Archive for 3 junio 2018

20 años después, Frank Miller regresa al mundo de ‘300’ con ‘Xerxes’

  • El autor vuelve a encargarse de guion y dibujo, tras una larga enfermedad
  • Narra la decadencia del imperio persa y el ascenso de Alejandro Magno

Detalle de la portada de ‘Xerxes’

Fuente: JESÚS JIMÉNEZ  |  RTVE.es
3 de junio de 2018

Han pasado 20 años desde que se publicó 300 (1998), una de las grandes obras de Frank Miller, uno de los mayores renovadores del cómic norteamericano gracias a títulos como Daredevil, Elektra Asesina, Batman: El Caballero Oscuro o Sin City. Estos últimos años el autor ha sufrido una grave enfermedad que lo mantuvo apartado del cómic. Muchos se temían, incluso, que no volverían a ver más obras suyas.

Pero el año pasado se publicó Batman: Caballero Oscuro III: La raza superior (ECC Cómics), en la que colaboraba con el guionista Brian Azzarello y el dibujante Andy Kubert. Y ahora nos llega una especie de precuela de 300, en la que Miller vuelve a ocuparse de guion y dibujo: Xerxes: La caída de la casa de Darío y el ascenso de Alejandro (Norma Editorial)

Páginas de ‘Xerxes’

Un cómic que recupera el universo y la épica de 300, aunque no sea exactamente una precuela sino una historia ambientada en el mismo universo, el mismo contexto histórico. Este primer número nos sitúa en la batalla de Maratón, diez años antes de los hechos de las Termópilas narrados en 300, y acabará más de un siglo después con el imperio de Alejandro Magno.

Un ambicioso proyecto que pretende mostrarnos esa decadencia del imperio persa, ejemplificada en Jerjes (Xerxes), el rey-dios, y como los griegos se convertirán uno de los mayores imperios del mundo creando a su propio dios: Alejandro Magno, que consumará la venganza griega frente a los persas y creará uno de los mayores imperios de la historia, que se extendió desde Grecia, hasta el valle del Indo por el Este y hasta Egipto por el Oeste, donde fundó la ciudad de Alejandría. Menos mal que murió con sólo 32 años, en oscuras circunstancias (pero eso es otra historia).

Páginas de ‘Xerxes’

¡Esto es… Atenas!

Olvidaos del famoso grito de guerra de los espartanos (¡Esto es Esparta!), porque ahora la historia está contada desde el punto de vista de los atenienses, por lo que también echaréis de menos las capas rojas de 300.

Además, Miller se encarga de recordarnos que, mientras los espartanos eran los mejores guerreros de su época, los atenienses apenas eran alfareros, granjeros y carpinteros, que cambiaron sus herramientas por armas para enfrentarse al mayor imperio de la época. Así que ya no se comportarán como soldados ni usarán estrategias militares para enfrentarse a sus enemigos, sino su fuerza de voluntad. Así, somos testigos de cómo los protagonistas improvisan constantemente en sus peleas contra los persas.

Otra de las diferencias fundamentales es que los Atenienses no glorifican la guerra, las batallas y el honor, como hacían los espartanos, que sólo vivían para combatir. Ellos luchan por sobrevivir, aunque las montañas de cadáveres que dejan a su paso sean similares.

Entre los personajes históricos que introduce Miller destacamos al guerrero Esquilo, que nos recuerda a un ninja por sus armas y su forma de actuar (incluso pelea con una especie de Nunchakus). Aunque parezca increíble, no es otro que el famoso dramaturgo Esquilo, precursor de Sócrates y Platón, que está considerado como el primer gran representante de la tragedia griega. Y que participó en la batalla de Maratón (490 a. C.), que se narra en este número, y en otras como las de Salamina (480 a.C.)

Páginas de ‘Xerxes’

Las mismas armas artísticas

Para contarnos esta gran epopeya histórica Miller vuelve a usar las armas que tan buen resultado le dieron en 300: la épica, la espectacularidad de las imágenes (que nos recuerdan al arte griego), la lectura horizontal de las páginas (aunque el formato ya no sea apaisado sino el típico del comic-book), las composiciones geométricas y forzadas (en las que los escudos vuelven a ser protagonistas), sus siluetas negras…

En general el tono es mucho menos oscuro, con menos sombras, más brillante y más colorido que el de 300 (que tan bien traslado Zack Snyder al cine), algo que también es responsabilidad del colorista Alex Sinclair, ya que su contribución a los dibujos (a veces casi bocetos) de Miller, es considerable.

Páginas de ‘Xerxes’

Un cómic de culto

En 1998 Frank Miller estaba en la cima de su carrera y sus trabajos se contaban por éxitos. Fue entonces cuando decidió cambiar radicalmente de estilo y temática para dejarnos con la boca abierta con 300. Un cómic que nació de su admiración por la película El león de Esparta (Rudolph Maté, 1962), que contaba la famosa batalla de las Termópilas entre el ejército griego y los invasores persas.

La serie fue un éxito de crítica y público  y ganó tres premios Eisner (Mejor Serie Limitada, Mejor Autor Completo y Mejor Color) y dos premios Harvey (Mejor Serie y Mejor Color), convirtiéndose en un clásico instántaneo.

Y su fama aumentó gracias a la estupenda adaptación cinematográfica de Zack Snyder (2006), protagonizada por Gerad Butler. Un actor que parecía destinado a la grandeza pero cuya fama apenas pasó de las Termópilas.

En 2014 se rodó una secuela, 300: El origen de un Imperio, que no estaba mal pero que pasó sin pena ni gloria, quizá por el escaso atractivo de su protagonista, Sullivan Stapleton, que interpretaba al general griego Temístocles, que luchaba por conseguir la unidad de las polis griegas. La mala de la historia, interpretada por Eva Green, le robaba todo el protagonismo.

Páginas de ‘Xerxes’

El cómic

Es evidente que la enfermedad y la edad le han pasado factura a Miller y sus textos e imágenes no tienen la misma fuerza que hace 20 años. Pero, aun así, nos deja algunas imágenes memorables. Y es que no podemos olvidar que ha sido uno de los grandes narradores del cómic.

Esta claro que a sus fans incondicionales les encantará este nuevo trabajo y sus detractores aprovecharán para criticarlo. Pero Miller es mucho Miller y habrá que esperar a que complete la miniserie, de cinco números, para ver el resultado final. Lo mejor es que juzguéis por vosotros mismos.

Nosotros estamos deseando leer el siguiente número.

Portada de ‘Xerxes’

 

Anuncios

3 junio 2018 at 12:47 pm Deja un comentario

La curiosa historia del símbolo # desde sus orígenes en la antigua Roma hasta su uso actual en Twitter

Almohadilla, numeral, cuadrillo, grilla, vieja, tresenlínea, tatetí e incluso gato.

La almohadilla permite aglutinar las conversaciones que giran en torno a un mismo tema. GETTY IMAGES

Fuente: BBC News Mundo
2 de junio de 2018

Estos son tan solo algunos de los nombres en español con los que se conoce al símbolo # —hashtag, en inglés— que se utiliza en las redes sociales para englobar a las conversaciones que giran en torno a un mismo tema.

Su uso, sin embargo, ha trascendido esta función: hoy día, es parte intrínseca de la generación de movimientos sociales o de la convocatoria de protestas (como por ejemplo las campañas globales #MeToo, #NiUnaMenos o #Ayotzinapa).

Si bien fue utilizado por primera vez en Twitter en 2007, su existencia se remonta a varios siglos atrás y su función, que fue cambiando con el paso del tiempo, era otra.

Primero los romanos

Su origen se remonta a la antigua Roma, donde se utilizaba una unidad de medida llamada “libra pondo” (peso en libras).

En el siglo XIV su abreviatura en latín se escribía lb.

En los teléfonos, el símbolo permite acceder a diferentes funciones. GETTY IMAGES

Para evitar que la “l” inicial se confundiera con el número 1, y para mostrar que se trataba de una abreviatura, quienes la utilizaban solían añadirle una raya horizontal en la parte superior que cruzaba ambas letras.

Con el tiempo, al escribirse a mano, esta abreviatura fue cambiando sutilmente de forma hasta convertirse en el símbolo que conocemos ahora.

Del papel al teléfono

En los años 50, los Laboratorios Bell (Bell Labs, la compañía estadounidense de investigación científica a la que se le atribuye el desarrollo de la radio astronomía, el rayo láser y otros grandes avances tecnológicos), introdujeron el teléfono de marcación por tono que utilizaba teclas o botones en vez de un disco giratorio para comunicarse con un número.

Messina, exdirectivo de Google y Uber, propuso usar el símbolo # para facilitar las conversaciones en Twitter. GETTY IMAGES

Previendo que los teléfonos pudieran servir también para acceder a otros servicios y funciones, en 1968 le añadieron dos teclas especiales: una con un asterisco y otra con el símbolo del numeral.

Ambos símbolos -cuentan quienes estudiaron esta cuestión- fueron seleccionados después de una investigación de mercadeo que los eligió por ser los más populares y fáciles de utilizar para los usuarios.

Para que la gente no confunda el símbolo # en el teléfono con otros usos del numeral, Bells Labs le dio otro nombre.

Con el paso del tiempo, y el traslado de la escritura a mano a la de teclado, el símbolo fue cambiando de forma.

Y varios blogs de tecnología coinciden en que uno de los supervisores de la empresa, Don McPherson, acuñó la palabra en inglés “octothorpe” para referirse a él.

Octo por las ocho puntas de la amohadilla y thorpe por el atleta estadounidense Jim thorpe, que se convirtió en el primer estadounidense en ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos y uno de los grandes atletas de su tiempo.

Uso actual

Con el tiempo, el símbolo comenzó a utilizarse para distintas funciones, como por ejemplo, en los códigos de nuevos lenguajes informáticos.

En 2017, el hashtag #MeToo tuvo más de 1,5 millones de tuits en 85 países. GETTY IMAGES

En Reino Unido y otros países angloparlantes, se emplea para indicar una cifra o número (de ahí que se le suela decir numeral).

Pero no fue sino hasta que comenzó a utilizarse en Twitter y asumió un nuevo rol dentro de las redes sociales, que se volvió tan popular.

Fue exactamente el 23 de agosto de 2007, que Chris Messina, exdirectivo de Google y Uber y usuario de Twitter, propuso usar la almohadilla para aglutinar las conversaciones grupales dentro de la plataforma.

Según le dijo Messina a la BBC en 2017, cuando Twitter celebraba su décimo aniversario, el problema, en un principio, era que las conversaciones eran “un lío”.

En Reino Unido y otros países angloparlantes, el símbolo se usa para indicar cifras o números. GETTY IMAGES

“Hacía falta una forma de organizar las conversaciones de manera efectiva, simple y fácil, y pensé que la almohadilla era una forma sencilla de hacerlo” .

“Compartí esta idea en internet y pasé los siguientes años promoviéndola para que despegara”, explicó Messina.

En años recientes circularon rumores de que Twitter planeaba deshacerse del # a fin de simplificar su plataforma para nuevos usuarios.

Sin embargo, tal como lo demuestran campañas como #MeeToo, que en 2017 tuvo más de 1,5 millones de tuits en 85 países, la popularidad de la almohadilla sigue vigente.

 

3 junio 2018 at 9:48 am Deja un comentario

Profesores de Latín que diseñan robots

Hay maestros que enseñan Religión con el ‘Minecraft’. Y docentes de Latín que traducen a Catulo en aulas virtuales. Usan la tecnología para motivar a los alumnos y defienden un aprendizaje que mezcle las STEM con las Humanidades

Jornada en la Escuela de profes organizada por MECD, ayer, en la Politécnica de Madrid ANTONIO HEREDIA

Fuente: OLGA R. SANMARTÍN – Madrid  |  EL MUNDO
3 de junio de 2018

La profesora Ángeles Soriano da clases de Latín en el colegio Martí Sorolla II de Valencia. Tiene sólo seis alumnos en 1º de Bachillerato. Les enseña a Catulo a través de las nuevas tecnologías. Las traducciones las suben a un aula virtual instalada en el ciberespacio. Los críos han fabricado un telégrafo con materiales reciclados que se conecta con un cable USB y envía señales morse al ordenador. «Escribimos palabras en latín utilizando un código. Al final, todo va de códigos y lenguajes», contaba ayer mientras explicaba el funcionamiento de una mano robótica. «Las nuevas tecnologías son un nuevo lenguaje como en su día lo fue el latín. El forum romanum son las redes sociales».

Soriano y otros 200 docentes se juntaron en la Escuela de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid para compartir los trucos tecnológicos que usan en clase con sus alumnos. Porque se puede ser un profesor de Latín, de los de toda la vida, y saber fabricar como Ángela una mano robótica. Porque ese debate sobre si hay que poner más Humanidades o centrarse en fomentar las STEM (sobre todo entre las chicas) ha quedado desfasado: en la comunidad educativa hay consenso en que los saberes ya no son compartimentos estancos y que ambas disciplinas son necesarias por igual.

«No hay forma de separar estos dos mundos. Todo está interconectado. Las Humanidades necesitan de las tecnologías y los planes de estudios de las carreras STEM tienen que tener más asignaturas de Humanidades», defendía Amador González, director de la Escuela de Telecomunicaciones de la Politécnica, en un receso de la Escuela de Profes organizada por Microsoft, el Ministerio de Educación y el Gobierno de la Comunidad de Madrid en colaboración con Unidad Editorial.

En el encuentro había bastantes profesores de Lengua primerizos en eso de las TIC, pero con ganas de aprender y adaptarse a los nuevos tiempos. Se probaron asombrados las gafas de realidad virtual que permiten recorrer por dentro la Pirámide de Keops; entendieron cómo unas simples piezas de Lego ayudan con las Matemáticas, o descubrieron que las herramientas Microsoft Teams y One Note sirven para corregir a distancia el cuaderno del alumno, autoevaluar o facilitar la lectura de los niños con dislexia.

/ ANTONIO HEREDIA

«No hace falta volverse loco y que todos los chavales tengan un móvil o un iPad. A lo mejor innovar es llenar un barreño con agua y explicar desde ahí el principio de Arquímides», instaba al auditorio el profesor youtuber David Calle, finalista del Global Teacher Prize 2017, que recalcaba que «lo más importante es encender en los alumnos las ganas de aprender».

A su lado estaba el consejero de Educación madrileño, Rafael Van Grieken, que se mostraba convencido de que «la tecnología lo hace todo más atractivo» y recordaba que hay un colegio en Carabanchel Alto, el Amorós, donde un profesor da clases de Religión a través del videojuego de construcción Minecraft.

«Yo estoy empezando con la flipped classroom», anunciaba con timidez Dana Solé Molins, que también da clases de Religión, pero en el colegio San Pascual Bailón de Pinos Puente (Granada). Esta maestra con 35 años de veteranía publica un blog, utiliza la plataforma MoodleCloud y aplica el coaching en el aula. «No hay otra forma de motivar a los niños. Tienen unas teles gigantes en sus casas y ya se aburren hasta con los vídeos. No podemos seguir con las lecciones de siempre. El mundo ya ha cambiado».

 

3 junio 2018 at 9:17 am Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Twitter

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

junio 2018
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente