Posts filed under ‘arte virtual’

Realidad virtual para viajar al antiguo Jerusalén

Una aplicación y accesorios de realidad virtual para dispositivos móviles permiten recorrer Jerusalén en la época en que murió Cristo. Un equipo de arqueólogos ha asesorado a la empresa que ha desarrollado este sistema, con el que se pueden visualizar escenarios del mundo antiguo, reconstruidos hoy con técnicas de modelado en 3D.

La aplicación y los accesorios de realidad virtual permiten visualizar Jerusalén hace dos mil años. / Lithodomos VR

Fuente: Agencia SINC
12 de abril de 2017

Cuando se visita algún lugar histórico es inevitable retroceder mentalmente a los tiempos en los que estaba en su apogeo e imaginar cómo fue en el pasado.

Ahora, una aplicación ayuda a realizar ese viaje a través de dispositivos móviles y de realidad virtual para que el usuario pueda explorar con sus propios ojos escenarios del pasado, como la ciudad de Jerusalén hace dos mil años. Los visitantes la pueden ver en la época de Cristo y el rey Herodes, observando detalles como el aspecto original del Muro de las Lamentaciones.

La precisión histórica de la app hace que esté dirigida tanto a turistas como a investigadores y educadores

La app y la empresa que lo ha desarrollado se llaman Lithodomos ­–albañil en griego antiguo–. Un equipo multidisciplinar de especialistas en programación en 3D, historiadores y arqueólogos han trabajado en el sistema y en todos los elementos de la reconstrucción.

“Lo que hace a Lithodomos VR algo único es su compromiso con la precisión arqueológica. No somos solo un grupo de informáticos, también somos doctores en arqueología que comprobamos varias veces cada detalle”, explica Simon Young, presidente de la compañía.

Las representaciones que muestra Lithodomos VR se han creado usando fotogrametría (filmando y digitalizando previamente los objetos que se quieren representar) y el modelado de texturas en 3D.

Herramienta para el ocio y el aprendizaje

El software permite ofrecer una reconstrucción no solo de Jerusalén, también de otros lugares del mundo antiguo, como Grecia y Roma. Los usuarios pueden observarlos a través de sus dispositivos de realidad virtual o móviles adaptados –por ejemplo con el accesorio Google Cardboard–, mientras caminan entre las ruinas actuales.

La realidad virtual permite recrear el mundo antiguo en 3D. / Lithodomos VR

La aplicación va dirigida tanto a los turistas visitantes de esos lugares o museos como a investigadores y educadores que quieran usar esta tecnología como herramienta de aprendizaje. El equipo hace hincapié en su vertiente educativa debido al rigor histórico con el que se han realizado las representaciones.

“Nuestro trabajo parte de años de investigación y reflejan las mejores prácticas académicas para asegurar que, al final, el producto sea lo más preciso e informativo posible para el usuario”, afirma el equipo en su página web.

Entre los proyectos desarrollados por Lithodomos VR se encuentran reconstrucciones virtuales del Templo de Venus y la antigua ciudad de Roma, las Arenas de Lutecia en París o, la más reciente, además de la representación de la antigua Jerusalén durante el año 35 DC.

A pesar de estar especializada en representaciones del mundo grecorromano, la empresa está trabajando en un proyecto junto a la Universidad de Córdoba para reconstruir virtualmente el castillo de Bélmez y su entorno durante la época romana y la Edad Media.

 

13 abril 2017 at 8:14 pm Deja un comentario

Descubierto un anfiteatro de madera en Carnuntum, al este de Viena

La antigua ciudad romana de Carnuntum, a orillas del Danubio, ha sido investigada técnicas no invasivas que han permitido detectar todos los restos que se ocultan bajo tierra

Anfiteatro de madera. El anfiteatro de madera recientemente descubierto. La imagen ha sido creada mediante la interpretación de la información geofísica. Imagen: LBI ArchPro, 7reasons

Fuente: ALEC FORSSMANN  |  NATIONAL GEOGRAPHIC
4 de abril de 2017

Toda el área de la antigua metrópolis romana de Carnuntum, situada a orillas del Danubio y al este de Viena, ha sido investigada con georradar y con métodos geomagnéticos, sin realizar excavaciones, y se han podido detectar los restos de un tercer anfiteatro de madera, un barrio completo con tabernas, panaderías y tiendas, y otras infraestructuras básicas para la celebración de espectáculos de gladiadores, según informó el pasado jueves el parque arqueológico Römerstadt Carnuntum. En 2011 se descubrieron los restos de una escuela de gladiadores, en 2014 los primeros campamentos militares y en 2016 los cuarteles de los guardias del gobernador provincial romano. El nuevo mapa creado muestra por primera vez todos los restos romanos que se ocultan bajo tierra.

Los restos del anfiteatro de madera, cuya existencia se desconocía hasta la fecha, se encontraban ocultos bajo la muralla ciudadana de época posterior, a unos 400 metros al norte del anfiteatro de piedra cuyos vestigios aún se conservan. El anfiteatro de madera, con cimientos de piedra y presumiblemente cubierto con una estructura de madera, corresponde al espacio de ocio primigenio de Carnuntum y es uno de los pocos anfiteatros romanos de madera tan antiguos, junto con el de Künzing en Baviera y el de Londinium en Gran Bretaña. Una de las calles principales de la ciudad estaba flanqueada de tabernas, tiendas de souvenirs, termopolios (bares o restaurantes de comida rápida), un horreum para almacenar productos, una bodega y un gran horno, cuyos restos han sido hallados, donde se horneaba el pan necesario para alimentar a los 13.000 espectadores que cabían en el anfiteatro.

Anfiteatro de piedra. El anfiteatro de piedra junto a las tabernas y la escuela de gladiadores. Imagen: LBI ArchPro, 7reasons

 

Calle principal. Calle principal que conducía a las tabernas y al anfiteatro de Carnuntum. Imagen: LBI ArchPro, 7reasons

 

Tabernas y anfiteatro. Imagen que recrea las tabernas y el anfiteatro. Imagen: LBI ArchPro, 7reasons

 

Lucha de gladiadores. Lucha de gladiadores en el anfiteatro romano de Carnuntum. Imagen: Interspot, ORF

 

Bodega. Bodega situada en el barrio de las tabernas. Imagen: LBI ArchPro, 7reasons

 

Horno de pan. Horno para hornear pan y alimentar a los 13.000 espectadores que cabían en el anfiteatro. Imagen: LBI ArchPro, 7reasons

Guardar

Guardar

Guardar

4 abril 2017 at 9:06 pm Deja un comentario

¿Cómo era una zona de ocio romana? Tabernas y “souvenirs” frente al coliseo

Tabernas, cantinas y tiendas de recuerdos donde comprar, por ejemplo, la figura de un gladiador. Un equipo austríaco de arqueólogos han descubierto una “zona de ocio” cerca de un coliseo que permite conocer mejor la importancia de los espectáculos en el antiguo Imperio Romano.

Ilustración facilitada por el Instituto Ludwig-Boltzmann de Prospección Arqueológica y Arqueología Virtual de Viena que ha hallado cerca del coliseo romano de Carnuntum otro anfiteatro, tiendas de recuerdos y una panadería, entre otros, construidos para satisfacer las necesidades de los asistentes a las batallas de gladiadores. EFE

Fuente: Esther Martín – EFE > Viena  |  LA VANGUARDIA

Viena, 2 abr.-  El descubrimiento ha tenido lugar en la antigua ciudad romana de Carnuntum, a unos 40 kilómetros al este de Viena, gracias a las investigaciones del Instituto Ludwig-Boltzmann de Prospección Arqueológica y Arqueología Virtual (LBI ArchPro).

El responsable del estudio, Wolfgang Neubauer, ha señalado a la prensa que se conocía la existencia de estas zonas de ocio en la antigua Roma, pero que hasta ahora no se habían documentado con tal detalle.

“De esta forma nunca se han encontrado porque aunque se conservan los anfiteatros de muchas antiguas ciudades romanas, las áreas cercanas se han edificado”, explicó.

Se han utilizado técnicas “no invasivas” como el georradar o el magnetómetro, que permiten recrear con un margen de error de escasos centímetros una imagen en tres dimensiones de las ruinas encontradas en el subsuelo, explica a Efe el español Juan Torrejón, uno de los investigadores del LBI ArchPro.

En Carnuntum, capital de la región romana de Panonia, vivieron hasta 50.000 personas antes de que la ciudad fue destruida en el siglo IV por un terremoto.

El coliseo de Carnuntum es el cuarto más grande del mundo, según Torrejón, y tenía una capacidad para más de 13.000 personas, que llegaban incluso desde regiones alejadas para presenciar las batallas de gladiadores.

Allí también se halló en 2011 una escuela de gladiadores que ha permitido conocer algunos detalles de la vida de esos guerreros, que en su época eran figuras muy populares.

Ese coliseo, según los últimos descubrimientos, no era el único que hubo en la ciudad, ya que con esta tecnología se ha encontrado un segundo anfiteatro mucho más antiguo, que puede datar del siglo II.

“Antes de construir una muralla u otro tipo de infraestructura que a priori pueden parecer más importantes, se construyó un anfiteatro para entretener a la gente”, relata Torrejón.

Esta construcción estaba además situada en un enclave estratégico, en un cruce de caminos, por lo que era muy accesible para aquellos que quisieran acudir al coliseo.

El elevado nivel de precisión del georradar permite reconocer la estructura de los edificios del complejo y, por tanto, esclarecer la función que desempeñaban en la sociedad.

De esta forma se ha podido descubrir a escasa distancia del anfiteatro principal un área urbana desconocida y que estaba destinada completamente al ocio.

La multitud que iba al coliseo acortaba la espera en las tabernas, cantinas, tiendas de recuerdos y otras de comida (termopolio), con capacidad para miles de personas.

Además, gracias a la señal térmica que devuelven algunas de las infraestructuras ha sido posible encontrar lugares como un gran horno, donde se cocía pan con el que alimentar a los asistentes al espectáculo, cuenta Torrejón.

El entretenimiento de las masas, resumido en el lema “pan y circo”, fue tan importante en Roma como en Carnuntum, una ciudad situada en los confines del Imperio Romano, concluyen los investigadores.

Los curiosos que se acerquen a la zona no podrán explorar a simple vista estos nuevos descubrimientos, ya que el instituto arqueológico no tiene previsto hacer excavaciones, sino “protegerla para generaciones futuras”, afirma el experto español.

“Excavar un yacimiento lo primero que implica es su destrucción. Nunca más vamos a poder excavarlo o verlo como está a día de hoy”, añade.

Por eso, lo más importante es proteger lo que hasta el momento se ha descubierto y esperar a que existan otros métodos que permitan entender mucho mejor los restos arqueológicos sin dañarlos.

De hecho, hace años era impensable que existieran herramientas arqueológicas avanzadas como las que se han utilizado para este proyecto, recuerda Torrejón.

Los investigadores han ofrecido imágenes y un vídeo que recrean de forma virtual sus descubrimientos y permite hacerse una idea de la vida y el ocio hace 1.700 años.

“La realidad virtual y la realidad aumentada nos ofrece una herramienta que hasta ahora no existía y que desde luego nos permite poder transmitir toda esta información de forma muy sencilla, muy simple y muy entendible al público”, afirma Torrejón.

Así, las visitas virtuales pueden ser un gran atractivo para los turistas que quieran acercarse al yacimiento y descubrir cómo vivían sus antepasados hace cerca de 2.000 años, concluye el experto.EFE

 

Guardar

2 abril 2017 at 8:41 pm Deja un comentario

Past View se alía con un socio griego para «vender» la acrópolis de Atenas

La TIC sevillana ofrece reconstrucciones virtuales del patrimonio en rutas turísticas

teatro-acropolis

Teatro de la acrópolis de Atenas recreado por Past View – ABC

Fuente: E. FREIRE > Sevilla  |  ABC de Sevilla
6 de febrero de 2017

Con unas gafas inteligentes (smartglasses) y un panel táctil (touch pad), el turista puede viajar al pasado para visitar monumentos de los que ya solo quedan piedras y ruinas y recrear la vida y costumbres de sus ancestrales moradores. Es en síntesis el producto turístico que lanzó al mercado hace ya cuatro años en Sevilla Past View, fundada por Jorge Robles del Salto y Elena Luque, licenciados en Turismo e Historia, respectivamente, que ya eran socios desde el año 2000 en otra empresa relacionada con el mismo sector, Alminar Servicios Culturales. Robles es consejero delegado de la firma y ostenta la presidencia de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Sevilla (AJE). Por su parte, Luque es directora de Proyectos de Past View.

Equipo

Combinando la realidad aumentada y las recreaciones virtuales, el equipo compuesto por infografistas, informáticos y documentalistas de Past View empezó por la Giralda y los principales monumentos de la capital hispalense para diseñar el primer producto. Tras un periodo de rodaje y promoción, y con incentivos de la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) a su desarrollo de I+D+i, consiguieron internacionalizar la oferta, primero, incluyendo en su catálogo el yacimiento arqueológico de Éfeso, el más visitado de Turquía, próximo a una importante base de cruceros. Ahora, Past View acaba de iniciar la comercialización de su recreación de la acrópolis ateniense, junto a otros monumentos de la antigua Grecia y del periodo romano.

«Como en el caso de Turquía, en el mercado griego también hemos llegado a un acuerdo con un socio local para empezar a operar con nuestro producto Past View Atenas», explican fuentes de la TIC sevillana. El modelo de negocio de Past View se basa en contratos en origen con turoperadores, cruceristas y otros agentes del sector turístico.

El próximo lanzamiento de la empresa sevillana será Barcelona, una de las grandes capitales turísticas españolas, en cuya producción lleva trabajando hace meses.

Unos 15.000 usuarios al año utilizan la oferta de Past View para Sevilla, mientras que la recreación de la antigua ciudad turca de Éfeso alcanza los 25.000 desde que empezó a funcionar, a finales de 2015. Y ello, según apuntan desde la empresa, pese a que la afluencia de turistas a Turquía descendió drásticamente a partir de 2016 debido a los ataques terroristas.

«En Sevilla empezamos a finales de 2012, en plena crisis económica, un momento en el que el mercado turístico estaba bajo mínimos, y poco a poco hemos ido creciendo y obteniendo mejores resultados», explican en la firma, que cuenta con un punto de atención en «Las Setas» de la Encarnación.

 

7 febrero 2017 at 8:51 pm Deja un comentario

Greek Acropolis in the Mediterranean

Fuente: Canal de Altair4 Multimedia Archeo3D Production en Youtube

9 enero 2017 at 9:11 pm Deja un comentario

Los bustos romanos de Herculano, unidos en el muro de su propia red social

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Nápoles y México abren una muestra global inspirada en el reinado de Carlos III

bustos_romanos
Tres bustos romanos, copia de yeso, junto a los originales digitalizados

Fuente: JESÚS GARCÍA CALERO   |  ABC
5 de enero de 2017

Los romanos no tenían Facebook, pero los bustos rescatados de Herculano y Pompeya han encontrado, dos mil años después, la manera de crear su propia red social. Una exposición como la organizada por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Rabasf), permite apreciar las enormes posibilidades de la tecnología aplicada a la cultura. Titulada «Carlos III y la difusión de la Antigüedad», la muestra puede visitarse hasta el próximo 16 de marzo tanto en la Rabasf como en el Museo Nacional de Arqueología de Nápoles o la Academia de San Carlos de México. La experiencia es pionera, tres instituciones conectadas por wifi de última generación para volver a unir con la inmediatez de hoy los antiguos vínculos del siglo XVIII con aquellas enormes distancias que tardaban meses en cubrirse por barco.

Los primeros hallazgos arqueológicos bajo la lava del Vesubio entusiasmaron a Carlos III mientras era Rey de Nápoles (y lo fue durante 25 años, en los que animó a avanzar en las excavaciones). Cuando vino a reinar en España (entonces un enorme imperio) quiso seguir informado de las novedades. Por eso pedía copias en yeso de cuantas esculturas aparecían, así como dibujos y estudios que fue volcando en «Le Antichità di Ercolano Esposte», una de las primeras publicaciones de la arqueología romana que el Rey patrocinó. La Academia conserva desde 1775 aquellas copias realizadas para un Rey que tenía muy claro el valor de la difusión de aquellos descubrimientos. Toda Europa estaba pendiente de lo que los arqueólogos extraían de las ciudades asoladas por la erupción del año 79.

Este vídeo es fantástico si se visualiza desde un móvil o tableta:

La Rabasf tiene uno de los laboratorios de humanidades digitales más avanzados del mundo, así que para construir este muro en el que las copias y los originales han vuelto a verse las caras, se han virtualizado en 3D las obras con el fin de que, junto a cada copia, una tableta permita manipular y ver en detalle el original. Después de casi 300 años muchas de aquellas esculturas han sufrido modificaciones y restauraciones, por lo que la comparación tiene indudable interés, científico y divulgativo. Roturas, añadidos, y elementos que cambiaron con el tiempo son la comidilla en el muro de este Facebook de dos mil años.

Ello ha sido posible gracias al trabajo de la comisaría, María del Carmen Alonso Rodríguez, y al patrocinio de BQ, que ha puesto las tabletas que muestran los objetos «vivientes» que acompañan a cada estatua inmóvil sobre su peana.

peineta

Restauració en impresora 3D

Una de ellas, la afrodita de Herculano, ha sido objeto de una intervención peculiar: se ha reconstruido en una impresora 3D la túnica que portaba el original, perdida en la copia de yeso. En Nápoles existe un original de mármol de este busto procedente de Herculano. El vaciado en yeso que llegó a la Academia de Bellas Artes había perdido la base. Tras digitalizar el original en Nápoles se ha impreso la toga en 3D (la resina roja de la foto) con lo cual se ha podido completar el volumen original de la obra. Pero además en Nápoles ya no tenía instalada la torre sobre la cabeza y gracias al estudio del vaciado de Madrid se ha recuperado la pieza en los almacenes del museo italiano. Cada uno de los bustos tiene historias que contar… La UNAM, la Rabasf y el Museo napolitano han sumado esfuerzos y «actualizaciones» en el muro de esta historia entretejida.

Estatuas que viajaron a México

Carlos III, siguiendo la política de la Corona desde el Descubrimiento, quiso que Nueva España fuese el lugar de América donde se conociesen también estas novedades. Muy pronto funda la Academia de San Carlos de México, bajo la dirección del grabador Jerónimo Antonio Gil, y envía una generosa selección de vaciados desde la Rabasf, algunos procedentes de Pompeya y Herculano, pero no solo. Los yesos atraviesan entonces el océano en un navío y luego recorren en carro el duro camino desde Veracruz a México. Fue casi un milagro transportar algo tan delicado hasta allí. Según nos cuenta Carmen Alonso, Humboldt casi se cayó de espaldas cuando entró en la Academia mexicana con ánimo expectante sobre lo que podría encontrar en un rincón tan alejado de la cultura Europea y se halló, de frente, con una copia exacta del Laoconte. En México las esculturas enviadas por Carlos III fueron utilizadas como modelos por los alumnos. Y en la exposición hay muestras de los dibujos que los alumnos iban realizando de las esculturas clásicas, gracias a las copias llegadas desde Italia. Impresiona ver el nivel de alumnos adolescentes.

En las tres sedes de esta exposición se muestra un mismo discurso, cuyo punto de unión es -además de la tecnología empleada de manera novedosa y llena de sentido- el papel desempeñado por Carlos III hace casi 300 años, la grandeza de su esfuerzo y la enormidad de los dominios sobre los que reinaba.

gruta

Visión de la gruta virtualizada

Como colofón, el visitante puede sumergirse un poco más en la historia. Unas gafas de realidad virtual le llevan a una gruta bajo la ceniza, en la que puede descubrir esculturas, mosaicos y columnas a la luz de una lámpara de aceite, como los primeros arqueólogos de Pompeya. Y luego viaja a Madrid, donde asistirá al estudio de dibujo en el que los alumnos de la Academia aprendían los secretos de la representación del cuerpo humano gracias a las grandes obras de la antigüedad. Y luego, finalmente, en barco a México. Bajo la luz del sol virtual, visitará el patio de la Academia de San Carlos el día en que llegaron las esculturas. Embalajes milagrosos expuestos, como los yesos recién llegados. Los 2 euros que cuesta este viaje merecen la pena.

Carlos III y la difusión de la Antigüedad

Exposición en sede triple y conectada. Del 15 de diciembre de 2016 al 16 de marzo de 2017. Bustos romanos, copias en yeso del XVIII y copias digitales de las obras. Incluye una experiencia en gafas VR HTC-Vive.

Madrid: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Calle Alcalá, 13. Horario: Martes a sábado: 10 a 15 y 17 a 20 horas. Domingo y festivos: 10 a 15 horas. Cerrado: 6 de enero de 2017. Tarifa única: 3 euros. Realidad virtual: 2 euros

México: Academia de San Carlos.

Nápoles: Museo Arqueológico Nacional. Web: carlosiii.es

 

5 enero 2017 at 9:57 am Deja un comentario

El templo de Júpiter Óptimo Máximo

Reconstrucción virtual del templo de Júpiter Óptimo Máximo, también conocido como templo de Júpiter Capitolino, el más importante en la Antigua Roma, localizado en la Colina Capitolina.

Fuente: Canal de Altair4 Multimedia en Youtube

21 diciembre 2016 at 2:40 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Aprovecha esta oferta especial de suscripción a Historia National Geographic

HNG-Enero16-EMAIL-XCOM--revista-OK

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

abril 2017
L M X J V S D
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente