Posts filed under ‘lenguas del mundo’

Estudiantes segovianos celebran el Día de la Fundación de Roma

La Asociación Internacional Alma Clásica inaugura su andadura festejando entre los estudiantes el Día de la Fundación de Roma

alma-clasica

Jóvenes vestidas de romanas, este jueves, en la avenida del Acueducto. Antonio de Torre

Fuente: CARLOS ÁLVARO > Segovia  |  El Norte de Castilla   21/04/2016

Quieren promover entre los jóvenes el conocimiento de los valores humanísticos del mundo clásico porque están convencidos de que mirar hacia atrás para aprender del pasado es una buena manera de afrontar un futuro mejor. Esta es una de las máximas de la Asociación Internacional Alma Clásica, que este jueves ha reunido en el Azoguejo a decenas de alumnos del IES Andrés Laguna. Vestidos de romanos, los participantes conmemoraron el aniversario de la fundación del Imperio Romano, culminando así una serie de actividades y talleres encaminados al conocimiento de la antigua Roma.

«El objetivo es que los jóvenes sean conscientes de la importancia del legado cultural, tanto material como inmaterial, que hemos recibido de Roma y de todo el mundo clásico en general, especialmente en estos tiempos que corren, cuando resulta más necesario que nunca contar con ejemplos edificantes. No se trata tanto de estudiar las culturas romana y griega, como de constatar su actualidad, su pervivencia en el mundo moderno. Y aquí, en Segovia, estamos rodeados de referentes: no hay más que mirar el Acueducto», afirma la presidenta de Alma Clásica, Mónica Durán, doctora en Filología Clásica y Lingüística Indoeuropea y profesora de la Universidad Autónoma de Madrid y del IES Andrés Laguna de Segovia.

Esta es la primera actividad que organiza Alma Clásica, su carta de presentación, pues la asociación echó a andar el pasado 22 de marzo. Se trata de una organización de carácter cultural, con sede social en Segovia, cuyo objetivo principal es difundir los modelos éticos y los valores de la cultura clásica entre los jóvenes. La asociación cuenta ya con asociados en diversas partes del mundo y tiene previsto impulsar actividades similares a la de ayer en países como Estados Unidos.

«Es fundamental mirar hacia atrás para contar con la experiencia del pasado. El mundo de hoy marcha muy acelerado y a veces perdemos de vista los valores esenciales, los valores humanos y humanísticos de siempre. Así que a través del conocimiento de los clásicos y de la huella que dejaron, por ejemplo, en Segovia, queremos llegar a los jóvenes, pero también a la sociedad en general, como formación, como educación», añade Durán.

Los muchachos han aprovechado estos días para representar obras de teatro, preparar vídeos y participar en visitas guiadas y talleres que les han mostrado distintas facetas de la vida en la antigua Roma: numismática, escritura antigua, cocina, cerámica, juegos, etcétera. El colofón ha llegado con una foto de familia, vestidos a la usanza del Imperio Romano, a los pies del Acueducto.

 

21 abril 2016 at 8:12 pm Deja un comentario

¿Por qué empieza el año el 1 de Enero?

A pesar de la extensión mundial del calendario gregoriano, que se aplica incluso en China desde 1912, son muy diversas las fechas y los modos en que las diferentes sociedades inician su ciclo anual

año-nuevo-chino-londres

Artistas participan en el desfile para celebrar el pasado Año Nuevo Chino en Londres. / CARL CORTE (GETTY IMAGES)

Fuente: MÓNICA CORNEJO VALLE  |  EL PAÍS     01/01/2016

El año nuevo chino se celebra en una fecha variable entre los meses de febrero y marzo de nuestro calendario gregoriano. El año nuevo en los países regidos por el calendario musulmán empieza con el mes de Muharram, también en una fecha variable que en 2015 coincidió con el 14 de Octubre, cuando se inauguró el año 1437 de la era de la Hégira. En la India, el año nuevo también se celebró el pasado noviembre, en la primera luna nueva del mes de Kartika, aunque, como en el caso judío y otros, el mes en que se celebra el año nuevo no es necesariamente el mismo en el que oficialmente comienza el calendario, lo que muestra que la consideración popular del año nuevo es un fenómeno cultural relativamente independiente de las homologaciones oficiales o de los ajustes astronómicos que pueda haber detrás. A pesar de la extensión mundial del calendario gregoriano, que se aplica incluso en China desde 1912, siguen siendo muy diversas las fechas y los modos en que diferentes sociedades consideran que su ciclo anual recomienza una y otra vez. Y el 1 de Enero es solo una de esas posibilidades.

El mes de enero, según Plutarco, fue añadido al calendario de Rómulo por su sucesor, Numa Pompilio en el siglo VIII antes de Cristo

Para que hoy haya sido posible celebrar el año nuevo el día 1 de Enero primero hubo de nacer el propio mes de enero que, según Plutarco, fue añadido al calendario de Rómulo por su sucesor, Numa Pompilio en el siglo VIII antes de Cristo. El calendario que se usaba anteriormente en Roma tenía 10 meses lunares y comenzaba en primavera, en la luna llena más próxima al equinoccio de marzo (los idus de marzo). Estos diez meses marcaban un compás difícilmente ajustable al de las estaciones y el ciclo solar, que tenían una importancia obvia en la actividad del campo y había sido adoptado antes por los egipcios. Para un mejor ajuste Numa añadió el undécimo mes, Ianarius, y el duodécimo, februarius. El mes de febrero recibió su nombre de las fiestas de preparación de la primavera, llamadas Februa (limpieza, purificación) que con el tiempo se hicieron parte de las celebraciones de las Lupercales. El mes de enero, sin embargo, a falta de una referencia práctica, fue dedicado al dios Jano, cuyo culto promovió Numa activamente. No obstante, a pesar de ya tener doce meses, el año romano siguió comenzando en primavera hasta 153 a.C., un siglo antes de la reforma del Calendario Juliano.

Hasta el 153 a.C., los cónsules romanos eran nombrados anualmente por el Senado en los idus de marzo, el comienzo del año. Sin embargo, en pleno estallido de la segunda guerra celtíbera y declarada la guerra a la ciudad de Segeda, el General Quinto Fulvio Nobilior pidió al Senado que adelantara la fecha de los nombramientos a fin de poder adelantar el traslado de las tropas y preparar la campaña militar para la primavera. El pueblo de Roma siguió celebrando los idus de marzo igualmente, entre otras cosas por la abundancia de actividades religiosas concentradas en esas fechas, sin embargo, el Senado atendió la petición de los cónsules y por primera vez se trasladó oficialmente el comienzo del año a las calendas de enero (la primera luna nueva del mes), cuando tomaran posesión de su cargo los cónsules, dando inicio a la cuenta del año desde entonces. De ahí la leyenda que atribuye a los celtíberos (o a los hispanos más en general) el mérito de haber cambiado el calendario más importante de su época, también determinante de los calendarios venideros. Con enero abriendo el año (en vez de ser el undécimo mes), se reformó el calendario de Roma dando lugar en el 46 a.C. al calendario Juliano, organizado por el sabio Sosígenes de Alejandría y llamado así en honor de Julio Cesar. Este calendario sería usado en algunos países de Europa hasta principios del siglo XX, especialmente entre los de mayoría religiosa Ortodoxa. En Rusia, por ejemplo, solo se sustituyó después de la Revolución de 1917 y en Grecia, el último país en abandonarlo y adoptar el calendario civil actual (el Gregoriano), se usó hasta 1923

A pesar de la importancia de Roma y su cultura en toda Europa, en una buena parte del continente la preferencia a la hora de celebrar el comienzo de año caía en otras fechas

No obstante, a pesar de la importancia de Roma y su cultura en toda Europa, en una buena parte del continente la preferencia a la hora de celebrar el comienzo de año caía en otras fechas. Si en Roma y en el Mediterráneo el Año Nuevo se celebraba con la primavera, los pueblos del norte preferían el invierno. Al comparar entre ambas latitudes conviene recordar que la diferencia estacional entre el templado sur de Europa y el frio norte marcaba una diferencia grande en la forma de vivir, empezando por el ritmo de trabajo del campo y siguiendo por la caza y el pastoreo. De estas diferencias se desprende una experiencia del ciclo anual muy diferente. Sirva como ejemplo el hecho de que en el norte, incluso después de la adopción general del calendario juliano impuesta por Carlomagno en el siglo VIII, el año siguió dividiéndose principalmente en dos estaciones, la de Skammdegi (los días cortos) y la de Náttleysi (los días sin noche), como se referían a ellas los islandeses. En este contexto, lo común era que el inicio del año coincidiera con las celebraciones de invierno y en particular el Samaín (1 de Noviembre), el inicio de la estación oscura, porque bajo la nieve la tierra se regeneraba y los ancestros volvían a ella en la oscuridad. Y ello debía ser propiciado con las celebraciones y ritos oportunos.

año-nuevo-nueva-york

Celebración del Año Nuevo 2015 en Nueva York. / GETTY IMAGES

A pesar del cambio formal del año 153 a.C., consolidado después por la reforma juliana, no solo los romanos continuaron con sus celebraciones de primavera sino que en la Roma ya cristiana y, posteriormente, en la Europa medieval (y progresivamente más y más cristiana también), aún hubo reticencias a celebrar el comienzo de año el día primero de un mes dedicado a un dios pagano. Algunos, intentaron sin éxito cambiar los nombres de los meses, como fue el caso de Carlomagno, que propuso una versión juliana con los nombres germánicos, basados principalmente en fenómenos climáticos o en labores del campo. No obstante, los hijos cristianos de los antiguos paganos europeos, en el norte y en el sur, continuaron dando una relevancia fundamental a las cuestiones religiosas a la hora de saludar el comienzo del año y, así, la preferencia general para el año nuevo rara vez era el 1 de Enero. La cristiandad estableció varios criterios que fueron usados por distintos reinos y poblaciones a discreción.

La perspectiva de los astrónomos ha tendido a valorar especialmente los ajustes calendáricos relacionados con la luna, el sol, el zodiaco y efemérides como los eclipses

En la era cristiana, establecida el año 532 por Dionisio el Exiguo, el año nuevo podía empezar el 25 de Diciembre, el 25 de Marzo o el Domingo de Resurrección, cuando quiera que coincida en cada año, pues es una fecha variable que depende de la determinación de la Pascua, conforme al calendario lunar judío. En Venecia también podía empezar el 1 de Marzo, siguiendo la tradición romana más antigua, y en las regiones del Imperio Bizantino el comienzo de año se celebraba el 1 de Septiembre. Y por si este desbarajuste fuera poco, también hubo quien lo quiso celebrar el 1 de Enero, como preferían hacer los francos hasta el siglo VIII, bajo los reyes merovingios. Esta fecha, heredera del calendario romano, fue cristianizada como día de la Circuncisión y santificada como comienzo del año cristiano también por los reinos cristianos del norte de la Península Ibérica. En el siglo XIII, sin embargo, en el reino de Navarra se usaba la fecha del Domingo de Resurrección. Con el tiempo, parece que tanto Aragón como Castilla empezaron a usar el día de la Anunciación como el comienzo de año, el 25 de Marzo, fecha anteriormente más conocida como la Encarnación. Sin embargo, sabemos que en 1350, Pedro IV de Aragón prohibió este uso y estableció la fecha de Navidad, el 25 de Diciembre, como año nuevo oficial. Y lo mismo se adoptó en Castilla entre los siglos XIV al XV. Finalmente, y en parte por el éxito de su expansión desde el siglo XIII por Europa, en el siglo XVI el reino de España adoptó el día de la Circuncisión como fecha del inicio del año. Desde entonces, celebramos el año nuevo el día 1 de Enero.

Todas las culturas reconocen unos ciclos u otros. En diferentes lugares del planeta la naturaleza tiene unos ciclos. Los seres humanos tenemos los nuestros y, desde luego el sistema solar tiene los suyos. Quizá la perspectiva de los astrónomos, desde los más antiguos a los más modernos, ha tendido a valorar especialmente los ajustes calendáricos relacionados con la luna, el sol, el zodiaco y efemérides como los eclipses, sin embargo, las celebraciones populares han ido variando con una cierta autonomía respecto a las consideraciones más formales y expertas de astrónomos y sabios. Desde este punto de vista de la cultura popular, la propia actividad de festejar así como la conducta ritual, los mitos y los símbolos que la acompañan presentan también su propio carácter cíclico y una explicación propia sobre el principio y el final de las cosas. La historia de cada pueblo, las creencias religiosas, los eventos políticos y la memoria colectiva proporcionan la textura característica que enriquece la uniformidad astronómica con el creativo repertorio de la diversidad humana.

Mónica Cornejo Valle es profesora de Antropología de las Religiones en la Universidad Complutense de Madrid

1 enero 2016 at 10:39 pm 1 comentario

Latín, griego clásico y hebreo: tres lenguas que se ponen de moda en Roma

Fuente: ROME REPORTS

«Hola, me llamo Luis, soy español y estudio latín”.

«Hola, me llamo Sietse. Soy de Holanda y estoy aprendiendo griego”.

Y no solo latín y griego clásico, también hebreo. Son estudiantes de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz, en Roma. Asisten a clase durante el verano porque quieren aprender estas tres lenguas antiguas. Son alumnos de edades y países muy distintos, pero todos comparten un interés común.

SIETSE VENEMA
Estudiante de griego clásico
«Me gustaría aprender el griego, poder hablarlo. Creo que sería más fácil leer libros antiguos si puedes usar el griego como un idioma normal”.

LUIS RUSPOLI
Estudiante de latín
«Es interesante ver cómo podría haber sido el idioma que usaban los romanos, cómo hablaban ellos. A mí me gusta la idea”.

En el aula no se habla otro idioma que no sea el latín, el griego clásico o el hebreo. Por ejemplo, Lorenzo y Francesca son italianos, pero con el profesor solo hablan un idioma, el griego clásico.

Algunos textos de pensadores como Galeno o Alcuino de York no están traducidos. Con este curso quieren enseñar que las lenguas clásicas son el mejor modo para leer y entender los textos antiguos.

CHRISTOPHE RICO
Director Instituto Polis
«Más del 50% de las fuentes de la Antiguedad nunca han sido traducidas a ningún idioma moderno. Y la única manera de leerlas es poder hablar el idioma para poder leer con soltura”.

Más de cien estudiantes participan en este curso que dura tres semanas. Quieren demostrar que las llamadas lenguas muertas cada día están más vivas.

25 julio 2015 at 10:00 pm Deja un comentario

El Museo Arqueológico de Córdoba recreará este domingo las Floralia

El Museo Arqueológico de Córdoba ofrecerá este próximo domingo, de 10,00 a 14,00 horas, en pases cada media hora, la actividad denominada Floralia, una de las fiestas romanas por excelencia consagradas a Flora, diosa de las flores, vegetación y fertilidad, de la primavera, y que puede considerarse la precursora de las actuales celebraciones de las Cruces y los Patios

arqueologico-floralia

Foto: EUROPA PRESS / JUNTA DE ANDALUCÍA

Fuente: EUROPA PRESS  |  20minutos.es

CÓRDOBA, 8 May.- Según ha informado la Junta, Floralia se celebraba a finales del mes de abril y primeros de mayo y tenía por objeto festejar la entrada de la primavera y el nacimiento de las flores. Eran fiestas muy populares, que se celebraban en un ambiente licencioso y de búsqueda de placer, con participación del pueblo, y se desarrollaban a través de numerosos bailes, con consumo de vino y bebidas de menta (símbolo de Venus).

Los participantes vestían habitualmente de colores llamativos y solían portar coronas florales, imitando la belleza del campo, resultando que estas fiestas han perdurado hasta la actualidad, a través de la fiesta de las Cruces de Mayo y los Patios de Córdoba, en las que las flores y el color son los protagonistas.

Por lo que se refiere a la actividad programada en el Arqueológico, dos guías recibirán a los visitantes en el patio del Museo, vestidas a la usanza romana y adornadas con coronas de flores. Explicarán las costumbres de la fiesta de la Floralia romana y las diferentes piezas que pueden encontrarse al respecto en el Museo y, como acompañamiento a la explicación, se incluye un dossier didáctico relativo a la fiesta, que se entregará a los primeros 150 visitantes.

8 mayo 2015 at 9:06 pm Deja un comentario

El Imperio Romano se apodera de Badalona durante la Magna Celebratio

Las recreaciones históricas recordarán la vida de Julia, hija del emperador Augusto

Magna_Celebratio

Magna Celebratio 2012. Badalona Museu de Badalona / Antonio Guillén

Fuente: LA VANGUARDIA     24/04/2015

Badalona. (Redacción).- Badalona vuelve atrás en el tiempo este fin de semana durante la Magna Celebratio, el festival que recrea las costumbres y los oficios en época romana. La novedad de esta edición es la representación de dos espectáculos dedicados a la hija del emperador Augusto.

Uno de ellos es Julia Octavia que se representa en el espacio arqueológico del Museu de Badalona el sábado 25 de abril a las 22h. La actriz Mercè Rovira es Julia y se explica la relación que tuvo con poetas y filósofos como Ovidio u Horacio, así como sus amores y los matrimonios de conveniencia o la relación que tenía con su padre, el hombre más poderoso del Imperio. El domingo por la mañana, en el mismo espacio, la Associació Projecte Phoenix presenta a la familia de Augusto a través de una cena en Gens Julia. La familia de Augusto y el poder.

Durante todo el fin de semana, la Plaça Assemblea de Catalunya recrea los oficios más tradicionales de la época como el de herrero, la elaboración de objetos de cerámica, los accesorios de piel o la creación de mosaicos. Además, la Magna Celebratio enseña cómo eran las escuelas donde se entrenaban los gladiadores y los objetos que utilizaban.

El festival romano de Badalona también tiene un lugar para la restauración ya que cinco restaurantes de la ciudad elaboran platos siguiendo las recetas recogidas por Apici, Columella y Paladio.

24 abril 2015 at 4:48 pm Deja un comentario

«Las lenguas indoeuropeas pudieron llegar a Europa a través de las estepas»

  • Entrevista a Iosif Lazaridis, genetista de la Escuela Médica de Harvard
  • Lazaridis destaca la importancia de un movimiento migratorio procedente de las estepas que ocurrió hace unos 4.500 años y que reemplazó a buena parte de la población europea

iosif_lazaridis

Fuente: Alec Forssmann  |  NATIONAL GEOGRAPHIC

Iosif Lazaridis es un genetista de la Escuela Médica de Harvard, ubicada en Boston. Es uno de los principales investigadores de un estudio publicado recientemente en Nature sobre los orígenes genéticos de los europeos y sobre la introducción de las lenguas indoeuropeas en el continente europeo, un misterio que sigue siendo objeto de debate entre lingüistas y arqueólogos. Las tesis predominantes son dos: una que considera que las lenguas indoeuropeas nacieron en Anatolia (la actual Turquía) y que llegaron a Europa con la difusión de la agricultura hace unos 8.000 años, durante la llamada Revolución Neolítica; y otra que sitúa el idioma protoindoeuropeo, que originó las lenguas indoeuropeas, en la estepa euroasiática (al norte de los mares Negro y Caspio), donde el caballo fue domesticado por primera vez y el uso de la rueda revolucionó la economía. Según esta tesis, las lenguas indoeuropeas llegaron a Europa hace unos 4.500 años, a través de los movimientos migratorios procedentes de las estepas. Durante el presente estudio se ha hallado una estrecha relación genética entre los restos óseos de individuos de la cultura yamna, que habitó las estepas al norte de los mares Negro y Caspio, y de la cultura de la cerámica cordada, que ocupó el norte de Europa, por ejemplo Alemania. No sabemos cuál fue la patria común de todas las lenguas indoeuropeas, pero sí que tenemos indicios de que hubo una gran migración desde las estepas que pudo traer consigo las lenguas indoeuropeas, expresa Lazaridis en una entrevista con este medio.

¿Los orígenes genéticos de los europeos son más complicados de lo que se creía?

Sí, hay quienes pensaron que la agricultura llegó a Europa sin que se dieran migraciones masivas, puede que a través de un grupo pequeño de personas que transmitió la idea a los cazadores-recolectores indígenas europeos, quienes se convirtieron también en agricultores. Sabemos que había una población de primeros agricultores que se extendió por toda Europa y que era muy similar en diferentes partes del continente, por ejemplo en España y en Alemania. Los estudiosos en la materia no creían en la existencia de rotaciones posteriores en la población tras la llegada de la agricultura a Europa y consideraban que las migraciones históricas sólo tuvieron un impacto limitado entre las grandes poblaciones de agricultores.

¿Y no fue así?

Ahora sabemos que se dio al menos una rotación posterior de la población, alrededor del 2500 a.C., cuando tres cuartas partes de la población central de Europa, sobre todo Alemania, fueron reemplazadas por una población oriental procedente de las estepas. Esta forma de ascendencia esteparia se encuentra en toda Europa, en más de la mitad de la población en el caso de los europeos del norte.

¿De cuántos grupos humanos descienden los europeos actuales?

Casi todos los europeos tienen ascendencia de al menos tres grupos: los cazadores-recolectores occidentales, quienes formaron una población muy homogénea, identificable en España, Luxemburgo y Hungría; los primeros agricultores; y gente de las estepas como el pastoralismo de la cultura yamna, que se extendió desde Rusia a partir del año 3000 a.C. Los europeos difieren en las proporciones de estas ascendencias y el mayor componente en los españoles de hoy es el de los primeros agricultores. También hay ascendencias adicionales del norte de África, Oriente Medio y Siberia que han afectado a subgrupos de poblaciones europeas, pero a grandes rasgos son tres los componentes principales en la ascendencia de la mayoría de los europeos.

Los primeros agricultores europeos aparecen a comienzos del Neolítico, ¿no?

Sí, los primeros agricultores eran muy diferentes a los cazadores-recolectores del occidente de Europa (Luxemburgo, España y Hungría). Los cazadores-recolectores orientales, que detectamos en dos lugares de Rusia muy alejados entre sí, también eran diferentes a los cazadores-recolectores europeos. Estos cazadores-recolectores orientales fueron los principales ascendentes de la cultura yamna de las estepas, quienes son a su vez ascendentes de los europeos modernos.

¿Los pastores de las estepas eran nómadas?

Los pastores que ocuparon la actual Rusia vivieron principalmente de la explotación de rebaños, sobre todo de vacas, ovejas y caballos. Parece que la agricultura no desempeñó un papel importante en su economía. No sabemos exactamente cómo alcanzaron tanta éxito, pero se cree que fue debido a sus caballos y vehículos de ruedas, que les proporcionaron una mayor movilidad que los agricultores sedentarios y esto favoreció su expansión.

¿Las lenguas indoeuropeas entraron en Europa a través de estas migraciones?

Las opiniones difieren al respecto. Se ha dudado de que la migración del pastoralismo estepario haya traído las lenguas indoeuropeas, porque se cree que su influencia fue demasiado limitada o porque no penetró profundamente en Europa. Pero en nuestro estudio demostramos que sí que fue una gran migración y que contribuyó en gran parte de la ascendencia de los europeos modernos, especialmente en el norte. Nuestros resultados inclinan la balanza a favor de la hipótesis de las estepas.

¿En las estepas podría encontrarse el origen de las lenguas indoeuropeas?

No sabemos cuál es la fuente originaria de las lenguas indoeuropeas. Para saberlo primero deberíamos comprender cómo cambiaron las poblaciones de otras partes de Eurasia, como Irán o la India, donde también se hablan las lenguas indoeuropeas. La migración que hemos detectado en Europa alrededor del año 2500 a.C. corresponde a un subgrupo de las lenguas indoeuropeas, pero no sabemos cuál fue la patria común de todas las lenguas indoeuropeas. Trataremos de encontrar la respuesta.

21 marzo 2015 at 7:10 pm Deja un comentario

El ancestro de las lenguas indoeuropeas surgió hace 6.000 años en la estepa rusa

Utilizando datos de más de 150 idiomas, lingüistas de la Universidad de Berkeley proporcionan evidencias de que se originó entre Moldavia y Ucrania

lenguas-indoeuropeas

Gráfico de las lenguas indoeuropeas del «Dictionary of the English Language» (imagen ampliada)

Fuente: EP  |  ABC      19/02/2015

Que lenguas como el inglés, el griego o el hindi, conocidas como «lenguas indoeuropeas«, provienen de una familia de lenguas que surgieron de un ancestro común ya había sido aceptado por los lingüistas. Ahora, un nuevo estudio nos da más información sobre cuándo y dónde surgió esa lengua primaria.

Utilizando datos de más de 150 idiomas, lingüistas de la Universidad de California, Berkeley, proporcionan evidencias de que esta lengua ancestral se originó hace entre 5.500 y 6.500 años en la zona comprendida entre Moldavia y Ucrania, pasando por el sur de Rusia y el oeste de Kazajistán.

Un artículo que aparecerá en la edición de marzo de la revista académica «Language» ofrece un nuevo soporte para la «hipótesis de la estepa» o «hipótesis Kurgan», que propone que las lenguas indoeuropeas primero se propagaron con la evolución cultural de la cría de animales alrededor de hace 4.500 a 3.500 a.C.

Los autores de este artículo titulado «El análisis filogenético de ascendencia limitada apoya la hipótesis de la estepa indoeuropea» (Will Chang, Chundra Cathcart, David Hall y Andrew Garrett) examinaron más de 200 juegos de palabras de lenguas indoeuropeas vivas y muertas.

Después de determinar la rapidez con que estas palabras cambiaron con el tiempo a través de modelos estadísticos, concluyeron que la tasa de cambio indica que las lenguas que primero utilizaron estas palabras comenzaron a divergir hace aproximadamente 6.500 años, de acuerdo con la hipótesis de la estepa.

Este es uno de los primeros trabajos académicos basados cuantitativamente en apoyo de la hipótesis de la estepa y, además, el primero en utilizar un modelo con «limitaciones de ascendencia», las cuales incorporan de manera más directa las relaciones previamente descubiertas entre las lenguas. En futuras investigaciones, métodos de este estudio podrían utilizarse para estudiar el origen de otras familias lingüísticas, como la afro-asiática y la chino-tibetano.

19 febrero 2015 at 5:31 pm Deja un comentario

Roma recupera los colores del Ara Pacis original

La ciudad organiza diferentes actos para revivir el patrimonio de uno de sus dirigentes más queridos

«Encontré una ciudad de ladrillos y os dejo una ciudad de mármol». Con esta frase el primer emperador de Roma, Augusto, describió su legado antes de morir el 19 de agosto del 14 d.C y ahora la capital de su imperio le rinde tributo con numerosos eventos para descubrir su patrimonio en el bimilenario de su muerte. El día del entierro de Augusto se organizó una larga procesión funeraria desde Nola (sur de Italia) donde murió mientras visitaba la ciudad natal de su padre, Tiberio, hasta Roma, donde se cerraron todos los negocios por luto. Sin embargo, el día en el que se conmemorará su muerte se vivirá en Roma una jornada de extraordinarias aperturas.

ARA PACIS ORIGINAL. Solo el 19 de agosto, el Ara Pacis, el altar conmemorativo dedicado a la diosa romana Pax para celebrar las victoriosas en las campañas en Galia e Hispania y el periodo de la paz impuesta por Augusto tras su regreso triunfal, abrirá hasta la medianoche y mostrará los colores originales de sus relieves que se esfumaron con el paso del tiempo. Gracias a proyecciones con láser, los espectadores podrán observar cómo el monumento recupera su policromía original reconstruida tras años de estudios y gracias a los restos de pigmentos encontrados. Además de los verdes de las decoraciones vegetales, los rojos pompeyanos de los frontones que representan la escena del Sacrificio de Enea o el Lupercal (que representa a la loba que amamanta a Rómulo y Remo), cobrarán color las túnicas de la impresionante procesión de la familia de Augusto en uno de los laterales.

Ese mismo día también se podrá visitar el Mausoleo de Augusto, imponente monumento funerario que actualmente se está restaurando y que sólo abrirá de nuevo las visitas en 2016, cuando está previsto que se terminen las obras. A partir del 18 de septiembre, el Ministerio de Cultura italiano ha organizado El recorrido de Augusto, que comienza con la visita al Palatino, la colina donde residió la familia de Augusto y donde se podrán visitar habitaciones de la Domus del emperador que hasta ahora habían permanecido cerradas. Las restauraciones hechas con motivo del bimilenario han permitido que salgan a la luz las pinturas murales, con maravillosas escenas vegetales, del antiguo triclinio de la Casa de Livia, la tercera y más amada esposa del emperador.

Además, Roma organizará hasta finales de año dos exposiciones sobre la vida de Augusto, un convenio internacional en el Palacio Altemps y habrá visitas extraordinarias en un total de once lugares relacionados con el primer emperador. Se podrán visitar así la Cripta Balbi, nacida sobre un edificio de la época, el mausoleo de Cecilia Metea, construido inspirándose en el Mausoleo del emperador, y el Vico Jugario, el camino que partiendo del río Tíber atravesaba el Foro romano pasando por la basílica Julia, otro de los edificios construidos durante su imperio.

Continuará hasta el 27 de septiembre el espectáculo Foro de Augusto. 2.000 años después, uno de los actos más espectaculares de estos meses en el que se ha permitido gracias a proyectores láser reconstruir este espacio.


Fuente: EFE | El Periódico de Aragón

19 agosto 2014 at 9:38 am Deja un comentario

Así hablábamos hace 4.000 años

Recrean en una grabación cómo sonaba el lenguaje extinto y nunca escrito que dio origen a las lenguas indoeuropeas

sanscrito

Tablas en sánscrito. La lengua protoindoeuropea se reconstruye por comparación con otras lenguas

Las modernas lenguas indoeuropeas, a la que pertenecen la mayoría de las lenguas de Europa y Asia meridional, descienden de una única lengua, llamada protoindoeuropea, que era hablada por un pueblo que vivió entre los años 4.500 y 2.500 antes de Cristo, y no dejó textos escritos. Como es lógico, los científicos se han preguntado cómo sonaría esa lengua original. En 1868, el lingüista alemán August Schleicher utilizó un vocabulario protoindoeuropeo reconstruido -con un método comparativo a partir de similitudes entre el sánscrito, el griego clásico, el latín, el germánico, etc-, para crear una fábula, con el objetivo de escuchar una aproximación de ese lenguaje. Conocida como la fábula de Schleicher o «La oveja y los caballos», la parábola narra la historia de una oveja esquilada que se encuentra en el campo con un grupo de caballos algo respondones. La oveja les dice que le duele el corazón al ver a los equinos cargados y con un jinete encima, y los caballos le contestan que también les duele a ellos cuando ven al amo vestido con la lana de la oveja mientras ella está desnuda.

Los lingüistas han seguido trabajando para descubrir más acerca de esa lengua extinta y actualizan periódicamente el experimento sonoro. El último en hacerlo es el lingüista Andrew Byrd, de la Universidad de Kentucky, que recita en la revista Archaeology su versión de la fábula adaptando su pronunciación a los últimos hallazgos sobre la lengua (puedes escuchar su versión bajo estas líneas). Byrd también ha actualizado otra parábola corta en protoindoeuropeo reconstruido en 1990. Se inspira en un pasaje del Rig Veda, una antigua colección de himnos en sánscrito, en la que un rey suplica al dios Varuna que le conceda un hijo.


Fuente: ABC

30 septiembre 2013 at 5:44 pm Deja un comentario

La «Y» griega se salva de su tragedia griega

No, la sangre de la y griega no llegó al río del plenario de las Academias de la Lengua reunidas este domingo en Guadalajara, México. Finalmente, triunfó el sabio Salomón: las denominaciones «ye» e «i griega» convivirán en la nueva Ortografía. Las veintidós Academias «proponen» que se llame «ye», pero se especifica que la denominación «i griega es muy respetable y tiene tradición centenaria». Rectificar, o transigir, es de sabios, y en la Academia lo son, aunque también entre ellos tengan sus más y sus menos.

El pasado miércoles el Académico de la Lengua y de la Historia Francisco Rodríguez Adrados hacía una sentida defensa de la Y bajo el título de «Esa desgraciada letra griega». Según Adrados, la posible eliminación del nombre de la y griega sería «una agresión a nuestra tradición. Llamarle ye me parece risible, me suena a los yeyés de otro tiempo». El académico también ponía el acento en las tildes en vías de extinción, al tiempo que alertaba de un posible paso más en la denostación de nuestra herencia grecolatina. Eso sí, Rodríguez Adrados se congratulaba de que tras el debate en un pleno de la Docta Casa «la Academia ha intervenido, quizá tarde pero espero que a tiempo». Adrados tenía razón. Fue a tiempo. Aunque a punto estuvo de ocurrir una tragedia. Griega, por supuesto.

ABC 29/11/2010  Leer todo el artículo

29 noviembre 2010 at 4:48 pm 1 comentario

Entradas anteriores


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos

RSS Blogs en Χείρων·Chiron

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente