Posts filed under ‘Partenón’

“Atenas 1917” en 3D

Descubre un avance de la exposición “Atenas 1917: la mirada de la Armada de Oriente” organizada por la Escuela Francesa de Atenas en el Museo Benaki del 15 de septiembre al 12 de noviembre de 2017 con este vídeo, realizado en colaboración con el Museo de la Acrópolis, que ofrece un panorama único de la ciudad de Atenas y sus monumentos.

Web de la exposición

Museo Benaki

Fuente: Canal de la Escuela Francesa de Atenas en Youtube

 

Anuncios

11 septiembre 2017 at 8:26 pm Deja un comentario

Recuperan objetos del ‘Mentor’, el barco naufragado de lord Elgin

El bergantín de lord Elgin se hundió en 1802 durante una tormenta en la isla griega de Citera, mientras transportaba un cargamento de mármoles del Partenón y de otros monumentos de la Acrópolis

Casco destruido de la nave. El naufragio del Mentor no se encuentra en buenas condiciones, como se puede apreciar en esta fotografía del casco destruido de la nave. FOTO: MINISTRY OF CULTURE AND SPORTS, GREECE

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
15 de agosto de 2017

Entre el 8 y el 27 de julio, el Eforato de Antigüedades Subacuáticas de Grecia ha llevado a cabo nuevas investigaciones en el Mentor, el bergantín de lord Elgin, que se hundió en septiembre de 1802 durante una tormenta en la isla griega de Citera. El cargamento de mármoles que transportaba, del Partenón y de otros monumentos de la Acrópolis, fue recuperado tres años después.

Gregorios Logothetis, un cronista de Citera, relató el naufragio de la siguiente manera: “Un barco procedente de Atenas iba a anclar en Avlemonas cargado de cajas con varias estatuas preciosas de mármol y, puesto que la tripulación se quedó dormida, golpeó contra una roca y se rompió. Los mármoles en las cajas se hundieron en el fondo del mar y sólo las personas se salvaron, desnudas”.

Los arqueólogos subacuáticos han encontrado pertenencias personales de la tripulación y de los pasajeros del Mentor: piezas de ajedrez, pipas, viales (frasquitos para contener medicamentos inyectables), un cepillo de dientes, monedas de oro (una de Utrecht fechada en 1756), elementos decorativos de instrumentos musicales y dos botones metálicos con el símbolo del ancla, procedentes de un uniforme de la marina. El naufragio no se encuentra en buenas condiciones debido a la destrucción ocasionada durante las tareas de salvamento de 1802-1804 y en acciones posteriores.

Polea y restos de madera. Los arqueólogos subacuáticos han hallado restos de cuerdas y poleas entre la madera, empleadas durante las operaciones de salvamento de las reliquias. FOTO: MINISTRY OF CULTURE AND SPORTS, GREECE

 

Objetos de hierro. Objetos de hierro hallados durante las exploraciones realizadas en julio de 2017. FOTO: MINISTRY OF CULTURE AND SPORTS, GREECE

 

Restos de un mueble. Restos de un cajón que formaba parte de un mueble de madera. FOTO: MINISTRY OF CULTURE AND SPORTS, GREECE

 

17 agosto 2017 at 1:17 pm Deja un comentario

Comienza la restauración del frontón oeste del Partenón de Atenas

La disputa entre Poseidón y Atenea por el dominio del Ática fue representada en el frontón oeste del Partenón que, como el resto del edificio, quedó muy dañado en 1687

Frontón oeste. Las obras en el frontón oeste del Partenón de Atenas comenzaron el jueves 22 de junio. Foto: Ministry of Culture, Greece

Fuente: ALEC FORSSMANN NATIONAL GEOGRAPHIC
28 de junio de 2017

El pasado jueves comenzaron unas obras de restauración en el frontón oeste del Partenón que forman parte de un proyecto más amplio de restauración y conservación de los monumentos de la Acrópolis de Atenas, según informa el Ministerio de Cultura de Grecia, que dispone de un presupuesto de 5 millones de euros para tal fin. El Partenón, el edificio principal de la Acrópolis, representa la esencia de la Grecia clásica: proporción, armonía, sobriedad, belleza y racionalidad.

La disputa entre Poseidón y Atenea por el dominio del Ática, en la cual Atenea hizo brotar un olivo que le dio la victoria, fue representada en el frontón oeste del Partenón que, como el resto del edificio, quedó muy dañado en 1687, cuando la flota veneciana atacó Atenas y un cañonazo voló una parte del mismo. La guarnición turca, por su parte, destrozó grandes cantidades del preciado mármol del monte Pentélico y lo redujo a polvo para hacer cal. El templo fue desmantelado posteriormente por lord Elgin, cuyos agentes retiraron cerca de la mitad de las esculturas que aún conservaba el Partenón. Las obras en el frontón oeste durarán unos dos años y también se llevarán a cabo en el lado norte del templo y en los Propileos y el Erecteión.

Acrópolis de Atenas. Con apenas 150 metros de altura, la Acrópolis es visible desde prácticamente cualquier rincón de Atenas. Foto: Ministry of Culture, Greece

 

Obras de restauración. Las obras de restauración se prolongarán durante dos años. Foto: Ministry of Culture, Greece

 

Obras de restauración. Unos operarios durante las obras de restauración. Foto: Ministry of Culture, Greece

 

28 junio 2017 at 8:16 pm Deja un comentario

Grecia restaurará la Acrópolis de Atenas gracias a la UE

El coste de la obra alcanzará los cinco millones de euros (5,5 millones de dólares) y se sufragará con los fondos de cohesión europeos

El Partenón de Atenas – AFP

Fuente: EFE – ABC
26 de junio de 2017

Desde que en 1983 se creara la Comisión para la Conservación de los Monumentos de Acrópolis, los trabajos de conservación y de restauración del monumento han permanecido ininterrumpidos. Ahora, el Ministerio de Cultura griego ha anunciado el inicio de una nueva fase de restauración y conservación del espacio que durará hasta 2020, con intervenciones en el Partenón, en los Propileos y en las murallas. La obra será financiada con los fondos de cohesión europeos.

El coste de la restauración alcanzará los cinco millones de euros (5,5 millones de dólares) y las acciones más importantes tendrán lugar en la parte occidental del Partenón e incluidos el frontón y las vigas del techo.

La semana pasada fue retirado el montante del tímpano del frontón occidental y el próximo paso será la retirada de tres piedras del tímpano y de otras cinco del muro situado detrás de esta pieza del frontón, que se han roto a causa de la corrosión de las uniones de hierro instaladas en los años 30. Esta intervención concreta durará dos años y ha sido considerada urgente.

Además, serán retiradas las vigas del techo en la parte occidental del monumento para su restauración y se trabajará en las estrías verticales de las columnas del vestíbulo, además de realizarse labores de restauración y conservación en la pared norte del monumento.

En los Propileos -acceso a la Acrópolis- se restaurarán partes que no han sido intervenidas desde hace muchos años. También habrá intervenciones en las partes norte y sureste de la muralla de la Acrópolis.

 

27 junio 2017 at 8:22 am Deja un comentario

El Partenón de los libros prohibidos

La Documenta de Kassel abre su edición más política

La artista Marta Minujín junto a su obra «El Partenón de los libros prohibidos» – AFP

Fuente: ROSALÍA SÁNCHEZ > Kassel (Alemania)  |  ABC
9 de junio de 2017

Ha tomado cien mil libros y los ha envasado al vacío en plástico transparente, uno por uno. Después los ha utilizado a modo de ladrillos, levantando 48 columnas, cada una de ellas formada por unos 1.500 libros. Y sobre las columnas ha levantado un templo griego basado en libros llegados de todas partes del mundo y plastificados para preservar lo encerrado en sus páginas. La artista argentina Marta Minujín presenta hoy al público en la Documenta 14 de Kassel su «Partenón de libros prohibidos», una construcción que recrea la acrópolis de Grecia, de 70 metros de ancho por 30 de alto, con la que festejó en 1983 el regreso de su país a la democracia.

Ha tenido que reconstruir la obra desde e principio, porque por aquel entonces estaba en contra de los museos, galerías de arte y exposiciones. «Pensábamos que el arte debía ser creado y destruido, si acaso regalado, de modo que destruíamos nuestras propias obras apenas las habíamos terminado», recuerda ahora, asegurando que esta pieza cumplirá con aquellos principios de juventud. «Esta obra es un homenaje a la democracia, un símbolo de resistencia a la represión política y es una obra efímera, ya que al finalizar la exposición en Kassel los libros serán donados a refugios de migrantes y a bibliotecas públicas de toda Europa», describe la proyección en el tiempo y en la historia de su creación.

Vista de la obra «Partenón de los Libros» de la artista argentina Marta Minujín en la exposición Documenta 14 de Kassel – EFE

La Documenta convoca cada cinco años a artistas de todo el mundo y en esta edición se ha fijado especialmente en creatividades de contenido muy político. La misma Minujin presentó en mayo en Atenas una re-versión del «El pago de la deuda externa con maíz, el oro latinoamericano», de 1985, una obra que ideó junto con Andy Warhol y que en esta ocasión incluía una doble de la canciller alemana Angela Merkel bajo el título «Pago de la deuda griega a Alemania con olivas y arte». En 2016, Minujín ganó el prestigioso Premio Velázquez a las Artes Plásticas en España y la Tate Modern de Londres ha adquirido para su archivo la documentación de la instalación «Partenón de libros», de forma que sus obras no ha pasado inadvertidas para las instituciones europeas, pero en Kassel recupera sus inicios reivindicativos de libertad, de comunicación libre, que ha cobrado un nuevo significado en la era de las comunicaciones monitoreadas.

Detalle de la obra «Partenón de los Libros» – AFP

Durante 100 días de exposición, la Documenta atraerá a más de 700.000 visitantes y volverá a encender el debate sobre los límites del arte actual. «Pedimos a los visitantes que se tomen su tiempo para disfrutar de la gran extensión de la exposición, sin obligarse a ver y a experimentarlo todo, porque quizá todo sea inabarcable», advierte el director artístico del festival, Adam Zymczyk, que destaca que, por primera vez en su historia, este «museo de los 100 días» se ha desdoblado en dos localizaciones. Comenzó en Atenas en abril, donde termina el 16 de julio, y ahora, después de que cuatro jinetes completaran durante tres meses una ruta a caballo desde Grecia a Alemania para unir de forma simbólica las dos sedes, abre sus puertas en su ubicación tradicional, en Kassel. Con la intención de resaltar el valor de la cultura griega y lo mucho que le debe el desarrollo de la civilización occidental, en la presente edición se puedan ver en la ciudad alemana más de 230 obras del Museo de Arte Contemporáneo de Atenas (EMST), una cuarta parte de su colección y las más relevantes a la hora de mostrar el presente de Grecia.

La nueva directora de la Documenta, Annette Kulenkampff, invita a visitar la muestra con el reto de cuestionarse el mundo a través de las obras expuestas. El director artístico, Adam Szymczyk, invita por su parte a «un viaje por el mundo del arte y la sociedad contemporáneos en el que se incita a cambiar de perspectiva y a olvidar lo aprendido para desarrollar nuevas ideas juntos». «El principio de trabajo de esta documenta es el aprendizaje, la transmisión de conocimiento», subraya, «sin maestros, sin cultura dominante ni representantes políticos que nos puedan decir cómo vivir». Pero en el discurso de Szymcyk se intuye la intención de sustituir a esos denostados políticos, en su vehemente discurso contra el neoliberalismo y el nacionalismo, contra gobiernos dictatoriales y neofascistas, contra la colonización y la discriminación, así como contra límites inflexibles, tanto en las fronteras como en las mentes, propone a través del arte una sociedad sin más norma que la libertad autorregulada, idílica en su planteamiento e inaprensible en su realización.

A pesar de la claridad del concepto con el cual la documenta intenta, a través del arte contemporáneo, impulsar un debate social, realidades palpables como el atentado de Manchester, ocurrido mientras se montaban las obras en Kassel, dificultan la reflexión. «La inseguridad se impone cuando la sociedad está en crisis», reflexiona en la inauguración Bonaventure Soh Bejeng Ndikung, comisario general de la Documenta, «y el terror fomenta el nacionalismo, especialmente cuando se confunde el saber en su estado actual con la realidad, y eso debe ser puesto sobre el tapete por el arte, para propiciar una discusión pública». El comisario invita a leer las obras, al igual que los acontecimientos de actualidad que van marcando el pulso de la historia de nuestro tiempo, «desde el espíritu de la antigua Grecia, que sigue hoy vivo en nuestra civilización». «Aprendamos de Atenas, paseemos ante el ”Partenón de los libros prohibidos» de Minujín, o la «Pirámide viviente», de la alemana Agnes Denes, en la que crecen plantas que cambian permanentemente la obra de arte, y paseemos en la documenta como en un espacio de no saber, ese espacio donde son vencidos los estereotipos y los prejuicios».

Al aire libre, en la Friedrichplatz de Kassel, en el mismo lugar en que en 1933 los nazis quemaron cerca de 2.000 libros en el marco de la llamada «Acción contra el espíritu anti-alemán», el Partenón de los Libros prohibidos recibe a los visitantes y abre la puerta a las obras de más de 160 artistas hasta el 17 de septiembre. Por parte de España, destaca el proyecto «The place of the thing» del artista teatral barcelonés Roger Bernat, que plantea enviar desde Atenas a Kassel la «piedra de los juramentos» frente a la que se inició el juicio a Sócrates en el año 399, y el alicantino Daniel García Andújar, con una reflexión sobre el espacio público a cuenta de la tradicional fiesta de «Las Fallas» de Valencia y concebido como un gran espectáculo pirotécnico.

 

10 junio 2017 at 8:51 pm Deja un comentario

La sagrada Acrópolis de Atenas

Recorremos este magnífico testimonio de la época dorada de la Grecia antigua

Desde lo alto de la colina sagrada. En la cima del monte sagrado, la Acrópolis contempla el paso de los siglos sobre la ciudad de Atenas. En ella se reúnen los símbolos de la época de mayor esplendor de la Grecia antigua, el siglo V a.C., todos construidos en un mármol reluciente que el tiempo y las numerosas vicisitudes han transformado en uno de los vestigios antiguos más admirados del planeta. Foto: YANNIS SKOULAS, Greek National Tourism Organisation

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC
17  de marzo de 2017

Poseidón y Atenea se disputaron una vez el corazón de los atenienses y el nombre de su ciudad. En lo alto de la colina de la Acrópolis, el dios del mar clavó su tridente mientras que la diosa de la sabiduría y la guerra plantó un olivo. El resto de divinidades declararon a Atenea ganadora del singular combate y los habitantes le dedicaron la mayoría de los templos.

Mitología e Historia se entrecruzan a lo largo del recorrido por este recinto de templos que se eleva sobre los populosos barrios de la capital griega. Habitada ya en el Neolítico (4.000-3.000 a.C.), fortificada durante la época micénica y destruida por los persas, la Acrópolis ganó su monumentalidad de la mano de Pericles, gobernador de Atenas entre los años 461 y 429 a.C., quien la dotó de templos con estatuas de bronce y de mármol, pintadas o recubiertas de oro y piedras preciosas.

Acudir a la Acrópolis por aquel entonces equivalía a penetrar en el Olimpo, un templo de templos. El visitante quedaba maravillado desde la misma entrada, donde se erigían la estatua de nueve metros de Atenea Promakos (Campeona) y el conjunto de los Propileos, un vestíbulo con cinco puertas, techo pintado con estrellas doradas, una pinacoteca y varios altares.

Al salir de los Propileos, la vía Panatenaica conducía al Partenón, el colosal edificio dórico terminado el año 438 a.C. que albergaba una estatua de doce metros de Atenea Partenos (Virgen). En el sector norte se erigía el Erecteion, allí donde Atenea y Poseidón se disputaron el nombre de la ciudad y la veneración de sus habitantes. Y mientras las oraciones se realizaban en lo más alto, los espectáculos tenían lugar en el teatro de Dionisos, en la ladera, un “templo” de las artes.

La originalidad del Erecteion. Construido entre el año 421 y el 406 a.C, el Erecteion es uno de los edificios más originales de la Grecia clásica. Debido a que las irregularidades del terreno del monte sagrado no podían anivelarse, el arquitecto construyó un templo único cuyas naves y pórticos quedan a diferentes alturas unas de otras. En el lugar del templo se encontraban las tumbas de Cécrope y Erecteo, míticos reyes griegos, y los regalos que Poseidón y Atenea habían ofrecido a los atenienses durante la lucha por la posesión de la ciudad: un pozo de agua salada y un olivo respectivamente. Foto: YANNIS SKOULAS, Greek National Tourism Organisation

 

Columnata de las Cariátides. En la parte sur del templo se puede contemplar el majestuoso pórtico de las cariátides, que además ofrece una instantánea única sobre la gran extensión urbana de Atenas. La leyenda dice que, puesto que los gobernantes de la ciudad de Karys dieron su apoyo a los persas durante las Guerras Médicas, los atenienses apresaron y esclavizaron a sus bellas mujeres. Como mensaje para futuros enemigos, las colocaron como columnas soportando eternamente el peso del templo sobre sus cabezas. Foto: Shutterstock

 

El Partenón de Atenas. La impresionante estructura del mayor edificio de la Acrópolis está formada por dos cuerpos, la naos y el opistódomos, algo inédito en la época, que reposan sobre una plataforma llamada estilobato. En la naos había un espacio destinado a albergar una enorme estatua de la diosa Atenea esculpida por Fidias en oro y mármol. Una de las partes más interesantes del templo es la fachada, en cuya parte superior se hallan los frisos. Estos representaban las Panateneas –una procesión anual para llevar ofrendas a los dioses– los frontones narraban escenas de la vida de Atenea y en en el resto de los frisos aparecía la historia de diferentes guerras, entre ellas la de Troya. Foto: Gtres

 

El emblema de la democracia griega. Se trata de un templo octástilo (ocho columnas al frente) y períptero (rodeado de columnas) construido bajo la supervisión de Fidias por los arquitectos Calícrates e Ictinos. Dedicado a la diosa Atenea, protectora de la ciudad, se considera el templo más importante de estilo dórico que se conserva actualmente y un símbolo de la Grecia clásica y de su sistema democrático. Fue construido como una ofrenda –eximiéndolo de su función de culto– bajo el gobierno de Pericles, quien otorgó a todos los edificios un carácter público. Foto: YANNIS SKOULAS, Greek National Tourism Organisation

 

Una entrada solemne. El arquitecto Mnesicles terminó la monumental entrada de los propileos en el año 432 a.C. y fueron durante mucho tiempo la única vía de acceso por la que se podía alcanzar el recinto sagrado de la Acrópolis. El aspecto que presentaban era el de un templo hexástilo (de seis columnas en la fachada) de estilo dórico con una separación en medio por donde pasa el camino de entrada. Foto: YANNIS SKOULAS, Greek National Tourism Organisation

 

Los Propileos. La función de los Propileos era acompañar y guiar al visitante hasta la puerta de la ciudad de los dioses. Además, debido al desnivel que producía la altura del monte, esta construcción también servía para facilitar la subida, algo que el arquitecto Mnesicles consiguió domando las irregularidades topográficas mediante diferentes niveles y escalones. Foto: YANNIS SKOULAS, Greek National Tourism Organisation

 

El templo de Atenea Niké. El geógrafo griego Pausanias describió este pequeño edificio clásico construido en el año 421 a.C. como el templo de la Victoria áptera o sin alas. Está dedicado a la diosa Atenea y conmemora la batalla de Salamina en la que los griegos vencieron a los persas bajo el influjo de la diosa, en este caso representada sin alas para que nunca pudiera abandonar la ciudad. Foto: AP Images

 

Un templo para la victoria. Calícrates fue el arquitecto encargado del proyecto quien, junto con Ictino, diseñó un templo de pequeñas dimensiones acorde con el espacio que se le había otorgado en uno de los promontorios de los propileos. De orden jónico y planta tetrástila (cuatro columnas en la fachada principal), el friso de este edificio representa escenas de las Guerras Médicas, el acontecimiento que conmemoraba. Foto: YANNIS SKOULAS, Greek National Tourism Organisation

 

El Odeón de Herodes Ático. En la ladera sur de la colina de la Acrópolis, el cónsul romano Herodes Ático construyó, durante el siglo II d. C., este Odeón. Dicho edificio se usaba tanto en Grecia como en Roma para representaciones de tipo musical, teatral o lírico. Tiene una estructura muy parecida a la de un teatro romano, con la diferencia de que los odeones solían estar cubiertos. En sus gradas podía albergar hasta 5.000 espectadores y todavía hoy en verano se celebran conciertos al aire libre. Foto: Gtres

 

Vista aérea de la Acrópolis. Durante los inicios del siglo V a.C., después de vencer a los persas en Marathon y de sufrir y repeler un nuevo ataque por su parte, los atenienses empezaron a construir algunos de los templos, ahora protegidos por la recién construida muralla de Temístocles (en la parte izquierda superior de la imagen). Durante la segunda mitad del siglo V a.C. se construyeron los principales templos que hoy en día siguen en pie: el Partenón, el Erecteion, Atenea Niké y los Propileos. En la esquina inferior derecha se halla el Odeón de Herodes Ático, y en la superior izquierda los restos del teatro de Dionisos, que acogía obras de Sócrates, Esquilo y Eurípides. Foto: Age Fotostock

 

17 marzo 2017 at 7:42 pm Deja un comentario

La Acrópolis no se alquila

Las autoridades griegas rechazan una propuesta de una firma de moda para desfilar junto al Partenón a cambio de dos millones de euros

partenon_reuters

Una bandera griega ondea junto al Partenón. / MARKO DJURICA (REUTERS)

Fuente: MARÍA ANTONIA SÁNCHEZ-VALLEJO  |  EL PAÍS
23 de febrero de 2017

La marca italiana Gucci no desfilará en la Acrópolis de Atenas. Dicho así, esto no pasaría de ser una no noticia, un no suceso, por no hablar de lo poco fiable que resulta un enunciado en negativo. Pero rascando un poco la superficie del glamur, nos topamos no sólo con la mercantilización del arte o la historia, algo nada infrecuente en nuestros días, sino con una propuesta irritante, por parte de los responsables de la firma de lujo, a la endeudada Grecia.

Gucci pidió permiso a las autoridades arqueológicas del país para celebrar en junio un desfile de 15 minutos de duración entre el Erectheion y la cara norte del Partenón, para lo que, obviamente, el recinto arqueológico debería cerrarse al público además de convertirse por unas horas en tenderete de la mercadotecnia. Los organizadores lo tenían todo previsto: la pasarela, una tienda a modo de dress room, perdón, de vestuario, así como torres metálicas de 7-8 metros para instalar los altavoces y las luces. Al desfile asistirían 300 invitados, el 10% de ellos griegos, el 80% editores de moda europeos y norteamericanos, y el 10% restante, estrellas de Hollywood. A cambio de la autorización, Gucci ofrecía dos millones de euros al Gobierno griego en cinco años en concepto de ayuda a la restauración de los monumentos de la Acrópolis (Partenón, Erectheion y templo de Atenea Nike), o de cualquier otro tesoro arqueológico del país que decidieran las autoridades competentes.

Hasta ahí podría entenderse la desprendida propuesta italiana, pero los de Gucci cometieron un error imperdonable para el orgullo nacional griego: el evento —ese palabro tan asociado a fastos de este estilo— serviría también para hacer publicidad al Partenón y la Acrópolis por la asistencia de tanta luminaria de Hollywood y del mundo fashion, subrayaba la solicitud de Gucci. Hablando en plata, que por 15 minutos de desfile os pueden entrar de rondón unos cuantos turistas y celebridades, que esto del desfile es un auténtico chollo, si es que no lo queréis ver…

“Estamos siempre abiertos a [recibir] apoyo financiero, pero la dificultosa situación económica del país no es un argumento para ceder el monumento”, manifestó un alto cargo del Ministerio de Cultura tras conocer el rechazo de la solicitud por parte del Consejo Arqueológico Central (KAS, en sus siglas griegas), guardián del legado histórico nacional. Por si no quedara claro, “la Acrópolis es un símbolo para toda la humanidad que no puede ser objeto de transacciones comerciales”, añadió el portavoz de Cultura. En parecidos términos se expresó la ministra del ramo, Lydia Koniordu: “El Partenón no es un monumento cualquiera (…) Nuestro capital es nuestro patrimonio cultural y la belleza de este país. Si este capital lo invertimos de forma errónea le quitamos el valor”.

Un gesto de “abyecto cinismo”

El diario Kathimerini, en las antípodas del amarillismo o el sensacionalismo atrabiliario, no fue tan diplomático y consideró la propuesta de Gucci directamente una humillación, recordando que el lugar es un “fulgurante símbolo de la democracia” (algo parecido dijo el expresidente Barack Obama al visitar la Acrópolis en noviembre pasado). “El argumento de que [el desfile] será beneficioso por la inyección de dinero o por la publicidad no es nada más que el disfraz de un abyecto cinismo”, añadía el diario.

La marca de lujo rechazó otros escenarios alternativos para celebrar el desfile que le plantearon las autoridades helenas y, erre que erre, insistió en su habitual patrocinio y mecenazgo de instituciones culturales y monumentos. Pero en Grecia pinchó en hueso: el legado de la historia no dará de comer —o sí, a juzgar por el lleno total de turistas en la Acrópolis, a diario—, pero alimenta, y mucho.

PD: Aunque el KAS da permisos con cuentagotas, incluso para sesiones académicas o reportajes de viajes, es cierto que la Acrópolis ha sido escenario, entre otros, de un desfile de moda de la casa Dior en 1951 y, posteriormente, de sendos rodajes de Nia Vardalos (la autora de Mi gran boda griega) y Francis Ford Coppola. En 2008, incluso, la ínclita Jennifer Lopez obtuvo autorización para una sesión de fotos, recuerda Kathimerini, pero porque el ministro de Cultura de entonces puenteó al KAS… y aún no se le ha perdonado (ni al ministro ni a JLo).

 

23 febrero 2017 at 6:46 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente