Posts tagged ‘Adriano’

El tupé más famoso de la antigüedad

Alejandro Magno fue una referencia en el mundo romano, una figura que imitar hasta en el peinado

Detalle del mosaico de Isos en el que el conquistador macedonio, melena (y tupé) al viento, carga contra las tropas de Darío III. El mosaico, copia de una pintura griega, fue hallado en la Casa del Fauno, en Pompeya. (DEA / M. CARRIERI / Getty)

Fuente: FÈLIX BADIA LA VANGUARDIA
12 de mayo de 2017

Hace 2.000 años, para ser alguien en la alta política romana, había que parecer, emular, recordar o evocar, aunque fuera remotamente, a Alejandro Magno, el mítico caudillo macedonio que tres siglos antes había construido en tiempo récord un imperio en el sudeste de Europa y Asia. Y había que hacerlo con las obras, pero también con las formas.

Literalmente. Pompeyo, el aliado –primero– y archirrival –después– de Julio César lo creía a pies juntillas, y tras conquistar a sangre y fuego buena parte de Oriente Medio, como hiciera en su día Alejandro, asumió también el apelativo de Magno y, un detalle no tan menor como pudiera parecer, decidió lucir tupé, el característico rasgo del conquistador griego y tal vez uno de los peinados más famosos de la antigüedad.

No se trataba por supuesto de un tupé de aire rockabilly o que anticipara la opinable estética de Donald Trump, sino del peinado que los griegos llamaban ‘anastole’ (poner hacia atrás). A Alejandro se le había representado con él tanto en monedas y esculturas como en pinturas y mosaicos, como el de Isos hallado en Pompeya, en que se le representa en plena carga contra el último rey persa, Darío III.

Pompeyo Magno se hizo representar con un tupé parecido al de Alejandro, y con sus conquistas llegó incluso a emular sus éxitos. Todo ello años antes de perder, literalmente, la cabeza en las costas de Alejandría (Getty)

Para cuando, casi 300 años después, Pompeyo estaba alcanzando el cenit de su celebridad, la figura del conquistador griego se vinculaba de forma inseparable al peinado, así que le faltó tiempo para intentar acercar su imagen a la del general heleno. “Su pelo –explicaba Plutarco– tendía a levantarse en la parte de alta de su frente, y eso (…) producía un parecido, más comentado que real, a las estatuas de Alejandro”.

El detalle es algo más que una anécdota. Peinados al margen, la explotación de la imagen de los líderes y su semejanza o no respecto a los mitos del momento tuvo un papel fundamental en el despiadado juego político del fin de la república (siglo I antes de Cristo). Un uso de la imagen pública que alcanzaría años después su punto más alto ya en el imperio con el reinado de Augusto, quien gracias a ello podría cimentar su poder.

El uso de la representación del líder que se hizo en la antigüedad, recuerda a la comunicación política del siglo XX e inicios del siglo XXI: desde la icónica representación de Stalin con su mirada a lo lejos para guiar al destino del pueblo, hasta la dulcificada imagen Obama con las mangas eternamente arremangadas que transmitían su disposición a trabajar por su país.

Salvando los siglos transcurridos, este uso de la representación del líder recuerda, y mucho, a la comunicación política del siglo XX e inicios del siglo XXI: desde el culto a la personalidad en las dictaduras –la icónica representación de Stalin con su mirada a lo lejos para guiar al destino del pueblo, o los brazos cruzados de Hitler mostrando fortaleza–, hasta la dulcificada imagen de los políticos en los sistemas liberales –con las mangas eternamente arremangadas de Obama que transmitían su disposición a trabajar por su país–.

Para un político ambicioso, y en la turbulenta Roma del siglo I antes de Cristo los había a decenas, vincularse, pues, a las mayores celebridades del mundo clásico era fundamental. Pompeyo no se limitó al peinado, sino que incluso llegó a visitar la tumba de Alejandro Magno para hacerse con la capa del conquistador. También la visitaron después los emperadores Calígula, que tomó prestada su coraza, y Augusto, que, no se sabe exactamente cómo, rompió de forma involuntaria la nariz de su momia. Con este ritmo de expolio, no es extraño que la ubicación de los restos de Alejandro, suponiendo que aún existan, sea hoy uno de los grandes misterios de la arqueología.

Para un dandi como Julio César la calvicie fue un verdadero tormento. No ayudaba que la tradición romana considerara la alopecia como un signo de mala salud y de poca masculinidad (Getty)

Julio César también veneraba la figura del conquistador macedonio. Suetonio cuenta que, cuando el que más tarde sería dictador pasó por delante de una estatua de Alejandro en Hispania, se echó a llorar. ¿La razón? Tenía en aquellos momentos 33 años, la misma edad a la que había muerto el caudillo griego, y no había alcanzado hasta el momento ningún logro con el que pasar a la posteridad. Aunque hay dudas sobre la certeza de la anécdota, lo que sí parece claro es la influencia que la imagen de Alejandro tenía en el poder establecido del momento. Quién sabe si Julio César habría deseado también lucir el legendario tupé del conquistador. Sin embargo, tenía un problema prácticamente insalvable: una calvicie precoz.

Es cierto que la imagen era un factor de primer orden que los líderes romanos se apresuraban a explotar a fondo, pero, de la misma manera, constituía un factor que los podía convertir en blanco de las críticas de sus adversarios, y Julio César los tenía en cantidades ingentes. En la cultura romana, la calvicie tenía muy mala prensa, en especial, si era prematura, porque el pelo se consideraba un símbolo de fuerza, virilidad, juventud y fertilidad, y, por tanto, se pensaba que quien la sufría adolecía de falta de esas características. “Feo es el campo sin hierba, y el arbusto sin hojas y la cabeza sin pelo”, escribió Ovidio. Por eso, uno de los grandes hombres de la antigüedad, el mismo que conquistó Galia y Egipto, y el que puso los cimientos de uno de los imperios más importantes que ha visto el planeta, vivió en realidad atormentado por su falta de cabello.

Los enemigos de Julio César se cebaron en su calvicie, Adriano expresó su amor a Grecia al dejarse barba, y Cómodo ostentó espolvoreándose oro en el pelo

El médico y licenciado en Humanidades Xavier Sierra Valentí explicaba hace unos años en un artículo publicado por la revista ‘Piel’, que Julio César pasaba largas horas intentando disimular su falta de pelo y que incluso se peinaba hacia adelante, porque no soportaba las burlas de sus detractores. Sierra añade que, según Suetonio, obtuvo permiso del Senado para llevar en todo momento la icónica corona de laurel como un honor que además le permitía disimular su falta de pelo. No obstante, no todos veían un problema en su calvicie según textos clásicos, que señalan que sus tropas, al regreso de una de sus conquistas, cantaban por las calles: “Ciudadanos, guardad vuestras esposas, traemos a un calvo adúltero”.

En cambio, la aristocracia romana tradicional veía en Julio César, además de un enemigo político, a un perfil contrapuesto a los valores conservadores de la República romana, y por ese motivo, explotaron a fondo su lado más frívolo y su fama de playboy. El que sería el hombre más poderoso de su época y uno de los militares más audaces de su tiempo era también un fashionista, pero, como explica Tom Holland en ‘Rubicón’ (Ático de los Libros), sus cinturones de color naranja y sus ropas demasiado holgadas para el gusto canónico del momento fueron aprovechados en campañas en su contra, de la misma manera que su estilo de vida. “Hombre de todas las mujeres y mujer de todos los hombres”, se decía de él en referencia a su comentada y promiscua bisexualidad.

Como todos los emperadores, en cuanto a la moda Adriano era un prescriptor de tendencias. Fue él quien puso de moda la barba en Roma, una estética que hasta entonces se consideraba bárbara en la capital del imperio (Leemage / Getty)

Si bien la alopecia no estaba bien vista, llevar barba era incluso peor porque se veía como una costumbre de bárbaros. Por eso, un ciudadano que cuidara su imagen debía pasar a menudo por el tonsor, un barbero verdaderamente temible encargado de mantener a los varones romanos dentro de la civilización. Ponerse en sus manos no parece que fuera una experiencia especialmente agradable, porque no se utilizaban cremas para el afeitado y porque el instrumental, por afilado y cuidado que fuera, distaba mucho de tener la sofisticación actual.

Así pues, los nobles romanos debían de ser personas de piel acerada, porque era muy raro que alguno de ellos renunciara a afeitarse, al menos durante el siglo I. Sin embargo, con la llegada de Adriano (76-138) y su barba ensortijada, las cosas empezaron a cambiar. Como el resto de los emperadores, este fue un verdadero creador de tendencias. Pero, como en el caso de Pompeyo o de Julio César, esas tendencias eran más que simple estética para traspasar de nuevo el umbral de la comunicación política.

Tras la muerte de su hermano Geta, Caracalla proclamó la ‘damnatio memoriae’ (que se eliminara toda referencia a él). En la imagen Caracalla de niño (derecha) y a su lado Geta, borrado (Getty)

En este sentido, la barba de Adriano era una declaración de intenciones: si el vello facial había sido considerado poco civilizado en Roma, en Grecia, en cambio, el punto de vista era el opuesto, y el nuevo emperador era un enamorado de todo lo que guardaba relación con el mundo helénico. El look adriánico se completaba con un vistoso pelo rizado, posiblemente gracias al calmistro, una herramienta que se calentaba al fuego y luego se aplicaba al pelo. Una técnica sólo para valientes.

La moda de Adriano se siguió durante mucho tiempo. Bastantes años después, al emperador Caracalla (188-217), famoso entre otras cosas por las gigantescas termas que mandó construir en Roma y por haber solucionado la rivalidad con su hermano Geta por la vía rápida –el asesinato–, se le representaba con barba y pelo rizado. Y cara de pocos, muy pocos, amigos. Cómodo (161-192), al que la tradición describe como un emperador sanguinario, paranoico y apasionado de los juegos de gladiadores –tanto que incluso llegó a lanzarse a la arena–, fue otro de los que se apuntaron a esa moda, aunque le dio una vuelta a la tuerca, al, según algunas versiones, espolvorearse el pelo con oro y hacerse representar como Hércules, en, una vez más, un mensaje político. Los tiempos habían cambiado, y donde Pompeyo dos siglos antes evocaba a un conquistador, Cómodo prefería identificarse, directamente, con un semidiós, hijo del mismísimo Júpiter.

Paranoico, sanguinario, ostentoso… a juzgar por las fuentes clásicas, el emperador Cómodo –el de ‘Gladiator’– no fue precisamente un repositorio de virtudes. En la imagen, personificado, ni más ni menos, que como el semidiós Hércules (DEA / G. DAGLI ORTI / Getty)

 

12 mayo 2017 at 10:47 am Deja un comentario

Si la antigua Roma hubiera tenido televisión

Un estudio analiza la promoción política que se hacían los emperadores a través de los medios de entonces: monedas, estatuas, pinturas

anfora_monedas

Una ánfora repleta de monedas romanas del Museo Arqueológico de Sevilla. PACO PUENTES

Fuente: ISABEL FERRER > La Haya  |  EL PAÍS
2 de febrero de 2017

La idea de un sistema internacional de Estados cuyas relaciones sirvan para equilibrar el poder surge después del Renacimiento y es el espejo del mundo actual. La Roma antigua, por el contrario, ejemplifica la fuerza militar aplicada de la manera más funcional: la conquista para expandir sus límites. Aunque los emperadores han pasado a la historia como el rostro más visible de la antigüedad clásica, para mantenerse no solo debían manejarse con el Senado, sofocar conjuras y ganar batallas. La imagen que proyectaban en todos sus territorios debía reforzar su posición, y algunos, como Augusto y Adriano, destacaron en el uso de lo que podría denominarse los medios masivos de comunicación de la época. En su caso, las monedas de curso legal, bustos, estatuas o bien relieves e inscripciones en edificios, con mensajes distintos para sus múltiples interlocutores.

La carga ideológica del áureo (moneda de oro), denario (plata), sestercio (bronce) o bien as (cobre), surge en el momento mismo de ser acuñadas. “Las de oro y plata eran para los ricos, entre ellos los senadores, y en su cara aparecía el rostro del emperador de turno. El revés es distinto. Claudio fue aupado al poder por la guardia pretoriana tras el asesinato de su sobrino, Calígula. Así que, al principio, el reverso de las monedas hacía hincapié en este cuerpo de escoltas de élite. Solo cuando conquista Britania (la isla de Gran Bretaña antes de las invasiones germanas) siente que ya no les debe nada y desaparecen”, señala Olivier Hekster, catedrático de Historia Antigua de la universidad Radboud, de Nimega. Recién premiado por la Academia holandesa para las Artes y las Ciencias por sus estudios en este campo, señala asimismo que Nerón, tal vez el emperador con peor fama, fue más popular de lo que creemos. “Las monedas de bronce se destinaban a los pobres, y él podía poner detrás edificios reconocibles para la gente. Como cuando mandó reconstruir el puerto de Ostia, la vía de entrada del grano, es decir el alimento, en Roma”.

Las estatuas eran otro de los reclamos publicitarios de los emperadores y Adriano llegó a un grado sumo de refinamiento. Según Hekster, fue el primero que vio la imposibilidad de mantener intactos los límites de un imperio enorme, “y devuelve fronteras al Este de Roma, un gesto insólito, porque el Imperio solo podía crecer”. “En sus efigies, de todos modos, aparece como un gran líder militar, con su uniforme más imponente. Las monedas muestran otro aspecto de este proceso, que podríamos llamar de descentralización, y ahí aparecen distintas provincias del Imperio. De esta manera, no parecen mera tierra conquistada”.

Algunos emperadores, como Marco Aurelio, eran percibidos ya en vida como un filósofo y su buena imagen ha llegado hasta nosotros. Su secreto fue centrarse en los senadores, un pequeño grupo de gente comparado con el pueblo en su conjunto. “Pero ellos escribían la Historia en una sociedad donde solo se alfabetizaban los poderosos, y sin ellos era impensable llegar al poder”. Con todo, el maestro en el manejo de estos recursos fue Augusto, el primer emperador. Sobrino nieto de Julio César, que lo adoptó, pasó toda su vida intentado evitarse la muerte violenta de su protector. “En el Senado, sus esculturas lo presentaban con toga, como uno más. Para la gente, aparecía fuerte y también como un pacificador. Con sus soldados era un militar. Es decir, tenía el mensaje adecuado para cada situación”, asegura el experto. Aunque no fuera emperador, el magnicidio impidió a Julio César cultivar con el esmero de sus sucesores la exhibición de imágenes paralelas del poder. “Pero para su posteridad ya está Shakespeare, e incluso Asterix, en otro plano, desde luego”, concluye Hekster.

 

6 febrero 2017 at 8:21 pm Deja un comentario

“Jornada de expertos” del legado de Roma en mayo para promover la candidatura de Itálica a la Unesco

Los promotores del proyecto de candidatura del Conjunto Arqueológico de Itálica, que guarda las ruinas de la antigua ciudad romana que descansa en Santiponce (Sevilla), a la declaración de Patrimonio de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco por sus siglas en inglés), preparan la celebración de unas “jornadas de expertos” en mayo sobre el legado de la antigua Roma.

italica_recreacion

Recreación histórica en Itálica. (EUROPA PRESS)

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es
1 de febrero de 2017

Concha Cobreros, vicepresidenta de la asociación ciudadana Unión Cívica del Sur, Civisur, que promueve esta iniciativa nacida en 2014, después congelada y ahora reimpulsada, ha informado a Europa Press de que la comisión de cultura de la citada plataforma ciudadana está “dando los primeros pasos” para articular a todos los efectos la mencionada candidatura, que recientemente ha cosechado el respaldo de instituciones como el Ayuntamiento de Santiponce, la Diputación de Sevilla o la Universidad hispalense, como ya sucediera en 2014.

“Es un camino largo, pero ya estamos dando los primeros pasos”, ha expuesto Concha Cobreros, defendiendo que Civisur está componiendo un “proyecto sólido” para elevar al comité de Patrimonio Mundial de la Unesco una candidatura de las ruinas romanas de Itálica a la declaración de Patrimonio de la Humanidad. En ese sentido, ha precisado que dentro de los “primeros pasos” de la iniciativa, figuran unas “jornadas de expertos” sobre cultura romana, probablemente para los días 22 y 23 de mayo.

ITÁLICA

El asentamiento romano de Itálica fue fundado por Publio Cornelio Escipión ‘El Africano’ allá por el año 206 antes de Cristo y fue la cuna de los emperadores Trajano y Adriano. El 13 de diciembre de 1912, a propuesta de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, una real orden declaró estas emblemáticas ruinas romanas como “monumento nacional”, un hito cuyo centenario pasó en 2012 sin pena ni gloria por lo que a las instituciones públicas se refiere.

La rehabilitación del antiguo teatro, no obstante, ha constituido un importante revulsivo para el conjunto arqueológico, que en su remozado espacio escénico acoge actualmente los espectáculos del Festival Internacional de Danza de Itálica y las funciones del ciclo Teatros Romanos de Andalucía. Pero aunque el conjunto arqueológico vivió hace poco una cierta revitalización con frecuentes jornadas y actividades, ha quedado ensombrecido por aspectos como los cierres parciales sufridos a cuenta de las vacantes en su plantilla de vigilantes.

La propuesta de candidatura de las ruinas de Itálica a la declaración de Patrimonio Mundial, de cualquier manera, nació en el verano de 2014 de la mano de la Fundación Itálica de Estudios Clásicos y se fundamentaba especialmente en el papel de este asentamiento como “ensayo” del proyecto político de la antigua Roma, al tratarse de la primera ciudad creada por Roma en Hispania y fuera de la Península Itálica, siendo además “la cuna de los emperadores Trajano y Adriano”.

LA DOBLE EFEMÉRIDE DE 2017

Al respecto, la idea inicial era intentar que la Unesco debatiese la candidatura en la sesión de 2017 de su comité de Patrimonio Mundial, para coincidir con el 1.900 aniversario de la muerte del emperador Trajano y de la llegada al poder del emperador Adriano, ambos procedentes de Itálica.

No obstante, y según señalaban a Europa Press hace meses fuentes de la iniciativa, la misma fue “frenada” al objeto de revisarla. En ese sentido, el profesor de Geografía Humana de la Universidad Hispalense Víctor Fernández Salinas, secretario del comité español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés), opinaba allá por 2014 que la propuesta es “muy difícil” de culminar porque “España tiene muchos bienes declarados Patrimonio de la Humanidad, hay muchas ruinas romanas y la idea no es demasiado innovadora”.

 

1 febrero 2017 at 8:15 pm Deja un comentario

El PP pide una conmemoración «de altura» por los aniversarios de los emperadores Trajano y Adriano

En agosto se cumplirán 19 siglos desde la muerte del primero y la llegada del segundo a Itálica

bustos_adriano_trajano

Bustos de los emperadores Adriano y Trajano – ABC

Fuente: ABC de Sevilla
26 de enero de 2017

La portavoz adjunta del Grupo Popular en el Ayuntamiento, María del Mar Sánchez Estrella, va a pedir en el Pleno de mañana viernes que se organice una conmemoración de altura para recordar los 19 siglos del fallecimiento del emperador Trajano y la llegada al poder de su sucesor Adriano, «los emperadores ‘sevillanos’ nacidos en Itálica».

En este sentido, Sánchez Estrella ha explicado que «vamos a pedir que se realicen los trámites oportunos para la constitución de una comisión organizadora, integrada por representantes del Ayuntamiento de Sevilla, el Ayuntamiento de Santiponce, la Diputación Provincial, la Junta de Andalucía, expertos historiadores y representantes de diversas entidades ciéntíficas, destinada a preparar los actos y actividades conmemorativas del 19º Centenario del fallecimiento del emperador Trajano y ascenso al poder de su sucesor, el emperador Adriano, que se conmemora en el mes de agosto del presente año 2017».

Así, la portavoz adjunta ha destacado que «se trata de dos figuras clave de la Roma Imperial nacidos en la ciudad romana de Itálica, en la actual Santiponce, y que son un ejemplo de la importancia histórica que nuestra tierra ha alcanzado en diversos momentos de la Historia de la Humanidad»; y ha añadido que «las celebraciones de conmemoraciones históricas representan oportunidades únicas para la promoción de aquellos valores culturales, sociales y turísticos de que hacen gala las ciudades que son sede de los actos».

Además, Sánchez Estrella ha señalado que «dada la importancia de la conmemoración, entendemos que el Ayuntamiento de Sevilla ha perdido ya una oportunidad importante para promocionar este evento en la presente edición de la Feria Internacional del Turismo (Fitur), y haber incluido entre los contenidos expuestos en el pabellón de Sevilla la conmemoración de los diecinueve siglos que se cumplen desde la desaparición y ascenso al poder de los dos emperadores ‘sevillanos’, como sí ha hecho la Diputación de Sevilla».

Rehabilitación del Museo Arqueológico

De igual modo, María del Mar Sánchez Estrella ha anunciado que pedirá también en el Pleno que «se solicite al Gobierno de España retomar las negociaciones para fijar un calendario presupuestario para la rehabilitación y acondicionamiento del Museo Arqueológico de Sevilla»; y ha añadido que «entendemos que la íntima relación de esta efeméride con el legado histórico de Roma en nuestra tierra merece que volvamos a plantearnos la situación de deterioro que presentan los equipamientos museográficos, que contienen buena parte de nuestra riqueza arqueológica».

Por último, la portavoz adjunta ha resaltado que «Sevilla debe aprovechar la conmemoración de esta efeméride relativa a Trajano y Adriano dada la relevancia para nuestra ciudad de estas figuras históricas fundamentales de la época romana, así como los indudables lazos de vecindad e interrelación de Sevilla con el conjunto arqueológico de Itálica».

 

26 enero 2017 at 8:17 pm Deja un comentario

Entrar en el Panteón de Roma ya no será gratis

Se prevé que el ticket costará tres euros. Fuerte polémica en Italia por la medida

panteon_reuters

El Panteón de Roma – Reuters

Fuente: ÁNGEL GÓMEZ FUENTES > Roma  |  ABC
16 de enero de 2017

Es el monumento más amado por los romanos, después del Coliseo, y el más visitado de Italia. El Panteón recibió 7,4 millones de personas, mientras el Coliseo ocupó el segundo lugar con 6,4 millones de visitantes, y Pompeya fue el tercero con 3,2 millones. Hoy el Panteón está en el centro de una gran polémica entre expertos, turistas y romanos, porque tiene ya los días contados la entrada gratis. El ministro de Bienes Culturales, Dario Franceschini, dice que habrá que pagar un ticket de tres euros para ver el que fue templo romano dedicado a todos los dioses, construido en el 27-25 a. C. por orden del general y arquitecto Marco Vipsanio Agrippa, fiel colaborador y yerno del emperador Augusto. Según Franceschini, la medida entrará en vigor en esta legislatura. Como se prevé que ésta acabará en junio, se empezaría en los próximos meses. El Panteón que hoy conocemos fue creado en época imperial (118-125 d.C.), cuando bajo Adriano se reconstruyó el templo precedente, destruido por un incendio.

El monumento símbolo de Roma ha llegado casi intacto hasta nuestros días porque fue utilizado como iglesia por los primeros cristianos. A buen seguro que Stendhal no le habría importado pagar un billete, a la vista de la descripción que hace en su libro «Paseos por Roma»: «El más bello resto de la antigüedad romana es sin duda el Panteón. Este templo se ha deteriorado tan poco que se nos aparece como debieron verlo en su época los antiguos romanos», escribe Stendhal. Cabe destacar que Gian Lorenzo Bernini, gran intérprete del barroco romano, se llevó bronces para hacer el baldaquino de la Basílica de San Pedro.

El Panteón acoge las tumbas del pintor Rafael y de los reyes de Italia Vittorio Emanuele II y su hijo Umberto I y es lugar de culto, con misas y otras ceremonias. Por ello se ha tenido que hacer una negociación con el Vaticano: «Estamos a buen punto en las relaciones con la Iglesia. Es importante hacer convivir la visita de turistas que pagan con las celebraciones para los fieles», manifestó el ministro de Cultura.

Los expertos se dividen. El asesor de Cultura del Ayuntamiento de Roma, Luca Bergamo, ha puesto el grito en el cielo, considerando que cobrar entrada al Panteón es un daño para el turismo y los romanos, porque «tienen derecho a gozar de su patrimonio». El escritor Corrado Augias considera que es justo pagar porque ayuda a salvar los tesoros artísticos. En cambio, el profesor de Historia del Arte Tomaso Montanari afirma que el acceso debe continuar gratuito porque en el Panteón está la identidad italiana y representa la continuidad entre clásico y moderno, además de ser escuela de memoria y de ciudadanía.

 

17 enero 2017 at 8:59 am 1 comentario

Renace la candidatura de Itálica al Patrimonio de la Humanidad

recreacion_italica

Recreación histórica en Itálica (EUROPA PRESS)

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es

SEVILLA, 29 Nov.- Tras el freno sufrido por la iniciativa promovida por la Fundación Itálica de Estudios Clásicos para impulsar una candidatura del Conjunto Arqueológico de Itálica, que guarda las ruinas de la antigua ciudad romana que descansa en Santiponce (Sevilla), a la declaración de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco por sus siglas en inglés), la propuesta ha renacido de la mano de la Unión Cívica del Sur, Civisur.

La propuesta ha sido presentada este martes al secretario general de Cultura de la Consejería, Eduardo Tamarit, por Manuel del Valle, copresidente de Civisur; Concha Cobreros, coordinadora de la Comisión de Cultura de dicha asociación ciudadana; y Juan Ruesga, miembro asimismo de esta comisión. Desde Civisur se es consciente de que promocionar esta candidatura “no es tarea fácil”, sobre todo a cuenta de los numerosos yacimientos que sobreviven como legado de la antigua Roma, “pero creemos firmemente que el valor excepcional de Itálica podría tener oportunidades para conseguirlo”.

Civisur, en ese sentido, aboga por “un formato innovador de candidatura que podría incorporar otros bienes”. Como primer paso de este proyecto, el consejo asesor de la candidatura trabaja en la organización de “un seminario de expertos en Itálica que debatan y planteen las posibilidades y estrategia a seguir para esta eventual candidatura”. El seminario, en ese sentido, se celebrará la próxima primavera y reunirá a una decena de especialistas.

El asentamiento romano de Itálica, en concreto, fue fundado por Publio Cornelio Escipión ‘El Africano’ allá por el año 206 antes de Cristo y fue la cuna de los emperadores Trajano y Adriano. El 13 de diciembre de 1912, a propuesta de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, una real orden declaró estas emblemáticas ruinas romanas como “monumento nacional”, un hito cuyo centenario pasó en 2012 sin pena ni gloria por lo que a las instituciones públicas se refiere.

ITÁLICA A DÍA DE HOY

La rehabilitación del antiguo teatro, no obstante, ha constituido un importante revulsivo para el conjunto arqueológico, que en su remozado espacio escénico acoge actualmente los espectáculos del Festival Internacional de Danza de Itálica y las funciones del ciclo Teatros Romanos de Andalucía. Pero aunque el conjunto arqueológico vivió hace poco una cierta revitalización con frecuentes jornadas y actividades, ha quedado ensombrecido por aspectos como los cierres parciales sufridos a cuenta de las vacantes en su plantilla de vigilantes, entre otros aspectos.

La propuesta de candidatura de las ruinas de Itálica a la declaración de Patrimonio Mundial, de cualquier manera, nació en el verano de 2014 de la mano de la Fundación Itálica de Estudios Clásicos y se fundamentaba especialmente en el papel de este asentamiento como “ensayo” del proyecto político de la antigua Roma, al tratarse de la primera ciudad creada por Roma en Hispania y fuera de la Península Itálica, siendo además “la cuna de los emperadores Trajano y Adriano”.

LA DOBLE EFEMÉRIDE DE 2017

Al respecto, la idea inicial era intentar que la Unesco debatiese la candidatura en la sesión de 2017 de su comité de Patrimonio Mundial, para coincidir con el 1.900 aniversario de la muerte del emperador Trajano y de la llegada al poder del emperador Adriano, ambos procedentes de Itálica.

No obstante, y según señalaban a Europa Press hace meses fuentes de la iniciativa, la misma fue “frenada” al objeto de revisarla. En ese sentido, el profesor de Geografía Humana de la Universidad Hispalense Víctor Fernández Salinas, secretario del comité español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés), opinaba allá por 2014 que la propuesta es “muy difícil” de culminar porque “España tiene muchos bienes declarados Patrimonio de la Humanidad, hay muchas ruinas romanas y la idea no es demasiado innovadora”.

 

30 noviembre 2016 at 2:40 pm Deja un comentario

¿Por qué el Acueducto de Segovia ha rejuvenecido 20 años?

Los arqueólogos Santiago Martínez y Víctor Cabañero explican a ABC cómo han llegado a la conclusión de cambiar de siglo la fecha de construcción del monumento romano a partir del análisis de 12.000 piezas

acueducto_de_segovia

Acueducto de Segovia, con la Catedral al fondo – ICAL

Fuente: I. JIMENO > Segovia  |  ABC
7 de noviembre de 2016

Aunque el tango canta que veinte años no son nada, esos dos decenios más -o, más bien, de menos- sí pueden suponer mucho para avanzar en la determinación de una de las grandes incógnitas que, casi 2.000 años después de sus construcción, siguen rodeando al Acueducto. Se sabe que fue una obra de ingeniería levantada en época romana, pero nada sobre la fecha exacta en la que, pila a pila, los 20.400 sillares de granito dibujaron lo que hoy es uno de los principales monumentos de España y seña de identidad de Segovia.

Si lo que cautiva las miradas de segovianos y los miles de visitantes que cada año paran ante él es la enormidad de su belleza, es bajo sus pies, ocultos, donde se encuentran algunos de los tesoros que permiten saber un poco más de este gran y atractivo desconocido. Y es ahí, en las fosas de cimentación, de hasta cuatro metros de profundidad, selladas antes de levantar los pilares en lo que era un terreno «blando», en la ahora llamada plaza del Azoguejo, donde el Acueducto alcanza su mayor altura -28,10 metros-, donde se encontraron las claves que han llevado a «rejuvenecer» al Acueducto «entre 20 y 50 años».

Cerca de 12.000 piezas se han analizado hasta llegar a la conclusión «consensuada» por los expertos, tras un proceso de «reflexión mucho tiempo», de que esta obra declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985 y Monumento Nacional ya en 1884 «sólo» pudo ver cómo sus arcadas centrales se levantaron como mínimo después del año 112 a 118 de nuestra Era y no a partir del 98, como hasta se sostenía. Al menos 20 años menos y cambio de siglo, del I al II después de Cristo. Un avance que «permite precisar con mayor solvencia la dinámica histórica de la ciudad de Segovia en época Romana», apunta el arqueólogo Santiago Martínez, quien, junto con su colega Víctor Cabañero, ha llevado a cabo durante cuatro años el estudio de laboratorio de las miles de piezas que han permitido precisar un poco más la edad del Acueducto. Para ello también lo han «contrastado» con datos de los arqueólogos Luciano Municio, Clara Martín, José Miguel Labrador y Sonia Álvarez, que trabajan sobre otras áreas de la Segovia romana.

acueducto_de_segovia2

Los arqueólogos Santiago Martínez y Víctor Cabañero, autores del estudio sobre el Acueducto – A. TANARRO

Entre esas piezas objeto de la lupa arqueológica, una «ingente cantidad» de materiales graníticos, fragmentos de «terra sigillata» -que aportan la cronología «más exacta», pues se produjeron entre el 50 después de Cristo y los mandatos de Adriano y Trajano-, cerámica romana, un sestercio de Trajano -una moneda emitida entre el año 112 y 116, durante el sexto consulado de este emperador-. Analizadas y combinadas, en un trabajo nada fácil en el que también ha habido que despreciar restos rescatados de unas fosas de cimentación selladas en lo que era como una «escombrera» a los pies de la ciudad en lo alto, permiten sostener que «fueron colocadas» bajo las moles de granito antes de su construcción. Por lo que «posiblemente» esta obra de ingeniería hidráulica fue levantada «más de 20 años» después de la fecha hasta ahora apuntada.

Sería a finales del imperio de Trajano o pleno gobierno de sus sucesor, Adriano, lo que tumba las teorías «sin muchos datos contrastados» de ser anterior e incluso que obedeciese a una restauración de un proyecto previo. «Se ha puesto una fecha mínima desde datos contrastados», defiende Santiago Martínez, director también del Museo de Segovia, donde se custodian esas piezas rescatadas durante la excavación realizada por el arqueólogo Germán Prieto Vázquez. Es, destaca, el «alma de la investigación», gracias al trabajo realizado bajo los pilares 3, 4 y 5 en 1998, cuando el Acueducto estaba inmerso en la última gran restauración, acometida entre 1992 -se prohibió el paso de vehículos bajo sus arcos- y 2000.

Momento propicio

Esas nuevas fechas «explican la época de Segovia para acometer una obra de semejante envergadura», quizá con financiación de la propia Roma, y bajo la dirección de un desconocido ingeniero que proyectó los 167 arcos de granito unidos sin cemento ni argamasa. El siglo II es ya un periodo de «paz y estabilidad» que propicia acometer obras así. «Es como el AVE en España, se hace cuando hay dinero», puntualiza Cabañero. Era un momento de «eclosión» en las provincias hispánicas de la antigua Roma, lo que puede explicar que la combinación de «voluntad, fondos y marco normativo» permitiese ejecutar el Acueducto en un Segovia de entonces entre 3.000 y 5.000 habitantes, ubicada en punto relevante del mapa, justo al saltar Guadarrama, y cruce de caminos.

Eso sí, la nueva información, sostienen, «abre muchos más interrogantes» sobre una obra de la que como otras -el Castillo de Coca, por ejemplo- se desconoce su data.

 

7 noviembre 2016 at 9:04 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

mayo 2017
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente