Archive for 30 mayo 2018

El segundo crucificado de la historia

La arqueología solo ha identificado dos cuerpos de personas que hayan sufrido ese tormento en la antigüedad

Representación de la crucifixión de Jesuscristo en Líbano, la pasada semana santa. ALI HASHISHO (REUTERS)

Fuente: GUILLERMO ALTARES – Madrid  |  EL PAÍS
30 de mayo de 2018

Por motivos sobre los que no es necesario extenderse mucho, sobre todo en los países de ámbito cristiano, la crucifixión es un tormento que aplicaban los antiguos romanos universalmente conocido. Sin embargo, las evidencias arqueológicas de esta dolorosa forma de ejecutar a un condenado son casi inexistentes. Hasta ahora solo se había descubierto un caso, un hombre llamado Yehohanan, que murió de esta forma atroz en el siglo I en Jerusalén, más o menos en la época de Jesús. Su cuerpo fue descubierto en 1968. Sin embargo, en Italia se ha identificado ahora un segundo esqueleto con muestras de haber sido crucificado.

Un artículo publicado recientemente por la revista Archaeological and Anthropological Sciences narra la historia del segundo crucificado que ha llegado hasta nosotros: se trata del cuerpo de un hombre de unos 30 años, que fue encontrado por casualidad durante unas excavaciones preventivas antes de la construcción de un gasoducto en Gavello, una localidad del norte de Italia, situada cerca del Delta del Po. Durante una década, estos restos han sido analizados por un equipo científico multidisciplinar.

A diferencia del cadáver descubierto en Palestina, en este caso no existe ningún dato sobre la identidad del desdichado. Solo que se trata de un cuerpo descubierto en una necrópolis romana en la llamada tumba número 7. “No había ningún otro material ni ningún objeto en la tumba que permitiese una identificación más precisa. Solo se encontró el esqueleto”, explican por correo electrónico Ursula Thun y Emanuela Gualdi-Russo, dos profesoras de la Universidad de Ferrara (Italia) que participaron en la investigación y que firman el artículo junto a otros tres autores. Thun es profesora del departamento de Humanidades, experta en prehistoria y antropología, mientras que Gualdi-Russo pertenece al departamento de especialidades biomédicas y quirúrgicas.

Los exámenes llevados a cabo en el cuerpo mostraron una herida en el talón derecho compatible con una crucifixión. Se trata de una lesión circular y transversal. “Como escribimos en el artículo, puede ser el segundo caso investigado que demuestra el uso de clavos en una crucifixión. Se trataba de un castigo muy complejo y no siempre se utilizaban los clavos”, explican las profesoras Thun y Gualdi-Russo. “En numerosos casos los condenados eran atados a la cruz utilizando sogas en vez de clavos, pero de esto no hay evidencias arqueológicas”, agregan.

Solo la movilización de un equipo multidisciplinar de dos universidades, las de Ferrara y Florencia, ha permitido llegar a esta conclusión porque era necesario mezclar los conocimientos históricos sobre la forma en que los romanos aplicaban este suplicio con los estudios antropológicos, para determinar qué puede causar ciertas lesiones en un hueso, en esta ocasión un clavo. En el caso del cuerpo descubierto en Jerusalén en 1968 todo fue mucho más claro porque entonces apareció no solo el clavo fundido después de 20 siglos con el hueso del talón, sino también pequeños restos de la madera de olivo con la que fue construida la cruz.

Rebelión de Espartaco

Aunque se han barajado muchas hipótesis, entre otras que se pensaba que los clavos de un crucificado tenían propiedades curativas y, por lo tanto, eran muy codiciados, sigue siendo un misterio el motivo por el que se han descubierto tan pocos cadáveres de víctimas de esta condena a muerte, tan común sin embargo en la antigua Roma. Como escribió en un artículo en la revista de Biblical Archeology Society Vassilios Tzaferis, el arqueólogo que descubrió el cuerpo de Yehohanan: “Si nos basamos en fuentes literarias antiguas, sabemos que decenas de miles de personas fueron crucificadas durante el Imperio romano. Sólo en Palestina, fueron miles. Sin embargo, hasta 1968 ni una sola víctima de esta horrible forma ejecución ha sido recuperada por la arqueología”.

La crucifixión no era un castigo romano: fue ampliamente practicada por asirios, fenicios y persas durante el primer milenio antes de Cristo. “Al final del primer siglo antes de Cristo, Roma adoptó la crucifixión como pena oficial para ciudadanos no romanos para algunas transgresiones. Al principio no era una forma de ejecución, sino un castigo”, escribe Tzaferis en el mismo artículo. Recuerda que Flavio Josefo habla de 800 víctimas crucificadas en un solo día durante la revuelta judía del año 7 de nuestra era y apunta que, en 71AC, 6.000 supervivientes de la rebelión de esclavos de Espartaco fueron sometidos al tormento de la cruz. Por no hablar, claro, de la muerte de Jesucristo. Sin embargo, la arqueología, hasta 1968 y 2018, había guardado un silencio sepulcral.

 

Anuncios

30 mayo 2018 at 12:05 pm Deja un comentario

El profesor Ozcáriz descubre que el senador Galo gobernó Hispania más tarde de lo que se creía

El historiador de la URJC ha realizado un estudio, basándose en grabados y fuentes literarias y numismáticas, y ha llegado a la conclusión de que Cayo Asinio Galo ocupó el cargo de gobernador en los años 1 a.C. – 3 d.C. y no entre el 7 y 4 a.C., como se creía hasta el momento.

Tabula Lougeiorum, Álvaro Pérez Vilariño (Flickr)

Fuente: Irene Vega  |  URJC
29 de mayo de 2018

Cayo Asinio Galo fue uno de los senadores más relevantes del Imperio romano durante los mandatos de los emperadores Augusto (31 a.C.-14 d.C.) y Tiberio (14 d.C.-37 d.C.). En el año 8 a.C. fue cónsul en Roma y después gobernador de la provincia Hispania citerior, con capital en Tarragona. Hasta este momento la mayoría de los autores han fechado el gobierno en la Hispania citerior del senador Cayo Asinio Galo entre los años 7 y 4 a.C.

Sin embargo, el trabajo de Pablo Ozcáriz Gil, investigador de la URJC y director del grupo ‘Fortuna Redux’ de Historia Antigua, demuestra que el senador Galo no pudo ser gobernador en Hispania durante ese periodo de tiempo. El estudio, publicado en Latomus: Revue d’études latines, revista belga y una de las más destacadas en la especialidad en Historia Antigua, prueba que en esas fechas Cayo Asinio Galo no podía estar en Hispania, ya que se encontraba en la provincia de Asia como gobernador.

Este trabajo se integra dentro de la línea de investigación de Pablo Ozcáriz sobre la administración provincial de la provincia Hispania Citerior en el Alto Imperio romano. El investigador ha publicado diversos libros, artículos y capítulos sobre el tema.

Inscripciones, sentencias y monedas: claves del descubrimiento

La epigrafía, ciencia que estudia las inscripciones o los escritos antiguos grabados en una superficie dura, y el análisis de fuentes literarias y numismáticas han sido claves para apoyar estas conclusiones. “Galo aparece citado en varias inscripciones de Éfeso (bien datadas) y en una sentencia enviada por carta por el emperador Augusto a los ciudadanos de Cnido (provincia de Asia), lo que demuestra que no se encontraba en Hispania en los años 7 y 4 a.C.”, explica Pablo Ozcáriz.

En este trabajo se defiende también que Galo habría ocupado el cargo de gobernador de Hispania unos años después, coincidiendo con la datación de la tabula (ver imagen) que lo menciona en territorio de los astures en el año 1 d.C. “Consiste en un tratado de amistad entre Galo y una comunidad indígena local. La tabula se encuadra perfectamente en la labor de ‘romanización’ y de administración que debía llevar a cabo un gobernador durante el ejercicio de su mandato en esta parte de la provincia. No se trata de un homenaje que Galo habría recibido años después de estar en la Península. Por todo ello, teniendo en cuenta que la duración del cargo era de tres años, este estudio propone la nueva datación de su gobierno en la Hispania citerior en los años 1 a.C. – 3 d.C”, concluye el investigador de la URJC.

La modificación de la fecha de un cargo tan importante, como es el de uno de los senadores más relevantes del Imperio, hace que este estudio suponga un avance en la investigación de los gobernadores provinciales de la Hispania romana.

 

30 mayo 2018 at 12:04 pm Deja un comentario


Follow La túnica de Neso on WordPress.com
logoblog2.gif
Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

Reunificación de los Mármoles del Partenón

"Hacemos un llamamiento a todos aquellos que en el mundo creen en los valores e ideas que surgieron a los pies de la Acrópolis a fin de unir nuestros esfuerzos para traer a casa los Mármoles del Partenón". Antonis Samaras, Ministro de Cultura de Grecia

Tempestas

CALENDARIO

mayo 2018
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos

Inscriptio electronica

Amici Chironis

Apasionados del mundo clásico

Suscríbete a esta fuente