de la extracción han sido los buzos descubridores del posible Portum Sucrone, el presidente del Club de Buceo Delfín, Óscar Pellicer, y José Puig, acompañados por el arqueólogo municipal, Kike Gandía, y la directora del Centro de Arqueología Subacuática de la Comunitat Valenciana, Asunción Fernández.

La operación se ha iniciado en la bocana del puerto pasadas las 9:30 horas de hoy y se ha podido realizar con éxito gracias a la buena visibilidad en un mar en calma.

Aunque no es posible todavía determinar la época de las dos piezas, ambas en excelentes condiciones, y en los próximos días se procederá a un estudio exhaustivo a fin de conocer los siglos de los que datan y otros detalles como la carga que llevaba el ánfora.

“Es un hallazgo singular porque no es fácil encontrarse piezas enteras y menos en superficie” como ha sido el caso, ha apuntado Gandía, quien ha incidido en que los restos suelen estar enterrados y presentan roturas.

Además, el hecho de que haya aparecido otro cepo apuntala algo que, según las mismas fuentes, ya nadie discute: el enorme tráfico comercial que albergó la bahía.

Pese a que el responsable de museos se ha mostrado prudente y no ha querido afirmar que ello suponga definitivamente la confirmación de la presencia del Portum Sucrone, ha hecho hincapié en que se trata de “dos indicios muy potentes”.

Se trata de la primera extracción que se lleva a cabo en el marco del Proyecto de Prospección Arqueológica Subacuática Bahía de Cullera, puesto en marcha este año por el consistorio.

“Ya no es un hallazgo casual, sino programado”, ha expuesto Gandía, quien ha recordado que el proyecto tiene dividida la costa cullerense en cuatro áreas que van desde la Isla de los Pensamientos hasta la Penya Roja (frente al Marenyet), pasando por la desembocadura del Xúquer y la Penyeta del Moro.

Pellicer ha agradecido el interés municipal por financiar estas iniciativas y ha recordado que tras “casi 20 años de historia, hasta ahora todos nos habían puesto problemas con la financiación”.

Esta inyección financiera permitirá un mínimo de 45 inmersiones anuales aunque Pellicer ha afirmado que ya llevan más de un centenar porque lo hacen “no por dinero sino por amor a la arqueología y a Cullera”.

El hallazgo de las piezas rescatadas tuvo lugar el pasado mes de noviembre y se determinó la necesidad de extraerlas por peligro de expolio.

“Ha sido un milagro porque estaban en superficie en la bocana del puerto, por donde pasan muchas embarcaciones, pero las piezas están perfectas”, ha destacado Pellicer.

El alcalde de Cullera, Jordi Mayor, ha planteado la posibilidad de crear un museo del mar en el futuro para exponer la riqueza arqueológica de la bahía y ha valorado que el hallazgo “contribuye a aumentar el atractivo de Cullera como paraíso para los amantes del buceo”.

 

19 mayo 2017 at 7:16 pm Deja un comentario

Comienzan las prospecciones subacuáticas para catalogar los pecios hundidos en aguas del Parque Nacional de Cabrera

Las prospecciones subacuáticas para catalogar los pecios hundudos en aguas del Parque Nacional de Cabrera y revisar su estado de conservación ha comenzado esta semana.

El ‘Cabrera XIV’, pecio romano en aguas de Cabrera (CONSELL DE MALLORCA)

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es

PALMA DE MALLORCA, 5 May. – El proyecto, fruto de la colaboración entre el Servicio de Patrimonio Histórico del Consell de Mallorca, la Armada y el Parque Nacional de Cabrera, servirá para localizar y revisar los yacimientos arqueológicos subacuáticos en aguas archipiélago de Cabrera.

Con esto, después se elaborará la Carta Arqueológica Subacuática de Mallorca, un documento para conservar y gestionar el patrimonio subacuático de la isla.

El pasado miércoles se inició la campaña de prospecciones subacuáticas, con la participación de cuatro arqueólogos del Servicio de Patrimonio Histórico del Consell de Mallorca, dos barcos de buceo con base en Cartagena (Las Palmas y Neptuno), con medios de detección submarina, y buceadores de la Armada.

El proyecto también cuenta con el apoyo logístico del personal del Parque Nacional de Cabrera.

La campaña durará hasta el 18 de mayo con el objetivo de georeferenciar, cartografiar y valorar el estado de conservación de todos los pecios conocidos del archipiélago de Cabrera -en estos momentos, 14- y también de todos los indicios de los que se tiene noticia oral, pero sobre los que nunca se ha hecho ninguna comprobación.

El último pecio localizado en aguas del Parque Nacional de Cabrera es el conocido como ‘Cabrera XIV’, una embarcación romana del bajo imperio que se hundió en torno al siglo III-IV dC.

Se trata de uno de los pecios de esta época mejor conservados del Mediterráneo Occidental, según las primeras conclusiones de los arqueólogos conocidas el pasado mes de enero.

Cargado con ánforas que se utilizaban para transportar salsas de pescado, se encuentra a poco más de 70 metros de profundidad.

 

5 mayo 2017 at 9:08 pm Deja un comentario

El Museo de Arqueología mostrará cómo era la navegación hace 2000 años

La exposición interactiva ‘Navegants dels Aiguamolls. 2000 anys de secrets enfonsats’ es fruto de una investigación sobre la navegación costera en época íbero-romana

Fuente: EP > Barcelona  |  ABC
6 de abril de 2017

El Museu d’Arqueologia de Catalunya mostrará cómo era la navegación hace 2000 años a través de la arqueología subacuática en una exposición que se podrá ver hasta el 2 de julio, ha informado el museo este miércoles en un comunicado.

La exposición interactiva ‘Navegants dels Aiguamolls. 2000 anys de secrets enfonsats’ es fruto de una investigación sobre la navegación costera en época íbero-romana llevada a cabo por el Centro de Arqueología Subacuática de Catalunya.

La muestra, dividida en cinco ámbitos temáticos, incluye una veintena de objetos arqueológicos procedentes de distintos yacimientos subacuáticos conservados de forma extraordinaria.

‘Los puertos interiores’, ‘Construcción naval’, ‘A toda vela’, ‘Navegantes y marineros’ y ‘El cargamento’ son los grandes ejes que estructuran la muestra, que habla sobre el cambio experimentado por los paisajes costeros entre Languedoc-Rosellón y Alicante.

El Centro de Arqueología Subacuática excavó entre 2012 y 2016 dos naves comerciales, la del Cap del Vol y la de la Cala Cativa I, que se encuentran bajo las aguas del Port de la Selva.

La buena conservación de los restos del medio acuático ha permitido estudiar cómo estaban construidas y descubrir los secretos de una arquitectura naval de interés.

 

6 abril 2017 at 5:20 pm Deja un comentario

Un dios griego de hace 2.500 años en el fondo del mar Negro

Unos constructores rusos descubren la cabeza de una estatua gigante de terracota en la península de Crimea

La cabeza de la estatua de un dios griego encontrada en el mar Negro (Centro de Información del Puente de Crimea)

Fuente: DAVID RUIZ MARULL  |  LA VANGUARDIA
24 de marzo de 2017

En la Bahía de Kerch, cerca del cabo Ak-Burun, en el estrecho que ocupa la costa este de la península de Crimea y que une el mar Negro con el mar de Azov, hay un grupo de constructores rusos que están trabajando en un puente para unir las dos costas. Mientras los operarios removían tierras en el fondo marino se encontraron con un hallazgo excepcional: la cabeza de la estatua gigante de terracota de un dios griego de 2.500 años de antigüedad.

“Este hallazgo es único en la costa norte del Mar Negro”, afirma Sergei Olkhovskiy, jefe de la unidad de arqueología subacuática de la Academia Rusa de Ciencias, en declaraciones a la web del Centro de Información del Puente de Crimea. “Creemos que esta cabeza fue hecha en Asia Menor hacia el siglo V a.C.”, añade.

Lo habitual en el siglo VI a.C. eran figuras pequeñas, de unos 40 centímetros

La producción en masa de imágenes de terracota ya está muy extendida desde el siglo VI. Lo más habitual era hacer figuras pequeñas, de unos 40 centímetros. Pero la cabeza encontrada en la Bahía de Kech corresponde a una estatua mucho más grande y robusta.

El estudio arqueológico del “campo de cerámica” encontrado en el cabo de Ak-Burun empezó hace unos dos años, cuando se estaba empezando a diseñar el puente. En ese tiempo, las excavaciones subacuáticas han permitido recoger más de 60.000 piezas, la mayoría de las cuales son fragmentos de vasijas de cerámica hechas en el Mediterráneo y Asia Menor entre los siglo V y III antes de Cristo. La sedimentos se escarban y se transportan a mano hasta la superficie para reducir el riesgo de daño en las piezas más frágiles.

El estrecho de Kerch tiene una anchura de entre 4,5 y 15 kilómetros y 18 metros de profundidad. En la antigüedad, esta región era conocida como el Bósforo Cimerio y albergaba varias colonias griegas de origen jonio fundadas durante los siglos VII y VI a.C. entre las que sobresalieron Eupatoria, Fanagoria, Feodosia, Tanais, Olbia y Panticapea, la mayoría en Crimea.

Durante más de dos mil años ha sido el principal punto de paso en la ruta comercial desde el Mediterráneo hasta el Mar de Azov. Los recipientes de cerámica (ánforas o platos) que se dañaban en el transporte eran descargas en el puerto y arrojadas al mar. Por eso los antiguos amarres poco a poco fueron formaron grandes depósitos de cerámica de diferentes períodos.

El estrecho de Kerch albergaba varias colonias griegas de origen jonio

 

24 marzo 2017 at 9:04 pm Deja un comentario

Arqueólogos descubren parte del puerto de la batalla de Salamina

Una investigación arqueológica en la costa este de la isla de Salamina, en Grecia, ha alegado haber descubierto una parte del puerto en el que amarraba la flota de varias ciudades-estado helenas antes de la batalla de Salamina, una de las más importantes en la historia de la Antigua Grecia.

Salamina. Vista aérea donde se aprecian los restos de un muro de 160 m. de longitud, al noroeste de la bahía de Ampelakia

Fuente: El Confidencial
Fotos: Ministerio de Cultura de Grecia

Atenas, 17 mar (EFE).- De acuerdo a un comunicado emitido por el Ministerio de Cultura, el descubrimiento se trataría del “puerto comercial y posiblemente militar de Salamina, una de las ciudades más grandes y cercanas al otrora estado ateniense”.

El puerto, según el comunicado, se encuentra “al lado de algunos de los monumentos más importantes de la Victoria: el Poliandrion (tumba) de los soldados de Salamina o el Trofeo en Kinosoura”, a lo que añade que existen “varias referencias a este lugar en los trabajos de los geógrafos clásicos Skilakos (4 a.C.), Stavron (1 a.C.-1 d.C.) y Pausanias (2 d.C.)”.

El principal campo de investigación fue la parte interior de la bahía de Ampelakia y entre los hallazgos se incluyen estructuras, fortificaciones y varias instalaciones.

Salamina. Torre circular de 7 m. de diámetro de la antigua fortificación del puerto, en la bahía de Ampelakia

Los resultados han confirmado que los tres lados de la bahía se mantuvieron sumergidos desde la Antigüedad y gradualmente emergían y se hundían debido a los cambios del nivel del mar.

La investigación fue realizada entre noviembre y diciembre de 2016 por un equipo de 20 expertos y científicos de varias universidades y cuerpos arqueológicos y fue financiada por la Fundación Británica Honor Frost, que apoya la arqueología marítima en el Mediterráneo oriental.

Salamina. Restos de los cimientos de un edificio de época clásica, junto con la estructura de un muelle de construcción más reciente, al norte de la bahía de Ampelakia

La batalla de Salamina enfrentó en el 480 a.C. a Grecia y Persia y se ha convertido en una de las contiendas más famosas de la Antigüedad.

La victoria decisiva del ejército heleno, comandado por Temístocles, supuso el fracaso de la segunda invasión persa, que tuvo lugar durante las Guerras Médicas.

 

18 marzo 2017 at 9:44 pm 1 comentario

Carlos León: «No se sabe cuál es la proa del pecio del Grum de Sal, pero sí dónde se pescó la merluza de su ‘garum’»

¿Por qué había una piña entre las cuadernas del derelicto del Grum de Sal? ¿En qué estado se encuentra la madera de pino con la que fue construido? ¿Dónde fue cocinado el garum que transportaba? El arqueólogo Carlos León ofrece esas respuestas en el libro que presentó ayer.

grum_de_sal

Fuente: José Miguel L. Romero > Ibiza   |  Diario de Ibiza
16 de febrero de 2017

Cargada con ánforas llenas de ‘garum’, una nave romana se hundió en el siglo I después de Cristo en el Grum de Sal, un paraje de sa Conillera donde las naves buscaban refugio en la Antigüedad. Ese pecio, que reposa en el lecho del mar a unos 30 metros de profundidad, es uno de los yacimientos marinos conocidos más importantes de las Pitiusas. Carlos León Amores, que lo investigó junto a un equipo del Museo de Arqueología Submarina de Cartagena en 1991 y 1992, presentó ayer en Ibiza un libro que recoge los datos obtenidos en esas dos campañas. ¿Por qué había una piña entre las cuadernas del derelicto del Grum de Sal? ¿En qué estado se encuentra la madera de pino con la que fue construido? ¿Dónde fue cocinado el garum que transportaba? El arqueólogo Carlos León ofrece esas respuestas en el libro que presentó ayer.

De manera didáctica, el arqueólogo Carlos León Amores, detalló anoche, en el Museo Monográfico del Puig des Molins, el contenido del libro ‘Investigaciones arqueológicas subacuáticas en el barco romano de es Grum de Sal’, yacimiento situado frente al islote de sa Conillera. Presentó el acto Marcus Heinrich Hermanns, un arqueólogo submarino pitiuso que conoce a la perfección ese lecho, donde trabajó en octubre del año 2013 para investigar el pecio romano del siglo I que ayer protagonizó la charla de León. Durante la conferencia, el autor del libro proyectó una serie de imágenes que resumen cómo fue la intervención arqueológica en la que, entre 1991 y 1992, participó para desentrañar la historia de los restos de la embarcación romana que allí yace desde hace 20 siglos: «Es un pecio „contaba ayer„ no demasiado conocido en el que hicimos mucho trabajo de documentación, planimetría, dibujo, interpretación de cómo podía ser el casco y de cuáles podían haber sido las causas de su hundimiento, así como intentamos averiguar de dónde venía, hacia dónde iba y por qué se hundió».

-Usted participó en las investigaciones de los años 90. ¿En qué consistieron?

-Éramos un equipo muy grande, dividido en dos. Una parte trabajaba en la zona del fondeadero, en el que hay restos desde la época púnica hasta la época medieval. Los del otro equipo documentábamos los restos del barco del Grum de Sal, del que ya sabíamos que era romano, sobre todo por las ánforas (las 14 tipo B). Trabajamos allí dos años en dos campañas seguidas. Luego hubo mucho trabajo de interpretación y estudio. Recogemos mucha información, pero luego tardamos mucho en analizarla…

-Veinte años, lo que ha tardado en publicar este libro.

-Lo he hecho ahora, pero podría haberlo hecho hace 10 años. Lo que pasa es que yo pertenecía a un equipo que tenía que elaborar otras partes, pero al final no se completaron, por lo que decidí, tras hablar con Marcus Heinrich Hermanns, publicarlo. Tenía mucha información que pensaba que sería útil en Ibiza y que serviría de punto de partida para las investigaciones. Lo cierto es que fue Marcus quien me animó. Me decía que estaban muy interesados en la isla en tener más datos de ese barco, en tener publicada la información de lo que se hizo entre 1991 y 1992.

-¿Qué información nueva aporta que puede ser útil?

Lo más útil para los investigadores son los dibujos. Dibujamos el barco centímetro a centímetro. Cada clavo, cada clavija, cada madera. Dibujamos perfectamente los 13 metros [de longitud] de zona que limpiamos para estudiarlo. Lo hicimos a escala muy grande, de 1:20, y con mucho detalle.

-El arqueólogo submarino Marcus Heinrich Hermanns hizo varias inmersiones en el Grum de Sal. Tras investigarlo, seguía teniendo muchas dudas. Y pocas certezas. Entre estas últimas, que el casco era de madera de pino. Una de sus dudas era la longitud. ¿Tenía 25 metros de eslora o más?

-No lo tenemos claro. Ojalá lo supiéramos. Por el tamaño de las cuadrillas, encaja, más o menos, con una nave de entre 20 y 25 metros de eslora. Pero no lo sabemos, igual que desconocemos otra cosa: dónde está la proa. Intentamos encontrar, sin éxito, la carlinga del mástil para saber dónde estaba la proa y la popa. En los barcos romanos eran muy parecidas y lo que da la pista exacta es la carlinga del mástil.

-Encontraron una piña entre dos cuadernas. ¿Qué hacía allí?

-Aparecen en muchos barcos romanos. Se podían usar para dos cosas. Cuando se colocaban las ánforas se preparaba una especie de colchón de piñas, pues así era más blandito el suelo y se evitaba que se rozaran unas con otras. Es decir, tenían una utilidad como separadores. Pero también se encajaban algunas en la boca de las ánforas para perfumar. Eso lo hemos visto en otros barcos romanos estudiados en el Mediterráneo. La que se encontró en el Grum de Sal podía haber sido usada para ambas cosas.

-¿Se sabe algo más de esa piña?

-El estado de madurez de los piñones, que nosotros estudiamos, nos dio la pista de que debió de ser cortada y embarcada a finales del verano. Se encontraban en un estado de madurez como los que hay en el mes de septiembre.

-Y para rizar el rizo, ¿saben de qué zona provenía?

-No. Eso no. Sí sabemos que el barco, seguramente, casi al 100%, proviene de la zona de la desembocadura de los ríos Sado y Tajo (sur de Portugal).

-¿Por qué saben que proceden de allí?

-Por el tipo de ánfora. Las del 14 tipo B se fabricaban en esa zona. Y también sabemos lo que llevaban en su interior.

-Garum, la salsa hecha con vísceras de pescado, tan apreciada en aquella época.

-Sí, pero con partes del pescado bastante grandes. Llevaba colas y cabezas. Fundamentalmente, las vértebras que encontramos eran de lubinas y merluzas. Y eran, además, merluzas de un tamaño muy grande, que solo se dan en la zona del Atlántico. Son datos que nos llevan a pensar que esa nave procedía del Sur de Portugal.

-¿Y qué hacía por estas costas?

-Entendemos que iba a proveer de garum a algún puerto romano. Pudiera ser que viniera a Sant Antoni, en el caso de que fuera un viaje más corto. Pero a eso no le veo mucho sentido. Y su destino podía ser Roma o algún puerto del golfo de León. Si iba a Roma, desde luego el camino pasaba por aquí. Se hacía escala en esta zona y se pasaba luego por el estrecho de Bonifacio [entre las islas de Córcega y Cerdeña], una ruta romana bastante habitual.

El Teredo navalis, la carcoma marina (broma, de nombre vulgar), afecta mucho al pecio en la actualidad. ¿También cuando hicieron las prospecciones en los años 90?

-Uno de los problemas fundamentales que tiene este barco en cuanto a su conservación es que su madera aguanta poco al ser de pino, pues no es tan dura como la del roble o cedro (más resistentes). Y luego está el Teredo navalis, un gusanillo que horada la madera y le hace una especie de costrita calcárea, está en todos los mares y es lo que más perjudica las maderas. Cuando se hizo la primera excavación, en los años 60, por parte de Benito Vilar-Sancho Altet, fue retirada toda la capa de ánforas. Esa capa estaba encima de la madera, de manera que la protegía. Quitar las ánforas supuso que la madera quedara desnuda, a flor de piel, por lo que empezó a sufrir mucho. Se sacaron casi todas las que había. Suponemos que, por eso, desde entonces se produjo una gran pérdida de madera del pecio.

-¿Fue muy expoliado ese barco?

-Como muchos otros en los años 60, más aquí en las islas, fue expoliado. Venían muchos buceadores, sobre todo extranjeros, que eran los primeros que traían buenos equipos de submarinista. Había un comercio brutal. Eran los primeros momentos en que la gente se metía en el agua con ese tipo de equipos. Sacaban lo que podían. Los buceadores franceses eran muy habituales aquí?

-Todo francés que se precie lleva un pequeño Jacques Cousteau en su corazoncito (además de un pequeño Alain Prost y un pequeño Bernard Hinault).

-Claro, y llevaban buceando 20 años antes que nosotros. Estaba muy expoliado, pero la intervención de Vilar-Sancho recuperó muchas ánforas en perfecto estado que están en el Museo Arqueológico.

-Usted se dedica, esencialmente, a la arqueología submarina.

-Empecé en el Museo Nacional de Arqueología Submarina de Cartagena, perteneciente al Ministerio de Cultura y conocido como Arqua. Allí estuve seis años. Este trabajo del Grum de Sal lo comenzamos con ese museo. Al depender del Ministerio de Cultura contamos con ciertos medios para trabajar durante dos campañas seguidas y un equipo de gente suficiente para poder dibujar el barco, que fue nuestro objetivo principal. Al estar sumergido a más de 20 metros podíamos estar muy poco tiempo bajo el agua. Necesitábamos equipos muy grandes para turnarnos.

-¿Cómo trabajaban?

-Bajábamos de dos en dos al fondo. Éramos seis equipos. Cada uno permanecía bajo el agua un máximo de 40 minutos.

 

16 febrero 2017 at 11:30 pm Deja un comentario

Nuevos hallazgos frente a la costa siciliana: 47 lingotes de oricalco y 2 cascos corintios

Unos investigadores sicilianos han recuperado 47 lingotes de este metal legendario descrito por Platón y, entre otros objetos, dos cascos corintios en perfecto estado de conservación

gela1_ng

El oricalco fue descrito por Platón como “el más precioso de los metales después del oro”. Foto: Sebastiano Tusa, Soprintendenza del Mare-Regione Sicilia

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
13 de febrero de 2017

Cuarenta y siete nuevos lingotes de oricalco han sido hallados en el fondo del mar frente al municipio siciliano de Gela, tras el hallazgo de 39 lingotes del mismo material en diciembre de 2014. Ambos descubrimientos pertenecen a una nave que se hundió en la primera mitad del siglo VI a.C., cuando Gela era una importante colonia griega, según explica el arqueólogo Sebastiano Tusa, responsable de la Superintendencia del Mar de la Región Siciliana, a National Geographic. El oricalco, una aleación de cobre y zinc, era entonces “el más precioso de los metales después del oro“, según Platón.

Los investigadores, de la Guardia di Finanza de Palermo y de la Superintendencia del Mar, también han recuperado una botella de la colonia griega de Massalia (Marsella), un ánfora arcaica y dos magníficos cascos corintios, un tipo de casco de bronce de la Antigua Grecia que cubría toda la cabeza y que tenía aberturas para los ojos y la boca. “Cuando excavemos la zona de los hallazgos de forma sistemática sabremos si todos los objetos pertenecieron al mismo barco, aunque la cercanía de los mismos y la homogeneidad topográfica me inducen a pensar que efectivamente son del mismo naufragio“, declara Tusa.

gela2_ng

El casco corintio era un tipo de casco de bronce de la Antigua Grecia que cubría toda la cabeza y que tenía aberturas para los ojos y la boca. Foto: Salvo Emma, Soprintendenza del Mare-Regione Sicilia

 

gela3_ng

Lingotes de oricalco hallados frente a la costa de Gela, en Sicilia. Foto: Sebastiano Tusa, Soprintendenza del Mare-Regione Sicilia

 

gela4_ng

El oricalco es una aleación de cobre y zinc que antiguamente tenía mucho valor. Foto: Sebastiano Tusa, Soprintendenza del Mare-Regione Sicilia

 

13 febrero 2017 at 8:49 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

mayo 2017
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente