Posts filed under ‘epigrafía’

Aquí yace Junia Rufina, la enigmática y poderosa romana de Baelo Claudia

Localizan en Cádiz un mausoleo único en Hispania por conservar inscripciones en bronce y por estar dedicado a una importante mujer

La escultura que representa a Junia Rufina, expuesta en el Museo de Baelo.

Fuente: JESÚS A. CAÑAS – Cádiz  |  EL PAÍS
24 de agosto de 2018

Junia Rufina fue una mujer muy poderosa. No necesitó ser madre o mujer de ningún romano. Fue por méritos propios. Su espectacular tumba en el yacimiento de Baelo Claudia (Tarifa, Cádiz) solo habla de ella. En honor a esta noble romana se levantó un excepcional mausoleo con inscripciones de bronce y los mejores mármoles. Debió impactar al que lo viese en pie, allá por el II siglo de nuestra era, y 1.800 años después vuelve a sobrecoger. Su Junia quiso dejar clara su importancia, lo consiguió con creces. Su sepulcro se ha convertido ahora en uno de los hallazgos más sobresalientes de la Hispania romana por ser la única tumba dedicada a una mujer por sí misma y por conservar la inscripciones original en bronce con la que fue concebida.

El singular descubrimiento se produjo el pasado 4 de junio, en el transcurso de unas excavaciones en la necrópolis de Baelo Claudia (ciudad romana desde el siglo II a.C.), y ha sido presentado la mañana de este viernes. “Es espectacular, un hallazgo excepcional”, reconoce Fernando Prados, director del proyecto investigador y profesor de Arqueología de la Universidad de Alicante. De un lado, es “una prueba del poder femenino en la época”, tal y como ha resumido el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez en la presentación. De otro, el propio estado de conservación de la inscripción de bronce la convierte en un hallazgo romano inédito en España.

La tumba de Junia Rufina se encontraba en el punto más cercano a la puerta de la ciudad, un lugar reservado para el enterramiento de las personas más destacadas. La elección de esa zona en la excavación en esta campaña no ha sido casual. Allí mismo apareció hace dos décadas una importante escultura femenina togada desconocida que no conservaba la cabeza y que hoy se expone en el museo del Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia, tal y como reconoce Iván García, arqueólogo del espacio. Los investigadores -integrados también por las universidades de Granada, Murcia y Madrid- albergaban esperanzas de encontrar algo destacado, pero el hallazgo ha superado todas sus expectativas.

Ahora han podido poner nombre a esa escultura aparecida hace 20 años. “Ha sido una sorpresa. La tumba más cercana a la puerta, la más grande e importante y de una mujer”, añade Prados. No es la primera vez que en España aparece un enterramiento romano dedicado a al sexo femenino, pero en esta ocasión ha sido distinto. “Normalmente, hacen referencia a que era mujer o madre de alguien, en este caso no. Era una mujer importante por sí misma”, detalla el profesor de Arqueología. García añade: “Es el primer monumento en Hispania cuya promotora es una mujer y con este tamaño”.

“Para los dioses Manes de Junia Rufina, hija de Marco”, reza en la lápida, encontrada con letras de bronce engastadas y siguiendo la pauta habitual de las inscripciones funerarias romanas. Y precisamente la conservación de estos caracteres es, precisamente, otro de las causas de la excepcionalidad del hallazgo. El uso del metal para la realización de las inscripciones era común en tiempos romanos.

Sin embargo, no es nada usual que esta técnica llegue intacta hasta nuestros días. “No hay ninguna pieza en la que tengamos un epígrafe con letras de bronce completo. La gente los solía expoliar. Normalmente se conserva solo la huella, pero en este caso no, está completo. Entre letra y letra se conservan hasta las interpunciones (caracteres a modo de puntos que se insertaban entre algunas letras)”, explica Prados en referencia a un hallazgo único en la antigua Hispania hasta ahora.

El motivo de este extraordinario estado de conservación radica en un hecho catastrófico que destruyó la ciudad de Baelo Claudia en torno al siglo IV de nuestra era. “Un terremoto afectó a la ciudad y quedó todo sepultado, como una pequeña Pompeya, y se quedó así hasta hoy. Es una suerte, la gente solía expoliar en tiempos de necesidad”, reconoce el director de la investigación. El temblor hizo que la losa con la inscripción cayese bocabajo sobre el pavimento de la necrópolis. Los arqueólogos han localizado incluso monedas del monedas del 340 d.C. que, al caer, quedaron atrapadas entre el suelo y la inscripción.

En las excavaciones han aparecido más piezas que muestran la grandiosidad del monumento funerario. Además de la inscripción en bronce y la escultura ya localizada anteriormente, los arqueólogos han localizado piezas de mármol de origen importado. “Se trata de un conjunto de gran monumentalidad, donde han aparecido columnas y capiteles corintios y otros elementos decorativos de un sepulcro que refleja el esplendor y la brillantez artística de esta ciudad hispanorromana”, explica el consejero.

Sin embargo, el valor del hallazgo, que también incluye restos óseos- radica también en las posibles vías de investigación que se abren para resolver la incógnita de quién fue Julia Rufina y porqué llegó a ser tan importante. De momento, los arqueólogos tienen una hipótesis, a partir del nombre de la mujer. “Junia hace referencia una importante diosa romana. De hecho, la escultura es un cuerpo en serie de esta diosa”, explica Prados. El apellido da más pistas, como abunda el arqueólogo: “Sabemos que es hija de un tal Marco y que Rufina es uno de los apellidos clásicos que las familias nobles de Cádiz usaron después de la conquista romana”. A partir de ahí, poco más se sabe de esta enigmática mujer. La primera gaditana empoderada. O al menos que, de momento, se sepa.

 

Anuncios

24 agosto 2018 at 6:15 pm Deja un comentario

Cádiz batalla con el Louvre por el primer texto en latín

Alcalá de los Gazules pretende recuperar la inscripción romana más antigua de Hispania, el Bronce de Lascuta

Placa de bronce con el resumen de un decreto pretoriano en latín, que data del año 189 a. C. – ABC

Fuente: Soraya Fernández – Cádiz  |  ABC Andalucía
19 de agosto de 2018

La provincia de Cádiz dará la batalla para recuperar parte de su historia y de su patrimonio. Lo hará nada más y nada menos que ante el prestigioso Museo del Louvre de París por El Bronce de Lascuta, una pieza datada en el año 189 a. C. Se cree que se trata del documento en latín más antiguo de toda España. De hecho está escrito en latín arcaico.

Se trata de una pieza desconocida para la mayoría de los andaluces pero que podría comenzar a acaparar titulares después de que la Diputación Provincial de Cádiz aprobara el pasado mes de julio por unanimidad una moción del PSOE para rescatar esta parte del patrimonio histórico de la provincia tras haber hecho lo propio el Ayuntamiento de Alcalá de los Gazules.

La institución provincial pedirá al Ministerio de Cultura y Deportes, así como a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que inicien las gestiones oportunas para recuperarla, ya que en la actualidad es propiedad del parisino Museo del Louvre. El objetivo es que ambas administraciones trabajen de la mano en la consecución de este objetivo «y poder rescatar, de este modo, una pieza arqueológica clave de la historia de la provincia».

La Diputación se ha propuesto, por tanto, rescatar esta valiosa pieza para exponerla en el museo de Alcalá de los Gazules o, en su defecto, en el Museo provincial de Cádiz.

El Bronce de Lascuta es uno de los documentos escritos más importantes que acreditan la presencia del imperio romano por primera vez en la provincia de Cádiz. La pieza fue hallada en Alcalá de los Gazules y tiene como referencia en el inventario del museo parisino la denominación B.R. 4085, dependiente del Departamento de Antigüedades Griegas y Romanas.

Se trata de una placa de bronce con una anilla en un lateral. Mide 22,4 x 14 x 0,2 centímetros, el tamaño de una mano, y contiene el resumen de un decreto pretoriano en latín. Según los historiadores, el hallazgo de esta pieza se produjo entre 1866 y 1867 a seis kilómetros de la actual localidad de Alcalá de los Gazules, dentro de la antigua Bética romana.

Para la doctora Ana María Vázquez, de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), esta pieza es el documento escrito más antiguo datado en Hispania con una inscripción en latín en la que se explica que se considera a los habitantes de esa zona como hombres libres, mientras el Senado de Roma así lo determine. Menciona a unos siervos hastienes, que podrían ser de habitantes de Asta Regia.

La traducción es la siguiente: «Lucio Emilio, hijo de Lucio, procónsul, decretó que los siervos de los Hastenses, que habitaban en la Torre Lascutana, fuesen libres. Ordenó que tuvieran la posesión y conservaran los campos y el núcleo urbano que hubieran poseído hasta ese momento, mientras quisieran el pueblo y el senado romano. Dado en los campamentos a doce días de las kalendas de febrero (19 de enero)».

Iglesia de San Jorge

Las investigaciones más recientes, realizadas por el historiador Ismael Almagro, arrojan que El Bronce de Lascuta no se habría encontrado en la Mesa del Esparragal, como tradicionalmente se afirma, sino que apareció en la iglesia parroquial del Mártir San Jorge de la localidad gaditana de Alcalá de los Gazules cuando se procedió a realizar el ensanche de las capillas del Baptisterio y del Santo Entierro, en un terreno obtenido en 1863, siendo párroco Francisco de Paula Castro y Moreno.

Tras el hallazgo, la pieza pudo ser vendida, según la hipótesis principal, al ingeniero polaco Ladislas Lazeski, quien, más tarde, negoció con el Museo del Louvre, donde se conserva hasta ahora.

Para el PSOE, ante la ausencia de una prueba fehaciente de esta última hipótesis, debe prevalecer la noticia refrendada por el propio ingeniero, quien comunicó de forma oficial la noticia en París y ofreció detalles del lugar de las «pequeñas excavaciones» en las que apareció, cerca de una mina y de un campo con ruinas antiguas, «a seis kilómetros de Alcalá de los Gazules».

Éste no será el primer intento de recuperar esta importante parte de la historia de Cádiz. Ya se hizo en la década de los años ochenta, aunque sin éxito, según explica a ABC el alcalde de Alcalá de los Gazules, Javier Pizarro, quien, no obstante, está decidido a insistir.

Pizarro asegura que «el no ya lo tenemos. Ahora esperamos que el Ministerio de Cultura y la Consejería de Cultura se interesen para, al menos, intentarlo. Los vecinos están muy ilusionados. En los ochenta, el Louvre nos mandó una copia exacta de la pieza pero queremos recuperar el original». «Creemos que es de justicia porque apareció en Alcalá de los Gazules. Para ellos no es importante tenerla allí y para nosotros, sí. Es algo único», ha resaltado.

En el caso de recuperar la pieza arqueológica, el Ayuntamiento gaditano pretende exponerla en la Torre del Homenaje de Alcalá de los Gazules, una pequeña torre que se ha restaurado «y que vamos a musealizar. Entendemos que es su sitio», asegura el alcalde de la localidad.

 

19 agosto 2018 at 10:06 am Deja un comentario

Cádiz contra el Louvre

  • La Diputación gaditana quiere recuperar una tablilla, el documento en latín más antiguo de España y que se exhibe sin pena ni gloria
  • La pieza, datada en el año 189 a.C., fue localizada en 1866 y vendida a un ingeniero polaco, que la acabó traspasando al museo francés

El bronce de Lascuta, la inscripción en latín más antigua conservada de España.

Fuente: Julia Camacho – Sevilla  |  El Periódico
28 de julio de 2018

En la guerra de la Independencia, los gaditanos ya demostraron su coraje contra los franceses, y ahora, dos siglos después, la provincia vuelve a alzar su voz contra los galos. En esta ocasión, contra el Museo del Louvre. La Diputación quiere recuperar el denominado Bronce de Lascuta, uno de los documentos en latín más antiguos de la Península Ibérica localizado en 1866 en Alcalá de los Gazules. Un avispado ingeniero adquirió la pieza y consciente de su valor, la vendió al prestigioso museo donde se exhibe ahora sin pena ni gloria. “No se trata de abrir un conflicto diplomático, sino recuperar lo que es nuestro, porque se descubrió aquí”, resume el alcalde de Alcalá, el socialista Javier Pizarro, impulsor de la moción de la Diputación, aprobada por unanimidad por todos los grupos políticos, que insta al Ministerio de Cultura y a la Junta de Andalucía a iniciar las acciones oportunas con Francia para recuperar si es posible la pieza.

La tablilla metálica, de apenas 25×14 centímetros es una de las primeras piezas que constatan la presencia romana en Cádiz. Escrito en latín arcaico y datado en el año 189 antes de Cristo, contiene un resumen de un decreto promulgado por el proconsul romano Lucio Emilio Paulo por el que se libera a los habitantes de la Torre Lascutana, ubicada en Alcalá de los Gazules, de la servidumbre a la que estaban sometidos por Asta Regia, ciudad situada muy cerca de Jerez, en la actual Mesas de Asta. Según los historiadores, se trata de un gesto de agradecimiento por la ayuda prestada para sofocar una rebelión contra el imperio romano por parte de un poblado rival, y que les permitió poseer la tierra que cultivaban en ese momento, pasando a depender en ese momento de Roma.

Ingeniero avispado

La placa, que aún conserva la anilla con la que se engarzaba, fue localizada en torno a los años 1866 y 1867. Algunas teorías hablan de que fue encontrada en los terrenos de una antigua mina y vendida por unos carboneros a un ingeniero polaco desplazado a nuestro país para realizar carreteras. Otras, que fue hallado durante unas obras en una iglesia parroquial y vendido al ingeniero, como atestigua un llamativo ingreso en las cuentas de la capilla. En cualquier caso, lo que sí se sabe con certeza es que el ingeniero M. Ladislas Lazeski se hizo con el bronce y, consciente de su valor, en 1867, presentó la pieza a la Academia de las Inscripciones y Bellas Letras de Francia, según consta en sus archivos.

Un año después, en 1868, el Museo del Louvre se hace con la pieza y pasa a engrosar sus fondos. Ismael Almagro, historiador local, relata que curiosamente no fue hasta que a finales del siglo pasado los historiadores de la zona se pusieron en contacto con el museo para interesarse por esa pieza que el Louvre le dio cierto valor y decidió sacarla del almacén para exhibirla. Allí sigue, inventariada en el Departamento de Antigüedades Griegas y Romanas y expuesta en la Sala de los Bronces del Ala Sully, pasando desapercibida para los miles de visitantes que cada año recibe el museo. “Muchos gaditanos que han ido me han contado lo difícil que es localizarla”, lamenta Pizarro, quien ya hace planes acerca del futuro de la tablilla si logra recuperarla. Su idea pasa por exponerla en la Torre del Homenaje, recientemente abierta al público, para darle contenido museístico dicho espacio.

El Ayuntamiento de Alcalá, un pequeño pueblo serrano enmarcado en la ruta de los pueblos blancos de Cádiz, al pie del parque natural de los Alcornocales, ya intentó obtener una joya así de su pasado, ya que al fin y al cabo, además de ser la primera tabilla con inscripciones latinas de la península es una de las primeras piezas que atestigua la existencia de la localidad ya en periodo romano. En los años 80 el consistorio contactó con el Museo para reclamar el bronce de Lascuta, y aunque no se cerraron en banda llegaron a plantear un trueque por alguna otra pieza arqueológica de origen francés que poseyese España, según publicaron entonces algunos diarios locales. Finalmente el trato no prosperó, pero los gaditanos lograron que desde el Louvre les mandaran una réplica exacta del bronce que ahora se expone en el salón de plenos. “Es de justicia recuperarla”, insiste Pizarro, “no le pedimos la Gioconda, sino una de las piezas menos importantes que para nosotros es parte de nuestra historia”.

 

29 julio 2018 at 5:29 pm Deja un comentario

Atenas anuncia: “Descubierta la inscripción más antigua de la Odisea”. Pero los expertos lo desmienten

Hallada en Olimpia una placa de arcilla con 13 versos del poema homérico que narran el regreso de Ulises a Ítaca. Pero la datación es muy posterior a la de algunos papiros conocidos.

La placa con el primer registro de la Odisea hallada en Olimpia, en Grecia (Reuters)

Fuente: Repubblica
11 de julio de 2018

ROMA – Describe el momento largamente esperado en el que Ulises regresa a su Ítaca. Una placa de arcilla con trece versos de la Odisea ha sido encontrada en el sitio arqueológico de Olimpia, en el sur de Grecia. Un hallazgo que el gobierno griego, a través de un comunicado del Ministerio de Cultura, define como “quizás el registro escrito más antiguo jamás encontrado del poema homérico”.

Un anuncio que ha sonado a muchos como rotundo, y que también Repubblica había planteado. Pero alguien en el ministerio debe de haber cometido un error: la placa de arcilla data del siglo III d.C., pero existen papiros egipcios con el texto de la Odisea que se remontan a tres siglos antes del nacimiento de Cristo o, lo que es lo mismo, a 600 años antes. Un error señalado también por muchos usuarios y lectores de Repubblica.

La Odisea fue compuesta oralmente en torno al siglo XI a.C. y luego transcrita a partir del siglo VIII a.C. De las versiones en pergamino han sido hallados fragmentos en Egipto y hasta el momento son los más antiguos.

Los 13 versos encontrados en la placa de arcilla de Olimpia narran el regreso a casa del astuto Ulises después de la Guerra de Troya relatada en la Ilíada. El extracto está tomado del decimocuarto de los 24 libros de la Odisea y ha sido encontrado cerca de los restos del templo de Zeus. La placa de arcilla ha visto la luz después de tres años de excavaciones realizadas por el Servicio Arqueológico Griego, en cooperación con el Instituto Alemán de Arqueología.

 

12 julio 2018 at 10:48 am 1 comentario

Sale a la luz en Grecia la inscripción más antigua de «La Odisea», de Homero

Según los primeros estudios de los arqueólogos la losa pertenecería a la época romana y probablemente sea anterior al siglo III a. C.

La tablilla de arcilla con la inscripción más antigua de «La Odisea» – EFE

Fuente: EFE  |  ABC
10 de julio de 2018

Una placa de arcilla encontrada en el sitio arqueológico de Olimpia, en el Peloponeso griego, podría ser la inscripción más antigua que se conserva de «La Odisea» de Homero, según anunció hoy el Ministerio de Cultura heleno.

«La placa de barro es probablemente el extracto más antiguo de la epopeya de Homero que haya salido a la luz hasta ahora y, más allá de ser única, es un hallazgo epigráfico, arqueológico, filológico e histórico importantísimo», explicó el ministerio en un comunicado. Según los primeros estudios de los arqueólogos la losa pertenecería a la época romana y probablemente sea anterior al siglo III a. C.

El hogar de los primeros Juegos Olímpicos escondía cerca de su famoso santuario este hallazgo en el que están inscritos trece versos de la decimocuarta rapsodia de «La Odisea», pertenecientes al discurso de Ulises a su criado Eumeo. En la obra, Eumeo es un porquero fiel a su señor, al que acoge cuando regresa a Ítaca disfrazado de mendigo.

El descubrimiento se realizó en el marco de la investigación geoarqueológica «El sitio multidimensional de Olimpia», que durante tres años ha estudiado los alrededores del santuario de este yacimiento con la participación de arqueólogos griegos y alemanes. El equipo señaló que la estimación de la antigüedad de la placa será confirmada con un estudio sistemático de las inscripciones que ya ha comenzado.

«La Odisea» es uno de los principales poemas épicos de la Antigua Grecia y narra el regreso a su hogar tras la guerra de Troya del héroe Ulises, conocido en griego como Odiseo. Este poema es junto a «La Ilíada», atribuida también a Homero, uno de los primeros ejemplos de la literatura occidental.

 

10 julio 2018 at 8:21 pm 2 comentarios

Un hallazgo que revive un amor eterno en la Dénia romana

Los arqueólogos descubren una inscripción fúnebre del siglo II dedicada por su amado a Pompeia Maxima – También hallan vestigios de una hospedería islámica

Fuente: Alfons Padilla – Dénia  |  Levante-EMV
5 de julio de 2018

El subsuelo de Dénia esconde una ciudad secreta. Bajo tierra hay historias. De amor y de muerte. Los arqueólogos escarban el secreto. Y ahora han sacado a la luz un amor eterno en la Dianium del siglo II. Han hallado un fragmento de una inscripción funeraria. Se está restaurando. Pero la experta Isabel Rodà ya la ha descifrado. Reza: «A Pompeia Maxima, que vivió 36 años. Nonius Victor a su estimada esposa». Dos personajes ilustres regresan del pasado. Su amor resucita con el hallazgo de este fragmento de una estela fúnebre.

Unas prosaicas obras para instalar contenedores soterrados de basura han alumbrado esta historia que se intuye apasionada. La intervención arqueológica previa, que se ha desarrollado en apenas 20 metros cuadrados, también ha sacado a la luz los vestigios de un funduq (una hospedería) islámica del siglo XI. De una tacada, los arqueólogos (la excavación la ha dirigido Josep Marqués) han rescatado un pedazo de la Dianium romana y otro de la taifa de Daniya. Dénia es una ciudad de aluvión; una se levanta sobre otra.

El director del Museo Arqueológico dianense, Josep A. Gisbert, ha destacado que el hallazgo de la inscripción funeraria constata que esta zona, situada al sur del promontorio del castillo, tuvo actividad urbanística de viviendas domésticas y cementerios. El epicentro de Dianium estaba al otro lado, en el Hort de Morand, donde se hallaban el forum y el portus. Pero aquí, en la confluencia de las calles La Mar y Foramur (es donde se ha realizado la excavación) y en las calles Temple de Sant Telm y Cándida Carbonell también había vida y muerte. Roc Chabàs ya escribió sobre el hallazgo en esta zona de sepulturas de obispos de Dianium.

Y las estructuras arquitectónicas del funduq o alhóndiga ayudan a reconstruir el urbanismo de la Dénia islámica. Estas hospederías abundaban en la floreciente taifa. Se han descubierto en los últimos 25 años evidencias de siete de estos edificios. Eran de planta cuadrada o rectangular, ocupaban entre 200 y 500 metros cuadrados y tenían un patio con aljibe o pozo central. El más relevante, por volumetría, que se ha documentado es el que está en el solar del colegio Maristas.

 

5 julio 2018 at 6:44 pm Deja un comentario

Un eslogan político de Pompeya: “Por favor elegid al edil Helvio Sabino, uno bueno”

Las recientes excavaciones arqueológicas en la inexplorada Región V han sacado a la luz tres inscripciones relacionadas con las últimas elecciones de Pompeya antes de la catástrofe del 79 d.C.

Inscripciones electorales
Dos inscripciones electorales descubiertas recientemente en Pompeya: una con letras negras y la otra con letras rojas, ambas sobre un fondo blanco.

Foto: Parco Archeologico di Pompei

Fuente: Alec Forssmann National Geographic
14 de junio de 2018

Tres inscripciones electorales han aparecido en los antiguos muros de Pompeya durante las recientes excavaciones en la inexplorada Región V del sitio arqueológico, según informa el Parque Arqueológico de Pompeya. Un eslogan político, pintado con letras negras sobre un fondo blanco, dice lo siguiente en latín: “Helvium Sabinum Aedilem D(ignum) R(ei) P(ublicae) V(irum) B(onum) O(ro) V(os) F(aciatis)“. Significa lo siguiente: “Por favor elegid al edil Helvio Sabino, digno del Estado, uno bueno”.

En el muro sur, en letras rojas sobre fondo blanco, pone lo siguiente: “L(ucium) Albucium Aed(ilem)“, una inscripción que quizá continúa por debajo del nivel excavado, en la zona cubierta por los fragmentos piroclásticos expulsados por el Vesubio, y que hace referencia a los Albucios, que probablemente eran los propietarios de la Casa de las Bodas de Plata. Las inscripciones fueron realizadas sobre un estrato de pintura blanca, quizá para tapar unas inscripciones anteriores y, de todas formas, para crear una superficie regular sobre la cual se han conservado los eslóganes políticos, relacionados con las últimas elecciones de Pompeya antes de la catástrofe del 79 d.C.

Las inscripciones fueron realizadas en negro o en rojo sobre un estrato de pintura blanca

Por otro lado, las excavaciones arqueológicas también han sacado a la luz nuevos frescos de la Domus de los Delfines (denominada así porque uno de los corredores de entrada o fauces estaba decorado con una pareja de delfines, además de varios animales y perspectivas arquitectónicas) y un precioso portalucernas de bronce de un ambiente residencial de la Casa de Júpiter.

 

Últimas elecciones de Pompeya
Las inscripciones, halladas en la inexplorada Región V, están relacionadas con las últimas elecciones de Pompeya antes de la catástrofe del 79 d.C.

Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Albucios
En letras rojas y sobre fondo blanco: “L(ucium) Albucium Aed(ilem)“, una inscripción que hace referencia a los Albucios, probablemente los propietarios de la Casa de las Bodas de Plata.

Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Propaganda
Inscripción propagandística en favor del edil Helvio Sabino.

Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Perfecto estado de conservación
Pintura roja sobre fondo blanco, la conservación es asombrosa.

Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Hallazgos provisionales
Las inscripciones electorales podrían continuar por debajo del nivel excavado, en la zona cubierta por los fragmentos piroclásticos expulsados por el Vesubio.

Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

Portalucernas de bronce
Un precioso portalucernas de bronce ha salido a la luz en un ambiente residencial de la Casa de Júpiter.

Foto: Parco Archeologico di Pompei

 

14 junio 2018 at 11:23 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

diciembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente