Posts tagged ‘arqueología clásica’

Muere el arqueólogo e historiador abulense Emilio Rodríguez Almeida

Diputación y Ayuntamiento lamentan el fallecimiento de «el alma de la historia antigua de Roma»

rodriguez-almeida

Emilio Rodríguez Almeida – ICAL

Fuente: ABC   22/02/2016

El arqueólogo e historiador abulense Emilio Rodríguez Almeida falleció ayer en Valladolid a los 85 años de edad a causa de un ictus. Nacido en Madrigal de las Altas Torres (1930), es autor de cerca de 200 trabajos arqueológicos, topográficos, filológicos y de una veintena larga de libros y en 2012 fue galardonado con el premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades.

Miembro de número de la Institución Gran Duque de Alba, entidad de la Diputación Provincial de Ávila, cursó estudios de Humanidades, Filosofía y Teología en el Seminario Diocesano de San Millán de Ávila entre 1941 y 1954, iniciando en Roma sus estudios de Arqueología a partir de 1956. Vuelve a Ávila en 1958, donde pasó cinco años dedicado a la enseñanza en el Colegio Diocesano. Tras su vuelta a Roma se doctora en Epigrafía, con la calificación de Summa Cum Laude, informa Ical.

Establecido en la capital italiana, se dedicó a la Arqueología Clásica y colaboró asiduamente con varias instituciones oficiales de arqueología, junto con las que comenzó a realizar el trabajo por el que se hizo tan reconocido: la prospección superficial y recogida de materiales anforarios de aceite de la Bética en el área arqueológica de Monte Testaccio, llegando a reunir una serie de casi 2.000 inscripciones que se conservan en las colecciones capitolinas, formando un catálogo gráfico y técnico de 23 volúmenes.

Prolífico investigador

Otro ámbito que estudió fueron los problemas de la topografía urbana de Roma, cristalizando sus investigaciones en los dos volúmenes de su trabajo ‘Forma Urbis Marmórea: Aggiornamento Generale 1980 (1981)’. En 1984 vio la luz su monografía ‘Il Monte Testaccio, ambiente, storia, materiali (Roma, Quasar)’, hoy famosa, y en el año 1989 comienza la campaña de excavación del Monte Testaccio, en la que colaboraban la Universidad de Roma, la Complutense de Madrid y la Autónoma de Barcelona.

En 2001, la Universidad de Sevilla le concedió el honor del Doctorado Honoris Causa en reconocimiento a 25 años sostenidos de trabajos sobre la ‘Anforología y comercio del aceite bético en la antigüedad’. En 2011 obtuvo el Premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades.

Desde su vuelta a Ávila en 2001, Rodríguez Almeida se ocupó principalmente de temas arqueológicos y artísticos de Ávila y su territorio, temas que, en realidad, no abandonó nunca. Aparte de una edición nueva (2003) de su viejo estudio de 1978 «Ávila Romana», en el mismo año 2003 apareció «El testamento espiritual de Pedro Berruguete en Ávila», con ocasión del V centenario de la muerte del pintor palentino.

«Un humanista con mayúsculas»

La Institución Gran Duque de Alba, de la que era Miembro de Número desde 2010, ha publicado en los últimos años trabajos suyos como «El Cáliz de San Segundo de la Catedral de Ávila» (1997) y «Ávila Gallega» (2002). Autor de un estudio general y sistemático sobre los puentes históricos de la provincia de Ávila, que verá la luz próximamente en una cuidada edición, al igual que su participación en el próximo volumen de ‘Historia de Ávila’, dedicada a la trashumancia y las vías de comunicación en la Edad Moderna.

Desde la Diputación Provincial de Ávila se ha lamentado profundamente el fallecimiento de un «humanista e investigador con mayúsculas». También el Ayuntamiento ha lamentado «profundamente» la muerte de «el alma de la historia antigua de Roma».

El Consistorio ha enviado su más sentido pésame a la familia y a los amigos de este «insigne» profesor e investigador, que «tanto ha contribuido a divulgar el pasado romano de Ávila». «Con él se va un sabio, pero nos deja su obra, sus libros y el profundo cariño que siempre mostró por esta ciudad y esta tierra», concluyeron.

El funeral se celebrará esta tarde, a partir de las 17 horas, en la iglesia de Santiago Apóstol de la capital abulense.

22 febrero 2016 at 6:19 pm Deja un comentario

Un congreso sobre Augusto en Tarragona

La estancia de Augusto en Tarraco constituye uno de los temas principales de un congreso que también conmemora el bimilenario de la muerte del primer emperador

Tarraco-Biennal

El comité científico del congreso y, en segundo término, el anfiteatro de la antigua Tarraco. / © TARRACO BIENNAL

poster-tarraco-biennalDel 26 al 29 de noviembre de 2014, Tarragona celebra el 2º Congreso Internacional de Arqueología y Mundo Antiguo, bajo el siguiente título: Augusto y las provincias occidentales. 2000 aniversario de la muerte de Augusto. Tarragona rememora así la época en que asumió la capitalidad del mundo romano, entre los años 27 y 24 a.C., cuando el emperador Augusto residió en la ciudad costera mientras se recuperaba de una enfermedad y recibía noticias de Roma y del desarrollo de las Guerras Cántabras. Este año se conmemora, además, el bimilenario de la muerte de Augusto, uno de los personajes más destacados de la historia antigua, que estuvo vinculado excepcionalmente a Tarragona. Durante su estancia en Tarraco se le dedicó un altar y después de su muerte fue deificado de forma oficial y se levantó un magnífico templo en su honor que fue citado por el historiador Tácito.

Investigadores nacionales e internacionales

Tras el XIV Congreso de Arqueología Clásica celebrado en Tarragona en 1993, que fue un hito a nivel mundial en este ámbito, en 2012 se decidió organizar un certamen bienal de características similares, denominado Tarraco Biennal. En esta segunda edición se celebra la efeméride de la muerte de Augusto concentrando a un selecto grupo de investigadores nacionales e internacionales, cuyas aportaciones científicas ofrecerán un conocimiento crítico del personaje, de su obra y de su legado. El congreso, organizado por la Fundació Privada Mútua Catalana, comenzará con la presentación de las seis ponencias y 55 comunicaciones que lo forman. Se realizarán, además, diferentes visitas, actividades, presentación de libros y el día 29 tendrá lugar una comida a modo de cierre.

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC

25 noviembre 2014 at 6:04 pm 1 comentario

«¿El latín y el griego lenguas muertas? ¡Pero si tenemos toda nuestra cultura hecha sobre ellas!»

Me he permitido la licencia de cambiar el encabezamiento a esta interesantísima entrevista al arqueólogo y antropólogo Emilio Rodríguez Almeida que publica hoy El Norte de Castilla y cuya lectura recomiendo.

Rodríguez-Almeida

Rodríguez Almeida ha consagrado buena parte de sus investigaciones de los últimos años al patrimonio de su provincia natal

El arqueólogo y antropólogo abulense Emilio Rodríguez Almeida se cuenta entre los pocos españoles que se atreven a rebatir a los grandes expertos internacionales en el mundo clásico. Miembro de la Academia Pontificia de Arqueología de Roma y del Instituto Arqueológico Alemán de Berlín, este humanista sabio alcanzó notoriedad hace años gracias a su investigación del Monte Testaccio, en Roma, una colina artificial que oculta 50 millones de ánforas de aceite procedentes, en su mayoría, de Andalucía. Premio Castilla y León de Humanidades, Rodríguez Almeida encuentra en la cultura latina no solo las fuentes del conocimiento de lo que somos, sino un acicate para afrontar la vida con una exigencia personal al margen de modas.

-Usted es un entusiasta defensor de la cultura clásica. No sé si esta frase de Horacio, el autor de las ‘Odas’, es aplicable a los tiempos de crisis que vivimos: «Lo que hace falta es someter las circunstancias, no someterse a ellas».

-Tengo por Horacio adoración. Es el más grande poeta latino, no hay duda ninguna. El más cercano a los hombres, y el que mejor los entendía. Está muy por delante de Virgilio, con toda la grandeza de Virgilio y la amistad que había entre ellos.

En general todos dependemos mucho más de las circunstancias que de la sustancia. Dependemos de la televisión, el whatsapp, o los teléfonos móviles. La gente está loca por las comunicaciones, que, al fin y al cabo, son sólo circunstancias, aunque puedan ser más o menos necesarias. Pero la sustancia es otra: la propia formación, el propio modo de ver el mundo, el modo de ver a la persona humana a nuestro alrededor. La política y la economía son también circunstancias que nos envuelven y nos enredan.

-Esta otra cita, también del poeta de Venosa, quizás diga algo de cómo hemos llegado hasta aquí: «El tiempo saca a la luz todo lo que está oculto, y encubre y esconde lo que ahora brilla con el más grande esplendor».

-Eso es verdad. Ha sido siempre así, y ya lo era en el mundo romano. La gloria del imperio era el esplendor. Por debajo, en cambio, está el hombre, y la grandeza del hombre no es ese esplendor puramente externo.

-Otros pensadores clásicos, como Séneca, nos aportan otras claves para el presente, desde sus 2.000 años de distancia: «No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas».

-Vivimos todos muy acomodados, muy envueltos en las cosas y vamos muy poco a la sustancia. El ritmo de vida que llevamos no deja tiempo para calar al interior de nuestras almas. ¿Cuándo piensa hoy el hombre en su alma? Prácticamente nunca. Solo alguna vez, si es un hombre que tenga alguna fe, se acuerda de que debe cultivar su propia alma, que existe.

-¿Y cuántos de los problemas sociales que acumulamos en la administración, la justicia, la educación, y tantos otros responden a esta pereza a afrontar los desafíos complicados?

-Casi todos. Si no fuera así, no tendríamos la crisis espantosa que tenemos hoy en día. Que no es una crisis solamente de tipo material, de tipo económico; sino que es una crisis de valores. En el caso de la política se ve claro. No piensa nunca en valores, sino en votos; piensa en el modo como puede seguir gobernando.

-¿En qué medida una sociedad que debilita su preocupación humanística debilita su capacidad para afrontar estos retos?

-Hoy día ya sabe que en las cuestiones de formación del pensamiento lo que más vale es lo que tiene que ver con intereses de tipo material. Hoy día se cuida mucho más la técnica, la física, los artilugios del mundo en que vivimos.

-«La adversidad no es una desgracia, antes bien, el sufrirla con grandeza de ánimo es una dicha», afirmaba Marco Aurelio. Si algún líder, político o social, se atreviera a proferir esta frase en público muchos la interpretarían como una provocación.

-Seguramente, porque ahora nos es tan extraña este tipo de cultura profundísima que ya no la podemos entender y parece una provocación. Ya no sentimos la cultura clásica como nuestra. Se dice que el griego y el latín son lenguas muertas. ¡Pero si tenemos toda nuestra cultura hecha sobre ellas! ¡Cómo van a ser lenguas muertas! Y, sin embargo, actuamos como si lo fueran. Para nosotros la cultura clásica está prácticamente muerta. Persiste todavía en ciertos márgenes de nuestra vida cultural, en las universidades por ejemplo, donde se la aprecia. Pero lo que no se hace es apostolado en su favor. Existe una distancia con respecto a la cultura clásica que es muy lamentable.

-Habrá quien piense que se trata de una distancia irremediable. Que somos distintos de aquellos hombres.

-Ahí están las ‘Consolaciones’, que son una maravilla. Pero nuestros críticos de literatura las leen y dicen que Séneca manejaba clichés, cosas de filosofía barata. Pero Séneca no era un filósofo barato. Sus ‘Consolaciones’ son el reflejo de la vida humana. Todo lo que se puede pensar, todo lo que se puede decir, todo lo que se puede reprochar al ser humano de hoy día es exactamente lo mismo que ya entonces los estoicos, o los mismos epicúreos, reprochaban a sus propios contemporáneos.

-Quizás uno de los rasgos que caracterizan nuestro presente es su desinterés por esa gloria que tanto motivaba a los clásicos.

-Esa es la clave. Ahí está la raíz de muchos de nuestros males. Cicerón explica: «Cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria», cuanto más difícil, más ilustre es el triunfo. El pequeño enemigo no te da grandes glorias; es un gran enemigo el que te puede dar ese resplandor del que habla la cita.

-¿Es un problema de pérdida de ambición, o de que ahora la única ambición que concebimos es la de ganar dinero?

-Dinero o poder, que al fin y al cabo son la misma cosa, dos partes de la misma moneda. Nos interesa lo que da poder -que puede ser el dinero, o la intriga- que permite llegar a un puesto donde se puede imponer un juicio, una conducta, o leyes incluso.

Tengo 83 años. He tenido tiempo de desencantarme de todo lo que pensaba que sabía cuando era joven. O de todo lo que pensaba cuando era joven. Estoy al borde ya de mi despedida. Gracias a Dios yo he tenido una gran riqueza personal que me han dado, que me han regalado. Vivo de ella y sé que lo que nos cuentan los filósofos del pasado es tan parejo con lo que nos sucede hoy que parece como si nos viéramos en un espejo.

-A veces tenemos la tentación de pensar que somos muy especiales. Que en nuestra época ocurren cosas que no han sucedido nunca antes. Y probablemente no es cierto.

-Esto es algo muy de hoy día. Pero si no somos nadie, o ‘naide1, como dirían en Castilla. Somos un episodio mínimo en una historia general que toca a millones de hombres, de los cuales la inmensa mayoría ya no existen. Pero, al menos, nos queda lo que los más ilustres han dicho y nos han enseñado, que se calca literalmente sobre nuestra vida. Si queremos pensarlo, claro.

-La experiencia de los clásicos también demuestra que existe una cierta distancia en el modo de abordar los problemas. «Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad», afirma Séneca. No estoy muy seguro de que esto se aplique en la España del siglo XXI.

-Es de aplicación si tenemos formación. Si no la tenemos es imposible. Lo que podemos decir es que quien ha dicho esa frase, y otras muchas frases maravillosas que nos enseñan tanto, era gente que pensaba. En sí mismos, en primer lugar. Hoy día la gente no piensa mucho en el comportamiento propio.

-Probablemente la distancia mayor entre los pensadores clásicos y el presente está en la relación con las pasiones. Allí donde los estoicos recomendaban contención, hoy se predica y practica el desbordamiento. Esta frase de Seneca: «No es pobre el que tiene poco, sino el que mucho desea», por ejemplo, choca frontalmente con el discurso de la publicidad.

-También entonces se decía aquello de que «tanto tienes, tanto vales». A través de los tiempos ha sido siempre así. Pero no conviene que olvidemos que, siendo una constante, es lo peor del ser humano de aquellos tiempos y lo peor también del ser humano de nuestro tiempo. La madre del cordero es nuestra formación. Los que tienen mucho dinero, como los banqueros, o los que tienen mucho poder, no son los paradigmas. Eso no es el hombre. El poder y el dinero son las quincallas del hombre.

-Su trabajo arqueológico más destacado fue la investigación del Monte Testaccio, en Roma.

-Estaba abandonado desde hacía cien años y yo me preocupé de ponerlo de nuevo en circulación porque me parecía que tenía un gran interés para nosotros, porque lo que había allí eran ánforas de aceite procedentes de España, en un momento en el que el aceite tenía un valor muy superior al que tiene hoy. Y conviene tener en cuenta que no todas las naciones del mundo romano tienen un monte que sea enteramente español. Por desgracia mi trabajo no ha dado mucho fruto. Los españoles que escucharon mi voz entonces creí que la escuchaban con la intención de sacarle todo el jugo al proyecto, pero al final ha pasado como con tantas cosas, que no se ha estudiado de verdad y mi investigación ha sido masacrada y copiada en otros libros sin que se avanzara. El Testaccio ha sido para mí una gran desilusión.

-¿Está suficientemente cuidado y atendido el legado romano de Castilla y León?

-Algo se está haciendo. No está muy profundizado, pero hay profesores e instituciones que están trabajando en este campo. Aunque no todo lo que tendríamos que hacer.

-¿Tenemos suficiente patrimonio romano para sacar pecho?

-Claro que podemos sacar pecho. Lo que pasa es que tenemos que conocerlo bien. De las villas romanas de Castilla y León conocemos un 10% o menos. La Olmeda, Puras, San Pedro del Arroyo… y hay muchísimas más. Pero ¿quién se ha ocupado de hacer una catalogación con medios aéreos? Nadie, y sin embargo desde esa perspectiva son perfectamente visibles los restos de una villa romana. Incluso los que están bajo tierra y que nadie aún conoce o ha excavado. Falta una catalogación detallada de todas las villas romanas de Castilla y León. Que son muchísimas.

-¿Se puede dar un número aproximado?

-Para mí es difícil porque no conozco el resto de las provincias como conozco la de Ávila. Pero aquí tenemos cinco o seis. Multiplique por nueve y verá las que salen. Y Ávila no es la provincia más rica. Las provincias situadas en la llanura del Duero son más conspicuas seguramente.

-Dentro de esta crisis que tenemos en nuestra relación con el pasado, parece que el patrimonio es de lo poco que se salva.

-Sí, pero cuando oye usted hablar a los políticos lo que dicen es que el patrimonio y la cultura no dan dinero. Esta es la ignorancia más crasa que existe. Si no nos da dinero eso, ¿qué lo da? ¿A qué vienen aquí, a vernos nuestra cara?

-Una peligrosa tendencia actual invita a someter la cultura y el patrimonio al turismo.

-Es una ecuación que hay que invertir: primero es la cultura y el patrimonio, y después viene el turismo. No al revés. Por tanto, la riqueza es el patrimonio. Por eso se llama así, patrimonio, lo que nos legaron nuestros padres. El turismo es la consecuencia económica derivada. Pero meterlo en la cabeza de la gente es difícil, porque hoy día se piensa todo en términos de dinero.

En Burgo de Osma está el único manuscrito que existe en España de la Apoloquíntesis, que es un libro que se atribuye erróneamente a Séneca, pero que no por ello deja de tener interés. Estoy esperando que alguien se preocupe y que aporte algo de dinero para que algún investigador, yo mismo u otro, pueda estar un mes estudiando a fondo el documento.

-¿Por qué es tan difícil en España dar a los restos arqueológicos el trato que merecen? Da la sensación de que a menudo se consideran un patrimonio de segunda.

-Tenemos un concepto de monumentos que es falso. Es verdad que las catedrales son monumentos, pero no sólo ellas lo son. ¿Es menos monumento el puente romano de los Cobos en Solosancho? ¿O los doscientos y pico puentes medievales que hay en la provincia de Ávila? No, señor.

-Me refería más bien a los restos arqueológicos. Pareciera que su condición de testimonios fragmentarios o incompletos les privara de valor.

-Habría que decir entonces. ¿Usted se imagina que queda algo de verdad que conservar en Mérida? Lo que hoy pervive, algunas columnas, algo del anfiteatro, el puente y la alcazaba, son briznas de lo que era Mérida, una ciudad que fue la capital de la Lusitania. Pero la cultura es así, nos impone la obligación de salvar hasta la última piedra. Pero no es así como actuamos. Aquí, en Ávila, por ejemplo, son innumerables los monumentos que han desaparecido. El acueducto romano, por ejemplo, del que casi nadie sabe que existió. Todos los restos fueron destruidos y sólo queda un cachito dentro del convento de las madres de santa Teresa, con algunos arcos del acueducto.

Somos un pueblo sin memoria. Vamos por la calle presumiendo de nuestra muralla, pero apenas sabemos nada de ella. Para empezar no sabemos ni siquiera que existen restos que se remontan al siglo V, de cuando la ciudad se defendía de los ataques de los suevos. Si tuviéramos verdadera memoria nos preocuparíamos más por esto, o por el estado de puentes como el de Valladolid en Arévalo, que está en gravísimo peligro y es un puente romano maravilloso. Menos mal que se hizo la presa de las Cogotas y ya no llegan grandes avenidas. De lo contrario, cualquier día nos encontraríamos con que una crecida se lo lleva por delante.

-«El olvido es la muerte, por eso hay tanto muerto deambulando por las calles», declaró en una entrevista. ¿Tan desmemoriados estamos?

-Nos hemos condenado a no tener memoria. Nada más que la que nos interesa. Estos buscan la memoria histórica de los ejecutados por Franco, y aquellos recuerdan a los curas que mataron los republicanos a troche y moche en las provincias nuestras. La memoria verdadera no es eso, no es el recuerdo sectorial o subjetivo que nos inventamos. Y desde luego eso no es historia. Hoy se utiliza como arma para atravesar al enemigo. Pero esa es una memoria partisana, fanática, que más que ayudar a recordar, contribuye a que olvidemos lo que no nos interesa.

17 mayo 2014 at 1:33 pm 5 comentarios

Hallan en Egipto una escuela de época romana

Trimithis-antigua-escuela

Una escuela que con el tiempo terminó convirtiéndose en parte de una vivienda más grande ha sido identificada en la antigua ciudad de Trimithis, en el Oasis de Dakhla, al oeste de Egipto, según informa Live Science . En los muros de la escuela se han encontrado textos en griego de 1.700 años antigüedad. Uno de los textos se refiere a la Odisea, y habla de Helena de Troya dándole a sus huéspedes una droga. Otro de los textos aconseja a los estudiantes trabajar duro para desarrollar sus habilidades retóricas. Las salas de la escuela disponían de bancos donde los estudiantes podían sentarse para leer o a los que se subían para escribir en las paredes.

Trimithis-escuela

Fuente: Archaeology: Roman-Era School Found in Egypt

Procedencia de las imágenes: LiveScience

12 febrero 2014 at 9:48 am Deja un comentario

El ADN desmiente a Evans: los minoicos eran europeos

Según una reciente investigación, los minoicos, los artífices de la primera civilización avanzada de Europa, eran realmente europeos

Knossos

Pintura mural del Palacio minoico de Cnosos, Creta

A esta conclusión, publicada ayer (14 de mayo) en la revista Nature Communications, se ha podido llegar mediante la comparación de ADN de esqueletos minoicos de 4.000 años de antigüedad con material genético de habitantes de Europa y África, tanto del pasado como de la actualidad.

«Ahora sabemos que los fundadores de la primera civilización europea avanzada eran europeos», asegura el coautor del estudio, George Stamatoyannopoulos, especialista en genética humana de la Universidad de Washington. «Eran muy similares a los europeos del Neolítico y muy similares a los actuales cretenses».

Si bien esto puede sonar muy intuitivo, los hallazgos desafían sin embargo la teoría largamente sostenida de que los antiguos minoicos provenían de Egipto.

La primera civilización europea

La cultura minoica surgió en Creta, hoy parte de Grecia, y floreció desde el 2.700 al 1.420 a.C. aproximadamente. Hay quien cree que una erupción masiva del volcán Thera en la isla de Santorini condenó a la civilización de la Edad de Bronce, mientras que otros sostienen que fueron los invasores micénicos quienes derrocaron a la anterior potencia.

En nuestros días, los minoicos suelen ser más conocidos por el mito del minotauro, una criatura mitad hombre, mitad toro que habitaba en el interior de un laberinto en Creta.

Cuando hace más de 100 años el arqueólogo británico Sir Arthur Evans descubrió el palacio minoico de Cnosos, quedó deslumbrado por su belleza. También observó una misteriosa similitud entre el arte minoico y el egipcio, y no creyó que esta cultura fuera de cosecha propia.

«Es por eso que Evans postuló que esta civilización procedía de Egipto o de Libia,» señala Stamatoyannopoulos a LiveScience.

Claves genéticas

Para probar esta idea, el equipo de investigación analizó el ADN de restos humanos de antiguos minoicos hallados en una cueva en Lassithi Plateau de entre 3.700 y 4.400 años de antigüedad. Compararon el ADN mitocondrial de los huesos, que se transmite a través de la línea materna, con el de muestras pertenecientes a 135 poblaciones modernas y antiguas de toda Europa y África.

Los investigadores descubrieron que los esqueletos minoicos eran genéticamente muy similares a los europeos de hoy en día – sobre todo a los de los actuales cretenses, y particularmente a los de Lassithi Plateau. También que eran genéticamente similares a los europeos del Neolítico, pero distintos a los de poblaciones de Egipto o Libia.

Fuente: Tia Ghose,  LiveScience | Mysterious Minoans Were European, DNA Finds

15 mayo 2013 at 7:46 pm Deja un comentario

Mérida acoge el XVIII Congreso Internacional de Arqueología Clásica

El prestigioso congreso, que se celebrará entre el 13 y el 17 de mayo de 2013, incluirá visitas al yacimiento de «Augusta Emerita» y al Museo Nacional de Arte Romano

teatro_romano_Mérida

El teatro romano de Mérida, de los años 16-15 a.C., es una de las construcciones más importantes de la antigua ciudad romana. / SFGP / GTRES

Mérida, la antigua y floreciente ciudad romana que fue fundada en el año 25 a.C. por el emperador Octavio Augusto, acoge, desde el 13 al 17 de mayo de 2013, el XVIII Congreso Internacional de Arqueología Clásica, que en esta ocasión se titula de la siguiente manera: Centro y periferia en el mundo clásico. Este prestigioso encuentro internacional, organizado por la Asociación Internacional de Arqueología Clásica (AIAC), se celebra de forma periódica cada cinco años en distintos países de todo el mundo. En 1958, la recién creada Associazione Internazionale di Archeologia Classica organizó el primer congreso en Roma y Nápoles. Los anteriores encuentros, sobre todo los celebrados antes de la segunda guerra mundial, habían estado marcadamente influenciados por cuestiones políticas. Desde entonces, Tarragona ha sido la única ciudad española en acoger este congreso, en 1993, en el que se alcanzó un máximo de participación de 1.200 asistentes.

Los congresos organizados por la AIAC reúnen a los más destacados especialistas en el campo de la arqueología clásica, y cuentan con la asistencia de profesionales y estudiantes de todo el mundo. En ellos se tratan las novedades arqueológicas relacionadas con la cultura clásica, como pueden ser los últimos hallazgos arqueológicos o la aplicación de las nuevas tecnologías. Además de las sesiones científicas, que se desarrollarán en el Palacio de Congresos de Mérida, se realizarán actividades complementarias como la visita al yacimiento de Augusta Emerita, al Museo Nacional de Arte Romano y excursiones a otros lugares de interés arqueológico cercanos a Mérida.

Fuente: National Geographic

7 mayo 2013 at 7:25 am Deja un comentario

El Congreso Internacional de Arqueología pone en marcha un blog

Mérida

El Congreso Internacional de Arqueología Clásica (CIAC) que se celebrará del 13 al 17 de mayo en Mérida ha puesto en marcha esta semana su blog oficial. La bitácora se puede visitar desde este lunes 25 de febrero en la siguiente dirección: http://ciac2013merida.org/.

Los organizadores del CIAC 2013 son el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida (MNAR), el Gobierno de Extremadura y el Instituto Catalán de Arqueología Clásica (ICAC). Estas instituciones han decidido modernizar la comunicación del CIAC apostando por el blog y las redes sociales.

En el blog se podrán encontrar las últimas novedades respecto al CIAC, así como aspectos prácticos sobre el propio congreso pero también sobre Mérida para las personas que tengan pensado asistir. Asimismo, también se publicará información sobre los ponentes, los actos que se llevaran a cabo, noticias de ámbito arqueológico, reportajes o entrevistas.

Coincidiendo con el estreno del blog, también se han puesto en marcha perfiles en distintas redes sociales. De este modo, el CIAC ya está presente en Twitter, Facebook y Flickr, según ha informado el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida en nota de prensa.

El objetivo del proyecto digital, según indica el museo, es crear una «red internacional virtual de seguidores de la arqueología clásica». Así pues, este Congreso será el «primero» en el que la comunidad científica pueda estar presente de manera virtual.

EL CONGRESO

El Congreso Internacional de Arqueología Clásica se celebra cada cinco años y está considerado como el encuentro de expertos «más importante» en este campo.

La de Mérida será la segunda ocasión en la que el CIAC se celebre en España. En 1993 se llevó a cabo en Tarragona con un «éxito ampliamente reconocido tanto por la comunidad científica como por la propia ciudad».

El CIAC 2013 lleva por título ‘Centro y periferia en el mundo clásico’ y está presidido por el director del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, José María Álvarez Martínez, mientras que la exdirectora del ICAC y catedrática de la UAB, la profesora Isabel Rodà, es la vicepresidenta.

Para más información sobre el CIAC 2013, se puede consultar la web oficial: http://aiac2013merida-mnar-icac.net/.

Fuente: EUROPA PRESS

26 febrero 2013 at 5:27 pm Deja un comentario

Tarragona, capital mundial de la arqueología clásica

Desde la pasado jueves tiene lugar en Tarragona Tarraco Biennal, el I Congreso Internacional de Arqueología y Mundo Antiguo

El certamen, que trata sobre el gobierno y la sociedad en la Hispania romana, reúne a reconocidos profesionales nacionales e internacionales | En su primera edición se rinde homenaje al arqueólogo, Géza Alföldy

Imagen-promocional-del-Congres

Imagen promocional del Congreso con el Anfiteatro romano de Tarragona de fondo Tarraco Biennal

Tarragona es heredera de un rico e importante patrimonio histórico y monumental que la convierten en una de las ciudades más destacadas del Imperio romano. Consciente de la trascendencia de su pasado y con la voluntad de mantener vivo su legado, el Patronat de la Fundació Privada Mútua Catalana, ha organizado el primer Congreso arqueológico, Tarraco Biennal.

El certamen empezó el jueves y desde entonces han pasado numerosos profesionales especializados en este ámbito, llegados de España, Italia, Alemania, Hungría y Portugal. Reconocidos nombres como Mireille Corbier, Angela Donati, Ángel Ventura, László Borhy, Borja Díaz Ariño y Armin U. Stylow han explicado mediante sus conferencias la arqueología clásica y el mundo antiguo en la Tarraco romana, profundizando sobretodo en la epigrafía.

Tal como explica el presidente de la Fundació, Joan Josep Marca, la iniciativa nace con la voluntad de seguir creciendo y con «la intención de proyectar Tarragona al mundo». Según la organización, la previsión es que Tarraco Biennal se realice cada dos años. En los años pares tendrán lugar las conferencias del congreso, mientras que en los impares se presentarán las conclusiones de los estudios realizados. El certamen cuenta con un presupuesto de 80.000 euros, financiados con recursos propios de la Fundación (75%) y con las aportaciones de los patrocinadores (25%).

Homenaje a Géza Alföldy

La reciente pérdida, el noviembre del año pasado, del arqueólogo y profesor Géza Alföldy, ha marcado el congreso, ya que se ha aprovechado para rendirle un sincero y merecido reconocimiento. La directora del Institut Català d’Arqueologia Clàssica, Isabel Rodà, explica que «Tarragona, y no sólo la Tarraco romana, fue una ciudad que lo conquistó y Alföldy estuvo con todas las personas que se movían a su alrededor, con una generosidad sin límites, compartiendo sus conocimientos con todo el mundo».

El profesor Géza Alföldy, catedrático emérito de historia antigua por la Universidad de Heidelberg, doctor honoris causa por diez universidades, entre las cuales la Universitat Autònoma de Barcelona (1988) y la Universitat Rovira i Virgili (2008), ha sido unánimemente reconocido como el científico más destacado en el terreno de la Epigrafía latina clásica.

Durante su discurso de investidura como doctor honoris causa, Géza Alföldy aseguró que «entre las ciudades de la Hispania romana, la Colonia Iulia Urbs Triumphalis Tarraco es la que tiene el patrimonio epigráfico más rico. Tiene un valor inestimable para el estudio de la historia de la ciudad y del mundo romano en general, así como para la historia social».

Durante el tiempo en que Alföldy elaboró sus primeras obras sobre Tarragona, se desplegó una ferviente actividad de recuperación y conservación de los restos más emblemáticos legados por los antiguos romanos. «Un gran pasado obliga a la época actual a cuidar sus monumentos y a conservarlos para el futuro. Hubo momentos durante mis estancias en Tarragona, en los últimos veinte años, que pensaba en un triste futuro para esta ciudad, cuyos monumentos antiguos se destruían poco a poco. Constato con satisfacción que la situación ha cambiado mucho», aseguraba el arqueólogo.

Ave Salve,  la epigrafía a escena

Entre las actividades programadas en el congreso destacó la presentación del espectáculo «Ave Salve», una producción del Museu Nacional Arqueològic de Tarragona. Se trata de un montaje que consta de diversas dramatizaciones a partir de textos clásicos. El espectáculo, ideado y dirigido por Sergi Xirinacs, se inspira en el patrimonio epigráfico de Tarraco.

Fuente: La Vanguardia

1 diciembre 2012 at 1:53 pm Deja un comentario

El robo del Tesoro de Benghazi

Hace una semana lo denunciaba Le Figaro. Hoy The Telegrafh da nuevos detalles de lo que podría ser el mayor robo de antigüedades llevado a cabo en los últimos tiempos.

Recientemente se ha sabido que el pasado mes de marzo unos ladrones se llevaron de una cámara acorazada de la ciudad libia de Benghazi una valiosa colección de casi 8.000 monedas antiguas de oro, plata y bronce.

El robo de monedas del llamado Tesoro de Benghazi (o Bengasi), muchas de ellas de la época de Alejandro Magno, podría ser uno de los mayores de la historia de la arqueología.

La Interpol ha alertado sobre el robo, que tuvo lugar en marzo. Considera que el Consejo Nacional de Transición de Libia lo ha mantenido en secreto hasta ahora por temor a que su imagen pudiera verse empañada en un momento en que estaban inmersos en una desesperada batalla por la supervivencia contra el régimen de Gaddafi.

Los detalles del robo fueron dados a conocer en una conferencia de la UNESCO celebrada la semana pasada en París. Los ladrones hicieron un boquete en el techo de hormigón del Banco Nacional de Comercio de Benghazi donde se custodiaba el tesoro, abrieron los armarios metálicos y rompieron los sellos de las cajas de madera de contenían la colección.

Según The Sunday Times, los ladrones solo se interesaron por los tesoros antiguos y no tocaron los objetos de menor valor.

Además de 7.700 monedas fueron sustraídas joyas tales como medallones, pulseras, collares, pendientes, piedras preciosas, anillos y brazaletes de oro. También se llevaron pequeños objetos y figuras de bronce, vidrio y marfil.

Didracma de plata, de la colección del Tesoro de Benghazi robado en Libia, vía Mail Online

El tesoro fue excavado entre 1.917 y 1.922 en el templo de Artemisa, en la antigua ciudad romana de Cirene, cerca de Benghazi.

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, ha descrito el robo como «un desastre».

Hafed Walada, un arqueólogo libio formado en el King’s College de Londres, ha manifestado: «Tengo la impresión de que ha sido un trabajo interno. El tesoro llevaba allí muchos años, no lo sabía mucha gente, y además los ladrones no hicieron caso del dinero en efectivo que había en cámara.

«En términos del patrimonio histórico de Libia, se trataba de un robo muy importante.»

En los meses siguientes han aparecido frecuentemente monedas antiguas de oro en el mercado del oro de Bengasi, y en Egipto un agricultor fue sorprendido con una figura de oro de tres pulgadas de altura (7’5 centímetros) y 503 monedas que pueden proceder de esta colección.

La UNESCO ha alertado a los marchantes de arte y a las fuerzas policiales de todo el mundo para que busquen las piezas del tesoro de Benghazi.

Una inspección realizada en septiembre por expertos de la UNESCO constató que el rico patrimonio histórico de Libia ha sufrido pocos daños durante los nueve meses de guerra, debido en parte a que la OTAN ha trabajado con expertos para evitar que fueran bombardeados los enclaves arqueológicos.

Pero con el país inundado de armas y de hombres armados, y con pocos signos de autoridad, les preocupa que los sitios romanos, griegos y fenicios en territorio libio, algunos de los mejores del mundo antiguo, puedan ahora estar en peligro de sufrir saqueos.

Fuente: Nick Meo | The Thelegraph | Treasure of Benghazi bank vault raided (Traducción LTdN)

31 octubre 2011 at 12:43 pm Deja un comentario

¿Hacia una reinterpretación de La Odisea?

Unas excavaciones que en la actualidad se llevan a cabo en Cefalonia podrían cambiar radicalmente lo que hasta ahora conocemos acerca de Ítaca y La Odisea.

Las excavaciones que actualmente dirige Antonis Vassilakis, Director de Antigüedades de Cefalonia e Ítaca, han sacado a la luz en la región de Riza, en Poros ( Πόρος), Cefalonia (Κεφαλλήνια), un impresionante edificio de época micénica (1.400-1.200 a.C.) junto a la Tumba Tholos de los micénicos.

El edificio forma parte de un amplio centro residencial, el primero en ser descubierto en el área de Cefalonia. Hay un muro circular cuya superficie total es de 250 acres, y su datación es precisa debido a la cerámica que se ha encontrado de este período.

De confirmarse este descubrimiento, entonces la contemporánea Ítaca habría sido solo una parte del reino de Ulises, siendo Cefalonia la sede del reino y de los palacios de la región de Riza.

Las nuevas pruebas de Vassilakis han sido remitidas al Ministerio Griego de Cultura.

Fuente: Greek Reporter |Redefining Homer’s Odyssey

23 octubre 2011 at 7:03 pm Deja un comentario

Entradas anteriores


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos

RSS Blogs en Χείρων·Chiron

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente